Archivo de la etiqueta: Richard González

Vergüenza Militar. Por: Richard González. Opinión. Venezuela

Vergüenza Militar
 
Sin ánimo de herir susceptibilidades
Bienvenidos a la casa de los sueños oscuros… perdón, quise decir: …: “AÑOS DORADOS”.
 
     En estos difíciles momentos que atraviesa la patria, se hace necesario hablar sobre el momentum al igual que sobre el quantum para que de forma individual, corra por la imaginación del lector o los aludidos, una triste realidad sumada a las ya existentes.
     Legalmente la República Bolivariana de Venezuela, reconoce el derecho a la Seguridad Social de una persona, producto del esfuerzo laboral desempeñado dentro del aparato productivo del país. Esta se materializa a través de un sistema en procura de un elevado concepto de calidad de vida y en especial, a la hora del retiro que es cuando más hace falta.
     Cuando se pasa a esa conocida: “Honrosa situación de retiro”, expresión que con orgullo futurista, invocan los militares durante la condición de activos, lo hacen conscientes que en algún momento pasarán a esta nueva situación pero que al parecer, desconocen la cruda realidad del cómo en estos últimos veinte años se ha deteriorado el que en otrora, fuera un Sistema de Seguridad Social digno de ejemplo.
     Hoy día, dicho sistema se ha transformado en un tema cuestionable y en especial para los retirados de avanzada edad caídos en desgracia al estar ahora inmersos en una inseguridad social. Las evidencias están a la vista, sobre todo, el sector salud. Procure no enfermarse…
     Los militares que fueron formados para ser garantes de la constitución y la soberanía de la patria, tenían estimado un futuro provisor plagado de tranquilidad conocido popularmente como “el remanso del guerrero”  producto del esfuerzo, abnegación y sacrificios puesto de manifiesto en los mejores años de la vida útil, física e intelectualmente.
     Tal seguridad social está plasmada en una ley pero que en la realidad se ha colocado muy lejos del Objetivo de su Creación. Tanto nadar para morir en la orilla….
     Cabe señalar, para empeorar los males de los retirados, la desaparición progresiva del sentimiento de orgullo por haber pertenecido a esa honrosa institución militar y que era reconocida y respetada, especialmente, por las generaciones de relevo y que en estos nuevos tiempos, los mismos son vistos con desprecio y que representan una carga institucional. Se olvidan que les llegará su momento…..
     Ahora los retirados llevan una cruz a cuestas a sabiendas que han perdido gran parte de los privilegios conquistados y lo que queda es esperar que la muerte decida el final del camino y por ende la exclusión y alivio para el sistema. Es decir, uno menos….
     Ya no eres mi querido viejo. Ya no eres mi querido superior o subalterno. Ya perdiste tu condición de efectivo con sus bondades y privilegios pasando a ser un estorbo. En otras palabras, la escoria de un producto terminado tanto así, que en un pasado no muy lejano TODOS fueron tildados de forma humillante con el calificativo de “condones” sin consideración alguna a la Institución Castrense y sus integrantes que arraiga en sus venas una historia legado de nuestros próceres y que era reconocida junto a la Iglesia Católica, como la más creíble y respetada entre los diversos componentes que conformaron la otrora República de Venezuela.

     De los integrantes militares de hace veinte años y más (muchos aún viven) poseen suficiente orgullo y moral para presentarse con dignidad ante la sociedad y las futuras generaciones. A pesar de las excepciones que la vida haya puesto en el camino.
     Pregunto: .¿Podrán decir lo mismo aquellos militares que desde hace veinte años hasta nuestros días, se sumaron en apoyo al malentendido y nefasto proyecto: “Socialismo del Siglo XXI.?
     Le corresponderá a la historia poner el punto y acento cuando corresponda el momentum y en especial mensaje para aquellos que se enriquecen a costas del erario y la corrupción, buscando garantizar su futuro y pensando que no les hará falta un sistema de seguridad, pero la historia no perdona y con certeza, les tiene reservado su destino. Están identificados….
     Para finalizar, entre mucho que decir, las reservas morales que puedan estar latentes y que se mantienen incólumes apegados al Honor Militar, deberán tener presente que la seguridad social -lamentablemente- les reserva el mismo designio que en forma breve ha sido descrito en párrafos precedentes, y con toda seguridad, recibirán el desprecio de una sociedad que tanto les clamó “CUMPLIERAN” con lo que saben es su deber y NO como instrumento armado de un partido o una inentendible ideología política cuyo resultado final será: ….El ingreso a la casa de los sueños oscuros y deberán asumir el quántum de la etiqueta de ser una Vergüenza Militar.
Elaborado por (28 agosto 2020): Richard González

A la Armada de Venezuela en su día: El Honor Militar. Por: Richard González. Opinión. Venezuela.

 

El Honor Militar”

El honor; es la ACTITUD asumida por una persona ante un hecho de la vida acorde a principios adquiridos a través de la formación de hogar así como de la educación formal e informal, enmarcados en el justo proceder apegado a las leyes y que rigen un determinado desempeño dentro de esa sociedad o grupo al que pertenece obteniendo de ella, una manifestación pública de respeto, admiración, autoestima y orgullo al identificarse con ese algo que forjó en forma especial y denotada, logrando el cumplimiento de objetivos y que merecen la honra pública. Es algo intangible y de valor incuantificable.

En cuanto al Honor Militar, propio de los ejércitos, constituye históricamente el bastión fundamental de la disciplina para su buen funcionamiento. A título de ejemplo histórico, se mencionan a los Templarios, Samuráis, entre otros, donde mancillar el honor militar, era castigado hasta con la muerte. Va ligado al cumplimiento del sagrado deber que tipifican los propios ordenamientos jurídicos incluyendo los códigos de conducta y hasta los juramentos. Es así como en la edad media encontramos leyendas sobre inscripciones en las espadas que decían: “No me saques sin razón, ni me envaines sin honor”.

Por lo tanto, pudiéramos decir que es una cualidad humana que va unida a la virtud, al mérito, al heroísmo, a la honestidad y debido a ello, los militares que luchan por el sostenimiento y la defensa de la Constitución y de la Patria, son considerados personas honorables y que merecen respeto y admiración porque en manos de ellos están depositadas las armas de la República para tales fines.

En nuestro caso, poseemos una hermosa tradición histórica partiendo de nuestro Himno Nacional que lo menciona hasta el punto que al día de hoy, el honor de las personas es protegido por el Estado Venezolano desde La Carta Magna en su artículo Nro. 60. Escuchamos, en los himnos de los diversos componentes de las Fuerzas Armadas, en sus armoniosas melodías, mencionar al honor militar como el norte que debe tener presente cada soldado. Por lo tanto, cualquier desviación sería una deshonra sin adentrar el tema en el plano jurídico como delito.

El portar un uniforme –símbolo externo de respeto- o pertenecer a una institución militar, debe ser un sentimiento de orgullo, embargado de dignidad, que no es otra cosa que honrar a los que con sacrificio hoy reconocemos como únicos padres de la patria, héroes de la independencia y a quienes debemos reconocimiento y que estamos obligados a seguir su ejemplo para que en el tiempo conservemos ese legado de honor de nuestro ejército, reconocido internacionalmente, Libertador de Naciones.

“Yo desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria”. Simón Bolívar (1783-1830)

A la Armada en su día y en general a los militares de mi patria Venezuela, que se deben a su pueblo, clamando por honor y rescate de la República.

Elaborado (como recordatorio al 24 de julio de 2020) por: Richard González

El Corneta de Guardia. Por: Richard González Remembranzas ESCUVAL. El reloj de los Cadetes.

Remembranzas ESCUVAL

El Corneta de Guardia

La referencia que trato en esta oportunidad, es de obligada remembranza en virtud a que; independientemente del Cadete Naval que desempeñara esta noble función por aquellos años de 1966, dejaron per se, recuerdos agradables y en otros casos, todo lo contrario, a los que tuvimos la dicha de experimentar esos momentos y en especial el recuerdo relativo al afianzamiento de nuestro juramento ante la patria. Y así, sigue siendo… El toque de corneta permanece en nosotros.
El sonido de ese mágico instrumento, históricamente ha significado el llamado general a algo que debe cumplir una agrupación con dedicación, esmero y honor, cuya melodía te indicaba previa rutina o indicaciones ya aprendidas, la acción a tomar a ese llamado con su correspondiente preventivo y ejecutivo y que en algunos casos, eran y son actualmente, meramente recordatorios o memoriales.
Más de cincuenta años y nunca olvidaremos esas notas. Como si hubiese sido ayer. Todas nuestras horas estaban signadas por el sonido de la corneta.Tales melodías siguen siendo un mágico reflejo acústico y conjuntamente por asociación, nos viene a la mente, la imagen del Corneta de Guardia.
Durante su desempeño, el cadete que cumplía esa misión, estaba exento de castigos disciplinarios, en teoría, y en las noches era el sonido más agradable que teníamos: “El Toque del Silencio” que anunciaba apagado de luces y dormir no sin antes recordarnos el juramento. Si llegaba a desafinar, era casi seguro que de algún sollado se escuchara el grito de un superior en voz alta y ordenando: Corneta de Guardia… acá. El resto, ya uno se lo imaginaba.
La mañana siguiente, el toque de diana era; el mal querido sonido que interrumpía sueños fantasiosos y más de uno deseando se hubiese quedado dormido aunque sea por cinco minutos, pero no era así. El Corneta de Guardia, que tenga conocimiento, nunca llegaba retardado.
Fue más de un cadete que después del preventivo de llamado a formación, y a la vista del batallón a la carrera mar, atravesaba la cubierta principal retardado, clamando piedad para que el corneta considerara el esfuerzo, diera tiempo y llegara a formación. Pero igualmente, no era así. El toque de ejecutivo era exacto so pena de castigo. Ese toque ejecutivo marcaba la sentencia. Tuve esa vivencia en más de una oportunidad de llegar retardado a formación. Los castigos, no faltaron ya que eran correctivos dentro de nuestra disciplina.
Durante el desempeño diario de la rutina, no se puede negar el alivio o despreocupación de los cadetes por estar pendientes de la hora ya que el Corneta de Guardia se encargaba de eso, que imagino, no despegaba la vista del reloj y de la rutina del día. Su mente o concentración no le daba para otra cosa. Un error y lo pagaba bien caro. Su responsabilidad era única.
Destaco de forma deferente al Toque de Oración, por ser el más significativo para los que tuvimos la dicha de ser envueltos en ese manto misterioso de melodías y que de una u otra forma, nos hace recordar el donde nos formamos y el para qué, consagrado en un juramento por la patria y el honor a los que se consagraron por ella. Venezuela. Es una composición musical que todo corneta debe dominar.
Para finalizar, si de algo estoy seguro, es que son muchas las personas que pudieran tocar ese instrumento, pero pongo en duda que muchas de ellas, pudieran fungir como el Corneta de Guardia.
Richard González (con mis botas puestas)

REMISIÓN:
De: Richard G. 350richard@gmail.com

Date: mar., 11 de jun. de 2019 a la(s) 14:08
Subject: Fwd: El reloj de los Cadetes.

El Adefesio a lo venezolano. Por: Richard González C @riky282 #OPINIÓN

“El Adefesio”

 

Apartando el orden cronológico de esta narrativa, y sin pretender abordar campos propios de juristas, ante los diversos acontecimientos de nuestro país, me inducen a pensar sobre la palabra: Adefesio.

La Asamblea Nacional (la legal) en el 2016, decretó la ausencia o abandono del cargo al presidente de Venezuela. El TSJ, (en el exilio) en el 2018, acordó una investigación por hechos de corrupción al señalado usurpador presidente. La Fiscal General (en el exilio) ha solicitado una serie de medidas cautelares en contra del mismo presidente. Diversos países han acordado medidas en contra de funcionarios del gobierno. Los narco sobrinos, convictos y sentenciados portando pasaportes diplomáticos en representación del estado venezolano, colocaron en evidencia a nuestro país como un estado traficante de drogas, terrorismo, lavado de dinero… y paremos de contar. Un vicepresidente que ante la declaratoria de suspensión del ejercicio del presidente, no asume su responsabilidad. Unas fuerzas armadas garantes de la soberanía y de la constitución, lejos de cumplir con su deber, se han convertido en el ala represiva aliados y pilar fundamental del régimen.

Una Asamblea Nacional (legítima) que ante la ausencia o vacío presidencial se aleja de nombrar un presidente provisional de acuerdo a la Constitución y que asume un “Mutis Silente” ante una elección ilegal y la reconoce en contraposición a la mayoría abstencionista de electores. Otros hechos, de superlativo asombro que se obvian y que no dejan de ser de relativa importancia social y política colocan en el tapete la definición etimológica de la palabra ADEFESIO que según la RAE: Despropósito, Disparate, Extravagancia.

Entre tantas aplicaciones de la referida palabra a las diferentes ramas del conocimiento, más llama la atención la que se emplea al léxico del Derecho cuando dice que una ley o decisión es un “Adefesio Jurídico” cuando utiliza términos o contenidos incompatibles e incoherentes, que violan el contenido de la Carta Magna y el estamento jurídico que de ella se deriva.

O sea, de acuerdo a lo meramente señalado y descrito en párrafos precedentes, versus el contenido de nuestro ordenamiento jurídico, estaríamos en presencia de un total ABSURDO e ILÓGICO principio conceptual de lo que es nuestra República.

Entonces, llego a una incertidumbre a sabiendas de las posiciones encontradas me hacen concluir que: “aquí como que el loco soy yo”, inmerso en un país bizarro ante una disociación cognoscitiva de la realidad y con un Adefesio Mental.

Elaborado por: Richard González C. (22-may-18)

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de: Origen de expresiones y palabras

Venezolanos… “Hay que volver a Carabobo…” Por: Richard González @riky282

 

Venezolanos…. “Hay que volver a Carabobo…”Sin alusiones a ninguna tendencia política, los venezolanos de aquel 24 de Junio de 1821, fueron testigos de excepción y/o participantes en los hechos que se desarrollaron durante la batalla de Carabobo, acción militar que libró nuestroglorioso ejército y cuyo éxito, permitió la independencia que selló el proceso emancipador venezolano, objeto de reconocimiento por parte del mundo y de las actuales generaciones. Deferencia especial, al “UNICO” General en Jefe Simón Bolívar y a todos los que le acompañaron en su lucha, por ese logro tan decisivo que dio fruto a nuestra liberación: …. el nacimiento de la República de Venezuela.

Nuestra patria atraviesa en el 2018, una adversidad de acontecimientos económicos, sociales, políticos, entre otros, que nos ha colocado en posición lastimosa y preocupante para las naciones del mundo pero lo más triste, en detrimento a la memoria de nuestros próceres, es la pasividad asumida de sus connacionales ante la afectación de nuestra soberanía como nación poniendo en riesgo, su existencia. Se hace necesario por nefasto momento histórico, invocar la memoria del Padre de la Patria y recordar la expresión: “Hay que volver a Carabobo”

El ahora, es un llamado a la conciencia histórica de los venezolanos para la defensa de la República de Venezuela porque actualmente está en peligro de muerte y sus gritos de ultraje están siendo apagados por sus agresores, ante la cómplice y vergonzosa sumisión de patriotas que hacen omisión a tal llamado como es el sonido del Clarín de la Patria.

En esta fecha histórica, 23 de Enero, valga la oportunidad para destacar, que corresponde en buena medida a nuestro Ejército Venezolano, en sus cuatro componentes, llamarlos a que atiendan su obligación constitucional, y que deberán asumir su responsabilidad histórica en el cumplimiento del sagrado deber como descendientes de Libertadores y atiendan al dictamen de su conciencia como ya lo han hecho otros compatriotas que ofrendaron sus vidas ante el sonar de ese clarín honrando la connotación que encierra la citada expresión del presente escrito.

La Patria se los reclama o en un futuro inmediato, os demandará…. No habrá excusas. “La historia no perdona”. Justifiquen su existencia ante el pueblo y el Honor Militar. Vuelvan a ser lo que otrora eran: orgullo institucional militar y para ello junto al pueblo venezolanos tendrán que: “VOLVER A CARABOBO”. “Libertad”

Elaborado (23 de Enero del 2018) por: Richard González C.

Lineamientos para ser un “DICTADOR”. Por Richard González @riky282 OPINIÓN.

Lineamientos para ser un “DICTADOR”.

El Antes: (No es fácil el objetivo)

– Si aspira a ser dictador, Usted debe iniciarse o incursionar en el campo Político o el Militar a menos que sea sucesor o heredero del poder. El objetivo genérico, es llegar a la cúspide piramidal social, sea como sea. Recuerde que la política es una de las profesiones para la cual no se requiere preparación académica y en lo militar, quizás, pero sería por la vía de Golpe de Estado. (Venda su alma de ser necesario).

– Cada vez que hables en público, invoca el nombre de Dios y por la paz dejando entrever que Él, no está por encima de ti. Así harás ver, que eres el benefactor y protector “ad eternum”.

– Conoce las necesidades personales de sus potenciales adeptos. Los adversarios no cuentan.

– Debe manejar el arte de la verborrea y las cantinfladas. Así deberá ser tu discurso todo el tiempo. Ser chabacano o educado. Las masas te seguirán si sabes el cómo llegarle dependiendo al sector que te dirijas. Lo que es entendible para unos, quizás, no sea para otros. (Encantador de serpientes).

– Comienza desde temprano a sumar adeptos porque son los que mañana te van a dar los votos o en su defecto, apoyarán los desmanes de los ejercicios del poder. (Llora por la democracia, date golpes de pecho por ella, ofrece, promete y da lo que puedas porque a la final, es una inversión).

El Durante: (Ejercicio del PODER)

– Recuerda que las dictaduras y similares debido a la globalización del mundo, han cambiado sus estrategias y formas de oprimir y reprimir. El paredón ya no es usual. Existen otras formas demócratas de neutralizar. Mete preso, el tiempo que sea necesario, a todo líder u opositor que asome la cabeza. Busca una excusa. Luego lo liberas e inhabilitas políticamente. (Uno menos dentro del marco constitucional).

– De una vez deja en claro que: estás conmigo o estás contra mí. No hay términos medios.

– Comienza sutilmente por adentrarte y posicionarte a tu conveniencia, dentro de los diferentes Poderes del Estado. Utiliza la misma Constitución en forma solapada. Es tu carta aval. Jamás, pero jamás, reveles tus intenciones “DEMÓCRATAS”. (Utilízala como antifaz). Échale mano al Poder Electoral y más nunca volverán.

– Ten presente que la democracia es la sabiduría depositada en la ignorancia colectiva. (Anónimo)

– En lo Militar, como garantes de la constitución en el mundo, poseedores de la administración de las armas, son el cuerpo que practica la milicia. El arte de hacer la guerra y esa deberá ser tu muleta. Mientras tanto, deja que los adversarios practiquen la paz. (Juego de niños ilusos)

– No subestime a nadie porque de seguro tendrás personas que NO te subestimarán. Condición peligrosa a tus aspiraciones. No reflejes tus potencialidades y es mejor que ocultes las debilidades. Recuerda siempre que la culpa es del otro. No tuya. Que quede claro. (Hazte el pendejo y calladito te ves mejor).

– Debes hacer ver que Estado, junto a las Instituciones, el gobierno y tu persona, son una misma cosa. El Estado, soy YO. (No le digas a nadie cuanto te quiero).

– Todo el tiempo defiende tu posición como DEMÓCRATA. Y que estás con el pueblo… “Siempre con el pueblo”. O sea… “EL SOBERANO”. (El que manda y nunca se equivoca). Utiliza el uniquismo y el primerismo en todo momento. Somos los únicos en tal cosa y lo primero en aquello. Genera una sensación de distinción y especial orgullo, del cual tú, eres parte.

– No esperes, nada de nadie, porque los adulantes e interesados estarán tras de ti para sacarte provecho. (Cuando Satanás te soba la espalda. Ten cuidado porque de seguro busca tu alma).

– Procura aliarte con países que tenga peso específico. Así no se meterán contigo, o por lo menos lo pensarán. Genera críticas y ofensas hacia los países poderosos adversos o a sus mandatarios. (Hazle ver que tienes dientes y sabes morder).

– Genera un sentimiento de piedad que se proyectará en odio hacia los que supuestamente te desean hacer daño. Haz creer que te quieren asesinar. (Cálculo matemático de la dinastía Fidel en Cuba)

– Corrompe a los militares y en especial a los de alto rango porque así tendrás la administración de la violencia y de las armas. (Claves para mantenerte en el poder).

– A los altos funcionarios, permíteles privilegios especiales y corrupción porque es la carta bajo la manga para enjuiciarlos a posteriori, al momento en que pretendan salirse de tus reglas. No te preocupes; preso o destituido, de nada valen después así como lo que puedan decir de ti.

– Confisca los modos y medios de producción. Les cambias el nombre y los haces como tuyos. Invoca por causa de Utilidad Pública. (Santo remedio. “Doctus Cum Libro”).

– Toma el control directo de las cárceles porque los presos te permitirán o realizarán algunos trabajitos sucios. Agrúpalos en Colectivos. (Recuerda a Hitler o a Mussolini y sus famosas camisas negras). Deja que ocurran algunos robos, atracos y homicidios. Esto generará un clima de inseguridad e impunidad del cual sólo tú, tendrás el control y serás el salvador, al momento que procedas. Igual los tendrás como fuerzas de choque.

– Genera escasez de alimentos. Las masas sociales piensan por el estómago. Pero eso sí, no olvidar que “amor con hambre no dura”. Pon a la población a comer en tu mano. (No olvides; Holodomor. Ucrania, 1933)

– Genera los problemas, las necesidades personales y sociales. Luego apareces, regañas, criticas, resuelves y luego vendrán los agradecimientos. (Eres el salvador y sin ti, la vida es nada… Así es que se gobierna!!!)

– Ante la crisis económica, procura algunas formas de ayuda o de becas, carné de partido que generen sensación de Estado paternalista que está con su pueblo. El control social es clave. Compra conciencias. Debes tenerlos identificados y registrados en una base de datos. (La tecnología da para eso).

– Métete con la religión predominante de forma satánica y posteriormente la utilizas como fiel creyente. Detén algunos sacerdotes bajo cualquier pretexto. (Cual oveja mansa que cuida del rebaño).

– Haz a un lado los sentimientos afectivos sobre tu familia y allegados porque de esta forma, te liberas de compromisos no convenientes a tus propósitos. Comenzando por tu esposa, hijos, sobrinos, etc. (Recuerda a Stalin y su vida privada).

– Procura el control de los Centros de Estudiantes de las Universidades Públicas y Privadas porque de allí radica el conocimiento y “la luz que vence las sombras”, se forjan líderes, intelectuales y opositores. Crea Universidades e inventa profesiones porque ellos serán el futuro de tu proyecto independientemente si poseen el nivel académico y cultural correspondiente. Doctores. Magister, etc. (Sangre joven cargados de lealtad). Lo importante es que se sientan incluidos dizque con una reconocida ubicación en la sociedad. Gradúa médicos a granel porque son el medio de penetración ideológica hacia las comunidades y abogados especialmente porque harán de la justicia, tu herramienta de coerción.

– Infiltra y soborna a los sindicatos públicos y privados. Los pones a tus pies y ellos sabrán cómo manejar a la clase obrera.

– El Arte y la Cultura deben desaparecer y con ella los lazos que puedan vincular pasados. Debes crear tu propio estilo así como tu historia y héroes de la nueva patria. (Hitler ideo su forma y construyó sus propios museos).

– Deja salir del país a los que se quieran ir. Hazle la vida imposible. Total, al salir son un estorbo menos.

– Permite la existencia de partidos políticos que cohabiten en tu proyecto. Créalos si es necesario. Ya sabes que hacer, cuando surja un líder peligroso. (Cortar las alas)

– Controla los presupuestos, ingresos y gastos de la Nación. (Procura no dar muchas explicaciones)

– No te preocupes mucho por el interior del país. Recuerda que el centro del poder está en la Capital. (Envíales dádivas y elogios de vez en cuando).

– Las estadísticas como números al fin, son una herramienta muy poderosa y más cuando la utilizas a tu favor. Así sea con datos falsos o a tu conveniencia. (Nadie averigua. Miedo a los números).

– Es necesario disponer de la mayor plataforma comunicacional nacional e internacional para la propaganda y publicidad. Cierra y expropia algunos medios de comunicación que los otros se autocensurarán. Utiliza a tus Embajadas y Consulados. (No olvides la hazaña que realizó el ministro alemán Joseph Gobbels durante el régimen de Hitler).

– Procura hablar siempre en tiempo futuro sobre planes y proyectos. Mantén la llama de la esperanza encendida porque así es como funcionan las loterías. (Quiero ser millonario).

– Emplea con frecuencia el argot militar: Batalla, rodilla en tierra, lucha, guerra, entre otras, porque generan sensación de éxito del no sé qué. Victoria así sea imaginaria. Eso mueve masas y manipula consciencias. Exacerba el patriotismo sin tener noción del significado de Patria.

– Incluye tu proyecto en los textos escolares desde la primaria y a los educadores. Hazle saber que ha nacido un perfil educacional para el nuevo país. (El Idólatra).

– La desesperanza es el vehículo más efectivo para llevar a un pueblo a la aceptación y hacer creer como oprimidos que son indestructibles y ahora son los que gobiernan. (Ahora manda el pueblo)

El Después: (Falló el Proyecto)

– Una retirada a tiempo vale más que digan: “aquí corrió que aquí murió”. En caso que hayas llegado a la cúspide, disfruta los aromas del poder y no sea obsesivo. Todo tiene su final. Recuerda que el poder no es eterno como nada en la vida. (El tiempo todo lo destruye, hasta la tumba y la cruz)

– No eres responsable del desastre que dejas en el país. La culpa es de la oposición y del Imperio. Los gobiernos pasan y los pueblos quedan. Si piensas que no es así, tu destino probablemente sea incierto y no tendrás tiempo para disfrutar tu retiro y/o descanso en la vejez. (Pregúntale a Fujimori, entre otros).

– Coloca en sitio seguro o bancos de confianza, todo el dinero que puedas obtener del erario público porque del mismo, dependerá tu subsistencia y la de tu familia en el exilio. Lava a tiempo los capitales para tu retiro.

– Debes tener rutas de escape del país como planes alternos. Recuerda que te van a buscar para que rindas cuentas de tus actos. No olvides que existe un Tribunal de la Haya.

A lo antes descrito, entre otros lineamientos, ten presente esta imagen:

Así terminó este dictador, por no haber considerado los lineamientos aquí planteados y así suelen terminar los que piensan que los pueblos son pendejos. La justicia terrenal o la Divina a veces tarda, pero llega.

Elaborado 19 Enero de 2018 por: Richard González C.

(Venezolano)

Aclaratoria: El presente escrito persigue como objetivo el aporte a una forma figurativa de identificación sobre personas que, muy lejos de principios democráticos, utilizan los mismos para hacerse del poder y dominar un país. Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia.

“El Honor Militar” Por: Richard González @riky282

descarga-honor

“El Honor Militar” Por: Richard González.

El honor;  es la ACTITUD asumida por una persona ante un hecho de la vida acorde a principios adquiridos a través de la formación de hogar así como de la educación formal e informal, enmarcadas en el justo proceder apegado a las leyes y que rigen un determinado desempeño dentro de esa sociedad o grupo al que pertenece obteniendo de ella, una manifestación pública de respeto, admiración, autoestima y orgullo al identificarse con ese algo que forjó en forma especial y denotada  logrando el cumplimiento de objetivos en el desempeño de tal responsabilidad y que merecen la honra pública. Es algo intangible y de valor incuantificable.

En cuanto al Honor Militar, propio de los ejércitos, constituye históricamente el bastión fundamental de la disciplina para su buen funcionamiento. A título de ejemplo histórico, se mencionan a los Templarios, samuráis, entre otros, donde mancillar el honor militar, era castigado hasta con la muerte. Va ligado al cumplimiento del sagrado deber que tipifican los propios ordenamientos jurídicos incluyendo los códigos de conducta y hasta los juramentos. Es así como en la edad media encontramos leyendas sobre inscripciones en las espadas que decían: “No me saques sin razón, ni me envaines sin honor”.

Por lo tanto, pudiéramos decir que es una cualidad humana que va unida a la virtud, al mérito, al heroísmo, a la honestidad y debido a ello, los militares que luchan por el sostenimiento y la defensa de la Constitución y  de la Patria, son considerados personas honorables y que merecen respeto y admiración porque en manos de ellos están depositadas las armas de la República para tales fines.

En nuestro caso, poseemos una hermosa tradición histórica partiendo de nuestro Himno Nacional que lo menciona hasta el punto que al día de hoy, el honor de las personas es protegido por el Estado Venezolano desde La Carta Magna en su artículo Nro. 60. Vemos  inclusive en muchos de los  himnos de los diversos componentes de las Fuerzas Armadas, en sus armoniosas melodías, mencionar al honor militar como el norte que debe tener presente cada soldado. Por lo tanto, cualquier desviación sería unadeshonra sin adentrar el tema en el plano jurídico como delito.

El portar un uniforme –símbolo externo de respeto- o pertenecer a una institución militar, debe ser un sentimiento de orgullo, embargado de dignidad, que no es otra cosa que honrar a los que con sacrificio hoy reconocemos como únicos padres de la patria, héroes de la independencia y a quienes debemos reconocimiento y que estamos obligados a seguir su ejemplo para que en el tiempo conservemos ese legado de honor de nuestro ejército, reconocido internacionalmente, libertador de naciones.

“Yo desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria”. Simón Bolívar (1783-1830) 

A los militares de mi patria Venezuela que se deben a su pueblo, clamando por honor.

Elaborado (octubre de 2016) por:

Richard González @riky282