ENTREVISTA CELESTIAL A ANDRÉS ELOY BLANCO. Por: Daniel Chalbaud Lange #Venezuela

 

ENTREVISTA CELESTIAL A ANDRÉS ELOY BLANCO

A LOS 122 AÑOS DE SU NACIMIENTO

1897 – 2019

                                  *ENTREVISTA AL POETA

 

                                *ENTREVISTA AL POLÍTICO

 

 Andrés Eloy Blanco. Tuvo la gran virtud de escribir para todos, jóvenes, adultos, o ancianos, y parar todos los tiempos. Sus versos viajan, con su pueblo, acompañando a las sombras, a la luna, y a las estrellas, a los mares y a los ríos, a las madres y a los niños, al colibrí y al gato verde y a la Patria.           Sus versos serán eternos porque acompañan a las cosas más sencillas para alcanzar lo más complicado: el hombre, semejanza de Dios.  (DChL) 

ENTREVISTADORDaniel Chalbaud Lange

06 de agosto 2019

ENTREVISTA CELESTIAL A ANDRÉS ELOY BLANCO

A LOS 122 AÑOS DE SU NACIMIENTO 

ENTREVISTADOR: Daniel Chalbaud Lange

06 de agosto 2019

PARTE I.  ENTREVISTA AL POETA 

DChL. – Doctor, ¿Cómo concibe usted al hombre primitivo en la aurora de la humanidad?

AEB. — Lo veo salir torpe, oscuro, de la caverna; desnudo en la naturaleza desnuda; al salir, el sol le da; sorprendido mira como su sombra se refleja en la piedra caliza; toma un carbón y sigue la silueta de su sombra sobre la piedra; se encierra dentro de los linderos del carbón; pero al moverse; la sombra se escapa de la ley que se ha trazado en la piedra; y se pinta de nuevo al lado;  y la sombra se vuelve a escapar, y quiere asirse, atarse, confinarse, y no encuentra asidero a la sombra movediza; entonces allí tenéis  al hombre, desesperado: el hombre de la tierra que se busca en la tierra.

DCL. – ¿Dónde cree Usted que se encuentra la Gloria?

AEB. – Cuando dejé mi casa para buscar la Gloria, como olvidé la gloria que me dejaba en ella.

DCL. — ¿Qué opina Usted sobre la Renuncia?

AEB. – La renuncia es el viaje del regreso del sueño, por lo que a cada instante renunciamos un poco de lo que antes quisimos. ¡Cuántas veces el anhelo menguante pide un pedazo de lo que antes fuimos! Que ciencia tan rebelde, hermano mío, es esta ciencia de saber renunciar.  Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño.

DCL. – Una breve referencia a la Madre…

AEB. — ¡Son iguales la madre de Cristo y la de Judas, porque ambas están hechas de pulpa milagrosa! Si Cristo fuera malo, su madre, más humana, fuera siempre la misma.

DCL. – Y, sobre los hijos…

AEB. – Cuando se  tiene un hijo, se tiene el hijo de la casa y de la calle entera. Cuando se tiene un hijo, se tiene tantos hijos que la calle se llena. Cuando un niño grita, no sabemos si lo nuestro es el grito o es el niño. Cuando se tiene un hijo, se tiene el mundo adentro y el corazón afuera. Cuando se tiene dos hijos, se tienen todo los hijos de la tierra. Y, digo que mis hijos son un grito que ordena, en el nombre del Padre, de la Madre y del Hijo, respeto al alma propia sobre la carne ajena. Tengo dos hijos, tierra, tengo dos hijos, cielo. A Dios que me dé tormentos, a Dios que me dé quebrantos, pero que no me dé un hijo de corazón solitario.                                                                                                              Por mí, ni un odio, hijo mío,                                                                               ni un solo rencor por mí,                                                                                   no derramar ni la sangre                                                                               que cabe en un colibrí. 

DCL. – Entre el pleito entre el Amar y el Querer…

AEB. – Amar es hasta la muerte, y querer hasta el olvido. Amar es lo que abotona, querer es lo que florece. Querer puebla los rincones, amar puebla los caminos. Queriendo se tiene gozo, amando se tiene un hijo.

DCL. – ¿Qué le diría a un amor que se ausenta?

AEB. – Quédateme un poco más, márchateme un poco menos. Véteme yendo de modo que me parezcas viniendo. Vete marchando de  espaldas para creer que regresas.

DCL. – Doctor, qué recomienda para una sana convivencia.

AEB. – Lo que hay que hacer es saber, alumbrarse ojos y manos, y corazón y cabeza y después, ir alumbrando. Lo que hay que hacer es dar más sin decir lo que se ha dado. Que las cosas que hagas lleven toda tu estampa, tu manera y tu momento. Si alguien te pide tu sabiduría, dásela, aunque se niegue a creer en tu Credo. Si alguien te pide un pedazo de pan, dáselo y no preguntes bajo que tienda va a comérselo. Si alguien te pide agua,  dásela y no preguntes si va a regar su huerto. Para el bueno, la idea tiene el ancho del mundo y un pan es del tamaño del hambriento.

DCL. – ¿Cómo se interpreta el vivir bajo la sombra?

AEB. – La sombra es lo único que no arrastra el agua. Como te doy mi luz, te doy mi sombra, solo para tu amor y tu esperanza. La sombra puede cultivarse si se le da la vecindad del alma. Si hasta mi luz llega a faltarte, mi sombra estará siempre detrás de tus pisadas.

DCL. – Nos brinda una reflexión sobre la Paz.

AEB. – Quiero la Paz eterna y fuerte pero leve: sobre el odio del barro, y el revés de la espada, sobre el hermano herido, sobre las impiedades, sobre la cresta de un volcán. La Paz. A su nombre fue de nuevo el hombre.

DCL. – Y, sobre la pureza de un Pecho…

AEB. – Que puro se pone un pecho cuando se le cuelga un niño, pero no hay nada más puro ni mejor para mirarlo, que un pecho fuera del pecho y un niño al lado.

DCL. – ¿Cuántas estrellas tiene el Cielo?

AEB. – Sabrás cuántas estrellas tiene el cielo cuando sepas que el cielo tiene una sola estrella para cada momento.

DCL. – Su recuerdo sobre las cárceles.

AEB. – Dios tiene sus cárceles para que florezcan las Patrias. Desde los calabozos donde los hombres mueren, se saluda al Hombre virgen que parirá cuando convenga.

DCL. – ¿Qué piensa Usted sobre la muerte?

AEB. –  Yo no tengo noción del tiempo, por eso pienso muchas veces que cuando muera, moriré después del día de mi muerte. Madre si me matan, déjame en tu cuarto, cerca de tu cama dormidos iremos quedando, uno con su muerte y otro con sus sueños. Madre si me matan, traigan dos potrillos que vayan saltando con claro relincho, como si apostaran cuál llega primero.

DCL. – ¿Y, de Poeta, que le quedó?

AEB. – Yo soy lo que ha quedado del saqueo de la vida: la puerta de la casa de la llave perdida. Yo soy la amargura anónima de las almas sin dueño, que vivieron de un canto, de un dolor y de un sueño. Dejaría yo de ser quien soy y traicionaría mi condición de poeta, si hubiera desconocido ya el soberano simbolismo que ennoblece los seres; la imaginación es la madre de la poesía, la fantasía es la semilla de la creación y el milagro es la forma original de la metáfora.

PARTE II.  ENTREVISTA AL POLÍTICO 

DCL. –  ¿Qué piensa y siente Usted sobre la Patria?

AEB. —  La Patria es de todos: nadie se ha ganado el derecho exclusivo de amar a su patria. Hay que presumir en todos el derecho de amarla y la voluntad de amarla. El preciso convencerse para siempre de que para que un país pueda marchar adelante precisa la confianza de sus hombres unos con otros; es preciso renunciar al monopolio del amor a la patria.

DCL. – Reformar la Constitución, ¿Por qué?

AEB. – Cuando una Asamblea hace una Constitución, hace el espejo de un pueblo. ¡Cuando se hace el espejo de un pueblo tiene que haber un buen pueblo para mirarse en él!  Cuando se hace una Constitución se hace un código de moral, pero no se hace una moral;  Cuando se hace una Constitución se hace una  norma de conducta, pero no se hace una conducta; Cuando se hace una Constitución se hace una Ley de buen gobierno, pero no se hace un buen gobierno.  Ya tendremos la medida del deber que nos espera, frente a un pueblo que nos pide una Constitución que le sirva, como una ropa fácil, para el trabajo de su destino.

DCL. –  ¿Cómo debe hacerse una Ley?

AEB. —  Le respondo. ¿Cómo se hace una lanza?    Se corta de un árbol un gajo recto y duro que al través de sus caminos, si quiere conservar limpia su trayectoria ha de guardar siempre histórica consecuencia con la tierra que le dio savia y raíz. Y ¿cómo se hace una ley? De igual manera: precisa derivarla de la tierra para que traiga su vocación de tierra y la índole y condición del habitante. Vamos a hacer, pues, Leyes: este es nuestro homenaje a Carabobo; esta es nuestra función. Leyes acordes con el “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Leyes, pero que se hagan pensando en nuestros llanos, pensando en nuestras cordilleras, pensando en nuestros campos; Leyes, pensando en que por los llano enfermos va la Patria; en que por allí, por cualquier rincón de Venezuela, pasa una virgen vieja que está esperando un varón que la fecunde. Leyes que vayan diciendo a  la gente que ya no pensará  la mujer que tiene una ilusión de maternidad cuando mira contemplativa su preñez de lombrices. Yo no pido hagamos diez leyes ni veinte leyes. El número de leyes no es lo que vale, sino la justicia que ellas contengan. Leyes justas, hermosas, que se parezcan al pueblo de Venezuela; leyes que contengan la equivalencia de su angustia; que apaciguen el sueño de los desamparados; que hagan entrar a sus casas a los trabajadores de los campos y de las ciudades, para anunciarles a sus hijos: Hijos ¡Está naciendo la justicia en esta tierra del pan amargo y la esperanza dulce!

DCL. –  La Democracia, ¿cómo la concibe?

AEB. – La democracia se encierra en una fórmula irrenunciable e indispensable porque está acompañada de otro sustantivo que tiene que serle indispensable: democracia y eficiencia. La democracia sin eficiencia no puede conducir sino al descrédito de la propia democracia, y también es verdad que la eficiencia sin democracia nos da muchos panteones y muchos monumentos, pero también conduce a un extremo igualmente insalubre para la humanidad.

DCL. – Y, sobre la Responsabilidad de un político.

AEB. – El sentido de responsabilidad de un hombre no viene del origen de su designación: viene de la conciencia misma del hombre, viene de su calibre moral, viene de su envergadura de hombre  responsable. Creo también que cuando un hombre es elegido directamente por el pueblo, la responsabilidad que él tiene con el pueblo mismo no es  que le aumente o le crezca la conciencia: es que le da el orgullo, que le da la alegría, de responder directamente a quien le ha llamado, de servir a quien le nombró, de ir directamente como cuando el hombre toma la futa de la mata y no la toma del frutero.

DCL. – ¿Que nos puede decir sobre las Fuerzas Armadas Nacionales?

AEB.  – El ejército es algo que evita las guerras, es algo que evita los desórdenes.  Cuando un soldado llega a la plena conciencia de su función de soldado es indudablemente menos peligroso para la colectividad, es más apolítico, está más dentro de su función de soldado.  No se puede decir que el Ministerio de la Defensa sea una cosa separad totalmente, por ejemplo del Ministerio de Educación. Si nosotros calculamos el número de analfabetos que pasan por las filas del Ejército, podemos calcular con toda seguridad que, además de estar en una institución de defensa nacional, están en una escuela.                        Yo le tengo más miedo a una mala autoridad de pueblo que no tenga en sus manos sino uno de eso pequeños machetes  a quienes la malicia llanera apellidó “guacharaca”, que a un escuadrón de tanques que lleva en el tope los tres colores de mi patria y en su seno cinco soldados de mi tierra.

DCL. – Su opinión sobre la Recluta.

AEB. – Se la voy a dar con un pequeño ejemplo: En un pueblo del interior de la República una mujer candorosa, inocente, una pobre campesina, tuvo un hijo, y allá fue el Jefe Civil, entre otros amigos, a felicitarla. Era una época muy inquieta, y el Jefe Civil se creyó en la obligación de decirle a la joven madre: Señora, ya tiene usted un soldado para la Patria. Y la señora le contestó: Coronel, no me lo reclute todavía que está muy chico.

DCL. – Doctor, su opinión en cuanto a la esencia de un Partido Político.

AEB. – Es necesario que se sepa que un Partido Político no es un bloque de mármol de donde la voluntad de un hombre, armado de un cincel y de un martillo, va plasmando la estatua de la opinión pública, única, unitaria y definitiva. Un Partido Político es ante todo, una Asamblea de pensamientos.

DCL. – ¿Qué piensa en relación a la compra de votos por parte de los partidos políticos?

AEB. – La compra del voto, la venta del voto, podría hasta explicarse en naciones viejas, ya con una parte podridas, históricamente podrida; pero comprar el voto, vender el voto en una nación que está empezando su vida democrática, es un crimen horrendo: es como corromper a un niño.  Corromper a los hombres cuyos padres no pudieron votar, cuyos abuelos no supieron del voto, y que por primera vez tiene ese derecho, es un crimen indecible.

DCL. – ¿Su imagen sobre el 5 de Julio?

AEB. – En el primer minuto del 5 de Julio nació la nueva Constitución de Venezuela. Están calientes sus pañales; calientes de convencidas luchas; caliente de acción, de pensamiento y de pasión; se realizan los designios de los hombres cuando la acción está al servicio del pensamiento y la pasión se inspira en el pensamiento del servicio.

DCL. – Doctor, su opinión sobre los Abogados.

AEB. – Yo soy abogado. En general, no tengo muy buen concepto de los abogados; pero no tengo más remedio que ser abogado, porque me gradué. Soy uno de los abogados menos peligrosos, porque no ejerzo la profesión. Ya se ha dicho que los abogados no entran al Cielo; y Platón, que no dejaba entrar a los poetas, tampoco dejaba entrar a los abogados. De modo que yo, que soy poeta y abogado, no entraré en el cielo.

DCL. – ¿Qué mensaje le daría a los Diputados?

AEB. – Fuera del recinto de las Cámaras Legislativas, los que no vemos hoy en ellas estaremos siempre trabajando por el bienestar de la Patria. Y al despedirnos de los compañeros del Congreso, resumimos en un solo voto todos nuestros sentimientos: que ellos en sus actuaciones trabajen siempre, hasta el último día de su mandato legislativo, por la salud y el alto interés de la República.

DCL. –- Y, sobre los Dictadores, ¿qué opina?

AEB. – La Reina rompió el espejo y no le valió de nada, en vez del espejo grande mil espejitos quedaban.  En vez del espejo grande que hablaba con una boca, quedaron mil vocecitas gritando la misma cosa.

 

DCL.  – Doctor, una última pregunta: ¿Qué hace en su retiro?

AEB. – Encontré lo que soñaba al momento de retirarme: estoy en los terrenos disfrutando de la vieja  y sana literatura; donde la política se me olvida un poco, y donde también, aunque usted no lo crea, puedo trabajar para el pueblo creándole un poco de belleza en la región donde hasta las palabras se nos pone azules.

REMISIÓN
De: Daniel chalbaud lange vonlange1939@gmail.com
Date: sáb., 10 ago. 2019 a las 5:41
Subject: Fwd: ENTREVISTA CELESTIAL A ANDRÉS ELOY BLANCO

EN EL ADJUNTO.

ESPERO SEA DE TU AGRADO.

ENTREVISTA CELESTIAL A ANDRÉS ELOY BLANCO

DANIEL CHALBAUD  LANGE.

Anuncios
Publicado en Daniel E. Chalbaud Lange | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

La guerra sicológica. Por: José Toro Hardy @josetorohardy #Opinión #Venezuela

La guerra sicológica
Por: José Toro Hardy

Insidiosa, sinuosa, sigilosamente van penetrando en nuestras mentes. No es una guerra económica, es una guerra sicológica. En un momento dado nos inducen a creer que el triunfo es inminente, para después hacernos pensar que es inútil, que todo está perdido. Repiten la operación una y otra vez, pacientemente y con perseverancia. Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Y efectivamente el objetivo es romper la voluntad de los ciudadanos.

Si como individuos nos damos por vencidos, como sociedad estamos derrotados. La primera batalla tenemos que librarla dentro de nosotros mismos. No debemos permitir que nos inoculen el virus del pesimismo. No podemos entregarnos a la desesperanza.

No hay guerra más devastadora que aquella que se libra en la mente de los individuos. Aquellas batallas que el adversario intenta que se desaten en nuestro subconsciente con el objeto de conducirnos a un punto de quiebre. Las armas de la contienda son introducidas subrepticiamente en nuestra psique. Lo hacen a través de una propaganda goebbelianamente concebida.

Detrás de ese continuo vaivén del optimismo al pesimismo y nuevamente a la esperanza, para inmediatamente caer en el desasosiego existe toda una planificación perversa.

No hay mayores trampas que las artimañas que día a día nos tienden para controlarnos. Una guerra sicológica bien estructurada. Una guerra destinada a paralizarnos, a que nos resignemos.

Me referiré a algunas de las sensaciones y angustias de las cuales nadie escapa en Venezuela. A todos nos ha pasado en un momento o en otro. Pero no, no nos dejemos dominar por ellas. Vamos bien por más que a veces la angustia nos paralice. No caigamos en la estratagema de la desesperanza que despliegan ante nosotros.

Esto se está acabando. La economía colapsó. La moneda también. La lógica nos dice que el final es inminente. La comunidad internacional por fin está actuando. Pero al ver las noticias esta gente actúa como si nada estuviese pasando. Vivimos en una montaña rusa de emociones.

¿Tendremos que irnos? Más de 4 millones lo hicieron ya. ¿Qué nos depara el futuro? ¿Qué será de nuestros hijos si se van? ¿Y qué será de ellos si se quedan? ¿Cómo lograremos salir de esta locura? Quieren que nos acobardemos y resignemos.

Y como si todo lo anterior fuera poco hay un segundo frente de batalla al cual nos conducen. Es un plan para dividirnos, para ponernos a pelear entre nosotros mismos. Tratan de confundirnos para que comencemos a disparar hacia los lados, contra nuestra propia acera, sin entender que el adversario común, al cual debemos vencer, está en la acera del frente.

Para eso nada más fácil que introducir a través de las redes campañas de descrédito que hablen del fracaso de nuestros líderes. Se trata un ardid que rápidamente consigue adeptos. Ahí las ambiciones personales juegan un papel relevante.

“Tanto tiempo y no ha logrado nada” es el argumento que insidiosamente inoculan en las redes y que innumerables incautos repiten con distintas tonalidades. “Cae en las encuestas”, “es que no tiene experiencia”, “está cayendo en su juego y les permite ganar tiempo”. Con estos y otros argumentos similares se pone en funcionamiento una estrategia que tiende a desbancar a quien hoy representa la mejor opción que en mucho tiempo hemos tenido, dado el apoyo popular e internacional que ha logrado.

Y todo lo anterior conduce a una crisis sorda, callada, que atenaza el corazón de cada venezolano. Una incertidumbre siempre presente. Una angustia que se somatiza, que no nos deja dormir y que al despertar, a veces temblando, nos paraliza y a veces conduce a crisis de pánico. No, no nos dejemos engañar. ¡Vamos bien!

Quizá el mejor antídoto frente a tantos ardides es colocarnos en los zapatos del adversario. Pongámonos en su lugar. Saben que hay una situación insostenible y que el tiempo se les acaba. ¿Qué irá a ocurrir con ellos? ¿Y la familia? ¿Quién los va a recibir? ¿Cómo vivir en un lugar extraño, quizá sin ni siquiera conocer el idioma? ¿Los meterán en el mismo saco junto con otros que hicieron cosas mucho peores? ¿En quién pueden confiar? ¿Quién los estará traicionando? ¿Cuándo será el momento de irse? ¿Lo perderán todo? ¿Dónde esconder lo que tienen si en todas partes les siguen la pista? ¿No será mejor aprovechar la oportunidad que aún les ofrecen antes de que sea tarde? ¿Quién será el próximo sancionado?

Cuántos trucos les estará jugando su psique. Deben estar viviendo un infierno. La misma guerra sicológica que desataron ahora se está revirtiendo contra ellos. Están llenos de miedos e incertidumbres.

Cuando las cosas dejan de ser viables, simplemente dejan de ser viables. Hasta Goebbels lo sabía y al final, junto con su jefe, tomó una decisión fatal.

¿Quiénes estarán más angustiados, ellos o nosotros?

@josetorohardy

 

Publicado en José Toro Hardy | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

¿Qué hacer con nuestra industria de hidrocarburos? Por: Eddie A. Ramírez S. #Opinión #Venezuela

¿Qué hacer con nuestra industria de hidrocarburos?

6 agosto, 2019 Eddie A. Ramírez S.

Nuestra industria de hidrocarburos está desmantelada tanto en su infraestructura como en sus recursos humanos. Sin embargo contamos con la presencia de abundante materia prima, tanto petróleo, como gas, y todavía es una de las pocas áreas en las que tenemos ventajas comparativas y competitivas. El reto es cómo volver a poner en marcha esta vital industria destrozada por el régimen de Chávez-Maduro.

Las transnacionales la desarrollaron con gran eficiencia. Cierto que inicialmente se aprovecharon de nuestra ignorancia del negocio y de la corrupción de la dictadura de Gómez, pero a partir de la Ley- Convenio de 1943 los venezolanos fueron aplicando medidas de control y aprendiendo el oficio. Como quiera que las concesiones vencían en 1983, las compañías, en defensa de sus intereses, dejaron de invertir y se limitaron a ordeñar el negocio. Sin embargo, hay que reconocer que se preocuparon por adiestrar personal venezolano. Esto permitió que al momento de la estatización, nuestros profesionales pudiesen asumir exitosamente las operaciones y la gerencia.

La opción a no estatizar hubiese sido ampliar el lapso de vencimiento de las concesiones, punto impensable para los políticos de la época. A pesar de los temores de muchos de que sucedería lo mismo que con las otras empresas del Estado, es decir la politización y quiebra de las mismas, Pdvsa y filiales resistieron por varios años la intromisión política partidista, con las excepciones que confirman la regla. Sin embargo, gradualmente el sector político empezó a inmiscuirse, como lo ha narrado Gustavo Coronel.

Chávez propinó el zarpazo final, ya que para su proyecto político era imprescindible ponerle la mano a Pdvsa y filiales. Algunos todavía sostienen que la eliminación de las filiales facilitó la toma, pero eso es desconocer la naturaleza del régimen. Lo que sí es cierto es que convertir a los directivos de Pdvsa en operadores afectó transparencia de su manejo.

Ahora se discute si el nuevo gobierno, que inevitablemente llegará, debe privatizar a Pdvsa o recuperarla.

A favor de privatizar se alega que el Estado no debe invertir cuantiosos recursos que debería destinar a educación, salud e infraestructura; además, que más temprano que tarde se produciría una nueva injerencia política en su manejo. Al respecto hay varias propuestas de estudiosos del tema que deberían tomarse en cuenta.

Entre quienes predican que debe ser recuperada como empresa del Estado una mayoría piensa de buena fe que los ingresos petroleros son imprescindibles para reactivar la economía; estos compatriotas deben analizar que durante muchos años esos ingresos serán magros, mientras que las inversiones deberán ser cuantiosas. La vía de los impuestos puede ser una mejor opción. Otro grupo alega que por razones de soberanía la industria petrolera debe ser del Estado. Aunque respetamos este punto de vista, ojalá sus defensores se percaten que ya no estamos en el siglo XIX. Hoy hay muchas maneras de proteger activos considerados importantes para la nación, sin necesidad de poseerlos.

El grupo que más preocupa es el integrado por buitres que piensan que las empresas del Estado son para colocar a los amigos y compañeros de tolda política, o que visualizan jugosos contratos con repartición de comisiones.

La decisión dependerá del grado de influencia de los grupos y será determinante la ideología de los mismos. Por declaraciones de la mayoría de los dirigentes de la oposición pareciera que la decisión será recuperar a Pdvsa y mantenerla como empresa del Estado.

Ojala entiendan que tendrá que ser una empresa diferente a la del pasado y del presente. Guste o no, tendrá que ser más pequeña y la industria deberá tener mayor apertura al sector privado. Un factor crítico serán los recursos humanos. Los nuevos profesionales que ya han adquirido experiencia deben ser el pivote de la recuperación. Los directores, muchos gerentes y otros activistas políticos tendrán que ser sustituidos. De los que fueron despedidos en el 2002-2003 regresarán los que hagan falta. A todos habrá que reconocer los derechos violados, para lo cual Gente del Petróleo y Unapetrol han presentado una propuesta ante la Asamblea Nacional.

Si la decisión es mantener a Pdvsa y a otras empresas como compañías del Estado habrá que identificar a muchos directivos como el general Rafael Alfonzo Ravard, que resistan la influencia de la política partidista y las manejen como negocio al servicio de la Nación. Ojalá, desde ya, los partidos políticos firmen un acuerdo de no injerencia, salvo la fijación de las políticas a seguir por esas empresas.

Como (había) en botica: Felicitaciones a El Nacional por sus 76 años de lucha. La ratificación de la Directiva de Citgo, designada por el presidente (e) Guaido, por tribunal de USA evidencia el buen trabajo de nuestros representantes. Admiramos el excelente trabajo de defensa de los derechos humanos que realiza Tamara Sujú. Ojalá se concentre en los mismos y no los mezcle con su percepción política. Los ballesteros que disparan flechas envenenadas hacia las filas de la oposición, para ver si agarran a incautos con las mentiras solo favorecen a la dictadura ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez Noticiero Digital. Runrunes y Digaloahi digital

Publicado en EDIEE RAMIREZ | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

La estela de vergüenza que dejó el piloto militar. Por: Eduardo Figueroa Marchena. #Opinión. #Venezuela

Hoy mis letras han fruncido el ceño, vieron surcar el cielo a un piloto militar.

Atisban tristemente su frescura y su indolencia ¿Será que no se atreven a pensar? Los pilotos son tragedias que no aceptan su verdad, gazapinas ignorantes que se manchan de la sangre de este luto nacional.

Van volando sobre ruinas, ellos rasan tierras de hombres a los que se les prohibió gritar, van planeando sobre niños que ya no pueden jugar, vuelan suavemente sobre casas de familias que no tienen que cenar.

Ese es el piloto, ese es un piloto militar, el que va y hace mercado con el sueldo de emociones que se gana al despegar, el que alaba en fanatismo a los viles delincuentes que no paran de robar. Ese es el piloto, ese es un piloto militar, el que oculta su vergüenza tras los lentes de protección solar.

Mira sobre aquella nube, de allí nunca se baja ese piloto militar, el se pierde en las alturas pues no quiere aterrizar, cuando pise sobre tierra no parará de llorar. Así de grande será el peso que va a tener que cargar.

El piloto de la escuela, de aquella de aviación militar, el que protegió las fronteras y no le hizo cortinas a ningún grupo criminal, se lamenta sollozando, se pregunta en sus silencios ¿Donde quedó el honor militar?

Hoy mis letras han fruncido el ceño, tropezaron nuevamente con la estela de verguenza que dejó el piloto militar.

Eduardo Figueroa Marchena

Imagen: De artículo relacionado con el tema, por cortesía de La Protesta Militar

Publicado en Eduardo Figueroa Marchena | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La guerra que pretenden ocultar. Por: Cnel. (Ej) Rubén Darío Bustillos Rávago

La guerra que pretenden ocultar

Cnel. (Ej) Rubén Darío Bustillos Rávago

“Van 110 policías asesinados por la guerrilla urbana” -titularon los diarios en febrero de 1963- en una crónica policial en donde se narraban los pormenores del asesinato de dos policías metropolitanos de Caracas que fueron sorprendidos mientras patrullaban cerca de la plaza “Las Tres Gracias”, cerca de la UCV. Unos jóvenes motorizados les lanzaron una granada fragmentaria dentro de la unidad policial, junto a unos panfletos en donde se identificaban como miembros del grupo guerrillero urbano “Argimiro Gabaldón”, célula de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, FALN, financiada por Cuba, como preludio de una larga guerra en donde estuvo involucrada las Fuerzas Armadas Nacionales, FAN, para evitar que el Castro-Comunismo se apropiara de Venezuela.

Mientras pequeños grupos bien organizados, atacaban Comandos de la Guardia Nacional, asaltaban bancos, grandes tiendas y supermercados; secuestraron el buque Anzoátegui, aviones de Avensa, al famoso futbolista Alfredo Di Estefano y al industrial Frank Niehous para conseguir armas y dinero, y abrieron operanes en siete frentes guerrilleros rurales, cubriendo casi todo el territorio nacional, las FAN comienza a contraatacar, abriendo Teatros de Operaciones Militares, TO, en cada lugar en que operaban los frentes de las FALN, bajo el mando de un Comando Unificado de Operaciones Conjuntas, en Caracas, CUFAN.

A continuación, algunos acontecimientos emblemáticos de la guerra:

La masacre del tren de El Encanto:

En el mes de septiembre de 1963, las mujeres y los niños que viajaban en el tren comenzaron a gritar al escuchar la primera detonación y el aire dentro de los vagones se cargó con olor a pólvora. Cuando por fin el tren salía del túnel y de nuevo la luz comenzaba a inundarlo, los excursionistas vieron como los asaltantes se subían a los asientos para gritar arengas revolucionarias. En cuestión de segundos el grupo armado había tomado el control del tren. Teodoro Petkoff, quien comandaba a los guerrilleros explicaba que pertenecían al comando César Augusto Ríos de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) y que ejecutaban la Operación Ítalo Sardi. El Sargento (GN) Saturnino Reyes Palma, quien estaba al mando del grupo de custodia, fue acribillado; el resto de los guardias que trató de enfrentárseles fueron igualmente baleados, tres de ellos murieron inmediatamente y dos resultaron heridos de gravedad. La balacera dejó varios civiles heridos, entre ellos, una niña de 9 años.

Arsenal de El Garabato:

En 1965, fue descubierto por la FAN, un arsenal, en Los Teques, en un sitio conocido como El Garabato, donde las guerrillas fabricaban armas y explosivos para las FALN, formado por centenares de granadas fragmentarias, bombas de mano, pólvora negra, minas antitanques, detonantes, explosivos, mechas industriales, cacerinas, pistolas, ametralladoras y miles de proyectiles. El sofisticado sitio estaba a cargo del nominado al Nobel de Química, el español Vicente García Aucejo, quien se enfrentó a los policías y quedó muerto en el sitio. Una de las cosas ingeniosas que logro García fue una red de tubos de vidrios para el proceso de destilación de componentes para la fabricación del ácido nítrico de alta concentración para uso militar.

Desembarco de Machurucuto:

El 08 de mayo de 1967 ocurrió, en las playas de Machurucuto del Estado Miranda, un desembarco de armas, guerrilleros y milicianos cubanos, intentando reforzar uno de los frentes militares más importantes de la lucha armada identificado como José Zamora que operaba en el cerro El Bachiller. Los temibles Cazadores de las FAN capturaron a casi todos los hombres y equipos, los cuales sirvieron de soporte para denunciar a la tiranía cubana ante la OEA y, consecuentemente, lograr la expulsión de su seno del estado cubano. En ese encuentro fue capturado el Tte. Arnaldo Ochoa, quien, años después, como general héroe de Angola, fuera fusilado por Fidel Castro por hacerle sombra al dictador.

El Caracazo:

Fidel Castro se aprovechó de la evidente debilidad de la sociedad política venezolana para organizar y ejecutar, en febrero de 1989, el llamado “Caracazo”, con un saldo de más de 300 muertos, en las propias narices de su anfitrión el presidente Carlos Andrés Pérez, con la participación activa del Mayor (Ej) Hugo Chávez Frías, quien tenía un cargo administrativo en el Palacio Blanco (SECONASEDE).

No temo equivocarme, al afirmar que el egoísmo de la dirigencia política de la era democrática, jamás les permitió reconocer y sellar esa gesta militar como una victoria de las FAN, que ha debido sancionarse con la ruptura definitiva con la dictadura castrista, agresora y traidora. Con ese error, se despejó el camino hacia la tiranía y a la crisis que actualmente afecta al pueblo venezolano.

En honor a los miles de militares y policías caídos durante ese conflicto, quienes participamos en él, tenemos el deber de preservar su memoria histórica, que enaltece a la FAN y a las otras instituciones republicanas que participaron como auxiliares, como la PTJ, la DIM y la DIGEPOL.

Un hecho incontrovertible, es que la Guerra librada contra las fuerzas cubanas FALN, es la única ganada por la FAN después de la guerra de independencia, cuya victoria volvió a cubrir de gloria a nuestra bandera, nuestro pueblo y nuestra patria, consolidando nuestro amor por la libertad y la democracia.

Caracas, 07 de agosto de 2019. rdbustillos, @rdbustillos

 

Publicado en Rubén Dario Bustillos Rávago | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

Gramatiqueando. Opinión Venezuela.

Gramatiqueando
6 agosto, 2019

La semana pasada circuló por las redes un meme que decía (si disculpan la palabrota, que es del autor del mensaje): “este país es tan de pinga que no dan clases en todo un año y te gradúan de bachiller”.

Casi inmediatamente, en uno de los foros de Noticiero Digital, alguien ampliaba la idea: “En Benezuela, te gradúan por asistir a cuatro clases y todo lo que te queda por hacer es rumbear (…) porque ni para ser presidente necesitas aprender algo”. Y uno, con soflama en la cara, tiene que decir como en la cuña de televisión: “lo certifico”.

Si alguien necesita hacerse una operación quiere que quien le eche cuchillo sea el cirujano más experimentado; si quiere mandar a hacerse una casa, busca a un arquitecto, un ingeniero y un maestro de obras reconocidos por la calidad de sus trabajos; si requiere defenderse o demandar en un tribunal, busca al abogado más experimentado, no a un tinterillo. Pero, para administrar un erario de miles de millones de dólares cada año, aquí eligieron a alguien que ni a bachiller llegó; a un reposero que nunca estudió nada, aparte de unos cursitos de comunismo que le dieron en la Cubita de sus amores.

Con una ñinguitica de esperanza de que este escrito llegue a los ojos del tipo —o que alguno de los mujiquitas que pululan a su alrededor le haga el favor de leérselo— hoy vamos a conversar sobre gramática.

Aunque mucho me temo que sea tiempo perdido.

Pero vuelvo a recordar que la Real Academia ha explicado hasta la saciedad que el empleo de los sustantivos en masculino, cuando se refieren a conjuntos, cubre a ambos sexos. Que el desdoblamiento “niños y niñas”, “todos y todas” es artificioso e innecesario desde el punto de vista lingüístico. Que existe el uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos. Y los robolucionarios, casi todos estólidos, desde el mismo día uno, dale que dale con ese mantra. Llegando a extremos ridículos: una vez, el ilegítimo dijo “millones y millonas”. Una diputada, feminista de pacotilla probablemente, dijo en cámara: “miembros y miembras”. Y en uno de los proyectos de lo que devino en “la mejor Constitución del mundo” —además de las duplicaciones de los sustantivos en masculino y femenino que complican innecesariamente la lectura, y que quedaron en el texto definitivo—, inventaron palabras: “cadeta”; “generala”, como grado, cuando ese término solo designa a la mujer de un general; “soldada”, para caracterizar a la mujer alistada, siendo que ese sustantivo solo se refiere a la paga que reciben los uniformados. Pero ellos seguirán, ¡empecinados!, en su maña. Ojalá que no con su maño…

Otra cosa de todos los días, en las declaraciones y las cadenas que nos acogotan, casi todos emplean: “mas sin embargo”, “pero no obstante”, en unas duplicaciones horrorosas por indebidas e inútiles. ¡Cuerda de estólidos, “mas”, “pero”, “sin embargo” y “no obstante” son sinónimos! Y, por si no saben qué quiere decir eso, se los pongo más bombita: que tienen el mismo significado, que quieren decir lo mismo.

Otra manía en casi todos los discurseadores rojos: confundir “gracias a” con “por culpa de”. Y uno escucha: “Gracias a la guerra económica que nos declaró el imperio ha disminuido la producción en el agro”. ¡No, vale, no! ¡Doblemente falso! Si fuera cierto lo de la guerra, debieran decir: “por culpa de”. Porque “gracias a” se reserva para reconocer algo beneficioso que nos ha llegado. Y si en nuestra tierra no se produce ni una décima parte de lo que se acostumbraba no es por la fulana guerra que ustedes se inventaron para justificar las chambonerías y latrocinios que han hecho fracasar todo en el campo; es porque expropiaron, invadieron, expoliaron cuanta plantación exitosa había; se robaron todo el ganado que pudieron llevarse. Manía que persiste en los alcaldes rojos de las zonas pecuarias, con un “diezmo” que les quitan a los ganaderos por las pocas reses que se aventuran a llevar al matadero.

En fin, que lo que abunda en esta mafiocracia, además de la osadía para robarse todo, hasta un hueco, es la ignorancia más supina.. Sucede desde los remotos tiempos en los que un cagatintas defensor del régimen dijo, en declaraciones para la TV: “disulidar” —barbaridad que repitió varias veces a instancias de los reporteros que escuchaban atónitos. Hasta hace poco, tenían a Díaz Rangel, que sabía escribir. Pero se les murió. ¡Oh, ¿y ahora quién podrá defenderlos?

Otrosí

Como guardia que fui y me siento todavía debo deplorar el triste espectáculo que, el pasado domingo, cuando se cumplían 82 años de su creación, dio la Guardia Nacional —una institución que fue seria, respetada y hasta querida, pero que ahora es despreciada y odiada. Primero, el usurpador y su claque estaban bajo techo, en el Gran Salón de la Academia, lejos y hasta invisibles para las tropas formadas en el Patio de Honor. Eso de que el comandante de la agrupación diera el parte a alguien que no estaba enfrente de las unidades formadas, es insólito. Y que el otro, a muchos metros de distancia, sin ser observado por las tropas, lo autorice, es algo nunca antes visto. ¿A qué se debió eso? Parece que sigue en su empeño en hacernos creer lo del dron del año pasado. Allá él… Pero de que el acto fue ridículo, fue.

Añádale a eso, un muestrario de valetudinarios, un sartal de carcamales disfrazados de milicianos recibiendo la noticia de que ahora pasaban a formar parte de la GNB. ¿Fue una puntada populista más? ¿O esto no es sino un plan piloto para luego ir llenando de milicianos a todos los componentes y así acabar con las FAN y convertirlas, como en su reverenciada Cuba, en una mera milicia? En todo caso, ¿cuánto más irá a desmejorar esa “iniciativa”, la ya muy deshecha seguridad social militar?

Y hasta ascensos de oficiales de otros componentes hubo. Como si hubiesen sido pocos los del cinco de julio. En todo caso, quiero finalizar usando una frase de una muy respetada señora a quien no tengo el honor de conocer, pero que me lee con asiduidad y me hace llegar sus comentarios, Chela Ramos: “los militares debieran buscar más la Luz que los soles”…

hacheseijaspe

Enviado por:
Secundino Camacaro secundinocamacaro

Reenvío: @gagarin50

IMAGEN: GRAMÁTICA ESPAÑOLA https://espanol.lingolia.com/es/gramatica

 

Publicado en blog, Venezuela | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

¿Cómo arrebatarles el poder? Por: Eddie A. Ramírez S. Opinión Venezuela

¿Cómo arrebatarles el poder?

30 julio, 2019 Eddie A. Ramírez S.

Muchos de los que insurgieron en 1992 en abierta violación a la Constitución se creyeron destinados a componer entuertos de un un país que gradualmente había visto degenerar los valores de la democracia debido al clientelismo político, corrupción y estatismo. Extrañamente levantaron armas equivocadamente en un momento en que había un intento serio de descentralización y en el que se estaba privilegiando la designación de ministros por sus cualidades técnicas y no por su filiación política . Ese cambio que se iniciaba no lo entendieron los militares rebeldes, pero tampoco los civiles, ni los partidos políticos. Ello produjo la catástrofe electoral de 1998 y la de del 2000, de la cual hoy se cumplen diecinueve años.

Después de esas dos claras victorias electorales los rojos fueron tomando alas. Ello fue posible por sus abusos desde el poder y por la permisividad de parte de nuestra dirigencia política apabullada por la derrota electoral. Los sucesos de abril del 2002 fueron una gesta de los ciudadanos de a pie y de oficiales sin mando de tropa. Como era de prever, los ataques al sector privado, la ineptitud y corrupción derrumbaron la economía y les hicieron perder el fervor popular. Para mantenerse compraron a muchos militares permitiendo que se enriquecieran y ascendiendo a los menos calificados; además, acudieron a los Castro, a los malandros criollos, al narcotráfico y a la alianza con el terrorismo internacional.

Evidentemente no quieren dejar el poder. Hay que arrebatárselo.

Salvo alguno que otro que se dice opositor, pero que tiene interés en que permanezca la dictadura, la gran mayoría del sector político está de acuerdo en que Maduro y su pandilla no entregarán por las buenas. La diferencia está en cómo perciben las fortalezas y debilidades propias y las del régimen.

Los grandes luchadores que son María Corina Machado y Antonio Ledezma apuestan por la intervención extranjera, ya que “se requiere una fuerza mayor que enfrente al régimen”. Tienen razón, pero el punto débil es que a pesar de que los países democráticos están de nuestro lado, ninguno parece dispuesto a intervenir, a pesar de que entienden que Maduro y compañía son una amenaza real para la estabilidad de los países vecinos.

El presidente (e) Guaidó y el resto del sector político consideran que la dictadura cuenta con el apoyo de la Fuerza Armada y de los gobiernos de Cuba, Rusia y China, y que la Unión Europea y el Grupo de Lima ha optado por negociar una salida electoral. También este sector político de la oposición tiene razón, pero el punto dŕebil es que los criminales que nos gobiernan no están dispuestos a aceptar una elección transparente que con toda seguridad los desplazaría. De allí que quienes critican la negociación alegan que no se llegará a un acuerdo favorable a la democracia y que es una estrategia del régimen para ganar tiempo.

¿Tienen razón?

Claro que sí, pero ante la ausencia de otra opción real, no queda sino apostar a que las sanciones internacionales obliguen a la dictadura a ceder. ¿Probable? Quizá no, pero sí posible y hay que intentarlo. Lo demás es un deseo que muchos tenemos, pero que pareciera poco realizable.

Un factor que podría ayudar es que nuestra oposición se muestre unida dentro de los disensos normales y necesarios. Sería deseable que la admirada María Corina y el respetado Ledezma declararan que piensan que la negociación no dará un resultado positivo y que insisten en la intervención extranjera, pero que le dan a las conversaciones el beneficio de la duda y que desean que tengan éxito en lograr la salida del régimen. Los demócratas se los agradeceríamos. No solicitamos que cedan en sus posiciones, sino que no se cierren a otra opción. Si el régimen no cede vendrán más sanciones, algunas de las cuales no les importa ya que son indiferentes a los sufrimientos de los venezolanos, pero otras los podría doblegar. Apostemos a estas últimas.

Como ( había) en botica: Lo sucedido en la Cota 905 es una prueba más de que el régimen considera que los malandros son sus aliados más confiables. El TIAR no es el deux ex machina que resolverá nuestro problema, sino una presión más que puede favorecer la negociación. Solidaridad con el ingeniero Winston Cabas y su familia. Mientras el Bernal colombiano se cubre de gloria ganando el Tour de France, el Bernal criollo se hunde cada vez más. El mundo y desde luego los venezolanos lloramos la partida del gran artista Carlos Cruz Diez ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 30/07/19 Noticiero Digital, Digaloahi digital y Runrunes

Publicado en EDIEE RAMIREZ | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Quién va ganando en Venezuela? Por: JOAQUIN VILLALOBOS

Quién va ganando en Venezuela?

JOAQUIN VILLALOBOS

El chavismo siempre fue un proyecto dictatorial, tal como lo predijo Carlos Andrés Pérez en 1997 antes de que Hugo Chávez fuera presidente. Sin embargo, esto no implicaba que para enfrentarlo había que partir de esa predicción. No se debía confrontar radicalmente a Chávez en su momento de mayor popularidad ni denunciar fraudes cuando ganaba elecciones, tampoco imaginarlo débil con el petróleo a $100 dólares por barril o pretender que la comunidad internacional lo aislara cuando había sido legalmente electo y casi todo el continente era gobernado por sus aliados. No bastaba tener razón, era necesario tener paciencia, acumular fuerzas, unir a la oposición y preservar los espacios de poder. El fracaso del llamado “socialismo del siglo XXI” era previsible y esto ocurrió a partir del año 2015.

La trampa del tiempo es un error muy común en estrategia; la experiencia enseña que para obtener resultados a corto plazo se necesita un plan de largo plazo. El golpe del 2002, la huelga de PDVSA en ese mismo año y el retiro de las elecciones en el 2005 fueron errores de la oposición que le facilitaron a los cubanos controlar el país y al chavismo afianzar el poder militar, el petróleo, la justicia, el sistema electoral y todas las instituciones. Así creció el fenómeno populista más poderoso que haya existido en Latinoamérica. Para enfrentar una dictadura la regla general es que se debe romper la cohesión del adversario, mientras se asegura la unidad en las filas propias, lo primero requiere pragmatismo y lo segundo madurez.
Finalmente, la situación se modificó a favor de la oposición con la victoria electoral de diciembre de 2015. A partir del 2016 comenzó la decadencia política del chavismo, el destape pleno de su carácter dictatorial, la implosión de su modelo económico, la pérdida irreversible de su hegemonía social y el aislamiento internacional de su gobierno. Es hasta entonces que la oposición tomó ventaja estratégica. Es decir que son apenas 43 meses de lucha con ventaja y eso es poco tiempo para hablar de final. En el análisis estratégico es un error juzgar eventos y perder de vista el proceso. Los eventos no se deben juzgar por lo que ocurrió en un día, sino por el rumbo que estos marcan. Una victoria puede resultar de una sucesión de intentos supuestamente “fallidos” que van debilitando al adversario.
La oposición está ahora unida, tiene liderazgo, es mayoría en las calles y ha construido una dualidad de poderes sin precedentes en la historia de la lucha contra las dictaduras en el continente. Maduro viene retrocediendo en todos los terrenos, la corrupción ha creado una tragedia humanitaria, sufre rupturas internas constantes, intentos de golpes de Estado, deserciones masivas de sus militares y un severo aislamiento internacional. Maduro no tiene futuro, su estrategia es solo sobrevivir, sin embargo, la visión de corto plazo termina afectando a los opositores porque al presentar todas sus batallas como finales no logran ver las derrotas que le propinan a Maduro y esto le ayuda al régimen a presentar los días que sobrevive como victorias. La oposición va ganando y tiene el tiempo a su favor, aunque tenga un problema táctico de administración de expectativas. Maduro, por el contrario, tiene un problema de inviabilidad estratégica.
Se argumenta que los venezolanos están desmoralizados y que ya no van a las protestas. La lucha de calle contra las dictaduras es siempre cíclica porque es imposible que sea permanente, tiene altos y bajos y esto es normal. Basta hacer memoria de los últimos tres o veinte años y se verán claramente los ascensos y descensos. La pregunta principal es si la dictadura de Maduro puede consolidarse, recuperar el apoyo de la gente, reconstruir la economía y permanecer. La respuesta es que eso es imposible. La estrategia de “resistir y esperar” que ahora está aplicando Maduro y también Ortega en Nicaragua fue un diseño de Fidel Castro. El supuesto es que con el tiempo se pueden producir cambios que les permitan permanecer. Los Castro inventaron el período especial con la esperanza de que se revirtieran los cambios en Moscú y estos no ocurrieron, pero llegó Chávez y se salvaron.
Ahora están resistiendo a la espera de los resultados electorales en Argentina en octubre de este año; de la elección del secretario general de la OEA en marzo de 2020 y de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y de la Asamblea Nacional en Venezuela en diciembre de ese mismo año. Puede ganar el Kitcherismo en Argentina, Almagro puede dejar de ser secretario de la OEA, los demócratas pueden ganar la presidencia de Estados Unidos y Maduro puede imponer con fraude su propia Asamblea. Sin embargo, nada de eso cambiaría la suerte de Maduro porque su permanencia solo sirve para agravar el sufrimiento de los venezolanos. Es en extremo ingenuo pensar que un gobierno demócrata en Estados Unidos levantaría las sanciones y aceptaría convivir con la dictadura de Maduro. Esto mismo vale para los gobiernos que cuentan para reconstruir Venezuela.
Venezuela no es Cuba, ni Haití, ni Zimbabue, ni Libia. La dictadura cubana pudo sobrevivir décadas gracias al subsidio soviético y su economía parásita depende ahora del petróleo venezolano. El problema es que los chavistas destruyeron la economía venezolana y ahora ambos regímenes son parásitos y no existe quien los subsidie. Haití es un Estado fallido que genera sufrimiento a su gente al igual que Zimbabue, pero son países poco importantes que sobreviven en el olvido y la indiferencia. Venezuela no es una isla, es un país rico, está en el corazón de América y su degradación es una amenaza para todo el continente que no puede quedar en la indiferencia. Se equivoca Putin cuando compara a Venezuela con Libia. Venezuela no es un país tribal, los venezolanos han votado durante generaciones, el proyecto revolucionario fracasó, ha destruido a Venezuela y jamás podrá estabilizarse, la democracia liberal es por lo tanto una necesidad no un asunto ideológico.
El régimen venezolano está herido de muerte en un contexto de decadencia global de la extrema izquierda. Cómo caerá es asunto de adivinos, pero pase lo que pase la oposición no desaparecerá; mientras haya descontento habrá protestas, intentos de golpes, deserciones militares, sanciones internacionales y conflictos permanentes en las filas chavistas y esto no hay régimen que lo aguante. Como dice un viejo refrán “tantas veces va el cántaro a la fuente que al final se rompe”.

Fuente: https://elpais.com/elpais/2019/07/26/opinion/1564093326_905333.html

Publicado en blog | Deja un comentario

El cinismo de Nicolás Maduro. Por: Fernando Ochoa Antich. Opinion. Venezuela.

Estimados amigos:

Les remito anexo mi artículo de opinión del próximo domingo. Cordialmente, Fernando Ochoa Antich

El cinismo de Nicolás Maduro

Fernando Ochoa Antich.

Nicolás Maduro está desesperado. Sus cínicas y airadas declaraciones sobre el trascendente informe presentado ante el mundo por la doctora Michelle Bachelet, ex presidente de Chile y Alta Comisionada para los Derechos Humanos, así lo evidencian. La estrategia diseñada por el régimen usurpador resultó ser totalmente inútil. Creyeron que las convicciones ideológicas de la alta funcionaria harían que dicho informe minimizara la crudeza del anterior del 20 de marzo, en el cual ya se señalaban: “numerosas violaciones y abusos de derechos humanos”. No ocurrió así. Michelle Bachelet fue leal a su conciencia y cumplió cabalmente sus deberes al ratificar que Venezuela atraviesa una grave crisis política caracterizada por la permanente “vulneración de los derechos políticos, económicos, sociales, civiles y culturales”, con el consecuente “éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país”. Además, ratifica que el régimen madurista puso en marcha una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al gobierno”.

El informe de Michelle Bachelet constituye una fehaciente descripción de la realidad venezolana: “nadie puede negar que el régimen madurista ha impuesto una hegemonía comunicacional; se ha restringido el espacio democrático debilitando las instituciones y la independencia del poder judicial; se han cometido graves violaciones de los derechos políticos, económicos y sociales; se han atacado a determinadas personas o grupos, entre ellos a miembros de la oposición política; miles de personas, principalmente jóvenes, han sido asesinados en supuestos enfrentamientos con fuerzas estatales, ocurriendo muchas de esas muertes mediante ejecuciones extrajudiciales; en la mayoría de los casos se sometió a mujeres y hombres detenidos, a torturas tales como la aplicación de corriente eléctrica, asfixia con bolsas plásticas, palizas, violencia sexual, privación de agua y comida, posturas forzadas y exposición a temperaturas extremas; los hospitales carecen de personal, suministros, medicamentos y electricidad; el número de personas que han abandonado Venezuela alcanza a más de 4 millones”.

La gravedad de los hechos expuestos en el informe de Michelle Bachelet podría causar sorpresa en algún miembro de la comunidad internacional. Sin embargo, nuestro pueblo y amplios sectores de esa comunidad conocen muy bien que esa es la trágica realidad que vive Venezuela y no tiene duda en responsabilizar a Nicolás Maduro y a su corrupta camarilla de tan terrible situación. Para colmo, a pocas horas de haber culminado la Alta Comisionada su visita, la opinión pública fue impactada profundamente por el cruel y cobarde asesinato del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo mediante terribles torturas, quien falleció después de haber sido presentado en estado agónico ante un tribunal, como medio para infundir terror en la oposición democrática. No conforme con el dolor infligido a sus seres queridos, los obligaron a aceptar, por orden de un tribunal, que su entierro fuera “una inhumación controlada”. De igual manera, el adolescente Rufo Chacón fue salvajemente atacado por miembros de Politáchira, acostumbrados a actuar con total impunidad, con la consecuente pérdida de la visión en ambos ojos.

Ante tantos desmanes, Nicolás Maduro se ha dedicado a descalificar el contenido del informe de Michelle Bachelet alegando que: “El informe de la señora Bachelet es un informe, hecho por una oficina de gente enemiga de la revolución bolivariana, un informe cargado de mentiras y de datos inexactos. Creo que dio un paso en falso al leer un informe que le elaboraron desde el Departamento de Estado”. Esta es una inaceptable manipulación de Nicolás Maduro en su afán de ocultar la verdad. Es imposible negar, aun manteniendo posiciones ideológicas diferentes a la señora Bachelet, que ella ejerció la presidencia de su país demostrando una firme personalidad caracterizada por una gran ecuanimidad y sentido de justicia. Además, fue electa por aclamación, como alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, con el voto favorable de 193 Estados de sus miembros. Por otra parte, el informe fue realizado por un grupo de funcionarios especializados en la defensa de los derechos humanos con una amplia experiencia alcanzada en numerosas investigaciones en todo el mundo.

La pregunta que nos hacemos los venezolanos, al ver el inusitado interés demostrado por Nicolás Maduro y su camarilla en lograr el inicio de las negociaciones en Barbados, es la siguiente: ¿No buscará el régimen madurista, con su asistencia a dicha reunión, que la comunidad internacional olvide los graves señalamientos mantenidos en el informe de la alta comisionada para los Derechos Humanos de la Naciones Unidas? Es verdad que la crisis venezolana exige una solución negociada que permita avanzar consistentemente hacia una solución pacífica que garantice el ansiado cambio político mediante la convocatoria de unas elecciones transparentes, equitativas y justas. Pero no es menos cierto que la urgencia de esa solución no debe impedir que se desarrollen las investigaciones penales correspondientes y se establezcan las responsabilidades personales de Nicolás Maduro y de los altos funcionarios de su gobierno, quienes, de manera permanente, violan la Constitución Nacional irrespetando los derechos humanos de los ciudadanos y cometiendo delitos de lesa humanidad.

Caracas, 14 de julio de 2019.

fochoaantich@gmail.com

@FOchoaAntich

20190714. El cinismo de Nicolás Maduro.docx

Publicado en Fernando Ochoa Antich | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Casto Ocando. Cuaderno de Notas. Fabio Zavarse Pabón. Opinion Venezuela

<a
Casto Ocando | Cuaderno de Notas. Fabio Zavarse Pabón. @cocando

La primera vez que supe del nombre de Fabio Zavarse Pabón fue cuando Walid Makled lo mencionó en varios de los numerosos chats que intercambiamos a partir de fines del 2010, después de que el empresario acusado de narcotraficante había sido capturado en Cúcuta, en un operativo organizado por la DEA y ejecutado por fuerzas de seguridad colombianas.
Makled estaba dispuesto a contar todo sobre sus vínculos con el gobierno chavista, y cómo mantenía en su nómina a más de 70 altos oficiales chavistas. En ese momento, el ahora mayor general Zavarse Pabón, integrante de la esa notable lista, no era más que un coronel recién ascendido que estaba al frente del Comando 25 de la Guardia Nacional, en Puerto Cabello.
Zavarse Pabón ya llevaba casi 5 años en el cargo, dos años más de lo usual, una anomalía que era posible debido a las poderosas conexiones del coronel. Según me aseguró Makled, Zavarse Pabón era un protegido de dos figuras influyentes del gobierno de Hugo Chávez: la entonces presidenta de la Asamblea Nacional, Cilia Flores; y su marido el Canciller, Nicolás Maduro.
Makled tenía razones personales para denunciar las actividades secretas del coronel comandante de la Guardia Nacional en Puerto Cabello. Zavarse controlaba un tercio de las operaciones del puerto, y actuaba con total impunidad, me dijo Makled, que por su lado controlaba los otros dos tercios de las instalaciones portuarias.
¿Cuáles eran estas actividades secretas del coronel Pabón? “Controla la exportación de supuesta chatarra a través del puerto”, me respondió Makled. Porque los contenedores en realidad salían en barcos cargados no de chatarra sino de costosas barras de hierro y aluminio que traía desde el estado Bolívar, en combinación con el entonces gobernador Francisco Rangel Gómez, y su famoso “Cartel de la Cabilla”, que robaba abiertamente la materia prima para venderla sin ningún tipo de contraloría.
El negocio manejado por Zavarse era muy lucrativo. Las “exportaciones” de chatarra producían una no despreciable rentabilidad: alrededor de $1 millón cada semana, $4 millones al mes, casi $50 millones anuales. Las ganancias de la operación iban a parar, según Makled, a las arcas del grupo comandado por Cilia Flores y Nicolás Maduro.
Aparentemente, Zavarse exigía además una parte de los pagos por no obstaculizar las “exportaciones” de estupefacientes que tenían en Puerto Cabello el sitio de salida más activo del país, según la DEA.
Zavarse Pabón contaba con la complicidad del coronel Jesús Semprún, en ese momento jefe de Almacenes en Puerto Cabello, otro protegido de Cilia y Nicolás, que controlaba la salida de los contenedores de supuesta chatarra y quién sabe que otros “materiales” más.
La misma información que Makled me reveló, la compartió con dos agentes que la DEA había enviado desde Washington, para interrogarlo en la cárcel de La Picota, en las afueras de Bogotá, donde Makled esperaba una decisión del Supremo colombiano para su extradición.
Makled nunca dijo cuánto dinero pagó a los militares que tenía en nómina o a los que pagaba sobornos, incluyendo a Zavarse, que era uno de los que estaba en la lista de pagos que entregó a la agencia norteamericana. Pero los pagos eran mucho más que “para los refrescos”.
A los agentes de la DEA que investigaban las conexiones de Makled con el Chavismo los conocí personalmente el día en que hice, tras una espera de meses, la entrevista con Makled para el canal Univisión. Semanas después, en un segundo encuentro con los agentes en un hotel de Fort Lauderdale, pude confirmar que Makled me había contado en cámara y fuera de ella, lo que le había contado a los federales.
A raíz de la captura de Makled, y anticipándose al escándalo de las revelaciones sobre las irregularidades que ocurrían en Puerto Cabello, el coronel Zavarse fue enviado a toda prisa por un año a China, para realizar “altos estudios militares”.
Desde entonces su historial ha ido en ascenso en la nomenklatura de la represión y el abuso del régimen madurista.
Entre otros “trofeos” revolucionarios, Zavarse ha sido demandado por abuso de autoridad; acusado de tener estrechos vínculos con colectivos violentos como La Piedrita; señalado de agredir violentamente a periodistas; de organizar el asesinato de estudiantes, de promover expropiaciones forzadas de ganado y mataderos; del asalto violento a la Asamblea Nacional, de encubrir criminales solicitados por la justicia, y de organizar la represión en el estado Zulia contra ciudadanos comunes y activistas opositores, entre otras muchas acusaciones.
En enero de 2018 Zavarse Pabón fue sancionado por el gobierno norteamericano, bajo acusaciones de violación de derechos humanos.
“Zavarse Pabón es presuntamente responsable de actos de represión a cargo de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela contra manifestantes de calle en Venezuela”, indico el Departamento del Tesoro en una declaración oficial.
Dos meses después, en marzo de 2018, Zavarse fue incluido en una lista de 55 altos oficiales venezolanos considerados por el gobierno de Panamá como de “alto riesgo en (operaciones) de lavado de dinero, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva”.
El mayor general llega a la comandancia de la Guardia Nacional en un momento convulsionado. El organismo que ahora preside es uno de los más importantes aparatos represivos, corruptos y de crimen organizado. Si continúa su carrera profesional en la dirección en que la ha conducido hasta ahora, no puede esperarse sino más represión y violaciones de los derechos humanos. Pero el pasado seguirá persiguiéndolo hasta el final.

Publicado en Fabio Zavarse Pabón | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario