DEL 18 DE OCTUBRE Y LA DEMOCRACIA.

​Reseña sobre el 18 de Octubre.
1945: en Venezuela,
un grupo de militares, liderados por Marcos Pérez Jiménez,
Carlos Delgado Chalbaud y Mario Vargas ejecutan un golpe de estado
contra el presidente constitucional Isaías Medina Angarita, que será destituido.
FUENTE: Escribete.

DEL 18 DE OCTUBRE Y LA DEMOCRACIA

Hace poco leí con detenimiento el texto del Pacto de Punto Fijo gracias a la diligente reflexión que compartía ese gran venezolano que es Alfredo Coronil. Y me pareció oportuno reflexionar sobre un hecho muy lejano a mi vida como es el golpe del 18 de abril de 1945 contra el general Isaías Medina Angarita.

Atrás había quedado el satanizado Gómez. Ese andino que hizo de Venezuela su propio fundo pero que acabó con los cerriles caudillismos que despedazaron la nación durante tantos años; el que construyó las carreteras con los presos que resultaron de la pacificación definitiva del país (que hasta 1999 conservamos) y otras tantas cosas que con una visión jónica lo convirtieron en dictador o uno más del rebaño, fue a quien sucedió López Contreras sin pena ni gloria. Y más luego otro militar, Medina Angarita de quien no pondría en duda sus buenas intenciones para con el país y sobre el cual ninguna de esas vergonzosas actuaciones de la familia Felizola cambian mi concepto sobre su gobierno. Pero aunque es el golpe que depone a Medina la génesis de mi reflexión, voy más allá. Voy al tiempo, a la generación de aquella Venezuela.

Entre Gómez y Medina Angarita surgió la generación del 28, la generación que logró irrumpir por vez primera y con contundencia ese 18 de octubre perfilando al gran estadista que fue Betancourt, la que llevó a un hombre que no era de su época (Gallegos) a la Presidencia, la generación que celebró esa gran Constituyente armonizada por Andrés Eloy el de los angelitos negros. Generación que hubo de aguardar esa trasunta época que rememoraba el pasado y sembraba progreso para generar esa sombra que silenció la brutal represión de la Seguridad Nacional. Generación que hizo reverdecer a Caracas el 23 de enero y que al final echó las bases de lo que nunca antes habíamos conocido y que por una terrible fatalidad volvimos a perder ahora: la democracia.

Y no pretendo con esto hacer de aquellas cuatro décadas un período impoluto. No. El presente de Venezuela es fruto de la democracia que prostituimos sin pudor creyéndola invencible e inmortal. Democracia que fue desnudada en 1992 por la brutalidad de una rebelión que todos sabían que se estaba gestando en la Fuerza Armada; democracia a la que, una muy bien eslabonada traición, condujo a muerte prematura con el enjuiciamiento a Carlos Andrés Pérez. Entonces, en mi concepto, no se enjuiciaba a un Jefe de Estado por la malversación de una partida, se refrendaba una canallada en la que muchos participaron, por ingenuidad, por ambición o por mezquindad, sin saber (o sabiéndolo) que el resultado sería tarde o temprano el resurgimiento de un pasado al que nadie quería volver.

Aquella generación surgida en 1928 que después de tantos ensayos de libertad y de angustiosas luchas y exilios, que defendió con obstinación y valentía la libertad de Venezuela, desembocaría en ese grito definitivo del 23 de enero de 1958. Es la misma generación que esta generación de barricadas y redes sociales, la generación del mundo sin fronteras, añora con melancolía histórica. Pero no porque en nuestras calles venezolanas falten quienes están decididos a echarse la patria en los hombros y dar, una vez más, ese grito que después de tantas tinieblas resurge sin descanso para hacer libertad. Tal añoranza no es una frustración, yo la siento como la exigencia que miles de jóvenes hoy reclaman de la dirigencia política opositora que no puede ni debe seguir claudicando por esos nefastos colaboracionismos e inconfesables intereses que nos siguen empujando hacia atrás, hacia ese abismo que la ideología comunista invoca.

Como aquel joven de la Sociedad Patriótica cuando emplazó a su pueblo a detener eses trecientos años de calma, hoy miles de jóvenes que van al exilio en busca de progreso, otros miles atrapados en una Venezuela que desconozco y no sé cuántos que han pasado a engrosar la paz de los cementerios, son los que reclaman el final de este tiempo de barbarie, quince años en que se destruyó aquello que con tanto esfuerzo logramos ser y que ya ni remotamente somos. Son los jóvenes atrapados en la vorágine ideológica que sembró odio, muerte, pobreza y los que han sido despojados de su dignidad como individuos y como nación los que hoy reclaman un gran pacto vital que permita la refundación de la patria venezolana y que a estas alturas no puede seguir aplazándose.

REMISIÓN:

———- Mensaje reenviado ———-
De: Robert Gilles Redondo <robertgillesr@gmail.com>
Fecha: 24 de octubre de 2014, 10:59
Asunto: DEL 18 DE OCTUBRE Y LA DEMOCRACIA

 

Anuncios

Acerca de Sammy Landaeta Millán

Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Edita desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en blog, FAN, GOBIERNO, MILITAR y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DEL 18 DE OCTUBRE Y LA DEMOCRACIA.

  1. floratovar1 dijo:

    EXCELENTE DIOS LO BENDIGA Y PROTEJA

    Enviado desde Samsung Mobile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s