Archivo de la categoría: OSWALDO SUJÚ

CARTA ABIERTA AL CANCILLER, ING. RAFAEL RAMIREZ. Por: GD. Oswaldo Sujú Raffo. Pdte. IDEFV.

 índice

CARTA ABIERTA AL CANCILLER, ING. RAFAEL RAMIREZ.
GD. Oswaldo Sujú Raffo. Pdte. IDEFV 22-09-2014.
Sr. Canciller, reciba un cordial saludo. Al asumir usted tan importante cargo y en vista de sus primeras declaraciones, emitidas a los medios (El Nacional 11-09-2014) sobre la actitud de la República Cooperativa de Guyana, en donde excusa a ese país de sus agresiones y actos inamistosos en contra de Venezuela; el Instituto de Estudios Fronterizos de Venezuela (IDEFV), la Fundación La Guayana Esequiba, junto a otras Instituciones y ONG, le manifiestan su preocupación y rechazo por la política en cuestión, asumida por el Estado venezolano, en los últimos dos lustros. En este lapso se cometieron imprudencias, se dieron declaraciones indebidas, se incurrió en aquiescencias y se favoreció un stoppel contrario a los altos intereses nacionales, por la reclamación y recuperación de nuestro Territorio Esequibo ó Guayana Esequiba.
Como reconocemos el largo tiempo que Ud. estuvo al frente de PDVSA, consideramos muy conveniente y en beneficio de su gestión como Canciller de la República y por ende del país nacional recordarle, recomendarle y exigirle los siguientes puntos:
1º – Desde el mismo año de 1899, fecha del írrito y nulo Laudo de París, Venezuela no aceptó el despojo de 159.500 kms2 de su Territorio Esequibo. En 1948 al conocerse el Informe Mellet Prevost, Venezuela solicitó revisar el Laudo durante la IX Conferencia Interamericana en Bogotá. En 1951 en la IV Reunión de Cancilleres, efectuada en Washington, Venezuela solicitó la justa devolución de su frontera oriental birlada por el Laudo. En 1954 durante la X Conferencia Interamericana realizada en Caracas, se ratificó no renunciar a los derechos de Venezuela en el Territorio Esequibo. En 1960 y en 1961 ante las Resoluciones 1.514 y 1.654 de las NN.UU, Venezuela reservó sus derechos sobre los territorios al oeste del río Esequibo.
2º – La República de Venezuela invocó la nulidad de la sentencia arbitral del Laudo de París del 03 de Octubre de 1899, el día 12 de Noviembre de 1962 ante el Comité de Política Especial de la O.N.U.
3º – La República de Venezuela firmó el Acuerdo de Ginebra, el 17 de Febrero de 1966, con la Gran Bretaña y los representantes de la colonia Guayana Inglesa (antes de su independencia), con la finalidad de buscar una solución práctica a la controversia.
4º – La República de Venezuela se reservó sus derechos sobre el Territorio, mediante nota del 26 de Mayo de 1966, en el momento de reconocer a la República Cooperativa de Guyana hasta la margen derecha del río Esequibo.
5º – La República de Venezuela mediante Decreto Presidencial Nº 1.152, sobre el Mar Territorial, del 09 de Julio de 1968 se reservó como continuidad de los territorios al oeste del río Esequibo, conocidos como la Guayana Esequiba ó Zona en Reclamación, los espacios marítimos adyacentes a sus costas.

Pág. 1 de 2

6º- Entre los objetivos e interés de la Nación Venezolana está contemplado la reivindicación, recuperación y unificación de los territorios nacionales al oeste del río Esequibo, según el Art. 10 de la Constitución Bolivariana de Venezuela. Los sucesivos gobiernos de Venezuela hasta el inicio del año 2004, mantuvieron la política de dejar sentado la reserva de Venezuela, ante la entrega de diferentes concesiones a empresas internacionales para la exploración y explotación, de los recursos en tierra, ríos, áreas marinas y submarinas del Territorio Esequibo, que realiza Guyana en violación de espíritu del Acuerdo de Ginebra de 1966.
7º- Solicitamos que la Cancillería venezolana se pronuncie y reclame el laudo Arbitral del 11 de Abril del 2006 que estableció el límite marítimo entre Trinidad-Tobago y Guyana, violando el laudo vigente de límites marinos de 1990 entre Venezuela, Trinidad-Tobago. Asimismo, se pronuncie sobre el laudo Arbitral del 17 Septiembre del 2007 entre Guyana y Surinam en donde se incluye, de manera ilegal, área marina muy al oeste de la desembocadura del río Esequibo, violando el Acuerdo de Ginebra de 1966.
8º- Solicitamos y exigimos que la Cancillería informe la RESERVA DE LOS DERECHOS que la República Bolivariana de Venezuela tiene sobre: las concesiones y explotaciones diversas, la construcción de vías de comunicación y los desarrollos de proyectos hidroeléctricos que hoy se realizan, a las Empresas Internacionales y a sus respectivos Gobiernos aupados por Guyana, en nuestro Territorio Esequibo.
9º- Solicitamos y exigimos que la Cancillería adopte de manera inmediata, una política internacional más firme, agresiva y continua, por encima de intereses regionales subalternos, en el logro de los verdaderos objetivos nacionales del país. Con especial atención, disuadir esa burlesca actitud de Guyana, de presionar delimitaciones marinas sin antes resolverse la delimitación terrestre (Jurisprudencia de la C.I.J de La Haya).
Sr. Canciller Ramírez, siempre tenga presente en sus momentos dubitativos que: “El derecho a la soberanía no se pierde, por el hecho de una anexión antijurídica” (Dr. C. Rodríguez Berrutti). Ojalá Ud. sepa comprender, recomendar y actuar en beneficio de esta Venezuela, que es suya, es mía y de todos los venezolanos en la grave crisis existencial que atraviesa. LA PATRIA ES PRIMERO.
( idefvsoberania@gmail.com)

Pág. 2 de 2.

>EN TIEMPOS DE TORMENTAS !! / G.D Oswaldo Sujú Raffo.

>Imágen: Marie Rondon, periodista del diario Últimas Noticias, tras ser agredida en la marcha de Caracas. 14/08/2009. www.cadenaser.com

Muy cierto ese adagio que dice: “ Quien siembra vientos cosecha tempestades…”. Muy a nuestro pesar, durante diez años de gobierno del actual régimen, se sembraron vientos a diestra y siniestra, adentro y afuera, que ahora se acumulan en oscuros cúmulos nimbos al norte, al sur, al este y al oeste presagiando una terrible tormenta perfecta…

Los venezolanos que no están de acuerdo con las desviaciones y perversidades del régimen, han sido acosados y agredidos con violencia por las bandas armadas del gobierno, hechos notorios en el plano nacional e internacional. Cada manifestación pública y pacifica es contrarestada por otra de adictos incitados por el gobierno, envalentonados por las fuerzas de seguridad pública que, “silbando iguanas” hasta lanzan gas del bueno, como ordenó el tcnel. dictador, sin importar la presencia de ancianos, niños, mujeres y hasta a gente desvalida. El cerco y la presión contra los demócrata y opositores al régimen procomunista del siglo XXI, ya llegó al límite de la paciencia de la sociedad venezolana. Las milicias civiles o los defensores de la revolución o los “tontons macoutes” al estilo de Duvalier, armados y abastecidos por el régimen y con virtual patente de corsos para agredir, han delimitado sectores de la ciudad capital, como si ello fuera de su exclusiva propiedad y como si fuera territorio extra nacional…Una estúpida provocación que ya es inaceptable y que demuestra la complicidad de quienes por Ley deben evitarlo y no lo hacen, olvidando que el hombre justo también sabe usar la fuerza para imponer la razón… La imagen de una joven periodista, bañada en sangre por las heridas causadas por un grupo de malandros afines al régimen, recorrió por Internet medio mundo, una imágen que denota crueldad y es una prueba fehaciente de la violencia que impera en el país de Bolívar. El régimen pro comunista que desgobierna a Venezuela, no escatima formas de cercar a los opositores, no les deja una salida, se viola la Constitución y leyes de la República con desparpajo, impudicia y desfachatez. Al mejor estilo cubano castrista se controlan todos los Poderes y los convoca sumisos a sus ínfulas y equívocas decisiones, asi sean entre gallos y cantos de medianoche..¿Qué gana este régimen con buscar un enfrentamiento entre venezolanos ? Solamente mentes desquiciadas pueden provocar un torbellino de odios que sepulte la paz de la República por mucho tiempo. No saben las terribles consecuencias que pueden derivarse de una hecatombe social y quienes al final, sabrán usufructuar los despojos del país con mayores riquezas del Mundo. Quienes alientan la confrontación entre los venezolanos, confunden el carácter pacífico y solidarios de este pueblo, con la cobardía y lo bolonio. Nada más erróneo que pensar que la paciencia de un pueblo para soportar humillaciones, es ilimitada . Se equivocan los jerarcas del régimen, de banda a banda y de bola a bola, cuando piensan que estarán a salvo de las ráfagas de viento, lluvia, relámpagos y rayos que arrastra una tormenta indetenible por la injusticia social que, en vez de amainar se incrementa…Los venezolanos somos diferentes a los hindúes, a los seguidores de Ghandi, quienes mansamente ponían sus cráneos para que fueran triturados a palos, por los invasores ingleses y sus seguidores coloniales. Los hijos de esta tierra libertaria, fusión de la sangre de indios caribes, del negro cimarrón africano y del corajudo e intrépido castellano, estamos muy lejos de imitar a los seguidores del gurú hindú. No sigan tentando al “innombrable”, la masa no esta para bollos y la situación amerita cordura, tranquilidad y paz para que no estallen los odios…Ya basta de agredir al pueblo que rumia su inconformidad por tantas injusticias sociales, por tanta traiciones y promesas incumplidas, por ver perder su patrimonio moral y cívico en pro de ideologías extrañas a nuestro sentir. Un pueblo desvalido y ofendido que mide como se regalan sus riquezas, a gobiernos chulos y cínicos para mantener un proyecto comunistoide personal y ahora indignado cuando se quiere torcer la educación de nuestra niñez y juventud, siguiendo ejemplos de gobiernos totalitarios comunistas… El colmo de la ofensa al pueblo, fue brindar la ilegal Ley de Educación en el día onomástico del sátrapa dictador cubano Fidel Castro, en esta tierra que parió ilustres educadores como Andrés Bello, Simón Rodríguez, Cecilio Acosta y tantos otros. El país necesita que se amarren sus locos, que no sigan fumando lumpias piches, ni sorbiendo “tiruros” de coca fermentada.. Por el bien de todos, que no coincidan las tempestades ni se desate la “tormenta perfecta” en esta Venezuela tuya, mía y nuestra. La paz es preferible a todo, pero porsia compra valeriana y pasiflora… La Patria es primero. Fuera los invasores chulos. ¡Hasta luego !.

Fuente principal: http: //www.lahistoriaparalela.com.ar