Archivos diarios: 13 noviembre, 2019

IGUALITO, PERO DIFERENTE. Por: Gustavo A. Fonseca B. Opinión. Venezuela.

IGUALITO, PERO DIFERENTE

Como expresé en mi anterior escrito del pasado mes de Septiembre, razones varias han incidido en mi decisión de alejarme de esta tarea de escribir frecuente e insistentemente, producto de la profunda confusión que genera en mi mente y en mi espíritu el conformismo patológico con que, en mi opinión, continúa manteniendo como conducta cotidiana una colectividad que en algún momento histórico recibió la calificación de bravo pueblo, pero que en el devenir de la historia, también en mi opinión, apenas llega a pueblo, si es que merece esta calificación. Pero un par de situaciones sin ninguna relación entre si, me hacen sentarme hoy a teclear este comentario que quiero hacerles llegar.

Y sin que tengan ningún orden cronológico que las priorice, voy a comenzar por la que provoca la relectura del libro “Vida caraqueña” del autor Eduardo Michelena, en el que me reencontré con algunos conceptos que me hacen meditar acerca de la intemporalidad de las realidades, y me explico; en uno de los capítulos de la crónica escrita por Michelena, me topo con una frase de Fenelón, teólogo, obispo y escritor francés que vivió entre 1651 y 1715, que dice, “…un alma conducida por el temor, se hace siempre más débil”, y esto demuestra que este aserto expresado en el siglo XVII, continúa vigente en el siglo XXI, cuando regímenes opresores infunden temor de todo tipo en los pueblos que sojuzgan, para hacerlos incapaces de luchar por los derechos que tendrían que ser inalienables, miedo no sólo a perder la vida en el empeño, si no miedos de poca monta, como el miedo a perder el trabajo, a no tener suficiente dinero para comprar alimentos, a que se le califique de oligarca y perder las limosnas con que el opresor compra su conciencia y su incondicionalidad vergonzante, en resumen, miedo a vivir en libertad y en paz con su conciencia. Y más adelante en la misma crónica de Michelena del año 1965, encontramos un párrafo de su autoría, que expresa, “Las dictaduras poseen en tal grado la virtud de entorpecerlo todo, de invertir todas las jerarquías y valores, que mientras permanecen apartados los que significan algo, escalan indefectiblemente a las altas posiciones los improvisados y los aventureros”, y me pregunto si algún venezolano de la actualidad puede dudar de la validez de esta realidad que nos golpea de manera inclemente en nuestra cotidianidad.

Y la otra situación que me obliga a este escrito, es la convocatoria a una marcha/concentración que se hace para el sábado 16 de Noviembre, y que llaman Operación Libertad, y lo primero que viene a mi mente ante esta convocatoria es si, como tendría que ser ante la trágica realidad que vivimos los venezolanos de todas las edades en estos momentos oscuros de nuestra historia, esta convocatoria tiene el espíritu de una acción sin retroceso y sin retorno hasta conseguir la anunciada libertad, o si se repetirá la mil veces repetida conducta de concentrarse hasta la hora del almuerzo, cuando la masa, después de caminar sin saber hacia donde ni con que fin que vaya más allá de hacer bulto, deriva hacia tascas, restaurantes, o negocios de comida rápida para comer y comentar lo ocurrido, y luego regresar a casa con un inmenso sentimiento de frustración porque no se consiguió nada que vaya más allá de caras y brazos enrojecidos por la acción inclemente del sol; y concluyo diciendo que, para mí, la única posibilidad que esta convocatoria tenga algún resultado trascendente para la lucha por nuestra ansiada y merecida libertad, como repito desde hace casi dos décadas sin que aparentemente nadie me haya escuchado ni dado importancia a mi insistencia, es que vayamos a la calle dispuestos a correr los riesgos que sea necesario correr, sean estos cuales fueren, para el logro de los objetivos superiores que nos planteamos en esta lucha: libertad, dignidad, y verdadera democracia.

Por eso, no me canso de repetir:

“VENEZUELA MERECE EL MEJOR DESTINO, Y LOGRARLO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS Y CONCIENCIAS”

GUSTAVO A. FONSECA B.

2.145.816

GUSTAVO FONSECA

gustavo1143@yahoo.com.mx

REMISIÓN:

De: Adela Fabra
Date: mié., 13 de nov. de 2019 a la(s) 21:41

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesia de Venepress

IGUALITO, PERO DIFERENTE.docx