>El SOL DE CARARABO

>

La comunidad nacional ha sido testigo del papel preponderante que el Ejército Venezolano ha tenido en el ejercicio gubernamental del usurpador de la presidencia de la República, Hugo Chávez Frías. El reciente ascenso de Orlando Maniglia Ferreiro, al grado de Almirante y su designación como ministro de la Defensa, colocan a la FAN dentro de un juego político muy peligroso, que puede degenerar en un enfrentamiento armado, porque la imagen del ungido, no cohesiona la institución, no armoniza el estamento militar y no podrá evitar la desobediencia, la disidencia y la consecuente rebelión militar.

En el inicio de su travesía, el navegante, tiene en contra la carga lastre de asumir al cargo siendo integrante de una promoción que pasa al retiro, lo cual le agrava la situación. Aunado a la inestabilidad reinante dentro de la FAN, por la politización. Y al deterioro gradual y progresivo que estimula el Castro Comunismo para forzar la desaparición del componente militar y lograr su sustitución por fuerzas milicianas de reserva. Estos aspectos, colocan al marino con pocas esperanzas de arribar a buen puerto, sin posibilidad de evitar el mar de fondo, con altas probabilidades de encallar o hundirse o en síntesis a merced de la tempestad revolucionaria.

Por otra parte, en la comunidad nacional la imagen del cuerpo castrense se ha venido a descrédito desde que la FAN cambio el fusil por una pala, una brocha, una escoba o un “guacal de pollos” para vender en los mercados del régimen. De igual forma cuando desplazaron de sus cargos a muchos funcionarios de la administración pública, del servicio exterior, de la industria petrolera y otras, dejando su huella de incompetencia , ineficiencia y arbitrariedad. Dando por descontado, el rechazo generalizado de la población venezolana, por los atropellos a la sociedad civil con bombas, perdigones, disparos y peinillas, en eventos de protesta pacifica. La alevosía en los desalojos de los despedidos del la empresa petrolera y la complicidad del fraude en las cifras del plebiscito revolucionario que en forma de referendo revocaron al ilegitimo. Esto motiva que algunos en las FAN, quieran reivindicarse y significan actualmente, elementos de perturbación para el desgobierno.

Vimos con estupor la presencia en el Gabinete de un ministro civil de la defensa proveniente del seno de la guerrilla venezolana Y las FAN, calladas. La organización militar fue reducida a cuerpo único denominado Fuerza Armada Nacional y las fuerzas relegadas a la categoría de componentes y se quedaron callados. Los procesos de ascensos se han manejado a discrecionalidad del autócrata, se han elevado al grado máximo de General en Jefe a cuatro oficiales hasta hoy, dos del Ejército, uno del al Aviación, post mortem, y uno de la Armada, sin la debida comprobación acciones relevantes en “defensa de la soberanía” que sean perfectamente demostradas como servicios distinguidos o actos heroicos en beneficio de la patria, sino a un pretendido proceso revolucionario.

Si hablamos de los requisitos de ascensos, actualmente se cuentan entre ellos: Estar sumergido en pantano revolucionario, ser persona de confianza del iluminado de Sabaneta de Barinas, apoyar la intromisión del Castro Comunismo en Venezuela y/o tener un grado de corresponsabilidad, personal o familiar con el desastre robolucionario que los lleve a “negociar “ con el ilegitimo, la imposición en sus presillas de otro sol.

También, “El Sol de Carabobo”, instituido por El Libertador, Simón Bolívar en los grados militares, se ha vendido a descrédito ya que se utiliza como “instrumento político” de recompensa para premiar la obediencia muda callada, arrastrada y servil que la mayoría de oficiales han recibido por colocar su dignidad como coletos, alfombras o felpudos al servicio de un régimen oprobioso y su adhesión a éste, no significa otra cosa que traición a la patria.

En contra prestación al régimen, se aplica la nefasta máxima del mal gerente “dejar pasar , dejar hacer” y las unidades militares no patrullan, ni mucho menos combaten a las fuerzas subversivas, las fuerzas guerrilleras entran y salen del territorio venezolano, con anuencia del régimen y las FAN calladas. El desgobierno las apoya con armamento, municiones pertrechos y además las estimula con remesas de dólares provenientes del petróleo y las FAN, calladas. Se sigue apoyando a un Comunista disfrazado de pastor revolucionario, y las FAN, calladas. Si los Generales y Almirantes de la FAN no ven esto, que ocurre en nuestro país, mucho menos verán que el autócrata estimula una guerra de dispersión en América latina.

La gesta de Carabobo, nos recuerda la batalla que selló la independencia de Venezuela y honramos a nuestro héroes por su declaración, con actos conmemorativos el 24 de junio y el 5 de julio de cada año, respectivamente. Estamos orgullosos de ello, pero rechazamos que se utilicen como elemento político de un régimen. En esas fechas también deberíamos honrar a quienes en cumplimiento del deber sucumbieron en manos de los “amigos del régimen”. Deberíamos recordar con indignación e impotencia la “masacre de cararabo”, en el apostadero naval del Meta, por mencionar alguna, esta nos ilustra de nuevo, la barbarie, el ensañamiento, la saña y la alevosía como se asesinó a humildes soldados de la “infantería de marina” por fuerzas de Ejército de liberación de Colombia (ELN).

Hoy tristemente algunos oficiales que conocimos de vista, trato y comunicación, se olvidan. El régimen pasa la página , abraza a los grupos guerrilleros y los oficiales traidores avalan su actuación porque se les asciende y se les pospone el retiro que les corresponde, y además, se atreven a pronunciar su intención de “dignificar a la FAN” ¿Cuál dignidad señor ministro? Apoyar militarmente la implantación de Castro Comunismo en Venezuela no es digno, por lo tanto usted no puede pretender dignificar a nadie.

Integrar el gabinete de un gobierno que apoya a elementos subversivos que otrora asesinaron a sus compañeros de la Armada Venezolana, por el simple hecho de elevarlo a recibir ilegítimamente de manos del usurpador de Miraflores Hugo Chávez Frías, una recompensa, ante la elocuente perdida de la paz, la libertad, la democracia y la Soberanía en Venezuela, y quedarse callado, enfáticamente me permiten afirmarle que Ud. recibió:

“El Sol de Cararabo” otorgado por el Castro Comunismo y los Grupos Guerrilleros del vecino país.

Cita: “Cada día tengo nuevos motivos de agradecer a la suerte sus favores, mas cuanto me elevo, tanto más hondo se ofrece el abismo”
Simón Bolívar

Cnel (AV) Sammy Landaeta Millán
Caracas, 06 de Julio de 2005

Anuncios

Acerca de LA PROTESTA MILITAR

Sammy Landaeta Millán es Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Administra Edita y desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog de opinión militar y politica. LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com y
Esta entrada fue publicada en MILITAR, Orlando Maniglia, SammyNoticiero. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.