Archivo de la etiqueta: Miguel Enrique Otero

Unas fotografias de la Venezuela de hoy. Por: Mercedes Montero @Mechemon GENTIUNO.

GENTIUNO

Mercedes Montero: Unas “fotografías “de la Venezuela de hoy

12 de octubre de 2015

Ante las ausencias de autoridad y de justicia:

El 8/10/15, a las 07 a.m., en la urbanización Las Quintas, Edo. Carabobo, se produjo lo que en términos sociológicos es una grave demostración de la desorganización social que existe en el país: los vecinos tomaron justicia por su propia mano al atrapar, inmovilizar y apalear como castigo a un ladrón que estaba robando a una joven estudiante en la parada de autobús. Cuando la conducta de los miembros de la sociedad civil llega a tal extremo, es porque hay ausencia de dos factores esenciales para que la vida transcurra en paz y tranquilidad: 1) Una autoridad que haga respetar la ley y les ofrezca seguridad al aplicar medidas preventivas contra el delito. 2) Un poder judicial verdaderamente justo que además de aplicar la ley con equidad, al mismo tiempo ofrezca a los transgresores la oportunidad de rehabilitación para volverse a reintegrar a la sociedad.

Ante la falla grave del servicio de agua potable:

Las constantes fallas en este servicio básico atormentan a todo el pueblo venezolano; por supuesto los personeros del gobierno no la sienten ya que si no hay agua a ellos les llevan el camión cisterna. En varias urbanizaciones de Guarenas. Edo Miranda los vecinos llevan días haciendo protestas debido a la falta de agua potable, la situación ha alcanzado un nivel tan grave que han habido enfrentamientos entre los vecinos que hacen barricadas y la GNB que dispara para acallar la protesta. Si las autoridades “revolucionarias” en vez de regalarle el dinero del petróleo a los países “amigos”, invirtiera parte del presupuesto nacional en la optimización de los servicios básicos requeridos por el pueblo, legítimo dueño del petróleo, no sólo estaría cumpliendo con su deber sino que también estaría demostrando el respeto y amor que dice sentir por el mismo. Pero al parecer es mucho pedir a quienes solo saben mentir.

Ante los sueldos de hambre de los maestros y profesores en Venezuela:

Si hay un gremio que ha sido maltratado en Venezuela, ese es el de los maestros. Un maestro requiere siete salarios mínimos para adquirir la Canasta Alimentaria y nueve para obtener la Canasta Básica. Tampoco le alcanza lo que gana para pagar transporte, medicinas, imposible el pago de una hospitalización. Tampoco da para comprar útiles escolares y ni siquiera deja algún dinero para costear actividades extra curriculares.. Tal situación ha motivado al gremio a refutar a quienes desde la palestra oficial aseguran que el salario de los profesores no se ha visto afectado con la devaluación e inflación que castiga en forma cruel al pueblo venezolano. De acuerdo con declaraciones dadas por un líder sindical “El docente de hoy se está muriendo de hambre” y llama a un paro nacional que ya ha sido aprobado en ocho estados. Estemos conscientes a los rojos rojitos les conviene que en el país pulule la ignorancia, ya que es el instrumento para su propia destrucción

Ante la condena a muerte para los escasos medios de comunicación que son independientes:

Con la llegada del “difunto” al poder, también llegó la pena capital a la libertad de expresión. Después de confiscar, clausurar, allanar, compra forzosa, penalización, ahogo de medios de comunicación de todo tipo, solo sobrevive un grupo pequeño de medios independientes a los cuales Diosdado Cabello presidente de la AN, no ha podido silenciar, entre los cuales están Tal Cual, La Patilla y El Nacional, a pesar de las multas, amenazas de cierre, prohibición de salida del país a sus directivos: Francisco Layrisse, Miguel Henrique Otero y Alberto Federico Ravell respectivamente y buscados para encarcelarlos. Cada día se hace más evidente la intención del régimen de hacer callar a la nación antes del día 6/12/15 cuando se llevarán a cabo las Elecciones Parlamentarias, que de ser limpias perdería de calle ya que conoce el rechazo del pueblo a toda su gestión. ¿Están todos los sectores del país dispuestos a hacer respetar las condiciones/derechos electorales como garantías que el voto realmente cuente y por lo tanto el respeto a la verdadera voluntad del pueblo, o volveremos a oír las consabidas excusas de siempre? Cabe recordar que para el 2019 no habrá país si se vuelven a violentar los resultados.

Son pocas pero muy representativas las tomas de la Venezuela de hoy, país arruinado en todos los sentidos, con una nación muerta de hambre a la que una “revolución grotesca “ le está robando el futuro a todos sus ciudadanos

Mercedes Montero
Columnista de Opinión
mechemon99 / @Mechemon

FUENTE: GENTIUNO

RAVELL, OTERO Y PETKOFF Por: Robert Gilles Redondo

RAVELL, OTERO Y PETKOFF

La dictadura venezolana no conoce límites, no en vano procuró y logró disolver al Estado venezolano durante estos dieciséis para convertirlo en un solo órgano que responda de manera eficiente a las directrices emanadas de Miraflores aún cuando ello vulnere el ordenamiento legal y viole los Derechos Humanos. No les ha sido suficiente reprimir sin contemplación a la sociedad civil ni haber hundido al país en la peor catástrofe social, política, económica y moral. Tampoco les ha bastado con imponer la censura a muchos medios de comunicación de forma directa e indirecta, para ello se han valido de técnicas ya conocidas y aplicadas en los más férreos sistemas totalitarios y fascistas que al final siempre han naufragado, han fracasado, pese a todo el poder y a todas las medidas que apliquen para sostener sus ideologías.

El desprecio y la intolerancia manifiesto de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello a cualquier manifestación contraria a sus planes e ideología y la forma de reducirla a la mínima expresión sólo demuestra el carácter fascista del régimen que decidieron instaurar tras la usurpación del poder consumada en 2013, una práctica ésta digna de Goebbels y sus famosos 11 principios que siguen fervorosamente (adoptar una idea única y un único enemigo; el método de contagio; trasponer a los otros los propios errores; exagerar; repetir la mentiras; silenciar a los adversarios; excitar actitudes primitivas a partir de una mitología nacional basada en un complejo de odios y prejuicios…). El socialismo del siglo XXI es eso, el resurgimiento del totalitarismo del pasado siglo que Europa padeció pero logró superar afortunadamente.

La única manera de sostener esa ideología tan barata es silenciar a los medios. Los usurpadores saben que el mensaje mesiánico-revolucionario fracasó. Que nunca pudo nacer el hombre nuevo. Que no fue posible el estado comunal. Que la idea de la mayor suma de felicidad social se ahogó en el cinismo retórico que contrasta con la realidad no del rico o de la clase media sino también del pobre del barrio cuya vida ha sido condenada a la absoluta miseria. Y sumado a ello el nuevo orden internacional que la petrochequera intentó establecer comenzó su naufragio: Argentina tomará otro camino, no regresará el kirchnerismo; Lula como Chávez falló con el sucesor: Dilma está al filo de la destitución; Cuba después de cincuenta años debió doblar la rodilla ante EEUU y el Caribe se alineó con Guyana para rechazar la diplomacia venezolana respecto al Esequibo.

La lechuza de Minerva levanta el vuelo entre las ruinas para explicar su asombro porque el castillo socialista que el Foro de Sao Paulo creyó haber levantado finalmente para siempre se ha venido abajo, como si fuese de arena. Así, el Teniente golpista que dirige la Asamblea Nacional se siente contra las cuerdas por la investigación que sigilosamente sigue tras sus pasos por las ingentes operaciones de narcotráfico que dirige desde Caracas con el apoyo del Cartel de los Soles. Quedó en evidencia. Ello lo obliga a actuar como el mandamás, dejando de lado sin pudor alguno la supuesta autoridad del supuesto presidente que tiene Venezuela y desde su programa de televisión, intentanto calcar aquel dominical maratón del Supremo Difunto, decide a quien meter preso, insultando a quien quiere, dejando claro cuán avanzados son los sistemas de espionaje de su cartel, pero sobre todo dejando claras sus pretensiones futuras para salvarse en medio de la debacle.

Pero la debacle es inevitable. El final de esta historia tan trágica para los venezolanos se acerca. El andamiaje levantado por Chávez, Maduro y Cabello y la pléyade de quienes dirigen los órganos de los poderes del estado revolucionario comenzó su colapso y la comunidad internacional lo sigue desde cerca.

Esta debacle no la origina La Patilla, El Nacional o Tal Cual, ni sus honorables directores. Tampoco la originan los pobres de Guarenas, de Barquisimeto ni de Táchira que se arrojan a la calle pidiendo comida, luz, agua, internet. En la calle no están haciendo cola ningunos burgueses, están sí quienes alguna vez creyeron en el Difunto Mesías y quienes ahora sólo aguardan la hora redentora para salir de la pesadilla.

Hagan lo que hagan, digan lo que digan, el final está próximo y no podrán con la fuerza de un pueblo que está decidido a pasar por encima de quien sea con tal de ganar la libertad y el progreso. Los venezolanos tenemos derecho a otro destino y a construir un proyecto común en democracia que, pese a sus carencias y defectos, nos haga a todos ciudadanos más libres e iguales.

Ravell, Otero y Petkoff sólo han sido transmisores de este mensaje que se repite en cada esquina de Venezuela: la dictadura caerá, no por capricho de la burguesía parásita sino por voluntad (ya mayoritaria) de todos los venezolanos.

Robert Gilles Redondo

robertgillesr@gmail.com

IMAGEN SUPERIOR: Cortesía de LA RADIO DEL SUR/ Datos sobre el bodrio mediático contra Diosdado Cabello