Comunismo color de lapa Por: G/D (GN) Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

¡COMUNISMO COLOR DE LAPA¡

Enrique Prieto Silva

Jueves, 30 de diciembre de 2016

Hemos leído con detenimiento el resultado de la investigación de la especialista en análisis de Entorno y Evaluación de Riesgo en el contexto político, social y económico de Latinoamérica Aura Palermo, quien, según su expositor, lleva cuatro años investigando y analizando el proceso que se viene gestando en Venezuela. “Para ello, ha examinado cientos de discursos y documentos pronunciados y emanados de quienes lideran el llamado ‘Socialismo del Siglo XXI’, con especial hincapié en el Proyecto Nacional Simón Bolívar (PNSB) y el Plan de la Patria de Hugo Chávez Frías”. ”Fue entrevistada por Nitu Pérez Osuna para El Venezolano de Panamá ¿Venezuela transita actualmente en la anarquía?, donde concluye, que “el escenario actual que vive Venezuela es de caos”.

Coincidimos con ella, en que desde el 2006 se inició este proceso, cuando Chávez instituyó, luego de su tercera reelección, imponer su oferta de cambio de sistema de gobierno ofrecido en 1999, cuando, luego de que se efectuara la constituyente, se produjera el adefesio que tenemos de Constitución, aprobado por una precaria minoría que asistió al proceso electoral aprobatorio y voto por el “si”. En esa oportunidad, el día 9 de noviembre de 2006, en un artículo que intitulamos “Socialismo rojo rojito del siglo xxi”, escribimos lo siguiente: “No sabemos cuál fue el socialismo que soñó Chávez, cuando entre tantos inventos improvisados, abrió la boca para proponerlo como fórmula salvadora de su desastroso invento político en el siglo XXI. Cuentan los más humildes teóricos, que el término socialismo, ha servido para designar a las teorías y acciones políticas, que defienden un sistema económico y político basado en la socialización de los sistemas de producción y en el control estatal, parcial o completo, de los sectores económicos, opuesto frontalmente a los principios del capitalismo.

Según ellos, la doctrina de este sistema, ha tomado diversas formas y concepciones. Desde la que acepta los valores democráticos, hasta las que establecen como necesarios el absolutismo y la dictadura; y en su evolución, se ha centrado en la posibilidad de dos categorías: la social-democracia, que se esfuerza por lograr sus fines utilizando la maquinaria del Estado, llegando al poder democráticamente para luego modificarlo pacíficamente cuyos modelos encontramos en Suecia, Inglaterra y otros países de Europa. La otra categoría es el socialismo-marxista, que considera que el poder para el logro de sus objetivos, solo se alcanza con la violencia y la destrucción de las instituciones capitalistas y democráticas existentes. A este corresponde la orientación fracasada de la Unión Soviética y los países de Europa Oriental que conformaron la URSS, y los países que siguieron su línea en Asia, América y África.

En nuestro comentado libro “Tiempos de Guerra”, al referir el tema explicamos que la Revolución Bolchevique de 1917, concretó las bases de la ideología marxista, con la contribución de Lenin, cuya engañifa marcó el inicio de la historia política de la Unión de Repúblicas Socialistas o de las ‘democracias populares’, como suele llamárseles, y de los partidos comunistas del mundo, cuyo fundamento fue tomado como ideología y teorizaron los más grandes y conocidos líderes del comunismo mundial: Stalin, Kruschef, Mao Tse-Tung, Liu Chao-chi y otros, quienes con sus decisiones políticas, contribuyeron a desarrollarla, pero nunca se enteraron de su fracaso.

En nuestro ejercicio ideológico, tratamos de encontrar un trasiego del Socialismo al Comunismo, en cuyo afán nos remontamos al siglo XIX, cuando los reformistas políticos de Europa, veían como las transformaciones sociales producidas por la Revolución Industrial, se traducían en empobrecimiento y sacrificio de las masas, producto de la presión que sobre el obrero ejercía el sistema capitalista. Siendo entonces, cuando desarrollaron diversas doctrinas socialistas, las cuales fundamentaron en el rechazo de la individualidad, de la propiedad y utilidades privadas, favoreciendo un sistema con base en el colectivismo económico, la propiedad de los medios de producción y la distribución de los bienes en manos del gobierno, de la sociedad o de grupos industriales, y en la responsabilidad social.

No hay dudas, que este desfase histórico doctrinario tratando de corregir los efectos de la revolución industrial, se transforma en una regresión ideológica, si recordamos que la historia ubica el inicio del comunismo con la idea del movimiento ‘taborita’, en su mayoría campesinos de Bohemia en el siglo XV, cuyo ideal era el de organizar la economía y la sociedad, basada en la propiedad colectiva de los bienes y de los medios de producción sin discriminación de clase. Como doctrina, su contenido tiende a la colectivización de los medios de producción, a la distribución de los bienes de consumo, dependiendo de las necesidades de cada uno y de la supresión de las clases sociales, de allí, que uno de sus teóricos, Babeuf dice: que ‘todos los bienes deben ser de propiedad común; la tierra no pertenece a nadie; los frutos son de todos’.

Tratadistas ortodoxos, ubican el concepto comunista como la sociedad ideal, cuyos antecedentes incluyen La República de Platón y las primeras comunidades cristianas. Otros consideran que surgió a principios del siglo XIX, como respuesta al capitalismo moderno. Entonces fue la base de afirmaciones utópicas. Todos estos experimentos fracasaron por cuanto realizados a pequeña escala, implicaban la cooperación voluntaria de todos los miembros quienes participaban en el proceso de gobierno”.

Le pregunta Nitu a la entrevistada: “¿Por qué la oposición ubicada en la MUD no ve lo que usted nos describe y continúa oponiéndose a la tiranía con herramientas democráticas?” A lo que responde Aura Palermo: “Cualquier persona que se tome la molestia de estudiar el Plan de la Patria o el Simón Bolívar vería lo que describo, pero los políticos ni siquiera lo han leído, tampoco sus asesores”.

Aquí el motivo del título del artículo: “Comunismo color de lapa”. No porque el “cachicamo trabaja pa’ lapa”, sino porque el comunismo, como la lapa tiene varios colores.

@Enriqueprietos

Comunismo color de lapa.docx

Anuncios

Acerca de Sammy Landaeta Millán

Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Edita desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en Comunismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Comunismo color de lapa Por: G/D (GN) Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s