FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR. BOLETIN DE NOTICIAS Nro. 201

FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR

frentemil2

Caracas, 12 de Noviembre de 2011

BOLETIN DE NOTICIAS Nro. 201

oooOooo

Solo un tonto sin fe, puede esperar un Milagro de Dios… por eso preferimos creer en la vigencia del pensamiento del “Libertador”: “Todo aquel que profane mi tumba tendrá años de sufrimiento y sus seguidores morirán en lotes”.Simón Bolívar

oooOooo

¿Quien ha asesinado mas personas impunemente? ¿El Chacal o Fidel Castro?

Ilich Ramírez Sánchez, alias “El Chacal”, confesó desde su prisión francesa al diario El Nacional, que asesino a más de 2.000 personas durante sus andanzas como terrorista. Afirmo que más de 300 de esos ciudadanos eran civiles. Y como cualquier asesino profesional que se enorgullece de sus crímenes, asevera que Fidel Castro ha asesinado más personas que él. “El Chacal” se encuentra cumpliendo cadena perpetua por haber asesinado a 3 policías franceses y está siendo nuevamente procesado en Paris por el asesinato de más de 13 personas en actos terroristas en la republica gala entre 1982 y 1983. Así mismo aspira a que el presidente Hugo Chávez consiga su libertad para hacer trabajos “Políticos” en Venezuela. Ilich Ramírez acusa al embajador, de Venezuela en Francia, Jesús Arnaldo Pérez, de robarse los dineros enviados por Chávez para conseguir su libertad y extradición hacia nuestro país. Con la llegada de El Chacal a Venezuela, se completaría el círculo de asesinos que, sin escrúpulo alguno, conforman la cúpula represiva del chavismo. Carlos Arosemena. carlosarosemena

oooOooo

Cualquier candidato opositor es mejor que Chávez. Antonio Ledezma

oooOooo

Sin institucionalidad militar

Por: Gral. De Div. (Ej) Fernando Ochoa Antich

Uno de los objetivos fundamentales de la Revolución Bolivariana ha sido destruir a las fuerzas armadas institucionales que existían en Venezuela en 1998. La ambición de poder de Hugo Chávez así lo ha impuesto. El régimen chavista estableció dos líneas fundamentales de acción: modificar sus valores democráticos y debilitar su prestigio social. Ninguna de estas dos líneas de acción ha logrado alcanzar el éxito totalmente. Las tradiciones militares de más de un siglo lo han impedido. De allí que hayan decidido la creación de los oficiales de milicias, para permitir que jóvenes del PSUV, sin formación militar, puedan formar parte de los cuadros militares e iniciar una fuerte campaña para desacreditar a los jefes militares que ejercieron funciones antes del chavismo. Eso es lo que busca la apertura del juicio a los generales Ítalo del Valle Alliegro, Manuel Heinz Azpúrua, Freddy Maya Cardona, José Rafael León Orsoni y Luis Guillermo Fuentes Serra, por los sucesos del 27 de febrero de 1989. A todos, excelentes oficiales, mi solidaridad de amigo y compañero de armas. Ese juicio, después de 22 años, sólo trata de justificar ante la historia las razones de los golpes de Estado del 4 de febrero y del 27 de noviembre de 1992. Hugo Chávez conoce que no es fácil olvidar su complicidad en los asesinatos de los oficiales y soldados que murieron esos días. Es la misma estrategia aplicada al sentenciar a los comisarios Simonovis, Forero y Vivas para disminuir la responsabilidad de Hugo Chávez en los sucesos del 11 de abril de 2002. Los acontecimientos del Caracazo fueron diferentes. Fue un estallido, inicialmente espontáneo, que tomó caracteres de una rebelión popular por la intervención de algunos grupos de izquierda radical. Esta grave situación obligó al gobierno nacional a suspender las garantías constitucionales, establecer el toque de queda y ordenar a las Fuerzas Armadas a aplicar el Plan Ávila a nivel nacional. Los hechos de violencia, ante la falta de control de las autoridades civiles, empezaron a tomar fuerza en toda la ciudad surgiendo el riesgo de un enfrentamiento armado entre los distintos sectores sociales. El desbordamiento social había tomado tal magnitud que era imposible restablecerlo sin aplicar medidas represivas. Los enfrentamientos se produjeron cuando algunas unidades de las Fuerzas Armadas fueron atacadas con armas de fuego durante el patrullaje y en el momento en que tomaron las zonas altas de la ciudad. Las consecuencias tenían que ser muy graves. Los efectivos del Ejército y la Armada no están entrenados ni sus armas son apropiadas para operaciones de orden público. Además, el combate en localidades es de por sí muy complejo ya que el control de las operaciones recae sobre los comandantes de compañía, pelotón y escuadra. Justamente, ese es uno de los absurdos que se observa en el razonamiento que hace el Fiscal del Ministerio Público para acusar al general Ítalo del Valle Alliegro. Las Fuerzas Armadas es una organización piramidal: el responsable de un hecho punible es el actor material y el control de su actuación recae en el comandante de su unidad. Tampoco tiene lógica alguna que el general Alliegro por haber sido ministro de la Defensa ese día y responsable del Plan Ávila sea "cómplice necesario" de los homicidios cometidos por los miembros de las Fuerzas Armadas o de las Policías, en cualquier lugar de Caracas, por tener "el deber de supervisar, dirigir y controlar las operaciones". Yo me pregunto: ¿si no se conocen los autores materiales de esos supuestos asesinatos puede existir un cómplice necesario? Sin duda, que no. Sencillamente, una gran injusticia. fochosantich.

oooOooo

Leyendo los informes tras la muerte de Moammar Gaddafi, llego a la conclusión que si a algún tirano se parece a este asesino libio es Hugo Chávez. Sólo para que nos hagamos una idea del porqué este trasgresor pudo permanecer más de cuatro décadas abusando, reprimiendo, robando, asesinando, les cuento -como ejemplo- que a uno de los nietos de Nelson Mandela le pusieron por nombre Gaddafi en honor a quien ha sido asesinado ahora por sus propios compatriotas. info".-

oooOooo

La traición de “El Caracazo”

Gral. De Div. (Ej) Carlos Peñaloza

El pasado viernes 30 de Septiembre, el presidente Chávez se presentó “de punta en rojo” ante los medios, con una pelota de beisbol en una mano y un guante Wilson de grande liga en la otra. Detrás de él, hieráticos, dos generales hacían de escuderos. Al pie de las escalinatas de Miraflores sacó el pecho ante la horda de periodistas y proclamó que su estado de salud era excelente. La noche anterior se habían corrido rumores sobre una recaída en su enfermedad. Para desmentirlos presumió capacidad atlética. Hizo el aguaje con lanzamientos suaves para luego exclamar: ¡"Tribilin" está muy bien! Ese fue su más reciente parte médico oficial. De allí bajó al ruedo con los periodistas de la prensa internacional y medios oficialistas. Se batió con la corresponsal Andreína Flores, tras lo cual, visiblemente alterado, divagó sobre varios temas. Fue entonces cuando cometió un desliz que pasó desapercibido. El día siguiente, sábado, la prensa anunció que el general Ítalo del Valle Alliegro sería sometido a juicio por su actuación durante El Caracazo. ¿Qué tuvo que ver la "aparición" de Chávez el día anterior, con el juicio al general Alliegro? Pues…Mucho. En un instante de su cháchara el día anterior, el Presidente miró hacia atrás señalando a Miraflores y dijo: "Esto era antes una casa de festejos. Yo lo sé porque estuve infiltrado aquí en 1989. De aquí me sacaron preso a finales de ese año". Una sorprendente confesión que confirmó con más amplitud lo que ya había mencionado en en el Programa Aló Presidente No. 289 del 5 de Agosto de 2007 donde manifestó que su estadía en Miraflores fue una "buena operación de infiltración." Dado que había terminado la sesión de preguntas, el enfermo se retiró a su lecho. Como ningún periodista pudo repreguntar sobre esta revelación creo conveniente a relatar la siguiente historia porque Fidel es un experto en infiltraciones. Chávez llegó al palacio presidencial en 1988, al final del gobierno de Lusinchi, como ayudante del general Arnoldo Rodríguez Ochoa, oficial de limpia trayectoria. Como su ayudante tenía acceso a información clasificada. Fue infiltrado, junto con otros militares y políticos, por la organización que Fidel Castro montó en Venezuela para apoderarse de nuestros recursos petroleros y con ellos financiar su proyecto imperial. A pesar de que Pérez tenía profundas diferencias políticas con Fidel, sentía por el cubano una admiración que lindaba con atracción fatal. Su relación comenzó con un encuentre superficial en 1948 en Caracas y se fortaleció en La Habana entre 1949 y 1952, cuando CAP estuvo allí exiliado. Fidel cultivó la amistad con CAP y aprovecho para infiltrarle a Orlando García, un miembro de su banda de matones en la universidad de La Habana. Orlando García era agente doble de Fidel y la CIA. Desde que Fidel lo asigno a CAP no se separó de su lado jugando un rol de agente triple, al añadir a Carlos Andrés entre sus clientes. En diciembre del 88 CAP fue electo presidente por segunda vez. Una de sus primeras acciones fue enviar a Orlando García a La Habana a coordinar la venida de Fidel como gran estrella de su “coronación”. Para ese entonces Venezuela no tenía relaciones diplomáticas con Cuba. García coordinó y dirigió la entrada a Venezuela de 300 personas que venían en la comitiva del cubano. Esta partida entró por la rampa 4 de Maiquetía. Llegaron en 3 aviones Ilyushin II-76. Traían pesadas cajas de madera del tipo utilizado para transporte de armas y municiones. Por orden de Orlando García, quien hablaba a nombre del presidente Pérez, en esta operación sólo intervinieron cubanos. El personal y su material salieron hacia Caracas en un convoy de autobuses y camiones manejados por cubanos, en dirección al hotel Eurobuilding, vacío porque todavía estaba en la etapa final de su construcción. El Eurobuilding fue entregado al G2 cubano. Se habilitaron 200 habitaciones y se prohibió la entrada de personal venezolano. Pese a las medidas de seguridad, las armas fueron vistas fuera de las cajas por personal venezolano de mantenimiento llamado para corregir fallas en el edificio. Terminada la toma de posesión, parte del contingente cubano salió del país, pero otros permanecieron en Caracas con las armas. La operación era controlada por Orlando García y ni siquiera CAP se enteró. Fuentes de inteligencia me informaron que desde Maiquetía habían salido menos "cubanos" que los que habían ingresado. Nada quedó registrado. En las semanas anteriores a El Caracazo (27 de febrero de 1989), los servicios de inteligencia del Estado venezolano registraron un ambiente pre revolucionario en las calles, y que un numeroso grupo de jóvenes comunistas venezolanos se estaba entrenando en Cuba. El pueblo empobrecido por la caída del petróleo de $40 a $7 por barril, estaba “de a toque”. Las medidas neoliberales para estimular la economía prendieron la mecha lenta que el G2 cubano esperaba. Fidel había entrenado francotiradores venezolanos en Cuba. Esto era conocido por los servicios de inteligencia venezolanos antes del triunfo de CAP, pero ese conocimiento no pudo ser utilizado porque, por gestión de Orlando García, se decapitó a la DISIP y a la DIM para permitir trabajar libremente al G2 cubano y a los golpistas. Cuando el 27 de febrero estalló el descontento popular, los francotiradores estaban listos para incendiar la pradera. Ellos dispararon contra los soldados del ejército venezolano que habían salido a patrullar. Las FAN reaccionaron como soldados. En el intercambio de fuego se produjeron víctimas cuyo número oscila, según quien los cuente, entre 276 y 3000 muertos. La parte más dura de la batalla pude verla a través de un larga vista desde el Circulo Militar. Desde allí vi en acción a un disciplinado grupo de francotiradores dotados con radios portátiles. Estos paramilitares tomaron las azoteas de los edificios más altos de la Calle Real de El Valle, frente al Fuerte Tiuna, causando estragos entre nuestras tropas en la calle y disparando contra el Fuerte. Era el mismo tipo de operación que como subteniente yo había combatido en el Oeste de Caracas, en los años 60. Cuando ocurre El Caracazo, el ministro de la Defensa era Ítalo del Valle Allegro. Me consta que envió las tropas a la calle pensando que era un problema de orden público, fácil de dominar, pero Fidel le tenía una sorpresa. El plan de Fidel era muy simple. Una vez que las tropas nacionales estuviesen en las calles, los oficiales de la logia chavista con sus tropas y el apoyo de los francotiradores tomarían Miraflores. Ese día Hugo Chávez, el infiltrado en Miraflores, desapareció de palacio apenas comenzó la batalla, pretextando estar enfermo. La ferocidad del ataque organizado por el G2 cubano hizo imposible que el plan se realizase, porque obligó a las tropas a defenderse con todo. En medio de ese fuego cruzado la operación golpista sobre Miraflores no pudo ejecutarse. Pocos días después las tropas leales habían controlado el campo de batalla y los francotiradores se esfumaron. Chávez reapareció en Miraflores. El plan de Fidel había fracasado y había que proceder a un plan B: convertir la masacre provocada por los francotiradores en una operación ordenada por el Presidente Pérez y ejecutada por el ministro Alliegro. En julio de ese año, Alliegro pasó al retiro y le sucedió el general Filmo López. Yo fui nombrado Comandante General de Ejército. En ese cargo pude ponerme tras la pista de los golpistas. A fines de noviembre detectamos un golpe que se ejecutaría aprovechando la visita de CAP a Davos. El 5 de diciembre de 1989 ordené la detención de Hugo Chávez junto con 18 oficiales de su logia. Los acusé de preparar una conspiración para asesinar al presidente cuando éste regresara de viaje. Al llegar CAP a Caracas, un grupo de funcionarios ex miristas, ahora adecos, encabezado por Jesús Carmona –quien había accedido a la intimidad con el presidente-, actuando en acuerdo con Orlando García, convencieron a CAP que yo estaba equivocado. CAP ordenó liberar a los golpistas encabezados por Chávez y no revelar sus nombres a la prensa. Esto le permitió a Chávez mantener la integridad del grupo que actuó el 4F. Fue lo que Chávez reveló con orgullo en su presentación ante los periodistas el viernes pasado, demostrando que yo no estaba equivocado cuando ordené su detención en diciembre de 1989. Hay preguntas que aun giran en mi cabeza. ¿Quién manipuló los nombramientos en la carrera de Chávez desde que salió de la Academia Militar hasta infiltrarlo en Miraflores? ¿Era Jesús Carmona el principal infiltrado (era Ministro de Secretaría de la Presidencia),o había peces más gordos en ese entorno?¿Quién era el venezolano en la cúpula, el contacto directo con Fidel Castro? ¿Quién asumiría el poder si el golpe del 4F hubiese tenido éxito, cuando Chávez no estaba aún en la cúpula de la conspiración? La tragedia no ha terminado. El general Alliegro, jefe de las fuerzas leales que frustraron el golpe fidelista, ahora anciano y enfermo, será sometido a juicio, con los culpables convertidos en fiscales. Falta mucho por investigar y también por suceder.

oooOooo

DENUNCIAN FABRICA DE VOTOS CUBANOS

El gobernador de Nueva Esparta, Morel Rodríguez, denuncio públicamente que la oficina que extiende cédulas a los venezolanos, también las reparte ilegalmente entre "agentes invasores extranjeros". Y estos, una vez cedulados, son obligados a "buscar ordenes en el PSUV", con el propósito de ponerlos a votar. Y personas bien informadas y creíbles habrían dicho que "este país estaría infectado por una invasión de agentes extranjeros y en su mayor parte venidos desde la oprimida isla del "barbudo", creador de los pobres "come caca". Pero, también se cree saber que todos estos invasores despachados desde la isla del "mar de la felicidad", no se regresan al lugar de donde vienen. En efecto, duran poco por estos lados, y rápidamente hacen maletas para irse y reencontrarse con sus paisanos "balseros" o exiliados en Miami.- Miguel Conde

oooOooo

Jugando con fuego

Por: Pedro Lastra

Seamos francos: jamás estuvimos frente a un futuro más incierto y problemático que ahora. Jamás estuvimos gobernados por un presidente supuestamente condenado a muerte y con tan pocas esperanzas de vida. Jamás el país estuvo más en desacuerdo sobre el futuro que nos sobrevendría si se cumplen esas funestas predicciones. Jamás estuvimos más en limpio sobre lo que podría sobrevenirnos en seis meses, un año. No nos engañemos: estamos en el limbo. Una mitad del país parece feliz del estado en que vivimos. La otra mitad está literalmente horrorizada. A aquella mitad no le preocupan los síntomas de la grave descomposición a la que hemos llegado: aprueba la gestión del presidente Chávez y quisiera seguir sobreviviendo en esa certidumbre. La otra se encuentra al borde del colapso, considera que ese mismo presidente es el más ineficiente, corrupto y desastroso gobernante que jamás hayamos sufrido y desearía salir de él cuanto antes y por el medio que esté a su alcance. Son dos Venezuelas encontradas. Por tercera vez Venezuela está sumergida en una enmascarada guerra civil que estamos viviendo desde hace 13 años, en la que no sabemos, ni sabremos jamás, las razones profundas y verdaderas del enfrentamiento. Aparentemente, pobres contra ricos. Pero al igual que con la Guerra Federal, más bien parece una merienda de negros contra negros y blancos contra blancos que termina convertida en una guerra de pobres contra pobres y ricos contra ricos. Pues Chávez bien podría citar al padre de Guzmán Blanco y exclamar desde el balcón del pueblo: dijeron capitalismo y yo dije socialismo. Pero si hubieran dicho socialismo, yo hubiera dicho capitalismo. El problema en cuestión, es el botín en disputa, el objetivo estratégico ha sido el mismo: hacerse con el coroto, apoderarse del Estado, saquear las arcas fiscales, enriquecerse hasta jartarse, repartir a lo bestia y disfrutar sin control ni medida de lo habido y por haber. Han vuelto una vez más, la clave de la nacionalidad – el bochinche – y la suprema ambición uniformada – el caudillo – a estrecharse en fraterno abrazo para irrumpir en escena, darle sendos palos a la lámpara y dejarnos a oscuras. La irrupción de la barbarie. Esta vez uniformada de rojo y con la hoz y el martillo en versión tropical como símbolo de los nuevos tiempos. Vuelvo al comienzo: ¿harán la zarrapastra embochinchada y sus escuadrones bolivarianos ordenado retiro de la escena mediante un civilizado acatamiento del (des)orden constitucional, o la reconquista y dominio del escenario se resolverá mediante la violenta o pacífica irrupción de los bomberos de siempre – nuestras (no muy) gloriosas fuerzas armadas? ¿Llegará el (des)gobernante Hugo Chávez con vida al 7 de Octubre, así sea babeando y en silla de ruedas o estirará su suprema pata en medio de la refriega? Si llegara hasta tan lejos, ¿será el candidato a la rastra de esa carnavalesca facha de luna desaforada o manejará junto a su padre putativo los hilos de alguno de sus títeres, como Nicolás Maduro o Elías Jaua? Ese es el más sencillo listado de interrogantes. Hay otros mucho más espeluznantes: ¿Aceptará(n) la derrota? ¿Se retirarán ordenadamente a sus cuarteles de invierno? ¿O a la cárcel, al destierro o al exilio, como ha de suponerse? ¿La aceptación o rechazo de los resultados de una y otra parte se resolverá en una mesa en medio de una cordial partida de dominó o terminará a silletazos? Queda por plantearse un tercer universo de interrogantes, sin duda el más inquietante: fuera de juego por agravamiento y/o muerte del susodicho, ¿qué harán las fuerzas armadas? ¿Se harán cargo del coroto, como lo plantea así como al pasar y haciéndose el pendejo el doctor Salvador Navarrete? Si lo hicieren, ¿quiénes y con qué intención se harían cargo del Poder o, para ser más explícitos, quién daría el golpe de Estado? ¿Los cubanoides de Elías Jaua, los castro comunistas de Nicolás Maduro o los nasserianos – por darles un nombre – de Diosdado Cabello? ¿Sería seco, constitucional o sanguinario? ¿A lo Fujimori o a la Pinochet? Como puede colegirse, jugar con el futuro es jugar con fuego. Quien pretenda apagarlo con la conquista de alcaldías, gobernaciones y puestos salidores para cualquier cargo de representación democrática, que se baje de esa nube. Está jugando a un futuro de ciencia ficción. Podría salir trasquilado.

oooOooo

Las flores que he recibido van por este tono: “Cuídate que te vamos a fusilar, Perra”, “Prostituta de la comunicación”, ”mercenaria”, “tarifada”, Un rosario de etiquetas que, para ser sincera, alguna vez me preocuparon pero que hoy me han hecho la piel más curtida. Aún así, me ha ido mucho mejor que a otros colegas que han sido golpeados físicamente, que sus cuentas de redes sociales han sido usurpadas o que, en el peor de los casos, están en prisión o en el exilio. Quienes intentamos hacer periodismo serio e independiente, estamos en una lucha constante para hacer preguntas inteligentes, obtener cifras reales de inseguridad, petróleo, presupuesto, tener acceso a los funcionarios y ser testigos de los sucesos más relevantes, convenientes para el Gobierno o no. Lamentablemente, en ese intento, nos pegan en la frente la etiqueta de “desestabilizadores” y, con ella, todas sus consecuencias. Andreina Flores es corresponsal en Caracas de Radio Francia Internacional y RCN Radio de Colombia

oooOooo

Art. 328 DE LA CONSTITUCION NACIONAL: "La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y la ley. La FAN está integrada por los componentes Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional.

NOTA: EN NINGUNA PARTE DE ESTE ARTICULO SE MENCIONA A LAS “MILICIAS NACIONALES BOLIVARIANAS” COMO UN COMPONENTE INTEGRANTE DE LA FAN, POR LO TANTOS SON INCONSTITUCIONALES Y DEBE SER ACTIVADA SU DENUNCIA HASTA LOGRAR SU DESMANTELAMIENTO.

oooOooo

Nota: Si Ud. no desea recibir más nuestros Boletines de Noticias o considera que se trata de un Spam, le agradeceríamos enviarnos un correo en blanco y gustosamente lo borraremos de nuestra lista, anticipándoles nuestras excusas. Esta permitido la reproducción parcial o total de este boletin.

oooOooo

__._,_.___
Reply to sender | <a href="mailto:Disidentes_de_Altamira | Reply via web post | Start a New Topic
Messages in this topic (1)
Recent Activity:

Visit Your Group

MARKETPLACE

Stay on top of your group activity without leaving the page you’re on – Get the Yahoo! Toolbar now.

Acerca de LA PROTESTA MILITAR

Sammy Landaeta Millán es Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Administra Edita y desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog de opinión militar y politica. LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com y
Esta entrada fue publicada en blog. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR. BOLETIN DE NOTICIAS Nro. 201

FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR

frentemil2

Caracas, 12 de Noviembre de 2011

BOLETIN DE NOTICIAS Nro. 201

oooOooo

Solo un tonto sin fe, puede esperar un Milagro de Dios… por eso preferimos creer en la vigencia del pensamiento del “Libertador”: “Todo aquel que profane mi tumba tendrá años de sufrimiento y sus seguidores morirán en lotes”.Simón Bolívar

oooOooo

¿Quien ha asesinado mas personas impunemente? ¿El Chacal o Fidel Castro?

Ilich Ramírez Sánchez, alias “El Chacal”, confesó desde su prisión francesa al diario El Nacional, que asesino a más de 2.000 personas durante sus andanzas como terrorista. Afirmo que más de 300 de esos ciudadanos eran civiles. Y como cualquier asesino profesional que se enorgullece de sus crímenes, asevera que Fidel Castro ha asesinado más personas que él. “El Chacal” se encuentra cumpliendo cadena perpetua por haber asesinado a 3 policías franceses y está siendo nuevamente procesado en Paris por el asesinato de más de 13 personas en actos terroristas en la republica gala entre 1982 y 1983. Así mismo aspira a que el presidente Hugo Chávez consiga su libertad para hacer trabajos “Políticos” en Venezuela. Ilich Ramírez acusa al embajador, de Venezuela en Francia, Jesús Arnaldo Pérez, de robarse los dineros enviados por Chávez para conseguir su libertad y extradición hacia nuestro país. Con la llegada de El Chacal a Venezuela, se completaría el círculo de asesinos que, sin escrúpulo alguno, conforman la cúpula represiva del chavismo. Carlos Arosemena. carlosarosemena

oooOooo

Cualquier candidato opositor es mejor que Chávez. Antonio Ledezma

oooOooo

Sin institucionalidad militar

Por: Gral. De Div. (Ej) Fernando Ochoa Antich

Uno de los objetivos fundamentales de la Revolución Bolivariana ha sido destruir a las fuerzas armadas institucionales que existían en Venezuela en 1998. La ambición de poder de Hugo Chávez así lo ha impuesto. El régimen chavista estableció dos líneas fundamentales de acción: modificar sus valores democráticos y debilitar su prestigio social. Ninguna de estas dos líneas de acción ha logrado alcanzar el éxito totalmente. Las tradiciones militares de más de un siglo lo han impedido. De allí que hayan decidido la creación de los oficiales de milicias, para permitir que jóvenes del PSUV, sin formación militar, puedan formar parte de los cuadros militares e iniciar una fuerte campaña para desacreditar a los jefes militares que ejercieron funciones antes del chavismo. Eso es lo que busca la apertura del juicio a los generales Ítalo del Valle Alliegro, Manuel Heinz Azpúrua, Freddy Maya Cardona, José Rafael León Orsoni y Luis Guillermo Fuentes Serra, por los sucesos del 27 de febrero de 1989. A todos, excelentes oficiales, mi solidaridad de amigo y compañero de armas. Ese juicio, después de 22 años, sólo trata de justificar ante la historia las razones de los golpes de Estado del 4 de febrero y del 27 de noviembre de 1992. Hugo Chávez conoce que no es fácil olvidar su complicidad en los asesinatos de los oficiales y soldados que murieron esos días. Es la misma estrategia aplicada al sentenciar a los comisarios Simonovis, Forero y Vivas para disminuir la responsabilidad de Hugo Chávez en los sucesos del 11 de abril de 2002. Los acontecimientos del Caracazo fueron diferentes. Fue un estallido, inicialmente espontáneo, que tomó caracteres de una rebelión popular por la intervención de algunos grupos de izquierda radical. Esta grave situación obligó al gobierno nacional a suspender las garantías constitucionales, establecer el toque de queda y ordenar a las Fuerzas Armadas a aplicar el Plan Ávila a nivel nacional. Los hechos de violencia, ante la falta de control de las autoridades civiles, empezaron a tomar fuerza en toda la ciudad surgiendo el riesgo de un enfrentamiento armado entre los distintos sectores sociales. El desbordamiento social había tomado tal magnitud que era imposible restablecerlo sin aplicar medidas represivas. Los enfrentamientos se produjeron cuando algunas unidades de las Fuerzas Armadas fueron atacadas con armas de fuego durante el patrullaje y en el momento en que tomaron las zonas altas de la ciudad. Las consecuencias tenían que ser muy graves. Los efectivos del Ejército y la Armada no están entrenados ni sus armas son apropiadas para operaciones de orden público. Además, el combate en localidades es de por sí muy complejo ya que el control de las operaciones recae sobre los comandantes de compañía, pelotón y escuadra. Justamente, ese es uno de los absurdos que se observa en el razonamiento que hace el Fiscal del Ministerio Público para acusar al general Ítalo del Valle Alliegro. Las Fuerzas Armadas es una organización piramidal: el responsable de un hecho punible es el actor material y el control de su actuación recae en el comandante de su unidad. Tampoco tiene lógica alguna que el general Alliegro por haber sido ministro de la Defensa ese día y responsable del Plan Ávila sea "cómplice necesario" de los homicidios cometidos por los miembros de las Fuerzas Armadas o de las Policías, en cualquier lugar de Caracas, por tener "el deber de supervisar, dirigir y controlar las operaciones". Yo me pregunto: ¿si no se conocen los autores materiales de esos supuestos asesinatos puede existir un cómplice necesario? Sin duda, que no. Sencillamente, una gran injusticia. fochosantich.

oooOooo

Leyendo los informes tras la muerte de Moammar Gaddafi, llego a la conclusión que si a algún tirano se parece a este asesino libio es Hugo Chávez. Sólo para que nos hagamos una idea del porqué este trasgresor pudo permanecer más de cuatro décadas abusando, reprimiendo, robando, asesinando, les cuento -como ejemplo- que a uno de los nietos de Nelson Mandela le pusieron por nombre Gaddafi en honor a quien ha sido asesinado ahora por sus propios compatriotas. info".-

oooOooo

La traición de “El Caracazo”

Gral. De Div. (Ej) Carlos Peñaloza

El pasado viernes 30 de Septiembre, el presidente Chávez se presentó “de punta en rojo” ante los medios, con una pelota de beisbol en una mano y un guante Wilson de grande liga en la otra. Detrás de él, hieráticos, dos generales hacían de escuderos. Al pie de las escalinatas de Miraflores sacó el pecho ante la horda de periodistas y proclamó que su estado de salud era excelente. La noche anterior se habían corrido rumores sobre una recaída en su enfermedad. Para desmentirlos presumió capacidad atlética. Hizo el aguaje con lanzamientos suaves para luego exclamar: ¡"Tribilin" está muy bien! Ese fue su más reciente parte médico oficial. De allí bajó al ruedo con los periodistas de la prensa internacional y medios oficialistas. Se batió con la corresponsal Andreína Flores, tras lo cual, visiblemente alterado, divagó sobre varios temas. Fue entonces cuando cometió un desliz que pasó desapercibido. El día siguiente, sábado, la prensa anunció que el general Ítalo del Valle Alliegro sería sometido a juicio por su actuación durante El Caracazo. ¿Qué tuvo que ver la "aparición" de Chávez el día anterior, con el juicio al general Alliegro? Pues…Mucho. En un instante de su cháchara el día anterior, el Presidente miró hacia atrás señalando a Miraflores y dijo: "Esto era antes una casa de festejos. Yo lo sé porque estuve infiltrado aquí en 1989. De aquí me sacaron preso a finales de ese año". Una sorprendente confesión que confirmó con más amplitud lo que ya había mencionado en en el Programa Aló Presidente No. 289 del 5 de Agosto de 2007 donde manifestó que su estadía en Miraflores fue una "buena operación de infiltración." Dado que había terminado la sesión de preguntas, el enfermo se retiró a su lecho. Como ningún periodista pudo repreguntar sobre esta revelación creo conveniente a relatar la siguiente historia porque Fidel es un experto en infiltraciones. Chávez llegó al palacio presidencial en 1988, al final del gobierno de Lusinchi, como ayudante del general Arnoldo Rodríguez Ochoa, oficial de limpia trayectoria. Como su ayudante tenía acceso a información clasificada. Fue infiltrado, junto con otros militares y políticos, por la organización que Fidel Castro montó en Venezuela para apoderarse de nuestros recursos petroleros y con ellos financiar su proyecto imperial. A pesar de que Pérez tenía profundas diferencias políticas con Fidel, sentía por el cubano una admiración que lindaba con atracción fatal. Su relación comenzó con un encuentre superficial en 1948 en Caracas y se fortaleció en La Habana entre 1949 y 1952, cuando CAP estuvo allí exiliado. Fidel cultivó la amistad con CAP y aprovecho para infiltrarle a Orlando García, un miembro de su banda de matones en la universidad de La Habana. Orlando García era agente doble de Fidel y la CIA. Desde que Fidel lo asigno a CAP no se separó de su lado jugando un rol de agente triple, al añadir a Carlos Andrés entre sus clientes. En diciembre del 88 CAP fue electo presidente por segunda vez. Una de sus primeras acciones fue enviar a Orlando García a La Habana a coordinar la venida de Fidel como gran estrella de su “coronación”. Para ese entonces Venezuela no tenía relaciones diplomáticas con Cuba. García coordinó y dirigió la entrada a Venezuela de 300 personas que venían en la comitiva del cubano. Esta partida entró por la rampa 4 de Maiquetía. Llegaron en 3 aviones Ilyushin II-76. Traían pesadas cajas de madera del tipo utilizado para transporte de armas y municiones. Por orden de Orlando García, quien hablaba a nombre del presidente Pérez, en esta operación sólo intervinieron cubanos. El personal y su material salieron hacia Caracas en un convoy de autobuses y camiones manejados por cubanos, en dirección al hotel Eurobuilding, vacío porque todavía estaba en la etapa final de su construcción. El Eurobuilding fue entregado al G2 cubano. Se habilitaron 200 habitaciones y se prohibió la entrada de personal venezolano. Pese a las medidas de seguridad, las armas fueron vistas fuera de las cajas por personal venezolano de mantenimiento llamado para corregir fallas en el edificio. Terminada la toma de posesión, parte del contingente cubano salió del país, pero otros permanecieron en Caracas con las armas. La operación era controlada por Orlando García y ni siquiera CAP se enteró. Fuentes de inteligencia me informaron que desde Maiquetía habían salido menos "cubanos" que los que habían ingresado. Nada quedó registrado. En las semanas anteriores a El Caracazo (27 de febrero de 1989), los servicios de inteligencia del Estado venezolano registraron un ambiente pre revolucionario en las calles, y que un numeroso grupo de jóvenes comunistas venezolanos se estaba entrenando en Cuba. El pueblo empobrecido por la caída del petróleo de $40 a $7 por barril, estaba “de a toque”. Las medidas neoliberales para estimular la economía prendieron la mecha lenta que el G2 cubano esperaba. Fidel había entrenado francotiradores venezolanos en Cuba. Esto era conocido por los servicios de inteligencia venezolanos antes del triunfo de CAP, pero ese conocimiento no pudo ser utilizado porque, por gestión de Orlando García, se decapitó a la DISIP y a la DIM para permitir trabajar libremente al G2 cubano y a los golpistas. Cuando el 27 de febrero estalló el descontento popular, los francotiradores estaban listos para incendiar la pradera. Ellos dispararon contra los soldados del ejército venezolano que habían salido a patrullar. Las FAN reaccionaron como soldados. En el intercambio de fuego se produjeron víctimas cuyo número oscila, según quien los cuente, entre 276 y 3000 muertos. La parte más dura de la batalla pude verla a través de un larga vista desde el Circulo Militar. Desde allí vi en acción a un disciplinado grupo de francotiradores dotados con radios portátiles. Estos paramilitares tomaron las azoteas de los edificios más altos de la Calle Real de El Valle, frente al Fuerte Tiuna, causando estragos entre nuestras tropas en la calle y disparando contra el Fuerte. Era el mismo tipo de operación que como subteniente yo había combatido en el Oeste de Caracas, en los años 60. Cuando ocurre El Caracazo, el ministro de la Defensa era Ítalo del Valle Allegro. Me consta que envió las tropas a la calle pensando que era un problema de orden público, fácil de dominar, pero Fidel le tenía una sorpresa. El plan de Fidel era muy simple. Una vez que las tropas nacionales estuviesen en las calles, los oficiales de la logia chavista con sus tropas y el apoyo de los francotiradores tomarían Miraflores. Ese día Hugo Chávez, el infiltrado en Miraflores, desapareció de palacio apenas comenzó la batalla, pretextando estar enfermo. La ferocidad del ataque organizado por el G2 cubano hizo imposible que el plan se realizase, porque obligó a las tropas a defenderse con todo. En medio de ese fuego cruzado la operación golpista sobre Miraflores no pudo ejecutarse. Pocos días después las tropas leales habían controlado el campo de batalla y los francotiradores se esfumaron. Chávez reapareció en Miraflores. El plan de Fidel había fracasado y había que proceder a un plan B: convertir la masacre provocada por los francotiradores en una operación ordenada por el Presidente Pérez y ejecutada por el ministro Alliegro. En julio de ese año, Alliegro pasó al retiro y le sucedió el general Filmo López. Yo fui nombrado Comandante General de Ejército. En ese cargo pude ponerme tras la pista de los golpistas. A fines de noviembre detectamos un golpe que se ejecutaría aprovechando la visita de CAP a Davos. El 5 de diciembre de 1989 ordené la detención de Hugo Chávez junto con 18 oficiales de su logia. Los acusé de preparar una conspiración para asesinar al presidente cuando éste regresara de viaje. Al llegar CAP a Caracas, un grupo de funcionarios ex miristas, ahora adecos, encabezado por Jesús Carmona –quien había accedido a la intimidad con el presidente-, actuando en acuerdo con Orlando García, convencieron a CAP que yo estaba equivocado. CAP ordenó liberar a los golpistas encabezados por Chávez y no revelar sus nombres a la prensa. Esto le permitió a Chávez mantener la integridad del grupo que actuó el 4F. Fue lo que Chávez reveló con orgullo en su presentación ante los periodistas el viernes pasado, demostrando que yo no estaba equivocado cuando ordené su detención en diciembre de 1989. Hay preguntas que aun giran en mi cabeza. ¿Quién manipuló los nombramientos en la carrera de Chávez desde que salió de la Academia Militar hasta infiltrarlo en Miraflores? ¿Era Jesús Carmona el principal infiltrado (era Ministro de Secretaría de la Presidencia),o había peces más gordos en ese entorno?¿Quién era el venezolano en la cúpula, el contacto directo con Fidel Castro? ¿Quién asumiría el poder si el golpe del 4F hubiese tenido éxito, cuando Chávez no estaba aún en la cúpula de la conspiración? La tragedia no ha terminado. El general Alliegro, jefe de las fuerzas leales que frustraron el golpe fidelista, ahora anciano y enfermo, será sometido a juicio, con los culpables convertidos en fiscales. Falta mucho por investigar y también por suceder.

oooOooo

DENUNCIAN FABRICA DE VOTOS CUBANOS

El gobernador de Nueva Esparta, Morel Rodríguez, denuncio públicamente que la oficina que extiende cédulas a los venezolanos, también las reparte ilegalmente entre "agentes invasores extranjeros". Y estos, una vez cedulados, son obligados a "buscar ordenes en el PSUV", con el propósito de ponerlos a votar. Y personas bien informadas y creíbles habrían dicho que "este país estaría infectado por una invasión de agentes extranjeros y en su mayor parte venidos desde la oprimida isla del "barbudo", creador de los pobres "come caca". Pero, también se cree saber que todos estos invasores despachados desde la isla del "mar de la felicidad", no se regresan al lugar de donde vienen. En efecto, duran poco por estos lados, y rápidamente hacen maletas para irse y reencontrarse con sus paisanos "balseros" o exiliados en Miami.- Miguel Conde

oooOooo

Jugando con fuego

Por: Pedro Lastra

Seamos francos: jamás estuvimos frente a un futuro más incierto y problemático que ahora. Jamás estuvimos gobernados por un presidente supuestamente condenado a muerte y con tan pocas esperanzas de vida. Jamás el país estuvo más en desacuerdo sobre el futuro que nos sobrevendría si se cumplen esas funestas predicciones. Jamás estuvimos más en limpio sobre lo que podría sobrevenirnos en seis meses, un año. No nos engañemos: estamos en el limbo. Una mitad del país parece feliz del estado en que vivimos. La otra mitad está literalmente horrorizada. A aquella mitad no le preocupan los síntomas de la grave descomposición a la que hemos llegado: aprueba la gestión del presidente Chávez y quisiera seguir sobreviviendo en esa certidumbre. La otra se encuentra al borde del colapso, considera que ese mismo presidente es el más ineficiente, corrupto y desastroso gobernante que jamás hayamos sufrido y desearía salir de él cuanto antes y por el medio que esté a su alcance. Son dos Venezuelas encontradas. Por tercera vez Venezuela está sumergida en una enmascarada guerra civil que estamos viviendo desde hace 13 años, en la que no sabemos, ni sabremos jamás, las razones profundas y verdaderas del enfrentamiento. Aparentemente, pobres contra ricos. Pero al igual que con la Guerra Federal, más bien parece una merienda de negros contra negros y blancos contra blancos que termina convertida en una guerra de pobres contra pobres y ricos contra ricos. Pues Chávez bien podría citar al padre de Guzmán Blanco y exclamar desde el balcón del pueblo: dijeron capitalismo y yo dije socialismo. Pero si hubieran dicho socialismo, yo hubiera dicho capitalismo. El problema en cuestión, es el botín en disputa, el objetivo estratégico ha sido el mismo: hacerse con el coroto, apoderarse del Estado, saquear las arcas fiscales, enriquecerse hasta jartarse, repartir a lo bestia y disfrutar sin control ni medida de lo habido y por haber. Han vuelto una vez más, la clave de la nacionalidad – el bochinche – y la suprema ambición uniformada – el caudillo – a estrecharse en fraterno abrazo para irrumpir en escena, darle sendos palos a la lámpara y dejarnos a oscuras. La irrupción de la barbarie. Esta vez uniformada de rojo y con la hoz y el martillo en versión tropical como símbolo de los nuevos tiempos. Vuelvo al comienzo: ¿harán la zarrapastra embochinchada y sus escuadrones bolivarianos ordenado retiro de la escena mediante un civilizado acatamiento del (des)orden constitucional, o la reconquista y dominio del escenario se resolverá mediante la violenta o pacífica irrupción de los bomberos de siempre – nuestras (no muy) gloriosas fuerzas armadas? ¿Llegará el (des)gobernante Hugo Chávez con vida al 7 de Octubre, así sea babeando y en silla de ruedas o estirará su suprema pata en medio de la refriega? Si llegara hasta tan lejos, ¿será el candidato a la rastra de esa carnavalesca facha de luna desaforada o manejará junto a su padre putativo los hilos de alguno de sus títeres, como Nicolás Maduro o Elías Jaua? Ese es el más sencillo listado de interrogantes. Hay otros mucho más espeluznantes: ¿Aceptará(n) la derrota? ¿Se retirarán ordenadamente a sus cuarteles de invierno? ¿O a la cárcel, al destierro o al exilio, como ha de suponerse? ¿La aceptación o rechazo de los resultados de una y otra parte se resolverá en una mesa en medio de una cordial partida de dominó o terminará a silletazos? Queda por plantearse un tercer universo de interrogantes, sin duda el más inquietante: fuera de juego por agravamiento y/o muerte del susodicho, ¿qué harán las fuerzas armadas? ¿Se harán cargo del coroto, como lo plantea así como al pasar y haciéndose el pendejo el doctor Salvador Navarrete? Si lo hicieren, ¿quiénes y con qué intención se harían cargo del Poder o, para ser más explícitos, quién daría el golpe de Estado? ¿Los cubanoides de Elías Jaua, los castro comunistas de Nicolás Maduro o los nasserianos – por darles un nombre – de Diosdado Cabello? ¿Sería seco, constitucional o sanguinario? ¿A lo Fujimori o a la Pinochet? Como puede colegirse, jugar con el futuro es jugar con fuego. Quien pretenda apagarlo con la conquista de alcaldías, gobernaciones y puestos salidores para cualquier cargo de representación democrática, que se baje de esa nube. Está jugando a un futuro de ciencia ficción. Podría salir trasquilado.

oooOooo

Las flores que he recibido van por este tono: “Cuídate que te vamos a fusilar, Perra”, “Prostituta de la comunicación”, ”mercenaria”, “tarifada”, Un rosario de etiquetas que, para ser sincera, alguna vez me preocuparon pero que hoy me han hecho la piel más curtida. Aún así, me ha ido mucho mejor que a otros colegas que han sido golpeados físicamente, que sus cuentas de redes sociales han sido usurpadas o que, en el peor de los casos, están en prisión o en el exilio. Quienes intentamos hacer periodismo serio e independiente, estamos en una lucha constante para hacer preguntas inteligentes, obtener cifras reales de inseguridad, petróleo, presupuesto, tener acceso a los funcionarios y ser testigos de los sucesos más relevantes, convenientes para el Gobierno o no. Lamentablemente, en ese intento, nos pegan en la frente la etiqueta de “desestabilizadores” y, con ella, todas sus consecuencias. Andreina Flores es corresponsal en Caracas de Radio Francia Internacional y RCN Radio de Colombia

oooOooo

Art. 328 DE LA CONSTITUCION NACIONAL: "La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y la ley. La FAN está integrada por los componentes Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional.

NOTA: EN NINGUNA PARTE DE ESTE ARTICULO SE MENCIONA A LAS “MILICIAS NACIONALES BOLIVARIANAS” COMO UN COMPONENTE INTEGRANTE DE LA FAN, POR LO TANTOS SON INCONSTITUCIONALES Y DEBE SER ACTIVADA SU DENUNCIA HASTA LOGRAR SU DESMANTELAMIENTO.

oooOooo

Nota: Si Ud. no desea recibir más nuestros Boletines de Noticias o considera que se trata de un Spam, le agradeceríamos enviarnos un correo en blanco y gustosamente lo borraremos de nuestra lista, anticipándoles nuestras excusas. Esta permitido la reproducción parcial o total de este boletin.

oooOooo

__._,_.___
Reply to sender | <a href="mailto:Disidentes_de_Altamira | Reply via web post | Start a New Topic
Messages in this topic (1)
Recent Activity:

Visit Your Group

MARKETPLACE

Stay on top of your group activity without leaving the page you’re on – Get the Yahoo! Toolbar now.

Acerca de LA PROTESTA MILITAR

Sammy Landaeta Millán es Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Administra Edita y desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog de opinión militar y politica. LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com y
Esta entrada fue publicada en blog. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .