Archivos diarios: 29 agosto, 2009

>Informe de inteligencia sobre penetración chavista en Colombia ya fue entregado a Álvaro Uribe

>

Foto: Efraín Patiño

El tiempo.com. Domingo 30 de agosto de 2009

Esta es la sede del diputado Ramón Helí Támara, del Polo Democrático, en Cúcuta, donde es clara la alianza del político con el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), el movimiento político de Chávez.

En enero se lanzará en Colombia el partido chavista para participar en elecciones para el Congreso y la Presidencia. Legalmente, no hay impedimento alguno.

Sin embargo, cheques a emisoras comunitarias, aportes a municipios y un militar destituido que asesora a Chávez, preocupan a organismos de inteligencia.

Si el cronograma no sufre alteraciones, entre el 9 y el 11 de enero del 2010 nacerá jurídicamente en Colombia el Movimiento Socialista Bolivariano (MSB).

La idea es tener listos para esa fecha los estatutos, la plataforma, directivas nacionales, programas y hasta su código de ética.

Esta es la segunda fase de un plan de asentamiento en Colombia de la ideología chavista que se empezó a tejer hace cuatro años en la ciudad limítrofe de Cúcuta, desde donde se coordinan 16 sedes más ubicadas en Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena, Bucaramanga, Socorro, Santa Marta, Barranquilla, Sincelejo, Manizales, Tunja, Riohacha, Pereira, San Gil, Desquebradas y Sibundoy.

El cerebro del asunto es David Corredor Cuéllar, un ingeniero mecánico, ex asesor en mantenimiento de Ecopetrol y de Cemex, que completa dos años trazando la avanzada.

Y el entronque con el Polo Democrático es claro. A finales de los 80, Corredor hizo parte de la Unión Patriótica, luego participó en la fundación del Polo, fue candidato a la Alcaldía de Cúcuta en el 2003, tres años después fue delegado del Polo y, en el 2007, fundó el Movimiento Socialista Bolivariano por el que aspirará a la Presidencia.

Para lograr su candidatura y la personería jurídica, el MSB adelanta, desde marzo pasado, un proceso de recolección de 355.932 firmas.

“Aspiramos a tener una lista configurada para las elecciones de marzo y obtener un umbral del 2 por ciento, como lo exige la Ley 130 del 94, para que nos den la categoría de partido”, le dijo Corredor a EL TIEMPO en una entrevista telefónica.

Y explicó que la organización funciona a través de comités promotores. En Cali, el encargado es el abogado Héctor Guerra; en Pereira, el ex militante de la UP y candidato al Concejo, José Bautista; en Armenia, Patricia Morales y jóvenes de la Universidad del Quindío; en Barranquilla, líderes que trabajaron con ex alcalde Bernardo Hoyos; en Villavicencio, Fabio Sánchez; en Bucaramanga, el ex diputado de la Anapo, Rodrigo Villarreal; y en Putumayo, líderes indígenas y comunales coordinados por Julio Gerardo Paz Otero.

Corredor asegura que su grupo se financia a punta de colectas y bonos de apoyo adquiridos por particulares y niega estar recibiendo dinero de Venezuela.

“Nunca me han enviado giros de Monómeros o de otra empresa venezolana, se trata de simples coincidencias ideológicas”, aclara, haciendo referencia a la denuncia de EL TIEMPO que, en el 2008, reveló cómo a través de esa empresa se distribuyeron en Colombia 135 millones de dólares.

Parte de este dinero terminó en manos de la senadora Piedad Córdoba -según ella, a través de su ex asesor Ricardo Montenegro- para logística del intercambio humanitario.

Corredor también advierte que no tiene ni conexiones ni simpatías con las Farc y que su movimiento es visible.

Pero la MSB, no está sola en el mapa político colombiano. Hoy hay otros brotes del chavismo ganando adeptos entre líderes indígenas, estudiantes universitarios y profesionales, muchos de ellos cercanos al Polo.

Al respecto, el presidente de ese movimiento, Jaime Dussán, dice que su nexo con el chavismo no pasa de ser un mero interés en fortalecer los lazos ideológicos con otras organizaciones de izquierda.

“La avanzada política que nos preocupa es la Bolivariana que simpatiza con las Farc y que espía”, dice un asesor del gobierno Uribe.

Pero, ¿Qué se ha encontrado para que Colombia lleve ante la OEA el proyecto de expansión de Chavéz, tal como lo anunció en canciller Jaime Bermúdez?

Organismos de inteligencia elaboraron recientemente un dossier sobre el tema que ya se le entregó al Presidente.

En concreto, allí están descritos con fechas y cuentas, varios giros (venidos desde Venezuela) a nombre de emisoras comunitarias colombianas que tienen como misión difundir el pensamiento chavista y revolucionario local; aportes disfrazados a municipios del centro del país (que fueron denunciados por EL TIEMPO en el 2008) para ganarse su simpatía política; y la conformación de una célula con militares colombianos activos y retirados dedicada a recoger y a transmitir información. Esta última es la que más preocupa.

“Uno de esos oficiales era profesor de la Universidad Militar y ya fue retirado y a otros dos se les ha prohibido el ingreso a ciertas instalaciones militares”, confirma un alto oficial.

Y revela que el caso más alarmante es el de un coronel de caballería del Ejército que fue retirado por corrupción y que ahora está asesorando al gobierno de Hugo Chávez.

“Sabemos que entregó códigos de inteligencia y de comunicación de las Fuerzas Militares Colombianas”, señaló el oficial, quien pidió que los nombres de los implicados no sean publicados y agregó que es claro que la avanzada chavista continúa.

Los otros brotes

En Bogotá, existe Unireservas, que agremia a 4.000 ex policías y militares (dirigido por el suboficial (r.) José Alvira Mota), que simpatizan con el chavismo y no descartan adherirse al MSB que tiene sede en el barrio Marsella, occidente de la capital.

En Barranquilla, Jorge Urueta Jiménez, reinsertado de la Corriente de Renovación Socialista, ex precandidato del Polo Democrático a la alcaldía y ex concejal, es el representante oficial de la Corriente Bolivariana Colombiana (CBC), que también piensa participar en las elecciones del 2010. Urueta hizo proselitismo en la ciudad y el departamento, al punto que logró reunir a casi un centenar de personas para que viajaran a Venezuela y les practicaran cirugías de la visión dentro de un programa gratuito promovido por el presidente Hugo Chávez con médicos cubanos.

En el Meta, Fabián Sánchez difunde las ideas chavistas persona a persona y por Internet, identificándose con el MSB.

En Cúcuta, hay un híbrido en la sede del Polo en donde ondea la bandera del Partido Socialista Unión de Venezuela, en la que hay un delegado de cada uno de estos movimientos atendiendo al público.

También existe una promotora de la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba) Televisión, pero su encargada, Mónica Orjuela, dice que el proyecto no ha comenzado por falta de recursos y que aún no tienen emisoras comunitarias.

UNIDAD INVESTIGATIVA
*Con información de corresponsales

>Los amigos de Chávez

>

Foto: AFP. Es necesario mirar más allá de la retórica del presidente Hugo Chávez (en la foto) para entender las relaciones que ha establecido con ciertos países.


Sábado 29 de agosto de 2009
/actualizado hace 42 minutos.11:32 p.m.HLV

Las alianzas de Venezuela con China, Rusia e Irán deben ser analizadas por Colombia, pues le otorgan al país vecino una gran capacidad desestabilizadora.

En pocos campos como en la política exterior resulta más cierto el viejo proverbio de “dime con quién andas y te diré quién eres”. Dicho de forma menos coloquial, las alianzas estratégicas de un gobierno no sólo son una muestra de su posición internacional sino también de su propia naturaleza política y las intenciones que alberga hacia sus vecinos. Por ello, el acercamiento del régimen bolivariano de Venezuela a países señalados por violar masivamente los derechos humanos, apoyar al terrorismo o sostener políticas exteriores agresivas tiene que ser visto con preocupación por los vecinos de Caracas. De hecho, una mirada a los socios internacionales del comandante Chávez arroja una lista de gobiernos condenados repetidas veces por la comunidad internacional cuyos primeros puestos están ocupados por Rusia, China, Irán y Cuba.

La imagen de Rusia todavía carga con el lastre de su desastroso historial de derechos humanos en Chechenia y su agresión sobre Georgia. Unos antecedentes que no han sido obstáculo para que Venezuela haya convertido al Kremlin en su principal proveedor de armamento. Ahí están los planes para la adquisición de 100 tanques T-72 y 300 vehículos blindados BMP-3, que pueden jugar un papel determinante durante una crisis en La Guajira. De igual gravedad resulta la compra de 200 misiles antiaéreos portátiles SA -16 Igla, un tipo de armamento por el que las Farc están dispuestas a pagar abrumadoras sumas con el propósito de dislocar las capacidades aéreas de las Fuerzas Militares colombianas. Lo cierto es que Bogotá no cuenta con la capacidad disuasiva que pueda contrarrestar la ventaja militar de Caracas. En consecuencia, Chávez cuenta con un cheque en blanco para tomar una posición agresiva contra Colombia sin preocuparse por una respuesta que en las presentes circunstancias resulta imposible.

Entre tanto, los acuerdos que se vienen adelantando con Moscú le han abierto la puerta del petróleo venezolano a empresas como Lukoil, famosas por sus escándalos de corrupción. De hecho, ejecutivos de estas compañías han sido acusados de manipular los precios del petróleo para su beneficio personal. Por su parte, la venezolana PDVSA ha estado involucrada en una larga lista de escándalos de los que no han quedado exentas sus filiales Citgo y Barivel. Con estos precedentes, el anuncio de que Lukoil y Pdvsa van a crear un consorcio para desarrollar proyectos petroleros conjuntos genera todo tipo suspicacias.

Al igual que los otros socios estratégicos del régimen venezolano, la República Popular China tiene un largo historial de acciones internacionales reprobables. Pekín se ha involucrado en redes ilegales para exportar tecnología militar prohibida a gobiernos radicales, como los de Siria o Libia. Al mismo tiempo, el gobierno chino no ha tenido mayores escrúpulos a la hora de apoyar a tiranos de todo pelaje para acceder a las materias primas que demanda su economía. Ahí está el respaldo ofrecido al gobierno islamista sudanés de Omar Hassan al-Bashir a cambio de otorgar amplias concesiones petroleras a la China National Petroleum Corporation (CNPC).

Venezuela ha visto a China como una socia clave en algunos proyectos estratégicos. En octubre del pasado año, la República Popular puso en órbita el primer satélite de comunicaciones venezolano bautizado como “Simón Bolívar I”. Un ingenio espacial que ha sido presentado como una herramienta educativa; pero cumplirá funciones en el ámbito de las comunicaciones estratégicas. Pero por encima de todo, la gran apuesta del gobierno Chávez es convertir a China en el principal mercado de exportación del crudo venezolano con vistas a romper la dependencia de E.U. que, hasta el momento, continúa siendo su principal cliente. Con este objetivo, el régimen venezolano ha ampliado la participación de CNPC en la explotación de los yacimientos de la cuenca del Orinoco. En este contexto, el suministro de petróleo venezolano hacia China ha saltado de 39.000 a cerca de 170.000 barriles diarios en los últimos cuatro años. Esta expansión del negocio petrolero entre Caracas y Pekín promete acelerarse dado el deseo del presidente Chávez de avanzar hacia unas ventas de un millón de barriles.

En cualquier caso, la asociación estratégica más polémica desarrollada por el gobierno Chávez han sido sus vínculos con Irán. Lo cierto es que la República Islámica es un Estado paria mirado con desconfianza por la comunidad internacional. Razones no faltan. Irán ha sido condenado repetidas veces por su apoyo a grupos terroristas como el movimiento libanés Hezbollah. Al mismo tiempo, los ayatollahs han impulsado un programa nuclear ilegal que ha llevado a la ONU a imponer sanciones al régimen islámico, incluyendo una prohibición de exportar equipo militar.

Todo esto parece ser irrelevante para el gobierno Chávez. De hecho, ambos países han firmado un acuerdo de cooperación militar, que prevé la adquisición por Venezuela de una docena de aviones no tripulados iraníes. Además, la República Islámica ha iniciado la construcción de una fábrica de explosivos en Morón (Carabobo). Entre tanto, los ayatollahs están aprovechando sus lazos con el régimen bolivariano para burlar a la ONU. Dos años atrás, se descubrió que el consorcio iraní de exportación de armamento Moldex utilizó la empresa militar venezolana Cavim para tratar de vender 18.000 fusiles de asalto a Uruguay, como si se tratase de armas producidas por Caracas. Más recientemente, se ha revelado que los vuelos de la aerolínea venezolana Conviasa han servido para hacer llegar tecnología militar a Irán.

Apoyada en este entramado de alianzas internacionales, Venezuela trata de ganar influencia política en Colombia a través de una maraña de programas sociales que funcionan como instrumentos para intervenir en los asuntos internos del país. En el 2006, los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena sirvieron de escenario para actividades de espionaje y proselitismo político coordinadas por agentes cubanos que se hacían pasar por miembros de la delegación venezolana. Un año más tarde, Colombia protestó por la presencia de un miembro de la inteligencia venezolana acreditado como agregado cultural de su embajada, que había desarrollado actividades de inteligencia contra la oposición venezolana y las Fuerzas Militares colombianas. Este incremento en la agresividad de las operaciones clandestinas venezolanas está asociado con los esfuerzos desplegados por los servicios de inteligencia cubanos para fortalecer a sus homólogos venezolanos. En consecuencia, la perspectiva de que rusos, chinos e iraníes abran líneas de cooperación con Caracas en materia de inteligencia no puede dejar de ser visto como una amenaza para la seguridad colombiana.

Hasta ahora, la cooperación de Venezuela con Rusia, China, Irán y Cuba en materia de seguridad e inteligencia ha pasado casi inadvertida para la mayoría de la opinión pública colombiana y buena parte de las cancillerías de la región. Sin embargo, la gravedad de las señales obliga a mirar más allá de la retórica del presidente Chávez y tomar conciencia de la enorme capacidad desestabilizadora del régimen bolivariano. Años atrás, al referirse a la amenaza representada por Estados renegados como Irán o Corea del Norte, el ex consejero de seguridad nacional del presidente Clinton, Anthony Lake, señaló que “nuestra política debe encarar la realidad de Estados recalcitrantes y fuera de la ley que no solo optan por estar fuera de la familia de naciones sino también asaltar sus valores básicos”. Este es el reto que parece plantear el gobierno Chávez a la comunidad internacional y, en particular, a Colombia.

ROMÁN D. ORTIZ Y ANDRÉS F. SÁENZ*
Para EL TIEMPO
*Directores de Análisis y Desarrollo Institucional del Grupo Triarius, firma de consultoría de seguridad y defensa.

>Cumbre Unasur: Roces entre Correa y Uribe resaltaron en cumbre

>29/8/2009 – 00:10(GMT)


Los presidentes de Colombia y Ecuador protagonizaron lo que pareció un capítulo separado de la cumbre de Unasur, en el que se evidenció las tensiones entre ambos después de meses sin verse y más de un año de la ruptura diplomática entre los dos países.

Tanto el mandatario colombiano Alvaro Uribe como su colega ecuatoriano Rafael Correa intercambiaron recriminaciones principalmente por sus enfoques contrarios a cómo enfrentar problemas como el de las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Lo notable del asunto es que el altercado verbal fue parte de la inusual transmisión en vivo que se hizo de la cumbre de la Unión de Naciones de Suramérica (Unasur) convocada para tratar el acuerdo negociado entre el gobierno de Bogotá para permitir que efectivos militares estadounidenses utilicen siete bases de las fuerzas armadas de Colombia.

Al final la tensión entre los dos pareció disiparse y terminaron tratándose con cordialidad. El gobierno de Correa rompió relaciones con el de Uribe en marzo de 2008 tras un ataque militar colombiano contra un campamento clandestino de las FARC en territorio ecuatoriano.

Uribe aprovechó el final de la Cumbre en Bariloche para dejar lo que llamó una “reflexión” y poner en el tapete temas bilaterales, relacionados con el bombardeo.

“Quisiéramos abordar el diálogo con Ecuador y pedirle al gobierno del Ecuador una reflexión sobre el tema del ex ministro Juan Manuel Santos y los mandos militares de Colombia. Yo siento, como presidente de Colombia, un deber de responsabilidad expresarlo aquí, simplemente lo propongo como una reflexión del Ecuador para nuestro diálogo”, señaló Uribe.

Aludió a la orden de captura dictada por un juez ecuatoriano contra el ex ministro de Defensa colombiano por su responsabilidad en el ataque militar contra el campamento rebelde que dejó 25 muertos.

Terra/AP

>Ordenan cárcel para cinco colombianos y dos venezolanos por narcotráfico

>

hace 8 horas 18 mins. EFE/11:07 p.m.HLV

Caracas, 29 ago (EFE).- Un Tribunal venezolano ordenó encarcelar a cinco colombianos y dos venezolanos presuntamente vinculados al caso de cuatro laboratorios de droga clandestinos desmantelados esta semana por las autoridades militares, informó hoy la Fiscalía.

El Tribunal Segundo de Control del estado de Zulia ordenó una medida de privativa de libertad contra los colombianos Edilson Ariza Tirado, Pablo Emilio Reyes, Luis Mario Rey Rojas, Juan Antonio Salazar Amaya y Elimber Salazar Amaya, informó un comunicado del Ministerio Público.

Los colombianos enfrentan cargos por la presunta comisión de los delitos de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes, fabricación y producción de drogas, asociación ilícita para delinquir y ocultamiento de arma de fuego, según la información oficial.

Esos mismos cargos recayeron sobre los venezolanos Pablo Emilio Reyes, a quien también se le imputó adicionalmente el delito de porte ilícito de arma de fuego, y un adolescente, cuya identidad no fue revelada.

Los acusados son vinculados por la justicia con el caso del desmantelamiento este jueves, por parte de Fuerzas Militares venezolanas, de cuatro laboratorios de procesamiento de droga en una zona muy cercana a la línea limítrofe entre Venezuela y Colombia.

En ese procedimiento, realizado en una región montañosa del estado occidental de Zulia por la Guardia Nacional (GN-policía militarizada), se decomisaron 400 kilos de pasta base de coca y 300 de cocaína, informó entonces el ministro venezolano del Interior, Tarek El Aissami.

Las autoridades de Venezuela, que comparte con Colombia 2.219 kilómetros de frontera terrestre, se han incautado este año unos 38.000 kilos de drogas, dijo el pasado 15 de agosto El Aissami.

>Panamá custodia 4 toneladas de cocaína tras una operación antidroga internacional

>

EFE/hace 5 horas 40 mins/ 10:55 p.m.HLV

Panamá, 29 ago (EFE).- Las autoridades panameñas recibieron hoy la custodia de unas cuatro toneladas de cocaína y de seis supuestos narcotraficantes, tras una operación coordinada entre Panamá, Colombia y los Estados Unidos ejecutada la semana pasada en aguas internacionales del Caribe, informó una fuente oficial.

Entre los detenidos figuran tres panameños, que quedaron a disposición de las autoridades locales, y cinco colombianos y un ghanés, quienes serán procesados por los Estados Unidos, confirmó a Efe una fuente del Servicio Aeronaval panameño.

Las autoridades de Colombia y Estados Unidos interceptaron el pasado día 22 una embarcación con bandera panameña a unas 60 millas náuticas del departamento caribeño colombiano de La Guajira, informó el pasado día 26 el coronel Henry Gamboa, subdirector de la Policía Antinarcóticos colombiana.

La embarcación, de 68 metros de eslora, había zarpado desde Puerto Fijo, en Venezuela, y se dirigía a Puerto Cortés, en Honduras, agregó la fuente del Servicio Aeronaval.

>Presentan un vídeo del ELN que daría cuenta del robo de lanzacohetes venezolanos

>hace 7 horas 21 mins. 10:41 p.m.HLV

Caracas, 29 ago (EFE).- La cadena multiestatal Telesur difundió hoy un vídeo en el que presuntos integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) dan cuenta a sus superiores del robo de lanzacohetes venezolanos.

La cadena, con sede en Caracas, informó que obtuvo un vídeo, de fecha 27 de febrero de 1995, en el que presuntos miembros de la guerrilla colombiana del ELN informan a sus superiores sobre el armamento robado a los militares venezolanos.

La grabación se referiría al asalto guerrillero contra el puesto fronterizo venezolano de Cararabo, en febrero de 1995.

En ese ataque “murieron soldados venezolanos” y se “perdieron equipos” militares, entre ellos “granadas y lanzacohetes”, reiteró el pasado 29 de julio el vicepresidente venezolano, Ramón Carrizales.

En el material audiovisual obtenido por Telesur “se muestra el armamento robado por integrantes del frente Manuel Vásquez Castaño del ELN a un puesto militar fronterizo, en el que murieron ocho militares venezolanos”, indicó la cadena.

Ese vídeo “es considerado por los organismos de Inteligencia de Venezuela como prueba de la forma en que ha llegado a manos de la guerrilla colombiana armamento militar” venezolano, añadió el reporte de la multiestatal de noticias, que invita a ver la grabación en su página web.

El decomiso por parte del Ejército de Colombia a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de tres lanzacohetes AT-4, de fabricación sueca y comprados por Venezuela en la década de los ochenta, desató el pasado julio una nueva crisis diplomática entre Caracas y Bogotá.

El Gobierno de Álvaro Uribe, que aseguró haber advertido de la incautación a Venezuela, informó a Suecia, que pidió explicaciones a Caracas sobre el paradero de los lanzacohetes AT-4.

El pasado 28 de julio, Chávez congeló las relaciones diplomáticas y comerciales con Colombia en respuesta a las denuncias que calificó de “malsanas” e “irresponsables” de Bogotá sobre el supuesto desvío de armas venezolanas a la guerrilla, acusación que Caracas ha desmentido y repudiado sistemáticamente.

El gobernante alertó este martes que su Gobierno prepara una “ruptura” de las relaciones con Colombia porque considera una “declaración de guerra” el nuevo convenio militar acordado por Bogotá y Washington.

Ese acuerdo, que prevé el uso de siete bases colombianas por parte de militares estadounidenses, constituye una “amenaza” para la “revolución” socialista venezolana, sostiene Chávez.

>Senador colombiano revela amenazas contra los jóvenes de la marcha "No más Chávez"

>

Hace 5 horas 23 mins. 10:30 HLV.

Bogotá, 29 ago (EFE).- El senador colombiano Armando Benedetti reveló y rechazó hoy las amenazas contra la organización de la marcha “No más Chávez”, convocada a través de la red social Facebook para el próximo septiembre.

Un comunicado del propio Benedetti señala que las amenazas fueron “hechas vía e-mail por desconocidos” y dirigidas “a los coordinadores nacionales e internacionales de la marcha” contra el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Benedetti, asimismo, pidió “a los organismos de seguridad proteger a los jóvenes organizadores de la marcha” y subrayó que “las amenazas no pueden acabar con una iniciativa cívica que hoy respaldan cerca de 162.674 personas a través de Facebook”.

El pasado jueves, responsables de la marcha señalaron que a la misma han respondido usuarios de la red social en Colombia, Venezuela, Estados Unidos, Israel, Canadá, Perú, Ecuador, España y Francia.

La plataforma está coordinada por el mismo promotor de la multitudinaria marcha mundial “Un millón de voces contra las FARC”, el colombiano Óscar Morales.

Con esta marcha mundial, explicó Morales, el colectivo pretende “dar un golpe de opinión” y enviar un mensaje directo a Chávez de que “Colombia ya no le sigue el juego y Latinoamérica ya se cansó de sus insultos y groserías”.

“El 4 de septiembre, a las 12 del día, estaremos haciendo una convocatoria simultánea para que todo el mundo salga a la calle con cacerolas y le hagamos un cacerolazo al mejor estilo caraqueño”, dijo Morales.

Tras una convocatoria a través de Facebook, “Un millón de voces contra las FARC” movilizó el 4 de febrero de 2008 a millones de personas en las principales capitales del mundo, lo que la convirtió en un modelo de protesta pacífica que ha sentado precedente.

>Pese al escaso avance, Uribe salió bien librado en cumbre de Unasur

>


Sabado 29 de Agosto de 2009. AFP/ César Sabogal

El presidente colombiano, Alvaro Uribe, no se dejó sentar al banquillo de los acusados por su acuerdo militar con Estados Unidos en la cumbre extraordinaria de Unasur, pero su estrategia fue poco eficaz para apaciguar las dudas de sus colegas de la región, estimaron el sábado analistas.
“A Uribe no le fue bien pero pudo haberle ido peor. Si bien ‘la sacó barata’ porque Unasur no concluyó nada claro ni preciso, quedó en evidencia que el presidente de Colombia esté sólo en la región, que no tiene aliados y esa es la consecuencia de una política exterior errada”, opinó Fernando Giraldo.

Giraldo, decano de ciencia política de la Escuela de Administración de Negocios (EAN) añadió que Uribe se equivoca en direccionar toda su diplomacia hacia Estados Unidos “cuando Barack Obama no se va a desgastar en la región por él”. “Los colombianos pierden porque América Latina nos comienza a ver como el país desestabilizador en la región”, subrayó.

A su turno, el también politólogo Alejo Vargas, considera que a pesar de las difíciles circunstancias a las que se enfrentó, “en medio de un ambiente hostil y de animadversión”, Uribe logró acercarse al gobierno de Ecuador, y fijar una posición de fuerza y de corresponsabilidad frente a los grupos rebeldes.

“Uribe logró la transmisión en directo de la cumbre, lo que evitó encerronas y golpes bajos de otros presidentes como Hugo Chávez. También que se incluyera el debate sobre armamentismo y la injerencia en los que Chávez no tuvo más remedio que morderse la lengua”, señaló Vargas, de la estatal Universidad Nacional.

“Gracias al debate abierto y de frente a los espectadores del continente, el presidente (Uribe) logró desenmascarar a Chávez, que no fue ni la sombra del presidente bravucón, amenazante e irracional que apreciamos los domingos en Aló Presidente”, opinó Guillermo Botero, director del gremio que agrupa a los comerciantes (Fenalco).

“La única victoria que obtuvo Uribe en Bariloche fue semántica: cambió la palabra ‘base’ por ‘tropas’ en la declaración final. Pero la amenaza que esos equipos militares y de inteligencia de Estados Unidos nos vayan a enredar la vida con nuestros vecinos sigue latente”, opinó el ex presidente Ernesto Samper (1994-98).

Sin embargo, algunos consideran que Uribe fue el gran triunfador de la jornada que se vivió en Bariloche.

“El presidente explicó, de frente, su política exterior. Sorteó con inteligencia el cuentico que cada presidente contaba para su público interno: Chávez, con su misma retórica, Correa, con su odio de siempre y una cumbre aburrida”, señaló el senador Armando Benedetti, aliado de Uribe en el congreso.

En desacuerdo, el también senador Jorge Robledo, del opositor Polo Democrático, dijo que la trascendencia del encuentro de Bariloche consiste en que “por primera vez en el continente se está concretando un acuerdo nada menos que de todo Suramerica y sin Estados Unidos”.

“En ese sentido el gran perdedor es Estados Unidos que cada vez ve más dificultades para mantener su hegemonía en la región. Nunca se había cuestionado a Estados Unidos por una decisión como ésta de tener bases en Colombia y eso es sano para la integración sudamericana”, concluyó.

Uribe participó el viernes, junto a otros once mandatarios sudamericanos, de la cumbre extraordinaria de Unasur en la ciudad argentina de Bariloche (sur), donde centenares de manifestantes marcharon por la paz y contra el despliegue de tropas estadounidense en la región.

La reunión del bloque fue convocada para analizar el acuerdo entre Washington y Bogotá que permite el uso por parte de tropas estadounidenses de siete bases colombianas.