Archivos Mensuales: noviembre 2017

Venezuela: Abusos sistemáticos contra opositores. @hrw_espanol @ForoPenal

Un manifestante es detenido por la Guardia Nacional durante una manifestación contra el gobierno en Caracas el 27 de julio de 2017.
Un manifestante es detenido por la Guardia Nacional durante una manifestación contra el gobierno en Caracas el 27 de julio de 2017. © 2017 Ronaldo Schemidt/AFP/Getty Images

¿A quién increpar? Por: Eddie A. Ramírez S.


¿A quién increpar?

Eddie A. Ramírez S.

La historia y las próximas generaciones inevitablemente tendrán que increpar a los rojos que hundieron al país, pero también a quienes no hicieron lo posible por desalojarlos del poder. Cierto que el Socialismo Siglo XXI se ha mantenido por el apoyo de la Fuerza Armada, de jueces y fiscales corruptos, de un CNE tramposo y del uso de los ingresos petroleros para comprar voluntades, pero parte de la responsabilidad nos corresponde a los opositores.

Entre estos últimos hay que incluir a políticos que no logran acordar una unidad de propósito, a periodistas que deforman los hechos, a analistas y formadores de opinión que no son constructivos, así como a twitteros que disparan desde la cintura sin medir las consecuencias. Ante el peligro de que el narcoestado se prolongue más allá del 2019, es imprescindible lograr una sola estrategia, tácticas comunes de acuerdo a las oportunidades que se presenten y un mensaje consensuado.

La dictadura totalitaria de Maduro es un caso único. No tiene ningún logro. La de Juan Vicente Gómez logró la pacificación del país, la conexión de los estados a través de una red de carreteras e inversión extranjera. La de Pérez Jiménez modernizó al país, propició una inmigración positiva y la delincuencia estuvo controlada. A pesar de los logros, ninguna de esas dictaduras puede justificarse. Así lo entendieron los dirigentes de esas épocas. Quizá la diferencia es que Gómez murió ejerciendo el poder, entre otras razones, porque la oposición estuvo muy atomizada. Pérez Jiménez fue derrocado porque, después de muchas desavenencias, los líderes de entonces entendieron que debían deponer sus diferencias.

¿Qué impide que hoy la oposición actúe al unísono y que cesen las descalificaciones? Al respecto, tanto políticos, como analistas y seudo analistas políticos, y aficionados de tribuna aventuran diferentes hipótesis: 1- Las ambiciones personales y la soberbia privan sobre el interés colectivo. 2- El régimen compró a varios dirigentes que colaboran para que persista la dictadura. 3- La creencia de que solo la Fuerza Armada o una intervención extranjera unilateral o multilateral pueden derrocar una narcodictadura totalitaria. 4-La percepción sobre el tiempo requerido para desalojar a Maduro y a su caterva de corruptos.
Probablemente las hipótesis 1 y 2 puedan ser ciertas con respecto a alguno que otro dirigente , pero no pasan de ser especulaciones y, desde luego, no aplica para la gran mayoría. La 3 no pasa de ser creencias en pajaritos preñados.

El punto de discordia para lograr la unidad se centra en la percepción de un grupo de que el régimen puede terminar sus días con protestas de calles, si toda la dirigencia se propone hacer cumplir “el mandato”del 16 de julio, por lo que cualquier negociación es una traición. El grupo antagónico sostiene que la salida solo puede lograrse mediante elecciones en las que se otorguen unas garantías mínimas de transparencia, para lo cual se requiere negociar con el aval de países amigos,

Ambas posiciones merecen respeto. Se han intentado las dos vías, pero tanto las protestas de calle, como las negociaciones no han logrado el objetivo. ¿Acaso son incompatibles? ¿Acaso no vale la pena que todos incentivemos las protestas y también negociaciones con norte claro? El régimen se está ahogando económicamente por insistir en una política que desde sus inicios estaba condenada a fracasar. Por ello necesita negociar, pero es iluso que le exijamos una rendición incondicional. ¿Podría ceder en que se cambie el CNE y que la Constituyente espuria no cambie la fecha de la elección presidencial?

A pesar de la tragedia que significa que Maduro termine su período, ¿sería ello lo más realista? El riesgo de no lograr acuerdos es que la Constituyente cubana podría aplazar o incluso eliminar la elección presidencial por voto directo. ¿Acaso es sensato correr ese albur? ¿Por qué no reactivamos la calle en apoyo a las negociaciones y toda la dirigencia envía un mensaje optimista a la ciudadanía que sufre necesidades ? Los políticos deben dar ejemplo de desprendimiento y responsabilidad. Los no políticos debemos contribuir a un clima de entendimiento. Todos merecemos ser increpados.

Como (había) en botica: A 15 años del paro cívico convocado por todos los partidos políticos, la CTV y Fedecámaras, los casi 23.000 trabajadores petroleros ilegalmente despedidos seguimos en pie de lucha contra la dictadura. El paro logró que el gobierno aceptara realizar el referendo revocatorio y se comprometiera a rectificar sus errores. No cumplió con esto último. Ni la oposición, ni el grupo de países amigos lograron que acatara lo acordado. Nelson Hernández, compañero despedido de Pdvsa y reconocido experto en energía escribió: “.. Aunque hay quienes dicen que se le entregó en bandeja de plata la industria petrolera al gobierno. A eso les digo que era una decisión tomada por el gobierno la conquista de Pdvsa… Sigo con mi frente en alto porque no salí de Pdvsa por ladrón o por incapaz, salí porque no podía prestarme a las vagabunderias que hacía el gobierno de Chavez y que pretendía que yo aprobase en mi cargo de Gerente de Control Interno en Pdvsa Gas”. El cuestionado general Quevedo le dará la puntilla a Pdvsa

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 28/11/17 Noticiero Digital, Runrunes y Digalahi digital

Dictadura de Maduro y su plan B. Por: Rubén Dario Bustillos Rávago @rdbustillos OPINIÓN.

DICTADURA DE MADURO: PLAN B

Por: Rubén Dario Bustillos Rávago

El régimen se aprovecha de la desmembración de la MUD [en donde las últimas actuaciones de su dirigencia pusieron en evidencia la prevalencia de sus intereses personales y partidistas sobre los de las mayorías de la oposición] para tratar de cambiar su fachada internacionalmente, utilizando nuevamente a sus aliados oportunistas para que, en un supuesto diálogo que llevan a cabo en la Republica Dominicana, conducirnos a otra estafa electoral con el mismo CNE y el sistema tramposos de Smartmatic. De esa manera el colombiano Nicolás Maduro se retiraría a disfrutar la fortuna esquilmada a los venezolanos.

Sin embargo, el grupo terrorista de origen iraní, Hezbollah, financiado por el vicepresidente Tareck El Aissame, continuaría posicionándose para cumplir su misión en la región; el narcotráfico, con el “Cartel de Los Soles” a la cabeza, continuaría sus operaciones que les producen más de 25.000,00 millones de dólares anuales; el partido FARC avanzaría en Venezuela y en Colombia; el candidato Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, con su inmensa fortuna proveniente del narcotráfico, el secuestro y la extorsión, alcanzaría la presidencia para convertirla en otro narco-estado; Cuba continuaría expoliando nuestros recursos, mientras Rusia e Irán fortalecerían su presencia en el hemisferio para presionar a USA en el juego internacional. ¿Y nosotros? continuaremos comiendo de la basura.

Tenemos que meternos en la cabeza de que la crisis venezolana compete a la comunidad de actores con intereses internacionales propios que amenaza la región entera y que treinta millones de ciudadano estamos viviendo una situación de rehenes bajo un secuestro perpetrado por una banda Internacional del crimen organizado, mientras la dirigencia democrática mantiene una relación cómplice con quienes nos someten con las fuerzas de las armas de la república cuya guardia y custodia corresponde a la FAN.

Los venezolanos que estamos sufriendo las consecuencias tenemos que entender que no habrá salida si no expulsamos a Cuba, Irán, Siria, Rusia y China de nuestro territorio y apresamos a sus secuaces para someterlos a la justicia, y que para lograrlo necesitamos de la ayuda de la comunidad internacional.

rubc3a9n darc3ado bustillos rc3a1vago

Caracas, 26 de Noviembre de 2017. rdbustillos, @rdbustillos.

DICTADURA DE MADURO, PLAN B.docx

“La oposición soy yo” Por: Eddie A. Ramírez S.

“La oposición soy yo”

Eddie A. Ramírez S.

No tienen el poder, por lo que no pueden decir “El Estado soy yo”, como vociferó Luis XIV, según anécdota poco sustentada. Por ello, unos se limitan a predicar “la oposición soy yo” , los demás son colaboracionistas; otros se consideran la verdadera oposición y descalifican a los demás por no ser militantes de un partido o por percibirlos extremistas. En tiempos difíciles, quienes pretenden fungir como dirigentes o como orientadores deberían tener la sensatez de deponer sus intereses, en unos casos, o de mitigar su fanatismo y prepotencia, en otros.

Esta característica no es exclusiva de los venezolanos. La historia narra casos de luchas internas entre dirigentes, aún cuando la situación que enfrentan amerita unir esfuerzos. Uno de ellos fue la confrontación en el exilio entre los generales De Gaulle y Giraud, mientras Francia estaba ocupada por los nazis y Hitler se paseaba victorioso por Europa. Al respecto Churchill comentó “se odian más entre ellos que a los alemanes”.

Cada quien tiene derecho a expresar sus ideas, pero es pertinente ser más comedidos.¿Es sensato y justo, por ejemplo, descalificar a Yon Goicoechea porque decidió lanzar su candidatura a la alcaldía de El Hatillo? ¿No sería más constructivo decir que no se está de acuerdo con esa decisión y por lo tanto no votarán por él? ¿Qué se gana con descalificar a un joven que lo que ha hecho es sufrir prisión y desear seguir luchando?

