Archivo de la etiqueta: Ediee Ramirez

¿Qué hacer con nuestra industria de hidrocarburos? Por: Eddie A. Ramírez S. #Opinión #Venezuela

¿Qué hacer con nuestra industria de hidrocarburos?

6 agosto, 2019 Eddie A. Ramírez S.

Nuestra industria de hidrocarburos está desmantelada tanto en su infraestructura como en sus recursos humanos. Sin embargo contamos con la presencia de abundante materia prima, tanto petróleo, como gas, y todavía es una de las pocas áreas en las que tenemos ventajas comparativas y competitivas. El reto es cómo volver a poner en marcha esta vital industria destrozada por el régimen de Chávez-Maduro.

Las transnacionales la desarrollaron con gran eficiencia. Cierto que inicialmente se aprovecharon de nuestra ignorancia del negocio y de la corrupción de la dictadura de Gómez, pero a partir de la Ley- Convenio de 1943 los venezolanos fueron aplicando medidas de control y aprendiendo el oficio. Como quiera que las concesiones vencían en 1983, las compañías, en defensa de sus intereses, dejaron de invertir y se limitaron a ordeñar el negocio. Sin embargo, hay que reconocer que se preocuparon por adiestrar personal venezolano. Esto permitió que al momento de la estatización, nuestros profesionales pudiesen asumir exitosamente las operaciones y la gerencia.

La opción a no estatizar hubiese sido ampliar el lapso de vencimiento de las concesiones, punto impensable para los políticos de la época. A pesar de los temores de muchos de que sucedería lo mismo que con las otras empresas del Estado, es decir la politización y quiebra de las mismas, Pdvsa y filiales resistieron por varios años la intromisión política partidista, con las excepciones que confirman la regla. Sin embargo, gradualmente el sector político empezó a inmiscuirse, como lo ha narrado Gustavo Coronel.

Chávez propinó el zarpazo final, ya que para su proyecto político era imprescindible ponerle la mano a Pdvsa y filiales. Algunos todavía sostienen que la eliminación de las filiales facilitó la toma, pero eso es desconocer la naturaleza del régimen. Lo que sí es cierto es que convertir a los directivos de Pdvsa en operadores afectó transparencia de su manejo.

Ahora se discute si el nuevo gobierno, que inevitablemente llegará, debe privatizar a Pdvsa o recuperarla.

A favor de privatizar se alega que el Estado no debe invertir cuantiosos recursos que debería destinar a educación, salud e infraestructura; además, que más temprano que tarde se produciría una nueva injerencia política en su manejo. Al respecto hay varias propuestas de estudiosos del tema que deberían tomarse en cuenta.

Entre quienes predican que debe ser recuperada como empresa del Estado una mayoría piensa de buena fe que los ingresos petroleros son imprescindibles para reactivar la economía; estos compatriotas deben analizar que durante muchos años esos ingresos serán magros, mientras que las inversiones deberán ser cuantiosas. La vía de los impuestos puede ser una mejor opción. Otro grupo alega que por razones de soberanía la industria petrolera debe ser del Estado. Aunque respetamos este punto de vista, ojalá sus defensores se percaten que ya no estamos en el siglo XIX. Hoy hay muchas maneras de proteger activos considerados importantes para la nación, sin necesidad de poseerlos.

El grupo que más preocupa es el integrado por buitres que piensan que las empresas del Estado son para colocar a los amigos y compañeros de tolda política, o que visualizan jugosos contratos con repartición de comisiones.

La decisión dependerá del grado de influencia de los grupos y será determinante la ideología de los mismos. Por declaraciones de la mayoría de los dirigentes de la oposición pareciera que la decisión será recuperar a Pdvsa y mantenerla como empresa del Estado.

Ojala entiendan que tendrá que ser una empresa diferente a la del pasado y del presente. Guste o no, tendrá que ser más pequeña y la industria deberá tener mayor apertura al sector privado. Un factor crítico serán los recursos humanos. Los nuevos profesionales que ya han adquirido experiencia deben ser el pivote de la recuperación. Los directores, muchos gerentes y otros activistas políticos tendrán que ser sustituidos. De los que fueron despedidos en el 2002-2003 regresarán los que hagan falta. A todos habrá que reconocer los derechos violados, para lo cual Gente del Petróleo y Unapetrol han presentado una propuesta ante la Asamblea Nacional.

Si la decisión es mantener a Pdvsa y a otras empresas como compañías del Estado habrá que identificar a muchos directivos como el general Rafael Alfonzo Ravard, que resistan la influencia de la política partidista y las manejen como negocio al servicio de la Nación. Ojalá, desde ya, los partidos políticos firmen un acuerdo de no injerencia, salvo la fijación de las políticas a seguir por esas empresas.

Como (había) en botica: Felicitaciones a El Nacional por sus 76 años de lucha. La ratificación de la Directiva de Citgo, designada por el presidente (e) Guaido, por tribunal de USA evidencia el buen trabajo de nuestros representantes. Admiramos el excelente trabajo de defensa de los derechos humanos que realiza Tamara Sujú. Ojalá se concentre en los mismos y no los mezcle con su percepción política. Los ballesteros que disparan flechas envenenadas hacia las filas de la oposición, para ver si agarran a incautos con las mentiras solo favorecen a la dictadura ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez Noticiero Digital. Runrunes y Digaloahi digital

Los regalos del “niño”Rafael. Por: Eddie A. Ramírez S. #Opinión #Venezuela

Los regalos del “niño”Rafael

22 diciembre, 2018 Eddie A. Ramírez S.

Rafael predica que fue un excelente administrador. Ello le permitió ser generoso y dar costosos regalos a diestra y siniestra. Era algo así como el Niño Jesús de La Lagunita, el Papá Noel de Neully-sur Seine en París, el Santa Claus de Kensington en Londres y del Upper East Side en Nueva York. Es decir, un “niño” que otorgaba dádivas valiosas. Pero este “niño” Rafael regaló lo que pertenecía a la Nación. Pensó que, como el Niño de Atocha, tenía el mundo en sus manos, sin percatarse sobre qué estaba sentado.Ocasionó gran daño por el dinero que donó a Illarramendi, el que mandó a Kirchner a través de Antonini, el del sobreprecio que pagó por la gabarra Aban Pearl y muchos otros regalos en efectivo. Sin embargo, el mayor daño fue el ocasionado a las actividades de exploración, producción y refinación. Aquí nos referiremos solo a esta última.

Cuando asumió las riendas de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) las seis refinerías en el país tenían capacidad para procesar 1.293.000 barriles por día (b/d). Además, las cuatro Asociaciones Estratégicas podían tratar en los llamados “mejoradores” 556.000 b/d de petróleo pesado para transformarlo en un producto más liviano. Por falta de mantenimiento y de inversión, se estima que las refinerías operan por debajo del 20 % de su capacidad y los “mejoradores en un 50%. Por ello, importamos gasolina, diesel, aceites y otros productos derivados.

Las directivas de la Pdvsa meritocrática visualizaron que para cumplir con los planes de producir seis millones de b/d de petróleo era necesario asegurar mercado en el exterior. Por ello diseñaron una estrategia para adquirir refinerías. En Estados Unidos se adquirieron, total o parcialmente, nueve refinerías, con una capacidad de procesamiento de 1.805.000 b/d y nueve en Europa, con capacidad de 1.020.000 b/d, para un gran total junto con los socios de 2.825.000 b/d., de los cuales 1.583.000 b/d correspondían a Pdvsa. Al respecto, los políticos de extrema izquierda criticaron porque las mismas estaban operando con mucho petróleo comprado a otros países, lo cual era previsto mientras aumentaba nuestra producción. La otra objeción era que debían construirse en Venezuela, argumento sin base, ya que lo que se estaba adquiriendo era mercado y, además, que “en las mismas no había trabajadores venezolanos”.

Con respecto a Citgo los rojos alegaron que recibía petróleo de Pdvsa por debajo del precio internacional. Sobre este punto, José Toro Hardy escribió : “Es cierto que se estipuló un precio que permitiese a Citgo un flujo de caja positivo a fin de de instalar procesos de conversión profunda para procesar los crudos pesados venezolanos. Sin esos financiamientos Pdvsa hubiese tenido que invertir 7.500 millones de dólares en efectivo “

El “niño” Rafael decidió regalar varias de esas refinerías. Vendió a precio de gallina flaca cinco en Europa y cinco en Estados Unidos por lo que donó activos muy valiosos y muy difíciles de reponer. Con lo que perdimos un total de 2.027.000 b/d de posible colocación de nuestros crudos, de los cuales 784.000 b/d eran netos de Pdvsa. Por otra parte, decidió comprar participación en refinerías en Cuba, Jamaica y República Dominicana. Es decir que cambio zapatos por alpargatas, con el agravante de que Cuba se apropió de nuestra participación alegando deudas de Venezuela, y Jamaica nos botó. Además, Curazao está a punto de rescindir el contrato de arrendamiento de la refinería ubicada en esa isla y que procesa 335.000 b/d .

Cabe recordar algunas declaraciones del “niño” Rafael sobre las refinerías en el exterior. El 27 de setiembre 2011 dijo que “Venezuela y Pdvsa buscarán firmar contratos de suministro y no tener activos en el exterior, que además nos amenazan constantemente en actuar sobre ellos. Pdvsa es una empresa de producción de petróleo”. En agosto del 2014 sentenció “Citgo es muy atractivo para un refinador, pero para una empresa cuyo objetivo fundamental es producir petróleo, no tanto”.

El mismo “niño” ignorante anunció varias veces que quería vender Citgo porque no era un buen negocio. Sin embargo, en el Informe 2013 de Pdvsa, el Comisario consignó que entre 1998 y 2013 Citgo generó ganancias por 8.900 millones de dólares ( un promedio de 556 millones por año) y aportó a Pdvsa 9.300 millones de dólares como dividendos. Coener y la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo presentaron documentos que comprueban la inconveniencia de vender esas refinerías.

Rafael Ramírez no es niño y tampoco inocente. Ahora pretende hacernos creer que su gestión fue brillante y que Chávez fue un gran presidente. Ni lo uno, ni lo otro. Ambos pasarán a la historia por hundir a Venezuela, destruir su industria petrolera, empobrecer y dividir a los venezolanos, violar los derechos humanos y alcahuetear la corrupción. Las investigaciones determinarán si se aprovecharon o no de recursos de la Nación.

Como ( había ) en botica: Pedimos al Niño Jesús unión de los opositores como requisito necesario, pero no suficiente, para sacar a Maduro. El Plan presentado por el Frente Amplio Venezuela Libre debe es un buen punto de partida. Lamentamos el fallecimiento del apreciado y distinguido periodista José Suárez Nuñez ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez

Etiquetas: Eddie A. Ramírez

Desacuerdos sobre los acuerdos. Por: Eddie A. Ramírez S. #Opinión #Venezuela

Desacuerdos sobre los acuerdos

20 noviembre, 2018 Eddie A. Ramírez S.

En los negocios no es difícil llegar a acuerdos ganar-ganar, en los que hay pocos desacuerdos. En política ello es prácticamente imposible. Quizá porque es más complicado estimar la relación entre costo y beneficio y porque hay muchos aficionados que pretenden conocer la mejor opción. También porque la mayoría de los políticos no tienen formación gerencial. Esto no quiere decir que los gerentes deban invadir el coto de caza de los políticos, sino que el Siglo XXI exige otro tipo de formación a quienes pretenden ser dirigentes.

¿Alguien conoce un acuerdo político en el que todos queden satisfechos? Cuando Bolívar y Morillo se abrazaron y pusieron fin a la guerra a muerte, seguro algunos criollos tildaron de colaboracionista al Libertador, mientras que unos peninsulares quizá pidieron el garrote vil para Morillo por traidor. A cien años del fin de la I Guerra Mundial, todavía algunos discuten si el Tratado de Versalles era lo apropiado o si el mismo dio pie a la II Guerra. Nuestros amigos colombianos tienen profundas diferencias sobre la firma del tratado de paz con los terroristas de la FARC y la Primer Ministro Theresa May tiene mayitis aguda por la discusión sobre el acuerdo que sustituiría el Brexit. Entonces, ¿por qué nos extrañamos que aquí se desaten los demonios sobre el reciente Acuerdo de la Asamblea Nacional para impulsar una solución política aprobada por unos supuestos “colaboracionistas” y rechazada por quienes se dicen la “verdadera “oposición?

Desde luego el Acuerdo pudo ser mejor. Por ejemplo, en el punto segundo que dice: “Afirmar que una solución política hará posible la construcción, sin venganza ni persecución, de un gobierno de paz y reconciliación nacional ….”., se pudo agregar la palabra justicia, para que la frase diga “Afirmar que una solución política hará posible la construcción, sin venganza ni persecución, pero con justicia, ……”. En el punto quinto, en vez de decir que es“inconstitucional la pretensión de Nicolás Maduro Moros de continuar usurpando los poderes presidenciales a partir del 10 de enero de 2019”, solo haber reiterado que es inaceptable que Maduro siga usurpando la presidencia, omitiendo la fecha.

¿Era difícil llegar a un Acuerdo realizando los cambios mencionados? Criticar el Acuerdo porque un dato numérico está equivocada o porque no menciona tal o cual delito es válido, pero rechazarlo es buscarle cinco patas al gato. ¿Queremos salir del totalitarismo lo antes posible con los medios que disponemos, aunque tengamos que tragar grueso, o seguiremos dándole largas al asunto pensando que disponemos de los recursos para lograr derrocarlo por la fuerza? Confieso que si percibiera que contamos con los medios sería partidario de no negociar con los bandidos que usurpan el poder, pero deseos no preñan.

Es cierto que la dictadura quiere realizar otro diálogo solo para ganar tiempo, pero una negociación bien llevada pareciera la única opción viable. Para ello hay que exigir previamente lo que recalca el cardenal Urosa: “reconocimiento de las atribuciones de la Asamblea Nacional, medidas para solucionar la crisis social, libertad de los presos políticos y compromiso de elecciones transparentes” y disolver la Constituyente pirata. Desde luego que conociendo las tracalerías de los rojos, esto debe contar con garantes comprometidos y con facilitadores entre los cuales no esté el parcializado Rodríguez Zapatero, quien se auto descalificó. Hay que estar conscientes de que el régimen hará lo posible por retener el poder y apelará a cualquier método, especialmente a la violencia. El reciente proceso electoral estudiantil en la Universidad de Carabobo puso una vez más en evidencia las reacciones de Maduro y su pandilla cuando pierden una votación.

Como (había) en botica: El Congreso del Frente Amplio Venezuela Libre evidenció el poder convocante de ese movimiento. El 23 presentarán las conclusiones producto de las deliberaciones en los estados. Mercedes De Freitas declaró que el Informe de Transparencia Venezuela indica que “la pésima gestión, la politización y la corrupción acabaron con Pdvsa”y alerta “sobre la presencia voraz de la Fuerza Armada en el negocio petrolero”. Las denuncias sobre torturas en el Sebín y en la Dirección de Contrainteligencia Militar indican que es una política de Estado. Los testimonios de Saleh, Caguaripano y de Vilca no pueden pasar desapercibidos. Por fin Linda Loayza logró justicia, pero no en nuestros tribunales, sino ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Luis Carrera Almoina, su secuestrador, torturador y violador, está libre gracias a la “justicia”impartida por una juez venezolana. En su excelente libro Memoria del comunismo, Federico Jiménez Losantos narra que “La quintaesencia del comunismo es no reconocer la realidad. Si falla una profecía, se hace otra; si un error queda al descubierto, se descubre una explicación sobre las mismas bases: una oscura conspiración de los arteros enemigos de la revolución”. ¿Suena conocido? ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com 20/11/18 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Una pizca más de sensatez. Por: Eddie A. Ramírez S. #Venezuela

Una pizca más de sensatez

Eddie A. Ramírez S. 2 octubre, 2018

Ser sensato debe ser muy aburrido. De vez en cuando hay que cometer alguna desmesura para disfrutar la vida con intensidad. Pretender que nuestra dirigencia y los ciudadanos en general nos comportemos siempre con responsabilidad, con mesura y aplomo es una utopía. Dirigentes y dirigidos nos equivocamos y tenemos la tendencia humana a no reconocer errores y por ello se nos dificulta rectificar.
Sin embargo, seríamos torpes si nos equivocamos todo el tiempo y nunca estemos dispuestos a enderezar entuertos. En esta lucha en contra del totalitarismo hemos cometido algunos errores, pero también hemos tenido aciertos. Ahora, que contamos con un gran apoyo de las democracias del mundo, requerimos una pizca más de sensatez para lograr una unidad que muestre al mundo que sí hay una alternativa de poder. Caso contrario, ese apoyo se irá erosionando y en Venezuela se impondrá el desaliento.
Esa unidad la tuvimos en varias etapas de esta lucha por la democracia, por lo que no debería ser difícil reconstruirla. Quizá el escollo es que algunos creen que ya los mangos están bajitos y pueden cosecharse, sin mayor esfuerzo, acudiendo a votar o mediante negociaciones bien llevadas, mientras que otros los perciben más altos y quieren recurrir a las piedras para apearlos.
Esta diferencia no puede ser tan insalvable. Para cosechar los mangos bajitos se debe contar con una organización perfecta que impida la trampa y, principalmente, que los ciudadanos estén dispuestos a votar. Al respecto hay que entender que ningún líder tiene suficiente carisma para entusiasmar a unos votantes que eluden bejucos por estar picados de culebra. También hay que considerar la desconfianza en negociaciones, dado que las anteriores no han dado fruto, tanto porque no es fácil que un totalitarismo claudique, asi como por falta de unos facilitadores imparciales.
Quienes piensan que la única forma de agarrar los mangos es a pedradas, deben evaluar si cuentan con piedras de tamaño adecuado y suficiente puntería. Hasta el presente, muchos valientes fueron víctimas de la represión. Gracias a ellos, a la gestiones internacionales de muchos de nuestros dirigentes, así como por la brutalidad de la Guardia Nacional, de la policía y de los paramilitares rojos, se logró despertar la atención de muchos países, pero eso no es suficiente.
Un paso previo para lograr entenderse es aceptar que ninguno de los partidos de oposición, ni sus principales dirigentes, son colaboracionistas. Todos quieren la salida del régimen ya que, contrario a lo que algunos piensan, estar en la oposición no proporciona dividendos. Sin duda que, frecuentemente, nos amotinamos con algunas declaraciones con las que no comulgamos, pero hay que entender que cada cabeza es un mundo y ser tolerantes. Con el debido respeto a gente bien intencionada, pensamos que algunos dirigentes y opinadores actúan echándole leña al fuego, en vez de agua para apaciguar los ánimos.
Seguimos siendo optimistas. El tiempo del narcorégimen terrorista está cercano a terminar. No creemos en que pueda producirse una intervención militar extranjera, pero sí en que nuestros dirigentes podrán coincidir en acuerdos mínimos que animen al resto de los ciudadanos a protestar masivamente y que pierdan el comprensible temor a una huelga general para que esta sea exitosa. Todos debemos apoyar a Almagro, la intervención humanitaria y la denuncias ante la Corte Penal Internacional con sede en La Haya.
Como dice Adolfo Salgueiro en su artículo del sábado: “Pareciera que estamos en presencia de los últimos manotazos de desesperación que podrían extenderse hasta que China -y un poco menos Rusia- lleguen al precio que su interés geopolítico haya establecido como tope para asegurar su presencia en América Latina. Hasta entonces es necesario el milagro de trabajar con unidad sabiendo que el mayor y más decisivo esfuerzo es el que nos compete a nosotros, los de a pie”.
También somos optimistas en que se pueda lograr la recuperación económica de Venezuela en poco tiempo. El reciente artículo de Ricardo Haussman sobre el caso de Albania proporciona elementos para ello. Solo se requiere que todos aportemos una pizca más de sensatez.
Como (había) en botica: Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Francia, Paraguay y Perú dieron un ejemplo al mundo de su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos al denunciar a la dictadura venezolana ante la Corte Penal Internacional. Igualmente Almagro y el Grupo de Lima. Nuestra solidaridad con La Patilla, acosada por la justicia chavista que maneja Diosdado. Los gritos del coronel Jorge Eleazar Márquez Monsalve a la periodista Carla Angola evidencian que es un tipo de mala calaña. Lamentamos el fallecimiento Alirio Sifontes, compañero de Gente del Petróleo y de Unapetrol. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!
eddieaaramirez Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Crónica de la destrucción de #Pdvsa Por: Eddie A. Ramírez S. #Opinón #Venezuela

Crónica de la destrucción de Pdvsa

Eddie A. Ramírez S.

Casi setecientas páginas de discusión desde el punto de vista legal y constitucional, escritas por el distinguido jurista Allan Brewer-Carías, recogen la historia de nuestra industria petrolera, desde las concesionarias transnacionales hasta su destrucción, iniciada en el 2002 con “el despido masivo e insensato de gran parte de la fuerza laboral” . Este importante aporte, que incluye una notas de presentación escrita por varios autores, recuerda hechos relevantes, destruye mitos y sustenta denuncias sobre el colapso de nuestra principal industria.

En los inicios las empresas extranjeras se aprovecharon del corrupto dictador Juan Vicente Gómez, pero a partir de 1943 el Estado Venezolano aprobó leyes, reglamentos y decretos que permitieron cierto control. Gradualmente el fisco incrementó su participación en las ganancias, desde un 50% en 1948 hasta un un 98% al momento de la estatización en 1975. Aunque simpatizábamos con la estatización, hoy muchos nos preguntamos si fue una decisión acertada, considerando que el país obtenía esa elevada participación, sin realizar inversiones ni correr riesgos. En esa etapa nuestro país llegó a ser el primer exportador y segundo productor mundial de petróleo.

Afortunadamente, en los primeros años de la estatización la industria petrolera se manejó con profesionalismo y transparencia. Pdvsa fue considerada la segunda empresa mundial de petróleo, la mayor empresa industrial de latinoamérica y la número 12 entre las 500 del mundo. Los rojos se opusieron tenazmente al artículo 5 de la Ley de Nacionalización que dejaba una rendija para participación del sector privado, pero después se aprovecharon del mismo y es lo que permite que todavía exportemos petróleo.

La Apertura a empresas privadas se inició en 1995. No fue un capricho, sino una necesidad para poder aumentar la producción. Brewer aporta justificaciones sobre la legalidad de los contratos de exploración a riesgo y ganancias compartidas, los convenios operativos y las asociaciones estratégicas. También avala el arbitraje en instancias internacionales, basado en el concepto moderno de “inmunidad relativa” versus la antigua de “inmunidad absoluta”, recalcando que este mismo gobierno lo autorizó en la Ley de Inversiones Extranjeras de 1999,cuando estaba urgido de dinero. La entonces Corte Suprema se pronunció positivamente en 1999 sobre la legalidad de los acuerdos.

El distinguido autor señala que este gobierno que predica el repudio al sector privado, le abrió a este las puertas con la el artículo 303 de la Constitución de 1999, el cual permite la venta total de las acciones de las filiales operadoras. Así mismo , la Ley de Hidrocarburos Gaseosos de 1999 dio libre acceso al gas natural no asociado al petróleo y la Ley

Orgánica de Hidrocarburos del 2001 permite que el sector privado establezca nuevas refinerías y da pie para que las existentes pudiesen ser operadas por privados. En el 2002 constituyó una empresa mixta con China National Petroleum Corporation para producir bitumen y Orimulsión, en la que Pdvsa solo tenía 30 % de acciones. Esto lo hizo, según Brewer, mientras sostenía un discurso anti neoliberal.

En el 2004 fusionaron los cargos de ministro de Energía y Petróleo con el de presidente de Pdvsa, con lo que el controlador y el controlado son la misma persona. El el período 2006 y 2007, el gobierno forzó a que los anteriores convenios pasaran a empresas mixtas, en las que el Estado debía tener un 60% de las acciones. Esto era innecesario, ya que en esos convenios estaba claro que las decisiones importantes debían contar con la aprobación de Pdvsa, cuyo representante presidía y tenía derecho a doble voto en el Comité de Control paritario. Esa medida fue perjudicial porque Pdvsa debe aportar más dinero y, como no lo tiene, las empresas han decaído y, además, ahora ha perdido demandas por violar lo acordado.

En el 2009, el gobierno aprobó el Decreto Ley de Nacionalización de Servicios Auxiliares y Conexos prestado por el sector privado a Pdvsa, tales como inyección de gas, lanchas y buzos en el Lago de Maracaibo, tendido y mantenimiento de cables y tuberías. Esto ocasionó una caída drástica de la producción y deterioro de esos servicios. Años después, Eulogio Del Pino, entonces presidente de Pdvsa, reconoció que fue un error, prometiendo devolver las empresas. En la Faja del Orinoco se crearon 20 empresas mixtas de servicios con participación de solo un 20% de Pdvsa. Sin embargo, esta decisión fue tomada ilegalmente, sin derogar la Ley citada.

En el 2016 el Ejecutivo creó la empresa petrolera y minera Camimpeg, adscrita al ministerio de la Defensa y sin que la Contraloría General pueda auditarla. En el 2017 Cuba se apoderó, por supuestas deudas, de las acciones de Pdvsa en la refinería de Cienfuegos cuya rehabilitación fue con recursos de Venezuela. En el 2018 la Sala Constitucional del TSJ dio un golpe de estado al asumir funciones de la Asamblea Nacional y delegar en el Ejecutivo lo relacionado con Pdvsa. Este mismo año, la espúrea Constituyente aprobó una “Ley Constitucional” que obvia la obligación de licitar lo cual, según Brewer, es “institucionalizar la cleptocracia”.

El autor de esta Crónica concluye que “lo que trágicamente resulta es que mayor incoherencia, mayor irresponsabilidad y mayor ineptitud es ciertamente difícil de encontrar en cualquier otra experiencia parecida, pero con la consecuencia en este caso de que produjo la destrucción de la que fue hace pocos años, la primera empresa de América Latina; y consecuencialmente, del desmantelamiento de un país entero, cuya recuperación sin duda, requerirá hacia el futuro del trabajo tenaz de varias generaciones”.

Como (había) en botica:

El elevado número de jóvenes oficiales presos evidencia que la Fuerza Armada sí es recuperable. La unidad con Falcón y su grupo es necesaria, pero declaraciones como la de Enrique Ochoa Antich de que “la nueva oposición será alrededor de Falcón”, no solo no ayuda, sino que es presuntuosa. Tampoco ayuda que Carlos Raúl Hernández escriba que “Falcón fue derrotado por la monumental maquinaria de calumnias”.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 29/05/18 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

FOTOGRAFIA SUPERIOR. Por cortesía de LA PROTESTA MILITAR DENUNCIA: 78 Tanques cisternas de PDVSA, varados en México. (FOTOS)

Descalabro 2017 y esperanza 2018. Por: Eddie A. Ramírez S.

Descalabro 2017 y esperanza 2018

Eddie A. Ramírez S.

El año que termina fue un descalabro total para venezolanos y residentes. Por culpa de la dictadura totalitaria e inepta se agudizó la escasez, el alto costo de la vida, la inseguridad y la violación a los derechos humanos. Por culpa de los dirigentes de la oposición no se conformó un movimiento compacto para enfrentar las arbitrariedades de un régimen impopular, pero que logra sacar partido a la división de los demócratas.

Según declaró Eulogio Del Pino, el expresidente de Pdvsa acusado de corrupción, “antes que privilegiar el mantenimiento la empresa privilegió el suministro de alimentos y medicinas para la población”. Es decir, que Del Pino reconoce que se descuidó el mantenimiento indispensable para garantizar el funcionamiento y seguridad de las operaciones. Ello confirma que los accidentes en las refinerías, la caída de la extracción de crudo, la escasez de gasolina, aceites y de gas de bombonas se debe, entre otros factores, a que Pdvsa cambió su misión. Alí Rodríguez, Rafael Ramírez y Eulogio Del Pino son directamente responsables de esta catástrofe.

Si la prioridad fue garantizar el suministro de alimentos y de medicinas y, evidentemente, estos dos rubros brillan por su ausencia, ¿dónde están los reales? No hace falta ser muy zahorí para percatarse que los mismos están en bancos en el exterior en cuentas de los jerarcas rojos y de sus testaferros. La empresas de Guayana y demás empresas del Estado fueron saqueadas y están quebradas. La corrupción se llevó en los cachos a la revolución y afectó a todos menos a los rojos enchufados.

En el aspecto institucional el continuó el descalabro. Personas otrora tenidas como honorables, como la magistrada Carmen Zuleta de Merchán y Luis Damiani se prestaron a constantes violaciones a la Constitución y fueron alcahuetas de la corrupción. Las rectoras del CNE siguieron siendo lacayas del Ejecutivo. Tarek, usurpador y Grinch, se erigió en verdugo de unos corruptos, obviando a otros del entorno de Maduro. Los de la constituyente espuria levantan la mano cuando lo ordena Miraflores. El Contralor Galindo despertó de su letargo y dice que ahora sí va a auditar a Pdvsa. Padrino López puso a la Fuerza Armada al servicio del Psuv. El mentiroso y tracalero electoral general Motta Domínguez, continúa viendo saboteadores en el sistema eléctrico.

A pesar de los descalabros citados y de muchos otros, la oposición no ha logrado capitalizar el descontento en contra de Maduro y sus acólitos. Algunos dirigentes se han enfrentado con valentía al régimen y varios están presos o exiliados. Sin embargo, las encuestas revelan que ninguno logra tener aceptación general o al menos un elevado porcentaje de simpatía y un rechazo bajo. Por otra parte, los demócratas de a pie no logran entender cómo es posible que la dirigencia no acuerde una unidad de propósito y no presente un programa común de gobierno. En general, la población democrática está decepcionada de la dirigencia.

El 2018 puede ser peor que este año, a menos que se produzca un cambio de gobierno o que se perciba al menos que el mismo es factible cuando finalice el período presidencial. El régimen no rectificará, por lo que la situación se deteriorará aún más. Continuar la implosión dentro de los rojos, pero en forma graneada. Con el apoyo incondicional de la Fuerza Armada, del TSJ y del CNE, Maduro puede terminar su período a menos que haya una justificada gran protesta en todos los estados. Si la oposición no constituye un frente común de partidos políticos con la sociedad civil, no es descartable que pueda ser reelecto.

La narcodictadura totalitaria, chantajista y con lazos con el terrorismo internacional tiene que ser enfrentada con acciones de calle y negociaciones contando con apoyo internacional. No puede descartarse la vía electoral, para lo cual se requiere que presentemos un excelente candidato de partido o independiente, un buen programa de gobierno, un pacto de gobernabilidad, estrategia y tácticas comunes y una óptima organización para neutralizar las trampas y ventajismos del CNE. Es importante que tanto la Fuerza Armada, como los países democráticos perciban que la oposición es una opción confiable de gobierno.

Sí es factible salir de este régimen. Corresponde a nuestra dirigencia tomar conciencia de la gravedad del momento, sacrificar intereses individuales y no ceder ante posibles ofertas de convivencia. El pueblo judío terminaba sus oraciones con “el año que viene en Jerusalem”y lo lograron con perseverancia y valentía. Guardando las distancias, debemos decir el año que viene regresarán presos y exiliados a sus hogares y Venezuela será libre de la influencia castrista y de los malandros que la gobiernan.

Como (había) en botica: Delcy quiso vejar a los presos y fue ella quien se degradó. La posibilidad de un independiente no es antipolítica, ni buscar un Mesías, sino la realidad de la baja aceptación de los candidatos de partido. Eliminar la Alcaldía Mayor Metropolitana y la del Alto Apure es otra arbitrariedad de Escarrá y su pandilla. Tres odontólogas, Daniela Affaqui y Yeny Arias (UC) y mi hija Gloriana (UCV) demostraron la calidad de nuestras universidades al revalidar exitosamente en Canadá

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!
eddiearamirez@hotmail.com

26/12/17 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

¿A quién increpar? Por: Eddie A. Ramírez S.


¿A quién increpar?

Eddie A. Ramírez S.

La historia y las próximas generaciones inevitablemente tendrán que increpar a los rojos que hundieron al país, pero también a quienes no hicieron lo posible por desalojarlos del poder. Cierto que el Socialismo Siglo XXI se ha mantenido por el apoyo de la Fuerza Armada, de jueces y fiscales corruptos, de un CNE tramposo y del uso de los ingresos petroleros para comprar voluntades, pero parte de la responsabilidad nos corresponde a los opositores.

Entre estos últimos hay que incluir a políticos que no logran acordar una unidad de propósito, a periodistas que deforman los hechos, a analistas y formadores de opinión que no son constructivos, así como a twitteros que disparan desde la cintura sin medir las consecuencias. Ante el peligro de que el narcoestado se prolongue más allá del 2019, es imprescindible lograr una sola estrategia, tácticas comunes de acuerdo a las oportunidades que se presenten y un mensaje consensuado.

La dictadura totalitaria de Maduro es un caso único. No tiene ningún logro. La de Juan Vicente Gómez logró la pacificación del país, la conexión de los estados a través de una red de carreteras e inversión extranjera. La de Pérez Jiménez modernizó al país, propició una inmigración positiva y la delincuencia estuvo controlada. A pesar de los logros, ninguna de esas dictaduras puede justificarse. Así lo entendieron los dirigentes de esas épocas. Quizá la diferencia es que Gómez murió ejerciendo el poder, entre otras razones, porque la oposición estuvo muy atomizada. Pérez Jiménez fue derrocado porque, después de muchas desavenencias, los líderes de entonces entendieron que debían deponer sus diferencias.

¿Qué impide que hoy la oposición actúe al unísono y que cesen las descalificaciones? Al respecto, tanto políticos, como analistas y seudo analistas políticos, y aficionados de tribuna aventuran diferentes hipótesis: 1- Las ambiciones personales y la soberbia privan sobre el interés colectivo. 2- El régimen compró a varios dirigentes que colaboran para que persista la dictadura. 3- La creencia de que solo la Fuerza Armada o una intervención extranjera unilateral o multilateral pueden derrocar una narcodictadura totalitaria. 4-La percepción sobre el tiempo requerido para desalojar a Maduro y a su caterva de corruptos.
Probablemente las hipótesis 1 y 2 puedan ser ciertas con respecto a alguno que otro dirigente , pero no pasan de ser especulaciones y, desde luego, no aplica para la gran mayoría. La 3 no pasa de ser creencias en pajaritos preñados.

El punto de discordia para lograr la unidad se centra en la percepción de un grupo de que el régimen puede terminar sus días con protestas de calles, si toda la dirigencia se propone hacer cumplir “el mandato”del 16 de julio, por lo que cualquier negociación es una traición. El grupo antagónico sostiene que la salida solo puede lograrse mediante elecciones en las que se otorguen unas garantías mínimas de transparencia, para lo cual se requiere negociar con el aval de países amigos,

Ambas posiciones merecen respeto. Se han intentado las dos vías, pero tanto las protestas de calle, como las negociaciones no han logrado el objetivo. ¿Acaso son incompatibles? ¿Acaso no vale la pena que todos incentivemos las protestas y también negociaciones con norte claro? El régimen se está ahogando económicamente por insistir en una política que desde sus inicios estaba condenada a fracasar. Por ello necesita negociar, pero es iluso que le exijamos una rendición incondicional. ¿Podría ceder en que se cambie el CNE y que la Constituyente espuria no cambie la fecha de la elección presidencial?

A pesar de la tragedia que significa que Maduro termine su período, ¿sería ello lo más realista? El riesgo de no lograr acuerdos es que la Constituyente cubana podría aplazar o incluso eliminar la elección presidencial por voto directo. ¿Acaso es sensato correr ese albur? ¿Por qué no reactivamos la calle en apoyo a las negociaciones y toda la dirigencia envía un mensaje optimista a la ciudadanía que sufre necesidades ? Los políticos deben dar ejemplo de desprendimiento y responsabilidad. Los no políticos debemos contribuir a un clima de entendimiento. Todos merecemos ser increpados.

Como (había) en botica: A 15 años del paro cívico convocado por todos los partidos políticos, la CTV y Fedecámaras, los casi 23.000 trabajadores petroleros ilegalmente despedidos seguimos en pie de lucha contra la dictadura. El paro logró que el gobierno aceptara realizar el referendo revocatorio y se comprometiera a rectificar sus errores. No cumplió con esto último. Ni la oposición, ni el grupo de países amigos lograron que acatara lo acordado. Nelson Hernández, compañero despedido de Pdvsa y reconocido experto en energía escribió: “.. Aunque hay quienes dicen que se le entregó en bandeja de plata la industria petrolera al gobierno. A eso les digo que era una decisión tomada por el gobierno la conquista de Pdvsa… Sigo con mi frente en alto porque no salí de Pdvsa por ladrón o por incapaz, salí porque no podía prestarme a las vagabunderias que hacía el gobierno de Chavez y que pretendía que yo aprobase en mi cargo de Gerente de Control Interno en Pdvsa Gas”. El cuestionado general Quevedo le dará la puntilla a Pdvsa

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 28/11/17 Noticiero Digital, Runrunes y Digalahi digital

“La oposición soy yo” Por: Eddie A. Ramírez S.

“La oposición soy yo”

Eddie A. Ramírez S.

No tienen el poder, por lo que no pueden decir “El Estado soy yo”, como vociferó Luis XIV, según anécdota poco sustentada. Por ello, unos se limitan a predicar “la oposición soy yo” , los demás son colaboracionistas; otros se consideran la verdadera oposición y descalifican a los demás por no ser militantes de un partido o por percibirlos extremistas. En tiempos difíciles, quienes pretenden fungir como dirigentes o como orientadores deberían tener la sensatez de deponer sus intereses, en unos casos, o de mitigar su fanatismo y prepotencia, en otros.

Esta característica no es exclusiva de los venezolanos. La historia narra casos de luchas internas entre dirigentes, aún cuando la situación que enfrentan amerita unir esfuerzos. Uno de ellos fue la confrontación en el exilio entre los generales De Gaulle y Giraud, mientras Francia estaba ocupada por los nazis y Hitler se paseaba victorioso por Europa. Al respecto Churchill comentó “se odian más entre ellos que a los alemanes”.

Cada quien tiene derecho a expresar sus ideas, pero es pertinente ser más comedidos.¿Es sensato y justo, por ejemplo, descalificar a Yon Goicoechea porque decidió lanzar su candidatura a la alcaldía de El Hatillo? ¿No sería más constructivo decir que no se está de acuerdo con esa decisión y por lo tanto no votarán por él? ¿Qué se gana con descalificar a un joven que lo que ha hecho es sufrir prisión y desear seguir luchando?

¿Es tan difícil entender que votar o no hacerlo es una decisión, buena o mala, que generalmente se toma de buena fe pensando que es la mejor manera de enfrentar al totalitarismo? Votando hemos tenido éxitos, aunque poco después la dictadura haya desconocido competencias, encarcelado a alcaldes y anulado a la Asamblea Nacional, pero a un elevado costo político a nivel internacional. También hemos tenido fracasos como el reciente del 15O, básicamente por fraude cometido por el régimen y, parcialmente, por descuidos nuestros.

Lo mismo es válido para la negociación. Es tan poco racional descalificar a quien considera que una negociación es necesaria , como desacreditar a quien la rechaza. Todo depende del objetivo que se persigue, de lo que se acepte y de las garantías de cumplimiento. Cuando el mariscal Petain, el almirante Darlan y el general Giraud negociaron el armisticio con Hitler no lo hicieron por antipatriotas, sino por pensar que el ejército alemán era tan poderoso que seguir combatiendo era un mal mayor. Se equivocaron. Inevitablemente toda Francia quedó bajo el yugo nazi. Darlan y Giraud se percataron a tiempo y al final apoyaron la causa aliada. Petain se plegó a los nazis y sufrió las consecuencias. Esa negociación fue un fracaso, pero otras han sido exitosas.

En esa II Guerra Mundial, mientras los nazis ocupaban países y asesinaban judíos,
Suecia y Suiza, países neutrales y democráticos, negociaban con Alemania materiales estratégicos. En esa época Cordel Hull, Secretario de Estado de Roosvelt, aceptaba que Tacho Somoza, el dictador de Nicaragua, era un hdp pero alegó que “era nuestro hdp”. Cuando Curazao y Trinidad eran dependientes de las democráticas Holanda e Inglaterra, respectivamente, Pérez Jiménez logró que mi padre fuese expulsado de esas islas. En el caso de Trinidad también fueron desalojados Jóvito Villalba, Droz Blanco y Vicente Gamboa. Afortunadamente, hoy la defensa de los derechos humanos no tiene fronteras y los países democráticos tienen pocas simpatías por las dictaduras.

Parte de la oposición aceptó acudir a una nueva negociación, siempre y cuando asistan como acompañantes cancilleres de países democráticos. Esta vez cuenta con respaldo internacional, lo cual es una ventaja. Sin embargo, comparece debilitada por la reciente derrota y por la división interna. El régimen acude fortalecido por una parte, pero debilitado por la necesidad de refinanciamiento de la deuda y por las sanciones internacionales de Estados Unidos, Canadá y de los 28 países de la Unión Europea.. ¿Qué se podrá lograr? Lo máximo sería que se disolviera la Constituyente, pleno reconocimiento de la Asamblea Nacional, cambio del CNE y del TSJ, libertad de presos políticos y canal humanitario. Lo mínimo aceptable sería que los rojos limiten las atribuciones de la Constituyente, designación de un nuevo CNE, libertad de los presos políticos y canal humanitario ¿Vale la pena ir a esa negociación? Sí, siempre y cuando nuestros representantes no se dejen engatuzar.

Predicar que debemos hacer cumplir el “mandato”del 16 J, sin tener cómo son solo buenos deseos. Otras opciones son posibles, pero se perciben poco probables. Para salir del régimen la oposición no puede ser fulano o sutano, tenemos que ser todos. Para alcanzarlo quizá lo apropiado es lograr una buena negociación y reconstruir la unidad alrededor de un candidato independiente.

Como (había) en botica: Según Boletín de la OPEP del día de ayer, la producción de crudo de Venezuela es de 1.863.000 barriles por día, un 5.7% del total de esa organización. “Infatigables” es un libro que está próximo a circular. Víctor José López( El Vito) no se limita a referir las luchas por la libertad en las que participaron familiares de él y de su primo Leopoldo, otro infatigable,sino que en forma amena nos pasea por muchos sucesos de fines del siglo XIX hasta la fecha. Lo disfruté y aprendí ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 14/11/17 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Por un plato de lentejas. Por: Eddie A. Ramírez S.

Por un plato de lentejas

Eddie A. Ramírez S.

Dice la Biblia que Esaú, hijo mayor de Isaac, regresó de una cacería muerto de hambre y le solicitó a su hermano Jacob que le diera comida de un plato de lentejas que tenía preparado. Este lo chantajeó al exigirle a cambio su derecho a la primogenitura. Quienes nunca han conocido el hambre quizá critiquen a Esaú por vender su derecho, pero ¿es censurable que alguien que no tiene comida agache la cabeza? Se presentan cuatro situaciones.

1- Los ciudadanos que aceptan las bolsas oficiales de comida CLAP a cambio del voto lo hacen por necesidad. Son los Esaú que deben ceder al chantaje de los Jacob que detentan el poder, para poder satisfacer una necesidad primaria como es la alimentación. Por ello, nadie debe criticarlos, aunque hay algunos vividores a quienes les gusta recibir dádivas sin realizar el esfuerzo de trabajar.

2- Se podría entender que los cuatro gobernadores que se humillaron ante la espuria Constituyente aleguen que aceptaron someterse al yugo de las “horcas caudinas” para poder dar de comer a sus seguidores. Sin embargo, debieron considerar que el costo de las lentejas era mayor que el beneficio de la primogenitura. Nada podrán arreglar en sus estados y, lo que es peor, le dieron el visto bueno a un parapeto que fue desconocido y condenado por todos los países democráticos. Si hubiesen asumido otra posición, podrían tener la cabeza erguida, la dictadura de Maduro tendría aún más rechazo mundial, quizá cinco estados estarían en ebullición y la oposición no estaría dividida.

3-Otro caso es el de Manuel Rosales ¿Cómo puede ser tan falta de ética para postularse a un cargo que ganó legítimamente Juan Pablo Guanipa? Nunca lo habíamos descalificado, a pesar de que muchos sospechan del guante de seda con el que es tratado por la dictadura, incluyendo la repentina suspensión de su inhabilitación. Sin duda Maduro movió bien sus peones. Guanipa es el gobernador del Zulia y Rosales sería un usurpador. Las lentejas le saldrán caras.

4- Mucha discusión se ha desatado con respecto a quienes aceptaron ser candidatos a alcalde. Es lógico que se desee no perder municipios en donde somos mayoría abrumadora y en donde laboran compatriotas que quedarían sin empleo. No los criticamos y esperamos se preparen bien para enfrentar las trampas. Quizá podamos ganar algunas, pero estemos claros que el régimen se
valdrá de sus triquiñuelas para que no ganemos las que ya están en su poder.

¿Lentejas por primogenituras? No todos tienen la entereza de un Franklin Brito, quien prefirió morir de hambre en defensa de su derecho a un pedazo de tierra de relativamente poco valor.

Como (había) en botica: El régimen cometió un gran fraude el 15-O, pero nuestros dirigentes fallaron; unos por descuidar las Mesas electorales y otros por no votar y enviar señales abstencionistas. Ojalá acepten su responsabilidad y se constituya una verdadera unidad. Nuevamente Canadá evidenció su rechazo a la dictadura sancionando a otros personeros del régimen, por violaciones a los derechos humanos y corrupción entre ellos a Maduro, Rafael Ramírez y Eulogio Del Pino. Felicitamos al doctor Oscar García Mendoza, quien hoy se incorpora como nuevo Miembro de Consejo Consultivo del Interamerican Institute for Democracy. Freddy Guevara, el joven diputado que ha enfrentado cívicamente y con coraje a la dictadura tuvo que asilarse. Los magistrados sumisos del TSJ volvieron a incurrir en otro atropello al retirarle la inmunidad. Celebramos la libertad relativa de Yon Goicoechea y Delson Guarate y les deseamos éxito en sus candidaturas, si es que las permiten ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 7/11/17 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Del 15-O a diciembre 2018. Por: Eddie A. Ramírez S.

Del 15-O a diciembre 2018

Eddie A. Ramírez S.

¿A quién achacar la culpa de que el 15 de octubre los candidatos demócratas solo lograran ganar en cinco estados? ¿Al fraude realizado por el totalitarismo rojo? ¿A la abstención? ¿A la poca aceptación de nuestros candidatos? ¿A la ausencia de muchos testigos? ¿A la eficiencia de la maquinaria roja para movilizar a los suyos? ¿Al amedrentamiento por parte de los paramilitares rojos? A varios días de los comicios pareciera que hubo una causa principal y otras secundarias.

Estemos claros que la causa principal fue que el Estado utilizó todo su poder para realizar un gran fraude en contra de los electores. Fraude es una “acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete”. Al respecto, la Conferencia Episcopal declaró que “El CNE es un árbitro parcializado. Es indispensable recuperar la justicia y ética del sistema para que la ciudadanía pueda expresarse libre y confiadamente”

El excelente Informe Preliminar de Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación reseñó parte de los abusos: trabas para la realización de la observación, cambios de centros de votación, expulsión de testigos o impedimento para su ingreso a las mesas, descarado voto asistido, actos de violencia y de amedrentamiento, escrutinio no público, máquinas dañadas, corte de energía eléctrica y abusos del Plan República. La Observación concluyó que “ El proceso en su conjunto estuvo signado por tal cantidad y variedad de vicios, que superan con creces los conocidos en elecciones anteriores, que hace imposible considerarlas una expresión fiel de la voluntad ciudadana”.

En Bolivar fue descarada la alteración de números por el CNE para arrebatar el triunfo a Andrés Velásquez. En Miranda, Ocariz presentó cifras de electores obstaculizados para votar y de abusos contra nuestros testigos. Ángel Oropeza (MUD) resaltó que las irregularidades afectaron a más de tres millones de votos. Por su parte, el grupo de afectos al chavismo que integran la Plataforma de Defensa de la Constitución aseveró en Aporrea que hubo “un proceso de fraude sostenido”.

El fraude fue la causa determinante que explica porqué los rojos se apoderaron “a lo Jalisco” de 18 gobernaciones, pero hay que adicionar otras de menor importancia. En algunos casos, la abstención fue una de ellas. No hay duda de
que una parte de los opositores no estaba motivado para votar. Razones no faltaban, sin embargo hubo otras de más peso que indujeron a casi todos los partidos políticos a llamar a votar y lo procedente era apoyar a nuestros candidatos.

En Aragua era cuesta arriba que Ismael Gracía ganara después de los señalamientos en su contra, con o sin razón, de Primero Justicia. Algo similar fue el caso de Bernabé Gutiérrez en Amazonas. Por otra parte, se repitieron algunas fallas del pasado atribuibles a los partidos. En un considerable porcentaje de Mesas no contamos con los testigos o bien estos no estaban calificados para desempeñar su trabajo. Al día siguiente la MUD no disponía de todas las actas.

Hemos sido defensores de la MUD, pero sin duda que quienes la integran no terminan de trabajar en equipo. Esto demuestra que el liderazgo está atomizado. Las distintas explicaciones de la reciente derrota evidencian la falta de comando ¿ Qué vamos a hacer ante las próximamente elecciones de alcaldes y Consejos Legislativos? Capriles declaró que esa vía está cerrada, pero mientras no exista una gran rebelión popular y la Fuerza Armada y el TSJ sean instituciones sumisas, no se visualiza otra vía, desde luego acompañada de protestas y solidaridad internacional . A sabiendas de las dificultades, es necesaria la designación de un nuevo CNE, inexplicablemente demorado, en lo cual la presión internacional debería ayudar.

Sin descalificar, ni quitarle méritos a quienes han luchado con tesón, pensamos que la dirigencia debe considerar que, si hay elecciones presidenciales en el 2018, la única posibilidad de ganarlas es con un candidato que aglutine, que sienta las necesidades del pueblo y sea percibido como capaz de remediarlas y de reconstruir el país. Las circunstancias parecen aconsejar que los actuales líderes pospongan sus legítimas aspiraciones, se olviden de primarias y apoyen a un candidato independiente. Es ridículo que, por ejemplo, después de su derrota aplastante, Falcón declare que aspira ser candidato presidencial.

Como (había) en botica: Los demócratas no votaron para conservar espacios, sino como un frente más de lucha para salir del totalitarismo. La iniciativa de nuestros gobernadores de “consultar a sus sectores locales” si se juramentan ante la espuria Constituyente no era procedente. Es comprensible que los intereses económicos que giran alrededor de las gobernaciones prefieran que los
candidatos asuman a cualquier costo. Sin embargo, estos deben considerar que el régimen limitará sus competencias y restringirá el presupuesto, por lo que es muy poco lo que podrán hacer para solucionar los problemas del pueblo y el costo político de la sumisión sería elevado. Ojalá tengan coraje y no cedan ¡ Bravo por Andrés Velásquez! Lamentamos el fallecimiento del distinguido petrolero Franco D’Orazio ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 24/1017 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital