Archivos diarios: 23 enero, 2011

LA PROTESTA MILITAR:La Insurrección // Por: CARLOS BLANCO // EL UNIVERSAL

[http://www.eluniversal.com/2011/01/23/opi_art_tiempo-de-palabra_2163515.shtml]
Carlos+Blanco.jpg
Tiempo de palabra

"Los regímenes que se mantienen por la fuerza, se descomponen desde adentro".

CARLOS BLANCO // EL UNIVERSAL

domingo 23 de enero de 2011 12:00 AM

La Insurrección

El 23 de enero de 1958 fue el momento culminante de una insurrección cívico-militar que ni comenzó ni terminó ese día, aunque fue en su madrugada cuando Pérez Jiménez se vio sin apoyo y se embarcó en La Vaca Sagrada a acurrucarse con Rafael Leonidas Trujillo y mucho más tarde con Franco.

Había cesado un régimen de las Fuerzas Armadas que institucionalmente habían tomado el poder el 24 de noviembre de 1948. Como en otros países de América Latina, en Venezuela el Alto Mando milita había decidido derrocar a Rómulo Gallegos. El nuevo régimen tuvo características que conviene destacar, a los efectos de comparar el autoritarismo de entonces con el de hoy.

Hay una obvia diferencia de origen. Chávez intenta un golpe con un grupo de militares pero quien lo derrota son las FAN leales aunque luego es elegido democráticamente. Por su parte, en 1948 se instala un gobierno autoritario que hasta 1952, busca una legitimación democrática que no logra, por lo que comete un fraude electoral descomunal. Aunque no era un gobierno legítimo se conformó como uno institucional de los militares; no fue un líder con apoyo popular quien pasó a dominar la escena sino el jefe de la organización castrense.

El Gobierno de Pérez Jiménez se mantuvo con una intensa represión contra quienes lo combatían pero tuvo dos logros reconocidos: seguridad ciudadana y una política de modernización centrada en la construcción de una vasta infraestructura, política sostenida por la bonanza fiscal de los años 50 hasta que hizo crisis en 1957. Por su parte, el gobierno de Chávez apela a la represión pero no mata sistemáticamente a sus enemigos cuando los detiene sino que los acosa, los persigue y a algunos les mantiene prisioneros a través de remedos de legalidad que al otro autócrata importaban menos. Debe decirse, sin embargo, que en la dictadura de los años 50 era posible que alguna conexión con el Gobierno aliviara una pena política, blandura que ni Chávez ni los cubanos permiten ahora. Una cuestión curiosa es que los jefes de la represión bajo el mandato del General eran los tenebrosos Laureano Vallenilla Lanz y Pedro Estrada, mientras quien carga con el peso de la represión actual es directamente el Presidente; no hay ningún personaje poderoso tras el trono, precisamente por el carácter personalista y no institucional del presente régimen. Por supuesto, en materia de seguridad ciudadana y de "política de concreto armado" no hay punto de comparación.

Mientras en el caso de Pérez Jiménez había un fuerte nacionalismo ("El Nuevo Ideal Nacional") capaz de combinarse con el anticomunismo de la Guerra Fría bajo la batuta de Washington, en la situación actual hay un desmantelamiento de lo nacional en beneficio de la integración -y subordinación- con Cuba, así como con la estructura corrupta que conecta con los gobiernos de Nicaragua, Bolivia, Irán, Bielorrusia, Rusia, entre los más destacados. La retórica antiimperialista y la enemistad abierta con EEUU recubre una operación de capitulación hacia la familia Castro.

La dinámica. El malestar económico, político y social se sentía sobre todo en el año 1957. La Iglesia intervino, los partidos se unieron en la clandestinidad, los estudiantes se movilizaron, dentro del Gobierno aparecieron voces disidentes, y luego Pérez Jiménez intentó un nuevo fraude electoral en diciembre de 1957, al trucar el resultado del plebiscito sobre su permanencia en la presidencia. Esos son los ingredientes de un proceso cuya dinámica acelera el alzamiento militar del 1º de enero de 1958, comandado por Hugo Trejo. A partir de ese momento el Gobierno se descompone, se acelera el descontento popular, los activistas políticos de los partidos prohibidos se lanzan a las calles, se promueven los pronunciamientos de los diferentes sectores de la vida del país, hasta que las FAN -también como organización- se alebrestan y sus mandos se constituyen en Junta Militar que a las horas se vuelve Junta de Gobierno al ser expulsados dos conspicuos perezjimenistas. En ese momento se incorporan dos civiles del mundo empresarial. La insurrección fue de todos los sectores de la sociedad que pusieron el caldo espeso, pero el ingrediente decisivo fue la institución militar, en ese entonces sólida, por lo que un oficial -Wolfgang Larrazábal- fue un meritorio actor de la transición democrática.

Ocurrió un hecho interesante. La mayor parte de los sectores consideraron que el objetivo político e institucional había sido obtenido con el retorno a la democracia mediante la elección de un presidente. Sin embargo, a través de un complejo proceso que tomó su tiempo, los sectores de izquierda radical -tras un receso- siguieron con la insurrección que para muchos había cesado el 23 de enero. Se van a la lucha armada, son derrotados, pacificados e integrados en su mayor parte a las reglas de la democracia. Pervive un furtivo grupo de viejos guerrilleros y militares que no abandona la idea de lograr lo que no se logró,según ellos, en 1958. Esto es lo que luego florece y cuaja con Hugo Chávez con cuya felonía y ambición se tropieza esa estructura semi-dormida que había nacido en las luchas contra Pérez Jiménez, que luego se había ido a la montaña en alianza con Fidel Castro y cuyos remanentes esperaron a que las élites se cansaran de la democracia para esperar el poder en la bajadita.

Paralelismos. No son procesos iguales por la diferencia de las condiciones históricas pero tienen puntos de contacto, tanto por el carácter autoritario de los regímenes como por el papel de los militares. No puede desatenderse que uno de los primeros gestos de Chávez como presidente fue asistir a un desfile en Los Próceres disfrazado de "general-Pérez-Jiménez-con-uniforme-de-gala", mientras que su pareja de entonces iba disfrazada de "Doña Flor", la esposa del general, con pamela veraniega rosada y todo.

Lo que se ha querido destacar en estas líneas es que los regímenes que se mantienen por la fuerza y con amaños electorales, aun con apoyo social -como PJ lo tenía y Chávez lo tiene-, se descomponen desde adentro, momento en el cual la presión desde afuera los obliga a correr como al general y hace pocos días al presidente tunecino, o a encaramarse en una salida negociada dentro de la cual la renuncia o elecciones limpias son el más tranquilo de los expedientes.

No se pueden hacer vaticinios dado que Chávez quiere quedarse indefinidamente y ha demostrado garra para lograrlo, pero quién sabe, en el chavismo hay tanto cansancio como en el resto del país. No sólo el chavismo popular que ya no teme ir a la calle sino esos dirigentes, con la cara ajada de tanta sumisión, que quisieran más que insultar a la oposición como obligación, poder denunciar lo que también ellos ven y tal vez ayudar a construir un mejor país.

www.tiempodepalabra.com
twitter: @carlosblancog


Publicado por Sammy Landaeta Millan para LA PROTESTA MILITAR el 1/23/2011 09:36:00 PM

LA PROTESTA MILITAR:El soldado que hundió a Venezuela // infoCIUDADANO

[http://www.infociudadano.com/2011/01/22/el-soldado-que-hundio-a-venezuela/]
chavez_enroque.jpg

El soldado que hundió a Venezuela
Niña de la Calle
(@NinaDeLaCalle En Twitter)
CARACAS(infoCIUDADANO)
22/Enero/2011
Pido disculpas a mis queridos amigos y queridas amigas por no aparecer por estos lares con la frecuencia que una quisiera, y sé que me han reclamado insistentemente y les agradezco sus muestras de cariño. Pero es que cuando tenemos que escribir sobre podredumbre, porquería y, dicho sea con todos los respetos, pura caca maloliente, una teme las salpicaduras que la puedan dejar pringada como consecuencia de tanta basura y putrefacción que la rodea.

Por fortuna, aún hay personas, es decir, individuos/as de la especie humana, que se reconocen, o nos reconocemos, como civilizados/as frente a otro resto inmundo que ejerce el animalismo y el salvajismo más troglodita, que es el que caracteriza a la otra especie no humana o, diría, más bien, inhumana, que llegó para apoltronarse y desgobernar al país. Ello gracias a los descerebrados que nos gobernaron con anterioridad, y a los que les debemos expresar nuestro reconocimiento y quedarles agradecidos por y para siempre por habernos metido de lleno en el lodo glutinoso de los tiempos prehistóricos.

Muchos acontecimientos han ocurrido en Venezuela durante los últimos meses y, desgraciadamente, ninguno para bien, excepto el de la vuelta de la oposición a la Asamblea Nacional (AN). La inflación, por ejemplo, es un disparate (una de las más altas del mundo), con ajustes cambiarios de chifladura que repercuten de inmediato en los salarios. Los pobres son cada vez más pobres y, por ende, son los que más sufren la carestía de la vida; por lo que, la gran mentira del “hombre nuevo” y de la “felicidad”, que tanto gusta pregonar a “Chavinator” y demás voceros/as de este régimen anclado en la corrupción, cae por su propio peso.

Alimentos de variado tipo y de primera necesidad, medicinas y otros productos necesarios, ya casi hay que buscarlos con lupa… en el supuesto de que se encuentre una lupa, claro. Viviendas, mejor ni hablar, etc., etc., etc.

El milico impresentable de Miraflores berrea cada vez más fuerte porque se le mueve el piso y no encuentra asidero para sostenerse y, esto es importante decirlo, hay que seguir zarandeándole los cimientos hasta que caiga. ¿Y cómo? Democráticamente, por supuesto y sin ninguna duda. La movilización permanente de la sociedad civil es parte fundamental para destruir regímenes trasnochados y totalitarios o con tendencia al totalitarismo (nuestro caso)… y no se puede bajar la guardia en ningún momento.

Alguno que otro, también de corte fascista (estos extremistas cavernarios, unos, de derechas, y otros, de izquierda, son exactamente lo mismo), ha criticado por aquí que se salga a la calle, pero, es justamente esto, la toma de las vías urbanas y las protestas masivas, las que ponen de manifiesto, tanto en el interior como en el exterior, ante qué cosa extraordinaria nos encontramos y qué aberración se está denunciando.

Se realizan desde aquí propuestas imposibles de llevar a buen término en las actuales condiciones, llamando, por ejemplo, a la desobediencia civil, y no se tiene en cuenta, o se desconoce a sabiendas y con otras intenciones, que a lo que en Venezuela denominamos sociedad civil le falta mucho para lograr estar articulada, vertebrada, organizada y, de esta manera, poder alcanzar el éxito en las convocatorias. Un ejemplo de desobediencia civil ha sido la proclama de los alcaldes de la oposición que se niegan a reconocer leyes emanadas de la habilitante, pero, hasta ahí y por lo pronto.

Hay otras muchas formas de desobediencia civil, como podrían ser los actos de insumisión colectivos contra leyes que contravengan o vulneren flagrantemente la Constitución y que por su manifiesta ilegalidad no pueden obligar, pero que deben ser siempre ejecutados de forma consciente, pública, pacífica y no violenta. Sin embargo, para lograr acuerdos en este sentido y convocatorias o concurrencias exitosas hace falta mucha organización, mucho esfuerzo, mucha solidaridad, mucho sacrificio… y las ideas claras.

Este tipo de regímenes se consolida mucho más cuando se produce la dimisión colectiva de la sociedad civil, y esto es lo que no debe, ni puede, ocurrir. La desmovilización ciudadana, por las causas que sean (apatía, aburrimiento, cansancio, desinterés, etc.), son causa y efecto de la permanencia en el poder de estos antisociales, ladrones y malandros que llegaron ahí para hacer su agosto y enriquecerse… no resolviendo ni uno solo de los problemas que están reventando a diario en la cara de los/as ciudadanos/as, sino, al contrario, agudizándolos.

Y es que, cuando el oscurantismo, el ocultismo y la nula transparencia acerca de adónde van a parar los dineros del erario público, más una gestión pública que, aparte de enigmática, es un desastre mayúsculo, siendo éstas las pautas de conducta del Gobierno y resto de delincuentes comunes que lo secundan, es porque la corrupción está instalada hasta lo más profundo de las entrañas del régimen.

Decía Simón Bolívar que: “La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos…”, así que, no le vamos a dejar, por mucho que se empecine en mantenerse en la poltrona, porque el sentir y el deseo de la mayoría de los/as venezolanos/as es recuperar gobiernos auténticamente democráticos que consoliden la democracia, no un teatrillo cantinflesco como el que nos ofrecen en estos momentos militares contrarios al constitucionalismo. Ya llevan 11 años y pretenden perpetuarse, por lo que hay que trabajar duro, con tesón y sin miedo, para expulsarles definitivamente del poder que de un modo tan nefasto han gestionado.

Así, pues, en esta línea de apoltronarse contra viento y marea, porque las ve venir, holgazaneando y repitiendo sandeces y burradas todos los días, “Chavinator” decide acaparar más poder y les pide, a sus adláteres cabezas de pájaro y de tarro de la Asamblea Nacional, más habilitante, es decir, más poderes especiales para legislar sobre lo que ha sido incapaz de establecer por leyes durante 11 años anteriores, ya que, ahora sí…

Ahora sí que la vamos a tener buena, porque cuanto más poder acumula menos atina, y seguro que, como espléndido charlatán de feria que es, no comeremos, pero nos venderá gafas de sol para los días nublados, oscuros y con lluvia, porque, como bien decía Jean de La Bruyére (1645-1696): “Es una gran miseria no tener suficiente espíritu para hablar con propiedad, pero es mayor miseria todavía no poseer suficiente juicio para saber callar a tiempo”… y ya sabemos lo que hay, ¿o todavía no?

No les aconsejo yo que compren y usen esas gafas de sol, porque pudieran ser un híbrido chino-iraní-bielorruso y perder la vista por completo, que es lo que quiere el que te conté para poder hacer de las suyas sin que nadie le vea.

Por lo tanto, la opción que le queda a “Chavinator” es la de enrocarse, a la vista de que va perdiendo parcelas de poder y porque cada vez que habla y ordena ejecutar alguna acción lo hace muchísimo peor; como el desafuero de seguir expropiando tierras a tontas y a locas. Empero, como en el juego de ajedrez, la amenaza de perder la silla que tiene ya clavada (posiblemente, claveteada más que clavada) al suelo en Miraflores, lo tiene realmente desquiciado y fuera de sí. Supongo yo que sus intestinos no deben de andar muy felices.

Por último. A falta de un líder carismático en la oposición, que ya saldrá y no hay porqué preocuparse excesivamente por este asunto, los 67 diputados opositores en la Asamblea Nacional deberían encabezar cualquier acto de protesta en la calle y sea el ramo que sea el convocante, porque se les necesita ver al pie del cañón (sólo es una expresión, pues, como saben, soy pacifista convencida) y no sólo discutiendo, acalorada o fríamente (depende de la temperatura), en la AN o, en su caso, envueltos en papeles en alguna que otra comisión parlamentaria.

Ya hemos podido comprobar cómo “Chavinator” vino del pasado, pero no para trasladarnos al futuro y mejorar, no. Vino para destruir todo lo que encuentra a su paso y retrotraernos otra vez a un pasado envuelto en tinieblas, volver al taparrabos, blandir la lanza, hacer fuego con dos palitos y tocar tambores. No importa que siga buscando todo tipo de pretextos para perseguir y encarcelar a opositores, o aliente a sus huestes, siempre vociferando, pogromos contra gente indefensa, porque, no les quepa la menor duda… PAGARÁ por el daño que haya ocasionado a miles de familias venezolanas y por todas y cada una de las injusticias que haya cometido.

No hay que desfallecer, porque el premio será aquello a lo que tenemos derecho y que volverá más temprano que tarde, esto es, la tranquilidad y la convivencia en paz; pero, eso sí, hay que trabajar muy duro y sin desmayo para alcanzarlo.

ILUSTRACIÓN: @milagrosblue para infoCIUDADANO.


Publicado por Sammy Landaeta Millan para LA PROTESTA MILITAR el 1/23/2011 08:49:00 PM