>Deliberación y Desgracia

>

Siempre pensé que la concepción militarista del Presidente Hugo Chávez Frías llevaría a la Fuerza Armada Nacional a una situación insostenible como prácticamente hoy la observamos. Todo esta incomoda situación partió de la idea de mantener y sostener un régimen que afianzara el ejercicio del poder en la practica cotidiana de sentirse respaldado por las armas, los tanques, los aviones y los barcos. En torno a ello, se hace necesario indicar que desde los tiempos del Imperio Romano, la concepción de las armas se evidenciaba en una forma de fomentar las asociaciones de los guerreros para apoyar la autoridad publica en el interior de los reinos contra las facciones que pudiesen presentarse y para rechazar de plano cualquier intento o manifestación de los enemigos potenciales que pudiesen atacarlos.

En el caso de Venezuela, el Presidente asume la primera magistratura y decide potenciar el ejercicio de su gobierno con una alta participación militar, sin tomar en cuenta las fracturas que va dejando en el campo de la administración publica nacional. Parecería que el Presidente concibió que el país era un cuartel y así construyo su propio batallón.

Como una unidad tipo batallón tiene cuatro compañías designo a una serie de incondicionales como los integrantes de la compañía Mando Apoyo y Servicios y en las demás incluyen al gabinete, a la asamblea, a los gobernadores y en la ultima compañía colocó a la Sociedad Civil y comenzó a impartir ordenes de mando dirigidas a Venezuela en los términos de Batallón: Atención, Fir. Y todo el conglomerado nacional comenzó a adoptar la posición fundamental de la disciplina militar que consiste en PARARSE FIRME.

En el transcurrir del tiempo y en las diversas batallas que ha librado la revolución se ha evidenciado que el gobierno ha perdido un innumerable numero de ellas; en su mal ejercicio se destacan su ineficiencia en la cruzada contra la corrupción, contra los medios de comunicación, contra la iglesia católica, contra la oligarquía y en diferentes aspectos hasta contra los resultados de las acciones de la naturaleza. En síntesis el Gobierno se ha perfilado como incompetente y la causa aparente de sus desaciertos parecería estar en la tercera compañía integrada por la sociedad civil. Allí también hay divisiones organizaciones, estás se denominan pelotones y es donde la revolución ha confrontado el mayor numero de problemas porque a un cuando la misión es la misma las funciones son diferentes y el Presidente ha conseguido un hueso duro de roer porque la sociedad civil ha adoptado una posición de lucha inquebrantable digna de compararla con un PELOTÓN EN LA DEFENSA. Allí se evidencia el avance de tropas con una vanguardia férrea, no existe la concepción de retroceder o replegarse porque la lucha es por la institucionalidad, el respeto y la identidad del País contra una serie de bandidos que se apoderaron de él disfrazados en un ideal de cambios y transformaciones que solamente nos han llevado a perder el prestigio internacional y mantener un caos y zozobra en la nación venezolana.

Los sucesos que tristemente han ocupado las primeras paginas de diarios regionales, nacionales e internacionales nos llevan a la vergonzosa realidad de observar una Fuerza Armada Nacional inmersa en el Debate Político Nacional, donde ya no son los generales de alto mando en conjunto sino que se han presentado manifiestos individuales de hombres que se amparan en el poder y la razón que creen tener por ser comandantes de fuerza, de división, brigada o regimiento. Lo que esta pasando en Venezuela es digno de ser estudiado para analizar y corregir en términos prudenciales porque las consecuencias son incalculables en el tiempo. Si se presentó en la FAN la indisciplina por las labores cotidianas de tareas en los teatros sociales del Fondo Único Social y Plan Bolívar 2000 como será ahora que sus jefes abordan por la calle del medio la actividad política fundamentada en una supuesta defensa del Gobierno Nacional legalmente constituido. Pues la respuesta no se ha hecho esperar en los mandos medios y unidades fundamentales hasta nivel regimiento, batallón, grupo, escuadrón, compañía, etc., donde se evidencia la situación más peligrosa que podamos confrontar en el seno de una institución que posee las armas de la república, me refiero a que los subalternos no se sientan representados por sus superiores. Puede ocurrir la fractura, el seccionamiento o la división de un cuerpo que sustenta uno de los pilares fundamentales de la estabilidad de un país.

La deliberación en las tropas es una materia que esta bien fundamentada en la constitución y las leyes de la república pero el alto gobierno se ha empeñado en creer que la practica de sentar posiciones ante el país respaldados por “soles ad honoren” van a contribuir a solucionar el problema. Particularmente me he pronunciado en que la solución debería estar centrada en tres aspectos fundamentales, sacar a la FAN del debate político, suspender parcial o totalmente en voto militar y regresar a los militares a la vida cotidiana de los cuarteles. Ese desmontaje se debe propiciar para que se haga urgentemente antes que cada cual ordene a su unidad avanzar desde los cuatro puntos cardinales allí si estuviésemos inmersos en la peor catástrofe de Venezuela porque materializaríamos una guerra civil prácticamente.

Cuando el general en Jefe se pronuncia en afirmar que existe conspiración lo hace tan simple ante la tristeza que experimentamos los que amamos la organización expresándose como que estuviera filmando la cuña de la cerveza que promociona la frase: “Sí Hay”. Parecería que se estuviese retornado a las practicas de no lo tenemos pero lo estamos fabricando. ¿Es que acaso no existe una análisis de la situación de inteligencia de la FAN? Por el contrario es que estamos fomentando la técnica de rumor y por consiguiente el deterioro interno de la organización.

A veces pienso que ciertos personeros que ostentan grados, rangos y uniformes pasan el tiempo en una constante defensa del botín. Porque para algunos de ellos la asunción al poder del Presidente Chávez los convirtió en una conquista de un objetivo preciado pero que en términos de capacidad no saben ni sabrán conservarlo por incapacidad ya que algunos de ellos usan la cabeza solamente para ponerse la gorra porque la mente no les da ni para salir de la Guarnición militar donde se desenvuelven inmersos en una gestión ineficiente con signos elevados de demarcada debilidad. La deliberación es la forma de meditar sobre los pro y los contra de una decisión antes de adoptarla y para los militares esta prácticamente prohibido o restringido hacerla, pero ocurre un fenómeno que ante el acontecimiento de los días pasados en forma de comunicado de la fuerza armada los subalternos se sienten con derecho a someterlas a discusión dentro de los cuarteles y eso es sumamente peligroso. En eso deberían estar centrados los órganos de inteligencia para buscar la raíz del problema y no buscar delimitarlo en una forma inconveniente y amañada. La culpa de la situación la tiene los Jefes que obedeciendo o no las instrucciones de una comandante en jefe y un ministro de la Defensa inadecuado juegan con la voluntad y la integridad de personas inocentes, de buena fe y con vocación de servicio que en los actuales momento ven el ejercicio de la profesión militar como algo muy peligroso por los riesgos que se corren hasta de perder la vida en tiempo de paz.

En otro orden de ideas cuando hablo de desgracia lo refiero a que las consecuencias inmediatas y futuras, porque así como la FAN no estaban preparadas para incorporarse al sufragio, mucho menos están preparadas para sostener un debate político que involucra a superiores y subalternos que en un lenguaje inadecuado, inconveniente y peligroso ha transmitido el Presidente Incapaz Hugo Chávez. La FAN atraviesan momentos difíciles, los problemas se han agudizado, la cacería de brujas continua, sigo insistiendo que hay profesionales jugando posiciones adelantadas por orden del Gobierno y sigo advirtiendo que cualquier intento de aventurarse en una salida de fuerza en este país es propiciar una carnicería inadecuada, sin razón y sin justificación. La falsa revolución continua en su espiral descendente que en términos aeronáuticos se define como barrena. Ojalá que el presidente sepa utilizar bien la técnica de controles cruzados y logre nivelar los planos del avión porque si no lo hace nos conduce irremediablemente al estrellamiento contra la superficie y así entraremos en una etapa que sugiere grandes esfuerzos para su corrección porque nos encontraríamos sumidos en una gran desgracia mas acentuada de lo que ya estamos por la prepotencia, la megalomanía, la hipolocura del presidente que no quiso oír a los que sensatamente nos acercamos para que corrigiera el rumbo de la nave pero prefirió escuchar a los que le facilitaban vectores que lo conducirían finalmente a impactarse con los cerros. Lo lamentable es que como cualquier terrorista de ideas fundamentalistas en esa nave que conduce el nefasto presidente va abordo una serie de personas inocentes, preocupadas, patriotas, republicanas y nacionalistas que no tiene la Culpa de perecer con él sino que es sorprendido en su buena fe por haber adquirido el boleto del avión equivocado que los conduce irremediablemente a la desgracia.

Considero particularmente que el presidente Hugo Chávez Frías entró en el periodo de la decadencia presidencial por el fracaso rotundo de su revolución, insisto en que tiene que ir procurando presentar su curriculum vitae en Cuba, China, Irak o Libia porque intuyo que en Venezuela se va a quedar desempleado, deambulando con las remembranzas de un soldado que llego a ser Presidente y que su omnibulación ante el poder le hizo perder la perspectiva de la no-beligerancia de los ejércitos y la subordinación de las tropas al poder civil degenerando de ponerlas al servicio de un hombre, e inducirlas a participar en un posible partido político militar. Ya el libertador Simón Bolívar se pronunció con respecto a la deliberación de los militares y extendió sus pensamientos augurando la desgracia de los pueblos en el tiempo de la siguiente forma:

Cita: ” El soldado no debe deliberar, ¡y desgraciado el pueblo cuando el hombre armado delibera!”
Simón Bolívar

Institucionalmente:
Coronel (AV) Sammy Landaeta Millán
Diario Antorcha. El tigre. Estado Anzoátegui. Lunes, 19 de Noviembre de 2001.

Anuncios

Acerca de LA PROTESTA MILITAR

Sammy Landaeta Millán es Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Administra Edita y desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog de opinión militar y politica. LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com y
Esta entrada fue publicada en MILITAR, SammyAntorcha. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.