Archivo de la etiqueta: CNE

VENEZUELA: “EL EMPERADOR ESTÁ DESNUDO” Por: PACIANO PADRÓN @padronpaciano #OPINIÓN

         “EL EMPERADOR ESTÁ DESNUDO”

Twitter: @padronpaciano

         Lo mejor que nos dejó este pasado domingo 20, es que ratificó claramente que Nicolás Maduro no cuenta con el respaldo popular. Quedó evidenciado que el 82,9 % de los venezolanos no acudió al llamado de la asamblea nacional constituyente y del CNE, habiéndose producido el más grande acto de rebeldía y desobediencia civil que conozcamos en nuestra historia republicana. El pueblo, al no atender el llamado del CNE, dejó solo a Maduro y demostró su rechazo al continuismo, dijo no al hambre,  a la enfermedad y a la miseria, dijo no al sometimiento de nuestro país a fuerzas internacionales nefastas. Maduro ya no engaña a nadie, “El emperador está desnudo”.

         En reciente documento, VenAmérica invita a que se escuche el silencio y se vea la dignidad del pueblo venezolano: “Maduro no fue reelecto, porque no hubo elección, hubo un acto de votación promovido por la ilegítima anc, con el único propósito de pretender darle aliento al moribundo régimen rechazado por la inmensa mayoría de los venezolanos, régimen que controlan políticamente Cuba, Irán, Rusia y Bielorrusia, la guerrilla colombiana, el terrorismo y el narcotráfico internacional”.

Gloria al bravo pueblo que en su inmensa mayoría supo decir no a las presiones y manipulaciones del poder, se lee en el documento de VenAmérica.  De tal tamaño sería la abstención, que el régimen no se atrevió a decir que había votado más de la mitad del electorado, tuvo que conformarse con elevar de 17,1 % -que es el porcentaje real de electores- a 46 %, lo que significó triplicar el número.

Los países de América y el mundo ya se han expresado de manera clara y tajante. “No reconocen la legitimidad del proceso electoral, por no cumplir con los estándares internacionales”, dijeron los países del Grupo de Lima”, el cual reiteró “su preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela, que se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos que llegan a nuestros países en difíciles condiciones”, lo que los llevó a “Convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del tema migratorio y de refugio, para intercambiar experiencias y definir los lineamientos de una respuesta integral”, así como “considerar la posibilidad de realizar contribuciones financieras a los organismos internacionales competentes, para fortalecer las capacidades institucionales de los países de la región, especialmente los países vecinos, para atender el flujo migratorio de venezolanos”.

El Grupo de Lima expresó este lunes 21, una vez más, su preocupación por la pérdida de las instituciones democráticas, el estado de derecho y la falta de garantías y libertades políticas de los ciudadanos, lo que lo llevó a decidir presentar en el marco del 48° Período de Sesiones de la Asamblea General de la OEA, una nueva resolución sobre la situación en Venezuela. Manifestaciones igualmente claras y contundentes se han recibido de Europa y otros rincones del mundo. Los Estados Unidos establecieron nuevas sanciones petroleras y financieras, y siguen estableciendo responsabilidades individualizadas en los personajes más nefastos del régimen decadente,  los que pagarán no solo con privación de su libertad, sino con el decomiso de los bienes mal habidos para que retornen al patrimonio común de los venezolanos.

En VenAmérica sabemos que Venezuela transita una hora nueva de cambio, y que el fraude brutal constituye una burla que no será perdonada. Estamos al lado del pueblo por su libertad. “Hagamos simultánea la lucha de los venezolanos unidos por su democracia, con la ayuda humanitaria internacional para librarnos de los invasores, que luego de hundirnos, pretenden matarnos las esperanzas. Estamos claros, el 20 de mayo fue el inicio de la última etapa de lucha contra esta dictadura agonizante”. “El emperador está desnudo.

PACIANO PADRÓN

Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848

E-Mail: pacianopadron@gmail.com

Prohibido flaquear. Por: Eddie A. Ramírez S. OPINIÓN

Prohibido flaquear

Eddie A. Ramírez S.

Descartes nos enseñó a dudar. La ciencia ha logrado grandes avances gracias a que algunos ponen en duda lo que se daba por sentado. La duda es necesaria para no precipitarnos en la toma de decisiones. Sin embargo, es de timoratos seguir dudando cuando se tienen evidencias incontrovertibles de un hecho. Nuestra dirigencia política debe aceptar que llegó la hora de la verdad, como se dice en términos taurinos. Terminó la faena y es necesario despachar al toro. Desde luego que es en sentido figurado. No estamos frente a un toro de lidia porque el de Miraflores carece de trapío , por lo tanto el despacho solo se refiere a sacarlo del despacho que usurpa, es decir devolverlo a los corrales por mal desempeño. .

Tal día como ayer, hace dieciséis años, se produjo un hecho inédito en la historia venezolana de las empresas del Estado. Los treinta cuatro más altos ejecutivos de la industria petrolera no dudamos en realizar un pronunciamiento público titulado ¡Salvaguardemos a Pdvsa!, alertando a la ciudadanía de la intención de Chávez de tomar por asalto a Pdvsa y filiales para poner sus recursos al servicio de su “revolución”. Efectuamos ese pronunciamiento, apoyado mayoritariamente por el resto del personal, porque teníamos pruebas evidentes de la intención de politizar a la empresa. Desde entonces y hasta la fecha, los petroleros agrupados en la Asociación Civil Gente del Petróleo y en Unapetrol no hemos dado ni un paso atrás en defensa de principios y valores.

En general, nuestra dirigencia política se ha debatido en dudas de cómo enfrentar a un régimen que en sus inicios fue autoritario y violador de la Constitución y se convirtió en una dictadura totalitaria, cercana al narcotráfico y al terrorismo islámico. Marchas y contramarchas han terminado por desanimar a muchos. Sin embargo, llegó el momento de apartar las dudas y tomar una decisión unitaria y frontal.

En esta etapa hay que reconocer que la dirigencia ha estado a la altura de las circunstancia y en sintonía con lo que piensa la mayoría del país y del exterior: no aceptar la convocatoria a una elección donde el régimen descartó a algunos candidatos enviandolos a la cárcel, al exilio o inhabilitándolos, y, además, con un CNE tramposo y con la espada de Damocles de una Constituyente espuria que se atribuyó la potestad de hacer lo que le dé la gana a Maduro.

El distinguido Eduardo Fernández, sin duda un ciudadano intelectualmente honesto y que siempre ha luchado por una mejor Venezuela, sostiene que con este mismo CNE ganamos la mayoría de diputados en el 2015. También que, al ser mayoría, si presentamos un candidato y un plan de gobierno unitario, y nos organizamos para defender los votos lograríamos sacar a Maduro por la vía electoral. Fernández tiene algunos puntos válidos al señalar que la dirigencia opositora no realizó el trabajo adecuado, pero debería considerar otros aspectos.

Un analista ponderado como es Tulio Hernández, señaló en su artículo del domingo titulado

“Hacer lo correcto”, que vivimos una etapa similar a la del dictador Pérez Jiménez cuando asesinó a Ruíz Pineda, cometió el fraude en la elección de la Constituyente y sacó del juego político a URD. Hoy, sostiene Hernández, “ con la prisión de Leopoldo López y el fraude de la Constituyente, quedó claro que se clausuraba la salida política. De ahora en adelante tenemos la certeza de que no se puede ir a elecciones sin condiciones justas y, además, convocadas por un ente ilegítimo. Puede venir un período de oscuridad mayor. Como el que dicen ocurre cuando se avecina el día”.

Por su parte, el general Fernando Ochoa Antich, un militar civilista, en su artículo “La salida militar”, dice que “la única manera de encontrar una alternativa a la violencia es solicitarle al CNE la convocatoria a elecciones, justas y transparentes, en el mes de diciembre de este año, o en una fecha más cercana, pero no en abril de 2018. Al cerrar esta posibilidad ha abierto el camino de una posible salida militar”. Ochoa cita el artículo 333 y escribe que “Esta norma constitucional obliga a cualquier miembro de la Fuerza Armada Nacional, como también a todo venezolano, a realizar las acciones que sean necesarias para contribuir en el restablecimiento de su vigencia. Es deber del ministro de la Defensa, del Alto Mando Militar y de todos los cuadros de la institución armada valorar la constitucionalidad del gobierno de Nicolás Maduro”.

Ojalá Henry Falcón recapacite y aspiramos que el resto de la dirigencia no olvide que no es asunto de fechas, sino de condiciones ¡Prohibido flaquear !

Como (había) en botica: En la Dirección de Inteligencia Militar ubicada en Boleita torturan a los detenidos. La luchadora Mercedes Montero nos envió una reseña del documental “Mujeres del caos venezolano”, de Margarita Cadenas, que será presentado en marzo en el London Human Rights Watch Festival. El diablo predicando moral: Rafael Ramírez se queja de los atropellos del régimen en su contra, pero olvida su amenaza de sacar de Pdvsa a carajazos a quienes no fuesen rojos-rojitos¡No más prisioneros políticos ni exiliados!

eddiearamirez 27/02/18 Noticiero Digital Runrunes Digaloahi digital

Resucitemos la unidad. Por: Fernando Ochoa Antich @FOchoaAntich

Resucitemos la unidad

Fernando Ochoa Antich.

Provocar la abstención ha sido y es la estrategia de Nicolás Maduro y la corrupta camarilla que lo acompaña. Su aplicación les ha dado importantes beneficios. Fue, sin duda, la causa fundamental de la derrota de la oposición democrática en las elecciones para gobernadores. La provocó irrespetando, de manera inescrupulosa, los derechos ciudadanos. También es necesario señalar que los mismos resultados se presentan, después de la denuncia de Andrés Velásquez en el estado Bolívar, como fraudulentos. Es verdad que hubo otras causas para esa abstención, una de ellas la decepción que produjo, en algunos sectores, no haber logrado una solución de la crisis después de las recientes acciones de calle. Sin embargo, es innegable que el sacrificio heroico de tantos jóvenes fue el factor primordial para desenmascarar la dictadura y lograr el apoyo decidido que le ha dado la comunidad internacional a la oposición democrática venezolana. Además, la experiencia de lo ocurrido en la escogencia de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente le ha mostrado a Nicolás Maduro, claramente, que eventos electorales no competitivos y sin algunas condiciones democráticas no generan legitimidad suficiente. Al madurismo le interesa que existan contendores, pero siempre mediatizados por el abuso de poder. Sin embargo, la experiencia de la derrota electoral en las elecciones parlamentarias lo ha hecho aún más temeroso, extremando sus arbitrariedades para evitar un riesgo similar.

La división de la MUD ha sido realmente una tragedia. No porque ella haya ocurrido en sí misma, sino por el inconveniente momento en que surgió. Es verdad que las diferencias estratégicas y tácticas existentes, en el seno de la dirigencia, eran muy significativas para poder realmente constituir una dirección política que estuviera en capacidad de conducir a la oposición democrática en su difícil y exigente enfrentamiento con el totalitarismo gobernante, pero no era causa suficiente para provocar la división teniendo tan cerca las elecciones municipales del 10 de diciembre y la casi certeza de que las elecciones presidenciales se efectuarán en los primeros meses del próximo año. Sin lugar a dudas, la Mesa de la Unidad Democrática había alcanzado un importante éxito al lograr una verdadera unidad para escoger sus candidatos a gobernadores sin mayores dificultades utilizando el método de las primarias. Es innegable, que el resultado electoral fue sumamente traumático, pero eso obligaba, aún con mayor razón, a preservar a toda costa la unidad interna de la oposición para evitar nuevas derrotas y analizar con detalle los errores cometidos y los abusos de poder del madurismo para poder encontrarle una respuesta conveniente. La causa fundamental de la división fue la decisión de Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular, Causa Radical y Alianza Bravo Pueblo de no participar en las elecciones municipales, dejando además en claro que no irían a unos nuevos comicios mientras no se modificaran las actuales condiciones electorales.

¿Se discutió a profundidad tan delicada decisión con todos los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática y se valoró con realismo el sentimiento nacional? Tengo algunas dudas. Me ha sorprendido el rechazo de varios partidos a esa decisión y la inmediata posición de amplios sectores sociales exigiendo asistir a las elecciones municipales para no perder espacios políticos obtenidos por la oposición democrática después de largas y muy difíciles luchas. Tampoco creo que se consideró con suficiente criterio el hecho del tipo de elección que se iba a realizar. Una elección municipal toca el sentimiento de los vecinos de una manera muy delicada. No es fácil aceptar una decisión de ese orden sin que se haya discutido con los propios vecinos las razones por las cuales deben abstenerse, conociendo de antemano que su municipio va a ser controlado por un miembro del PSUV, quien va a imponer su visión ideológica en actividades tan delicadas como la educación de sus hijos. Hay otro aspecto que tiene confundida a la opinión pública: la oposición no asistirá a las elecciones municipales por considerar que las condiciones electorales no son suficientemente equitativas, pero si considera asistir a la contienda presidencial si se logra cambiar dichas condiciones. En caso de no lograrse, ¿piensan los partidos democráticos permitir que Venezuela continúe bajo el actual régimen por no lanzar un candidato presidencial?

Las consecuencias de la división de la MUD son de tal gravedad que sería irresponsable no señalarlas con claridad y firmeza. La primera ha sido la proliferación de candidatos. En todos los municipios, en los cuales históricamente la oposición ha derrotado con cierta facilidad al chavismo, ha surgido un número tal de candidatos que lo más seguro, de no resolverse tan absurda situación, es que los triunfadores sean los candidatos del PSUV. Esta proliferación de candidatos conducirá a una derrota aún mayor que la ocurrida en las elecciones de gobernadores. Sus consecuencias están a la vista: producirá tal desmoralización en los sectores democráticos que, muy probablemente, la oposición será derrotada en las próximas elecciones presidenciales. Si los grandes partidos decidieran no lanzar candidatos siempre hay la posibilidad que algunos de los pequeños, como está ocurriendo en las elecciones municipales, respalden a alguna personalidad nacional con cierta imagen, pero con ninguna posibilidad de éxito. Después vendrán nuevas elecciones para aprobar una constitución de corte socialista presentada por la Asamblea Nacional Constituyente Comunal. En consecuencia, es necesario que toda la dirigencia nacional responsablemente reflexione sobre la posibilidad cierta de estos dolorosos hechos y tome las medidas necesarias para evitar esa tragedia nacional. No es posible que se permita pasiva e irresponsablemente comprometer el destino del país y el de nuestras futuras generaciones. Resucitar de nuevo la unidad es imprescindible.

Caracas, 12 de noviembre de 2017.

fochoaantich.

20171112. Resucitemos la unidad.docx

Venezuela reclama. Por: Pablo Aure @pabloaure ¡Hasta cuándo!

¡Hasta cuándo!

Venezuela reclama

@pabloaure

Años de lucha, de encuentros y desencuentros. El país cada día más destruido y el sector democrático desarticulado. Se ha hecho mucho, pero cada quien por separado. No ha habido de lo que muchos hablan y pocos construyen. En efecto, se predica la unidad, pero no ha sido posible construirla porque los principales promotores tienen agendas personalísimas, y que simulan apostar a la unidad siempre y cuando el centro de atracción gire alrededor de ellos. Me refiero a todos, juntos o separados. Imposible salir de este atolladero mientras el interés personal prime sobre el general.

Cuán difíciles son las relaciones personales y más aún, si esas relaciones están seducidas por las ambiciones del poder. Hay quienes constantemente ven como enemigos a los que se supone están en el mismo equipo y por lo tanto, deben desear lo mismo que ellos. Los señalan y tratan de anularlos. Hemos visto ese comportamiento en esta dura batalla contra el “Socialismo del Siglo XXI”

Parece inexplicable pero es así. Analizando tal situación, concluyo que no luchan contra el sistema, sino que quieren llegar a ser parte de él. No existe intención de acabar con lo malo sino desplazar a quienes lo hacen mal para ocupar su lugar y hacerlo hasta peor.

Venezuela ha sido víctima de liderazgos mediáticos. Se construye una matriz de opinión en torno a alguien o, a algo, y por allí se preparan los discursos de apoyo a una persona o, conductas que muchas veces entorpecen los cambios. ¿Qué nos pasa? No hemos sido capaces de emplear el sentido común. Cambiamos de opinión de acuerdo a las directrices del “líder” del momento. No hemos tenido una estrategia planificada. Por eso pienso que, no ha habido sinceridad en la lucha. No se ha luchado contra el régimen sino para satisfacer las ideas y aspiraciones de individualidades o de determinados grupos. Los intereses colectivos no cuentan.

Dieciocho años de combates no han sido suficientes para darnos cuenta que el egoísmo, las mezquindades, los pactos y las traiciones son los que nos han impedido avanzar. Entre el año pasado y este -que casi finaliza- se han desarrollado actividades que demuestran lo antes narrado. Desde el mismo instante de obtener la mayoría –mutilada- en la Asamblea Nacional, se abrió el abanico de salidas, aunque nunca se promovió la Asamblea Nacional Constituyente, si se planteó enmendar la Constitución para recortar el periodo presidencial, después se transaron por un referéndum revocatorio que fue abortado; también se aprobó el abandono del cargo y recientemente, el 16J, se realizó un plebiscito que resultó incumplido, porque los cogollos lo cambiaron por unas elecciones fraudulentas y chucutas. En menos de un año quedó en evidencia que la agenda opositora está signada por la improvisación. Repito, no empleamos el sentido común y nos dejamos arrastrar por intereses distintos a los anhelos ciudadanos. Millones de venezolanos queremos desplazar este perverso régimen, y desgraciadamente los que aparecen como líderes no desean extirparlo sino ocupar los cargos de los perversos gobernantes. Quedaron al descubierto: persiguen la conquista individual y no la colectiva.

Enfermedad electoral.-

En los próximos días, comenzará una nueva campaña electoral, nada diferente a la que acabamos de vivir. Las regionales sirvieron para humillar a candidatos, desalentar a los ciudadanos pero también sirvieron, para desenmascarar a los farsantes. Las encuestas no se equivocaron, los equivocados fueron los que pactaron esas elecciones con el tirano. Al final doña Tibisay anunció que de las 23 gobernaciones supuestamente se ganaron 5. Falso porque todas quedaron a merced del oficialismo, sometidas a la espuria constituyente. Lo mismo ocurrirá con las alcaldías.

Los candidatos “opositores” no luchan por el país sino por la tentación de alcanzar un cargo de elección popular. Ellos saben que no gobernarán pero, les seduce el hecho de ser llamados ahorita candidatos y si el régimen le da el visto bueno, después del 10/D le dirán “señor alcalde”. No les importa la humillación a la que tendrán que someterse si resultaren favorecidos por el boletín del CNE. Tienen cantada su juramentación ante la asamblea nacional constituyente y sin embargo, sin el menor rubor se lanzan a hacer campaña en ese sainete electoral con el absurdo argumento de no entregar tal o cual municipio al PSUV. ¡Por Dios!

La tarea es otra, que no es precisamente la de darle oxígeno al régimen sino de quitárselo. Candidato que se lance le está haciendo comparsa a la tiranía. Recuerden: la salida será democrática y constitucional pero no electoral. Los malandros jamás aceptarán el escrutinio popular. Para salir del régimen tenemos que estar claros en eso. Es menester mostrar fuerzas para hacer respetar el sentimiento nacional. Basta de sometimiento. ¡Es con ustedes militares! Nuestros militares conocidos en la doctrina como la policía constitucional.

Candidatos patológicos.

Ese comportamiento enfermizo de algunos individuos atraídos por la imaginación de colocarse la banda de alcalde, obstaculiza el empuje que debemos tener contra la tiranía. Presentar candidatos en contiendas electorales después de todo lo que ha ocurrido deja de ser una torpeza para rayar en la enfermedad. Probablemente algunos candidatos son estimulados por el oficialismo para aparentar que estamos en un festín democrático y pretender desvirtuar el talante tiránico del régimen. ¿Cómo hablar de tiranía si hay elecciones? y además, con la presencia de varios aspirantes para el mismo cargo. Otros, no son estimulados directamente por el régimen sino por la tentación que los seduce el regentar una alcaldía aunque sea de rodillas.

De todas maneras, creo que todavía hace falta el purgante de las elecciones municipales para desparasitar definitivamente ese estilo opositor que ha atornillado a los bárbaros rojos en el poder.

¿Volver a comenzar?

En este largo transitar nos hemos tropezado con muchísimos obstáculos. Todo esto, esperemos nos haya servido de aprendizaje. La enorme crisis en la que está envuelto el país no permitirá más ensayos. Llegó el momento de ver emerger esa clase política que aunque también tenga aspiraciones de llegar al poder, entiende muy bien que primero debe estar el país antes que sus ambiciones individuales. Quizá pueda resultar difícil entender que un político renuncie a la posibilidad de ser el protagonista para entregar el testigo a una idea sin importar la identidad de quien lleve la bandera, pero de eso se trata. Venezuela reclama de un objetivo y no de una individualidad. El objetivo es la libertad y la prosperidad. Basta de individualidades y cálculos grupales. O salimos del régimen o el régimen seguirá saliendo de nosotros.

Es la hora del desprendimiento y de amalgamar fuerzas para lograr ese objetivo que nos une de verdad. Los puentes hay que seguir tendiéndolos y asimismo proponernos derribar las murallas que nos han separado.

Pablo Aure

El nuevo reto de la oposición democrática. Por: Fernando Ochoa Antich @FOchoaAntich

El nuevo reto de la oposición democrática

A Juan Pablo Guanipa y a Andrés Velásquez en reconocimiento a su valiente conducta en defensa de la voluntad popular

Fernando Ochoa Antich

La Sala Situacional de Miraflores, constituida fundamentalmente por cubanos y algunos asesores de izquierda radical de origen europeo, planificó, con detalle y sin escrúpulos, la estrategia madurista para superar la crisis política, iniciada en diciembre del 2015, después del triunfo opositor en las elecciones parlamentarias. Su primer paso fue establecer tres objetivos como factores orientadores de esa estrategia: neutralizar la nueva Asamblea Nacional, recuperar la mayoría electoral y fracturar la Mesa de la Unidad Democrática. Las primeras acciones fueron orientadas a alcanzar el primer objetivo: designar inconstitucionalmente a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y a los rectores del Consejo Nacional Electoral, la inhabilitación de los diputados electos del estado Amazonas y la declaración de desacato de la Asamblea Nacional. Al alcanzar el primer objetivo se planificó una importante ofensiva que se inició con la ilegal suspensión del Referendo Revocatorio; el empleo de una violencia criminal para reprimir la protesta ciudadana; la elección fraudulenta de una írrita Asamblea Nacional Constituyente Comunal; y la convocatoria apresurada a la elección de gobernadores, violentando los lapsos legales establecidos y sin incluir la necesaria elección de las Asambleas Legislativas de los estados.

Las rectoras del Consejo Nacional Electoral convencidas de la segura derrota de los candidatos a gobernadores del PSUV, decidieron no sólo plagar todo el proceso electoral de abusos e ilegalidades, sino perpetrar un descarado fraude numérico de los resultados, cuyo caso más emblemático fue el ocurrido en el estado Bolívar. En consecuencia, las elecciones de gobernadores fueron sorprendentemente desfavorables para la oposición. Naturalmente, ha surgido la polémica sobre las causas de la derrota. La opinión pública, en general, cree que dichas causas se encuentran repartidas entre el abuso de poder, la abstención de amplios sectores opositores y el fraude generalizado. No satisfecho con eso, sin haberse aclarado todavía lo ocurrido, Nicolás Maduro, nuevamente haciendo gala de su talante arbitrario y dictatorial, exigió a los gobernadores electos de la oposición, su juramentación ante la írrita Asamblea Nacional Constituyente Comunal, so pena de ser inhabilitados políticamente. Lamentablemente, la decisión de los cuatro gobernadores de los estados Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta, Laidy Gómez, Ramón Guevara, Antonio Barreto y Alfredo Díaz, pertenecientes a Acción Democrática, de aceptar juramentarse en contraposición a la actitud digna de Juan Pablo Guanipa, de Primero Justicia, gobernador electo del estado Zulia; y el enfrentamiento entre Henry Ramos Allup y Henrique Capriles han mostrado públicamente las graves tensiones existentes en el seno de la Mesa de la Unidad Democrática.

Ante estos graves hechos, distintos actores políticos han opinado que se requiere establecer una nueva estructura organizativa para la conducción de los sectores opositores que supere los problemas internos surgidos en la Mesa de la Unidad Democrática. Soy de los que creen que no hay tiempo para hacerlo. El régimen madurista está convencido que es el momento propicio para consolidar su poder y ganar tiempo para enfrentar la inmanejable crisis económica que vive Venezuela. Su estrategia está clara: derrotar a la oposición democrática en las elecciones municipales a realizarse en diciembre y adelantar las presidenciales a principios del año próximo. Este reto obliga a realizar pequeños cambios en la estructura organizativa de la Mesa de la Unidad Democrática para dedicar todo el esfuerzo de su liderazgo a impulsar un amplio y exigente debate entre todos los sectores sociales que permitan definir una línea política para enfrentar exitosamente al régimen madurista. Los dilemas siempre han sido los mismos: ¿Es posible aceptar competir en unas elecciones sin que se modifiquen las actuales condiciones electorales? ¿Existe algún margen de maniobra para poder negociar este único punto con el régimen madurista? La oposición democrática, a excepción de lo ocurrido en 2005, ha participado multitudinariamente en los procesos electorales, pero siempre con serios cuestionamientos al ventajismo oficial y a las dudas surgidas de los escrutinios.

¿Cuál debe ser la línea política que se adopte, en este momento, para enfrentar al madurismo? Particularmente pienso que la dirigencia opositora debe constituir un fuerte movimiento nacional e internacional para exponer la situación actual y exigir el cabal cumplimiento de las normas establecidas, incluyendo una capacitada e imparcial observación internacional, como condición sine qua non para poder participar en ese próximo proceso comicial. Sin embargo, entiendo que dar una respuesta a esta pregunta no es sencillo. Exige tener una mayor información de la que yo dispongo. Lo que sí está claro es que en la Mesa de Unidad Democrática conviven partidos políticos con distintas ideologías y diferentes objetivos. Esa ha sido la causa fundamental de las contradicciones de la Mesa de la Unidad Democrática. Es un aspecto que debe ser superado. No es posible mantener una coalición política si no existen coincidencias en aspectos fundamentales. Al establecerse una línea política, después de un amplio debate, todos los miembros de la alianza deben aceptarla y apoyarla. Si la línea política establecida contradice aspectos ideológicos o compromete intereses de un grupo en particular, la única solución posible es apoyar decididamente la línea política aprobada o retirarse de la coalición.

Es verdad que la unidad tiene una importancia casi mítica en la lucha contra el régimen madurista. Preservarla es fundamental, pero no es posible seguir permitiendo las contradicciones internas. Si la actual crisis en la MUD se hace inmanejable se podría preservar la unidad exclusivamente en el campo electoral, permitiendo que cada partido político mantenga suficiente libertad de acción para realizar el tipo de oposición que considere conveniente. Imaginarse distintos escenarios es imprescindible. La polémica periodista Thays Peñalver realizó en su último artículo un inteligente análisis histórico: “Calle y Voto, Voto y Calle son dos, repito apenas dos de las herramientas esenciales. Pero hay que dejar de mentir con que Maduro se va en dos semanas porque votemos, o porque saltemos a las calles, o porque recemos a los militares. El ciclo de Maduro que –repito, ha terminado- concluye en una implosión como toda revolución. La calle es en extremo necesaria pero no es “La Salida”. Toda toma de la Bastilla conduce a Napoleón. De la crisis constitucional rusa, del caos y el desmembramiento, surge Vladimir Putin como una necesidad… Se tiene que educar al elector, en que la calle debe ser usada para conquistar espacios, derechos y garantías, constante y decididamente. Pero si es usada por los políticos solo para cambiar al régimen y este no sale, las dos salidas obvias que quedan son Maiquetía y la abstención”. Comparto plenamente este análisis, aunque difiero en el final. Si el régimen no sale en esa oportunidad, saldrá en la siguiente. El liderazgo debe tener suficiente fuerza para lograr, aún en la derrota, sembrar el optimismo. Lo inaceptable es rendirse. Venezuela merece cualquier sacrificio. En todo caso, la lucha continúa. Adelante…

Caracas, 29 de octubre de 2017.

fochoaantich

20171029. El nuevo reto de la oposición democrática.docx

VENEZUELA: VOY A VOTAR ¿Qué le estoy diciendo al mundo? Por: Magda Mascioli G. @magdamascioli

VOY A VOTAR ¿Qué le estoy diciendo al mundo?

Por mencionar algunas:

1.- Que estoy en una democracia y no en la dictadura violadora de Derechos Humanos que, por demás, EL MUNDO ya ha reconocido.

2.- Que los gobiernos, las organizaciones mundiales que HAN DESCONOCIDO a la Asamblea Nacional Constituyente, estan equivocados desde el mismo momento en que YO la estoy reconociendo al ir a votar por los que fueron a esa ANC a pedir una certificaciòn para poder postularse. Acción ésta que inequívocamente indica que @unidadvenezuela la està certificando.

3.- Que YO, con mi voto, estoy certificando lo que el CNE ha hecho y está haciendo, desde el mismo momento en que pongo nuevamente en sus manos el proceso de elecciones.

4.- Que YO estoy certificando a los militares que han cometido atrocidades y quienes han EJECUTADO a los muchachos, han robado, agredido, torturado (fotos y videos a la vista para quienes no hayan sido testigos in situ), desde el mismo momento en que, con mi voto, les delego el manejo, traslado y entrega de las cajas en el Plan Repùblica.

5.- Que YO RECONOZCO Y VALIDO lo que dice Maduro en lo que respecta a que estamos en democracia, que no se han violado DDHH, que el CNE es el ente rector absolutamente impoluto, que Tibisay Lucena es una persona proba, que no hay presos politicos, que no es verdad lo de las torturas y homicidios, que los que estan presos son delincuentes terroristas y NO MUCHACHOS QUE LUCHAN POR SALIR DE LA DICTADURA y que todo el proceso es tan legal y tan limpio que YO voy a ir de nuevo a certificarlo con mi voto.

6.- Que TODO lo que ha dicho y hecho @almagro_oea2015  @diego_arria @TAMARA_SUJU  los venezolanos que entregaron firmas para entregar a Maduro, las declaraciones de presidentes a nivel mundial, los comunicados de Organizaciones Internacionales, etc., han partido de falsos supuestos de que aqui está instaurada una dictadura narco, desde el mismo momento en que YO estoy sometiéndome a los actores de ese régimen que ha cometido las atrocidades de las que hemos sido testigos.

7.- Que, en efecto, los de @unidadvenezuela ME REPRESENTAN y REPRESENTAN MI VOLUNTAD cuando hacen lobby para tratar que el regimen no sea reconocido como la dictadura que es y para decir que LOS VENEZOLANOS SALIMOS A LA CALLE y los muchachos PERDIERON SUS VIDAS, ÚNICAMENTE Y EXCLUSIVAMENTE, por las elecciones que ellos promueven.

8.- Que lo que Borges, Zambrano, Ramos Allup, etc., han dicho de que LO UNICO QUE ME INTERESA como ciudadana venezolana son las elecciones y no salir de la dictadura, es verdad.

9.- Que el reconocimiento MUNDIAL de que aqui hay sujetos ligados a drogas y delincuencia de diverso calibre es mentira, DESDE EL MISMO MOMENTO que que YO me estoy sometiendo a sus procesos.

10.- Que las denuncias de los familiares de los muchachos ejecutados, secuestrados, torturados, violados, masacrados, encerrados en penales de alta peligrosidad SON MENTIRA O POR LO MENOS EXAGERACIONES, desde el mismo momento en que A MI, ni siquiera, me tiembla el corazòn ni el pulso para ir a votar de nuevo por los actores que les desgraciaron la vida.

11.- Que lo que las personas que actualmente estan en el lìmite de sus vidas porque no tienen NI SIQUIERA un simple antibiòtido para poder curarse, SIN MENCIONAR a las personas que tienen enfermedades terminales o de tratamiento perenne, en realidad, NO ME INTERESAN ¿verdad? desde el mismo momento en que ME ESTOY PRESTANDO para que el règimen que LOS ESTÀ ASESINANDO se quede hasta 2018 para que sujetos como Ramos Allup, Borges, Lopez, Machado, Rosales, Falcòn, y cualquier otro, SE LANCEN como candidatos en las presidenciales.

12.- Que NO SE PREOCUPEN POR MI porque con las regionales vamos a solucionar todo lo que, a la postre, no ha sido sino producto de exageraciones de la gente “radical” y que no es tan grave.

Y lo màs triste de todo, es el mensaje que YO ME MANDO A MI MISMA, que no es otro que el SUPONER que si lograra yo tener un gobernador de @unidadvenezuela ME ESTOY SALVANDO DE TODAS LAS DESGRACIAS QUE EXISTEN EN EL PAIS. Que voy a tener comida, medicinas, seguridad, etc.

Extrapolando digo que eso es como tener el cuerpo con sepsis (equiparándolo al paìs completo) Y SUPONER que como por fuera las manos, las uñas, la piel, se ven sanas, ENTONCES LA SEPSIS NO ME VA A AFECTAR.

Reflexionando…

Magda Mascioli @magdamascioli

FUENTE: TwitLonger 

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de Aldea42 /¿Ahora la oposición sí cree en el Consejo Nacional Electoral?

 

¡No pongamos la torta! Por: Eddie A. Ramírez S.

¡No pongamos la torta!

Eddie A. Ramírez S.

Hay motivos para estar molestos, pero no pongamos la torta ahora que esta dictadura totalitaria solo cuenta con una pequeña minoría de seguidores y tiene en contra a todos los países democráticos. Abundan los argumentos para no acudir a votar y también para votar. Por ello no es válido descalificar a quienes se inclinan por alguna de las dos opciones. Para decidir es necesario evaluar qué ganamos y qué perdemos.

Argumentos para no votar: 1- Si votamos y ganamos la mayoría de las gobernaciones es seguro que el régimen les quitará atribuciones y las estrangulará no aportandoles los recursos que les corresponden. Es decir, harán lo mismo que le aplicaron a la Alcaldía Mayor y a las gobernaciones de Miranda, Lara y Amazonas. Incluso el atropello puede ir más lejos y sus acólito de la inconstitucional y fraudulenta asamblea constituyente pueden eliminar las gobernaciones.2- Las rectoras tracaleras del CNE ya se pusieron en evidencia ante el mundo, por lo que no dudarían en cometer otro fraude para que los rojiarcas ganen las gobernaciones más importantes. 3- Si acudimos a votar estaríamos reconociendo la legitimidad del CNE y enfriaríamos las protestas de calle. 4- Con votos no sale una dictadura.

Argumentos para votar:1- Contar con gobernaciones en manos de los demócratas debilita al régimen y fortalece la lucha en contra del totalitarismo. 2- Aunque se justifica derrocar al régimen por intervención militar, esa opción no está en nuestras manos. Solo contamos con las valientes protestas de los jóvenes que lanzan piedras y queman alguna tanqueta, así como la presencia de ciudadanos de todas las edades en las calles. A cambio quienes protestan reciben balas y cárcel. Los generales Padrino, Reverol, Sergio Rivero, Zavarce y otros están tan embarrados que no les importa seguir ordenando los atropellos y ser alcahuetas de los paramilitares rojos. Las protestas de calle son necesarias pero no son suficientes para salir del régimen y no es fácil mantenerlas indefinidamente.

Conclusiones:

1- Los argumentos a favor y en contra de votar en las regionales tienen sustento. A los políticos les corresponde evaluar qué ganamos y qué perdemos. Para ello deben tomar en cuenta el interés nacional, el rechazo al régimen y la necesidad de salir del mismo lo antes posible para frenar el deterioro del país. La decisión debe ser de la MUD. Ramos Allup se adelantó, quizá para precipitar una decisión favorable a votar.

2- Si no votamos perdemos la oportunidad de ganar algo. Si votamos y nos quitan el triunfo o le quitan competencias a las gobernaciones no perdemos nada que ya no hayamos perdido. Quienes pueden ser afectados son los candidatos electos, los cuales pueden ir a la cárcel por cualquier excusa. No es cierto que las tracaleras del CNE se pueden salir siempre con las suyas. Está demostrado que cuando se es mayoría abrumadora y se cuenta con testigos
eficientes, no pueden hacer trampas. Las parlamentarias las ganamos por esfuerzo propio y no porque la Fuerza Armada nos apoyó. Sin embargo, hay que estar conscientes de que en una próxima elección las tramposas rectoras estarán todavía más dispuestas a seguir enlodándose.

3- Los países democráticos seguramente entienden que votar es nuestro punto fuerte. El que sea con un CNE tracalero no significa que se reconozca su legitimidad., al igual que cuando nos vemos obligados a pagar un rescate no significa que avalamos la acción de los delincuentes. En el 2005 nos abstuvimos pensando en deslegitimar al CNE y porque la dirigencia estaba convencida de que no podíamos obtener sino una docena de diputados. Hoy somos abrumadora mayoría y muchos estamos consciente de que nada logramos con la abstención. Criticar a los dirigentes que no han apoyado la creación de un gobierno paralelo, es no entender que eso sería rechazado por los gobiernos que hoy nos apoyan. Nuestra fortaleza es aferrarnos a la Constitución. Un gobierno de transición es posible y deseable, pero solo es viable por acuerdo entre las partes. Sería positivo que la MUD proponga un candidato de consenso como abanderado de esta lucha.

4- La espuria constituyente le dará más poder al régimen, terminará de anular a la Asamblea Nacional e intentará que no haya elección presidencial, por eso decidieron que estará activa durante dos años. Solo con las protestas de calle no cae ninguna dictadura, a menos que las mismas sean masivas y no pacíficas y que la fuerza armada decida no reprimirlas. La lucha por la democracia puede prolongarse, aunque no es descartable un hecho inédito. Requerimos votar, seguir con las protestas y tender puentes con quienes hasta hace poco han apoyado al régimen. No pongamos la torta ahora que la civilización se está imponiendo sobre la barbarie.

Como (había) en botica: Nuestra solidaridad con los Magistrados del TSJ electos por la Asamblea Nacional, entre ellos la doctora Elenis Rodríguez, con los alcaldes Gustavo Marcano y Alfredo Ramos, y con la Fiscal General. La luchadora Rocio San Miguel se precipitó al twittear que lo de la Brigada 41 era un falso positivo, pero ello no es motivo para descalificarla ¡No más prisioneros políticos, ni exiliado!

eddiearamirez@hotmail.com

8/8/17 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Exhortación Pastoral: CVII Asamblea Plenaria del Episcopado Venezolano.

CENTÉSIMA SÉPTIMA ASAMBLEA PLENARIA ORDINARIA
DEL EPISCOPADO VENEZOLANO

EXHORTACIÓN PASTORAL:

“JESUCRISTO LUZ Y CAMINO PARA VENEZUELA”.

1. Al comienzo de un nuevo año, los obispos de Venezuela hacemos llegar a nuestros hermanos en la fe y a todos los ciudadanos los mejores votos, junto con nuestra oración, para que tengan un 2017 lleno de bendiciones. Como cristianos hemos celebrado en estos días el nacimiento y la manifestación de Jesús, el Señor, que ha venido como “luz del mundo” (Jn 8,12) y salvación para todos los pueblos. Él nos invita a iluminar los ambientes en que nos desenvolvemos con la claridad de la verdad, la libertad, la justicia y la solidaridad, procurando integrar a esta tarea a quienes no comparten nuestra fe o nuestras convicciones, pero quieren construir una convivencia fraterna y pacífica. Si bien hablamos como cristianos católicos, nuestras reflexiones y preocupaciones las ofrecemos a todos, sin distinción de credo, de inclinaciones políticas o sociales. El país nos duele a todos, y el clamor y la angustia de la gente son también nuestros.

El OSCURO PANORAMA DE VENEZUELA

2. La actual realidad venezolana es extremadamente crítica. Una gran oscuridad cubre nuestro país. Estamos viviendo situaciones dramáticas: la grave escasez de medicinas y alimentos, ¡Nunca antes habíamos visto tantos hermanos nuestros hurgar en la basura en búsqueda de comida!, el deterioro extremo de la salud pública, la alta desnutrición en los niños, la ideologización en la educación, el altísimo índice de inflación con la consecuente pérdida del poder adquisitivo, la corrupción generalizada e impune, propiciada particularmente por el control de cambio, el odio y la violencia política, los elevados índices de delincuencia e inseguridad, el pésimo funcionamiento de los servicios públicos, dibujan un oscuro panorama que se agrava cada día que pasa, porque no se ponen correctivos a los males y porque la causa que los genera avanza como una tenaza que se va cerrando, con sus secuelas opresivas y destructoras. Esta cultura de muerte en la que estamos sumidos configura un estado de acciones y decisiones moralmente inaceptables que descalifica éticamente a quien lo provoca, mantiene o justifica.

3. La obstrucción del Referendo Revocatorio del mandato del Presidente de la República por parte del Consejo Nacional Electoral ha provocado rechazo, desencanto y frustración de la ciudadanía. El intento de cercenar las atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional y la ola de represión y persecución política que se ha desatado en últimos días lesionan gravemente el ejercicio de la institucionalidad democrática. Sólo en regímenes totalitarios se desconoce la autonomía de los poderes públicos y se impide la libre manifestación de la ciudadanía.

4. Muchas son las razones que han conducido al país a la actual situación. La causa fundamental, como lo hemos afirmado en otras ocasiones, es el empeño del Gobierno de imponer el sistema totalitario recogido en el “Plan de la Patria” (llamado Socialismo del Siglo XXI), a pesar de que el sistema socialista marxista ha fracasado en todos los países en que se ha instaurado, dejando una estela de dolor y pobreza.

5. Es necesario incluir en el inventario negativo el infructuoso diálogo entre el Gobierno y la Oposición, en el cual la Sede Apostólica aceptó participar como facilitador por la invitación de las partes en conflicto. Dicho diálogo suscitó esperanza en la mayoría de los venezolanos, pero su resultado fue decepcionante, a causa, principalmente, del incumplimiento, por parte del Gobierno, de los acuerdos a que se había llegado en la reunión del 30 de octubre de 2016.

6. Agradecemos vivamente la disposición de servicio del Papa Francisco y lamentamos que su contribución a la paz de Venezuela haya sido mal interpretada. El diálogo, positivo y necesario en sí, exige, para ser fructífero y exitoso, una plataforma común de objetivos definidos y, sobre todo, una actitud de ánimo respetuosa y receptiva en los participantes, la cual conlleva superar la intolerancia y la autosuficiencia.

7. Los obispos venezolanos, en comunión con el Santo Padre Francisco, reiteramos las condiciones para continuar el diálogo señaladas por el Secretario del Estado Vaticano, el Cardenal Pietro Parolín, en su carta del 01 de diciembre de 2016: “1. Aliviar la grave crisis de abastecimiento de comida y medicinas que está sufriendo la población. 2. Las partes concuerden el calendario electoral que permita a los venezolanos decidir sin dilaciones su futuro. 3. Se tomen las medidas necesarias para restituir cuanto antes a la Asamblea Nacional el rol previsto en la Constitución; 4. Se apliquen los instrumentos legales para acelerar el proceso de liberación de los detenidos”.

LUCES PARA CONSTRUIR LA NUEVA VENEZUELA

8. El verdadero cristiano es “sal de la tierra y luz del mundo” (Mt 5,13.14). No esconde su luz, sino que la hace brillar delante de los hombres para que sus buenas obras iluminen a la sociedad y alaben al Padre celestial (Cf. Mt 5,16). Busca el bien común guiado por una conciencia recta.

9. ¿Cómo ser portadores de luz y esperanza en un panorama de oscuridad y de muerte? Este es el desafío que nos interpela más profundamente como ciudadanos y como creyentes. Los preceptos “ama a tu prójimo como a ti mismo’’ (Mt 22,39) y “no matarás” (Ex 20,13), es la voz de Dios que resuena en el fondo de nuestras conciencias. La misión del cristiano, en cualquier circunstancia, es anunciar al Dios de la vida y revertir la cultura de muerte en cultura de vida.

10. Es necesario generar gestos valientes e iniciativas innovadoras que motiven a esperar contra toda esperanza (Cf. Rom 4,18), para construir una convivencia libre, justa y fraterna; es tarea que nos compete a todos, cada cual según su posición. Es una responsabilidad ineludible porque frente al mal nadie puede permanecer como simple espectador. El llamado es a ser protagonistas del presente y del futuro de nuestro querido país.

11. Las urgentes necesidades de las personas, familias y comunidades reclaman de las autoridades respuestas inmediatas. En este momento es necesario que el Estado venezolano acepte la ayuda internacional, ofrecida por varios países y organizaciones. La Iglesia pone a disposición su infraestructura organizativa (diocesana, parroquial, comunidades eclesiales, Cáritas y otros organismos) para ayudar a enfrentar las carencias de tantos hombres, mujeres y niños en situación de riesgo. Hay muchas otras instituciones e iniciativas privadas dispuestas a contribuir al bien de todos. Con el concurso de los medios y redes de comunicación promovamos la solidaridad nacional que nos lleve a encontrar respuestas valederas ante la urgencia de alimentación y salud.

12. Tal como declaramos en el Mensaje de la Asamblea Conjunta con los Laicos (08-09/01/17), estimamos que el pueblo clama por un cambio profundo de la orientación política del país que sea producto de la decisión del pueblo soberano (CRBV 5): o el Socialismo del Siglo XXI, ausente de la Constitución, o el sistema democrático establecido en la Constitución. El país exige un itinerario electoral, tal como se acordó en la Mesa de Diálogo.

13. Es urgente emprender entre todos acciones que conlleven a la superación de la crisis del país: reactivar el aparato productivo, garantizar la vigencia del Estado de derecho, reconstituir el tejido social fracturado, valorar la ética personal, familiar y comunitaria, fomentar la honestidad y la responsabilidad en la vida pública, promover la reconciliación entre las personas y grupos y, en definitiva, renovar la vida completa del país.

14. Ante la desesperanza reinante, que paraliza la dinámica de toda buena y oportuna iniciativa, exhortamos a todas las agrupaciones políticas, a las distintas confesiones religiosas, a los gremios y asociaciones, a las universidades y al amplio mundo educativo, a los medios de comunicación, a lograr puntos de encuentro que favorezcan la articulación de los diversos sectores en un proyecto común de país. Tengamos confianza y esperanza en nuestras capacidades para cambiar la actual situación.

15. Acogemos lo expresado en el Mensaje de Año Nuevo y la Jornada Mundial por la Paz de la Arquidiócesis de Caracas, “en torno a la liberación de los presos por hechos conexos con actividades políticas. Tanto el Poder Judicial como el Gobierno Nacional tienen instrumentos legales y constitucionales para poner en libertad inmediata a la mayoría de esos ciudadanos, más de un centenar, que sufren una prisión injusta. Además, aunque estuvieran presuntamente incursos en delitos, todos ellos deberían ser procesados en libertad, tal como lo dispone el Código Orgánico Procesal Penal”.

16. Pedimos a Dios que ilumine a nuestros dirigentes a fin de que se logren a la mayor brevedad los acuerdos necesarios para superar la crisis. Imploramos su bendición sobre todos los habitantes del país.

17. Invocamos a nuestra Madre, la Virgen María de Coromoto, para que interceda ante su hijo Jesucristo en estos momentos decisivos para el futuro de la patria. Invitamos a todos los ciudadanos a unirse a nuestras súplicas y a ser luz y camino para Venezuela.

Los Arzobispos y Obispos de Venezuela.

Caracas, 13 de enero de 2017.

CVII ASAMBLEA PLENARIA ORDINARIA DEL EPISCOPADO VENEZOLANO.docx

Rectoras ¨dopadas¨y Acuerdo Nacional. Por: Eddie A. Ramírez S.

Las Rectoras ¨dopadas¨ y Acuerdo Nacional
Eddie A. Ramírez S.

Los Juegos Olímpicos han degenerado. Antes no competían atletas que devengaban ingresos por practicar el deporte, no existía el dopaje y durante las Olimpíadas se suspendían las guerras. Hoy hay atletas que ganan millones, un creciente porcentaje se dopa, no existe un armisticio entre quienes están en guerra y un egipcio mahometano se niega a saludar a un judío israelí. Desde luego respetamos a la mayoría de los atletas que juegan limpio. Quizá las olimpíadas reflejan lo que sucede en muchos países, en los cuales personas inescrupulosas utilizan el engaño para imponerse.
Tal es el caso de las cuatro Rectoras del CNE quienes se ¨dopan¨ con patrañas amparadas con el poder que detentan circunstancialmente para actuar con ventajismo con el objeto de avalar a un régimen dictatorial. Olvidan que el pueblo las abuchea y las desprecia, tal como los espectadores en Rio con los atletas que han utilizado sustancias prohibidas.
Ante esta aberrante actuación de las rectoras del CNE y del TSJ, la salida electoral se complica. Abundan razones para recordar la frase de Churchil ¨ A quienes solo entienden el lenguaje de la violencia hay que hablarles en el idioma que puedan entender ¨. De una u otra forma saldremos de este totalitarismo. ¿Será posible lograrlo conjuntamente con aquellos que erraron el rumbo?
Destacados compatriotas encabezados por Maxim Ross, Juan Garrido y Werner Corrales piensan que ello es posible y presentaron el documento ¨Acuerdo Nacional para el Progreso y la Paz ¨, el cual fue avalado por varias organizaciones. Un acuerdo nacional es imprescindible. Por ello aplaudimos cualquier iniciativa en esta dirección. El problema, tal y como reconocen sus autores, es que ¨´Todo lo dicho en este documento luce idílico si no se logra que convivan las distintas doctrinas e ideologías¨.
Las líneas generales del documento son aceptables como guía para la dirigencia democrática. El quid es si es posible incorporar en el Acuerdo a quienes han avalado los atropellos a la Constitución. Esto no es fácil, ya que la lucha no es entre ellos y nosotros, sino entre demócratas y totalitarios.
Quizá para atraer a quienes hasta recientemente han estado del lado del régimen, el documento magnifica errores del pasado y olvida los atropellos actuales. El mismo señala que ¨Esta crisis no es nueva: se origina en el modelo económico, social y político que ha dominado la Venezuela contemporánea … ¨, lo cual compartimos. Sin embargo, añade ¨… y que se ha exacerbado en los últimos años, encontrándonos ahora en un punto de inflexión histórico¨. Esta segunda parte es demasiado condescendiente con los rojos, ya que no es cierto que lo heredado se haya exacerbado, sino que los rojos han incurrido en hechos nunca vistos, como la apropiación indebida de bienes del sector privado y acoso a empresarios, persecución masiva de disidentes y utilización tramposa del sistema electoral. Esto no existió en los 40 años de democracia, ciertamente imperfecta y que en algunos episodios violó derechos humanos en medio de una subversión armada.
Además, no es cierto que, como dice el documento, ¨ La experiencia histórica nos dice que las prácticas de exclusión política que se inician y se mantienen desde el siglo XIX hasta hoy…¨. Realmente, durante los 40 años citados convivieron en el Congreso todas las ideologías y solo cuando un grupo procedió a tomar las armas, robar bancos y secuestrar a ciudadanos fue cuando se produjo la exclusión de los rojos de entonces, los cuales fueron al poco tiempo perdonados.
Con respecto a política petrolera plantea crear otro(s) sistemas de propiedad, control y manejo de la Industria Petrolera. Sobre este punto hay que recordar que la Constitución establece que las acciones de Pdvsa son del Estado, por lo que no cabe otro sistema de propiedad, salvo que se modifique la Carta Magna. Lo que sí procede es recuperar a Pdvsa, la cual no podrá tener la dimensión del pasado, y que el crecimiento sea vía las empresas mixtas en las cuales el Estado sea socio minoritario pero con un mecanismo que asegure que su voto sea decisivo en aspectos importantes.
En síntesis, consideramos que es necesario un Acuerdo Nacional en el que participen algunos de quienes están en el poder. También habrá que olvidar algunos atropellos. Esto último no es fácil de aceptar. Para quienes no están enterados, mi hija fue agredida injustificadamente con 110 perdigones disparados a quemarropa por guardias nacionales, fue despedida de su trabajo, mi yerno fue dado de baja del ejército y me negaron la pensión después de estar jubilado, pero estoy consciente de que en aras de la gobernabilidad y de la paz habrá que olvidar algunos hechos sin dejar de señalarlos. Sobre los culpables recaerá la sanción moral del desprecio popular.
Como (había) en botica: Felicitaciones a Yulimar Rojas por su medalla de plata. Eulogio Del Pino pretende esconder el descenso de la producción de petróleo. La realidad es que no informó a la Opep la producción actual y esta organización reportó que la misma es de 2.095.000 barriles por día. Para manipular, a Del Pino solo le faltó incluir como barriles producidos el equivalente a la leña y carbón quemado en fogones rurales. Exigimos revocatorio y elecciones regionales este año.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 16/8/16 Noticiero Digital, Runrunes

Al borde de la violencia. Por: Fernando Ochoa Antich. @FochoaAntich

imagesFOA.jpgAl borde de la violencia

Fernando Ochoa Antich.

Esa es la tragedia que vive Venezuela. Las ambiciones de Nicolás Maduro y del régimen chavista de permanecer eternamente en el poder y los desastrosos resultados de su gobierno han generado un creciente e incontrolable grado de tensión social y anarquía, que puede conducir a nuestro país a un fatal desenlace, con un elevado costo en pérdidas humanas y materiales. Los síntomas de esta angustiante situación están a la vista: saqueos de supermercados y transportes de alimentos, creciente descontento por el incremento del costo del pasaje, prolongadas suspensiones del servicio de electricidad y agua en amplios sectores populares y de Clase Media, permanentes enfrentamientos entre bandas delictivas fuertemente armadas contra organismos y efectivos policiales y militares, un escandaloso saldo de víctimas de la violencia criminal, total pérdida de la autoridad y control en los Centros Penitenciarios, ausencia de la autoridad del Estado en amplios espacios nacionales; y lo más grave, una absoluta impunidad ante la ley, a causa de la partidización y corrupción del Poder Judicial.

El general Vladimir Padrino López ha emitido, en medio del rechazo y la insatisfacción de los venezolanos, un instructivo ministerial mediante el cual ordena a toda la Fuerza Armada Nacional la ejecución de un programa especial de entrenamiento para atender alteraciones del orden público. A este respecto es oportuno recordar que el artículo 328 constitucional establece que la Fuerza Armada Nacional cooperará en el mantenimiento del orden interno, concepto diferente al del orden público, el cual le corresponde ejercerlo exclusivamente a la autoridad civil, según lo establece el artículo 332 constitucional. En consecuencia, lo primero que debería hacer el general Padrino López es proponer la restitución a la Policía Nacional, a las policías regionales y municipales de sus capacidades operativas y funcionales, las cuales les fueron cercenadas de manera arbitraria y caprichosa dejándolas a merced de la delincuencia, y con graves limitaciones para cumplir sus responsabilidades. De esta manera, evitaría un empleo de la FAN inconveniente y prematuro.

Creo necesario, definir y diferenciar doctrinariamente los conceptos de Defensa Militar, Orden Interno y Orden Público, para poder emitir una opinión sobre dicho instructivo. La Defensa Militar está referida al empleo de la FAN para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, ante cualquier agresión externa. El Orden Interno, se refiere a la estabilidad de las instituciones. La FAN, de acuerdo a la Constitución de 1999, solo podría ser empleada cuando dicha estabilidad se vea amenazada por factores que rebasen la capacidad de los organismos civiles de seguridad. El orden público y su preservación, corresponde exclusivamente a los organismos civiles de seguridad, los cuales actúan para proteger a los ciudadanos, apoyar las decisiones de la autoridad competente y asegurar el pacífico disfrute de las garantías y derechos constitucionales. Es verdad, que la Guardia Nacional ha sido utilizada tradicionalmente en operaciones de mantenimiento del orden público, pero a partir de la aprobación de la Constitución de 1999, el artículo 332, exime taxativamente a la FAN de esa función. Definitivamente, el instructivo ministerial no tiene justificación.

Estos planteamientos teóricos son intrascendentes ante la realidad que enfrenta Venezuela. El ministro de la Defensa, los Altos Mandos y los cuadros de la Fuerza Armada Nacional deben haber evaluado, con verdadera preocupación, el proceso de creciente anarquía que enfrenta nuestra sociedad. No tengo duda en afirmar que la situación es de tal gravedad que podemos estar a las puertas de un proceso de violencia que comprometería la paz y la estabilidad institucional de la República. Ustedes deben conocer, con absoluta certeza, que la situación nacional no tiene ninguna posibilidad de solución mientras permanezca en el poder Nicolás Maduro y el actual régimen político. La Fuerza Armada Nacional debería actuar como un factor de poder y convencer institucionalmente al gobierno nacional para que acepte aplicar la alternativa constitucional del Referendo Revocatorio, este año, a objeto de que sean los venezolanos quienes decidan el destino del país. De no lograrlo, tendrán la trágica obligación de tener que enfrentar los estallidos de violencia y responsabilizarse por la inmensa represión que deberán aplicar. Recuerden los dolorosos acontecimientos del 27 de febrero de 1989.

Caracas, 24 de abril de 2016
fochoaantich

@FochoaAntich.

Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 4/25/2016 08:16:00 p. m.