Archivos Mensuales: octubre 2016

Vladimir Padrino López. Por: Robert Gilles Redondo.

Vladimir Padrino López

La prudencia con la que el señor Ministro de la Defensa había actuado alguna veces y que le valió para mostrarse como un hombre institucionalista, con amplio respaldo en las filas castrenses y los tímidos elogios de algunos voceros de la dirigencia opositora y las infaltables malas miradas de sus camaradas de partido, no había convencido a la mayoría del país que determinadas circunstancias confió en él y en su prudencia.

Pero de repente el hombre que nunca perdía la compostura ni los buenos modales, aunque siempre extravió su cordura militar para manifestar su desequilibrio político, apareció rodeado de una cúpula militar que sólo puede avergonzar dolorosamente a los venezolanos. ¿Por qué? Porque nadie da ni medio bolívar por quienes otrora tiempo fueron ensalzados por sus épicas hazañas libertadoras y de defensa de la soberanía nacional. En la cúpula militar no hay nadie que valga la pena. Y lejos de hacer la odiosa generalización, me temo que el maridaje del vicio y las armas permite decir que dentro de la Fuerza Armada Nacional poco o nada puede salvarse.

Padrino López ha vejado al país de forma insolente y desvergonzada. ¡Cuánto cinismo! ¡Cuánto ultraje! ¡Qué fácil entrar a una discusión con fúsil en mano para hacerse parecer al mero macho! ¿Hasta cuándo se seguirá vejando y postrando de forma inmisericorde a Venezuela ante esta banda de vulgares malhechores?

Venezuela que ha esperado en su mesías de uniforme, pues son quienes pueden cambiar de forma abrupta y rápida la tragedia que padecemos, ha visto con estupor esta declaración de lealtad a un vivo que está enajenado mentalmente y ejerce de forma ilegítima la Presidencia de la República; a un muerto, bien muerto, que es el autor intelectual de este crimen que se sigue perpetrando con total impunidad y contubernio con las Fuerzas Armadas. Por si fuera poco, la escena que declaraba amor ideológico y lealtad al proceso revolucionario se hizo bajo la gráfica de ese adefesio “artístico” con el cual se nos intentó suplantar a Simón Bolívar, El Libertador. El predilecto oligarca caraqueño que una vez maldijo a los soldados que apuntaban sus armas contra el pueblo.

Pero la afrenta no es la declaratoria de amor revolucionario entre ese cúpula podrida que acompaña a Padrino López y a ese grupo de personas que se aferra al poder haciendo del Estado un ente fallido y forajido. La afrenta es que el Alto Mando Militar no le haya dado la cara al país para explicar la existencia de los grupos paramilitares llamados colectivos que usan armas propiedad de la nación; la afrenta es que el Vladimir Padrino no se pronuncie como el más alto jerarca militar activo que es en torno a un hecho tan grave como la detención en flagrancia por tráfico de drogas de los sobrinos del “Presidente de la República y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional”; práctica delictiva que además involucra a otro hombre en armas que es Néstor Reverol, actual Ministro de Interior y Justicia, y a un sinnúmero de oficiales activos que casi a diario caen con kilos y kilos de drogas. Afrenta es que los enviados de los hermanos Castro desde La Habana comanden y dirijan las acciones más sumarias de la República en el área militar. Afrenta es que las FARC y todos los grupos irregulares de la vecina Colombia hagan y deshagan en la frontera. Afrenta es que el ministro Padrino López no le haya dejado las cosas claras a Guyana cuando se ha atrevido a mal entonarse con nosotros por causa del Esequibo que es venezolano.

Esas y muchas más afrentas, además de las amenazas que se profieren desde los cuarteles contra la disidencia civil, avalan el sagrado derecho a la rebelión que ni con fusiles ni tanques podrán sofocar, porque habrá de recordarse que nuestra Independencia no se hizo hace doscientos años con ejércitos profesionales. Entonces hombres y mujeres “pata en el suelo” fueron quienes combatieron contra las históricas huestes imperiales españolas. El resultado de aquella quijotesca guerra fue esta nación libre que no dejaremos perder en manos tan sucias como las de Padrino López o sus amos. A todas estas ni siquiera sabemos, quizá el Ministro de la Defensa tampoco, quién realmente manda en Venezuela. Si Diosdado, hombre fuerte del chavismo acusado de ser líder de un de los cartel de narcotráfico al que por cierto llaman de “los soles” por la masiva participación de oficiales de la Fuerza Armada. O si realmente es este individuo Nicolás Maduro que a todas luces padece de insania mental o al menos se sobremedica.

No olvide el ministro Padrino el inexorable rumbo de los pueblos: la libertad y la justicia. Tarde o temprano el Sol de la libertad alumbrará y nada podrá hacer para impedirlo. La historia a veces es cruel contra quienes pretenden ser crueles, es decir, quienes con las armas al hombro tratan de imponer sus propios demonios. No es una amenaza esto último, es lección histórica.

Ojala por un instante Vladimir Padrino López tuviera decencia y cordura, así podría presentar su renuncia ante el país, desvestirse de los harapos malolientes que lleva encima y hacer política. Sobre todo ahora que el final está más acá de la bendita vuelta de esquina que durante diecisiete años no hemos terminado de doblar.

Robert Gilles Redondo

DEL NO AL NOBEL. Por: Luis Marín.

DEL NO AL NOBEL

Juan Manuel Santos tiene muy poco que renegociar con las FARC porque ambos están básicamente de acuerdo; con quien tiene que negociar es con el electorado que no les compró su Acuerdo, en particular los representantes del NO, las Iglesias y las víctimas que advierten como, fraguado por años en secreto, deja afuera muchos asuntos vitales mientras pasa de contrabando otros que no tienen nada que ver con el conflicto armado.

Puestos en una balanza aparentemente pesan menos que un solo voto de la señora Karin Cecilie Kullmann Five, alias Kaci, quien hizo saltar a JMS de escarmentar la derrota al oropel de la farándula mundial y, más allá de toda discusión, sacó al plebiscito de las primeras páginas para coparlas con los titulares del Nobel de la Paz.

Cierto que el premio tiene sus máculas, como ser Noruega país garante de los Acuerdos lo que lo hace juez y parte, la señora Kaci alta ejecutiva de Statoil, compañía que disfruta concesiones petroleras del gobierno de Santos y de Venezuela, otro país garante; el comité del Nobel electo por el parlamento es vulnerable a las presiones políticas, la señora Kaci fue presidente del partido conservador noruego y en Colombia el partido conservador se declaró partidario del SI, etcétera.

Pero puede alegarse que todos los premios Nobel de la Paz tienen connotación política por lo que lo discutible sería la plausibilidad de la política que promueve como, por ejemplo, que diga en la motivación que en Colombia hay una “guerra civil” siendo la verdad que los civiles son víctimas imparciales de la confrontación de los grupos insurgentes contra la fuerza pública.

Si hasta las mismas FARC reconocen que son algo más de cinco mil guerrilleros contra una población de casi cincuenta millones, ¿cuáles serán esos bandos “civiles” estimados por el comité en su bien estudiada motivación? Si JMS metió todo lo que tenía en el plebiscito y no llegó, ¿cuál fue el aporte electoral de las FARC? ¿A quién representan?

En términos prácticos, el premio Nobel lo que ha hecho es envalentonar todavía más al binomio JMS-FARC que lo exhiben como un respaldo mundial a un Acuerdo concreto, apenas encubierto con el taparrabos de que es un apoyo a “la paz”, para empeñarse en llevarlo a cabo en desacato al carácter vinculante del plebiscito que fue previamente establecido por la Corte Constitucional.

Desafortunadamente esto no es ninguna novedad. El reconocido inspirador del Acuerdo de La Habana también acostumbraba someter sus arbitrariedades al voto popular, mientras ganaba; pero cuando perdió el referéndum aprobatorio de la reforma constitucional en diciembre de 2007, lo declaró como una “victoria de mierda” e hizo lo que se había propuesto y mucho más mediante otro referéndum parcial en 2009 (que era abiertamente inconstitucional), leyes habilitantes y decretos ejecutivos.

Así que esa película ya la vimos en Venezuela y se la podemos contar a Colombia donde la exhiben hoy como si fuera de estreno.

EL MÉTODO CHAZ

¿Qué de dónde va a sacar JMS diez millones de hectáreas para entregárselas a las FARC destinadas a una Reforma Rural Integral para una nueva Colombia? ¿Cómo se las van a quitar a sus dueños actuales?

Muy sencillo: El procedimiento fue bautizado por el patrocinante de los Acuerdos con el acrónimo de los apellidos Chávez y Azpúrua, los protagonistas de la tragicomedia que fue la confiscación del Hato La Marqueseña en el año 2005.

Un mecanismo circular en el que primero el Instituto Nacional de Tierras (INTI) declara las tierras baldías, por tanto, propiedad de la República, luego la Procuraduría General se las transfiere en plena propiedad de forma gratuita mediante un acta que dice, “el inmueble transferido pertenece a la República por haberlo declarado así el INTI”, o sea, el mismo que recibe.

Para ese momento los hacendados ya eran calificados rutinariamente por el INTI como “presuntos propietarios”, porque les impusieron la carga de probar la autenticidad de la cadena titulativa de propiedad de sus tierras desde la Independencia hasta nuestros días.

En el caso de La Marqueseña apelaron a una ley sobre enajenación de tierras baldías y creación de oficinas de agrimensura del 13 de octubre de 1821 que imponía el registro de tierras; el caso es que esas oficinas nunca fueron instaladas siendo el requisito imposible de cumplir, por lo que exigirlo so pena de ruptura de la cadena titulativa equivale a abolir toda propiedad privada agraria como, en efecto, es lo que ha ocurrido.

Las sucesivas tiranías militares que ha sufrido Venezuela se reservaron para sí mismas la propiedad del subsuelo y de todos los recursos minerales en él contenidos, que no es poca cosa, ahora los militares comunistas dieron el paso de reservarse también el suelo.

El despojo de La Marqueseña no estuvo exento de la teatralidad e histrionismo que eran característicos del régimen de Chávez: se fue a hacer un “Aló, Presidente” desde allí el domingo 25 de septiembre de 2005, donde firmó la creación del “Centro Genético Productivo Socialista Florentino” afectando la mitad de la Hacienda; otra porción se la asignó a supuestas organizaciones campesinas, así que de 8500 hectáreas le dejo 1500 a la familia Azpúrua.

Chávez ofreció negociar para llegar a un arreglo y dirimir el tema de la propiedad en tribunales, algo inconcebible, incluso en Venezuela, después de 60 años de posesión pacífica; Carlos Azpúrua, el dueño de la Hacienda, predijo que en sus 1500 hs iba a producir más que ellos en las que le arrebataron, que es lo que ha ocurrido al final.

Le llevó siete años reparar los daños, porque le arrimaron 9000 cabezas de ganado al terreno que le dejaron, que antes estaban en 6000 hs más 2000 hs de reserva forestal; nadie sabe qué producen las cooperativas, ni qué será de la vida del Centro Florentino.

En la trastienda asoma una venganza personal porque Chávez decía que la Marqueseña había sido de su bisabuelo, un tal Pedro Pérez, alias Maisanta, y que su abuelo “murió peleando por esas tierras” sin mostrar ningún registro, aunque “esos documentos deben estar en la familia” (Habla el Comandante, UCV, 1998).

Se podrían relatar las historias terroríficas de los cañicultores del Valle del río Turbio en Barquisimeto, estado Lara, de los productores de arroz, maíz, sorgo del Estado Guárico o cualquier otro, en total, 25000 unidades productivas robadas con el cínico rótulo de “rescate de tierras”, muy cerca de las 10 millones de hectáreas que quieren las FARC gratis, con este resultado: una hambruna ucraniana tras el despojo de los ricos Kulaks.

Los colombianos no saben de la que se salvaron por atreverse a decir NO a una propuesta deshonesta y deben seguir alerta porque la novela tiene nuevas versiones.

Y si nunca segundas partes fueron buenas, hay que imaginar cómo serán cuando la primera es tan mala.

EL NEW YORK TIMES SE FUE A LA PAZ

En su flamante editorial del viernes 14 el diario NYT afirma que de los actos terroristas que perpetren las FARC en el futuro “Uribe sería a quien tendríamos que culpar”, en ningún caso al secretariado ni tanto menos a sus anfitriones comunistas cubanos.

Esta escandalosa transferencia de responsabilidad, equivalente a la inimputabilidad de las FARC por actos propios, es el corolario necesario de una actitud que ha recorrido todo este tortuoso proceso de negociaciones, que consiste en ignorar que el conflicto es producto exclusivo de la voluntad de unos actores concretos que han decidido realizar sus ambiciones políticas mediante la táctica de “la lucha armada”.

Si las FARC decidieran deponer las armas e incorporarse a la política legal, como hizo el Partido Comunista de Venezuela en los años 70, se acaba el conflicto; el problema es que para hacerlo le imponen a la sociedad colombiana unas condiciones que son un vil chantaje, además de ser inviables política, jurídica y económicamente.

Si esto lo sabe cualquier desprevenido lector de periódicos, con tanta más razón los que hacen el periódico, por lo que este desplante del NYT no puede ser producto sino de una combinación de administrada ignorancia, interesada propaganda e imperial soberbia.

A que “Uribe haya surgido como el mayor obstáculo para negociar el fin del conflicto” se une la admonición “no es demasiado tarde para empezar a comportarse como un hombre de Estado y no como un aguafiestas”. Esta oposición entre “hombre de Estado” y “aguafiestas” sí que es un aporte original del NYT que al menos nos da una medida de la seriedad con que se toman las tragedias latinoamericanas, con ron y coca cola.

Muchos votantes colombianos rechazaron el Acuerdo “bajo la influencia de una campaña excesiva y engañosa dirigida por Uribe”, un mundo al revés donde quienes votaron SI no estuvieron bajo nada parecido de parte de JMS; pero “también aseguró, sin prueba alguna, que el Acuerdo afectaría al sector privado”. Si bien lo que está a la vista no necesita prueba, baste observar que la única diferencia entre el Acuerdo y lo que pasa en Venezuela es que allá escribieron lo que aquí improvisaron en el camino.

Dejemos atrás la Reforma Rural Integral y veamos la Jurisdicción Especial para la Paz, porque es falso que la “justicia restaurativa” sea única en el mundo, si hace lustros que opera aquí aunque mejor sería llamarla “justicia retaliativa”, resumida en politización de la justicia y judicialización de la política.

La todopoderosa Comisión de Funcionamiento y Reestructuración del Sistema Judicial ignoró a los jueces de carrera designando otros sin estabilidad en los cargos, proscribió hasta la idea misma de objetividad e imparcialidad funcionarial a favor de una burocracia partisana, abolió todos los principios de Derecho junto a las garantías legales y el debido proceso, reabrió juicios con sentencias definitivamente firmes y causas ya prescritas; en fin, la justicia transicional es de transición al comunismo, para fusilar contrarrevolucionarios, aquí “la extrema derecha apátrida”, escuálidos y fascistas, allá “enemigos de la paz” y “sucesores del paramilitarismo”.

Esta posición del NYT tampoco es nueva en absoluto. En su Editorial del 11 de octubre de 2014 exhortando a la administración Obama a sacar al régimen de Castro de la lista de Estados que apoyan al terrorismo dice que “Cuba fue incluida en 1982 por su apoyo a movimientos rebeldes en América Latina, aunque ese tipo de vínculos ya no existen”. Increíble, pero, ¿cuáles serán las pruebas en que basa su afirmación tan categórica?

La única cosa útil de estos editoriales del NYT es que ponen de relieve la gravitación de grandes poderes mundiales en las cuestiones más apremiantes de nuestra vida cotidiana, como la ONU con sus diversas oficinas, comisiones y comités, las emisoras rojas como CNN, BBC, que dictan la agenda mundial que puede resumirse en: ideología de género, multiculturalismo, ecologismo y alguien podría agregar “pacifismo”.

Ningún comunista cultural dirá que alguien se opone al Acuerdo sino que está “en contra de la paz”, un slogan de propaganda barata que les transmite a sus camaradas la firme disposición a mentir cuando así lo exija la línea del partido.

Sufrimos esa especie de blitzkrieg bien definida como “un proceso rápido y eficaz”, del tipo “Acuerdo Ya”, que atropella los acontecimientos en olas que no dan tiempo de asimilar una cuando ya otra cae encima y cuando se reacciona ya todo está consumado, superado por un asunto más urgente y así: es una táctica mediática tomada del asalto militar típico del nacionalsocialismo, ahora adoptado por el socialismo internacional.

Pero después que pasan su aplanadora, algo queda en el fondo echando raíces y a veces los grandes medios se llevan las grandes sorpresas, cuando emerge lo que llamamos corrientes profundas, los fenómenos telúricos, que ellos creen, precisamente, enterrados.

Hace muchos años que Venezuela le está diciendo que NO a Castro y sus amigos en el continente, incluyendo al NYT, pero ponen todo el empeño en ignorar y apabullar.

Así que lo que ocurra será por sorpresa, como el NO de Colombia.

Luis Marín

23-10-16

“El Honor Militar” Por: Richard González @riky282

descarga-honor

“El Honor Militar” Por: Richard González.

El honor;  es la ACTITUD asumida por una persona ante un hecho de la vida acorde a principios adquiridos a través de la formación de hogar así como de la educación formal e informal, enmarcadas en el justo proceder apegado a las leyes y que rigen un determinado desempeño dentro de esa sociedad o grupo al que pertenece obteniendo de ella, una manifestación pública de respeto, admiración, autoestima y orgullo al identificarse con ese algo que forjó en forma especial y denotada  logrando el cumplimiento de objetivos en el desempeño de tal responsabilidad y que merecen la honra pública. Es algo intangible y de valor incuantificable.

En cuanto al Honor Militar, propio de los ejércitos, constituye históricamente el bastión fundamental de la disciplina para su buen funcionamiento. A título de ejemplo histórico, se mencionan a los Templarios, samuráis, entre otros, donde mancillar el honor militar, era castigado hasta con la muerte. Va ligado al cumplimiento del sagrado deber que tipifican los propios ordenamientos jurídicos incluyendo los códigos de conducta y hasta los juramentos. Es así como en la edad media encontramos leyendas sobre inscripciones en las espadas que decían: “No me saques sin razón, ni me envaines sin honor”.

Por lo tanto, pudiéramos decir que es una cualidad humana que va unida a la virtud, al mérito, al heroísmo, a la honestidad y debido a ello, los militares que luchan por el sostenimiento y la defensa de la Constitución y  de la Patria, son considerados personas honorables y que merecen respeto y admiración porque en manos de ellos están depositadas las armas de la República para tales fines.

En nuestro caso, poseemos una hermosa tradición histórica partiendo de nuestro Himno Nacional que lo menciona hasta el punto que al día de hoy, el honor de las personas es protegido por el Estado Venezolano desde La Carta Magna en su artículo Nro. 60. Vemos  inclusive en muchos de los  himnos de los diversos componentes de las Fuerzas Armadas, en sus armoniosas melodías, mencionar al honor militar como el norte que debe tener presente cada soldado. Por lo tanto, cualquier desviación sería unadeshonra sin adentrar el tema en el plano jurídico como delito.

El portar un uniforme –símbolo externo de respeto- o pertenecer a una institución militar, debe ser un sentimiento de orgullo, embargado de dignidad, que no es otra cosa que honrar a los que con sacrificio hoy reconocemos como únicos padres de la patria, héroes de la independencia y a quienes debemos reconocimiento y que estamos obligados a seguir su ejemplo para que en el tiempo conservemos ese legado de honor de nuestro ejército, reconocido internacionalmente, libertador de naciones.

“Yo desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria”. Simón Bolívar (1783-1830) 

A los militares de mi patria Venezuela que se deben a su pueblo, clamando por honor.

Elaborado (octubre de 2016) por:

Richard González @riky282

ACUERDO SOBRE EL RESCATE DE LA DEMOCRACIA @AsambleaVE

ACUERDO SOBRE EL RESCATE DE LA DEMOCRACIA

CONSIDERANDO
Que no hay democracia sin la vigencia efectiva de un texto constitucional que ordene de acuerdo a la justicia, el ejercicio de los poderes públicos, así como las relaciones del poder público con los ciudadanos.

CONSIDERANDO
Que no hay democracia sin respeto de los derechos humanos, que el ejercicio de los derechos humanos es irrenunciable y que los órganos del Poder Público están obligados a velar por su efectiva vigencia.

CONSIDERANDO
Que no hay democracia sin voto y que el ejercicio del voto es el cauce democrático para exigir a las autoridades del Poder Público el cumplimiento de sus funciones en beneficio de los ciudadanos, así como el medio para garantizar la paz y que los cambios políticos anhelados por la ciudadanía se alcancen pacífica y cívicamente.

CONSIDERANDO
Que la Asamblea Nacional, en cuanto bastión republicano de la soberanía popular, tiene el deber de convocar a todos los factores de la sociedad venezolana a un movimiento nacional de defensa de la Constitución, de la democracia y del voto.

CONSIDERANDO
Que el Gobierno de Nicolás Maduro pretende ignorar la voluntad de cambio del electorado venezolano, despreciando y obstaculizando el ejercicio legítimo del voto y de los demás mecanismos de participación previstos en la Constitución, para la elección de cargos públicos regionales y referendo revocatorio de mandato del Presidente de la República, violando con ello los derechos fundamentales y haciendo frágil la paz.

CONSIDERANDO
Que ante las manifestaciones autoritarias, de concentración de poder y atropello de los derechos fundamentales, esta Asamblea Nacional debe acompañar al electorado venezolano a asumir institucionalmente la defensa de la Constitución, de la democracia y de sus derechos.

CONSIDERANDO
Que el principio de representatividad del electorado tiene su máxima expresión en esta Asamblea Nacional, pilar fundamental de la democracia, por ser la manifestación de Poder Público más plural, que garantiza la mayor participación, legitimidad y fidelidad de la voluntad general.

CONSIDERANDO
Que la democracia venezolana enfrenta su más grave crisis, determinada por el desconocimiento de la autoridad de la Asamblea Nacional, por parte del Poder Ejecutivo y del Tribunal Supremo de Justicia, cuyas sentencias han pretendido anular sistemáticamente los actos parlamentarios, al punto de haber declarado, incluso sus actos futuros, “manifiestamente inconstitucionales y, por ende, absolutamente nulos y carentes de toda vigencia y eficacia jurídica” (Sentencias de la Sala ConstitucionalN° 808 y 810 del 2 y 21 de septiembre de 2016). Que desconocer la autoridad de la Asamblea Nacional implica anular la voluntad del electorado que la eligió el 6 de diciembre de 2015 y negar la soberanía popular, así como la vigencia de la democracia, del Estado de Derecho.

CONSIDERANDO
Que la Sala Constitucional, en un nuevo intento de anular las atribuciones constitucionales de esta Asamblea Nacional, declaró en sentencia N° 814, de fecha 11 de octubre de 2016 que sería ante esa Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia que el Presidente de la República deberá presentar el presupuesto nacional, para que sea esa instancia jurisdiccional, quien ejerza el control de ese acto del Poder Ejecutivo Nacional, lo cual implica una atroz usurpación de las funciones de este cuerpo parlamentario.

CONSIDERANDO
Que los dislates de la Sala Constitucional han llegado al punto de declarar en esa última sentencia del 11 de octubre que no procede la reconducción presupuestaria y que la Asamblea Nacional no podrá alterar en ningún momento las partidas presupuestarias, ni pretender obstruir ni incidir en la integridad de las disposiciones establecidas en el correspondiente decreto de presupuesto nacional, dispositivo excede totalmente el ámbito de sus competencias y que carece totalmente de fundamento jurídico.

CONSIDERANDO
Que el Tribunal Supremo de Justicia ha traicionado su razón de ser, abandonando su rol de garante de los derechos fundamentales y de la supremacía constitucional, porque sus decisiones denotan falta de independencia y objetividad.

CONSIDERANDO
Que los magistrados de la Sala Electoral y de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia no representan la autoridad de la justicia, ni de la Constitución, porque no la aplican. Que usurpan la autoridad de la justicia, por los vicios que afectan su designación y por el evidente activismo político que se desprende del contenido de cada una de sus sentencias, en particular las adoptadas a partir de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, circunstancia que ha agudizado al extremo la crisis democrática, económica y social en nuestro país.

CONSIDERANDO
Que ante esa grosera violación de los derecho fundamentales, de los
principios y valores consagrados en la Constitución, los órganos del Poder Ciudadano y del Poder Electoral mantienen una actitud servil a los intereses del Ejecutivo Nacional, desatendiendo el ejercicio de sus funciones y de su deber fundamental de velar por la vigencia efectiva de la Constitución, de los derechos fundamentales y de promover la democracia.

CONSIDERANDO

Que la supremacía constitucional no cede ante el autoritarismo del Poder Ejecutivo, ni ante la tergiversada interpretación de sus normas por parte de la Sala Constitucional, siendo un deber esencial de todo ciudadano, a tenor de lo dispuesto en el artículo 333 de la Constitución, restablecer su plena y efectiva vigencia; y que ese deber corresponde con mayor responsabilidad a la Asamblea Nacional elegida el 6 de diciembre de 2015, cuerpo representativo del electorado, investido de autoridad por el voto popular.

ACUERDA

PRIMERO: Desconocer, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 7 y 333 de la Constitución, la autoridad y vigencia de los actos del Poder Ejecutivo y de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia, que contraríen los valores, principios y garantías democráticos y lesionen los derechos fundamentales.

SEGUNDO: Encomendar a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional liderar un proceso de consulta y organización de la sociedad venezolana para favorecer un gran movimiento cívico nacional en defensa de la Constitución, la democracia y el voto.

TERCERO: Exigir al Consejo Nacional Electoral proceder como Poder autónomo e independiente a disponer las condiciones favorables al ejercicio de los derechos políticos, garantizando su plena vigencia y efectividad. En concreto, se emplaza al CNE a que fije de manera definitiva el cronograma para la realización del Referéndum Revocatorio al mandato del Presidente de la República, ciudadano Nicolás Maduro Moros, y para la elección de los gobernadores, todo en el año calendario 2016.

CUARTO: Exhortar a la Fuerza Armada Nacional a exigirle al Presidente de la República y al Consejo Nacional Electoral que garanticen el ejercicio de los derechos políticos de los venezolanos y el respeto de la voluntad del electorado, especialmente del referéndum revocatorio y de las elecciones regionales.

QUINTO: Instar a la Fuerza Armada Nacional a coadyuvar en el restablecimiento del Estado de Derecho, de la vigencia de los derechos fundamentales y de los principios democráticos. A tal efecto, deberá acompañar a los venezolanos en las exigencias tendientes a hacer efectivo el ejercicio de sus derechos políticos y velar por el sometimiento de los representantes del Poder Público a la Constitución, así como desconocer los actos del Ejecutivo Nacional y del TSJ que lesionen la Constitución.

SEXTO: Emplazar a la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia para que, honrando la democracia representativa, permita de una vez por todas la incorporación de los diputados electos por el Estado Amazonas el 6 de diciembre de 2015, o que se repitan los comicios parlamentarios en esa entidad electoral.

SÉPTIMO: Conformar el Comité de Postulaciones Judiciales para proceder a designar a los Magistrados del TSJ en sustitución de los Magistrados designados de manera inconstitucional el 23 de diciembre de 2015, y cuyo acto de designación está viciado de nulidad y ha sido declarado inexistente por esta Asamblea Nacional.
OCTAVO: Crear una Comisión especial para el estudio y análisis de la designación de Rectores del CNE que hiciera el Tribunal Supremo de Justicia el 26 de diciembre de 2014, con el fin de presentar un informe ante el pleno de la Asamblea Nacional para conocer los vicios de inconstitucionalidad y de ilegalidad de dicho proceso.

NOVENO: Instar a las organizaciones internacionales, a través del Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos; al Secretario General y al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), para que en ejercicio de sus competencias emitan pronunciamiento y adopten las medidas que corresponda, tendientes a garantizar la vigencia de la democracia y el respeto de los derechos humanos en Venezuela.

DÉCIMO: Instar a las organizaciones internacionales y parlamentos latinoamericanos, a las autoridades del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y a la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) a estar vigilantes y coadyuvar al restablecimiento de las instituciones democráticas en Venezuela y a exigir al Ejecutivo Nacional el respeto de los principios, valores y libertades esenciales a la democracia.

DÉCIMO PRIMERO: Dar publicidad al presente Acuerdo mediante su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela y a través de los medios de difusión de la Asamblea Nacional.

DÉCIMO SEGUNDO: Notificar del presente acuerdo a los demás Poderes Públicos, al cuerpo diplomático, al Nuncio de Su Santidad el Papa Francisco, a la Conferencia Episcopal Venezolana, a las universidades nacionales, a las academias nacionales, a los colegios profesionales, a las centrales sindicales y a las federaciones empresariales e industriales.

Dado, firmado y sellado en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, en Caracas, a los 13 días del mes de octubre de dos mil dieciséis. Años 206° de la Independencia y 157° de la Federación.

