Archivos Mensuales: agosto 2015

Petróleo: A 40 años de la estatización (II) Por: Eddie A. Ramírez S.

Petróleo: A 40 años de la estatización (II)

Eddie A. Ramírez S.

En artículo anterior mencionamos que en un inicio las petroleras extranjeras cometieron abusos amparadas en la lenidad de nuestros gobiernos, pero que al balance fue positivo al desarrollar nuestra industria de los hidrocarburos y formar personal. Entre los distinguidos venezolanos que ocuparon cargos directivos antes de la estatización, además de los ya citados Alberto Quirós y Guillermo Rodríguez Eraso, cabe agregar a Siro Vásquez, quien llegó a ser vicepresidente de la Exxon a nivel mundial, Luís Alcalá Sucre y Bernardo Díaz que fueron presidentes de la Mene Grande en Venezuela. Como consecuencia de la reducción de actividades ante la prevista reversión de las concesiones, cuando se estatizó la industria petrolera en 1975 las reservas eran de solo 18.000 millones de barriles, la producción era de 2.529.000 barriles por día (b/d), la capacidad de refinación era de 1.000.000 de b/d, básicamente de crudos livianos y medianos y se elaboraban mayormente productos residuales de menor valor. Dependíamos de las empresas extranjeras en cuanto a la tecnología y comercialización y la formación de recursos humanos estaba atomizada y sin sistematización.

Ante el temor de que la nueva empresa estatizada fuese infiltrada por la política partidista, un grupo de trabajadores liderados por Gustavo Coronel creó Agropet, la cual desempeñó una labor positiva. Al presidente Carlos Andrés Pérez hay que agradecerle que designara una Directiva muy profesional encabezada por Rafael Alfonzo Ravard y Julio César Arreaza. Pdvsa se inició como holding de 14 filiales operadoras, que gradualmente se fueron fusionando. En 1986 solo existían Maraven, Lagoven y Corpoven, que exploraban, extraían el crudo, lo procesaban y comercializaban. Las tres se fusionaron en 1997 en Pdvsa Petróleo y Gas.

Entre 1976 y 2001 los principales logros de Pdvsa fueron la creación del CIED como centro de adiestramiento y de formación profesional, el Intevep como centro de investigación, las reservas aumentaron a 77.784 millones de barriles, sin incluir la Faja del Orinoco, la capacidad de refinación nacional se elevó a 1.293.400 b/d, se realizó el cambio de patrón de refinación para procesar nuestros crudos agregándoles mayor valor y se asumió la comercialización.

Ante la necesidad de garantizar la colocación de nuestros crudos pesados, Pdvsa decidió adquirir refinerías en el exterior, es decir comprar mercado. Este proceso se inició en 1983 y gradualmente se adquirieron parcial o totalmente refinerías en Alemania, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos. Además, como consecuencia de que las exigencias del fisco limitaban los recursos disponibles de Pdvsa para poder aumentar la producción, en la década de los años 90 se inició el proceso de apertura a la participación del sector privado, sin que Venezuela perdiera el control del petróleo extraído. Se iniciaron los Convenios Operativos y las Asociaciones Estratégicos que llegaron a producir 1.100.000 b/d adicionales que de otra manera se hubiesen quedado bajo tierra. Además, se realizaron convenios bajo el esquema de exploración a riesgo y de ganancias compartidas, y se inició la comercialización de la Orimulsión fuera de las cuotas OPEP.

Venezuela debe agradecer la labor de los expresidentes de Pdvsa, Alfonzo Ravard, Calderón Berti, Brígido Natera, Juan Chacín, Gustavo Roosen, Andrés Sosa, Luis Giusti , Roberto Mandini y Guaicaipuro Lameda y sus juntas directivas de la casa matriz y de las filiales. La Pdvsa meritocrática finalizó en el 2001, con una producción de 3.267.000 b/d, una nómina propia y contratada de 69.284, para una producción por trabajador por día de 47,1 b/d, con una capacitad de refinación nacional e internacional propia de 3.085.000 b/d y con acceso adicional a 1.283.000 b/d de los socios. Además se construyeron cuatro mejoradores de crudos extrapesados. Pdvsa rescató la Petroquímica. Sin duda se cometieron errores y en algunas ocasiones se violó la meritocracia, pero los excelentes resultados están a la vista.

La Pdvsa roja se inició tímidamente con la presidencia de Ciavadini. La empresa tuvo un trauma entre febrero y abril del 2002 con la designación como presidente de Gastón Parra, pero sobre todo por el nombramiento de cinco directores internos, buenos profesionales, pero sin credenciales para ocupar esos cargos, salvo la afinidad política con el régimen. A raíz del paro cívico de diciembre del 2002, Alí Rodrígez complació a Hugo Chávez y, en lugar de despedir a unos pocos aplicó un genocidio laboral despidiendo a casi 23.000 trabajadores, entre ellos a 5.659 obreros. Rafael Ramírez es el responsable de la total politización de la empresa, de su debacle operativa y financiera y de la corrupción que impera en la misma. Eulogio Del Pino se aprovechó de la escasez de profesionales sumisos de un régimen que agoniza.

En su informe de julio 2015 a la OPEP, Pdvsa reportó una producción2.659.000 b/d, aunque esa organización estima que son solo 2.370.000. El número de trabajadores en Venezuela es de 172.824 trabajadores, incluyendo 30.320 que están en actividades no petroleras. Es decir cada trabajador está produciendo solo 15,4 barriles por día y 18,6 barriles por día si excluimos los que no están en actividades petroleras. Vendió las refinerías en Alemania y algunas en Estados Unidos para comprar participación en las de Cuba, Jamaica y República Dominicana. Como resultado, en el exterior perdimos 273.000 b/d de capacidad de refinación propia y 1.240.000 b/d de posible acceso adicional que pertenecían a los socios. Eliminó la Orimulsión y no construyó nuevos mejoradores, por lo que debe mezclar el petróleo extrapesado con crudo liviano que importa por no producir suficiente. La empresa tiene una deuda financiera al 2014 de 46.153 millones de dólares y tiene otras deudas por 40.000 millones de dólares, sin contar las que tiene con sus socios. Además, importa gasolina, regala nuestro petróleo a Petrocaribe, vende petróleo a futuro, tiene dos docenas de demandas en el exterior y hay muchas denuncias de corrupción. Como logro solo exhibe unas reservas infladas que no cumplen con los requisitos formales para clasificar como probadas.

Pdvsa pasó de ser una empresa meritocrática cuyo negocio eran los hidrocarburos y tenía programas de responsabilidad social a una empresa al servicio del PSUV, con misión es realizar programas sociales y que tangencialmente está en el negocio de los hidrocarburos. Recuperar la industria petrolera ameritará un esfuerzo titánico. La misma no podrá ser la del pasado y mucho menos la del presente.

Como en botica:
Rechazamos las expresiones de Maduro sobre los colombianos y la forma como maneja las relaciones bilaterales. Inmerecidamente desterrado y con dificultades económicas falleció Erwin Arrieta, quien fue Ministro de Energía y presidente de la CVG. También lamentamos la pérdida de Julius Trinkunas, distinguido venezolano nacido en Lituania, quien fue presidente de Lagoven

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez

25/8/15 Noticiero Digital y Runrunes

Justicia por propia mano e impunidad. Por: Mercedes Montero @Mechemon GENTIUNO.

25 de agosto de 2015

GENTIUNO

Mercedes Montero: Justicia por propia mano e impunidad

La base de la democracia está en la independencia de los poderes del Estado. Es un error común ver al Poder Ejecutivo, como el más importante para la democracia, cuando el presidente solo es un mandante al que el pueblo empoderó mediante el voto dado en elecciones que deben ser absolutamente limpias para que sea legítimo. El Poder Legislativo conformado por los diputados que también deben ser elegidos en iguales condiciones y para representar circuitos electorales basándose en densidad de población y no por área física definida a conveniencia del régimen, es al cual el Presidente y su gabinete deben rendirle cuentas de gestión, este poder nombra a las autoridades de los poderes Electoral y Ciudadano; Fiscal General, Contralor General, Procurador de la Nación, Defensor del Pueblo y a las máximas autoridades del Poder Judicial que son los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Si lo antes dicho se cumple a cabalidad el país tendrá un gobierno democrático.

Recordemos que la Justicia para que sea tal, tiene que ser ciega. La llegada de Chávez al poder vino acompañada del odio, traición y con la justicia condenada a muerte por orden de los Castro para poderse apoderar de las riquezas de Venezuela. La ausencia de justicia en Venezuela se evidencia:

A) Con una impunidad que alcanza al 91% de los crímenes.

B) Con unas cárceles que son sucursales del infierno.

C) Con retardos procesales que eternizan en la cárcel a los presos

D) Con paramilitares, colectivos, GNB, PNB, PRANES, patriotas cooperantes y con OLP (Operativos para la liberación del Pueblo), que violan los DDHH de los ciudadanos. Ej: 12 detenidos dejó la OLP en Vargas,4 muertos tras operativo de OLP en Trujillo.

E) Cada día los asesinatos son más violentos. Las víctimas de los “patriotas cooperantes” los descuartizadores de mujeres después de robarlas han causado un gran espanto. En las últimas semanas han aparecido 14 cadáveres de personas descuartizadas. El abogado de Araminta González una de las jóvenes víctimas de estos delincuentes, dió a conocer que fue obligada a grabar sus declaraciones, al ver el video aparece solo la joven y solo se oye la voz de la entrevistadora a quien jamás se le la cara.

F) Los cadáveres de estudiantes que han sido víctimas de desapariciones forzosas aparecen en zonas boscosas, en quebradas muchas veces quemados posiblemente para que no sean reconocidos.

Pueden ver el video en: http://www.gentiuno.com/25/08/2015/mercedes-montero-justicia-por-propia-mano-e-impunidad/#more

G) El 13/08/15 circuló un video que muestra el asesinato de un joven señalado como delincuente. En el lugar se ven los cadáveres de sus presuntos compañeros. Ocho policías uniformados preparan la escena para la cuarta ejecución. Dos inmovilizan al muchacho. Otro dispara a quema ropa.

H) Ante tal matanza y la imposibilidad de alcanzar justicia el pueblo ha decidido recurrir a la barbarie de tomar justicia por su propia mano, ya son más que frecuentes los casos de linchamiento que dejan las manos del pueblo ensangrentadas por el escarmiento dado como venganza, al no encontrar la justicia derecho humano fundamental, para que pueda mantenerse el orden moral que hace a los pueblos verdaderamente libres.

El legado de la revolución en Venezuela es de 252.073 muertos por violencia como política de Estado ejecutada por fuerzas militares, policiales, paramilitares y delincuenciales contra el pueblo venezolano en 16 años del régimen de Chávez y Maduro. A esto hay que sumarle los muertos a los que ha dado origen la siembra del hambre, la miseria, las epidemias y la confiscación del derecho a la salud que ha transformado a un pueblo otrora pacifico y solidario en una especie de horda que actúa al igual que los hunos dejando solo tierra arrasada, camiones saqueados, golpizas, y total falta de respeto; dejando bien claro que el régimen Castro comunista venezolano aplica la misma estrategia utilizada para doblegar al trabajador y solidario pueblo cubano…

Mercedes Montero
Columnista de Opinión
mechemon99 / @Mechemon.

FUENTE:

GENTIUNO

Mercedes Montero: Justicia por propia mano e impunidad

25 de agosto de 2015

Petróleo: A 40 años de la estatización. Por: Eddie A. Ramírez S.

Petróleo: A 40 años de la estatización ( I)

Eddie A. Ramírez S.

A fines de este mes se cumplen 40 años de la estatización de la industria petrolera y de la creación de Pdvsa, ocasión para una discusión sobre el período anterior, las cuatro últimas décadas y sobre el futuro. El término estatización lo utilizaba Alberto Quirós para recalcar que no podemos ser accionistas y también que existían tres empresas venezolana, Mito Juan, Talon y Las Mecedes, que fueron absorbidas por el Estado. En este y en próximo artículo abordaremos el tema.

Es de rigor mencionar el titánico esfuerzo realizado por un grupo de tachirenses que en 1882 registraron la Petrolia del Táchira. La presencia de empresas extranjeras se inicia con la explotación de asfalto en 1901 y ya en 1914 su actuación tuvo impacto mundial con la perforación del pozo petrolero Zumaque I. Juan Vicente Gómez y Castro otorgaron concesiones a particulares, quienes al día siguiente las vendieron a las petroleras con grandes beneficios de los cuales participaban los gobernantes. Estas empresas contrataban obreros con muy bajos salarios y pésimas condiciones socio-económicas, mientras el personal extranjero disfrutaba de grandes beneficios. Además, las compañías llevaban una doble contabilidad para burlar al fisco, obtenían exoneraciones injustificables de impuestos por las importaciones que solicitaban y causaban daños al ambiente. Para reclamar sus derechos, los obreros desencadenaron una huelga en 1925 que duró nueve días y otra en 1936 por 43 días. Es de destacar la posición de Gumersindo Torres en defensa de los intereses de Venezuela.

Con la Ley-Convenio de Hidrocarburos de 1943, en el gobierno de Medina, los venezolanos empezamos a tener un poco más de conciencia sobre esta actividad y la necesidad de regular las operaciones, mejorar las condiciones de los trabajadores y exigir el pago de tributos. Esa Ley estableció como fecha tope de las concesiones 1983, en que las instalaciones debían revertir a la Nación. Medina otorgó nuevas concesiones. Las empresas mejoraron los salarios, construyeron viviendas, facilidades recreacionales y comisariatos para la venta de alimentos a menor precio para sus trabajadores. Esto ocasionó diferencias entre los pobladores de las ciudades y pueblos petroleros: los privilegiados de adentro de los campos y el resto abandonado por los gobiernos locales. El resentimiento era inevitable.

La Junta de gobierno de 1945-1947, presidida por Rómulo Betancourt, eliminó el otorgamiento de las concesiones y estableció claramente el llamado 50-50, es decir que las compañías debían pagar en impuestos un monto igual a sus ganancias. El dictador Pérez Jiménez otorgó nuevas concesiones y enfrentó una huelga petrolera en 1950 que duró diez días. Edgar Sanabria, presidente de la Junta de Gobierno en 1958, aumentó el impuesto a las compañías hasta un 65 %. No se otorgaron nuevas concesiones.

Como las mismas vencían en 1983, era inevitable que las compañías dejaran de invertir en exploración y en mantenimiento. Por ello en 1971 el gobierno de Caldera aprobó la Ley sobre Bienes Afectos de Reversión, para garantizar que las instalaciones regresaran al país en buenas condiciones. El 29 de agosto de 1975 Carlos Andrés Pérez firmó la Ley Orgánica que reserva al Estado la industria y el comercio de los hidrocarburos y al día siguiente se constituyó Pdvsa como holding. El 1 de enero de 1976 todas las operaciones pasaron a la nación. Por cierto que muchos de quienes hoy detentan el poder objetaron que esa ley contemplara la creación de empresas mixtas, así como el monto cancelado a las compañías y los contratos de tecnología y de comercialización. Paradójicamente, la Pdvsa roja ha constituido 44 empresas mixtas. La compensación pagada por la expropiación fue de mil cincuenta y cuatro millones de dólares, de los cuales solo ciento diecisiete millones se pagaron en efectivo y el resto en bonos a cinco años. Los contratos de asistencia técnica sumaron 6.000 millones de dólares, entre 1976 y 1981.

Sin duda esas empresas cometieron atropellos, pero debemos reconocer la indiferencia de los venezolanos que no exigían controles al gobierno. Por otra parte, en Venezuela no teníamos la tecnología, los recursos humanos, ni el mercado para manejar el petróleo. Si no se hubiesen dado esas concesiones las compañías lo hubiesen buscado en otros lares. Percibimos que el balance fue positivo. Venezuela llegó a ser el primer exportador de petróleo y el segundo productor mundial. Formaron recursos humanos y para 1975 sólo laboraban en las petroleras 200 extranjeros. Alberto Quirós era presidente de la Shell y Guillermo Rodríguez Eraso vicepresidente de la Creole. Hay que recordar que también esas empresas llevaron a cabo programas de responsabilidad social a través de las Fundaciones Shell y Creole. Quizá el de mayor impacto fue el Servicio Shell para el Agricultor.

En 1960 Venezuela creo la Corporación Venezolana de Petróleo para conocer mejor el negocio. Ese mismo año se creó la OPEP con una importante influencia venezolana. En ese entonces, los países fundadores: Arabia Saudita, Irán, Irak, Kuwait y Venezuela producían 7.891.000 barriles por día y nuestro país aportaba el 36 %. Hoy esos mismos cinco países producen 22.710.000 b/d y nuestro país solo aporta el 11,7%., lo cual evidencia que fuimos los perdedores. En próximo artículo resumiremos los últimos 40 años.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez Noticiero Digital y Runrunes, 18/8/15-

LA PERVERSION MORAL. Por: Robert Gilles Redondo.

LA PERVERSION MORAL

Arrostrando con su admirable insolencia e impunidad la agonía indudable que padece el régimen de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, la perversión moral en la que se ha sumido nuestro país, con el fallido Estado venezolano a la cabeza, muestra toda su ignominia: las inhabilitaciones. Atribuyo tan maligna pirueta a lo evidente, el régimen se sabe perdido electoralmente pese a los ingentes recursos propagandísticos y la exagerada censura impuesta a los medios de comunicación que tienen por objeto demostrar que todo está bien cuando en realidad ya hemos pasado de la crisis al caos, a la anarquía.

Pero debo confesar que sigo sin entender la rocosa autoprohibición de algunos dirigentes opositores de reaccionar frente al régimen como nuestra misma historia y el actual caos lo apremia. Es tan perturbadora la pasividad que se deja entrever acaso un inconfesado desespero por una cuota de poder en el Estado fallido y forajido lo cual no es sino una maligna complicidad que no se podrá justificar mañana. La respuesta, paradójica, es en cambio insistir que los inhabilitados seguirán siendo candidatos por cuanto no existen sentencias firmes que lo impidan. Pero el problema no son las inhabilitaciones, el problema es y seguirá siendo el proceso electoral y lo que debe derivar del 6-D que no es otra cosa sino un gran movimiento de resistencia que eche a estos delincuentes del poder y podamos reconstruir al país.

De ahí que no atino a adivinar cuál es o será el plan B si muchos meses antes de las tan aclamadas elecciones el régimen muestra el músculo del gangrenado Estado que está al servicio exclusivo e incondicional del Ejecutivo y la mayoría de sectores opositores se niegan a asumir posturas sin medias tintas. ¿Será esto parte del descalabro moral que padece la sociedad venezolana? Porque debemos asumir que el código moral construido por nuestra sociedad desde la primera escaramuza mantuana en el siglo XIX ha sido desplazado por un aberrante conformismo cotidiano en el que todo, absolutamente todo, pasa sin que se produzca una enjundiosa reacción lo que es algo alarmante. ¿Qué hace falta para que el país entero plante cara y caiga en cuenta de la destrucción que en todos los órdenes de nuestra vida ha provocado este régimen totalitario?

Debemos marcar desde ya y con nitidez la frontera de lo que se va a permitir y lo que no respecto al antes, durante y después del 6-D, de lo contrario seguiremos condenados a un tiempo que solo para Dios tiene carácter perfecto porque el nuestro venezolano solo se ha concretado en una vida degradante.

Visto lo visto, es fácil predecir y conservar la esperanza apocalíptica de que Venezuela al fin será libre gracias a un despertar colectivo y así será, para ello hay que trabajar con posiciones firmes para que la consecuencia del 6-D sea una desinhibida respuesta que ponga fin a este caos.

No faltará quien relativice mi perplejidad respecto a la MUD y a algunos sectores opositores, reconociéndole un alcance meramente radical, alarmista y acaso divisionista. Yo no creo que sea así. Hay que desterrar de la oposición la infalibilidad política de algunos. Venezuela necesita ser motivada por ideales superiores al logro de una Asamblea Nacional opositora. Necesitamos un movimiento de calle y de conciencia que reactive los valores nacionales que hemos perdido por culpa de la perversión moral que ha sembrado el régimen, esto nos conducirá a una regeneración democrática. Hay que fortalecer sin duda a la Unidad Opositora a través de una auténtica alianza nacional que nos conduzca a una verdadera salida, tengamos por principios los viejos aforismos del arte de la guerra: La “Acción de Conjunto” (concurrencia de esfuerzos), y la “Voluntad de vencer”, unida a la “Fe en la Victoria”.

Recuérdese la máxima del Contrato Social: «no se está obligado a obedecer sino a los poderes legítimos». En Venezuela ningún poder es legítimo

Robert Gilles Redondo.

robertgillesr

La MUD: entre lo excelente y lo bueno. Por: Eddie A. Ramírez S.

La MUD: entre lo excelente y lo bueno
Eddie A. Ramírez S.

Por principio hay que buscar lo excelente, pero a veces hay que conformarse con lo bueno y, como último recurso, con lo menos malo. Esto es particularmente cierto en política, aunque no sea lo deseable. En los últimos tiempos han surgido algunos buenos líderes políticos, pero no abundan. Por ello es importante que ciudadanos capaces se inscriban en los partidos y así evitar que, como decía Platón, los menos indicados terminen gobernando. Es falso que exista la antipolítica. Lo que muchos dirigentes no entienden es que en el siglo XXI los ciudadanos no siguen ciegamente a un hombre a caballo. Es el líder quien tiene que estar en sintonía con la gente y no al revés. Quienes no se percaten del cambio están llamados a desaparecer políticamente.

Con motivo de una nueva elección la Mesa de Unidad Democrática perdió una oportunidad y sacrificó lo excelente. ¿Fue obligada por las circunstancias o privó el interés de los partidos sobre el país? Hubiese sido excelente que promoviera los liderazgos regionales y no impusiera candidatos alejados de los electores y en abierta violación al artículo 188 de la Constitución. Esta decisión tiene dos riesgos. Uno que el TSJ anule esas designaciones después de las elecciones, con lo cual podría disminuir la posibilidad de que alcancemos la mayoría en la Asamblea. Aunque esa medida también aplicaría para muchos candidatos oficiales, para el régimen ese no es un asunto vital. El otro riesgo es que los electores rechacen a candidatos que consideran ajenos, lo cual no es descartable, aunque la polarización puede disminuir esta posibilidad. Para citar un caso, el larense Eduardo Gómez Sigala hubiese sido un candidato excelente, pero se optó por el foráneo Marquina, quien también ha demostrado ser un buen parlamentario. Aunque Eduardo tiene razón en su planteamiento, ojalá se percate que retirando su candidatura aumenta su prestigio.

En el circuito bandera de la oposición, Isabel Pereira era una excelente candidata, pero se optó por Freddy Guevara. Hubiese preferido que el joven Guevara pensara a largo plazo y declinara ante el mayor peso específico de la doctora Pereira. Prefirió apostar al corto plazo, pero seguro Freddy será un buen diputado. Tanto María Corina como Isabel quedaron muy bien ante la opinión pública. La MUD no tanto, por decir lo menos. En otros casos de sustitución de candidaturas el error de la MUD fue permitir que el inhabilitado designara a su sustituto. Lo excelente hubiese sido que se seleccionara de acuerdo a credenciales. Con este criterio seguro el profesor Pablo Aure hubiese sido seleccionado en Carabobo. Claudio Fermín resucitó autodenominándose ¨promotor de un número importante de venezolanos¨, agregando ¨no caer en mensajes polarizadores de buenos y malos¨. Su crítica a la MUD es válida, pero este no es el momento de dividir a la oposición y debe entender que el 6D sí habrá una confrontación cívica entre los rojos, que son malos demócratas, y los candidatos de la Alternativa Democrática.

En relación a Copei, el ciudadano común no está al tanto de cuál grupo tiene la razón, pero lo que sí estamos todos conscientes es que la decisión de Pedro Urrieta y otros de acudir al TSJ a sabiendas de que es un organismo que solo defiende los intereses gubernamentales fue no solo un error, sino una traición a la democracia. Lo excelente hubiese sido que ese partido participara, pero la MUD optó por una buena y correcta decisión ante la insensatez de un grupito de copeyanos.

El 6D es imprescindible acudir a votar. No importa que hubiésemos preferido algún que otro candidato. Tomemos en cuenta que cualquiera de los nuestros es mejor que las focas que presentó el PSUV. Votemos, aunque existen algunas razones para estar molestos y no votar. No caigamos en la ¨falacia del Nirvana¨ de equiparar algo real, como las elecciones, con una alternativa legítima pero idealizada. En las circunstancias actuales el voto es la única acción tangible que nos permitiría dar un paso importante, aunque no necesariamente definitivo, para salir del totalitarismo siglo XXI, lo demás son solo legítimos deseos. No permitamos que en búsqueda de lo excelente sacrifiquemos lo bueno. Recordemos, como dijo Voltaire, que lo mejor es enemigo de lo bueno.

Como en botica: La MUD debe tener claro que para ganar elecciones y defender los votos se requiere algo más que activistas. En pasados comicios muchas mesas quedaron sin testigos porque los partidos no tomaron en cuenta ofrecimientos de apoyo de ciudadanos no militantes. Lamentamos el fallecimiento del distinguido venezolano Heinz Sonntag, directivo de Transparencia Venezuela y fundador del Observatorio Hannah Arendt. El pendenciero y vulgar Donald Trump pone en evidencia que también en países desarrollados hay candidatos inmaduros. Personalmente apuesto a Hillary. Nuestra solidaridad con Gustavo Tovar a quien el régimen tomó por asalto su vivienda.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 11/8/15 Noticiero Digital y Runrunes

Venezuela, una nación condenada al exterminio. Por: Mercedes Montero @Mechemon GENTIUNO.

10 de agosto de 2015

GENTIUNO Mercedes Montero: Venezuela, una nación condenada al exterminio

Es necesario recordar una vez más los siguientes puntos:

A) Fidel Castro siempre vio a Venezuela como la fuente de financiamiento para su proyecto hegemónico de toma mundial de poder.

B) En su primer intento se encontró con la democracia de Rómulo Betancourt, Rafael Caldera, Jóvito Villalba y Raúl Leoni, que se encargaron de ponerle freno a la codicia que lo impulsaba. Venezuela durante los años 60 enfrentó guerrillas en las montañas en las cuales participaron muchos jóvenes universitarios de izquierda. Esas guerrillas fueron enfrentadas por unas Fuerzas Armadas que en cumplimiento de su deber las combatieron, vencieron y llegaron a ser reconocidas por su profesionalismo.

C) La democracia venezolana durante las siguientes décadas comenzó a presentar fallas, claro indicativo que necesitaba revisarse y remozarse. Venezuela no llegó a Chávez gratuitamente.

D) En la década de los 90 ya el Foro de Sao Paulo convocado por Inacio lula da Silva y Fidel Castro había desarrollado la famosa “receta” para apoderarse del poder a nivel mundial. Castro había visto en Chávez al hombre que le abriría la puerta a la traición y le permitiría robar a Venezuela como le viniera en gana; pero para lograr su objetivo este siniestro personaje necesitaba condenar al exterminio físico y moral a la nación venezolana incluyendo como elementos fundamentales a las fuerzas armadas y, a las policías, basándolo en una legalidad ilegítima que pasa por una profunda e incremental corrupción de los poderes del estado hasta llegar al 2019, la cual pareciera ser la fecha en la que Venezuela será sepultada por los Castro, con la anuencia de todos “los amigos” que se han lucrado con el tesoro venezolano.

En Venezuela el despliegue de violencia es una política de estado. La sentencia de aniquilación de la nación venezolana es ejecutada con diferentes tácticas.

Politización de la Fuerza Armada, en clara violación del principio democrático que establece que quienes tienen el poder de las armas no pueden tener el poder civil. Sin embargo hoy en día militares de altos rangos ocupan cargos de gobernadores de estado, de presidentes de institutos autónomos y otros cargos públicos, se declaran leales al “proceso” y no como servidores a la nación y al país. Otros están en las listas de acusados por narcotráfico y a los que se les ha prohibido la entrada a USA, otros como corruptos al haberse apoderado de grandes fortunas. Los desfiles militares en los que participan efectivos militares cubanos y su presencia en cuarteles y demás instalaciones militares, en instalaciones de PDVSA, en el manejo de áreas sensibles de información que podrían calificarse como actos de invasión o intromisión en los asuntos internos de Venezuela.

Los militares están siendo usados para reprimir las manifestaciones y protestas de la población civil, a pesar del bloqueo a la libertad de prensa, de expresión, de los filtros y censuras habidas en el país los actos de abuso de fuerza cometidos por los efectivos de la GNB contra la población civil han recorrido el mundo gracias al Internet. Las fotografías de las heridas causadas, de los muertos, de los atropellos, del abuso hablan por sí solas. Hay fotos de militares que abusando de su condición entran en los mercados para aprovisionarse mientras el pueblo lleva horas parado haciendo cola.

Laided Salazar

Por otra parte hay militares de las diferentes ramas de la FA que están sometidos a juicios injustos y están presos e incomunicados, este es el caso de la Capitana de Aviación Laided Salazar.

El debilitamiento de la policía profesional, que es víctima de asesinato para robarle el arma de reglamento, todas las semanas las alcaldías reportan la muerte por asesinato de uno de sus efectivos policiales, aunque estos hayan optado por quitarse el uniforme cuando terminan su jornada. El ser policía es ganarse la vida con un trabajo de altísimo riesgo. Pero en algunos casos el policía también se ha vuelto ladrón y tracalero.

Los llamados colectivos que imponen su propia ley en una determinada zona, en la que todos los habitantes tienen que regirse por lo que diga el jefe de la misma, de no hacerlo su vida terminará violentamente.

En Venezuela hay un promedio de 2000 muertos semanales por violencia llevada a cabo por la delincuencia, la represión, el sicariato, la pelea callejera en un país en el que la desesperación debida a un deterioro causado adrede, conduce al extremo del salvajismo; hasta llegar a la justicia tomada por propia mano ya que la impunidad ha cansado a la gente. Ni hablar de las muertes violentas en unas cárceles que son el exponente del terror, en el cual el PRAN tiene más autoridad que el director de la misma, el hacinamiento es la norma, el tráfico de droga es el quehacer diario y un muerto a cuchilladas es un asunto común.

Cierro este artículo al hacer referencia a una violencia intrafamiliar causada por el estrés producido por el hambre, la miseria, el desempleo, el desasosiego de no saber si se podrá llegar vivo a casa o, si algún miembro del grupo familiar quedará tendido muerto en el camino. Estas acciones forman parte primordial del cumplimiento de la condena de exterminio dictada por los Castro a la nación venezolana.

Mercedes Montero
Columnista de Opinión
mechemon99 / @Mechemon

Compartir el post “Mercedes Montero: Venezuela, una nación condenada al exterminio”

FUENTE: GENTIUNO /GENTIUNO Mercedes Montero: Venezuela, una nación condenada al exterminio

La viudez en los militares. Por: G/B (Ej-Ven) Gonzalo Enrique Vargas Ortiz.

La viudez en los militares.

Por: G/B (Ej-Ven) Gonzalo Enrique Vargas Ortiz.

Punto Fijo, 9 de Agosto de 2015

Mis saludos y respetos.

Al ser hijo, hermano y compañero de militares, asumí como propia la injusticia de las pensiones que reciben las viudas de nuestros militares y estando en actividad me sumé a quienes ya estaban en esa labor.

No tengo estadísticas que soporten científicamente mi teoría, pero es fácil ver en los mensajes luctuosos que aparecen en las redes sociales, que semanalmente fallecen uno o más oficiales y soldados profesionales retirados y que en su casi totalidad dejan viudas desprotegidas por una mísera pensión que solo corresponde al 60% de los beneficios causados por el occiso.

En mi experiencia entiendo, pero no acepto, que algunos de los administradores de nuestra seguridad social en el Instituto de Previsión Social de la (hoy) Fuerza Armada Nacional Bolivariana vean con morboso beneplácito estos decesos ya que reducen constantemente las erogaciones por concepto de pensionados, servicios de salud, gastos por medicinas y otros. (No se puede obviar que los administradores “administran” los dineros de las instituciones públicas como si ellos fueran sus dueños.

Al lado de esto, las variadas y discriminatorias organizaciones que “agrupan” a los militares profesionales retirados no tienen activa participación en la obtención de esta importante reivindicación que permite que los deudos del fallecido mantengan un nivel de vida similar al que tenían.

Hoy vemos, para completar esta injusticia, como militares profesionales retirados gozan del 100% de la pensión sin llenar los requisitos de ley, por lo que cabe esperar con certeza, que en caso de su fallecimiento (cosa que no deseo) las viudas o viudos recibirán por vía de gracia, el 100% de ese beneficio.

Espero que estas cortas líneas sirvan para concientizar al conglomerado militar profesional venezolano y se inicie una campaña incansable dirigida a los mandos militares y a la Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional para RECORDARLES una materia que estoy seguro conocen hace tiempo.

Atentamente

General de Brigada (Ej-Ven) Gonzalo Enrique Vargas Ortiz

REMISIÓN: Jose Bruzco josebruzco

LA UTILIDAD DEL FASCISMO. Por: Luis Marín

LA UTILIDAD DEL FASCISMO

El régimen y su oposición oficial se acusan recíprocamente de ser “fascistas”; pero ambas acusaciones son falsas. Uno es comunista, una suerte de filial del régimen castrista de La Habana; los otros son en su mayoría socialdemócratas, con la excepción del partido COPEI que es de la internacional demócrata cristiana y Primero Justicia, cuyo referente internacional es el PP de España y quizás el PAN de México, ambos de corte humanista cristiano.La pregunta es: ¿Por qué esta doble falsedad se ha impuesto tan sólidamente en el discurso político venezolano? Tanto, que la posición de la Iglesia Católica o de la Compañía de Jesús, se resume diciendo: “El peligro actual de América Latina no es el comunismo sino el manejo inhumano del poder y del capitalismo con lo que se empuja a grandes sectores de la población desesperada a dar apoyo a dictaduras populistas y fascistas.”

Por las calles de Caracas se pasean numerosos autobuses con grandes inscripciones que rezan: “Unidad dañada por el fascismo y recuperada por la revolución”; con lo que ya es imposible saber qué será lo que el régimen y su alternativa democrática entienden por “fascismo”, pero seguro que no es algo descrito racionalmente en la historia de las ideas políticas sino una suerte de enemigo imaginario, tan maligno como omnipotente.

¿Cómo es posible explicar que en Venezuela haya tantos antifascistas y en cambio no haya ni un solo fascista reconocido o reconocible? Jamás hubo en este país un partido o movimiento fascista, ni siquiera cuando era la ideología de moda en Europa.

En sentido estricto, el fascismo sólo existió en Italia entre 1919 y 1945, con algunas variantes de partidos y movimientos centro-europeos con esa inspiración, que indujeron a Mussolini a declarar solemnemente que “el fascismo no se exporta”. La verdad es que no sólo en Venezuela, en ninguna parte del mundo han existido experimentos fascistas después de la II Guerra Mundial.

El fascismo sólo existe en la propaganda comunista, bajo la forma negativa del mito antifascista, esa especie de compendio de todo lo malo que lo asemeja tanto al mito del diablo, Satanás o el mal absoluto, que es tan propio de las mentalidades supersticiosas.

Y no habría que perder ni un minuto con él sino fuera porque ilustres miembros de las Academias acusan a presos políticos de ser “fascistas”, sin sufrir la menor sanción moral o censura intelectual de sus colegas igualmente respetables académicos. Por su parte, los más acreditados comentaristas de la alternativa democrática, sus creadores de opinión acusan a Maduro de “fascista” con idéntica circunspección.

En una reciente Asamblea del Colegio de Periodistas vimos con perplejidad como los más encendidos oradores denunciaban las conductas fascistas del gobernador Ameliach en Carabobo. Vale preguntar: ¿Qué pasaría si en esa asamblea de periodistas se hubiera denunciado más bien la conducta comunista del régimen? Si no la mitad, al menos alguna fracción de esa asamblea se habría levantado en señal de protesta.

Y aquí está el principio de la respuesta: la utilidad del fascismo es producir consenso, unanimidad. No es el que no haya fascistas lo que hace inexplicable el antifascismo universal, sino lo contrario: es precisamente porque no hay fascistas que el antifascismo resulta tan exitoso, porque nadie se le opone.

Paradójicamente, “dialécticamente” dirían los marxistas, el antifascismo ha logrado lo que en el fondo se proponía su contrario: una mentalidad homogénea, sin fisuras, donde toda disidencia no sólo resulta imposible sino incluso delictiva.

La unanimidad es la base socio-psicológica de la unidad perfecta, del sueño totalitario.

LA UTILIDAD DE LA MENTIRA

Un conocido catedrático de Derecho comienza sus clases diciendo a sus alumnos que lo que se hace en los tribunales es mentir, mentir y mentir; no se sabe si en esto entraña una denuncia o una recomendación, pero parece más bien lo último que lo primero.

Lo extraño es que hasta ahora ningún alumno lo haya parado advirtiendo que o bien miente, en cuyo caso no deben creer lo que dice; o bien dice la verdad, en cuyo caso se está contradiciendo (él no miente). Con lo cual se concluye que la mentira puede practicarse, pero no predicarse, porque el predicador se contradice así mismo.

Cada día aumenta la legión de quienes se dan cuenta de que la esencia del discurso del régimen comunista cubano implantado en Venezuela es la mendacidad, no porque diga ésta o aquélla mentira aislada, sino porque es constitutivamente falaz, un gran andamiaje de mentiras.

El problema que plantea es doble: por un lado, da la certeza de que no puede llegar a ninguna parte por ese camino; pero por el otro, hace imposible toda refutación racional de su discurso, puesto que para eso sería indispensable aceptar algunos parámetros de verosimilitud, esto es, de verdadero y falso, que es lo que ha trastocado por completo.

Uno de los problemas que plantea la mentalidad criminal es la desvinculación del criminal con sus propios actos, de manera que pueden negar un hecho en el mismo momento en que lo están perpetrando. Esto siempre ha producido la mayor perplejidad en los criminólogos que, no en balde, llaman a los delincuentes “enfermos morales”.

Estos problemas pueden llevarse a niveles inauditos cuando organizaciones criminales toman el control del Estado instrumentalizando sus instituciones para ponerlas al servicio de sus propios fines delictivos, como ha ocurrido en Venezuela. Con todas las instituciones al servicio del delito son las personas honradas las que están en problemas.

Es desalentador ver como los delincuentes se salen con la suya con garantías absolutas de impunidad, porque son ellos quienes encabezan las instituciones que estarían encargadas de perseguirlos.

El Estado en general pero especialmente el Estado de Partidos, se aprovecha de una presunción de moralidad, de veracidad en sus actuaciones, de eso que se llama fe pública, que hace engorroso llevar a la conciencia común el carácter inmoral, falso y de mala fe de sus actuaciones, aunque éstas sean flagrantes, públicas y notorias.

Más desalentador todavía es ver como la oposición oficial que debería denunciarlos asume conscientemente el discurso de la mentira y le da un giro más, llevando esta dinámica a niveles inverosímiles, como con todas esas promesas delirantes que hacen en el supuesto de “ganar” unas supuestas elecciones que no son tales y que saben completamente imposibles de ganar.

Por ejemplo, dicen que una mayoría parlamentaria es más poderosa que cualquier presidente; pero aunque se cumpliera la Constitución, cosa que en Venezuela no existe, resulta que el régimen siempre ha sido y sigue siendo presidencialista, no parlamentario, por lo que la última palabra la tiene siempre el presidente, incluso para promulgar las leyes de la asamblea, entonces ¿no es esto mentir conscientemente?

Sin detenernos en las llamadas leyes habilitantes, por las que la asamblea claudica de su función legislativa en el ejecutivo, lo mismo puede decirse de las leyes que ofrecen para la repatriación de capitales que no pueden ser extraterritoriales, para la liberación de presos políticos que no son pasibles de amnistía, para la producción nacional y pare de contar, porque ninguna resiste el menor análisis lógico, por no decir jurídico ni político.

Cierto que, parafraseando a Teodoro Petkoff, nadie se va a presentar a una elección parlamentaria diciendo: “Voten por mí para que yo gane una canonjía, tenga inmunidad, prima por reunión, viáticos, carro con chofer y un trampolín hacia cargos más altos”; o bien: “Voten por mí para seguir los pasos de mi padre, que tras numerosos períodos terminó jubilándose del congreso, rompiendo records de inasistencia a las sesiones”; pero, esta es la realidad que exhiben y el otro discurso, ¿no es la consagración de la mentira como política de Estado?

Todos los mentirosos del mundo se benefician de la presunción de verdad; pero los políticos venezolanos deberían superar la presunción de mentira.

APOCALIPSIS NOW

Las ideas de un tiempo final y de un mundo venidero están firmemente arraigadas en el fondo de la mentalidad popular, como producto de la escatología primero mesiánica judía y más tarde cristiana. Siempre se asocia el uno, a la oscuridad y corrupción sin límites, a la opresión del pueblo y maldad de los tiranos; el otro, a la resplandeciente liberación, a la justicia y magnanimidad de un salvador beatífico.

Estas atávicas visiones apocalípticas han adquirido una extraña actualidad en Venezuela donde no puede evitarse la sensación de estar en el país más corrupto del planeta, en que el lavado de dinero ha alcanzado una magnitud que amenaza la estabilidad del sistema financiero mundial, en que la vesania y perversidad de los funcionarios no tiene paralelo en toda la historia de la humanidad.

De manera que sin duda algo se corroe, se pudre y cae en pedazos, pero ¿existe alguna garantía de que este derrumbe abrirá paso al mundo por venir, aquel reino luminoso de justicia y bondad, donde reinarán la paz y la abundancia?

La experiencia reciente de Venezuela no puede ser más decepcionante en este respecto. Hugo Chávez pasó rápidamente de líder mesiánico a falso profeta, no porque lo diga ningún detractor, sino él mismo: relatando como le mentía a sus superiores exaltando la mentira como virtud, atizando el odio, poniendo la muerte como consigna (al contrario, el Mesías se identifica a sí mismo como la verdad, el amor y la vida).

Lo cierto es que Chávez no suprimió nada de lo malo que encontró, sino que sumó sus propias huestes a la devastación, incluso, los mismos adecos, copeyanos y masistas entraron a saco sobre la administración pública como invasores extranjeros, liberados de las restricciones que les imponían las élites de sus partidos, que antes tomaban lo mejor para ellas dejando los desechos para el populacho.

La actual polarización pretende ser un remedo de la anterior, un sistema que se niega a aceptar el carácter revolucionario de las nuevas elites comunistas, que repudian el sistema alternativo y pretenden quedarse para siempre en el poder, según el modelo castrista que se internacionaliza a través del Foro de Sao Paulo.

No hace falta revisar el currículo de la alternativa democrática para advertir que estos fueron diputados, miembros del parlatino, cancilleres, embajadores, unos ministros, otros directivos de empresas del Estado, todos usufructuarios del sistema de partidos.

El problema es que si ellos fueron los que trajeron a Chávez, los causantes de tanto odio y resentimiento, en su mayor parte completamente justificados, entonces: ¿Qué pueden traer ahora? ¿Cuáles serán las tormentas que podrían generar estos vientos?

Con solo ver lo que significaron Tito para Yugoslavia, Saddam Hussein para Irak, Gadafi para Libia y Bashar Al Asad para Siria, el legado de Chávez prefigura como primer peligro la disolución, con su bagaje de anarquía y violencia, de donde no puede sorprender que nuestros buenos vecinos quieran arrancar retazos.

Con el modelo de Castro en Cuba, el segundo peligro es el férreo sometimiento al comunismo, mediante un matrimonio morganático del régimen títere con los partidos tradicionales, apadrinado por Estados Unidos y bendecido por la Santa Madre Iglesia, poderes todos que veneran la estabilidad por encima de la salvación del Alma.

No hay que ser semiólogo para darse cuenta de que ese discurso de la unidad perfecta, la igualdad absoluta, uniformidad general, repudia profundamente al pluralismo, la diversidad, espontaneidad individual y a la postre la iniciativa y propiedad privadas.

Entre los extremos de “comunismo o caos” debe abrirse paso la esperanza de la libertad.

Luis Marín

02-08-15

lumarinre

General Padrino ¿Y usted? Por: G/D (GN) Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

​General Padrino ¿y usted?

Enrique Prieto Silva

Jueves, 30 de julio de 2015

General Padrino, hay incertidumbre en el país democrático, sobre lo que quedará como enseñanza de este mal gobierno, que bien sabe usted, es el legado del comandante Chávez. Olvidemos la fanfarria de que ¡Chávez vive!, porque usted no es zonzo ni extraído extrapolar. Usted se formó en democracia con la herencia que nosotros le dejamos, y lo alertamos del error cometido por el difunto, al creer que cambiar la patria y hacer un hombre nuevo, es simplemente como “soplar y hacer botellas”. No general Padrino, el hombre nuevo estaba en gestación y usted es su prototipo. Si, así como lo oye, solo falta que usted lo entienda y salga de ese cartucho en que lo metieron los sátrapas de este gobierno, que han logrado engolosinarlo con grados innominados, baratijas y oropeles, que lamentablemente usted ha asumido sin pena ni gloria, creyendo en verdad que tenemos nueva patria, con lo que adorna sus discursos, que ya saturados de sandeces se están transformando en vomitivos. Es triste decirlo, pero su léxico, que ya raya en lo trivial, está haciendo creer al venezolano de a pie y hasta a los intelectuales, que usted es el prototipo del militar moderno, con lo que pone en tela de juicio al militar que nosotros comenzamos a labrar para desprendernos del militar chopo e’ piedra que atosigó al ejército gomecista, heredero de las turbas post independencia, que enquistadas en los gobiernos pasados, antes de la democracia, se valieron del erario público para enriquecerse y formar esas castas de burgueses ignaros, que nosotros despreciamos.

Justamente, general Padrino, ese es el legado del “comandante eterno”, que en mala hora vivió para destruir en tan poco tiempo, lo que habíamos progresado después de la temperancia de comienzos del siglo 20. General Padrino, todos sabemos que en este momento hay un ¡Sálvense quien pueda! al fracasar la “revolución”. Y para que se entere, siempre habrá un chivo expiatorio que deba responder por los desafueros ajenos. Y si no se ha dado cuenta, general Padrino, sin mucho vuelo usted está en la mirilla, a quien utilizan para soliviantar y alivianar los ánimos, pero a su vez, le meten zancadillas de las que solo usted responderá cuando corresponda. Recuerde que firmó o hizo una resolución reglamentando el uso de armas letales en manifestaciones ¡Tremendo absurdo! Contra los derechos humanos y directamente violatorio de la Constitución. Nadie se atreve a pensar que fue idea suya, pero lo hicieron y usted se hizo responsable. En este momento, han derogado una sentencia que data de 40 años cuando las guerrillas, y como si fuera bagatela, abren nuevo juicio cambiando de la jurisdicción militar a la penal ordinaria, como quien se cambia un par de zapatos, solo para “joder” a gente de la Oposición, que para mal suyo, es militar retirado que usted está obligado a defender. Está en la Constitución que solo se puede anular o revisar un juicio, cuando este perjudica al reo, aquí es lo contrario. ¡Absurdo! Solo falta general Padrino, que anulen la sentencia del fusilamiento de Piar y usted se encargue de revivirlo. No general Padrino, sacúdase el saco, como lo hizo José Vicente, que fue ministro de la Defensa en horas de aprieto, pero tiene su rollo guardado. General Padrino, en la época de Rómulo Betancourt, esos guerrilleros que hoy gobiernan con usted, atacaron a las Fuerzas Armadas, lo que obligó a imponer la justicia militar, admitida y válida entonces por la Constitución. Hoy, por doctrina jurídica, ese cambio es imposible, ya que no puede reiniciarse un juicio, ni anularse sentencias por caprichos, y usted general Padrino, será el responsable de esta injuria y desates. General Padrino, como abogado y profesor universitario con 30 años de docencia y 44 de jurista, le invito a salvarse de lo que le vendrá cuando el derecho de enderece. ¿Quién se está enriqueciendo con la fábula de ¡Chávez vive!, haciendo fantoches, afiches y hasta estatuas de su prócer? ¡La justicia no es un juego para beneficio político! Recuerde que las revoluciones se comen a sus gestores. ¡Sálvese, salvando a Venezuela y su democracia!

G/D (GN) Enrique Prieto Silva

@Enriqueprietos

IMAGEN SUPERIOR: Cortesìa de TururuTururu / Carta al general “venezolano” Vladimir Padrino López.