Archivo de la categoría: Artemio Boada Diaz

UN VIACRUCIS LLAMADO IPSFA. Por: Coronel (GN) Artemio Boada Díaz OPINIÓN. @IPSFASOCIALISTA

Estimados compañeros:

Casi todos los días escribimos sobre asuntos que nos atañen como militares retirados, algunas sobre el IPSFA, Hospimil, Seguros Horizonte, SISA, Caja de Ahorros. Nuevamente hoy voy a permitirme escribir sobre el IPSFA, primero sobre la desinformación en cuanto a la página web, un día es accesible y 29 días restantes del mes no funciona.

El IPSFA, no produce información para sus beneficiarios, ubicar en la Web el NETO es un viacrucis, renovar carnet propio o de algún familiar es la primera estación del viacrucis, la segunda estación la constituye la entrega de medicinas por tratamientos prolongados, en este caso te entregan un ticket a primera hora de la mañana, pero la entrega empieza a las 08:00 hrs. lo más seguro es que cuando te llaman no hay nada para ti. La respuesta es NO HAY, ya se agotó.

En cuanto a la primera estación del viacrucis, el proceso es lento, mala atención, tráfico de influencia, etc. los usuarios llegan temprano y terminan saliendo casi a la 1 pm. Este antes era un proceso rápido cuando era por citas, ahora es la primera estación del viacrucis que llamaremos IPSFA.

La tercera estación del viacrucis es conseguir que algún gerente te conteste un correo que le hayas enviado, no hay forma ni manera que los gerentes te atiendan; ni por correo y mucho menos si solicitas una cita. A lo mejor en otras funciones son excelente personas, pero siendo gerentes del IPSFA el hombre cambia y se produce un endiosamiento, que no les permite tiempo para atender al compañero que está del otro lado de acera, al parecer todavía no tienen claro, que lo tienen más seguro los oficiales activos es el retiro y que más pronto que tarde estarán reclamando los mismos derechos que hoy nos niegan.

La cuarta estación del viacrucis es el salón Años Dorados, ya no tiene nada de dorado, le queda solo el nombre; la tropa profesional irrespeta con sus malos y malas maneras a todos esos grandes hombres que hoy día tienen que acudir a ese salón por alguna razón, se aprecia falta de preocupación y adoctrinamiento a quienes que tratan con un público muy especial, digo muy especial porque se supone que el IPSFA es nuestra casa, y la razón de ser del IPSFA son los militares retirados.

En ese salón hay tres televisores, uno para anunciar el ticket a quien le corresponde ser atendido, otro para ver las gloriosas batallas del intergaláctico que está muerto pero vivo y que nadie sabe donde vive y otro para ver canal 8. De esta cuarta estación lo único agradable es el Cafetín y quienes lo atienden que por lo menos le hacen a uno pasar el rato y ser bien atendido.

La quinta estación del viacrucis, es el estacionamiento, si no llegaste temprano; olvídate porque vas a perder mínimo 40 minutos buscando donde estacionar, se observa que la gestión de cada presidente del IPSFA es corta para emprender proyectos, claro que es corta; si el primer año se le va cambiando el flechado del estacionamiento.

La sexta estación del viacrucis, es la bendita Fe de Vida, para muchos militares retirados esto quizás sea el peor de los viacrucis, ya que pareciera que la orden es: todo lo que puedas hacer para joderle la vida, a esos viejitos, Háganlo. Todo lo pueda entrabar el cobro de la pensión, No duden en hacerlo. Dos años atrás el IORFAN, facilitaba esta emisión de Fe de Vida; bueno mis compañeros, llegó al poder un científico* “sabelotodo” y abolió esta práctica que le permitía a todos facilitar el trabajo, digo a todos porque aparte de beneficiar al militar retirado, beneficiaba al IPSFA por que le ahorraban trabajo y emplear mas trabajadores en esta actividad. Y así muchos militares retirados se quedaron sin cobrar su pensión solo por un capricho de un gerente. Me imagino que fue partiendo del principio aquel que dice: ” Por qué hacerlo fácil, si lo podemos hacer difícil.”

La séptima estación del viacrucis es, esa percepción, que tenemos todos los militares retirados de que el IPSFA, perdió su verdadera misión, la cual es proveer la seguridad social de sus afiliados, retirados, viudas, etc. No se aprecia aquel quinto principio de “mantén informado a tus hombres”, no se aprecia una verdadera búsqueda de la solución de los problemas que nos aquejan y que ustedes como ente garantizador de la seguridad social deben conocer, atender y corregir para bienestar de toda la comunidad. No se han preocupado por garantizar lo dispuesto en el arti. 39 de la LOSSFAN “Negro Primero” la cual expresa taxativamente que

LOSSFANB-LEY NEGRO PRIMERO, Homologación de la Pensión. “Artículo 39: Las pensiones del personal militar profesional de la Reserva Activa, discapacidad y familiares sobrevivientes calificados, se ajustarán de inmediato y en razón directa, cada vez que se produzca aumentos en las remuneraciones del personal militar en situación de actividad, incluyendo el sueldo, las primas, bonos y demás beneficios socioeconómicos comunes existentes o que establezca el Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de Defensa.”Ejemplo más patético lo tenemos en el pago del bono recreacional, el pago de primas por hijo y transporte. Siempre hay deudas pendientes por cancelar, hemos ido perdiendo beneficios por falta de gerencia y buenas iniciativas. Jamás hemos sido invitados al IPSFA para que nos expliquen cómo se ejecuta el presupuesto, en que se invierten los ingresos por ALQUILER DE ESPACIOS, y mucho menos lo atinente a los ingresos de las diferentes empresas que tiene el IPSFA. Para nosotros los retirados, nuestro ente que funge como órgano regular es el IORFAN, pero me consta la cantidad de veces que miembros en representación nuestra solicitan audiencia, tras audiencia para entrevistarse con la Presidencia del IPSFA, y no hay respuesta ni a los escritos y muncho menos a ser recibidos.

Fuimos formados cada quien en su componente, como una sola familia, ahora pareciera que somos enemigos, me niego a aceptar que nuestro peor enemigo es el militar activo, como muchos pregonan. Por qué lo pregonan, por los maltratos y malas maneras en que somos tratados cuando acudimos a las diferentes instancias y no hay respuesta para nosotros, no hay respeto y en muchos casos utilizan epítetos despectivos que rayan en la falta al respeto. estoy seguro que estas líneas llegaran a los jefes,a alguno les sacará una sonrisa y habrá uno que otro que le inquiete mis palabras y tome conciencia de que en verdad somos una sola familia y que nosotros los retirados le dimos nuestra juventud y nuestro esfuerzo al país y que no somos sus enemigos y mucho un estorbo. y que de una vez entiendan, que no somos mendigos, solo reclamamos nuetsro derecho. Mis mejores deseos para todos y un gran fraternal abrazo. DIOS BENDIGA A VENEZUELA

Artemio Boada Díaz
Coronel GN

REMISIÓN:
De: ARTEMIO BOADA <artiboada>
Fecha: 3 de febrero de 2018, 11:12
Asunto: UN VIACRUCIS LLAMADO IPSFA

00000000000000000000

NOTA DEL EDITOR:

SEGURIDAD SOCIAL.

2.-  de Prevision Social IPSFA pagamos el 2,210 % que representa Bs 75.632,71 mensual que multiplicado por 12 meses resulta la cantidad de Bs 907.592,52 anual y nos cobran estacionamiento, el tratamiento prolongado, generalmente no hay medicamentos en Locatel y en la farmacia del IPSFA  tratando de solventar la falla, te dan uno o dos medicamentos, el resto tienes que comprarlo de tu ya exiguo sueldo

3.-  De Seguros Horizonte pagamos el 3,315 % de nuestro sueldo integral  y nos cobran mensual Bs 113.449,06,  que multiplicado por los 12meses del año resulta la cantidad de Bs 1.134.491,05 y todavía tenemos que ampliar la cobertura con la complementaria

4.- De Hospital Militar pagamos mensual  el 0,975 % que representa la cantidad mensual de Bs 33.367, 37 que multiplicado por los 12 meses  del año, cancelamos anualmente Bs. 400.407,6 y sin embargo  la atencion  es regular, pues los exámenes de laboratorio debes hacerlo en laboratorios privados, donde el Seguro Horizonte debe cubrir éstos, pero de la lista que te entrega el seguro, en su mayoría manifiestan que  no pueden atender esos requerimientos.

Como vemos, pagamos una cantidad considerable de nuestro sueldos y salarios y ha disminuido nuestra cobertura de Bienestar Social.

REMISIÓN: De Néstor Sánchez via WhatsApp y José Bruzco por correo electrónico, con el debido respeto, consideraciones y derechos del Autor, del texto. Atte: Sammy Landaeta Millán/Editor.