José y Jesús Por: Vinicio Guerrero Mendez.

28 de octubre de 2013. 12:13

José y Jesús

Por: Vinicio Guerrero Méndez

“Dios ciertamente os visitara” (Gen. 50:25)

Como creyente, mi pretensión es invitarlos a revisar nuestro modo de expresar la fe. La historia bíblica nos enseña tanto lo que puede ser imitado, como aquello hacia donde no queremos ir. Hoy muchos predican un evangelio extraño que se basa en las obras, y fuera de la gracia y la verdad que vino con Jesucristo.

Entre los hijos de Jacob destaca en especial José, cuya figura llena la última parte del Génesis; cuando José anuncia el mensaje bíblico con el cual abro mi artículo, se refiere a una notable profecía del Señor Jesucristo. “Dios ciertamente os visitara” (Gen. 50:25)

José fue el undécimo hijo de Jacob y primogénito de Raquel. Jesús el unigénito de Dios y primogénito de María.

El drama que se desarrolla entre ambos es muy similar. José es rechazado por sus hermanos, y Jesús por su pueblo. Al primero lo vendieron sus hermanos y a Jesús su pueblo. José tuvo doce hermanos quienes conformaron las doce tribus de Israel y Jesús doce apóstoles.

En el sueño de José a los dos presos (precisamente trata del vino y el pan). El sueño del copero y panadero de Faraón, encarcelados con él (Gen. 40). El copero es restituido en su cargo, más el panadero a la muerte. En Jesús muere su cuerpo que representa el pan pero el vino permanece que es su sangre por la cual nos ofrece la salvación y la vida eterna.

Rubén hermano de José reclama a los demás hermanos que no debieron haberlo matado: he aquí ahora se nos demanda su sangre (Gen. 42:22) y Jesús por su parte fue el pueblo el que demando su sangre por la de ellos y sus hijos. (Mateo 27:25)

José fue inmensamente rico y Jesús pobre. Una versión antónima; pero si lo entendemos como el rico que hizo grandezas sin más pretensión que con la ayuda de Dios. Jesús en su pobreza era el mismísimo Dios.

La historia de José y sus hermanos se diferencia en el hecho de que los conflictos entre hermanos no terminan, sino en la reconciliación, con el reconocimiento de culpa del perpetrador y eventual perdón del agraviado idénticamente el camino de Jesús.

De esta manera con José y Jesús se sientan las bases para dar inicio a la historia del pueblo judío, que no es otra cosa que la consolidación de una gran familia.

¡La oración! No la dejes nunca por nada. Ella da brillo a tus ojos, ardor a tu corazón, fuerza a tu voluntad. Persevera todos los días, sin desistir y Dios te escuchará.

Afectuosamente,

Imperfecto.

VINICIO GUERRERO MENDEZ

vinguerrero

REMISIÓN:

De: vinicio guerrero mendez <vinguerrero>

José y Jesús.docx

Anuncios

Acerca de Sammy Landaeta Millán

Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Edita desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en blog. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s