Archivo de la categoría: Froilán Barrios

VENEZUELA: EL PEREGRINAJE DE LA #OIT EN #VENEZUELA. Por: Froilán Barrios Nieves @froilanbarriosf Movimiento Laborista. OPINIÓN.

 

EL PEREGRINAJE DE LA OIT EN VENEZUELA

Con relación a la próxima enésima visita de la OIT a nuestro país, vale la pena recordar que a mediados del siglo XX éramos el foco de atracción de la comunidad internacional, con un crecimiento económico sostenido en el lapso 1920-1980 de 3% anual,(Baptista A. 2004,62), surgían instituciones políticas estables signadas por el sistema democrático y un sistema de relaciones de trabajo, que garantizaba la paz laboral y el mejoramiento de la calidad de vida del pueblo trabajador.

En ese lapso histórico no hubo tratamiento de este organismo tripartito mundial sobre casos relacionados con nuestro país, salvo en dos episodios, en 1956 al retirar a Venezuela del organismo por decisión de la dictadura perejimenista, ante las denuncias de violación a la libertad sindical, y luego en 1980 ante la intervención gubernamental al sindicato SUTISS, el resto su presencia estuvo signada en asesorías al Ministerio del Trabajo en materia de diagnóstico y modernización del sistema de relaciones de trabajo.

En lo transcurrido durante el siglo XXI ha sido otra la historia, al contemplarse la implosión sistemática de las relaciones de trabajo, y al dispararse las alarmas en la comunidad internacional, al extremo que año a año, en la Asamblea Anual de la OIT en Ginebra con la asistencia de aproximadamente 4.000 delegados provenientes de 180 países, cuyas delegaciones están integradas por representantes de gobiernos, sindicatos y empleadores privados, el expediente Venezuela figura en la materia como el primer actor malvado de la película.

Visitas de todo calibre provenientes de este organismo nos han analizado durante estos 19 años, misiones de contacto directo, de consulta, de expertos, de alto nivel, en procura de recordarle al régimen ser un permanente violador de los convenios internacionales, firmados por el estado venezolano durante el siglo XX en diferentes gobiernos, ya que es importante resaltar que la primera ley del trabajo de 1936 contó con la asistencia de la OIT para su redacción.

Pues bien, el modus operandi gubernamental rabioso violador de los derechos laborales, ha determinado la presencia de una nueva misión en 2018, como parte de un procedimiento citado recientemente por Guy Ryder (19/01/2018) actual director general de la OIT, “Para darles cierta perspectiva, ese fue el proceso que finalmente usamos en el caso de Myanmar (Birmania) sobre el trabajo forzado hace una década. Ha sido usado en algunas de las causas célebres en el pasado, uno piensa en Zimbabue en sus peores días y en Bielorrusia”.

Ahora bien, esta es la décima misión que viene a Venezuela, esta de 2018 viene solicitada por FEDECAMARAS por los ataques sostenidos desde el gobierno contra el sector privado, cuya consecuencia ha sido fulminar millones de empleos estables, igualmente es ocasión para que las organizaciones sindicales y gremiales actualicen sus quejas, por otra parte su presencia demostrará la sagacidad gubernamental de manipular la agenda, a fin de presentarles un país pletórico de felicidad, donde las cajas CLAP son la maravilla universal garantía de alimentación y bienestar.

Lo cierto del caso, es que ya es hora para la OIT considerar la urgencia de instalación de una representación permanente de este organismo en nuestro país, son importantes sus visitas, los informes que se presentan al Consejo de Administración y a la Asamblea Anual, sobre todo ante un régimen que apenas la misión regresa a Ginebra, se burla de sus compromisos y continúa sus reiteradas tropelías contra los derechos laborales. Lo más relevante es que se consideren condenatorias definitivas, al régimen que ha degradado hasta la humillación la condición de vida del trabajador y del concepto del trabajo decente, conquista universal donde la OIT ha jugado un rol primordial.

Froilan Barrios Nieves Movimiento Laborista

REMISIÓN: May De La Vega

VENEZUELA: ESTE MILITAR SI TENDRÁ ÉXITO. Por Froilán Barrios-Nieves @froilanbarriosf (El general HAMBRE) OPINIÓN

ESTE MILITAR SI TENDRÁ ÉXITO

Somos noticia de primera plana a nivel mundial a través de los medios televisivos y redes sociales, donde se muestra a un país caótico por los cuatro costados, aún cuando el presidente de la república anuncia la bondad de su gestión al otorgar ayudas, donaciones millonarias a cada familia, como si viviéramos y disfrutáramos el reino de la felicidad y la abundancia. Imagino que para la comunidad universal somos una paradoja del realismo tropical.

En todo caso, Venezuela se ha convertido en un laboratorio de la crisis permanente de un país en extinción, observado muy de cerca por el resto del continente americano y europeo, de múltiples manifestaciones, en 2014 y 2017 la protesta desarrollada tuvo una calificación política con un saldo mortal de más de 200 víctimas, sólo por exigir democracia y cambio de gobierno mediante las vías constitucionales, ante un régimen atornillado en sus ademanes y practicas dictatoriales.

Cuya gestión no tiene ninguna duda en ejercer el poder y ejecutar, las acciones clásicas del gorilismo fascista para mantener su orden, ante un pueblo atribulado que sufre las consecuencias del malvado proyecto gobernante, de una magnitud desconocida en la región. Veamos en la América Latina del siglo XXI ha habido malos gobiernos señalados en forma inocultable por la corrupción, incluso afectos al chavismo como Lula y Dilma en Brasil, la Kirchner en Argentina, Humala en Perú, sin embargo al mismo tiempo promovieron políticas de crecimiento, de estabilidad económica y de bienestar social, reconociendo cada cual en su estilo el estado de derecho y las libertades democráticas.

Si retrocedemos al siglo XX todos reconocen el horror de las dictaduras como la brasileña iniciada por Castelo Branco hasta Joao Figueredo, reconocida por promover el milagro económico brasileño, o la de Pinochet repudiada a nivel universal y al mismo tiempo calificada por ordenar la caótica economía chilena. Condiciones que no las justifican en ningún caso y que al menos resaltan alguna obra de magnitud nacional.

En nuestro deplorable caso venezolano las consecuencias son nefastas ya que sufrimos un régimen requetemalo, desastroso en lo económico hasta producir la bancarrota nacional, profundamente corrupto hasta la médula al enrostrarle a nivel internacional, sus vínculos con el narcotráfico y el saqueo de las arcas nacionales, y represivas hasta la saciedad como lo ha demostrado en la historia reciente de la actual gestión. En resumen no tiene por donde justificar su mandato, ya que la tan mentada política social ve morir de mengua a millones de personas jóvenes y ancianos, y a destruir el salario y el empleo de la población activa.

Por tales razones el 2018 marca otro curso, esta vez no es la protesta política duramente reprimida, la que ha entrado en escena, esta vez es la protesta económica mucho más letal que la primera, ya que ésta castiga directamente al estómago de los 30 millones de venezolanos, quienes han comenzado a armarse de valor para lograr el bastimento destruido por la política económica mas negligente y saqueadora de nuestra historia.

Por tanto a quienes desde la oposición o de cualquier rincón de la geografía piden a gritos pronunciamientos de unas FABN postradas al régimen, no pierdan su tiempo, ya comenzó a rodar el militar que estremece las cimientes del régimen, el general HAMBRE quien sin necesidad de ejército, comienza a producir conciencia en el pueblo venezolano.

​Froilan Barrios Nieves

Movimiento Laborista

Twitter: @froilanbarriosf

REMISIÓN: May De La Vega

VENEZUELA: “El carnet de la patria torna en mendigo al trabajador” ENTREVISTA @froilanbarriosf @ElNacionalWeb

“El carnet de la patria torna en mendigo al trabajador”

Froilán Barrios, secretario ejecutivo de la CTV, opinó que es necesario que sindicatos y centrales se sienten orgánicamente con los empresarios, a analizar el tema del empleo, salario y contratos colectivos

Por JOLGUER RODRÍGUEZ COSTA | JOLGUERR

03 DE DICIEMBRE DE 2017 01:50 AM / EL NACIONAL

— ¿Iría al diálogo?

— Un diálogo abierto, público y con condiciones, donde el país se entere de lo que se acuerde; y debería ser en Venezuela.

— ¿Desde cuándo no se reúne con Wills Rangel, presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores?

—Nunca, antes uno lo encontraba en foros. Él solo se reúne con los del PSUV, aun cuando el gobierno lo tiene como jarrón chino, sin tomarlo en cuenta siquiera para las barbaridades laborales que comete a diario, como los CPT (Consejos Productivos de Trabajadores), ni la fijación de salarios mínimos, ni la firma de contratos colectivos.

— ¿Cómo actuar ante la ANC?

—Es inconstitucional, hay que desconocerla. Simplemente no existe.

— ¿El papel de la AN?

—Actuar en su verdadero espacio democrático y sobre todo legislar y simplemente asumir las competencias. Creyó que portándose bien con la dictadura sería reconocida y vean lo que le ha pasado. Hoy pareciera más un reality show que la majestad que merece asumir.

— ¿Se quedará en palabras el respaldo de la OEA, la ONU y la UE?

—Es muy importante el apoyo de la comunidad internacional porque fortalece es al pueblo en busca de su democracia, Esta es la fortaleza que tenemos hoy los venezolanos. Curiosamente hasta hace pocos años la mayoría de gobiernos eran simpatizantes de la revolución bolivariana, hoy la confrontan con coraje y valentía.

— ¿La ganancia del sindicalismo con la revolución?

—Ninguna. Simplemente porque el régimen denominado como socialismo del siglo XXI prostituyó el mundo del trabajo, envileció sus conquistas y corrompió a sus dirigentes sindicales y gremiales.

— ¿El sindicalismo trapero? —En referencia al sindicalismo traidor lo hay en todas partes, en el gobierno todos sin excepción, en la oposición algunos andan agazapados, esperando su turno para arañar oportunidades como caimán en boca de caño.

— ¿Posibilidades de unión entre el sindicalismo independiente y el oficialista?

—Ninguna. Y hablo con relación a la cúpula de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, ya que en la base de los sindicatos chavistas resienten las mismas dificultades y penurias que el resto de los trabajadores y con ellos hay que tender puentes para reconquistar los derechos laborales en el sector petrolero, en Sidor, Corpoelec, Cantv, por hablar de algunos casos.

– ¿Es mejor hoy la relación con Fedecámaras?

—Efectivamente hay mayor y mejor comunicación. Y lo digo sin prejuicio alguno, ya que es fundamental en el proceso de reconstrucción de la economía venezolana un entendimiento entre Trabajo y Capital. En Venezuela hay terreno fértil para eso, producto de la exclusión como política de Estado que hace el gobierno de empresarios y trabajadores. Es necesario que sindicatos y centrales se sienten orgánicamente con los empresarios, a analizar el tema del empleo, salario, contratos colectivos. En otros países se hace; recientemente en Argentina se han reunido sindicatos y empresarios del sector industrial para impulsar acciones.

— ¿Le meterá mano el Estado-gobierno a más empresas?

—Bueno… a las sobrevivientes, ya que los organismos empresariales, Conindustria y Fedecámaras han dicho que producen a un máximo de un 20% de su capacidad. Cada vez que el presidente Maduro monta su show asume empresas precarias que termina de enterrar.

— ¿Por qué el gobierno no pudo con empresas Polar?

—Parafraseando aquel viejo lema de Eliodoro González P., el del ponche crema: “La tradición no se improvisa”. En este caso eficiencia, cantidad y diversidad de productos, que le han dado calidad de vida al venezolano. Cuando un proletario ve los productos CLAP de México o Guyana y ve los productos Polar, se le salen las lágrimas pero de tristeza por no tener como adquirirlos.

— ¿El efecto de los CLAP en los trabajadores?

—Solo “angustia, hambre, miseria y represión, el pueblo lo dice y tiene razón”… esa era la consigna que coreaba Maduro contra CAP I, cuando estaba en la Liga Socialista y en el Metro. Hoy se le ha hecho realidad a su gobierno.

— ¿Sindicaliza el carnet de la patria?

—Para nada. Lo vuelve miserable al trabajador, lo torna en mendigo de un Estado que le destruyó el salario, los sindicatos, los contratos colectivos. “¿pa. que más?”, como dijera aquel cómico de la Radio Rochela.

— ¿Lo insólito del sindicalismo venezolano?

—Que le pinte la cara el gobierno dictatorial y sea incapaz de reaccionar y asumir estrategias unitarias, por ejemplo. En el caso de los CPT y otras tropelías más cada quien actúa aislado, más preocupado por salir en los medios de comunicación, que por impulsar conjuntamente un plan de defensa de los trabajadores

— ¿Ha variado la forma tradicional de engañar a los obreros?

—Sí, con este régimen es más grotesco, ya que te hablan de gobierno y presidente obrero, de revolución de octubre, de socialismo, de proletariado, y al mismo tiempo el salario no te alcanza ni para comprar una hallaca, ni una camisa, ni un pantalón.

— ¿El poder real del sindicalismo?

—Si logra volver a su esencia frotará la lámpara. Y ojo, no soy antipartido, de hecho represento uno, cada trabajador puede militar en el partido que quiera, como también ser independiente. Es sólo que si el sindicalismo entendiera que los intereses de los trabajadores unifican a millones, en el caso venezolano a 14 millones, la historia sería otra.

—De seguir la debacle, ¿qué será de la clase obrera?

— Ante todo hay que desmitificar el concepto. Ya la clase obrera no es la mayoría, es una minoría dentro del inmenso mundo del trabajo. Por tanto la debacle no se va a detener.

FUENTE: EL NACIONAL

REMISIÓN: May De La Vega