Archivos diarios: 5 abril, 2016

GUYANA: UN ZORRO CON PIEL DE CORDERO. Por: G/D (Ej). Oswaldo Sujú Raffo. IDEFV.

Gral-Oswaldo-Suj%25C3%25BA-Rafo.jpg
NOTA DE REMISIÓN: Apreciados amigos, les envío este artículo del IDEFV que señala las progresiones y éxitos de Guyana, aprovechando nuestra lasitud…No tiene culpa el que hace, sino el que se deja hacer. Saludos. GD. O. Sujú Raffo.

GUYANA: UN ZORRO CON PIEL DE CORDERO.
G/D (Ej). Oswaldo Sujú Raffo – IDEFV-

(31-03-2016).

La llamada “Política Diplomática de Paz” que hace meses inició el gobierno de Guyana, ante la poca y flatulenta respuesta de nuestra Cancillería, ha provocado un ambiente internacional favorable a ese país, usurpador de nuestra Guayana Esequiba, en su afán de eternizarse en un territorio que nunca les perteneció, ni a ellos ni a su pérfida progenitora: Inglaterra.

Esa diplomacia agresiva y continua de Guyana, por todos los escenarios internacionales con prisa y sin pausa, ha logrado sus frutos y ventajas políticas-estratégicas. La astucia de un zorro arropado con piel de cordero, es la manera como el presidente guyanés Granger pudo mover con ventajas, el ajedrez diplomático en este litigio fronterizo de 117 años y más…La repetida y lagrimosa frase: “Somos un país pequeño y pobre, amenazado por un país grande y rico, que se opone a nuestro desarrollo.” ha calado en la opinión internacional. Sin dudas.

Se ufana el gobierno de Guyana de los apoyos y éxitos alcanzados en ese periplo diplomático “pacifista”. Esa iniciativa logró el respaldo irrestricto del Commonwealh ó comunidad de 48 países, unidos por un lazo común con la Corona Inglesa, en los cinco continentes. Países de América y de otras regiones, con intereses económicos en Guyana, también la respaldan e incluso los “países hermanos” y los deudores de favores recibidos de Venezuela, permanecen mudos y sordos.

La diplomacia de paz guyanesa, es lógico entenderlo, aprovecha nuestra situación interna de confrontación política, económica, social y militar, como nunca se vivió en nuestro país en el último siglo y por eso su astuto cabildeo y plañidero lobby con la O.N.U, O.E.A, MERCOSUR, UNASUR, CARICOM, ALBA, PETROCARIBE y otros organismos internacionales que olfatean la participación en un “Festín de Baltazar”, con las riquezas que encierra nuestro Territorio Esequibo.

Pero existe algo que es necesario nombrar y tener presente: Las informaciones publicadas por medios internacionales y de lamisma prensa guyanesa, recogidas, traducidas y analizadas por la O.N.G “Mi mapa Venezuela incluye nuestro Esequibo”, fundado y dirigido excelentemente por el Lic. Jorge Fuguet N. nos actualiza en lo que hoy sucede, al este y al oeste del río Esequibo. El gobierno de Guyana sabe, así lo disimule, que ellos no podrán demostrar jamás la titularidad histórica y jurídica sobre el territorio venezolano que ocupan, por el despojo de las potencias del Siglo XIX, en cambio Venezuela si lo puede y holgadamente.

Por esta razón implementa una nueva Ley de Defensa Nacional, incrementando sus efectivos regulares y reservistas en: Fuerza de Defensa Nacional y Fuerza de Milicias Populares; adquiere y moderniza su material bélico; logra acuerdos de cooperación militar, adiestramiento y material de guerra con EE.UU, Francia, Inglaterra, Brasil, China, Canadá, Israel, Surinam, Cuba, Nicaragua y los Cuerpos de Defensa del CARICOM.

Pero Guyana al quitarse “la piel de cordero” no puede disimular ni esconder, las atrocidades que se comenten en nuestro Territorio Esequibo, en franca violación de leyes y acuerdos internacionales, contaminando y destruyendo selvas vírgenes y aguas marinas, fluviales y lacustres en detrimento de la flora, fauna y de etnias autóctonas amerindias y arawacos; todo ello con la euforia y la voracidad de quien disfruta riquezas ajenas, en tiempo medido por la verdadera Justicia Internacional.

La explotación de hidrocarburos, por transnacionales de los EE.UU, Inglaterra, Canadá, Saudi, China, India con anuencia de Guyana, en aguas venezolanas ancestrales del Delta del Orinoco o en las aguas que proyecta el Territorio Esequibo, es causa de conflicto bélico regional, sea ahora o después o cuando sea inevitable… La contaminación de los suelos, por la minería destructiva de empresas aupadas por Guyana, procedentes de Canadá, Dubai y la India, en contratos de hasta 85 años, en terrenos donde el oro se encuentra a cielo abierto, con explotación a gran escala y ganancias multimillonarias, igual sucede en menor escala con los otros minerales preciosos y estratégicos que allí abundan.

La explotación salvaje de nuestros bosques, de madera fina de alta calidad comercial, es simplemente apocalíptica y merecen sanciones internacionales para Guyana y sus socios depredadores de Malasia, China y la India. La concesión de explotación maderera de esas empresas asiáticas abarca una extensión de 3.700.000 hectáreas de bosques vírgenes, es decir la suma de las superficies de los Estados Barinas, Vargas y Nueva Esparta; deforestación criminal que atenta contra el cuidado del clima y los bosques tropicales y por el cual Noruega paga anualmente a Guyana la cantidad de 250 millones de US$ por su “vigilancia y cuidado.”

No debo dejar de mencionar el proyecto hidroeléctrico Amalia, en nuestro río Mazzaruni, para darle energía a Boa Vista (Brasil) y a Georgetown (Guyana) y donde se debe inundar un área selvática de la extensión del Estado Carabobo, con desprecio de los miles de indígenas que, ancestralmente allí viven y el silencio cómplice de quienes deben evitarlo…y cuantas otras cosas más suceden en ese pedazo de nuestra Patria, que nos enardece y nos obliga a unir esfuerzos, inteligencia, voluntades, criadillas, ovarios y sacrificios por recuperar lo que es nuestro.

¡¡ Se perdió una gran oportunidad en los últimos 15 años, con suficientes recursos para un excelente Lobby diplomático y sin necesidad de ponernos “piel de corderos”!! como lo hace Guyana, pues la razón y la justicia nos asiste, en esta Venezuela tuya, mía y nuestra. La Patria es primero. ¡Hasta luego! Fuera los bandidos, vividores y corruptos cínicos.

idefvsoberania

Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 4/05/2016 06:36:00 p. m.

“Cubanos Go Home”: Alina Fernández Revuelta, Hija de Fidel Castro les canta la verdad a los venezolanos.

Alina-Fernandez-Revuelta-hija-de-Fidel-Castro-800x533-001.jpgHija de Fidel Castro les canta la verdad a los venezolanos: Se han demorado en gritar “Cubanos Go Home”
Publicado: 26 marzo, 2014 / 3:14 pm / Sección: Noticias

Alina Fernández Revuelta, hija del dictador Fidel Castro, exiliada en Francia, les canta la pura verdad a los Venezolanos.

El grito provoca una emoción agridulce, no puedo definirla. “Cubanos Go Home”, es el clamor de las calles venezolanas en estos días. Pero ese grito, que es el de los jóvenes de hoy, tenía que haber sido el de sus abuelos, sus padres y maestros, tenía que haber sido el de los jóvenes de ayer. Los estudiantes que están protestando hoy, están pagando la confusión, el desinterés o la ignorancia de las generaciones que los precedieron, reseña Aqui y Ahora.

Los muchachos que están echando este pulso desigual, tan indefensos, tan desconocedores de la crueldad y la irreverencia de su adversario (su propio gobierno), no votaron para elegir como presidente a Hugo Chávez. Fueron sus abuelos, sus padres o maestros quienes lo hicieron. Ellos son los que tenían que haber gritado, hace muchos años, “Cubanos, Go Home”. Porque los cubanos no están en Venezuela desde 1999. Están ahí desde los años 60, lo sabemos por innumerables testimonios de exguerrilleros como Américo Martin, fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria. Lo sabemos por Douglas Bravo, quien dirigía por entonces a una agrupación guerrillera diferente. Martin viajó a Cuba en cuanto triunfó la revolución para reunirse con los hermanos Castro, que con su habitual estrategia, deben haberlo convencido de unirse a Douglas Bravo.

Es sabido que Fidel Castro ha seguido la misma pauta con todas las agrupaciones guerrilleras de América Latina. Una oposición coherente y cohesionada es lo que siempre ha exigido Cuba a cambio de apoyo subversivo. Venezuela tenia, pues, su propia guerrilla. De alguna manera, Martin y Bravo acabaron en simbiosis. Así se unieron el MIR y el Partido de la Revolución Venezolana para conformar el Frente de Liberación Nacional (FALN-FLN)

Ya sé que los nombres y las siglas le añaden densidad a la anécdota, pero es imposible ignorar esta fusión, que fue la condición que impuso Castro a cambio de su ayuda. Martin, Bravo y otros guerrilleros de aquel entonces se han cansado de hacer estas denuncias. Pero los conversos nunca han inspirado confianza: dos procastristas que cambian de opinión y bando, han tropezado el resto de sus vidas con oídos sordos. Debe ser por eso que tanta gente votó por Chávez, por no creer en la sinceridad de los conversos. ¿Será que se olvidaron de su propia historia esos que lo eligieron? Veo a esos niños sentados en las calles y me pregunto: ¿Quiénes son los verdaderos responsables?

Posiblemente los abuelos, padres o maestros de estos adolescentes en las calles, además de olvidarse del FALN-FLN, tampoco oyeron hablar jamás de un tal Arnaldo Ochoa. Y si lo oyeron mencionar alguna vez, probablemente fue cuando lo fusilaron en Cuba, un día cualquiera de julio de 1989. Sin embargo, cuando Martin y Bravo se pusieron de acuerdo, ya hacía meses que Ochoa, por ese entonces todavía capitán, estaba operando en Venezuela. Se dice que allí fue su bautismo de fuego. En todo caso, su primera intervención armada fue la tristemente célebre emboscada de Cerro Atascadero. Al año siguiente, en 1967, estaba al frente de la segunda emboscada a efectivos del ejército, en el Mortero.

El capitán Ochoa regresó a la isla cubierto en honores. Gracias a sus andanzas haciendo la guerra por el mundo, fue ascendido a general y Héroe de la República de Cuba. Para ir a dar frente a un pelotón de fusilamiento acusado de narcotraficante. ¿Nadie se enteró en Venezuela

De manera que desde hace muchos años, desde hace exactamente 50 años, había que haber gritado en Venezuela, “Cubanos Go Home”. No estamos en el negocio de buscar culpables, ni somos detectives de la historia reciente de América Latina, pero, ¿nadie sabía? ¿Nadie escuchaba? Por lo visto ni el propio ejército venezolano sabía lo que se estaba gestando en sus entrañas. Porque ya en 1982, Hugo Chávez había creado el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200. ¡Chávez si sabía! Adiestró a esa especie de ejército paralelo personal, hasta que 10 años más tarde le dio un golpe de estado al presidente Carlos Andrés Pérez. El presidente salvó el pellejo de milagro y pudo alertar al pueblo desde el canal Venevisión. Así que los abuelos, los padres y maestros, sabían muy bien lo que estaba pasando. Pero no deben tener mucha memoria cuando eligieron presidente al mismísimo general golpista, solo siete años después. Hugo Chávez Frías fue elegido democráticamente en 1999. Con todo el aparato de inteligencia cubano a sus espaldas, que está allí desde que él tenía 12 años y que convirtió en su criatura desde la década de los 80.

¿De veras que nadie sabía nada? Los hermanos venezolanos se han demorado medio siglo en gritar “Cubanos Go Home”

(*) Muchos venezolanos consideraron “nota” conocer, ser amigo, traer a su casa, a un exguerrillero, o a un dirigente de izquierda. Los veían como abnegados Robin Hood, altruistas, desprendidos, románticos. Admiraban a todo lo cubano de la isla y despreciaban a los de la península adyacente. Veían al asesino tirano Castro como el David que se le plantó al Goliat EE.UU. El resentimiento iberoamericano eterno con los EE.UU. los hacía -los hace- tomar partido automáticamente por el supuesto David. Calificarse de izquierda siempre fue motivo de orgullo, y de derecha o conservador, un baldón. En la universidad echaban su voto por algún partido de izquierda. Sus opiniones siempre eran -son- de izquierda (economía, visión del mundo, de la sociedad, de la religión, de la educación, de todo). Mil curas incluidos. Ahora la están pagando muy caro. Pero ni esto los hará entender. “Los estudiantes que están protestando hoy, están pagando la confusión, el desinterés o la ignorancia de las generaciones que los precedieron”, Alina Fernández Revuelta.

FUENTE DEL TEXTO: MADURADAS
REMISÓN: Jesús Hung.
[Informador Militar]
Subject: LA VERDAD ES DOLOROSA. EXCELENTE ANALISIS.
Sent: Friday, April 1, 2016 11:00 AM

Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 4/05/2016 01:18:00 p. m.

Fuerza Armada y opinión pública. Por: G/D (Ej.) Fernando Ochoa Antich @FOchoa Antich

f482ocho_12111.ochoa.jpg

Fuerza Armada y opinión pública
Fernando Ochoa Antich.
La opinión pública venezolana critica, con gran severidad, el desempeño institucional de la Fuerza Armada durante estos dieciocho años de gobierno chavista. Las causas de esa severidad son las siguientes: el origen militar de Hugo Chávez y del llamado “Socialismo del Siglo XXI”; el estruendoso fracaso de dieciocho años de gobierno habiendo recibido los más altos ingresos petroleros de nuestra historia; la permanente prédica de los Altos Mandos que involucra a la Fuerza Armada en actividades político partidistas a favor del chavismo; la abusiva presencia en la Administración Pública de un número inaceptable de sus miembros en situación de actividad; y, lo más grave, la manifiesta ineficiencia demostrada en el cumplimiento de sus funciones constitucionales: “garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar y la cooperación en el mantenimiento del orden interno”…La creciente inseguridad personal, la actuación impune de grupos de guerrilleros, paramilitares y del crimen organizado en la frontera y los terribles hechos vividos recientemente en Tumeremo, son un vivo ejemplo de esta grave situación.
Venezuela vive actualmente una compleja situación política y económica imposible de resolver sin que ocurra un cambio de gobierno. Cuando eso suceda, los jefes militares tendrán la obligación de garantizar la paz de la República y el cabal acatamiento de la Constitución Nacional. Enfrentar tan difíciles circunstancias históricas pondrá a prueba sus capacidades y cualidades de liderazgo. No es la primera vez que a la Fuerza Armada le corresponde hacerlo. En 1958, el general Marcos Pérez Jiménez decidió no convocar a elecciones, como lo establecía la Constitución de 1953, sino llamar a un plebiscito. Esa decisión condujo a su derrocamiento. Una inteligente transición política garantizó las elecciones de 1958 y el surgimiento del régimen democrático. La opinión pública cuestionaba nuestra actuación debido a la prédica del gobierno dictatorial sosteniendo que la Fuerza Armada era pérezjimenista Afortunadamente, los líderes militares, de esos años, tuvieron la visión de entender que la Fuerza Armada tenía que regresar a los cuarteles. Fueron tiempos difíciles: nos dedicamos específicamente al cumplimiento de nuestras funciones. Fue así como la Fuerza Armada Nacional comenzó a recuperar su prestigio y credibilidad institucional, logrando que, hasta 1998, en todas las encuestas de opinión, compitiéramos siempre por el primer lugar, con la Iglesia Católica.
La gravedad de la actual crisis nacional supera muy ampliamente a todas las vividas por nuestro país durante el siglo XX y los primeros años del actual. Garantizar la unidad interna de la Fuerza Armada es uno de los objetivos fundamentales a alcanzar para poder superar tan compleja situación. La única manera de lograrla es con Mandos ética y moralmente incuestionables, capaces de ejercer un liderazgo ejemplar, sobre todos los cuadros de la Fuerza Armada. Eso exige dos acciones fundamentales. La primera, encuadrar su actuación en el estricto acatamiento a lo pautado en el artículo 328 constitucional: “la Fuerza Armada es una institución profesional, sin militancia política, al servicio del Estado y no de persona o parcialidad política alguna”. Si la Fuerza Armada encuadra su actuación en el contenido de dicho artículo, se dedica exclusivamente al cumplimiento de sus funciones legales, renuncia al absurdo culto a la personalidad de Hugo Chávez y respeta los valores fundamentales proclamados en la Constitución Nacional: su orientación democrática, la alternancia republicana, el pluralismo político y el respeto de los derechos humanos; es posible que en poco tiempo pueda iniciar la recuperación del prestigio y aceptación que otrora ostentó ante la sociedad venezolana.
La segunda acción tendría por finalidad orientar la actuación de todos los mandos de la Fuerza Armada en el estricto apego a los tradicionales principios militares que han permanecido vigentes en nuestra Fuerza Armada desde la inauguración de la Escuela Militar de Venezuela en 1910: el compañerismo, la lealtad, la obediencia, la disciplina y la subordinación. La aplicación de esos principios les permitiría enfrentar con gran posibilidad de éxito la muy compleja circunstancia histórica que enfrenta nuestra Institución. Han sido demasiados los errores cometidos en su conducción durante estos dieciocho años. Uno de ellos, ha sido el intento de ideologizar políticamente al personal militar. Tengo la convicción de que eso no se ha logrado en gran medida, aunque algunos Jefes militares manifiesten permanentemente que la Fuerza Armada es chavista y socialista. También tengo la impresión, aunque mis contactos con los cuadros activos son muy esporádicos, que los tradicionales valores militares se han logrado preservar por encima de esa prédica disolvente. Ante estas circunstancias, es imperativo que la Institución retome el cauce perdido, dirigida por Jefes con el imprescindible ascendiente profesional, para que pueda servir apropiada y eficientemente a Venezuela. De ser así estoy seguro que todos los factores sociales lo reconocerían ampliamente. .
Caracas, 3 de abril de 2016.
fochoaantich

@FOchoa Antich

FUENTE: EL NACIONAL

Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 4/05/2016 01:48:00 a. m.

NOTA DEL AUTOR:
Estimado amigo:
           Le  agradezco su interés en hacer circular mis artículos de opinión. He tenido la oportunidad de asistir por varios días seguidos al hospitalito. Allí he comprobado que esos valores que yo señalo en el artículo se mantienen a pesar del esfuerzo que el chavismo  ha hecho para tratar de ideologizar los cuadros. Creo firmemente que la tradición ha logrado preservarlos. Ojalá no esté equivocado. Conservar la unidad de la Fuerza Armada es fundamental ante la crisis nacional. Cordialmente, Fernando Ochoa Antich.