HENRY RAMOS ALLUP
Presidente de la Asamblea Nacional

ENRIQUE MÁRQUEZ PÉREZ

JOSÉ SIMÓN CALZADILLA

ROBERTO EUGENIO MARRERO BORJAS JOSÉ LUIS CARTAYA

IMAGEN SUPERIOR: Cortesía de Asamblea Nacional

REMISIÓN Y RECOMENDACIÓN:

Asunto: DEL V/A (ARV) JESUS BRICEÑO GARCÍA: SALUDOS Y RECOMENDACION PARA SUSCRIBIR ACUERDO

Enviado: Lunes, 17 de octubre, 2016 13:59:14

APRECIADOS AMIGOS Y COMPAÑEROS DE ARMAS.Reciban un cordial saludo. Ante los riesgos de un incremento de violaciones constitucionales y el desparpajo de perversiones en las decisiones de las diferentes instituciones del estado que apoyan el castrocomunismo, en su apurada carrera hacia la dictadura, me permito estar en total acuerdo para que el FIM elabore un acuerdo e incentive a Gremios, ONG, Colegios, Empresas, Sindicatos y Universidades, para suscribir acuerdos que apoyen la declaratoria de la AN y la del gremio de Abogados, sobre la posición con respecto a las constantes violaciones Constitucionales y la amenaza que se cierne sobre la Autonomía funcional de la AN, sobre el RR y sobre la aprobación del Presupuesto Nacional, violando todas las consideraciones legales e históricas nacionales sobre la vida republicana y que estas decisiones siguen deteriorando a consciencia, el futuro de la Economía Nacional y como consecuencia, la paz de interna.
Con especial deferencia,
Jesús Enrique Briceño Garcia

PD Sugerencias (Algunas tomadas de sugerencias de mis artículos y de un articulo del Dr Antonio Sanchez Garcia): 1. El apoyo irrestricto al decreto de la Asamblea Nacional acordado por unanimidad de la mayoría opositora el jueves 13OCT2016. 2. Apoyo por ser un cambio en la percepción política de la Oposición con respecto al gobierno. 3. Apoyo, porque son un alerta sobre la inminente dictadura que esta siendo aplicada por etapas luego de 17 años de violaciones y abusos de poder. 4. Son 12 considerandos que describen violaciones y atropellos en que ha incurrido y continúa incurriendo el régimen en contra la representación de la soberanía popular electa el 6 de diciembre de 2015, además de demandar la inmediata incorporación de los diputados a los que se les ha arrebatado el derecho a ejercer su representación, exige de las autoridades proceder a respetar el calendario electoral, efectuar este mismo años tanto el Referéndum Revocatorio como la elección de alcaldes y gobernadores, avanzar hacia la elección de las autoridades del CNE según manda y ordena la Ley, desconocer a los falsos magistrados del TSJ, nombrados desconociendo y violando todas las disposiciones constitucionales y demanda de las máximas autoridades de las Fuerzas Armadas Nacionales obedecer la letra y el espíritu de la Ley acompañando a la Asamblea Nacional en el cumplimiento de las exigencias decretadas.5. Incluir un llamado a la consciencia al Alto Mando Militar, sobre el riesgo que están propiciando desde el poder Ejecutivo, del llamado a la confrontación, reiteradamente propuesto por dirigentes del psuv.

Para descargar el Documento de la Asamblea Nacional, dar click aqui: ACUERDO DE LA AN SOBRE EL RESCATE DE LA DEMOCRACIA 14OCT2016.doc

Mi recomendacion al general Padrino. Por: G/D (GN) Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

photo1

¡Mi recomendación al general Padrino!
Enrique Prieto Silva
Sábado, 15 de octubre de 2016

Una vez más, dirijo mis recomendaciones al general Vladimir Padrino, en su condición jerárquica y su respetable posición de ministro de la Defensa y Comandante Estratégico Operacional de la FAN, es decir, los cargos de mayor jerarquía en las fuerzas armadas de Venezuela, que lo hacen responsable de su conducción administrativa y operacional para el desempeño institucional, contenido en los artículos 328 y 329 de la Constitución, y a su vez, le asignan la suprema responsabilidad por lo que la FAN haga o deje de hacer, como consta en la propia Constitución y es el vademécum formal y moral de la doctrina militar, de amplia y gloriosa tradición moral y política, desde la creación de la República en 1830, cuando su primer conductor y creador de la figura de “comandante en jefe”, el general José Antonio Páez, dio inicio a la República que hoy tenemos, única, indivisible y magnánima. No hay, ni ha habido otra desde entonces. Como le dije antes, general Padrino, puedo descifrar el conflicto que lo angustia, por no tener, ni la orientación política, ni el necesario eufemismo, de la memoria, de quien usted ha considerado su mentor e ideólogo sublime, quien, al nunca haber tenido nada de ideología racional, creó en usted un grave y peligroso emblema, que nada tiene de sentido, ni de función convincente, porque es un ideal vació, soso, y más grave aún, sin sentido actual, que surgió con el fracaso en el pasado remoto, reciente y actual. Pudiéramos llamarlo inocuo y destructivo social.

USTED ES EL PIVOTE DEL GOBIERNO Y DEL ERRÁTICO SISTEMA POLÍTICO “REVOLUCIONARIO”
Vladimir Padrino, debe usted percatarse, de lo que representa para el país nacional y para el pueblo, en quien tanto influye por su posición pública y de Estado. Es nada más, ni nada menos, que un general en jefe, en quien el presidente de la República ha confiado el pivotaje de su mandato, no solo en el desarrollo de la conducción de las políticas del país, que han sido erráticas, sino que lo ha obligado, a poner en la base de esa estructura gubernamental, a la Institución militar, con los cargos que antes mencioné; y hoy, lo ha designado responsable de la alimentación de los venezolanos, luego de destruir la economía del país. Coloquialmente podemos decir: “el poder de las armas en sus manos, para la defensa del Estado, del gobierno y de su mandato, altamente cuestionado y rechazado”. No hay dudas, el 80% o más de los venezolanos, lo cuestionan y piden al CNE la apertura y fecha del referendo revocatorio, del cual usted está en cuenta. Mutatis mutandi, usted es para el país, el soporte en quien descansa, no solo el cumplimiento de la Constitución, sino la paz de todos los venezolanos, ya que, aunque vivimos en un país de mando civil, desde que el Tcnel. Chávez fue presidente, el gobierno fue militarizado y así se mantiene a pesar de la inconformidad del pueblo.

USTED DEBE MANTENER A LA FAN AL MARGEN DE LA DIATRIBA POLÍTICA
General Padrino, no soy ilusionista ni vidente, aunque por mi especialidad, puedo prever el futuro, en un ejercicio intelectual para el cual me preparé dentro y fuera de las fuerzas armadas. Es decir, tengo la especialidad de docente con maestría en planificación administrativa y de seguridad y defensa, con un ejercicio cercano a los 60 años, compartidos entre la carrera militar y el profesorado universitario en materias administrativas, de seguridad, de defensa, de derecho constitucional, administrativo, ecológico, penal y penal militar, y las complementarias interrelacionadas. Para el análisis, como le dije antes, lo he considerado un ser humano, capaz de actuar a su arbitrio, pero sé, que ante un tormento como el que lo abruma, se encuentra con una suerte de martirio que lo ubica en una disyuntiva sumamente compleja, tanto, que solo usted, con la voluntad de Dios, puede descifrarla. Una suerte de comodín de naipe, que le quema la conciencia para tomar cualquier decisión. Sé que no es fácil, pero no tiene otra alternativa, y su conciencia no puede obligarlo a tomar otra decisión, que no sea la de cumplir y hacer cumplir la Constitución y la ley, ya que sus cargos no son personales y su grado pertenece a la República, aunque sea usted quien porte en sus hombros los soles; que no debe usarlos para ninguna defensa política ni de partidos. Debe recordar siempre, el juramento de, “…defender la patria y sus instituciones, hasta perder la vida si fuere necesario y no abandonar jamás a sus superiores…” Esto, en los términos de defensa de la patria, en cuyo caso, usted no tiene superior a quien abandonar, ya que su mandato es solo para la defensa de la patria, cuyo único mandante es el del pueblo; hoy en la disyuntiva de querer deshacerse del presidente Maduro, ejerciendo el derecho constitucional del referendo revocatorio. Usted no tiene que hacer mas nada, sino mantener a la FAN al margen de la diatriba política, ya que como dice la Constitución en su artículo 328, “La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, …al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna…” y los integrantes de la Fuerza Armada Nacional en situación de actividad, “…tienen el derecho al voto (horror redundante constitucional)…, sin que les esté permitido optar a cargo de elección popular, ni participar en actos de propaganda, militancia o proselitismo político”. Por lo que es obvia la prohibición de participar en actos de propaganda, militancia o proselitismo político.

SU ACTUACIÓN DEBE DIRIGIRSE A AYUDAR A SOLVENTAR LA CRISIS POLÍTICA, QUE NO ES COYUNTURAL Apreciado general en jefe, quiero en esta oportunidad, como colega, veterano y formador de generaciones militares, de abogados y docentes, esbozar un concepto amplio de mi análisis sobre su coyuntura en la diatriba que le he mencionado, de la forma más real permisible para el intelecto humano, tal como lo percibo; por lo que dedicaré el máximo esfuerzo intelectual en exponerle mis versadas apreciaciones, sobre lo que ha sido, es y puede ser su actuación, en bien del país, que como todos sabemos, atraviesa una crisis política, que no es coyuntural, sino que es la consecuencia de una equivocada ideología, no solo de errada concepción filosófica, sino pragmática y de repetición de errores demostrados universalmente, que no tiene solución fáctica, sino 3 que requiere de un cambio o giro radicalmente opuesto al sistema que se ha aplicado al país, durante los 18 años de entronizado del llamado “socialismo del siglo xxi”, o “revolucionario”, como algunos se atreven a calificar, sin percatarse de la estúpida idea, que los llevó a devolver o dar marcha atrás al sistema democrático perfectible, instaurado en el país a partir de 1958, que con un ideal mejor concebido, lo recogió y estableció la Constitución de la República en 1999, así: “Venezuela se constituye en un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”.

LA CRBV HABLA DE UN MANDATO DEL PUEBLO, QUE DECIDE QUIÉN Y HASTA CUANDO ES GOBERNADO Quisiera esbozar estos términos constitucionales, que como usted puede ver, hablan de “Estado democrático”, es decir, mandato del pueblo soberano, que decide quién y hasta cuando es gobernado, por lo que no puede mediante subterfugios de ninguna naturaleza poder público alguno (léase ejecutivo, moral, electoral o judicial), impedir que decida efectuar el revocatorio del mandato a cualquier funcionario electo. En este proceso, no debe intervenir la FAN, ni ninguno de sus miembros, salvo en el voto para el revocatorio establecido en el artículo 331 de la Constitución. Habla también del Estado Social, que no debe confundirse con el sistema político llamado “socialismo”, ya que, aunque ambos términos incluyen lo social, el término constitucional se refiere al concepto teórico para la conformación de un sistema socio-político-económico que se propone fortalecer los servicios sociales y garantizar derechos, considerados esenciales, para mantener el nivel de vida necesario para participar como miembro pleno en la sociedad; para ello, prevé la integración de las clases sociales menos favorecidas, evitando la exclusión y la marginación, a través de la compensación de las desigualdades y de la redistribución de la renta por medio de los impuestos y el gasto público. Para ello, utiliza instrumentos como los sistemas de educación y sanidad públicos o privados (controlados por el estado), obligatorios, universales, gratuitos y subvencionados, financiados con cotizaciones sociales. Mientras que el socialismo, es un sistema caracterizado por el control por parte de la sociedad, organizada con todos sus integrantes, tanto de los medios de producción, de las fuerzas de trabajo y de la distribución de los bienes.

CONFUNDE LO “SOCIAL” CON “SOCIALISMO VERDADERO” O “POPULISMO INDEFINIDO”
En mi análisis, encuentro, que usted confunde lo social, que transformó el Tcnel. Chávez en un socialismo verdadero, creyendo que podría mantener indefinidamente el populismo de Estado o socialismo de Estado, con los altos ingresos petroleros, lamentablemente mal administrados y sin inversión reproductiva en el futuro, que es hoy. Hicieron creer al pueblo, que era posible transformar al Estado en el poderoso “petroEstado”, dando inicio a las expropiaciones para eliminar la empresa privada, y hasta la propiedad privada, entronizando la economía comunal y la propiedad comunal de los 4 bienes y servicios, que son los supuestos valores del socialismo comunista que aupó el Tcnel difunto en el antes mencionado “socialismo del siglo xxi”.

APRECIO EN SUS ACTUACIONES Y DECISIONES, ALGUNAS VIOLACIONES CONSTITUCIONALES
Referirme también, en la concepción constitucional del Estado, lo inherente a Justicia y Derechos Humanos, como responsabilidad del Estado, que es obvio, deben garantizarlos los poderes Ejecutivo y Judicial; y como me estoy refiriendo a su persona, he de manifestarle, que aprecio en sus actuaciones y decisiones, algunas violaciones constitucionales, por acción u omisión. Así le expongo: como copartícipe del Poder Ejecutivo, viola usted la Constitución, cuando autoriza, ordena y permite, que la justicia militar se involucre en los hechos dolosos de detenciones arbitrarias y enjuiciamientos antijurídicos, por la comisión de delitos, que no son de naturaleza militar, como lo regula y limita la Constitución en su artículo 261, la cual establece: “La jurisdicción penal militar es parte integrante del Poder Judicial, …La comisión de delitos comunes, violación de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, será juzgados por los tribunales ordinarios. La competencia de los tribunales militares de limita a delitos de naturaleza militar…”. Han sido juzgados y sentenciados venezolanos y extranjeros en la justicia militar, por delitos que no son de naturaleza militar, entre otros, por ejemplo, el juicio de los llamados “paracachitos”, y los de los generales Uson y Baduel. A propósito, el Código Orgánico de Justicia Militar vigente es obsoleto y desvinculado de la Constitución. Se quiso reformar por una Comisión de la Asamblea Nacional ad hoc, que funcionó hasta 2005, cuando fue eliminada por su presidente Nicolás Maduro, porque “ésta estaba integrada por una mayoría de opositores”.

LA FAN ACTÚA EN MATERIA DE ORDEN PÚBLICO, CONFUNDIÉNDOLO CON ORDEN INTERNO
Sobre el mismo tema, la FAN actúa en materia de Orden Público, confundiéndola con Orden Interno y aunque la primera está comprendida en la segunda, no son iguales los procedimientos, ni las jurisdicciones que deben conocer de los resultados operacionales militares y/o policiales. Actúan en manifestaciones de orden público contra manifestaciones pacíficas, sin armas, usando armas de guerra y sustancias tóxicas, violando el artículo 68 de la Constitución. Y, algo más grave, usted emitió una resolución ministerial, la 1068, donde comete un absurdo exabrupto de “dosificar el uso de armas letales”. Esto, es delito contemplado en el Estatuto de Roma como de lesa humanidad, que va contra los DDHH y el Derecho Internacional Humanitario, además de violar la Constitución. El artículo 332 de la CRBV establece, que “… los órganos de seguridad ciudadana son de carácter civil y respetarán la dignidad y los derechos humanos, sin discriminación alguna”. Este artículo, sin mucha interpretación, aclara que se quiso sacar a la FAN del mantenimiento de Orden Público. Es la razón, por la que el llamado Plan Ávila, que quiso aplicar el Tcnel Chávez el 11 de abril de 2002, era y es inconstitucional.

HA SIDO REFORMADA LA LOFAN, SIENDO LA MAYORÍA DE LAS REFORMAS INCONSTITUCIONALES Siguiendo el campo legal, pero en el mismo sentido, hay que mencionar, que en los últimos años, ha sido reformada la LOFAN varias veces, siendo la mayoría de las reformas inconstitucionales, toda vez que chocan con el principio constitucional de ir 5 contra el espíritu, el propósito y la razón de la misma Constitución. Así vemos, entre otras, las siguientes irregularidades: a) el cambio de denominación de la FAN, agregándole el calificativo de Bolivariana, sin dejar de mencionar, las incongruencias y morbosidades que usted mismo utiliza, como llamarla, chavista, antiimperialista, revolucionaria y otros apelativos; b) la inclusión de la Milicia como componente, que no tiene ningún sentido, ni orgánico ni institucional; c) la inclusión de una norma que institucionaliza el ejercicio de cargos por militares en la Administración Pública, es decir, la militarización de la AP, donde han llegado a cubrir hasta el 33% de los cargos de dirección en ésta, ejerciendo la función pública como militar en ejercicio de su carrera, que incluye ascensos y plazas; d) la reincorporación de militares retirados a la actividad y su ascenso, echando por tierra las normas que regularizan las situaciones del servicio y la profesionalización militar. Actitud que incide en la disciplina y la moral de los integrantes de la FAN, al destruir los tres pilares constitucionales de: disciplina, obediencia y subordinación, y eliminando los conceptos de antigüedad y mérito, fundamentales en la misma disciplina; e) la creación amorfa de unidades militares, sin ningún concepto utilitario en las funciones que debe cumplir la Institución, como forma de multiplicar los cargos para la demagogia de los ascensos sin discriminación ni interés organizacional, sino para la complacencia política y la demagogia partidista, ya que se usan para el proselitismo, avalados por torpes decisiones del TSJ. Choca con el sentido organizacional de los grados, utilizar el ascenso solo para complacer el estimulo y aspiración de la persona, sin considerar la necesidad de éste para la estructuración jerárquica de los cargos.

ERRÓNEA PARTICIPACIÓN DE LOS INTEGRANTES ACTIVOS DE LA FAN EN ACTOS CON FINES POLÍTICOS Otros aspectos, que debe considerar como negativos en las normas de ética y moral militar, entre otros, son los siguientes: a) confundir la libertad política de los militares, con la politización de la FAN. Es de recordar con desdén, por nefasta, la sentencia de la Sala Constitucional del TSJ, que admite y acepta como honroso al decir: “…que la participación de los integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en actos con fines políticos no constituye un menoscabo a su profesionalidad, sino un baluarte de participación democrática y protagónica que, para los efectos de la República Bolivariana de Venezuela, sin discriminación alguna, representa el derecho que tiene todo ciudadano, en el cual un miembro militar en situación de actividad no está excluido de ello por concentrar su ciudadanía, de participar libremente en los asuntos políticos y en la formación, ejecución y control de la gestión pública –siguiendo lo consagrado en el artículo 62 de la Constitución de la República de Venezuela-, así como también, el ejercicio de este derecho se erige como un acto progresivo de consolidación de la unión cívico-militar, máxime cuando su participación se encuentra debidamente autorizada por la superioridad orgánica de la institución que de ellos se apresta…”. Esto, general Padrino, no requiere comentario, por lo aberrante e inmoral de su interpretación constitucional.

CON LA IDEA DEL “SOCIALISMO” SE CREÓ UNA MORBOSA CLAQUE, EN SU MAYORÍA DE MILITARES
General Padrino, usted ha asumido el rol de defensor de la tesis del Tcnel difunto, es decir, la defensa del “socialismo”. Un sistema de gobierno, que en teoría y en la práctica ya conocida, es un cambio radical de la vida que siempre hemos llevado en democracia. El socialismo implica una planificación y una organización colectiva consciente de la vida social y económica; persistiendo en su conceptualización criterios encontrados respecto a la necesidad de la centralización de la administración económica, mediante el Estado como única instancia colectiva en el marco de una sociedad compleja, frente a la posibilidad de formas diferentes de gestión descentralizada de la colectividad socialista, tanto por vías autogestionarias como de mercado, así como mediante el empleo de pequeñas unidades económicas socialistas aisladas y autosuficientes. En este sistema, se crean grandes discrepancias sobre la forma de organización política para lograr o asegurar el acceso democrático a la sociedad socialista a clases sociales o poblaciones, frente a la posibilidad de una situación autocrática por parte de las burocracias administrativas. Eso, general Padrino, lo hemos visto y lo vemos; usted lo defiende, una burocracia partidista, grupal y corrupta, “boliburguesa”, como se le ha llamado, donde unos pocos, llamados desde antes “rojos rojitos”, cuyos protagonistas no vale la pena nombrar ya que usted y todos nosotros los conocemos, quienes valiéndose del cáncer del “control de cambio”, el control de precios, las mafias contraloras del mercado y de los mercados, el cuido y cierre de las fronteras, el manejo de las importaciones, las comisiones para el control del “precio justo” y muchos más controles; nos condujeron a la bancarrota que tenemos. Es decir, general Padrino, que se creó una morbosa claque, en su mayoría de militares, que dieron al traste con la beldad de la Constitución contenida en esta expresión: “…se consagran principios de justicia social, eficiencia, democracia, libre competencia e iniciativa, defensa del ambiente, productividad y solidaridad, fuera de cualquier dogmatismo ideológico con relación a la ya superada disputa sobre los roles del mercado y el Estado, evitando una visión extrema y excluyente de los contenidos sociales de todo sistema económico, pero sentando las bases de una economía de respeto a la acción individual…”

LAMENTABLEMENTE, SE ENTRONIZÓ LA ESTATIZACIÓN DE TODO LO SOCIAL Y LO ECONÓMICO Lamentablemente, general Padrino, el Tcnel Chávez entronizó la estatización de todo lo social y lo económico, obviando el fundamento estatal instituido en la Constitución, que establece: “…el Estado… tiene un papel fundamental como regulador de la economía para asegurar el desarrollo humano integral, defender el ambiente, promover la creación de valor agregado nacional y de fuente de trabajo, garantizando la seguridad jurídica para fomentar, junto con la iniciativa privada, el desarrollo armónico de la economía nacional y la justa distribución de la riqueza…”, y al contrario del contenido constitucional, promovió las expropiaciones sin indemnización, y la transformación y estatización de las principales empresas y organizaciones productoras y generadoras de bienes y servicios, que mediante la estrangulación del control de las divisas necesarias para la obtención de bienes de capital y de servicio, y de materia prima. Es decir, echó por tierra la letra constitucional, que establece: “…se plantea un equilibrio entre Estado y mercado, en razón de que el problema no es más Estado o menos Estado, sino un 7 mejor Estado y el mercado no es un fin en sí mismo, sino un medio para satisfacer las necesidades colectivas; ese equilibrio debe prevalecer entre productividad y solidaridad, entre eficiencia económica y justicia social, dando libertad a la iniciativa privada y preservando el interés del colectivo. El Estado debe orientar las políticas macroeconómicas y sectoriales para promover el crecimiento y el bienestar. Se reconoce como esencial la acción reguladora del Estado para establecer un marco normativo estable que brinde seguridad jurídica a la actividad económica, postulando una economía abierta a las inversiones extranjeras y garantizando que éstas estarán sujetas a las mismas condiciones de la inversión nacional”. Esto, se estudiaba en los cursos del IAEDEN y en cátedras, que muchos de nosotros desarrollamos, inclusive, en las universidades militares; cuya aprobación debió ser exigencia para quienes fueron llamados a desempeñar cargos gerenciales en estas materias. Lo más grave creado, general Padrino es la inseguridad jurídica, que ha campeado desde hace mucho tiempo y es el más grande obstáculo para la confianza de potenciales inversores

LA INDUSTRIA PETROLERA, ANTES NACIONALIZADA, COLAPSÓ ANTE LA IMPERICIA DE SUS GESTORES Pero hay algo más, general Padrino. La industria petrolera, que colapsó ante la impericia de sus gestores. Esa industria, nacionalizada en período de la democracia, fue puesta, en algunos momentos, en manos de incapaces, quienes solo atendían al llamado “rojo rojito”. Sobre este resultado, hay mucho escrito, que voy a obviar. Con la industria minera ocurrió igual, al politizarse y ponerla en manos de empresas transnacionales, que solo compartían el aspecto ideológico y político de atacar al “imperio”; no sin antes proceder a la expropiación y nacionalización de las empresas privadas, que participaban eficientemente en las fases del proceso productivo y de comercialización, aportando en la mayoría de los casos, tecnología y praxis. Ello condujo a aumentar la plantilla de empleados púbicos, de solo adeptos al sistema de gobierno que hemos criticado. También se olvidó el contenido constitucional que expresa: “…Por conveniencia nacional el Estado queda facultado para reservarse determinadas actividades económicas, de manera particular en el sector minero y petrolero. De forma transparente se reconoce que el dominio sobre esas áreas puede hacerse de acuerdo con el sector privado, dejando claramente establecido que el Estado puede entrar en convenios de asociación con el sector privado para el desarrollo y la explotación de esas actividades. Se le otorga rango constitucional a la nacionalización petrolera, pero al mismo tiempo establece la posibilidad de continuar en convenios de asociación con el sector privado siempre y cuando sean de interés para el país, y no desnaturalice el espíritu, propósito y razón de la nacionalización petrolera…” La suerte o resultado de estas nacionalizaciones y expropiaciones, es la debacle que tenemos.

ES FUNDAMENTAL, CONOCER EL IMPACTO Y DAÑO AMBIENTAL DE LA EXPLOTACIÓN EN EL “ARCO MINERO”
Algo más, sobre este tema, es el llamado “Arco Minero”, del que no voy a hacerle mucha apología, ya que es un tema que está hoy en el tapete; donde coincidimos, por ser parte de la cátedra que regento sobre el Derecho Ecológico en la Universidad, donde analizamos lo perjudicial para los suelos, la flora y las aguas, la explotación 8 irracional de los minerales, que es el tema que aquí se trata. Es fundamental, conocer, mediante estudios muy certeros y profundos, el impacto y daño ambiental que esta actividad genera, y que será dramático para las futuras generaciones, ya que se trata de la zona más emblemática y frágil del país, donde se encuentra, no solo el rio padre de nuestra hidrología, sino el mayor reservorio estratégico de aguas de Venezuela y del la zona amazónica que compartimos. Analice, general Padrino, su involucración, junto a la FAN, con la creación de la empresa minera de las Fuerzas Armadas. ¿Qué capacidad cognoscitiva y práctica tienen los militares, para emprender acciones empresariales de esta envergadura? Es, como se dice en el argot criollo, “poner hojillas en manos de un mono”. Ya en el pasado, la experiencia militar en estas faenas, generó un desastre político y moral dentro de la Institución, que recordamos como el no deber ser, quienes participamos en la corrección del desastre. General Padrino, estas acciones impensadas, ponen en peligro, no solo los recursos naturales de nuestro sistema ecológico, sino la propia diversidad biológica, que es la 3ra de América y la 7ª del Mundo. Es cierto, somos los premiados de Dios con la mayor diversidad de recursos naturales, sobe todos los países del mundo, pero no podemos poner en manos de empresas extranjeras la explotación de estos minerales en el corazón biótico de Venezuela, sin antes haber constituido la suficiente garantía y capacitación de nuestros especialistas y versados ecólogos, para que enfrenten por todos nosotros el control previo del los daños que generan estas actividades, ya destructoras en el planeta desde miles de años. Hay que comenzar por educar a los políticos y especialistas en el control previo y en el conocimiento de la huella ambiental y la ecológica, por lo que creemos una incongruencia haber eliminado el ministerio del Ambiente, que fue la carta ambiental que marcó cátedra en América y en el mundo.

ENCARGARSE DE LA ALIMENTACIÓN DE LOS VENEZOLANOS ¿ES EL PODER CON LA FUERZA DE LAS ARMAS?
General Padrino, hay mucho más que decirle, para que usted, en quien han confiado la solución alimentaria de los venezolanos ponga su venezolanidad al servicio del cambio de sistema político, necesario y urgente. Una función tan distinta a la función militar, por lo que percibo, que es para poder ejercer el poder con la fuerza de las armas de la República, quiero hacerle mención de algo cotidiano, que vemos los de a pie en esta patria de Bolívar. Se trata, de invitarlo a ponerse la peluca como lo hacía el difunto Chávez y se pasee por las calles de Caracas, para que vea la odisea de los venezolanos, supuestamente indiscriminados por el gobierno del “socialismo del siglo xxi”, donde niños y adultos pululan a las puertas de restaurantes para escudriñar en la basura, y obtener el alimento que no puede ofrecerle la administración de la patria. Muchos han sido los encargados desde hace años para proveer de alimentos los venezolanos, y por desgracia, varios o todos han sido militares, que se han apropiado de la mayor parte de los recursos que se le asigna en su misión, aprovechando en malévolo control de cambio. Curiosamente, general Padrino, estos militares, luego de su mala gestión, han sido premiados con ascensos y cargos de mando cercanos a usted, impidiendo que ellos rindan cuenta ante el órgano contralor de la República, electo por 9 el voto mayoritario de los venezolanos. Esa mayoría es la que exige el referendo revocatorio, no solo para quitar el mando a Maduro, sino para cambiar del régimen de gobierno instaurado por Chávez, que es la causa de este desastre de país.

EL ESTADO DEBE PROMOVER UN AMBIENTE PROPICIO PARA EL CRECIMIENTO Y LA GENERACIÓN DE BIENESTAR
Ya para terminar, general Padrino, quiero que piense y analice, esta conceptualización contenida en la Constitución: “…Otra importante innovación del texto fundamental es la introducción de principios constitucionales dirigidos a establecer como una obligación del Estado, velar por la estabilidad macroeconómica, promoviendo un ambiente propicio para el crecimiento y la generación de bienestar para los ciudadanos. La estabilidad macroeconómica se establece con base en tres principios fundamentales, a saber: equilibrio fiscal y un nivel prudente de deuda pública; autonomía del Banco Central en el cumplimiento de sus funciones, con un claro mecanismo de rendición de cuentas y coordinación transparente de las políticas macroeconómicas”. Esto, general Padrino, no es capricho de la Oposición, es el vademécum necesario para la gestión de gobierno y su control, establecido en la Constitución. Esto no es necesario que lo interprete el TSJ, quien tiene muchos problemas de legitimidad que debe resolver; al contrario, como lo dice la Academia Nacional de Ciencias Económicas ante sentencia 814 de la sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia del 11 octubre de 2016: “Esta sentencia del Tribunal Supremo de Justicia impide el cumplimiento de un precepto constitucional fundamental que define nuestro carácter como sociedad democrática. En nuestra Constitución, y en las leyes orgánicas que la han desarrollado, se establecen con toda claridad los procedimientos que deben seguirse en las diferentes situaciones que podrían presentarse en el proceso de la formulación, aprobación, ejecución y control del Presupuesto Nacional. Debemos advertir que la Ley de Presupuesto Nacional es un elemento central de la política pública para el desarrollo de cualquier país. Constituye el principal instrumento para el manejo de la política fiscal de la Nación y en ella se expresan las estimaciones de los ingresos y gastos a ser realizados en el período fiscal por parte del Gobierno Central, así como las necesidades financieras adicionales que no pudieran cubrirse con ingresos ordinarios. En una sociedad democrática, el Gobierno Central no puede decidir arbitrariamente el nivel y composición de los ingresos y gastos públicos. Es por ello que el Presupuesto de la Nación presentado por el Ejecutivo debe aprobarlo el órgano constitucional que representa a los venezolanos, vale decir: la Asamblea Nacional. De acuerdo a nuestra Constitución, el Gobierno es un administrador y ejecutor de las directrices que emanan de los ciudadanos. El Poder Legislativo encarna la pluralidad necesaria para asegurar que las prioridades recogidas en la estructura del presupuesto respondan a las necesidades del país, conforme a la diversidad de enfoques y perspectivas, ahí expresadas. Además, el Poder Legislativo realiza su función contralora al Gobierno y del cumplimiento de sus compromisos. A esta función contralora se suma el derecho de la ciudadanía a la realización de contraloría social, a quien en última instancia se debe responder por el uso de los fondos públicos.

ESTE DOCUMENTO ES UN INTROITO PARA EL ANÁLISIS SOCIOPOLÍTICO, QUE INCLUYE LA VARIABLE POLÍTICOMILITAR Por último, quiero manifestarle, que este documento, que es como un introito para su pensamiento analítico y asimilación sin pasión, lo inicié como un contenido de profundo profesionalismo, para el análisis sociopolítico, que incluye la variable político-militar, que aunque pareciera una incongruencia, es necesario considerarla, toda vez que la política abarca e incluye todos los factores del poder, que ubicamos en lo político, lo social, lo económico y lo militar, donde suelen tergiversarse conceptos y criterios que concluyen en confusión y resultados erróneos. Es lo que ha pasado en nuestro país, desde que se instauró el llamado “proceso”, iniciado con la Constituyente generadora de la Constitución de 1999, calificada como “la mejor del mundo”, hoy violada sin compasión por quienes la impulsaron, en la creencia de haber logrado una “patria nueva”. En ese proceso, entró usted general Vladimir Padrino López, graduado de subteniente en la Escuela Militar de Venezuela en el puesto de mérito Nro. 18, de la promoción “General Juan Gómez Mireles” de 1984, para ese entonces Director de la Escuela Militar, mi compañero de promoción de la Escuela Básica y del Curso de Comando y Estado Mayor, el Gral de Brig. Heliodoro Antonio Guerrero Gómez, quien fuera en su momento ministro de la Defensa; muy recordado, cuando nos tocó resolver militar e institucionalmente, la incursión de la Corbeta Caldas en las aguas del Golfo de Venezuela. Para ese momento, me correspondió ejercer el Comando de Operaciones de La Guardia Nacional.

General de División (GN) Enrique Prieto Silva
Profesor y Abogado – MgSc en Administración Pública, Seguridad y Defensa Nacional y
Doctor en Ciencias de la Educación

@Enriqueprietos

REMISIÓN:
From: Enrique Prieto enriqueprietosilva@yahoo.com
Date: 2016-10-16 13:19 GMT-04:00
Subject: Mi recomendacion al general Padrino.

Usted puede descargar el documendo en PDF, dando click aqui:

Mi recomendacion al general Padrino.pdf

¿Perdonará Dios a un asesino? Por: Vinicio Guerrero Mendez

Fecha: 5 de octubre de 2016, 14:41

¿Perdonará Dios a un asesino?/Articulo de Opinion de Vinicio Guerrero Mendez

LA VERDAD QUE YO INTERPRETO/Vinicio Guerrero Méndez

Y Lamec dijo a sus mujeres: Ada y Zila, oíd mi voz; mujeres de Lamec, prestad oído a mis palabras, pues he dado muerte a un hombre por haberme herido, y a un muchacho por haberme pegado. 24 Si siete veces es vengado Caín, entonces Lamec lo será setenta veces siete. (Génesis 4:23)

Aunque está en la Biblia, no creo que sus mensajes inspirados por Dios debamos predicarlos como esta escrito, mas bien considerarlos como ejemplo de un hecho pasado, para evitar no cometerlos nunca mas y no ser tomados como acusación eterna a los asesinos de ayer; mientras los vivientes de hoy cometemos peores y exigimos perdón como derecho: “Cualquiera que cree en Jesucristo para salvación es perdonado, sin importar los pecados que haya cometido” (Juan 3:16).

Solo porque esta escrito en la Biblia, la victima debe poner la otra mejilla e incluso perdonar a nuestros enemigos en gratitud al mal que nos hacen. Usted invitaría a su enemigo que apenas haya matado a un hijo suyo o familiar a su casa a conciliar y tratar de convencerlo que no lo vuelva a hacer? Por favor visualice, medite este versículo de Timoteo: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir para instruir en justicia,…” II (Timoteo 3:16). Que le pareció? No dice que solo debemos hablar de lo malo del pasado y nosotros continuar haciéndolo. Por favor debemos ser coherentes cuando vamos a juzgar por un hecho presente basado en los antecedentes del pasado. La Biblia es un libro de la historia de la humanidad donde narra mucha parte de la existencia inicial del hombre y la humanidad, con toda y sus imperfecciones, por tanto debemos estudiarla con sumo cuidado para entender y comprender. Por ejemplo cuando usted estudia una carrera es obvio que esta obteniendo conocimientos de ella y estudiar los errores cometidos por muchos colegas para evitar repetirlos. Esta es la esencia de la medicina: El conocimiento para mejorarla. La Biblia nos enseña los medios para la paz basada en los errores de nuestros ancestros para no repetirlos y por medio de ellos mismos obtener o llegar a la perfección.

Cuando leo este mensaje que dice expresamente que Jesús murió por nosotros y por lo tanto debemos perdonar a los asesinos arrepentidos, me parece que la Iglesia trata de justificarse hasta por la inquisición, la pedofilia, y muchísimos otros errores cometidos a través de la historia y por la cual ha perdido tanta credibilidad.

Cuando un asesino que sabe lo que es privar de la vida a un ser humano, se arrepiente, por supuesto que no merece perdón a menos que sea por un hecho culposo o legitima defensa, bien de un familiar, hijo, amigo o conocido, ser indefenso como un anciano, de lo contrario, estamos dando la oportunidad al resto del mundo a que tome la justicia por si mismo solo con arrepentirse o decir que Dios le perdonara.

Analicemos ahora esto:

Y Lamec dijo a sus mujeres: Ada y Zila, oíd mi voz; mujeres de Lamec, prestad oído a mis palabras, pues he dado muerte a un hombre por haberme herido, y a un muchacho por haberme pegado. Si siete veces es vengado Caín, entonces Lamec lo será setenta veces siete. (Génesis 4:23)

(Lamec era el nieto de Caín el primer fratricida de la humanidad por matar a su hermano Abel.)

Le parece esto justo? Jesús murió por nosotros pero una sola vez, ya no volverá a hacerlo. Ahora viene pero a pedir cuentas por no haber aprendido su lección.

Como dicen y repiten los religiosos estos versículos: “Jesús murió por nosotros, para pagar nuestro castigo (Romanos 5:8).” O sea que al invocar estos versículos dan autoridad al asesino para justificar sus consecuencias solo con arrepentirse. Entonces ¿perdonar a los que asesinan sin importar la cantidad de sus victimas cree usted que nos traería la paz?

Se dice: Murió para pagar nuestros pecados, entonces ¿de que valió su muerte si nosotros seguimos cometiéndolos y aun mayores?.

En pocas palabras los seres humanos de hoy no podemos tener perdón ni justificados por las escrituras.

Un padre no puede morir por sus hijos, nietos o tataranietos las veces que a ellos les de la gana de cometer un asesinato, sino advertirles las consecuencias del delito como escarmiento a las generaciones futuras.

Si así fuera, entonces Dios no hubiera destruido el mundo tantas veces, intentado construir el de sus deseos.

La oración! No la dejes nunca por nada. Ella da brillo a tus ojos, ardor a tu corazón, fuerza a tu voluntad. Persevera todos los días, sin desistir y Dios te escuchará.

Afectuosamente, imperfecto.

VINICIO GUERRERO MENDEZ

C.I. 3852345

Muy agradecido, muy agradecido y…. Por: Eddie A. Ramírez S.

Muy agradecido, muy agradecido y …..
Eddie A. Ramírez S.En respuesta a merecidos aplausos el destacado cantante Pedro Vargas siempre finalizaba sus intervenciones expresando tres veces que estaba ¨muy agradecido, muy agradecido y muy agradecido¨. Hay otros que no tienen méritos, pero por haber obtenido prebendas o para buscarlas manifiestan su ¨agradecimiento¨ pagando a políticos sus gastos de avión, carros, hoteles, comidas y propaganda. Esto ocurrió en el pasado y sucede en el presente, con el agravante de que hoy el agradecimiento se extiende hasta la cancelación de honorarios a defensores de supuestos narcotraficantes.
Ser agradecido es una virtud. Quevedo decía que ¨el agradecimiento es la parte principal de un hombre de bien¨. El problema es que a veces no provienen de los hombres de bien a los que se refiere el autor de ¨La historia del buscón¨, sino buscones que se aprovechan del erario público. Agradecen por haber recibido un tratamiento especial que les permite aumentar su riqueza. Además, la retribución del favor no es de su propio peculio, ya que los contratos con sobreprecio son una carga para todos los venezolanos.
Casi siempre los agradecidos permanecen tras bambalinas, aunque todo el mundo los identifica. Caso excepcional es el de Wilmer Ruperti, quien admitió que paga los costos de la defensa de Francisco Flores y Efraín Campos Flores, sobrinos de la pareja que usurpa Miraflores, imputados por supuesto narcotráfico. Si el juicio fuese en esta Tierra que ya no es de Gracia, el dadivoso permanecería anónimo, pero como es en Estados Unidos tuvo que admitir que aporta el dinero porque ese juicio ¨perturba la tranquilidad de la familia presidencial. Uno necesita que el presidente esté calmado. Estoy ayudando a preservar el gobierno constitucional¨ ¡Qué patriota!
El generoso Wilmer tiene motivos para estar agradecido, ya que de la noche a la mañana se hizo millonario con contratos otorgados por Pdvsa. ¿Ganó esos contratos en buena lid? ¿El monto de los mismos era el correcto? No lo sabemos y no somos jueces, ni fiscales. En el futuro la justicia tendrá que investigar. Sin embargo, inevitablemente viene a la memoria las palabras de La Rochefoucauld ¨La gratitud de muchos no es más que la secreta esperanza de recibir beneficios nuevos y mayores¨.
A pesar de su olfato para los negocios, Ruperti no ha captado que el régimen llega a su fin. Maduro no está intranquilo solo por lo de sus sobrinos, sino por el rechazo del pueblo y la cercanía del revocatorio. Ni una merengada de Transen y Lexotanil lo pueden calmar, así que el magnate de los barcos petroleros está perdiendo sus reales. Sobre el agradecimiento, Tagore decía que ¨Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que la sostiene¨. Desde luego que los sobrinos, como cualquier otro acusado, tienen derecho a la defensa, pero la objeción es la fuente de los recursos.
Ruperti es un caso más. Antes había regalado al difunto unas pistolas que pertenecieron a Bolívar. En otra ocasión le dio dinero a la sabandija de Heliodoro Quintero, quien le ofreció comprar unos diputados. También estuvo dispuesto a financiar a Juan Carlos Caldera, quien por esa razón fue execrado por Capriles de su campaña electoral, pero alguien le dio un segundo aire. Con el objeto de ganar puntos ha financiado con miles de dólares premios literarios, para lo cual se vale de personas que obvian la procedencia de los recursos.
A lo mejor algunos piensen que no vale la pena ocuparse de él, pero el punto es que hay que solicitar se investigue este tipo de¨ generosidad¨ que puede ser tráfico de influencia, por decir lo menos. Cabe también recordar que, inicialmente, los sobrinos designaron como defensores a integrantes del mismo bufete que atiende los casos de Citgo, quienes se retiraron porque debían revelar quién pagaba los costos. Wilmer está muy agradecido, muy agradecido, pero su agradecimiento es interesado.
Como (había) en botica: Los colombianos no aceptaron el caballo de Troya que pretendía destruir la democracia. La elevada abstención no fue por indiferencia, sino de gente que quiere la paz, pero tiene dudas sobre conveniencia de lo acordado. Lo procedente es renegociar bajo condiciones menos favorables para los narcotraficantes y terroristas ¿Qué pueden decir las cuatro rectoras del Psuv sobre la rapidez en organizar este referendo y de dar los resultados? Al igual que otras veces, el cambio de Gabinete fue con ineptos reciclados. Ernesto Villegas no es inepto, pero es intelectualmente deshonesto. El Foro Penal reseña un total de 89 presos políticos, de los cuales 22 son militares, 9 estudiantes y 6 damas. Además, hay 2000 venezolanos sometidos a procesos judiciales y con medidas restrictivas de sus derechos. Donald Trump, al igual que el difunto, es un patán peligroso. Desde el inicio mi favorita ha sido Hillary. Lamentamos el fallecimiento del geólogo Luis Felipe Masroua, quien ocupó importantes cargos en la industria petrolera. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 4/10/16 Noticiero Digital, Runrunes, Digaloahidigital, Republicano Liberal, elresplandordelsur.com

La paz de Colombia. Por: Robert Gilles Redondo.

La paz de Colombia

El pasado 26 de septiembre fue firmado en la ciudad de Cartagena el Acuerdo de Paz entre el Gobierno de la República de Colombia y las narco terroristas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que será sometido a consulta popular este domingo 2 de octubre. El texto del histórico documento es difícil de digerir. Sus 279 páginas son el resultado de una extenuante negociación que se realizó en la ciudad de La Habana, hecha bajo la mirada intrigante e invasora de los hermanos Castro, y pueden entenderse de múltiples formas.

La guerra de cincuenta años que causó tanto dolor ha llegado a su final. Las armas serán silenciadas en las montañas de Colombia y el país entero abre las puertas a una nueva era política, social, moral, ideológica y cultural. No podrá restársele importancia de ninguna manera a este memorable hecho porque era necesario detener el curso del río manchado de sangre que inundó la historia de la nación colombiana.

El Acuerdo de Paz con las FARC es un síntoma de los profundos cambios que vive América Latina, región atrapada en la última década por los populismos totalitarios que se alzaron con el poder desde Argentina hasta las recónditas islas caribeñas, pasando por la estabilización de regímenes caducos como el de Nicaragua y Cuba. Todos guiados de la mano por el difunto Hugo Chávez y la petrochequera venezolana, de la cual dispuso sin importar la miseria y la tragedia que con el transcurso del tiempo iba a suceder en Venezuela.

Las FARC-EP no son un grupo rebelde que se inspira en sublimes ideales ni en doctrinas sociales que procuren la justicia social, como ellos pregonan a los cuatro vientos al confesarse marxistas-leninistas o socialistas del siglo XXI y a nombre de las cuales causaron tanto daño. Es un ejército de la muerte, quizá el más cruel que haya visto Occidente después del nazismo y superando con creces a ETA, los 267.162 muertos, los más de seis millones de desplazados, los miles de mutilados, secuestrados, ultrajados y, en general, todo el país víctima da fe de ello. Además son narcotraficantes, producen la cocaína a gran escala, viven de ella e hicieron su guerra con ella.

Hugo Chávez las acogió desde siempre con amistad, financiándolas y concediéndoles el estatus de cuerpo beligerante. Abrió la frontera de Venezuela con Colombia para que ellos estuvieran a sus anchas, inoculando vicios que no eran nuestros, abriendo nuestro espacio aéreo para el tráfico de drogas y hasta permitiendo que dicho negocio impregnara amplios sectores civiles y militares, les protegió como aliados ideológicos, como eventual brazo armado de la aberrada revolución y aceptó que trajeran sin pudor un conflicto que nunca fue nuestro por muy vecinos que fuéramos. Miles de venezolanos también podrán incluirse como víctimas de esta guerra sin cuartel que inició Manuel Marulanda, alias Tirofijo.

Ahora bien, ¿qué significa esta paz para Colombia? ¿Y para América Latina? ¿Cuál es el precio de la paz y de la justicia? Gracias a Dios no tengo esas respuestas, le toca a la sociedad colombiana darlas el próximo 2 de octubre en el plebiscito del Acuerdo de Cartagena y en los años que están por venir. Sin embargo, dentro de la gran globalización que vivimos, dependientes como somos unos de otros, ora como Estados o sociedades, el proceso de paz de Colombia obliga a valientes y serenas reflexiones.

La primera de tales reflexiones es sobre el sentido del proyecto latinoamericano y su futuro, una vez se supere por completo el populismo totalitario del siglo XXI que, sin lugar a dudas, vive sus postrimerías. Los ciudadanos no podemos darle la espalda a nuestra región y permitir que la antipolítica gane terreno. Por mucha desesperanza que se haya instalado debemos asumir como nuestro el rumbo que queremos y no esperar, mucho menos crear, mesías que anuncien y prometan su realización. América latina debe reforzar sus notables instituciones democráticas como la OEA y el MERCOSUR y ¿por qué no? la UNASUR en el mediano plazo, convirtiéndolas en auténticas estructuras promotoras y garantes de la paz y la seguridad, el desarrollo y la igualdad, la justicia y la democracia.

El fin del chavismo permite que la América Latina se libere de las amarras ideológicas que nos fueron impuestas y que hoy reviven los más fervorosos odios anticomunistas, excluyendo a los “tibios de corazón” y exigiendo, como sentimiento común, que no seamos más rehenes de la política socialista del siglo XXI que tanto nos sigue haciendo retroceder aún en su agonía. Después de esta época que hizo colapsar a las democracias de la región no podemos seguir permitiendo que seamos un trozo de tierra más, organizado territorialmente en Estados y separado por fronteras jurídicas que sólo promueven más vicios.

La paz en Colombia abre la oportunidad para esto y muchas otras cosas. Una de ellas es pasar la página. Es amargo, sí. Es injusto. Es doloroso. Al fin y al cabo la historia en su acostumbrado ajuste de cuentas no siempre es benévola. Pero debemos favorecer la paz sin romper la esencia y la integridad de la vida e incluso de la misma historia.

Hace veinte años muchas advertencias se hicieron sobre el futuro de Venezuela. Al final el abismo estaba ahí, frente a nosotros, y caímos. El hambre y la miseria han desplazado a dos millones de venezolanos, una cifra injusta porque nadie tiene el derecho de secuestrar el futuro de otro y obligarlo a abandonar la tierra de sus vivos y sus muertos. Nuestro abismo no es diferente al colombiano, casi igualamos las cifras de muertos en tan solo 17 años de la dictadura chavista. Pero lo que sí puede ser diferente es la conciencia de la sociedad viendo en nosotros, los venezolanos, un ejemplo de nunca seguir.

El tema no es bajo qué condiciones se firmó la paz. La cuestión es sobre las condiciones que tiene la sociedad colombiana de derrotar realmente a las FARC en sus nuevas y absurdas andanzas políticas. La paz será lograda el día que ellos concurran a su primera elección y el país entero les diga que no, ese día habrá acabado la guerra.

Al margen de la repulsa innegociable que merecen las FARC por el horror y el odio injustificado que le han dado a Colombia, este país merece que al fin sus ciudadanos duerman sin los sonidos de las bombas y las ametralladoras.

Por último y no por menos importante hay que condenar que el proceso de paz no incluyó la creación de un Tribunal Ad Hoc que sentara a todos los narcoterroristas de las FARC, sin excepción ni prebendas legales, en el banquillo de la justicia por los crímenes de guerra cometidos. Colombia también merecía oír de esos delincuentes al menos una palabra de arrepentimiento después de tanta sangre injustificada. La paz también proviene del perdón, porque el perdón puede ser garantía del futuro.

Que Colombia agarre su corazón tricolor en la mano y respirando profundo se permita un nuevo tiempo, arando sus tierras fértiles para que la igualdad, la justicia y la paz germinen para siempre y que nunca más los fusiles hagan derramar más sangre en las montañas y en las ciudades. Los venezolanos aspiramos que la hermana República no viva la guerra sin bombas que hoy nos aprisiona el alma. Aspiramos sí que todos juntos encaminemos nuestra región para que los delincuentes no vuelvan a dirigir nuestro tiempo.