Archivo de la etiqueta: SOCIEDAD

¿DONDE ESTA DIOS? UN VENEZOLANO DE A PIE. Opinión. Reflexión. Religión., Venezuela

 

UN VENEZOLANO DE A PIE
26/5/2020

¿DONDE ESTA DIOS?

Días atrás; después de una mala noche por el racionamiento eléctrico…todavía, con las gotas de sudor surcando la frente; me senté en el jardín a tomar el café matinal.

Con el mal humor a flor de piel, fije la mirada en una vieja mata de Cayena; que se resistía a morir ante la escases de agua.

Como un acto de rebeldía, de una de sus ramas asomaba una hermosa flor roja, llena de vida y rozagante de belleza…me llamo la atención; pero no me impresiono.

Estaba absorto pensando en la terrible situación del país, cuando sentí una voz que decía, ¡¡<Señor, señor, tiene algo para comer>¡¡; levante la mirada y era un indigente con una bolsa negra en el hombro; ¡¡<no, no tengo>¡¡, le conteste—<muchas gracias> y siguió su camino.

Luego reaccione y me dije; pero por lo menos, puedo regalarle una taza de café…lo llame y lo invite a sentarse.

Cuando le estaba sirviendo el café, sin saber porque; decidí regalarle el sándwich de pan integral con queso mozarela, que mi esposa me había preparado para el desayuno.

Al ver el plato con el sándwich y un vaso de jugo de naranja…sorprendido pregunto, ¿<y esto señor>?—<es para ti, era mi desayuno>.

Sus ojos se iluminaron de alegría, una sonrisa apareció en su rostro y su gran emoción se desbordo en un mar de lagrimas.

<Señor, tengo dos días sin comer, y muchos meses que no pruebo un jugo de naranja>,—<Disfrútalo>, le conteste y me senté a su lado.

Mientras observaba aquel hombre, que a pesar del hambre comía muy despacio, para alargar el momento de placer…sentí una profunda satisfacción, y entendí lo relativo del valor las cosas.

Lo que para mí era una dieta, para él era fuente de energía vital…para mi preparar otro sándwich era muy sencillo, para él volver a comer eran una esperanza incierta.

Le pregunte, ¿<Tú crees en Dios>?—<Y porque no voy a creer, si gracias a él estoy vivo>, me contesto.

¿<Quien es Dios>?, volví a preguntar—<Dios es cada trozo de pan que consigo en la basura, es la comida que me regala la gente, es el dinero que me dan por las cosas que vendo>.

Después de tomarse el café y darme la gracias, agarro su bolsa y se despidió.

Antes de irse le pregunte, ¿<Y DONDE ESTA DIOS>?—me miro fijamente a los ojos, y dijo, <Señor; si quiere saber donde esta Dios…mírese en el espejo, pregúntele con fe y él le contestara>, dio media vuelta y siguió su camino.

Aquel hombre desnutrido, harapiento, sin un techo donde dormir; con aquella inmensa fe en Dios…su sencillo; pero profundo mensaje, y su mirada de agradecimiento… fueron un inmenso corrientazo que desvaneció el pesimismo que me embargaba…y una gran alegría llego a mi espíritu.

Volví la mirada a la mata de cayena y sentí en la flor la fuente de la vida… allí estaba Dios.

Mire al frente, y en un desolado terreno; un floreado Araguaney, le hacia compañía un frondoso Cují…el contraste del amarillo intenso del Araguaney con el verde limón del Cují, era un hermoso paisaje que invitaba a la contemplación…y que solamente la naturaleza nos puede regalar…allí estaba Dios.

Levante mis ojos al cielo, y un ramillete de majestuosas nubes blanca me dio la bienvenida…al fondo un azul profundo, resaltaban su belleza…Completaba aquella obra maestra de la creación, un fulgurante sol, que se abría paso entre las nubes, anunciando el nuevo día…allí estaba Dios.

Una inmensa paz espiritual lleno mi cuerpo…mi corazón se inundo de felicidad y mi alma sintió la presencia del Señor.

Pude entender entonces, el mensaje del indigente…Dios está en todas partes; pero también dentro de nosotros…El se manifiesta de muchas formas…una de ellas, es cuando compartimos lo que tenemos con los más necesitados.

Todas las mañanas sigo tomando el café en el jardín, disfruto la belleza de la naturaleza y recargo mi espíritu de energías positivas…Aquel misterioso hombre, no ha vuelto a pasar…para mí; fue un milagro que me cambio la vida para siempre.

Pido al Creador, para que ese milagro se multiplique en los hogares venezolanos, y nos acerquemos mas a la vida espiritual…en estos momentos que tanta falta nos hace, para enfrentar la crisis y la pandemia.

AUTOR: Desconocido. Ya aparecerá, Dios mediante.

REMISIÓN: Santiago González Guinand

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de Jovenes Católicos

Mi verdad sobre el 4 de Febrero (V) Por: Fernando Ochoa Antich. Opinión. Venezuela.

Estimados amigos:
Les remito anexo mi artículo de opinión de hoy domingo.
Abrazos,

Fernando Ochoa Antich. 

Mi verdad sobre el 4 de Febrero (V)

Fernando Ochoa Antich.

Un factor decisivo en el control de la insurrección militar fue el mensaje televisivo del presidente Carlos Andrés Pérez. Debilitó, totalmente, la voluntad de combate de los insurrectos. Lo hizo, con riesgo de su vida, demostrando valor y dignidad. Unas unidades se rindieron sin oponer resistencia alguna; otras lo hicieron después de largos y trágicos combates con un doloroso saldo de 35 muertos entre soldados, estudiantes y policías. Eran jóvenes venezolanos que merecían vivir. Los responsables de esas muertes fueron los jefes de la sublevación militar, en particular el teniente coronel Hugo Chávez Frías. Se rindió, a las 6:30 a.m., sin combatir. Su misión era atacar el palacio de Miraflores en apoyo de los grupos mecanizado y de artillería Ayala y Rivas. No lo hizo, dejó que sus subalternos combatieran, en condiciones de marcada inferioridad de medios, contra el regimiento de la Guardia de Honor.

Uno de los mitos creados después del 4 de Febrero fue el supuesto éxito alcanzado por el T.C. Francisco Arias Cárdenas en Maracaibo. En verdad, su actuación fue ineficaz y cobarde. Los únicos objetivos militares capturados fueron el cuartel Libertador, la base aérea Rafael Urdaneta, la policía del Estado y el Comando Regional No. 3 de la G.N. Sin embargo, de manera inexplicable, abandonó el cuartel Libertador a las 6:30 a.m. para trasladarse a la base aérea Rafael Urdaneta. ¿Qué ocurrió en ese tiempo? El grupo Gómez y los batallones Bravos de Apure, Aramendi y Venezuela rodearon el cuartel Libertador. El general Richard Salazar Rodríguez, comandante de la 11 brigada de Infantería y el T.C Rubén Calderón Matheus, comandante del Grupo Freites, ingresaron al cuartel Libertador y convencieron a los oficiales insurrectos para que depusieran las armas. El T.C Arias se rindió, sin combatir, a las 9:30 a.m.

El almirante Daniels y el general Jiménez empezaron a presionar a los tenientes coroneles Miguel Ortiz Contreras, Jesús Urdaneta Hernández y Joel Acosta Chirinos y al capitán Luis Valderrama para lograr su rendición. Era fundamental recuperar el control de las guarniciones de Maracay y Valencia y la base Francisco de Miranda. El efecto psicológico de esa rendición sobre las Fuerzas Armadas era muy importante. El general Jiménez telefoneó, a las 6:30 a.m., al T.C. Ortiz al Cuartel Páez. Le explicó la situación de Caracas, pero éste no aceptó rendirse. Al general Jiménez le fue imposible comunicarse telefónicamente con el T.C, Urdaneta y el capitán Valderrama. El general Visconti me narró en su entrevista para mi libro lo siguiente: “El general Jiménez me ordenó, de parte del ministro de la Defensa, bombardear las unidades insurrectas. Le dije que eso era imposible ya que ocasionaría una verdadera tragedia. Los aviones sólo realizaron vuelos rasantes” (1). Así mismo, me explicó su previo acuerdo con Hugo Chávez de neutralizar el empleo de la aviación al producirse la asonada.

A las 10:30 recibí una llamada del vicealmirante Daniels:

-“Ochoa, una unidad de tanques del batallón Pedro León Torres tiene rodeada la base Libertador y amenaza con entrar a la pista. El general Visconti tiene en alerta sus medios aéreos. Está decidido a atacar a los tanques si estos rompen la cerca. Ha tratado por todos los medios de convencer al mayor Torres Number para que se rinda, pero no lo ha logrado.

-Daniels, ¿se le informó de la rendición del T.C. Chávez?

– Sí, pero no cree que es verdad. Está totalmente aislado. Sus medios de comunicación no funcionan. La única manera de negociar con él es trasladándose hasta el sitio en donde tiene desplegada su unidad. El general Visconti lo ha hecho sin éxito. También ha enviado a otros oficiales para tratar de convencerlo y también han fracasado.

-¿Alguna de las otras unidades insurrectas se ha rendido?

-No, el propio comandante Chávez conversó telefónicamente con el T.C. Jesús Urdaneta Hernández sin lograrlo.

-¿Qué piensan hacer?

-El Alto Mando Militar recomienda presentar, ante los medios de comunicación, al T.C Chávez para que haga un llamado a las unidades insurrectas pidiendo su rendición. Creemos que es la única manera de lograr que depongan las armas sin combatir.

-Estoy de acuerdo Daniels. Espera un momento. Voy a solicitar autorización al presidente Pérez para hacerlo”.

Me trasladé al despacho presidencial. El presidente Pérez estaba conversando con un grupo de ministros:

-“Presidente, una unidad de tanques tiene rodeada la base Libertador. No acepta rendirse y existen posibilidades de que dicha unidad trate de tomar la base. Si los tanques rompen la cerca y entran a la pista van a ser atacados por los F-16 y los demás medios aéreos bajo control del general Visconti. Se iniciaría un combate de consecuencias impredecibles. El Alto Mando recomienda presentar a Hugo Chávez en la televisión para que haga un llamado a que se rindan las unidades sublevadas”

El presidente Pérez reflexionó brevemente y me respondió:

-“Ochoa, lo autorizo, pero antes graben el mensaje”.

Regresé al teléfono a continuar mi conversación con el almirante Daniels:

-“El presidente autoriza la presentación, pero quiere que antes se grabe para evitar cualquier mensaje inconveniente.

-Ochoa, no hay tiempo. El ataque a la base Libertador es inminente. Si no lo hacemos de inmediato empezarán los combates.

-Daniels, si la situación es tan grave, bajo mi responsabilidad, presenta, sin grabarlo, a Hugo Chávez ante los medios de comunicación,.

-De acuerdo Ochoa. (2)

El almirante Daniels, en la entrevista que le hice para mi libro, narró lo siguiente: “Después de la autorización del presidente Pérez para presentar al T.C Chávez en la televisión llamé al coronel Juan Antonio Pérez Castillo, jefe del departamento de Relaciones Públicas, y le ordené convocar a los medios de comunicación en el salón protocolar del ministerio de la Defensa. Nos dirigimos hacia dicho salón el general Iván Jiménez Sánchez, algunos oficiales generales y almirantes y yo. Deseo resaltar lo siguiente: referente a la orden emitida por el presidente Pérez de que se grabara dicho mensaje, en ningún momento la intervención del T.C. Hugo Chávez fue a través de microondas. Los distintos medios grabaron el mensaje y salieron a llevar el correspondiente casette a sus diferentes canales y radios.” (3).

El mensaje de Hugo Chávez fue corto pero impactante:

-“Lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital, es decir aquí en Caracas, no logramos controlar el poder. Ustedes lo hicieron muy bien allá, pero ya es tiempo de evitar más derramamiento de sangre”. (4)

Siempre he creído, y lo mantuve en la entrevista que le hice el almirante Daniels, que en su oficina se manipuló al Alto Mando Militar para lograr que se permitiera la presentación de Hugo Chávez en la televisión. Él nunca lo aceptó. Su opinión sobre la actuación de los oficiales que lo acompañaban en su oficina fue la siguiente: “Su actuación fue absolutamente leal. En todo momento trataron de colaborar en las decisiones que tuve que tomar. La situación militar no terminaba de normalizarse. Evaluamos la posibilidad de bombardear las unidades insurrectas, pero nos dimos cuenta de que dicho bombardeo tendría un elevado costo en pérdidas de vidas y material de guerra. De esa discusión surgió la idea de presentar a Hugo Chávez en la televisión para influir en la posición que mantenían los oficiales alzados. Pensamos que de esa forma lograríamos la rendición” (5).

Por otra parte, no era fácil prever que tan cortas palabras iban a tener el impacto que logró en la opinión pública. Además, Hugo Chávez había traicionado su juramento, violado la Constitución y conducido a sus compañeros de aventura a arriesgar sus vidas mientras él permanecía a buen resguardo detrás de los gruesos muros del Museo Militar. ¿Evaluó el Alto Mando Militar con suficiente objetividad la situación militar? Estoy convencido que sí. Era imprescindible lograr la inmediata rendición de las unidades insurrectas. El inicio de los combates hubiese comprometido la estabilidad del gobierno constitucional ya que era muy difícil determinar la reacción que podían tener muchos de los oficiales ante el hecho de verse obligados a combatir contra sus propios compañeros de armas. El espíritu de cuerpo y la camaradería eran valores muy arraigados en el estamento militar de ese tiempo.

¿Fue una ligereza mía no atenerme estrictamente a lo ordenado por el presidente Pérez de grabar dicha presentación? Creo que no. La certeza que me transmitió el almirante Daniels del inminente enfrentamiento entre la unidad de tanques que rodeaba la base aérea Libertador y los F.16 justificaba la urgencia de una decisión. No era posible regresar al despacho presidencial a discutir sus ventajas y desventajas. Tampoco es verdad que Hugo Chávez alcanzó la presidencia de la República, gracias a esa presentación. La popularidad obtenida como resultado de su aventura, fomentada por los medios de comunicación y poderosos sectores de la opinión pública, se desvaneció totalmente. A su salida de la cárcel en marzo de 1994 “sólo tenía 5 % de popularidad, manteniendo tan bajo porcentaje hasta el año 1997”. (6) Su posibilidad de triunfo en las elecciones presidenciales surgió de los errores políticos cometidos, en 1998, principalmente la escogencia, por Acción Democrática y Copei, de Luis Alfaro Ucero e Irene Sáez como candidatos presidenciales.

1 – Ochoa Antich, Fernando, “Así se rindió Hugo Chávez”, Libros de El Nacional, Caracas, 2007, entrevista al general Efraín Visconti Osorio, pp.111, 160

2,3 – Ochoa Antich, Fernando, “Así se rindió Hugo Chávez”, Libros de El Nacional, Caracas, 2007, diálogos entre Carlos Andrés Pérez, Elías Daniels y Fernando Ochoa Antich.

4 – Jiménez Sánchez, Iván Darío, Los golpes de Estado desde Castro hasta Caldera, corporación Marca, Caracas, 1996, intervención televisiva de Hugo Chávez, p.172;

5 – Ochoa Antich, Fernando, “Así se rindió Hugo Chávez”, Libros de El Nacional, Caracas, 2007, entrevista al vicealmirante Elías Daniels, pp. 170, 171

6 – Rangel, José Vicente, Revista Bohemia, Caracas 1997.

Caracas, 12 de abril de 2020.

fochoaantich

Para descargar en Word, haga click aqui:

20200412. Mi verdad sobre el 4 de Febrero V.docx

No son alimañas políticas. Por: Rodolfo Izaguirre. Opinión. Venezuela.

 

  • OPINIÓN

No son alimañas políticas

Por
Rodolfo Izaguirre

marzo 1, 2020

¿Qué se dice de las ratas cuando no se las asocia con las profundidades de las cloacas y alcantarillas; con el asco, el rechazo y el terror de un remoto e imposible contacto físico o se las ve abandonando el barco a punto de naufragio? ¿Qué comentarios suscitan cuando se las vincula con los gobernantes corruptos o personas indecentes?

Se dice que el ruido que hacen al roer es lo que les valió su nombre porque es onomatopéyico: su origen es incierto, no se sabe de dónde provienen. Algunos sostienen que pudieron haber sido un símbolo de amor porque parece que hace millares de años una rata se perdió o se encontró a sí misma al sufrir una terrible metamorfosis y apareció convertida en conejo, ágil, veloz y nervioso para desarrollar una legendaria capacidad reproductiva y hábitos que llaman la atención. Hoy suena a absurdidad.

A las ratas se les relaciona con los topos. La ciudad de Los Ángeles, al menos la zona donde vive mi hija Valentina, está plagada de topos. Viven bajo tierra y al cavar sus túneles señalan su huella dejando en la superficie la tierra de sus excavaciones. Son inofensivos pero parecen ratas.

En el IVIC la catástrofe venezolana obligó a las ratas del laboratorio a comer perrarina, lo que trastrocó o anuló las experiencias científicas. Se me ocurre que al decirlo estoy expresando de manera simple que la ciencia en el país venezolano dejó de existir.

Los simbolistas Jean Chevalier y Alain Gheerbrant se refieren al clásico análisis sobre el Hombre Rata que Freud dio a conocer: una criatura sucia, revuelta en las entrañas de la Tierra, con claras connotaciones fálicas y anales que se asocia con nociones de salud y dinero. Por esta razón ofrece una imagen de codicia, avaricia y siniestras y sospechosas actividades.

Pero dejemos a Freud en su fría casa de Viena o de Londres y observemos a esta rata que se mueve en la sentina y disfruta de las inmundicias y del mal olor, pero dispuesta a abandonar el barco, antes de que el capitán y la tripulación se percaten de la catástrofe que se avecina. ¡Nadie atina a explicarlo, pero las ratas saben que el barco va a naufragar!

Hay numerosas variedades de ratas, pero esta que estamos viendo es la más común. Mide unos veinte centímetros y tiene una cola larga. Es voraz y consume grandes cantidades de alimentos que encuentra en despensas y almacenes. Es temible y peligrosa porque transmite enfermedades de espanto como la peste, la rabia, la fiebre amarilla. Apareció en Asia y llegó a Europa en el siglo XII, pero se hizo célebre entre los siglos XIV al XVI porque causó estragos y epidemias que asolaron al continente europeo.

El cine americano se solaza mostrando las ratas cada vez que algún guionista afiebrado asalta el banco, nos hunde en las cloacas de Chicago o de Nueva York y Bruce Willis o Chuck Norris nos obligan a chapotear en aguas podridas donde reinan las ratas que se dispersan alocadas mientras el dinero y los asaltantes, soprendentemente motorizados, escapan por los laberintos del inframundo.

Cuando desapareció el mercado parisino de Les Halles brotaron de sus entrañas ejércitos de ratas. Son tenaces. Desafían a quienes deciden su exterminio. ¡Vuelven! ¡Se reproducen! Hay millones que se desplazan debajo de las ciudades. Pero hay muchos tipos de roedores: la rata andina que vive en Bolivia (¡la que huye a México y se protege con los capos, es otra!); la rata canguro que es insectívora y habita por igual en selvas húmedas o en las zonas áridas de Australia; la gris de agua, de campo y la gris de cloaca. Cuando niño yo era rata de sacristía, ayudaba al cura, me sabía en latín las oraciones, cantaba la misa de Angelis y furtivamente bebía en la sacristía el agrio y barato vino de consagrar.

Agrupadas en el barco que se va a pique las ratas son las primeras que desertan, prefieren echarse al agua y apostar sus vidas. Son feas y asquerosas; odiosas y arrastran consigo enfermedades y repugnancias. La cola larga y pelada es para muchos un símbolo fálico repelente e indeseable. Pero frente al naufragio perecen. Evidencian una decisión que los roedores del régimen militar son incapaces de asumir. Personalmente, no logro entender por qué las ratas del régimen no terminan de abandonar el barco. La solución al enigma sería que no son alimañas políticas sino traficantes de estupefacientes! Muestran menos apego a una ideología que no saben ejercitar porque sus ideas permanecen bajo los escombros de su ineficacia y yacen en el subsuelo de su propia ineptitud. No les importa el poder político; lo que les importa es el que le confieren las sustancias que trafican por la rampa cuatro presidencial del aeropuerto o por cualquier otra rampa de los delitos.

Los opositores que usan argumentaciones para exterminar a los roedores del régimen tampoco terminan de entender que son narcos despreciables y no políticos. Aceptar que deben cambiar sus estrategias y apoyarse con firmeza no en Donald Trump sino en la DEA. No es lo mismo expulsar o detener a unos delincuentes que expulsar o detener a unos políticos, así estén equivocados. Pero sea como fuere, habrá que hacerlo antes de que el barco termine de hundirse en las aguas color esmeralda del mar Caribe.

FUENTE: EL NACIONAL

La falacia del bloqueo. Por: Fernando Ochoa Antich. Opinión. Venezuela.

Estimados amigos;

Les remito anexo mi artículo de opinión de hoy domingo. Abrazos, Fernando Ochoa Antich

La falacia del bloqueo

Fernando Ochoa Antich

Hace algunos días sostuvo la secretaria juvenil femenina del PSUV, Aurora Paredes, en el programa de Vladimir Villegas, con gran convencimiento, que la tragedia que vive nuestro pueblo es la consecuencia del bloqueo que realizan los Estados Unidos a Venezuela. Causa tristeza ver la forma en que se engaña a un sector de nuestra juventud. La inmensa mayoría de nuestro pueblo sabe que eso no es verdad. Los grandes problemas nacionales, que actualmente padece nuestra Patria, surgen del modelo estalinista, caracterizado por un creciente totalitarismo, de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Los jóvenes deben conocer que esa ideología ensombreció la historia del hombre durante el siglo XX al conducir a la muerte a 70 millones de personas durante la revolución de Mao Zedong, 21,5 millones bajo el régimen de Stalin, provocar el martirio que todavía sufre el pueblo cubano y nuestra actual catástrofe nacional. Además, en Venezuela han ocurrido centenares de muertes a manos del régimen, como lo certifica el reciente informe de Michel Bachelet.

Conviene recordar brevemente la evolución política, económica y social de Venezuela, en estos últimos veinte años, para entender las causas del inmenso fracaso de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. El problema político venezolano surgió de la propia constitución de 1999, la cual fue electa a través de un retorcido sistema de votación que no respetó el principio de la representación proporcional de las minorías. De esta manera, con el 52 % de los votos, el oficialismo se hizo con el 95 % de los escaños y la oposición sólo logró obtener el 5%, es decir, 6 diputados. De todas maneras, aunque no existía un real pluralismo político, su contenido preservó importantes principios democráticos, pero no ratificó nuestra tradición histórica al instaurar la reelección inmediata del presidente de la República por un período presidencial. Además, Hugo Chávez trató, posteriormente, de incluir la reelección indefinida en todos los cargos de elección popular, la cual fue rechaza por nuestro pueblo. Sin embargo, a través de una argucia jurídica hizo aprobar la reelección indefinida del presidente de la República. Estos abusos iniciales permitieron al establecimiento de un régimen de marcada vocación totalitaria.

Los dos gobiernos de Hugo Chávez se caracterizaron por ser personalistas, clientelares, corruptos, de marcada tendencia totalitaria, irrespetuosos del Estado de Derecho y de los principios democráticos. Si bien se podría argumentar que tuvieron legitimidad de origen al haber triunfado en varias elecciones, no se puede negar que en todos los procesos comiciales hubo un gran ventajismo. De todas maneras, su legitimidad de ejercicio siempre estuvo cuestionada en virtud de su permanente irrespeto a la Constitución y a las leyes. Su prematura muerte le evitó sentir el rechazo popular que, con certeza, habría ocurrido con la disminución de los ingresos nacionales. Los dos gobiernos de Nicolás Maduro se han caracterizado por tener los mismos defectos anteriores incrementados por una total falta de legitimidad tanto de origen como de ejercicio. Ninguno de sus supuestos triunfos electorales ha sido reconocido por la oposición democrática, con el agravante de que el último, tampoco lo fue por los gobiernos de 59 países democráticos, por ser absolutamente fraudulento. La independencia del poder Legislativo ha sido irrespetada permanentemente, así como también la inmunidad parlamentaria. Cabe destacar la permanente violación de los derechos humanos, en ambos gobiernos, los cuales han dado origen a la aplicación de sanciones internacionales.

Afirmar que la inmanejable crisis venezolana es consecuencia de las sanciones de los Estados Unidos es un argumento falaz. Nuestra economía presenta un conjunto de factores estructurales tales como la exagerada dependencia de un solo producto, la tendencia a acumular gestiones fiscales deficitarias, el peso excesivo del Estado en la actividad económica, el escaso dinamismo del sector privado no petrolero etc., que debieron ser resueltos durante los años del esplendor petrolero. Nada se hizo. Al contrario, se promovió, por razones políticas, un sistema distributivo, sin percibir que esa forma ligera de administrar traería por consecuencia la inmensa crisis económica que padecemos: en el año 2017, Venezuela sufrió una caída del Producto Interno del 40 %, encontrándose el Banco Central sin reservas para poder enfrentar el pago del servicio de la deuda externa, la cual alcanzó en el año 2012, no existen datos oficiales más actualizados, la inmanejable cifra de 113.000 millones de dólares, con vencimientos concentrados en un corto plazo, en medio de una creciente caída de la producción petrolera, consecuencia de la destrucción de PDVSA. Aunado a ello, la corrupción no disminuyó. Todo lo contrario, continuó incrementándose al paso de los días.

Esta desbastadora crisis económica se inició con la aprobación del “Plan de Desarrollo Económico 2007-2013”, inspirado en el Socialismo del Siglo XXI y orientado por el ministro Jorge Giordani, en el cual se estableció la nacionalización de todos aquellos sectores considerados estratégicos de la economía nacional. Las acciones comenzaron a partir del año 2007 al nacionalizar los sectores de comunicaciones, las grandes industrias básicas del hierro, del acero, del cemento y de la minería. Ese mismo año, las empresas extranjeras que trabajaban en la Faja Petrolífera del Orinoco fueron obligadas a aceptar nuevos términos de propiedad y control sobre los proyectos de explotación. La Exxon-Mobil y Conoco Phillips no aceptaron, generándose costosos procesos de arbitraje. En esos años Venezuela despilfarró más de 23.377 millones de dólares en pagar expropiaciones y nacionalizaciones de empresas, las cuales mayoritariamente quebraron, mediante un importante incremento de la deuda pública.

En el año 2010 empezaron las presiones sobre el Banco Central. El caso PDVSA es un buen ejemplo: el año 2013, la empresa petrolera adeudaba al Banco Central 65.000 millones de dólares. Al empezar a disminuir los precios petroleros, en el año 2014, todo colapsó. Su expresión inmediata fue el surgimiento de una creciente recesión. Naturalmente, esta irresponsable manera de administrar el esplendor petrolero condujo a la actual tragedia venezolana. Veamos la dolorosa situación social a finales del año 2019: desempleo 35%; inflación 7.374%; pobreza 25, 8 %; pobreza extrema 61,2 %. Esta tragedia es la gran responsabilidad histórica de Nicolás Maduro. En el año 2013, debió rectificar el equivocado rumbo económico. No lo hizo. Su gobierno, como es natural, ha tenido que enfrentar, de manera permanente, una grave crisis política que ha dificultado una posible rectificación económica. En lugar de buscar una solución negociada con la oposición, convocando a unas elecciones presidenciales justas y equitativas, ha preferido desafiar, con consecuencias impredecibles, a la Comunidad Internacional. Recomiendo a nuestros jóvenes documentarse sobre estos hechos para evitar ser engañados por intereses políticos y ambiciones personales.

Caracas, 16 de febrero de 2020.

fochoaantich

20200216. La falacia del bloqueo.docx

MARTIN LUTHER KING. TAMBIÉN CON VENEZUELA TENGO UN SUEÑO. Por Daniel Chalbau lange. Opinión. Venezuela.

TAMBIÉN CON VENEZUELA TENGO UN SUEÑO

Palabras que, desde su descanso en el Cielo, nos dirige

Martin Luther King, el gran luchador por la libertad.

Sueño… que estoy orgulloso de reunirme con ustedes, mis amigos venezolanos, en un GRAN CABILDO NACIONAL, que quedará como la mayor manifestación por la libertad en la historia de Venezuela.

El 24 de junio de 1821, el más grande de los venezolanos, cuya sombra simbólica los cobija, y en hermandad con otros venezolanos y extranjeros, reafirmaron, con su sangre, sudor y lágrimas derramadas en la Batalla de Carabobo, vuestra independencia: llegó como un amanecer de alegría para terminar la larga noche del cautiverio.

Lamentablemente, 199 años después, deben enfrentar el hecho trágico de que indignos hijos de una misma Patria con el apoyo y la sumisión de otros indignos de patrias hermanas, los tienen en cautiverio, privándolos de libertad, paz y de la democracia, que como sistema de gobierno, también con sangre, sudor y lágrimas, conquistaron el 23 de enero de 1958. Aún no son libres. Ciento noventa y nueve años después, sus vidas todavía están minadas por los grilletes de la discriminación en un solitario país en medio de un vasto océano de riqueza material. Ciento noventa y nueve años después, lo que queda de la sociedad venezolana, se encuentra a sí mismo exiliado en su propia tierra.

El socialismo del siglo XXI, en vez de honrar su obligación sagrada, los está alimentando con cheques sin valor que son devueltos con el sello de ‘fondos insuficientes’. Me niego a creer que el banco de la justicia está quebrado. Me niego a creer que no hay fondos en los grandes depósitos de oportunidad en esta nación. Por eso, han venido a cobrar ese cheque, un cheque que os dará las riquezas de la libertad y la seguridad de la justicia.

He venido a este lugar sagrado para recordarles la urgencia feroz del ahora. Este no es tiempo para entrar en el lujo del enfriamiento o para tomar la droga tranquilizadora del gradualismo.

Ahora es el tiempo de elevaros del oscuro valle de la segregación hacia el iluminado camino de la justicia.

Ahora es el tiempo de elevar vuestra nación de las arenas movedizas de la injusticia hacia la sólida roca de la hermandad.

Ahora es el tiempo de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios. Sería fatal para la nación pasar por alto la urgencia del momento.

Hoy es el principio del fin, no habrá ni descanso ni tranquilidad en Venezuela hasta que el pueblo tenga garantizado sus derechos de ciudadano.

· No sacien vuestra sed de libertad tomando de la copa de la amargura y el odio.

· Siempre deben conducir vuestra lucha en el elevado plano de la dignidad y la disciplina.

· No deben permitir que la protesta creativa degenere en violencia física.

Hay quienes preguntan a los que luchan por los derechos civiles: ¿Cuándo quedarán satisfechos? Nunca estarán satisfechos mientras los pueblos sean víctimas de los inimaginables horrores de la brutalidad.

Nunca estarán satisfechos en tanto no puedan acceder a una vivienda digna. Nunca estarán satisfechos mientras a vuestros hijos les sean arrancado su ser y robada su dignidad.

Nunca estarán satisfechos hasta que la justicia os caiga como una catarata y el bien como un torrente.

Comprendo que muchos de ustedes están aquí tras pasar por grandes pruebas y tribulaciones. Algunos de ustedes acaban de salir de celdas angostas. Algunos de ustedes llegaron desde zonas muy alejadas en búsqueda de trabajo, comida, medicina, paz y libertad. Ustedes son los veteranos del sufrimiento creativo. Continúen su trabajo con la fe de que el sufrimiento sin recompensa asegura la redención. Regresen a sus hogares con la sabiduría de que, de alguna forma, esta situación puede ser y será cambiada. No se deleiten en el valle de la desesperación.

Les digo a ustedes hoy, mis amigos venezolanos, que pese a todas las dificultades y frustraciones del momento,yo todavía tengo un sueño con Venezuela. Yo tengo el sueño de que muy pronto esta nación nuevamente se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo: ‘Creemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales’.

Yo tengo el sueño de que un día muy cercano serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la hermandad; de sofocar el calor de la injusticia y la opresión y transformarlo en un oasis de libertad y justicia; de que vuestros hijos vivirán un día en una nación donde no serán juzgados por su raza, religión, clase social o pensamiento sino por el contenido de su carácter.

Esta es la Esperanza. Esta es la Fe.

Con esta fe serán capaces de esculpir en la montaña de la desesperación una piedra de esperanza.

Con esta fe serán capaces de transformar las discordancias de vuestra nación en una hermosa sinfonía de hermandad.

Con esta fe serán capaces de trabajar juntos, de rezar juntos, de luchar por vuestra libertad juntos, con la certeza de que muy pronto serán libres.

Entonces dejen resonar la libertad desde las prodigiosas cumbres del cerro El Ávila, desde los picos nevados de Mérida, desde vuestros llanos, y costas; desde cada ladera, dejen resonar la Libertad. Y cuando esto ocurra, cuando dejen resonar la Libertad, cuando la dejen resonar desde cada pueblo y cada caserío, desde cada ciudad y cada estado, serán capaces de apresurar la llegada de ese día en que todos unirán sus manos y cantar las palabras de un viejo espiritual negro:

‘¡Por fin somos libres! ¡Por fin somos libres! Gracias a Dios todopoderoso,

¡Por fin somos libres!’».

Daniel Chalbaud Lange.

Valencia. 08. 02 2020

TAMBIÉN CON VENEZUELA TENGO UN SUEÑO.docx

DESPERTANDO EL ALMA FEB 08. REFLEXIÓN DEL DÍA. EL HELECHO Y EL BAMBÚ. Por: Arsenio González.

DESPERTANDO EL ALMA   

FEB 08. REFLEXIÓN DEL DÍA

EL HELECHO Y EL BAMBÚ

Un día decidí darme por vencido…renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio.

-¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido? Le pregunté.

-Mira a tu alrededor, me respondió, ¿Ves el helecho y el bambú?

-Sí, respondí.

-Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.

-En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el quinto año un pequeño brote de bambú se asomó en la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante.

-El sexto año, el bambú creció más de 20 metros de altura. Se había pasado cinco años echando raíces que lo sostuvieran. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

-¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? Le dijo el anciano y continuó…

-El bambú tiene un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos son necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso. -Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida, le dijo el anciano y continuó…

-La felicidad te mantiene dulce. Los intentos te mantienen fuerte. Las penas te mantienen humano. Las caídas te mantienen humilde. El éxito te mantiene brillante…

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá sólo estés echando raíces…

LO SIENTO; POR FAVOR, PERDÓNAME, TE AMO, GRACIAS
SOMOS AMADOS Y APRECIADOS MUCHÍSIMO Y PARA SIEMPRE
NO TENEMOS NADA QUE TEMER
NO HAY NADA QUE PODAMOS HACER MAL
YO SOY HIJO DE DIOS Y POR LO TANTO HEREDERO DE TODAS LAS RIQUEZAS DEL UNIVERSO
Arsenio González
El Negro e’ Macha

Twitter: @aragonzal

Correo: negroemacha@gmail.com 

Cumaná, 08-02-2020.

DESPERTANDO EL ALMA. FEB 05. REFLEXIÓN DEL DÍA. LA LUZ DE TU CORAZÓN. Por: Arsenio González. Venezuela.

DESPERTANDO EL ALMA
   
FEB 05. REFLEXIÓN DEL DÍA

LA LUZ DE TU CORAZÓN

Había una vez una niña llamada Lulú que le tenía miedo a la oscuridad.

Todas las noches llamaba a su mamá para que la acompañara, y su mamá se trasnochaba para que ella estuviera tranquila.

Un día le dijo.
– Hijita, por qué me llamas tanto, sabes que tengo sueño y despertarme todas las noches me pone de mal humor.

– Lo que pasa es que tengo mucho miedo mamá.
– A qué le temes, le preguntó su madre intrigada.
– A la oscuridad, le dijo Lulú.

Pues no debes de temer. Sabes, tú tienes una luz interna muy poderosa y está justo en el medio de tu corazón. Esa luz es producto de todo el amor que sientes, por mí, por tu papi y tu hermana. Si piensas en esa luz, ya nunca más sentirás temor.

Lulú vio mucha luz en su habitación a media noche y se puso feliz al saber que la luz de su corazón alumbraría su vida para siempre.

LO SIENTO; POR FAVOR, PERDÓNAME, TE AMO, GRACIAS
SOMOS AMADOS Y APRECIADOS MUCHÍSIMO Y PARA SIEMPRE
NO TENEMOS NADA QUE TEMER
NO HAY NADA QUE PODAMOS HACER MAL
YO SOY HIJO DE DIOS Y POR LO TANTO HEREDERO DE TODAS LAS RIQUEZAS DEL UNIVERSO
Arsenio González
El Negro e’ Macha

Twitter: @aragonzal

Correo: negroemacha@gmail.com 

Cumaná, 05-02-2020.

DESPERTANDO EL ALMA. FEB 03. REFLEXIÓN DEL DÍA. EL ECO. Por: Arsenio González. Venezuela.

 DESPERTANDO EL ALMA  FEB 03. REFLEXIÓN DEL DÍA

EL ECO

Cuentan que una vez un niño fue llevado por su padre al Gran Cañón, en Arizona. Estando dentro en lo profundo del lugar el niño gritó:

“Tonto!”, y el eco resonó: “tonto… tonto… tonto”.

El niño volvió a gritar:

“Necio!”, y el eco resonó: “necio… necio… necio…”; ya enojado y exaltado el niño gritó:

“Estúpido!”, y nuevamente el eco resonó: “estúpido… estúpido… estúpido”.

El niño se soltó a llorar en su enojo y se abrazó a su padre. Éste le dijo: “No tienes por qué llorar. Escucha…”, y el padre grito:

“Amigo!”, y el eco resonó: “amigo… amigo… amigo”. Luego gritó:

“Te quiero!”, y el eco resonó: “te quiero… te quiero… te quiero”.

¿Ves? Él te trata como tú lo tratas.

LO SIENTO; POR FAVOR, PERDÓNAME, TE AMO, GRACIAS
SOMOS AMADOS Y APRECIADOS MUCHÍSIMO Y PARA SIEMPRE
NO TENEMOS NADA QUE TEMER
NO HAY NADA QUE PODAMOS HACER MAL
YO SOY HIJO DE DIOS Y POR LO TANTO HEREDERO DE TODAS LAS RIQUEZAS DEL UNIVERSO
Arsenio González
El Negro e’ Macha

Twitter: @aragonzal

Correo: negroemacha

Cumaná, 03-02-2020.

La huida hacia adelante. Por: FernandoOchoa Antich. Opinión. Venezuela

Estimados amigos:

Les remito anexo mi artículo de opinión del próximo domingo, Cordialmente, Fernando Ochoa Antich.

La huida hacia adelante

Fernando Ochoa Antich.

Esa expresión popular, referida a la incapacidad de algunas personas o grupo de personas para corregir los errores que los han conducido a confrontar serias dificultades, creyendo, equivocadamente, que pueden seguir avanzando para poder, de esta manera, resolver la situación adversa que enfrentan sin percibir que lo que hacen es agravarla, es exactamente la actitud que ha asumido Nicolás Maduro ante la muy compleja situación internacional que él mismo, irresponsablemente, ha provocado. En mi anterior artículo comenté sobre los riesgos existentes para Venezuela derivados de la actual política exterior y resalté la inconveniencia geopolítica de mantener una alianza con Rusia, Irán y Turquía para enfrentarse a los Estados Unidos, Europa, Canadá y el Grupo de Lima. Sin embargo, nunca imaginé que los acontecimientos internacionales de esta semana que finaliza se iban a precipitar con tal fuerza y gravedad. La respuesta del régimen madurista no ha sido otra que acelerar, como siempre, la huida hacia adelante sin importar los peligros a los que expone a Venezuela y a su pueblo.

Como era de esperarse, en su descabellada huida hacia adelante, lo único que ha logrado es comprometer, aún más, la ya precaria estabilidad del país e incrementar el inmenso rechazo a su régimen totalitario, tanto nacional como internacionalmente. En lugar de reconocer que la grave crisis en la cual ha sumido al país tiene su origen en la profunda ilegitimidad de su régimen, en su asfixiante autoritarismo, en la intolerable incapacidad y corrupción de su gestión, en la sumisión a una visión ideológica ampliamente rechazada por los venezolanos y en el establecimiento de una equivocada política exterior, su respuesta ha sido la de urdir una grotesca maniobra para impedir el normal funcionamiento de la Asamblea Nacional y la legítima elección de su Junta Directiva, allanar ilegalmente las oficinas de Juan Guaidó, incrementar la persecución contra los miembros del Poder Legislativo, comprometer militantemente a Venezuela a favor de Irán en su conflicto con los Estados Unidos y autorizar, inconstitucionalmente, la participación del embajador cubano en el Consejo de Ministros y en el Consejo de la Defensa Nacional.

La permanente violación de la Constitución Nacional, el rechazo a una aceptable solución electoral de la crisis nacional y los recientes abusos de poder del régimen madurista produjeron, de inmediato, un conjunto de acciones por parte de los gobiernos de los Estados Unidos, de Europa y de los países latinoamericanos: se realizó en Bogotá, el 20 de enero, la Tercera Conferencia Ministerial Hemisférica de lucha contra el terrorismo y la correspondiente reunión preparatoria de expertos sobre ese tema; se invitó a Juan Guaidó a asistir como observador a dicha reunión y a representar a Venezuela, como presidente encargado de la República, en el Foro Económico Mundial de Davos. Asistió al Parlamento Europeo, ante el cual expuso el problema venezolano e inició una importante gira por Europa. El presidente Duque, el Secretario de Estado Pompeo y el presidente Guaidó cuestionaron fuertemente a Nicolás Maduro en dicha reunión, anunciándose casi de inmediato la ejecución de ejercicios militares en Colombia entre unidades especiales de ese país y de los Estados Unidos. Definitivamente una firme e intimidante respuesta.

En la Tercera Conferencia Ministerial Hemisférica participaron 18 Estados latinoamericanos y cuatro observadores. Todos condenaron el terrorismo, de manera terminante, en todas sus formas y manifestaciones, reafirmando que ISIS, Al Qaeda, Hezbollah, el ELN, y Sendero Luminoso son organizaciones terroristas que representan una permanente amenaza para la seguridad colectiva. Expresaron “su preocupación por las actividades que redes del Hezbollah continúan realizando en algunas áreas del hemisferio occidental”. Antes de hacerse público el comunicado final, el Secretario de Estado, Mike Pompeo expresó: “Todos sabemos también que el máximo poder terrorista del régimen iraní, Hezbollah, ha encontrado un hogar en Venezuela bajo Maduro. Esto es inaceptable”. Esa posición fue respaldada por el presidente Duque, quien sostuvo: “Existen células de esa organización en el territorio venezolano con la anuencia de la dictadura de Maduro”. El anterior señalamiento realizado por el Secretario de Estado norteamericano fue ratificado posteriormente en una larga entrevista concedida a Radio Caracol.

Por último, el repudio a ese vínculo del régimen madurista con el terrorismo no sólo quedó en meras declaraciones sino que se buscó demostrar, con hechos, la decisión que podrían tomar esos países si las sanciones impuestas no son suficientes para que en Venezuela ocurra una transición política. Esa fue la razón, a mi criterio, para hacer coincidir la fecha de la Tercera Conferencia Ministerial Hemisférica de lucha contra el terrorismo con unos ejercicios militares de los Estados Unidos, Brasil y Colombia, los cuales se están realizando, desde el 23 al 29 de enero, en el aeropuerto de Tolemaida. Es intolerable que Nicolás Maduro y su enfermiza ambición de poder, respaldado por su corrupta camarilla, comprometa la seguridad de Venezuela y su pueblo, desafiando innecesariamente a los Estados Unidos. La tensión entre esa Nación e Irán se incrementa diariamente. Pretender formar parte de una alianza con el fundamentalismo iraní, para enfrentar militarmente a los Estados Unidos, en función de intereses políticos particulares es, por decir lo menos, un acto de traición a la Patria. Igualmente, la vinculación con Hezbollah es tan peligroso como lo anterior. Ojalá, la Fuerza Armada Nacional reflexione sobre su responsabilidad constitucional.

Caracas, 26 de enero de 2020.

fochoaantich.

Imagen Superior: Presidente Maduro a Pompeo: Cuba puede contar con Venezuela para todo hoy y siempre. Por cortesía de VTV

20200126. La huida hacia adelante.docx

DESPERTANDO EL ALMA. ENE 26. REFLEXIÓN DEL DÍA. EL ALFARERO. Por: Arsenio González. Reflexión. Venezuela.

DESPERTANDO EL ALMA

ENE 26. REFLEXIÓN DEL DÍA   

EL ALFARERO

Se cuenta que en Inglaterra había una pareja que gustaba de visitar las pequeñas tiendas del centro de Londres. Al entrar en una de ellas se quedaron prendados de una hermosa tacita.

– ¿Me permite ver esa taza? preguntó la señora, ¡nunca he visto nada tan fino!

En las manos de la señora, la taza comenzó a contar su historia:

– Usted debe saber que yo no siempre he sido la taza que usted está sosteniendo. Hace mucho tiempo era solo un poco de barro. Pero un artesano me tomó entre sus manos y me fue dando forma.

Llegó el momento en que me desesperé y le grité: ¡Por favor, ya déjeme en paz! Pero él sólo me sonrió y me dijo: Aguanta un poco más, todavía no es tiempo.

Después me puso en un horno. ¡Nunca había sentido tanto calor! Toqué a la puerta del horno y a través de la ventanilla pude leer sus labios que me decían: Aguanta un poco más, todavía no es tiempo.

Cuando al fin abrió la puerta, mi artesano me puso en un estante. Pero, apenas me había refrescado, me comenzó a raspar, a lijar. No sé cómo no acabó conmigo. Me daba vueltas, me miraba de arriba a abajo.

Por último me aplicó meticulosamente varias pinturas. Sentía que me ahogaba. Por favor déjame en paz, le gritaba a mi artesano; pero él solo me decía: aguanta un poco más, todavía no es tiempo.

Al fin, cuando pensé que había terminado aquello, me metió en otro horno, mucho más caliente que el primero. Ahora si pensé que terminaba con mi vida. Le rogué y le imploré a mi artesano que me respetara, que me sacara, que si se había vuelto loco. Grité, lloré; pero mi artesano sólo me decía: Aguanta un poco más, todavía no es tiempo.

Me pregunté entonces si había esperanza. Si lograría sobrevivir a aquellos tratos y abandonos. Pero por alguna razón aguanté todo aquello.

Fue entonces que se abrió la puerta y mi artesano me tomó cariñosamente y me llevó a un lugar muy diferente. Era precioso. Allí todas las tazas eran maravillosas, verdaderas obras de arte, resplandecían como solo ocurre en los sueños.

No pasó mucho tiempo cuando descubrí que estaba en una fina tienda y ante mi había un espejo. Una de esas maravillas era yo. ¡No podía creerlo! ¡Esa no podía ser yo!

Mi artesano entonces me dijo:

– Yo sé que sufriste al ser moldeada por mis manos, mira tu hermosa figura. Sé que pasaste terribles calores, pero ahora observa tu sólida consistencia, sé que sufriste con las raspadas y pulidas, pero mira ahora la finura de tu presencia. Y la pintura te provocaba nauseas, pero contempla ahora tu hermosura.

Y, ¿Si te hubiera dejado como estabas? Seguramente serías una obra incompleta, no plena. ¡Ahora eres una obra terminada! ¡Lo que imaginé cuando te comencé a formar!

LO SIENTO; POR FAVOR, PERDÓNAME, TE AMO, GRACIAS
SOMOS AMADOS Y APRECIADOS MUCHÍSIMO Y PARA SIEMPRE
NO TENEMOS NADA QUE TEMER
NO HAY NADA QUE PODAMOS HACER MAL
YO SOY HIJO DE DIOS Y POR LO TANTO HEREDERO DE TODAS LAS RIQUEZAS DEL UNIVERSO
Arsenio González
El Negro e’ Macha

Twitter: @aragonzal

Correo: negroemacha

Cumaná, 26-01-2020.

Imagen: por cortesía de: CIUDADES SOSTENIBLES