Archivos diarios: 12 junio, 2007

>INFORTUNADA PÉRDIDA // Por: Sammy Landaeta Millán

>

Diversas conjeturas se han suscitado como consecuencia de la caída del avión Mirage 50 de la FAV, donde falleció el Capitán (AV) Juan Manuel Aldao. La falta de combustible, el apagado del motor, el mal mantenimiento, las fallas en el sistema actuador de la silla de eyección y hasta el posible “derribo del aparato,” son aspectos que en la comunidad nacional se manejan como “posibles causas.”


Las autoridades de la Aviación Militar Venezolana mantienen un “subordinado silencio” que esperamos no se acentúe, para difundir las conclusiones a que llegue la Junta Investigadora de Accidentes Aéreos y así aclarar las dudas, sobre la infortunada pérdida, de un piloto del Grupo de Caza N° 11. El avión Mirage 50 es un caza polivalente con capacidad para realizar misiones diurnas de interceptor y combate aéreo, ataque a objetivos en tierra, reconocimiento y de acuerdo con su tipo de radar, puede efectuar salidas nocturnas bajo condiciones de mal tiempo. Su nombre se origina por la modificación de los Mirage III y V al instalársele el turborreactor post combustión Atar 9K-50, fabricado por la firma de motores francesa SNECMA.
A los modelos correspondientes adquiridos por Venezuela, se les efectúo dicha conversión, que incluyó la actualización de algunos sistemas y la incorporación de una toma de combustible para reabastecimiento en el aire. Por su alta velocidad y su diseño de “ala delta” al presentarse una falla del Motor a baja altura se acerca a los márgenes críticos. Sus tripulantes argumentan que si esta ocurre en la inicial o en el trafico normal para aterrizar, la decisión recomendable es: “Eyección.” En misiones de entrenamiento, se designa a un Piloto Clasificado para que funja como oficial de Torre de Control, que pudiese asesorar acerca de una decisión determinada.
Oficialmente se desconoce si el piloto efectuaba una misión de entrenamiento solo, era integrante de un elemento, o parte de una formación donde alguien debió fungir como Lider. No nos satisface que el G/D (EJ) Jesús Gregorio González González (el bueno) como lo califica el hegemónico, Hugo Chávez Frías sea el vocero oficial para informar sobre un suceso que involucra una aeronave militar. El alto oficial, fungiendo como Comandante de lV División Blindada y Guarnición Militar de Maracay, Estado Aragua informó que el motor se apagó, su piloto lo reencendió y luego se volvió a apagar. Los argumentos los quiere el pueblo en vocería de los Generales de la Aviación: Comandante de la Base Aérea El Libertador, Jefe de Estado Mayor del COA, Comandante de Operaciones Aéreas, Jefe del Estado Mayor Aéreo, Inspector General y el Comandante General que conocen a cabalidad, el carácter operacional de una Misión de Combate y puedan aclarar los rumores, sobre el derribo del aparato.
Conocemos que para preservación de Ataques Aéreos, cualquier infraestructura llámese: Puente, Represa, Centrales Hidroeléctricas, Bases Aéreas y otros, pueda catalogarse como “objetivos aéreos.” Se establecen medios de Defensa Aérea Activa y se equipan con unidades de Artillería Anti Aérea (AAA), Baterías Antiaéreas y Radares de Defensa Aérea y el Control de Radar asigna una frecuencia que permite ubicar los aviones propios que estén en vuelo, de acuerdo con una señal emitida por su respondedor de abordo. Esto permite que todas las aeronaves sean identificadas en pantalla, por su código asignado y se sabe con certeza, su posición geográfica, altura y velocidad.
El punto más neurálgico del objetivo aéreo es un circulo que se llama Línea de lanzamiento de Bombas, donde “supuestamente” los aviones enemigos no deben llegar, por acción de la Defensa Aérea. Por ello, para optimizar los procedimientos de Radar se establecen dos arcos a diferentes distancias del núcleo objetivo y se llaman: Línea de Detección Máxima y Línea de Detección Mínima. De advertirse la presencia de un incursor, se actúa de acuerdo con un procedimiento básico pre establecido: 1) Detección 2) Identificación 3) Evaluación de la Amenaza 4) Neutralización y/o Destrucción.
El sistema de Defensa Aérea del País cuenta con Controladores de Transito Aéreo que agotan todos los procedimientos, pero existen sistemas de defensa autónomos que están en capacidad de detectar, enganchar y derribar el blanco. Por lo general, el derribo del aparato dependerá de “la Amenaza,” pero en esencia, el Mirage 50 no representaba ningún riesgo para la Base Aérea El Libertador. Al final desconocemos, los procedimientos de enganche de blancos aéreos de los radares Chinos, adquiridos por Venezuela y esto no excluye que se le haya asignado otra prioridad. ¿Hubo un error? ¿Qué amenaza representó el Mirage 50? ¿Se ordenó su derribo?
Desde el 19 de Abril de 2002 hemos llorado a muchos miembros de la FAN fallecidos en accidentes aéreos, que no tienen ninguna explicación. A algunos se le asigna la categoría de “indeterminados.” Por eso existan dudas razonables y es lamentable que se especule con: Pase de Factura, Cobro Revolucionario, Seguridad de Estado o Preservación del Lider Socialista. Algunos hechos trágicos no dejan de rayar en la categoría de vulgares ASESINATOS y ojalá lo del Mirage 50, no sea un nuevo caso. Expresamos las mas sentidas palabras de condolencia a los distinguidos familiares del fallecido Capitán (AV) Juan Manuel Aldao; a él lo conocimos como Subteniente, a finales del Año 1999 como Jefe de la Ayudantía del Comando de la Base Aérea Luis del Valle Gracia, en Barcelona, Estado Anzoátegui y por razones de cierre del Grupo de Combate N° 13, fue transferido a otra Unidad.
Al despedirnos le manifestamos nuestra gratitud y complacencia por su sobresaliente desempeño en el trabajo y por su dedicación a las labores de la misión asignada. Al calificarlo como Excelente en su carácter afable contestó: “De tal Comandante, tal Ayudante, mi Coronel.” Elevamos una plegaria por el eterno descanso del alma del Capitán (AV) Juan Manuel Aldao. Esperamos poder aclarar el lamentable accidente donde sucumbió y aspiramos que a futuro la Gloria lo lleve a formar parte del Escuadrón de Héroes de la Patria.
La Superioridad debe reflexionar y aprender las “trágicas lecciones” que la Revolución Socialista nos muestra, al conferir o no, condecoraciones y honores militares, a insignes Venezolanos que tuvieron un infortunado fin: “Fallecido en Acto de Servicio.”
Cita: “El infortunio que es la escuela de los héroes, os dará nuevas lecciones de gloria”
Simón Bolívar
Coronel (AV) Sammy Landaeta Millán
Caracas, 12 de Julio de 2007