Archivo de la categoría: JUSTICIA

Miguel, Oriana, Lucía y Daniela. Por: Eddie A. Ramírez S.

Miguel, Oriana, Lucía y Daniela

Eddie A. Ramírez S.

Asumimos que estos cuatro jóvenes aspiraban vivir en un país sin odios por razones políticas, respetuoso de los derechos humanos y con amplias posibilidades para desarrollar el potencial de cada quien para ser exitosos en la vida. En tiempos normales quizá se hubiesen encontrado en fiestas de amigos comunes, sin importar su tendencia política.

La vida les deparó un destino distinto. Miguel asesinado por un guardia nacional, Oriana grave en un hospital atropellada exprofeso por camioneta oficial. Lucía interpelada en Australia por culpa de la conducta de su padre y Daniela criticada por las redes sociales en retribución por los improperios de su progenitor.

Miguel y Oriana corrían graves riesgos cada vez que asistían a una protesta de los demócratas. Lucía y Daniela siempre estuvieron seguras, ya que jamás una marcha oficialista ha sido atacada por adversarios políticos y, mucho menos, por la Guardia Nacional, Policía Nacional o por paramilitares rojos.

Miguel Castillo Bracho tuvo la suerte de nacer en una familia con principios y valores, a la cual siempre he sentido muy cercana por amistad y lazos de parentesco político. Era un excelente ciudadano. Se graduó de comunicador social y tenía todo el potencial para ser un buen profesional. Un desalmado guardia nacional lo asesinó por salir a manifestar pacíficamente en contra del dictador Maduro.

Ese guardia cometió el asesinato no solo porque tiene mentalidad criminal, sino también incitado por sus jefes que predican odio y que los instan a cantar “Quisiera tener un puñal de acero para degollar a esos malditos guarimberos”. Además, en su Comando solo ven el canal oficial de televisión en el que, por instrucciones del ministro Ernesto Villegas, solo transmite mensajes de odio. Que descanse en paz este joven luchador demócrata que cayó abatido por desear un mejor país.

Oriana Wadsquier es una joven que estudia medicina. Fue gravemente herida por un conductor del Seguro Social acompañado de un sargento del ejército, ambos fanáticos que quieren acabar con quienes no comulgan con las ideas que les han inculcado sus superiores. Oriana está hospitalizada y su familia demanda medicinas que no se consiguen. Nuestros deseos de que se recupere y continúe con éxito sus estudios.

Lucía es una joven que decidió estudiar en Australia, al igual que muchos que hace años se formaron en el exterior gracias al programa Gran Mariscal de Ayacucho que estableció
Carlos Andrés Pérez. Antes se becaba sin tomar en cuenta la afinidad política. Hoy solo los hijos de los rojiarcas tienen esa posibilidad. No sabemos si Lucía tiene o no beca. No fue insultada, ni impedida de circular. Solo le echaron en cara que por culpa de su padre están asesinando jóvenes y que como venezolana debe responder si conoce de esos hechos.

Su padre Jorge Rodríguez no ha podido superar el trauma del condenable asesinato de su progenitor, a quien se le achaca, entre otros, el delito de secuestro. A pesar de su profesión, el hijo optó por el rencor, el cual traduce en insultos y, peor aún, avala que sus compañeros revolucionarios asesinen, torturen y encarcelen a los demócratas. Lucía tuvo la mala suerte de nacer en un hogar en donde se impone el resentimiento y la venganza.

Daniela es cantante. Por las redes sociales recibe descalificaciones como consecuencia de los abusos de su padre Diosdado, quien miente, incita al odio y encubre a asesinos y torturadores. No tiene motivos para estar resentido. Su familia era adeca, participó en un golpe de estado que ocasionó numerosas muertes, pero sin embargo fue perdonado y pasó poco tiempo preso y en condiciones como corresponde y no como mantienen a Leopoldo, a Vasco Da Costa y a todos los presos políticos. Fue perdonado y le permitieron estudiar en el Politécnico de la Fuerza Armada. Sin embargo el hombre del mazo, el pithecanthropus, no pierde ocasión de insultar y avala todas las violaciones a los derechos humanos.

En el Viejo Testamento, Jehova dice que “Yo pido cuentas a hijos, nietos y bisnietos por la maldad de sus padres”, pero en una sociedad civilizada los hijos no deban cargar con los pecados de sus padres. Sin embargo, los jóvenes deben estar conscientes de que quien siembra vientos, cosecha tempestades. Lucía y Daniela son adultas y necesariamente conocen lo que sucede. Ojalá reflexionen como los hijos de Tarek Saab y, aunque sea en privado, hagan notar a sus padres el daño que causan.

Si queremos construir un mejor país y diferenciarnos de los rojos totalitarios, tenemos que evitar que el odio pase de una generación a la siguiente. Miguel y Oriana son solo dos casos de los muchos jóvenes asesinados, heridos, torturados y encarcelados por el régimen. Lucía y Daniela, al igual que otros hijos de jerarcas rojos, son víctimas del proceder de sus padres.

Como (había) en botica: Tenemos la esperanza de que algunos que han sido altos funcionarios rojos manifiesten su repudio ante la represión masiva del régimen. Los sobornadores de Odebrecht pusieron en evidencia al sobornado Maduro. En “revolución”está prohibido suministrar cifras oficiales negativas. Por ello destituyeron a la ministra de Salud. El Ministerio Público debe imputar a quienes torturaron al general Vivas. Todos solidarios con Alfredo Ramos ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 16/05/17 Noticiero Digital y Runrunes

COMUNICADO: ¿Qué más tiene que pasar? Por: Familiares #PresosPolíticos #Venezuela

PPCYw1DcIWcAEn0Tj.jpg
¿Qué más tiene que pasar?

La Crónica de una muerte anunciada una vez más llegó para sumarse a la montaña de humillaciones y maltratos al pueblo opositor de Venezuela.

La ratificación de la sentencia condenatoria a Leopoldo López por parte de la Corte de Apelaciones no fue una sorpresa para nadie. Los que sabemos de primera mano cómo funciona la justicia en Venezuela, no nos sorprendemos con esta decisión que se suma a las cientos de decisiones írritas, ilógicas y atiborradas de irregularidades procesales que estos jueces bolivarianos chavistas saben hacer, tan solo para darle una fachada de “legalidad” a sus actuaciones.

Los familiares de los presos políticos hoy nos estamos preguntando: ¿Qué más tiene que pasar en Venezuela para que el pueblo reaccione?

Y nos estamos preguntando eso, simplemente porque vemos que nuestros familiares siguen presos y los siguen condenando y aquí nadie hace nada que sea de verdad contundente para lograr su libertad. Al contrario todavía hoy mismo se levantan reductos del mal llamado “diálogo” en manos de representantes auto proclamados de todos los presos políticos que pretenden sentarse en una mesa a “dialogar” con quienes no son capaces de mostrar piedad alguna ante sus adversarios.

¿Es que vamos a seguir dialogando con quienes torturan y mantienen privados de libertad a inocentes? ¿Qué hemos ganado en tantos años de lucha pacífica? ¿Vamos a seguir esperando “favores” de una justicia totalmente corrompida donde todos los jueces siguen línea partidista y órdenes directas desde Miraflores?

Hace ya dos años se hablaba de la fulana Ley de Amnistía y nuestros presos políticos fueron utilizados como una de las principales banderas de la campaña política para que la oposición ganara de manera abrumadora la AN.

Hoy vemos con estupor que la Ley de Amnistía quedó enterrada por una decisión del bufete Supremo del PSUV. ¿Y que hicieron los Diputados ELECTOS POR EL VOTO DE LA GRAN MAYORÍA para exigir el cumplimiento de esta Ley? NADA! Ni una marcha, ni una exigencia más allá de los discursos acalorados dentro del hemiciclo.

Ahora la moda es el referéndum, se gastan horas y recursos, para un referéndum con el cual se pretende decirle al pueblo que está muriendo de hambre que se espere, a los presos políticos que tengan paciencia, que no se mueran todavía, que no se dejen matar por las torturas que sufren a diario, que sigan aguantando injusticias y vejaciones contra sus padres e hijos. Por favor!
La libertad de los presos políticos es y debe ser una lucha INDEPENDIENTE de los diversos caminos democráticos que la oposición transite.

No queremos reprochar a tantas personalidades e instituciones que se han preocupado por nuestros presos políticos. Ellos se han hecho eco de nuestras denuncias, han sido nuestras voces para denunciar los actos ilegales contra nuestros familiares. Sin embargo todavía vemos que no existe unión entre las víctimas, y cada organización o grupo maneja su “lista” de presos políticos y trabaja aisladamente por sus intereses. Esto no puede seguir así.

Los presos políticos no son un grupo heterogéneo como mucha gente quiere hacer ver para dividirnos. NO! Estudiantes, profesionales, amas de casa, militares, políticos, activistas por los DDHH, etc, son igualmente ciudadanos venezolanos y son igualmente PRESOS POLÍTICOS. Ninguno de ellos, ni siquiera Leopoldo López vale ni más ni menos.

Por eso los familiares de los presos políticos y todo el pueblo decente de Venezuela, sin distinción alguna ni partidos políticos de por medio, queremos exigir contundentemente al régimen que ponga fin a la injusta cárcel que abruma a nuestros seres queridos. Que den muestras de rectificación si quieren que el día de mañana la historia los juzgue de otra manera. Que ambos bandos dejen de utilizar a los presos políticos como rehenes, como una excusa para justificar sus acciones y contiendas politiqueras.

Jueces y Fiscales: Están a tiempo de hacer justicia con los presos políticos antes de que las justicia verdadera les llegue de la mano de la violencia y la desesperación de un pueblo que ya no aguanta más y que desea salir de la derecha y de la izquierda; Un pueblo que quiere ser el centro de la atención de los políticos y no la caña que pasan por el trapiche de las firmas y los votos cuando les conviene; Un pueblo que no se contenta con bolsas de comida; Un pueblo que cada día se convence de la estafa de la revolución o socialismo del siglo XXI al verse rodeado de escasez, miseria y oprobio.

La Democracia y la Institucionalidad la recuperaremos muy pronto quieran o no quieran. Jueces y fiscales que no rectifiquen y hayan actuado para condenar a nuestros familiares tengan por seguro que los vamos a buscar hasta debajo de las piedras cuando regrese el Estado de Derecho y de Justicia verdadero que habla la Constitución. Los carceleros y policías torturadores también serán juzgados, no habrá manto de impunidad que los libre de pagar por sus desmanes.

No queremos seguir esperando cuales mendigos de la caridad del régimen para que se efectúe algún día el referéndum revocatorio,exigimos la libertad de nuestros presos políticos ¡YA!

¡LIBERTAD PRIMERO! REFERÉNDUM SI ACASO…!

Nos vemos el 1ro de septiembre. De ustedes depende lo que vaya a suceder en Venezuela. Dios nos Bendiga en la lucha.

Rebelión YA!

Familiares de presos políticos

escudo.gif

CONSTITUCION DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
Artículo 350.
El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contrarie los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos.

Imagen superior: Cortesía Twitter

Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 8/14/2016 12:22:00 a. m.

A nuestra eterna LABA. Promoción Subteniente (P) (F) Luis Alberto Blando Abreu (1985-1989) de la Escuela de Aviación Militar (EAM) VENEZUELA.

11231150_10205717365386116_1277949882885877669_n

A nuestra eterna LABA

“Lo mejor para la tristeza”, contestó Merlín, empezando a soplar y resoplar, es aprender algo…”

Apreciados compañeros todos.

Resultó, que nuestra promoción –bautizada en los primeros días en el “…alma vibrante de la heroica Aviación Militar…”, como los “come candelas”– ser única en su estilo y particularidades. Nuestra unión (falsa percepción) no duraría más de dos años en nuestro “templo de virtudes”. Poco a poco fue viéndose desmembrarse por el filtro académico; por la vicisitud de los meniscos; por aquellas “montadas de piedras” que entraban por la alcabala para impactar a soñadores cadetes; también debido a nuestras faltas al reglamento y el “Código de Honor”; más tarde, por el alumbramiento de nuestro carácter como cadetes antiguos, que hacía alejarnos de nosotros mismos y; a veces, por ser pupilos bajo los planos de ciertos superiores; por la despedida de quien fuera el Nº 1 entre nosotros, y que tiempo después falleciera; pero también, por los otros Nº 1 que les tocó igual la desventura de irse; y finalmente, por la tragedia de los exámenes: el sello que nos marcó.

Pero, ya alzado el vuelo hacia la vida profesional y con un poco de madurez, no fuimos capaces de estabilizar nuestras aeronaves en búsqueda de un rumbo que nos llevara a encontrarnos con nuestra esencia. Cada uno, piloteaba dentro de la organización a solas. Buscando quizás, las medallas que pudieran colgarse sobre la guerrera por cada hazaña o “avión derribado”. Nunca aliándonos o alineándonos – en continum – entorno a una imagen objetivo que nos marcara el paso hacia la Aviación Militar, que queríamos tener y que en deber, dejaríamos en el año 2022.

Al parecer, una extraña fuerza nos mantenía envueltos o dominándonos. No teníamos ni tiempo, ni memoria para a aquellos que un día se fueron por otros derroteros. Fueron contados los momentos que nos pudieron reunir en masa. Recordamos aquí, los aniversarios diez, quince, veinte y veinticinco. Y aquellos donde fuimos a despedir en campos santos, teñidos de negro y “azul abierto” a Zulay (nuestra oficial modelo de la promo), Asdrúbal (caído en misión de vuelo) y a Marco (el cuervo, mi recordado compañero del curso táctico).

Como ven, nuestro pasado y presente ha transitado entre una gama de estilos y detalles. Viendo partir a muchos compañeros, pero a su vez, siendo arquitectos de tempestades. Los bueno de hoy, es que unos tantos estamos conectados en perfectos nodos de seres humanos, gracias a la globalización. No obstante, la tribulación que marca la realidad del presente, sigue irradiando el estigma que, de alguna forma influenciara en nuestros alejamientos, separaciones y enemistades. Nos referimos aquel día fantasmal identificado con el llamado: 27N, que vería participar al líder de la promoción y unos contados gregarios que le siguieron en esa empresa. Que hizo espantar en el fondo, aunque lo simuláramos, las relaciones de esos cocos pelones que en otrora dieron innumerables vueltas al “Patio de Honor” entre 1985 y 1989. Un hecho vivo, que sigue dividiendo e hincando en la actualidad. Y que debemos como ciudadanos y guardianes eternos de la patria, siempre recordar. Porque en aquel funesto día, lo que agregó en mi opinión –como guinda– fue un antivalor al grupo de jóvenes que comieron juntos mollejita de pollo y fororo Sí, el día lúgubre y cobarde, que montó en aeronaves de guerra a algunos de nosotros; no en misión de salvaguardar la soberanía, en calidad de “soldado feliz”, como legara Simón Bolívar a sus herederos subalternos. El suceso que dio en el blanco de la carne de cañón de Domador y Valbuena, y que vería escapar a otros, por los cielos en trepidante aeronave, ayudados por la buena fortuna.

Ya para aterrizar, permitan que añada un matiz oscuro al lienzo de la promoción Subteniente (P) (F) Luis Alberto Blando Abreu (1985-1989). La novedad que muestra en la Orden del Día, aparte “Asuntos Particulares” lo siguiente: Con fecha 05 de mayo 2015 entró a cumplir pena, con condena de siete años y tres meses, el compañero y amigo Tcnel. (Av.) (R) Ruperto Sánchez Cáceres, en una internado militar muy lejos de su esposa, hijos, madre, parientes, amigos y; de sus compañeros de formación militar que por cuatro años y un feliz amanecer, volaron juntos con vientos favorables y adversos; en “recio coraje” como diría nuestro himno de la EAM.

¡Hasta la vuelta, líderes de formación…!:

MSc. Arichuna Silva Romero
C.I.6.245.499
Teniente Coronel (Av.) (R)

LABA: Promoción de Oficiales: Subteniente (P) (F) Luis Alberto Blando Abreu (1985-1989) de la Escuela de Aviación Militar (EAM) VENEZUELA.

IMAGEN SUPERIOR: Mensaje de Protesta cívica en la red social Facebook

INFORMACIÓN DE PRENSA

b729e65b-eb98-4a60-a246-e12c23659db5_W_00600Sentencian a militares por instigar a rebelión.

Caracas, mayo 6 (Carlos E. Hernández).- El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, celebró la sentencia que le fue aplicada a ocho oficiales de la Fanb, acusados de instigación a la rebelión militar. La Patria hace justicia! Tribunales Militares sentencian 8 oficiales Operación Jericó por instigación a rebelión y contra decoro militar , escribió en Twitter.
El Consejo de Guerra Permanente de Caracas sentenció a ocho oficiales de la Fanb a cumplir penas comprendidas entre 7 y 8 años de prisión. Los procesados fueron detenidos entre marzo y abril de 2014, tras anunciar el presidente Maduro que había sido develada una conspiración militar.
Por vía no oficial se han conocido los nombres de los oficiales sentenciados: Gral. Div. (Av) Oswaldo Hernández Sánchez; Cnel. (Ej) José Gregorio Delgado (r); Tcnel. (Av.) Ruperto Chiquinquirá Sánchez Cáceres (r); mayor (Av) César Orta Santamaría; mayor (Av) Víctor José Ascanio; capitán (Av) Neri Adolfo Córdova; capitán (Av) Andrés Thompson Martínez y capitán (Av) Laired Salazar de Zerpa.

FUENTE: Notitarde

>VENEZUELA: Sicarios asesinan a un dirigente de COPEI en el Táchira

>Noticias24/12 / Sep / 2009 — 02:56 pm

El dirigente de COPEI, Giovani Álvarez, alcalde de la localidad de Coloncito (Táchira), fue asesinado hoy cuando llegaba a su domicilio por unos sicarios.

Foto: La Nación, San Cristóbal

El jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) dijo a la emisora VTV de la red estatal de televisión que el asesinato ocurrió poco después del mediodía sabatino en ese municipio del estado de Táchira y que aún no hay hipótesis sobre las causas del hecho.

Según algunos testigos, relató Flores, el alcalde del partido democristiano COPEI sostuvo “una especie de discusión” con una persona que lo esperaba en su residencia, quien luego le disparó “en varias oportunidades, ocasionándole la muerte”.

“No hay hipótesis” y se ha ordenado que el subdirector del Cicpc, comisario Luis Fernández, entre otros agentes, se traslade de inmediato al Táchira para esclarecer el caso, remarcó Flores.

Según otras versiones, el asesinato habría sido cometido por varios sujetos armados que se trasladaban en un vehículo blanco, marca Daewwo, tipo Taxi, y quienes realizaron varios disparos al alcalde, en una operación presuntamente de sicariato.

Alvarez era dirigente de COPEI y Presidente de dicho partido en Coloncito.

>¡SECUESTRADOS! /Por: Olga K

>

Dibujo de la escenificación de un secuestro. LP/DLP/La Provincia.es


CARACAS /Septiembre 11, 2009

NoticieroDigital.com. Nuestra forista OlgaK relata un evento personal, íntimo, de un secuestro que le ocurrió hace pocos días en Caracas, sobre el cual sobran las palabras de introducción.

¡Secuestrados!

Venía de negro cerrado. El esposo de mi mejor amiga había fallecido y el regreso del cementerio fue un viaje por una vida de recuerdos y amistad. De pavos, en la aventura de ver crecer a nuestros hijos, las hallacas…

Como siempre, al entrar al sótano del edificio, solté la tensión con la que circulamos en la ciudad insegura. Estaba en casa. Mi casa, mi refugio. Entré pensando que la jornada del entierro el día siguiente sería de una tristeza infinita.

Pensaba también que la Vida nos pone en aprietos difíciles. Apenas 3 días después partiría a Asia a visitar a mi hija menor que, como tantos otros hijos de la patria, ensaya en otras tierras lo que la suya le niega.
La tristeza por la amiga y la ilusión de ver a mi niña, me tironeaban en direcciones contrarias.

Estacioné lentamente, con esa pesadez del duelo. Tomé mi cartera, mis aparatosas llaves, y el bolso que contenía unos regalos para mi hija.

De la nada me vi rodeada por 3 individuos. Se que grite ¡coño! mas de sorpresa que de otra cosa.

-Baja la cabeza, baja la cabeza, no nos mires..me decían varias voces, aturdiéndome.

Una pistola en la sien, otra en la garganta; uno de ellos insistía en letanía “baja la cabeza, no me veas, baja la cabeza”, mientras otro hablaba por radio con uno que estaba afuera y le preguntaba con urgencia

– ¿Se oyó? ¿se oyó algo?

La respuesta fue breve: Nada. Sigue.

De golpe me di cuenta de lo que me estaba ocurriendo y la dimensión del
asunto. No era un arrebatón casual. Había una “operación”.

Por los carros, vi que mi esposo e hija estaban en casa.

Se me instaló un único pensamiento: quería que se fueran.

Despacio levanté las llaves y les dije: llévense el carro…tranquilos.

-No queremos tu carro.

Me quitaron las llaves.

-Vamos a tu casa.

¿Cómo pueden las palabras explicar la mezcla de terror con furia ciega y la desesperada búsqueda de una escapatoria ocurriendo al mismo tiempo en una sola alma?

Pensé gritar. Lo descarté.

Había fiesta en mi calle porque vi los carros afuera, se escuchaba la música y supe que nadie oiría nada.

-A mi casa no vamos les dije.

Serenamente.

-¡No me mires, no me mires!. Ordenaba uno de ellos.

-No te miro, le dije calmándolo yo a el.

-Chamo, llévate el carro y tranquilo, insistí.

-Tu no entiendes ¿ah? ¿No entiendes? Y sentí que me hablaba entredientes, con rabia.

Y para que “entendiera” me pusieron las pistolas bajo la nariz como para que las oliera, me mostraron las balas y los cargadores.

-Son de verdad ¿me oyes?. ¡Míralas!

-Sí, las miro.

Vi que eran de verdad con flema extraña a la situación y a mi carácter. Pero también vi que estaban nerviosos y sentí que era preciso serenarlos.

-Chamo, vengo del cementerio. Mírame … estoy de luto.

Les explique la muerte de mi amigo. Quería que entendieran que yo no era de temer.

-Estoy mal chamo. Toma el carro. Como convenciéndolos…

Tiempo, tiempo, tiempo… necesito ganar tiempo.

No se porqué, pero no podía llorar.

Estaba dispuesta a convertirme en Scherezade en el sótano. Necesitaba echarles cuentos para distraerlos y ganar ese tiempo…

Les conté de la muerte de mi amigo, les dije que el carro tenía gasolina…
Todos hablábamos a la vez uno sobre otro y yo también.

-Cállate…cállate.

-Dale gracias a Dios que somos de los “buenos”.

-Llévate el carro.

-Colabora y no va a pasar nada.

-Vamos a tu casa.

Solo esa última frase me generaba un corrientazo por la columna.

-No. A mi casa no.

Y eché raíces allí…al lado de mi carro.

Mi único pensamiento: A mi casa NO.

Aun no me explico porqué estuvimos tanto tiempo en el sótano.

Yo clavada en el piso y ellos sin emprenderla violentamente conmigo al ver que no me movía. A mi casa no.

Entonces pensé correr y que me dispararan. Eso los haría huir. Simple.

Pero el estacionamiento estaba cerrado. ¡Que ironía!. Estábamos enjaulados ellos y yo. Ninguno tenía salida.

Es curiosa la frialdad con la que uno puede pensar en su propia muerte.
Como en cámara lenta. Podía verme a mi misma ocupando el lugar de mi amigo en la urna que venía de acompañar.

Se me acercaron mas si cabe. Uno de ellos me desprendió la cartera del hombro. Sentí un despojo indescriptible cuando los vi hurgarla.

Me di cuenta de lo privada que es la cartera.

Estaba rodeada con el olor del miedo, el de ellos y el mío, encañonada, enjaulada y la intimidad de mis cosas regadas por el piso. Click! Esa foto de horror está fija en mi mente.

-¿Quien está en tu casa?

En mi cabeza el pensamiento, ese sí, único: A mi casa no.

Y sentí como que me desdoblaba, me vi como en dos planos.

El del hierro en la piel y el del pensamiento frío que corría libre a pesar del miedo y la reja del sótano. Desdoblada como estaba, podía estar allí , sometida, y pensar en otra cosa con una libertad contradictoria. Curiosa sensación.

Empecé a “ver” cosas. Vi que 2 de ellos hablaban muy bien. Que no estaban drogados. Que eran muy jóvenes. Ninguno mayor de 30-35. Que no eran muy altos por el ángulo abierto de sus brazos al apuntarme a la cabeza.

Que incluso su agresividad era, si vale el término, “educada”. No decían groserías. Vi que había jerarquías y equipo. Ellos eran los ejecutores y otro daba las órdenes y dirigía. ¿El del radio? ¿cuántos estarían afuera?
Pude ver que aun bajo sus gorras les notaba el pelo rapadito a los lados.

Uno, el que después vi que era completamente pelón, era muy blanco, hacía del “bueno” y actuaba como jefe; el gordito era agresivo e impaciente y el que me pareció mas peligroso en todo el proceso; y el flaco, mas moreno, con un lenguaje menos cultivado, jovencito por la estructura corporal, era el último en la jerarquía, vigilaba y obedecía aunque era el mas nervioso a juzgar por el movimiento constante de sus pies.

-A tu casa, a tu casa. Vamos pa’ tu casa.

-No. A mi casa no.

Yo sabía que estaba en insalvable desventaja,…quizás si me pegaban y se generaba “algo” desistirían de ir a mi casa…Que raro es verse a sí mismo desde ese otro plano frío y lejano…

Ellos repetían, repetían…A tu casa. A tu casa.

Fingí desvanecerme como sugería un correo que leí una vez sobre seguridad. Ja!…el correo no decía qué hacer en un estacionamiento de puerta eléctrica donde estábamos igual de enjaulados víctima y victimarios.

El Pelón me atajó y me dijo rudo:

-Desmáyate que te vas a tener que despertar igual.

Sentí rabia ante la impotencia de estar totalmente a la merced de estos hombres. Coño! Estaba en mi casa…

Mi otro yo pensaba afanoso ¿cómo entraron al sótano?.

Como si me hubiera leído el pensamiento uno de ellos me dijo.

-Tenemos al conserje.

Ahí me faltaron las piernas.

-Por Dios…la niña…no le hagan nada a la niña por favor.

-Ella está bien.

Pero…¿Puede uno creerle cualquier cosa a unos hombres armados apuntándote?

Finalmente decidieron empujarme-sin violencia- hacia el ascensor. Yo arrastraba los pies. No se las ponía fácil.

-¿En que piso vives?

Muda.

-Dime en que piso vives chica.

Muda.

Uno de ellos me quitó un anillo –pero mi arra matrimonial no salía- y otro me desprendió la cadena.

Con una frialdad que me desconocía, le dije:

-Llévate la cadena pero déjame mi cruz, si te la llevas te dará mala suerte.

No era una amenza, era un hecho objetivo.

No le gustó el frío de mi voz porque me dijo áspero: agárrala. Supo que lo que le decía era verdad. La guardé en mi bolsillo.

-Dale, dale, vamos pa’ tu casa.

Volví a enmudecer y a clavarme en el piso.

Y mi atajo gigante de llaves jugaba a mi favor. No atinaban.

Entonces pensé que ocurriera un milagro… ¿Un apagón? ¿un terremoto?…

No sucedió…debe ser que no tuve fe.

No ocurrió nada.

El gordo se puso irritable.

-¿No me vas a decir?…¿te las estás dando de viva? ….Ya vas a ver…
Pensé que venía el golpe pero en su lugar empezó a probar mis llaves.

Ni ocurría el milagro, ni podía alargar el tiempo. Por fín dio con la llave del ascensor y éste se abrió para mi horror. Me metieron de un empujón.

-Por favor, mi esposo es cardiaco.

Molesto. ¿qué edad tiene tu esposo?

-¿Tiene armas?

-¿Quién mas está en tu casa?

-No chico, no. ¿Que vamos a tener armas? Sabía que eso los tranquilizaba.

Y él continuaba probando llaves para ver cual era la de mi piso.

Hasta que dio con ella.

El trayecto de los 4 pisos fue un horror.

Todos hablaban a la vez en susurros rápidos y nerviosos dándome órdenes, amenazándome, mas órdenes. Su aliento en mis orejas.

-No inventes.

-Llama suave a tu marido.

-No vayas a poner la cómica porque te va a salir mal.

-¿Quien mas está en la casa?

-No quieres que le hagamos daño a nadie.

-Si pasa algo es tu culpa…¿oíste? si pasa algo es tu culpa repetía otro…
No sabía el maleante que en mi mente la culpa ya estaba instalada. Me sentía culpable por no haber hecho que me dispararan en el sótano en lugar de estar con ellos ascendiendo a mi casa. Menudo pensamiento…

Y llegamos. Para ellos fue sorpresa que el ascensor llegara directo al apartamento y hubo unos segundos muy alterados.

Mi hija escuchó abrirse el ascensor y saludó despreocupada

-Holaaaaa Ma…

-¿Quién es? ¿Quién es esa?

-¿Dónde está tu marido? La pistola en la nuca apretando.

Mi esposo no estaba en su estudio. Les dije lo obvio: está arriba.

-Llámalo.

-¿Quien está en ese cuarto con luz?.

-Mi hija. Está estudiando, tiene examen…

Me quise morir cuando uno de ellos se fue solo donde estaba mi hija.

-Cállate y colabora me urgía otro.

-Pórtate bien y nadie tendrá hará daño.

El corazón enloquecido en el pecho.

-Llama a tu marido

-Papi…baja, obedecí. Los ojos se me salieron del cuerpo siguiendo al que fue a buscar a mi hija.

-Si te portas bien no le va a pasar nada a nadie.

¿30 segundos?

¿30 minutos?

¿Cuanto dura la eternidad?

-¿Qué pasa Flaca? Dice mi esposo.

-Que bajes. Despacio mi vida.

Por la derecha llega mi hija seguida por uno de ellos con los ojitos desorbitados pero la sangre volvió a fluir por mis venas al verla. Click! La foto del miedo.

Mi hija me lee la mirada y dice “estoy bien”. Me pregunta bajito, ¿tu estas bien?”

Nos tomamos de las manos. Apretadas. A sabiendas que la llegada de mi marido sería clave según su reacción.

-Llama a tu marido pues, me urgían en susurros que gritaban. Pero mi marido no bajaba porque estaba viendo el partido.

-Pa…baja por favor.

-¿Qué pasa?…

-Pa…baja…

Debió haber sentido una urgencia distinta en mi llamado y lo escuché acercarse. Bajó las escaleras lo suficiente para encontrarse con que su esposa e hija estaban rodeadas por 3 individuos armados que las apuntaban. El espanto pintado en su rostro. Click! Otra imagen para las pesadillas.

-¿Estás bien? Mirándome a mi. ¿Hija? . Ambas le dijimos que sí.

-Por favor, le dije a todos y a nadie en particular, mi marido es cardíaco.

Mi marido e hija cogieron la seña.

Los primeros 45 minutos de las 4-5 horas que duró el secuestro fueron en mi casa. Solos los 3 con los malandros.

Un martilleo de frases…

-Baja la cabeza

-¿Donde está la caja fuerte?

-Colabora.

Se llevaron a mi esposo con ellos mientras a mi hija y a mi nos sentaron en la sala. Apagaron las luces menos una . Una parte de mi medía cada ruido de cada gaveta lanzada al piso, de cada objeto que caía. La otra agarraba a mi hija. En eso escuché que las voces se elevaban. Mi esposo decía:

-No hay mas nada chamo. Esto es lo que hay…¿tu crees que voy a poner en peligro a mi familia?

Mi hija apretaba mi mano tan duro…tan duro…

El problema es que había poco…materialmente nada para el tamaño de la operación. Y ellos no le creían.

Uno de ellos empezó a subir mas la voz y las cosas sonaban mas duro al caer.

Recé. Rezaba por mi marido, por mi niña…y de pronto sentí el apremio de que, por quien tenía que rezar era por ellos. Para que ellos no se violentaran. Para que el horror del que eran capaces no cruzara la barrera del no retorno…

Si no hubo un milagro en el sótano, por lo menos trajeron a mi esposo con nosotras y nos sentaron juntos. Soy una agnóstica con fe.
Pero mi fe fue puesta a prueba muchas. muchas veces esa noche…
Uno de ellos lo amenazó.

-No te pongas cómico…la semana pasada tuvimos que cortarle un dedo a un señor que no colaboró. ¿Dónde está la caja fuerte?

La amenaza ominosa nos cortaba el aliento.

Mi esposo, mi hija y yo, repetíamos: No hay caja fuerte….en esta casa no hay caja fuerte…

-No chico. No voy a poner en peligro a mi familia, repetía mi esposo.

-Cuando me lleve a tu hija te vas a acordar donde tienes la caja fuerte.

Se nos heló la sangre.

Malditos! Malditos! Mil veces malditos…

En ese instante supe con gélida certeza que soy capaz de matar. Y me obligué a rezar con mas fuerza por ellos….Dios, Dios…no lo permitas…detén esto aquí. Que acabe…

¿Cómo convencerlos que no tenemos caja fuerte…que nada tenemos que guardar en ella…que no usamos joyas…que mi último anillo me lo regaló mi marido cuando nos comprometimos y el país hizo muy claro que las joyas son prendas suicidas en un país de ladrones?

Voltearon mi casa. Gavetas, estantes, closets. Un ultraje impío.

Se comieron todo lo que encontraron. Botaron al suelo papeles igual que ropa o manzanas a medio comer y duraznos que no les parecieron suficientemente dulces. Escogieron cosas para sus novias del closet de mi hija. Descartaron las carteras porque les parecieron “muy grandes”.

Mi casa y nuestras vidas en manos de estos rapaces que nunca se plantearon otra forma de vida que el robo y la agresión. Incapaces de producir nada, ni siquiera miedo sin armas mediante. Rapaces que son lo único que esta revolución (re)produce en gran escala…

Mi casa es bonita. Es bonita porque cada objeto en ella llegó por trabajo y esfuerzo. Cuando se pudo, se compró…se compró poco, pero bueno. Se hizo año a año, durante una vida. Todo invertido en ella. Cuando uno de los malandros preguntó con inquina ¿y cuánto cuesta este apartamento ah?

Esta casa es grande…cuántos millones vale?

Por una fracción de segundo, por una millonésima fracción de segundo, me sentí culpable de mi casa bonita…Pero acto seguido sentí una rabia inmensa. ¡qué carajo! esta casa no me la robé…ni tuve cargo alguno del que me aproveché, ni estuve enchufada en ningún gobierno, ni me arrastré para conseguir prebendas…Mi casa es trabajo, ahorro y esfuerzo de 2 hijos de emigrantes cuyos padres sólo nos pudieron dar educación y principios.

No me la montó un decorador, ni despaché cheques sin reparo. Es mucho más que bonita, es decente. Esa Decencia que se fue del país …

Y estos **LEA EL DECALOGO DEL FORISTA**, pistola en mano, se atrevieron a preguntar con sonsonete malintencionado cuánto vale mi casa. Juzgando por su condición al resto del mundo.

Se ve que no han asaltado –por ahora- alguna casa de algún revolucionario que pasó de una clase –muy- muy media, a una calle privada en Altamira Norte, donde tiene 3 turnos de escoltas de 12 motorizados -36 personas cuidándolo diariamente- sin contar a los choferes que también son guardaespaldas…

Rabia, rabia, rabia…miedo…impotencia…desesperación…

Mi hija, ajena a mis pensamientos, en su inocencia les dijo: vivimos aquí hace mas de 15 años…Venezuela era otra.

Si no hubiera sido ese escenario de horror en el que nos encontrábamos, me hubiera reído. Lo pienso hoy y me da ternura mi hija…y una tristeza insalvable mi país…Sí …alguna vez existió otra Venezuela.

Mi esposo les explica que es profesor universitario. A Dios gracias los exámenes de sus alumnos copan su escritorio. No miente. No mentimos.

Se lo llevan de nuevo. Dos de ellos se quedan vigilándonos a mi hija y a mi.

¡Que torta!…en lugar de joyas y dólares, una casa llena de libros…Si…tiene razón Hugo…hay dos tipos de venezolanos, dos tipos irreconciliables porque entendemos por “fortuna” dos cosas diferentes. Para ellos, los ladrones de todo tenor, tiene signo monetario…en mi casa tiene rango espiritual e intelectual. ¿Cómo salvar esa brecha?

Una vez en casa no dejé de hablar. Quería que me miraran a mí, que se concentraran en mi. Seguí echándoles historias para irritación del Gordo que no paraba de mandarme a callar. Mi hija me pellizcaba preocupada. Yo sabía por qué lo hacía.

-Mira chamo, hablándole a uno de ellos…fíjate en los portarretratos…no son de plata. ¿ves?

-¿Quiénes son esas?

-Mis otras hijas.

-Cállate.

-¿Dónde están, cuando vienen? Súbitamente nervioso.

-Tranquilo chamo…No están en Caracas (y silenciosamente hice una plegaria de acción de gracias)

-No tenemos caja fuerte hijo…

-Cállate, me decía el Gordo.

-No hay mas nada…ya tienen lo poco que había.

-Cállate.

-¿Sabes la ironía? Le decía yo al otro, que más de una vez pensamos que si nos asaltaban no tendríamos nada que les importara.

-Cállate.

-¿Sabes? Una vez pensé en comprar una caja fuerte para esconder el teipe, las tijeras , las maquinillas de afeitar y mi cepillo de pelo que eran las cosas que mis hijas de pequeñas me desaparecían.

-¡Que te calles!.

De pronto me acordé que en mi estudio tenía 2000 bs. en efectivo. Dinero que correspondía al pago que nos había hecho mi hija de la cuota de su carro. No se como no lo habían visto.

-Tengo una plata, dije de pronto.

-¿Dónde?

-En mi estudio.

-Vamos…

Uno de ellos vino conmigo poniéndome la pistola en la cabeza y caminando detrás de mi. Al ver la amplísima ventana de mi estudio que da a la calle se asustó y entendí su miedo siguiendo su mirada cuando me dijo:

-No inventes…

¿Creyó que gritaría?…¡que va!…se escuchaba a todo volumen la música de la fiesta del edificio de al lado. Mi voz ni siquiera la escucharía mi vecino de abajo.

Al lado de mi computadora estaba el atajo de bolívares.

Y fui testigo entonces de la insólita materialización de un refrán. El que me cuidaba a mi y el que cuidaba a mi hija, se repartieron entre ellos los 2.000 Bs. sin compartirlo ni informarle al que estaba con mi esposo…y mucho menos con los que desde afuera vigilaban con la radio.

“Ladrón que roba a ladrón, tiene 100 años de perdón” dice el refrán.

Sí. Se robaron entre ellos.

Lo mismo me contó luego mi vecina de piso quien presenció la misma situación en su casa. ¡Los ladrones se robaron entre sí mismos!. ¡Que infeliz parodia!.

Pero el refrán se equivoca…No hay tal perdón. Por lo menos no en esta vida. Se me reveló entonces el significado de la jerga policial, esa que dice “muerto por ajuste de cuentas”.

Esos son parte de los muertos de cada fin de semana…ajustes…en un país lleno de ladrones. De muchos tipos de ladrones…que se roban entre sí mientras roban igual al país, que a sus pares. que a sus enemigos.

Ese es el verdadero significado del “Ahora Venezuela es de todos”.
Ladrones robando a ladrones porque “ahora Venezuela es de choros” como bien expresa el graffiti.

Luego de 45 minutos interminables, después de una “consulta” por radio al hombre de afuera y convencidos ya que en mi casa, fuera de alfombras, ropa y muchos, muchos libros, no había otros bienes, uno de ellos dijo

¡Vamonós! ¡párense!.

-¿Adonde?. La voz de mi esposo reflejaba nuestra angustia.

-Vámonos, vámonos…

No se si fue piedad o candidez, pero uno de ellos alivió la angustia al decir

-Los llevamos a la conserjería.

Bajamos en un silencio total. Apretados todos en el pequeño ascensor. Respirando cerquita el mismo aire. Mi esposo y yo envolviendo a la hija.

Y allí estaba el conserje, maniatado, de cara a la pared, y su esposa e hija en el sofá. La niña lloraba quedo. A ella no la amarraron. La madre temblaba ostensiblemente. Creo que todos sentimos el mismo alivio de estar juntos.

Nos abrazamos y procuramos tranquilizarnos mutuamente.

-Ya está pues, ya está…cállense, siéntense…no me miren…

Y entonces nos amarraron.

Con tie wrap plástico. Muy profesional.

Incluso preguntaban si nos apretaba. ¿Cortesía criminal?

Los pies primero y las manos después.

La imagen de mi esposo e hijas atados y sometidos. Click! Otra foto mental para la galería del horror.

Las 3 horas siguientes fueron de una pesadilla que se repetía una y otra y otra vez. Cada vez que algún vecino entraba, la voz por el radio de afuera avisaba:

-Va entrando un “pájaro azul”.

Y comenzaba el interrogatorio.

¿Quién tiene el carro azul?

¿En qué piso vive?

¿A qué se dedica?

¿Cuánta gente vive en ese apartamento?

Le preguntaban al conserje y a nosotros. Contrastaban la información.

-Por favor, dejen a los del 2…son unos viejitos les rogué….

-Cállate.

-¿Quién vive en el 1?

-Un hombre solo. Divorciado.

-¿A qué se dedica el del 3?

-Es ingeniero.

Darles información para pretender que “colaborabas” sin profundizar para dificultarles la tarea. Un equilibrio difícil que los irritaba…y nos agotaba.

Y el horror cobró nuevas dimensiones. El proceso demostró que eran muchos. Una verdadera operación comando.

Los había afuera, abajo en los dos sótanos, en la conserjería con nosotros y luego en cada apartamento.

Así fueron entrando a 5 de los 6 apartamentos conforme fueron llegando.

Uno encargado de vigilar a cada grupo familiar, los que registraban el apartamento, y los que estaban afuera. Robándose entre sí, además de nuestras casas y nuestra paz.

Se oye la estática de la radio que dice:

-Te los mando a la conserjería.

El de la conserjería reposta molesto.

-No, no, no…La pecera está llena. Tenlos allá.

Era tan básico el supuesto lenguaje “en clave”.

¡Claro que estaba llena la conserjería/pecera!. Entre los ladrones, los 3 miembros de la conserjería y los 3 de mi familia, el espacio estaba copado.

Una a una escuchábamos la llegada de nuestros vecinos y uno a uno sabíamos por lo que iban a pasar. Fue como sufrirlo 5 veces….como si una sola fuera poco.

Y pasó lo impensable.

Lo que nadie tenía calculado.

El celular de mi esposo, en el bolsillo de su pantalón, empezó a sonar.

El pánico se nos pintó en la cara a todos. A secuestrados y secuestradores.

Click! Otra imagen mas para las pesadillas.

Se alteraron, hablaron todos a la vez, levantaron a mi esposo molestos.

-¿Por qué tienes el celular ah? ¿Qué te estás creyendo ah? ¿Me querías engañar?. Y el miedo les hacía destilar rabia…y mas miedo.

Mi esposo los tranquilizaba

-No me lo pediste chamo, ni me acordaba que lo tenía en el bolsillo.

-No se lo pidieron, no se lo pidieron, repetíamos mi hija y yo hablando a la vez, tratando de neutralizar el pánico de ellos más que el nuestro.
La niña de la conserje empezó a llorar de nuevo. La madre la abrazaba y sus hombros delataban el llanto. Todos tratábamos de tranquilizarnos a todos. El momento fue de terror crudo.

Pero aun faltaba…

El maleante me muestra el teléfono de mi esposo y me inquiere ¿ quien es Dxxxx?

El piso se me vino a los pies.

-Esa es mi amiga…a la que se le murió el esposo…no le contestes.

Mi cabeza revolvía mil preguntas. ¿Por qué me llamaba mi amiga a esas horas? ¿qué pasó? ¿Cuánto espanto es capaz de procesar el cuerpo humano?

Pero la peor de las pesadillas siempre puede empeorar.

Y lo hizo.

Apenas pasaron 5 minutos cuando sonó el intercomunicador de la conserjería. Y escucho la voz de mi amiga cuando pregunta

-¿La señora Olga está en la casa?

Les pedí, les rogué, les supliqué que no abrieran. Que la ignoraran.
Pero abrieron.

¡Por todos los cielos!….¿qué hacían mis amigas a esa hora en mi casa?
No tenía ningún sentido…jamás había ocurrido. ¿Por qué hoy? ¿por qué en este trance? ¿qué clase de prueba me estaba poniendo Dios?

Lo que sucedió a continuación, sólo puedo reconstruirlo a retazos.

La historia paralela es que esa noche mi esposo y yo habíamos quedado en ir a cenar con nuestros compadres. Todos habíamos coincidido en el cementerio. Cuando no aparecí en la cita, mi comadre llamó a mi amiga Uxxxxx. Pensó que tal vez me habría quedado en el cementerio. Ya llevaba más de hora y media de retraso y ni llamaba para excusarme, ni contestaba.

Mi amiga Uxxxxx, de toda una vida, sabe que mi puntualidad es inglesa, cuasi neurótica y radical. Que “llegar tarde” no está en mis genes.

-Ella se fue hace raaaaato, le dijo.

Extrañada por la llamada de mi comadre, comenta con las otras amigas

-Oigan….¿cuanto retraso tiene Olga en una cita?

-¿3 minutos? dice una.

-Nooooo, dice la otra…ella llega 10 minutos antes, pero jamás se retrasa.

Mosqueadas porque no atendía ni el celular, ni el teléfono de casa y por el rarísimo retraso, decidieron acercarse a mi casa. Una de ellas tenía el número de mi marido. Y esa fue la llamada que entró.

Ahí se empasteló el asunto.

Llegaron a la puerta del edificio, Uxxxx se quedó en el carro, Dxxxxx se bajó y aprovechó la luz para leer unos mensajes en su teléfono en la entrada exterior y la otra entró por la puerta que abrieron desde la conserjería.
A ésta la agarraron y su grito alertó a la que estaba en la entrada.

-¡Vámonos, vámonos, es un secuestro! dijo Dxxxx mientras entraba en el carro de Uxxxx con el terror pintado en el rostro.

A la conserjería a oscuras, metieron a mi amiga Oxxxx a empellones,.

No pude evitar decirle absolutamente incrédula ¡¿Qué coño haces aquí?!

Simultáneamente metían en la conserjería al último vecino con sus hijas pequeñas, una de las cuales no paraba de preguntar ¿Qué pasa? ¿Qué pasa? Y a quien no había forma de callar.

Los nervios estaban de a toque. Los de todos.

Mi puntualidad había enredado la operación de manera inesperada trayendo personajes que no estaban contemplados, ni podían controlar.

Los mensajes entre ellos se sucedían a millón y atropelladamente. Gesticulaban, caminaban de prisa.

-Trae las motos. Urgía uno de ellos al del radio. Y noté que hablaba en plural.

-¿’tas loco? No podemos llevar ese maletín en la moto, es sospechoso, decía otro.

-En la camioneta, en la camioneta…

¡Dios mío! ¿Cuántos eran? Trataba de sacar una acelerada cuenta mental.

-Apúrate.

-Bajen la cabeza

-Diles que se vengan, decía uno de ellos a alguien que apareció en la puerta y que a decir de mi hija, era una mujer.

Pasos apurados, carreras, voces en susurros, la estática del radio. Todo a la vez.

-No se muevan, miren al piso,…

La niña del vecino que no paraba de preguntar ¿por qué me tengo que callar?, la otra niña lloraba, miradas que nos cruzábamos por lo bajo, mi hija tratando de tranquilizar a las niñas pequeñas, mi esposo tenso como la cuerda de un violín. Amarrados. Demasiada gente en poco espacio.

Demasiados miedos juntándose en el aire en mezcla tóxica. Viendo que la situación estaba a un tris de convertirse en inútil tragedia.

De pronto se hizo el silencio. Cesó el movimiento.

-¿Estamos solos?

Transcurrieron unos minutos y nos empezamos a parar.

Mis amarras estaban flojas. Empezamos a desatarnos. ¿se fueron?

¡Que cosa es el miedo!

Mi hija decía “mami por favor siéntate, siéntate”

El conserje no quería que prendiera la luz.

-¿Y si nos están pillando?

-Se fueron

-¿Se fueron?

-No sabemos ¿y si están ahí?

Hasta que finalmente entendimos que se habían ido.

Nos terminamos de desatar. Nos abrazamos.

Resulta tan difícil aceptar y creer cuando el cautiverio llega a su fin…

Llegó la Policía de Chacao que había llamado mi amiga.

De hecho se cruzaron en la calle con los ladrones.

Agradezco al cielo que no llegaran antes…el procedimiento, o mas bien, la falta de él, nos reveló una policía muy frágil. Y me sentí tan, pero tan expuesta…

Ese fue el fin del secuestro… Pero no del miedo.

Todavía, mes y medio después, estamos esperando que la Disip responda la llamada que le hiciera PoliChacao aquella noche. Si, yo se que no es la DISIP sino el CICPC…pero la revolución ha demostrado que cambia siglas sólo para dar nuevos contratos de papelería y nuevo tema para el Aló Presidente…lo que no hace es convertir los títulos en las acciones que anuncia.

Grandes titulares reseñan que mataron a un coronel en un Secuestro Express. Leo también, y la frase me llamó la atención, que destacarán “a sus mejores hombres” en la investigación. ¿Hay tal cosa como “mejores hombres”? ¿qué hay que hacer o mas bien “ser” para merecerlos?…En Margarita mataron a un juez y a 3 mas en un hotel y las declaraciones son similares. Confirmado…hay dos clases de venezolanos. Unos cuentan y otros no. Unos merecen a los mejores hombres.

Los 9.000 muertos de este año, no.

Los 142.000 que se acumulan en los últimos 10, tampoco.

El miedo, eso es lo único en lo que nos iguala la revolución a los 26.000.000 de venezolanos.

Esta hórrida experiencia me obliga a compartir unas cuantas moralejas para distintos destinatarios.

Para potenciales víctimas, decentes, indecentes o ni-nis

1.-Revise y extreme las medidas de seguridad de su casa, con sus amigos y con sus vecinos. Ninguna –ninguna- precaución es excesiva. Y no hay “sitios salvos”. Se lo digo yo…

2.-Sea puntual. No se ria, hablo en serio. Su retraso será indicativo para los suyos de que “algo” no anda bien…

Epílogo en gotas:

1.-Los secuestradores están equivocando su “target”. Los reales en efectivo no los tiene el ciudadano común. Ese paga con tarjeta. A crédito. Los que tienen a mano grandes montos, billete sobre billete –para no dejar rastro de sus gastos-, son otros, todos sabemos quienes son…o se puede averiguar rapidito: basta con ir a un restaurante o al Sambil y pillar quienes pagan las cuentas gruesas en “cash”.

2.-Esos son los mismos que tienen dólares en cantidades “rentables” para operaciones comando como la de mi casa, porque el ciudadano común depende de Cadivi y sus cupos. Hay otros bastante notorios –Antonini no es el único- que no tienen que pasar por los rigores ni del Seniat ni de Cadivi.

El “maletinazo” es una práctica avalada por la Comisión Nacional de Ladrones.

3.-En cuanto a las joyas, olvídenlo. Los vecinos comunes usamos fantasías y nos desprendimos -sin pesares- de cualquier prenda hace mucho ya. Ninguna vale la Vida.

4.-Por último, los únicos negocios que se hacen en efectivo son los ilícitos, así que es de esperar que en breve veamos que las víctimas sean esos nuevos ricos que exhiben fortunas inexplicables. Además, como quedó ampliamente demostrado que ladrón roba a ladrón…lo del perdón ya lo resolverán entre ellos. Perdón!, quise decir “ajustarán”…

Gracias a la Disip por su interés y sus “mejores hombres” dedicados al esclarecer el asalto de un (1) coronel, y por poner en lista de espera a un edificio completo y a un país entero…a los 9.000 muertos de este año, y a los 142.000 del decenio revolucionario. Apenas hace un mes y medio que los llamamos. Se nos acabaron las sodas esperándolos…pero todavía tengo Pepsi…

OlgaK

PD a mis amigos: panitas, mantengo mi número celular, pero no tenía respaldo de mis teléfonos. Así que mándenme el suyo ¿si? y díganme quienes son para reconstruir mi libreta. Es la menor de mis pesadillas…pero pesadilla al fin.

10 septiembre de 2009

>Se elevan a 47 los presos políticos en Venezuela, según un grupo de DD.HH.

>

Miami (EE.UU.), 11 sep (EFE).- Una organización de derechos humanos informó hoy que aumentaron a 47 los presos políticos en Venezuela desde el pasado julio debido a “una ola de persecución y represión” contra quienes se oponen a las políticas y leyes del Gobierno del presidente Hugo Chávez.

Venezuela Awareness Foundation (VAF), con sede en Miami (EE.UU.), alertó a la comunidad internacional que con esta alza, la nación andina “es el segundo país de Latinoamérica con más presos políticos después de Cuba”.

A comienzos de 2009 había 28 presos políticos, cifra que bajó a 27 después de que liberaron a uno de ellos a mediados de año y ahora “se ha duplicado al ubicarse en 47”, según cifras de la VAF.

La organización ha remitido varios de los casos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El incremento es atribuido por la VAF a la “persecución y represión del Gobierno venezolano” contra los ciudadanos que en manifestaciones pacíficas han rechazado marcos legales aprobados por los congresistas.

“La respuesta de las autoridades ha sido el uso de la fuerza en forma desmedida, que viola los derechos humanos y es un arma para perseguir y encarcelar a los que se oponen al Gobierno”, señaló el grupo de derechos humanos.

Denunció que los opositores son encarcelados como una “manera para criminalizar la protesta que está garantizada en la Constitución venezolana”.

La VAF explicó que durante los primeros diez años del Gobierno de Chávez las persecuciones políticas se caracterizaron por casos emblemáticos donde era “evidente la intervención directa del Ejecutivo”.

Sin embargo, desde inicios de 2009 hasta la fecha cualquier ciudadano puede ser “víctima de cárcel como lo reflejan los casos de los nuevos presos políticos”.

Una situación que preocupa a la VAF porque, según la organización, el Gobierno venezolano radicaliza la persecución, no muestra gestos de respetar los juicios y cada vez es más alarmante cómo se violan los derechos humanos “con total impunidad”.

“Los venezolanos se encuentran totalmente indefensos y sin que se les permita gozar de sus derechos constitucionales sin sufrir persecución, encarcelamiento y un juicio que no tiene garantía alguna, dejando al descubierto la característica antidemocrática del Gobierno venezolano”, alertó la VAF.

>Llevarán a CIDH caso de estudiante Julio Rivas

>

Foto: Minuto59


EL UNIVERSAL/CARACAS, Jueves 10 de septiembre, 2009

05:44 PM Caracas.- El caso del joven Julio César Rivas a quien ayer se le dictó medida privativa de libertad por su presunta vinculación con los sucesos de violencia ocurridos durante la marcha contra la Ley de Educación será presentado ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) por violaciones al debido proceso, anunció hoy uno de sus abogados.

La decisión que tomó un tribunal de iniciar un juicio al dirigente estudiantil Julio César Rivas, quien fue imputado de seis delitos entre los que se incluye “excitación a la guerra civil” e “instigación a la desobediencia de leyes”, generó críticas de opositores que acusan al gobierno del presidente Hugo Chávez de perseguir judicialmente a sus detractores, reseñó AP.

Rivas, de 22 años, fue enviado a la cárcel de El Rodeo I, donde están recluidos presos acusados de delitos comunes como secuestro, homicidio y narcotráfico.

Alfredo Romero, defensor de Rivas, dijo a la AP que el caso del joven será denunciado ante la CIDH por las “violaciones” a la Constitución y a los derechos humanos que habrían cometido las autoridades al mantener “incomunicado” al estudiante “por 15 horas” luego de ser arrestado el 7 de septiembre en Valencia.

Romero expresó que a Rivas se le “violó” el derecho a ser juzgado en libertad, alegando riesgo de fuga, y se le imputó basado en un vídeo que se difundió en un programa de Venezolana de Televisión (VTV) que es feroz crítico de la oposición.

“Las pruebas que se plantean son las pruebas dirigidas por el conductor del programa de La Hojilla”, agregó el abogado.

La Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) informó el miércoles que Rivas fue detenido por solicitud de la Fiscalía General por presuntamente protagonizar hechos violentos durante la marcha convocada por la oposición el 22 de agosto en Caracas.

Rivas estudia en la Universidad Alejandro Humbolt del estado Carabobo. Los otros delitos que le imputaron fueron los de conspiración para delinquir, resistencia a la autoridad, alteración del orden público y uso de arma genérica.

El delito de excitación a la guerra civil contempla hasta 24 años de prisión como pena, dijo el defensor.

El coordinador de Primero Justicia, Julio Borges, condenó el jueves el proceso contra Rivas y la decisión que tomó la juez del caso de enviar al joven a una cárcel del alta peligrosidad.

“Con el líder estudiantil suman 15 los detenidos este año por participar en protestas contra las políticas del gobierno”, dijo Borges, en un comunicado de prensa.

Un grupo de universitarios manifestó frente a la sede del Ministerio Público para protestar por el proceso contra Rivas.

A finales del mes pasado fueron detenidos el prefecto de Caracas y presidente del partido Alianza al Bravo Pueblo, Richard Blanco, y 11 empleados de la Alcaldía Metropolitana de Caracas, luego de participar en manifestaciones en Caracas.

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, ha negado que las autoridades judiciales hayan iniciado un proceso de persecución de opositores y la criminalización de las protestas.

>Repudian medida de prisión contra estudiante acusado de incitar guerra civil

>

Diario: El Carabobeño

Caracas/ EFE/ Hace 6 min/08:56 p.m. HLV.

Partidos políticos y grupos estudiantiles de oposición rechazaron hoy la decisión judicial de mantener preso a un estudiante universitario acusado por la Fiscalía de “excitación a la guerra civil”, por su presunta participación en hechos violentos al término de una marcha opositora en agosto pasado.

Una docena de estudiantes universitarios se reunió a las puertas de la Fiscalía General para exigir a ese despacho “que no sea una herramienta política contra todos los que disienten del Gobierno”, explicó a los periodistas el portavoz estudiantil Javier Martucci.

Por su parte, Alejandro Vivas, subsecretario del democristiano COPEI Partido Popular, consideró que con la detención del estudiante universitario Julio César Rivas, de 22 años, el “Gobierno pretende desmovilizar a los jóvenes del país, protagonistas de movilizaciones y reclamos”, informó un comunicado oficial.

Asimismo, el dirigente del partido Primero Justicia (liberal), Julio Borges, afirmó que con la detención de Rivas, el Ejecutivo del presidente venezolano, Hugo Chávez, buscaría “criminalizar la disidencia y evitar que los ciudadanos salgan a las calles a protestar en contra de la corrupción y la ineficiencia”.

Borges pidió al Gobierno y demás instituciones públicas “que trabajen realmente en la seguridad” personal en Venezuela, donde se registra una media de 10.000 asesinatos anuales según datos policiales, “en lugar de encarcelar a personas inocentes que solo han ejercido su libre derecho a la protesta”.

Un tribunal caraqueño ordenó anoche que se mantenga en prisión a Rivas, estudiante de la Universidad de Carabobo, detenido el pasado fin de semana después de que la Fiscalía lo imputó de “instigación a delinquir, resistencia a la autoridad, excitación a la guerra civil y uso de arma genérica”.

La Fiscalía señala a Rivas de haber presuntamente participado en los desórdenes que se registraron al cierre de una marcha en Caracas contra la nueva Ley de Educación, el pasado 22 de agosto.

Ese día, la policía disolvió la manifestación opositora con gases lacrimógenos después de que un grupo de personas, tras finalizar la marcha, lanzó botellas y otros objetos y comenzó a bambolear la valla que marcaba su límite para terminar derribándola.

El dirigente opositor y prefecto de Caracas, Richard Blanco, permanece preso desde el pasado 25 de agosto también acusado por la Fiscalía de varios delitos, entre ellos “instigación a delinquir” por supuestamente haber agredido a un policía durante la manifestación contra la Ley de Educación.

La oposición venezolana denuncia que el Gobierno de Chávez viola los derechos humanos y civiles de la población que lo adversa, y aplica una presunta política de “acorralamiento” de sus críticos con el presunto apoyo de instituciones públicas que estarían plegadas a su “revolución”.

Chávez y las cabezas de instituciones muy cuestionadas por la oposición, como la Fiscalía General, han negado las denuncias opositoras y han aseverado que solo hacen cumplir las leyes del país.

>Asesinan a juez militar y a tres hombres en un hotel en Margarita

>

El hotel Royal Palace fue tomado por los cuerpos de seguridad tras el cuádruple crimen ocurrido en la isla de Margarita (Diario Caribazo/Cortesía)


El funcionario castrense se hallaba en el hostal visitando a unos amigos


CARACAS, jueves 10 de septiembre, 2009

Porlamar.- Cuatro personas, entre ellas un capitán del Ejército retirado y juez cuarto del Tribunal Militar de San Cristóbal, fueron asesinadas en un hotel cercano a playa El Agua, presuntamente a manos de sicarios. El hecho se registró adentro del hostal a eso de las 4:05 p.m. del martes.

El comisario jefe de la delegación del Cicpc en Porlamar, Marcos Vivas informó sobre el homicidio múltiple. Especificó que el hecho se registró en el área común del hotel Royal Palace, ubicado en la avenida 31 de Julio de la isla de Margarita.

Además, refirió que las víctimas respondían a los nombres de Franklin Rafael Patiño, quien fue capitán y juez cuarto de Juicio en San Cristóbal, estado Táchira; Eudis Leonett (venezolano); un extranjero de nombre Kysanek Zdenko, oriundo de la República Checa; y un adolescente de 17 años.

“El pasado martes en horas de la tarde ocurrió este lamentable hecho en el que fallecieron cuatros personas”, indicó Vivas. Al parecer dos sujetos portando armas de fuego ingresaron al lugar y sin mediar palabras dispararon a los presentes. Aseguró que las investigaciones “están iniciadas” y que se están llevando a cabo “con la profundidad que amerita el caso y no se descarta ninguna hipótesis. Es muy pronto para establecer líneas de investigaciones concretas”.

Por ahora, se encuentran a la espera de “la llegada de una comisión del Área Metropolitana de la Dirección General Contra Homicidios para apoyar las investigaciones”. Aunque no se atreven a establecer con precisión alguna hipótesis, el alto funcionario no descartó la posibilidad de que se tratara de un sicariato. Y es que los agresores no se robaron la camioneta Toyota, Prado, color gris, placa CAC18W, propiedad del juez.

Extraoficialmente se pudo conocer que el juez del Tribunal Militar 4°, con sede en San Cristóbal, estaba en Margarita de vacaciones. El Cicpc aún no ha precisado cuándo llegó, sólo que se hospedaba, supuestamente, solo en un apartamento ubicado en la avenida Bolívar y que había llegado al hotel Royal Palace a visitar a unos amigos.

Los detectives trabajan para determinar desde cuándo estaba el militar en Margarita y cuándo retornaría a San Cristóbal, así como esperan establecer a qué respondió ese ataque y si está vinculado con otros hechos ocurridos recientemente.

Joan Izaguirre
ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

>Estudiante Julio Rivas será recluido en la Cárcel de El Rodeo I

>

Miercoles 09 -09-09/ 7:20 pm HLV.

7:20 pm Informan abogados Alfredo Romero y Gonzalo Himiob vía twitter:
Tribunal lo imputó y dictó medida de privación de libertad, lo mandan a El Rodeo 1. Globovisión
    Estudiante Julio Rivas será recluido en El Rodeo I
Como resultado de la audiencia celebrada este miércoles, se le ratificó la medida privativa de libertad al estudiante de la Universidad Alejandro de Humboldt, Julio Rivas, por su presunta participación en los sucesos violentos originados en la marcha del 22 de agosto contra la Ley Orgánica de Educación. Será trasladado a El Rodeo I.

El abogado Gonzalo Himiob explicó que el tribunal consideró que los hechos ocurridos en la marcha eran de carácter notorio comunicacional, por lo que permitirían el sustento de la decisión.

El joven de 22 años permanecerá privado de libertad al presumirse el peligro de fuga. La defensa solicitó que lo mantuvieran en la sede del BAE, pero la petición fue negada.

“Julio está bien. Es un joven digno, un joven íntegro que está demostrando la calidad verdadera de la juventud venezolana”, concluyó Himiob.

Los delitos imputados son incitación a la guerra civil, instigación a delinquir, instigación a la desobediencia de las leyes, daños a la propiedad pública, uso de armas genéricas y asociación para delinquir.

Desde LA PROTESTA MILITAR, rechazamos que el regímen Narcoterrorista de Hugo Chávez Frías juegue una vez más con la paciencia de sus OPOSITORES y con la estabilidad del PUEBLO VENEZOLANO. Imputa y encarcela INOCENTES a sus anchas, hasta que la pasividad del colectivo nacional, llegue a su límite.

¡PROTESTO POR LOS ABUSOS DE LOS CAMISAS ROJAS!

¡Fuera el Comunismo de VENEZUELA!

Activemos el articulo 350 de la Constitución Nacional.