¿Es tan difícil entender que votar o no hacerlo es una decisión, buena o mala, que generalmente se toma de buena fe pensando que es la mejor manera de enfrentar al totalitarismo? Votando hemos tenido éxitos, aunque poco después la dictadura haya desconocido competencias, encarcelado a alcaldes y anulado a la Asamblea Nacional, pero a un elevado costo político a nivel internacional. También hemos tenido fracasos como el reciente del 15O, básicamente por fraude cometido por el régimen y, parcialmente, por descuidos nuestros.

Lo mismo es válido para la negociación. Es tan poco racional descalificar a quien considera que una negociación es necesaria , como desacreditar a quien la rechaza. Todo depende del objetivo que se persigue, de lo que se acepte y de las garantías de cumplimiento. Cuando el mariscal Petain, el almirante Darlan y el general Giraud negociaron el armisticio con Hitler no lo hicieron por antipatriotas, sino por pensar que el ejército alemán era tan poderoso que seguir combatiendo era un mal mayor. Se equivocaron. Inevitablemente toda Francia quedó bajo el yugo nazi. Darlan y Giraud se percataron a tiempo y al final apoyaron la causa aliada. Petain se plegó a los nazis y sufrió las consecuencias. Esa negociación fue un fracaso, pero otras han sido exitosas.

En esa II Guerra Mundial, mientras los nazis ocupaban países y asesinaban judíos,
Suecia y Suiza, países neutrales y democráticos, negociaban con Alemania materiales estratégicos. En esa época Cordel Hull, Secretario de Estado de Roosvelt, aceptaba que Tacho Somoza, el dictador de Nicaragua, era un hdp pero alegó que “era nuestro hdp”. Cuando Curazao y Trinidad eran dependientes de las democráticas Holanda e Inglaterra, respectivamente, Pérez Jiménez logró que mi padre fuese expulsado de esas islas. En el caso de Trinidad también fueron desalojados Jóvito Villalba, Droz Blanco y Vicente Gamboa. Afortunadamente, hoy la defensa de los derechos humanos no tiene fronteras y los países democráticos tienen pocas simpatías por las dictaduras.

Parte de la oposición aceptó acudir a una nueva negociación, siempre y cuando asistan como acompañantes cancilleres de países democráticos. Esta vez cuenta con respaldo internacional, lo cual es una ventaja. Sin embargo, comparece debilitada por la reciente derrota y por la división interna. El régimen acude fortalecido por una parte, pero debilitado por la necesidad de refinanciamiento de la deuda y por las sanciones internacionales de Estados Unidos, Canadá y de los 28 países de la Unión Europea.. ¿Qué se podrá lograr? Lo máximo sería que se disolviera la Constituyente, pleno reconocimiento de la Asamblea Nacional, cambio del CNE y del TSJ, libertad de presos políticos y canal humanitario. Lo mínimo aceptable sería que los rojos limiten las atribuciones de la Constituyente, designación de un nuevo CNE, libertad de los presos políticos y canal humanitario ¿Vale la pena ir a esa negociación? Sí, siempre y cuando nuestros representantes no se dejen engatuzar.

Predicar que debemos hacer cumplir el “mandato”del 16 J, sin tener cómo son solo buenos deseos. Otras opciones son posibles, pero se perciben poco probables. Para salir del régimen la oposición no puede ser fulano o sutano, tenemos que ser todos. Para alcanzarlo quizá lo apropiado es lograr una buena negociación y reconstruir la unidad alrededor de un candidato independiente.

Como (había) en botica: Según Boletín de la OPEP del día de ayer, la producción de crudo de Venezuela es de 1.863.000 barriles por día, un 5.7% del total de esa organización. “Infatigables” es un libro que está próximo a circular. Víctor José López( El Vito) no se limita a referir las luchas por la libertad en las que participaron familiares de él y de su primo Leopoldo, otro infatigable,sino que en forma amena nos pasea por muchos sucesos de fines del siglo XIX hasta la fecha. Lo disfruté y aprendí ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 14/11/17 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Resucitemos la unidad. Por: Fernando Ochoa Antich @FOchoaAntich

Resucitemos la unidad

Fernando Ochoa Antich.

Provocar la abstención ha sido y es la estrategia de Nicolás Maduro y la corrupta camarilla que lo acompaña. Su aplicación les ha dado importantes beneficios. Fue, sin duda, la causa fundamental de la derrota de la oposición democrática en las elecciones para gobernadores. La provocó irrespetando, de manera inescrupulosa, los derechos ciudadanos. También es necesario señalar que los mismos resultados se presentan, después de la denuncia de Andrés Velásquez en el estado Bolívar, como fraudulentos. Es verdad que hubo otras causas para esa abstención, una de ellas la decepción que produjo, en algunos sectores, no haber logrado una solución de la crisis después de las recientes acciones de calle. Sin embargo, es innegable que el sacrificio heroico de tantos jóvenes fue el factor primordial para desenmascarar la dictadura y lograr el apoyo decidido que le ha dado la comunidad internacional a la oposición democrática venezolana. Además, la experiencia de lo ocurrido en la escogencia de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente le ha mostrado a Nicolás Maduro, claramente, que eventos electorales no competitivos y sin algunas condiciones democráticas no generan legitimidad suficiente. Al madurismo le interesa que existan contendores, pero siempre mediatizados por el abuso de poder. Sin embargo, la experiencia de la derrota electoral en las elecciones parlamentarias lo ha hecho aún más temeroso, extremando sus arbitrariedades para evitar un riesgo similar.

La división de la MUD ha sido realmente una tragedia. No porque ella haya ocurrido en sí misma, sino por el inconveniente momento en que surgió. Es verdad que las diferencias estratégicas y tácticas existentes, en el seno de la dirigencia, eran muy significativas para poder realmente constituir una dirección política que estuviera en capacidad de conducir a la oposición democrática en su difícil y exigente enfrentamiento con el totalitarismo gobernante, pero no era causa suficiente para provocar la división teniendo tan cerca las elecciones municipales del 10 de diciembre y la casi certeza de que las elecciones presidenciales se efectuarán en los primeros meses del próximo año. Sin lugar a dudas, la Mesa de la Unidad Democrática había alcanzado un importante éxito al lograr una verdadera unidad para escoger sus candidatos a gobernadores sin mayores dificultades utilizando el método de las primarias. Es innegable, que el resultado electoral fue sumamente traumático, pero eso obligaba, aún con mayor razón, a preservar a toda costa la unidad interna de la oposición para evitar nuevas derrotas y analizar con detalle los errores cometidos y los abusos de poder del madurismo para poder encontrarle una respuesta conveniente. La causa fundamental de la división fue la decisión de Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular, Causa Radical y Alianza Bravo Pueblo de no participar en las elecciones municipales, dejando además en claro que no irían a unos nuevos comicios mientras no se modificaran las actuales condiciones electorales.

¿Se discutió a profundidad tan delicada decisión con todos los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática y se valoró con realismo el sentimiento nacional? Tengo algunas dudas. Me ha sorprendido el rechazo de varios partidos a esa decisión y la inmediata posición de amplios sectores sociales exigiendo asistir a las elecciones municipales para no perder espacios políticos obtenidos por la oposición democrática después de largas y muy difíciles luchas. Tampoco creo que se consideró con suficiente criterio el hecho del tipo de elección que se iba a realizar. Una elección municipal toca el sentimiento de los vecinos de una manera muy delicada. No es fácil aceptar una decisión de ese orden sin que se haya discutido con los propios vecinos las razones por las cuales deben abstenerse, conociendo de antemano que su municipio va a ser controlado por un miembro del PSUV, quien va a imponer su visión ideológica en actividades tan delicadas como la educación de sus hijos. Hay otro aspecto que tiene confundida a la opinión pública: la oposición no asistirá a las elecciones municipales por considerar que las condiciones electorales no son suficientemente equitativas, pero si considera asistir a la contienda presidencial si se logra cambiar dichas condiciones. En caso de no lograrse, ¿piensan los partidos democráticos permitir que Venezuela continúe bajo el actual régimen por no lanzar un candidato presidencial?

Las consecuencias de la división de la MUD son de tal gravedad que sería irresponsable no señalarlas con claridad y firmeza. La primera ha sido la proliferación de candidatos. En todos los municipios, en los cuales históricamente la oposición ha derrotado con cierta facilidad al chavismo, ha surgido un número tal de candidatos que lo más seguro, de no resolverse tan absurda situación, es que los triunfadores sean los candidatos del PSUV. Esta proliferación de candidatos conducirá a una derrota aún mayor que la ocurrida en las elecciones de gobernadores. Sus consecuencias están a la vista: producirá tal desmoralización en los sectores democráticos que, muy probablemente, la oposición será derrotada en las próximas elecciones presidenciales. Si los grandes partidos decidieran no lanzar candidatos siempre hay la posibilidad que algunos de los pequeños, como está ocurriendo en las elecciones municipales, respalden a alguna personalidad nacional con cierta imagen, pero con ninguna posibilidad de éxito. Después vendrán nuevas elecciones para aprobar una constitución de corte socialista presentada por la Asamblea Nacional Constituyente Comunal. En consecuencia, es necesario que toda la dirigencia nacional responsablemente reflexione sobre la posibilidad cierta de estos dolorosos hechos y tome las medidas necesarias para evitar esa tragedia nacional. No es posible que se permita pasiva e irresponsablemente comprometer el destino del país y el de nuestras futuras generaciones. Resucitar de nuevo la unidad es imprescindible.

Caracas, 12 de noviembre de 2017.

fochoaantich.

20171112. Resucitemos la unidad.docx

Por un plato de lentejas. Por: Eddie A. Ramírez S.

Por un plato de lentejas

Eddie A. Ramírez S.

Dice la Biblia que Esaú, hijo mayor de Isaac, regresó de una cacería muerto de hambre y le solicitó a su hermano Jacob que le diera comida de un plato de lentejas que tenía preparado. Este lo chantajeó al exigirle a cambio su derecho a la primogenitura. Quienes nunca han conocido el hambre quizá critiquen a Esaú por vender su derecho, pero ¿es censurable que alguien que no tiene comida agache la cabeza? Se presentan cuatro situaciones.

1- Los ciudadanos que aceptan las bolsas oficiales de comida CLAP a cambio del voto lo hacen por necesidad. Son los Esaú que deben ceder al chantaje de los Jacob que detentan el poder, para poder satisfacer una necesidad primaria como es la alimentación. Por ello, nadie debe criticarlos, aunque hay algunos vividores a quienes les gusta recibir dádivas sin realizar el esfuerzo de trabajar.

2- Se podría entender que los cuatro gobernadores que se humillaron ante la espuria Constituyente aleguen que aceptaron someterse al yugo de las “horcas caudinas” para poder dar de comer a sus seguidores. Sin embargo, debieron considerar que el costo de las lentejas era mayor que el beneficio de la primogenitura. Nada podrán arreglar en sus estados y, lo que es peor, le dieron el visto bueno a un parapeto que fue desconocido y condenado por todos los países democráticos. Si hubiesen asumido otra posición, podrían tener la cabeza erguida, la dictadura de Maduro tendría aún más rechazo mundial, quizá cinco estados estarían en ebullición y la oposición no estaría dividida.

3-Otro caso es el de Manuel Rosales ¿Cómo puede ser tan falta de ética para postularse a un cargo que ganó legítimamente Juan Pablo Guanipa? Nunca lo habíamos descalificado, a pesar de que muchos sospechan del guante de seda con el que es tratado por la dictadura, incluyendo la repentina suspensión de su inhabilitación. Sin duda Maduro movió bien sus peones. Guanipa es el gobernador del Zulia y Rosales sería un usurpador. Las lentejas le saldrán caras.

4- Mucha discusión se ha desatado con respecto a quienes aceptaron ser candidatos a alcalde. Es lógico que se desee no perder municipios en donde somos mayoría abrumadora y en donde laboran compatriotas que quedarían sin empleo. No los criticamos y esperamos se preparen bien para enfrentar las trampas. Quizá podamos ganar algunas, pero estemos claros que el régimen se
valdrá de sus triquiñuelas para que no ganemos las que ya están en su poder.

¿Lentejas por primogenituras? No todos tienen la entereza de un Franklin Brito, quien prefirió morir de hambre en defensa de su derecho a un pedazo de tierra de relativamente poco valor.

Como (había) en botica: El régimen cometió un gran fraude el 15-O, pero nuestros dirigentes fallaron; unos por descuidar las Mesas electorales y otros por no votar y enviar señales abstencionistas. Ojalá acepten su responsabilidad y se constituya una verdadera unidad. Nuevamente Canadá evidenció su rechazo a la dictadura sancionando a otros personeros del régimen, por violaciones a los derechos humanos y corrupción entre ellos a Maduro, Rafael Ramírez y Eulogio Del Pino. Felicitamos al doctor Oscar García Mendoza, quien hoy se incorpora como nuevo Miembro de Consejo Consultivo del Interamerican Institute for Democracy. Freddy Guevara, el joven diputado que ha enfrentado cívicamente y con coraje a la dictadura tuvo que asilarse. Los magistrados sumisos del TSJ volvieron a incurrir en otro atropello al retirarle la inmunidad. Celebramos la libertad relativa de Yon Goicoechea y Delson Guarate y les deseamos éxito en sus candidaturas, si es que las permiten ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 7/11/17 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

¿Que Fuerzas Armadas tendremos en el futuro? Por: G/D (GN) Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

¿Qué Fuerzas Armadas tendremos en el futuro?

Enrique Prieto Silva

Domingo 5 de noviembre de 2017

La prensa norteamericana refleja esta pregunta de boca del Fiscal General Militar poseedor del impulso procesal de la acción penal en materia de justicia militar, subordinado al Fiscal General de la República, en una función que no es militar sino pública, por cuanto el ámbito de su competencia jurídica está delimitado por los parámetros del artículo 261 de la Constitución, en un limbo que lo ubica más en la acción jurídica nacional, que en la jurisdicción penal militar.

Pensamos, que tal vez sea una reflexión inocente dentro de su formación personal como militar, que cree, a tenor de sus palabras, conocer o haber aprendido el código de honor de las fuerzas armadas forjadas en los años de su perversión política sin remedo, en las que apresurado funge de ductor de ética y moral, a pesar de haber cometido deslices o dislates jurídicos que lo ubican dentro de los promotores de la desidia. Admitir o aceptar órdenes del ministro de la defensa y del presidente de la República para abrir juicio militares sin dimensión de competencia, como el abrir juicio y ordenar detenciones a ciudadanos por la comisión de delitos que nos son de naturaleza militar, lo convierten en un fraudulento fiscal militar. Más grave aún, que impute a ciudadanos civiles y militares por delitos considerados flagrantes, sin analizar la naturaleza de estos y el forjamiento de situaciones como delitos, como la de detener a ciudadanos por ataque al centinela, considerando como tales a ejecutores del control del control de orden público, es una flagrante e ignorante estupidez que denota falta de probidad en el ejerció de tan alto cargo.

Reseña la prensa, que el Fiscal General Militar pregunta a los generales y almirantes de la República: “¿Qué FANB [Fuerza Armada Nacional
Bolivariana] vamos a dejarle al país, si seguimos siendo alcahuetes por los compromisos que tenemos con los subalternos?”, y en su motivación, deja ver al Ministro de la Defensa, que “…la anarquía y el alto índice de criminalidad que impera en Venezuela también parece haber contagiado los cuarteles, creando gran preocupación por un desmedido incremento en los casos de robos, deserciones y abusos de autoridad…”.

Sinceramente, consideramos que es una situación preocupante por su contenido, no delictivo sino disciplinario, que no es contagio alguno con la situación dramática que vive el país, sino que es la consecuencia del dejo institucional bajo la egida de sus mandos en todos los niveles, que abandonaron sus obligaciones y su orden disciplinario, para orientar a la Institución al perfil político partidista del “comandante en jefe”. Más grave aún, trasformaron a la FAN, como ariete pendular del vaivén político, en una odisea indisciplinaría y antimilitarista nunca vista en la historia patria.

Hemos visto como con en el devenir de un nuevo siglo, tuvimos que amoldarnos a una nueva vida republicana, con un nuevo sistema de gobierno autodenominado socialista, que evidentemente fracasó en todos los campos del poder; en el económico, que es el que rige los avatares de la vida social, que es la más resentida por lo imperfecto y destructivo del poder político, que desgraciadamente involucionó e implosionó con el poder militar que desviado de su quehacer constitucional, quiso transformar el mando militar en gobierno civil, militarizando la administración pública y todos los poderes, bajo la premisa de un nuevo Estado populista, que no popular, orientado por un militar con precaria formación, que fue y es asumido como líder o “comandante eterno”. Solo el tiempo se ha encargado de darnos la razón.

Ya lo dijimos antes: “La institución militar vive un drama inverosímil e innecesario, donde su personal activo no encuentra qué hacer, en ese escenario de incertidumbre al que ha sido conducida la Institución, volcada en una dislocada lucha política en la que fue involucrada desde que se le politizó, dejándose de lado la ‘apoliticidad’ establecida en el artículo 328 de la Constitución, y hoy se debate en el ¿qué hacer?, cuando a la deriva dentro de una tormenta contrapolítica sufre el reclamo turbulento del pueblo que le pide clemencia y piedad, creyendo que son ‘los militares’ los que apuntalan al régimen de capa caída; y que su intervención no ha sido solo para resguardar el proceso electoral y cuidar el voto y los votantes, sino que los manos altos y medios se han involucrado en las perfidias del chantaje y del fraude.”

El Fiscal General Militar concluye su apreciación, solicitándole al ministro, “…la posibilidad de implementar una mesa de trabajo con los Directores de Personal Militar con el objeto de fijar puntos de vista y buscar soluciones a esta problemática que está deteriorando nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana”. La idea no es mala; sin embargo, sugerimos al FGM que, más que una mesa de trabajo, pida al ministro que desmonte su aparataje político y devuelva a la FAN su verdadero sentir institucional, que vuelva al cumplimiento de la Constitución, que saque la política de los cuarteles, y luego de una previa advertencia, comience a utilizar las normas disciplinarias conforme a la Ley y deje de usar la justicia militar como “garrote político”, no por imputación de civiles, sino porque solo deben imputarse delitos de naturaleza militar.

Sin dudas, la Institución Militar está dañada y viciada de gravedad, pero la solución no es corregir a la institución sino corregir o eliminar al personal dañado que no se adapte a la FAN constitucional, ya que no son necesarios ni imprescindibles.

Esto debe comenzar con un acto de fe y expiación de los integrantes del alto mando militar incluyéndose el propio ministro.

¡Las instituciones no se pervierten, se pervierten los hombres que las integran!

Que Fuerzas Armadas queremos para el futuro analitica.docx

Venezuela reclama. Por: Pablo Aure @pabloaure ¡Hasta cuándo!

¡Hasta cuándo!

Venezuela reclama

@pabloaure

Años de lucha, de encuentros y desencuentros. El país cada día más destruido y el sector democrático desarticulado. Se ha hecho mucho, pero cada quien por separado. No ha habido de lo que muchos hablan y pocos construyen. En efecto, se predica la unidad, pero no ha sido posible construirla porque los principales promotores tienen agendas personalísimas, y que simulan apostar a la unidad siempre y cuando el centro de atracción gire alrededor de ellos. Me refiero a todos, juntos o separados. Imposible salir de este atolladero mientras el interés personal prime sobre el general.

Cuán difíciles son las relaciones personales y más aún, si esas relaciones están seducidas por las ambiciones del poder. Hay quienes constantemente ven como enemigos a los que se supone están en el mismo equipo y por lo tanto, deben desear lo mismo que ellos. Los señalan y tratan de anularlos. Hemos visto ese comportamiento en esta dura batalla contra el “Socialismo del Siglo XXI”

Parece inexplicable pero es así. Analizando tal situación, concluyo que no luchan contra el sistema, sino que quieren llegar a ser parte de él. No existe intención de acabar con lo malo sino desplazar a quienes lo hacen mal para ocupar su lugar y hacerlo hasta peor.

Venezuela ha sido víctima de liderazgos mediáticos. Se construye una matriz de opinión en torno a alguien o, a algo, y por allí se preparan los discursos de apoyo a una persona o, conductas que muchas veces entorpecen los cambios. ¿Qué nos pasa? No hemos sido capaces de emplear el sentido común. Cambiamos de opinión de acuerdo a las directrices del “líder” del momento. No hemos tenido una estrategia planificada. Por eso pienso que, no ha habido sinceridad en la lucha. No se ha luchado contra el régimen sino para satisfacer las ideas y aspiraciones de individualidades o de determinados grupos. Los intereses colectivos no cuentan.

Dieciocho años de combates no han sido suficientes para darnos cuenta que el egoísmo, las mezquindades, los pactos y las traiciones son los que nos han impedido avanzar. Entre el año pasado y este -que casi finaliza- se han desarrollado actividades que demuestran lo antes narrado. Desde el mismo instante de obtener la mayoría –mutilada- en la Asamblea Nacional, se abrió el abanico de salidas, aunque nunca se promovió la Asamblea Nacional Constituyente, si se planteó enmendar la Constitución para recortar el periodo presidencial, después se transaron por un referéndum revocatorio que fue abortado; también se aprobó el abandono del cargo y recientemente, el 16J, se realizó un plebiscito que resultó incumplido, porque los cogollos lo cambiaron por unas elecciones fraudulentas y chucutas. En menos de un año quedó en evidencia que la agenda opositora está signada por la improvisación. Repito, no empleamos el sentido común y nos dejamos arrastrar por intereses distintos a los anhelos ciudadanos. Millones de venezolanos queremos desplazar este perverso régimen, y desgraciadamente los que aparecen como líderes no desean extirparlo sino ocupar los cargos de los perversos gobernantes. Quedaron al descubierto: persiguen la conquista individual y no la colectiva.

Enfermedad electoral.-

En los próximos días, comenzará una nueva campaña electoral, nada diferente a la que acabamos de vivir. Las regionales sirvieron para humillar a candidatos, desalentar a los ciudadanos pero también sirvieron, para desenmascarar a los farsantes. Las encuestas no se equivocaron, los equivocados fueron los que pactaron esas elecciones con el tirano. Al final doña Tibisay anunció que de las 23 gobernaciones supuestamente se ganaron 5. Falso porque todas quedaron a merced del oficialismo, sometidas a la espuria constituyente. Lo mismo ocurrirá con las alcaldías.

Los candidatos “opositores” no luchan por el país sino por la tentación de alcanzar un cargo de elección popular. Ellos saben que no gobernarán pero, les seduce el hecho de ser llamados ahorita candidatos y si el régimen le da el visto bueno, después del 10/D le dirán “señor alcalde”. No les importa la humillación a la que tendrán que someterse si resultaren favorecidos por el boletín del CNE. Tienen cantada su juramentación ante la asamblea nacional constituyente y sin embargo, sin el menor rubor se lanzan a hacer campaña en ese sainete electoral con el absurdo argumento de no entregar tal o cual municipio al PSUV. ¡Por Dios!

La tarea es otra, que no es precisamente la de darle oxígeno al régimen sino de quitárselo. Candidato que se lance le está haciendo comparsa a la tiranía. Recuerden: la salida será democrática y constitucional pero no electoral. Los malandros jamás aceptarán el escrutinio popular. Para salir del régimen tenemos que estar claros en eso. Es menester mostrar fuerzas para hacer respetar el sentimiento nacional. Basta de sometimiento. ¡Es con ustedes militares! Nuestros militares conocidos en la doctrina como la policía constitucional.

Candidatos patológicos.

Ese comportamiento enfermizo de algunos individuos atraídos por la imaginación de colocarse la banda de alcalde, obstaculiza el empuje que debemos tener contra la tiranía. Presentar candidatos en contiendas electorales después de todo lo que ha ocurrido deja de ser una torpeza para rayar en la enfermedad. Probablemente algunos candidatos son estimulados por el oficialismo para aparentar que estamos en un festín democrático y pretender desvirtuar el talante tiránico del régimen. ¿Cómo hablar de tiranía si hay elecciones? y además, con la presencia de varios aspirantes para el mismo cargo. Otros, no son estimulados directamente por el régimen sino por la tentación que los seduce el regentar una alcaldía aunque sea de rodillas.

De todas maneras, creo que todavía hace falta el purgante de las elecciones municipales para desparasitar definitivamente ese estilo opositor que ha atornillado a los bárbaros rojos en el poder.

¿Volver a comenzar?

En este largo transitar nos hemos tropezado con muchísimos obstáculos. Todo esto, esperemos nos haya servido de aprendizaje. La enorme crisis en la que está envuelto el país no permitirá más ensayos. Llegó el momento de ver emerger esa clase política que aunque también tenga aspiraciones de llegar al poder, entiende muy bien que primero debe estar el país antes que sus ambiciones individuales. Quizá pueda resultar difícil entender que un político renuncie a la posibilidad de ser el protagonista para entregar el testigo a una idea sin importar la identidad de quien lleve la bandera, pero de eso se trata. Venezuela reclama de un objetivo y no de una individualidad. El objetivo es la libertad y la prosperidad. Basta de individualidades y cálculos grupales. O salimos del régimen o el régimen seguirá saliendo de nosotros.

Es la hora del desprendimiento y de amalgamar fuerzas para lograr ese objetivo que nos une de verdad. Los puentes hay que seguir tendiéndolos y asimismo proponernos derribar las murallas que nos han separado.

Pablo Aure

VENEZUELA: Autodeterminación de la Dictadura. Por: Yitzhak B. Solórzano @Betancourt

​Auto determinación de la Dictadura.

La auto determinación de los pueblos es un concepto vago y absurdo hoy en pleno Siglo XXI y mundo globalizado no existe tal propiedad política, por ello vemos como China compra bonos americanos y controla sus exportaciones con el fin de inflar su moneda e influir en la economía mundial, hace inversiones en tecnologías específicas para en un futuro ser dueña exclusiva de los commodities que estos representan y generan, por eso no vemos a ningún país en el mundo el cual pueda decir que es auto determinado al punto que su economía e independencia mundial política y financiera sea sólida y estable, tenemos el caso de Ucrania donde la Unión Europea ha intervenido sancionando a Rusia en su interés de anexarla tal como lo hizo durante el Bloque Soviético, vemos el caso de Palestina en el cual la ONU se pronuncia cada vez en un conflicto externo, vemos Cuba interviniendo en los tratados de Paz con Colombia, como garantía de que a los angelitos de las FARC no me los toquen.

En la actual crisis social, económica y política que atraviesa Venezuela donde sus ciudadanos se encuentran totalmente a la deriva, vemos como las partes políticas tanto de oposición y gobierno no permiten la ayuda internacional, sino que al carecer de recursos económicos y de credibilidad prefieren dejarlos perecer en el abandono estatal, pero más allá de usar el término Auto Determinación dentro de su retórica boba la cual ya no surte efecto en los famintos ciudadanos de Venezuela, no critican que es la misma auto determinación que Cuba usa cuando inmola a sus ciudadanos a la vez siendo este el país con más intervenciones extranjeras durante la guerra fría.

Hagamos un Recuento.

1959 – Invasión a Panamá en Nombre de Dios

1959 – Invasión a República Dominicana

1963 – Expediciones para tomar el Poder en Venezuela.

1963 – Guerra de las arenas en Argelia

1964 – Guerra en el Congo

1973 – Durante la Guerra de Yom Kipur

1975 – Operación Carlota en Angola

1977 – Guerra Civil de Etiopia

1979 – Guerra Nicaragüense Sandinista

Fundación e Doctrina del ELN, soporte a las FARC de Inteligencia de Guerra de Guerrillas y Asesoría en los Acuerdos de Paz.

Convirtiéndose Cuba en el país más beligerante de la región después de los Estados Unidos. Pero veamos el intervencionismo de Cuba usando a Venezuela a través de su logística y recursos durante los mandatos del Chavismo.

2002 – Financiamiento de Campaña de Luis Ignacio Lula da Silva.

2003 – Financiamiento de Campaña de Néstor Kirchner.

2005 – Conflicto México – Venezuela, del cual derivó en la Expulsión de Vladimir Villegas como embajador en México.

2007 – Financiamiento de Campaña de Cristina Kirchner (Caso de la Maleta Antonini)

2009 – Nicolás Maduro Moviliza al entonces Ex Presidente Zelaya a la Frontera con Nicaragua e infiltra clandestinamente en la Embajada de Brasil.

2010 – Conflicto Venezuela – Colombia, luego de que Colombia bombardeara base guerrillera en Ecuador.

2012 – Maduro se inmiscuye con alto mando militar Paraguayo después de la Destitución del Presidente Lugo.

2013 – Chantajes al gobierno Colombiano durante el proceso de deportación del Narcotraficante Walid Makled.

Y estas son de las más importantes sin hacer un hincapié de las otras jugadas internacionales con el grupo ALBA y CARICOM, donde la chequera petrolera usa los recursos venezolanos para patrocinarse en las diferentes instancias internacionales. Por tanto no hay moral. Para decir déjennos auto determinar la dictadura.

Fecha: 1 de noviembre de 2017, 17:55

Yitzhak B. Solórzano.

betancour

@betancour

Muerte a la Tiranía, Viva la Libertad.

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de El Nacional

Auto determinación de la Dictadura.docx

LA PROTESTA MILITAR (II) @ProtestaMilitar

Blog de opinión militar y política. Editor: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán VENEZUELA

WordPress.com Apps

Apps for any screen

LA PROTESTA MILITAR (III) @ProtestaMilitar

Blog de opinión militar y política. Editor: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. VENEZUELA.

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

InfocifrasOnline.com

Noticias y Opinión de Venezuela y El Mundo

Diego Scharifker

Opiniones sobre lo que ocurre todos los días

A %d blogueros les gusta esto: