Archivo de la etiqueta: TSJ

MAGISTRADOS ROMPAN BARRERAS. Por: Enrique Prieto Silva. Opinión. Venezuela.

¡MAGISTRADOS, ROMPAN BARRERAS!

Enrique Prieto Silva

Lunes, 24 de febrero de 2020

El buen decir del talento docente ubica la enseñanza en la cumbre del saber, algo así, como el decir o dixit del magister, que al colocarse en la cumbre recibe la advocación de magistrado, aún a sabiendas de que su tosca o encumbrada proeza, dejará un aura de sabiduría esperanzadora o de fracaso, para quien aspira a que una sabia voz lo encumbre en el logro de su deseado conocimiento. Este es el hálito der ser o del deber ser, sumido en la expectativa del sueño de la esperanza. ¡Así debe ser el colofón de un magistrado, no hay otro!

Dice la prosa del poeta, “En este mundo de rupturas y dolor, somos forjadores de la reconciliación, hay que romper barreras para nuestra conversión…”. Dos sabidurías que derivamos del verso, para forjar la reconciliación en este mundo de rupturas y de dolor, que demandan romper fronteras. Esas que sin dudas fueron creadas, no por designio divino, sino por la inapetencia de unos magistrados del TSJ, que entendiendo la sapiencia del decir pueblerino, prefirieron perfilar un “mamotreto” jurídico, amparado por la mentira disfrazada de legalidad, y amañada por una incultura constitucional interesada en crear la desidia política, que degeneró en la triste realidad, ¡un país en la ruina económica y moral, dirigida y gobernada por sátrapas militarizados y peleles con poder!

Sin dudas, se ha hecho rimbombante el nombre de magistrado para la mayoría de los integrantes del TSJ. Sin ofender su investidura, como se debe hacer a un padre de familia que ha perdido la brújula en su deber, tenemos que decirles que su azimut lo perdieron; creyeron imponer su sapiencia docta y deslumbrante, como se aprende en la universidad para hacer sentencias dignas y justas, pero al aferrarse al poder político, ignaro e imprudente, transformaron la justicia en ferocidad leguleya, la sentencia en castigo a la protesta contra la injuria, a la doctrina en perversión derivada, pero de mayor gravedad, que pervirtieron la virtuosidad jurisprudencial, transformándola en un defección inculta del no deber ser del derecho.

Si no se han percatado, la universidad duda en la norma que ustedes han reformado sin ser competentes, revisa sus sentencias como un burdo examen de un estudiante mediocre; y muchas veces, se pone a pensar en sus cuitas, que parecieran incultos repitientes que se entogaron con preseas adulteradas o mal puestas.

Lo peor, sus sentencias engañosas en la justicia militar, todas derivadas del desconocimiento de la materia: Dieron el ejercicio de la política a los militares activos, violando el artículo constitucional 330, quienes a más de pervertirse como prosaicos politiqueros, se apoderaron del gobierno y abusan de él a sus anchas, sin control ni ejecutivo ni judicial; permitieron el abuso de los jueces militares, quienes por ignorante capacidad jurídica, sin tener la potestad jurisdiccional, sentenciaron a ciudadanos por delitos inexistentes, donde muchos de ellos han cumplido sentencias amañadas, otros sin ser enjuiciados permanecen como presos políticos; también otros han muertos en una prisión injusta; han permitido que los mandos militares actúen sin restricción en la represión de manifestaciones, comandando como militares que violan el artículo 332 de la Constitución todos los cuerpos policiales, constitucionales o no, en contra de la prohibición constitucional.

Son muchos los presos, enjuiciados, sentenciados y privados de libertad por delitos como el de traición a la patria, ataque al centinela, rebelión militar; delitos que solo pueden ser cometidos en actos de guerra. Pero más grave aún, que hayan permitido hacer leyes y reformar otras, violando la constitución, sin que los magistrados se inmuten. ¡Que Dios y la patria los premien o que los demanden!, o al menos, que los saquen del poder.

¡Señores magistrados! Todos conocemos sus esperanzas, sus deseos y sus virtudes, sean justos y cambien su actitud antijurídica o den paso a otros abogados que juren cumplir y hacer cumplir la ley y no que la violen.

Podemos decir otras cosas más, pero no queremos entrar en “desacato”.

¡El magister dixit!

@Enriqueprietos

MAGISTRADOS, ROMPAN BARRERAS.docx

Recurso de interpretación ante el TSJ. TIAR. Coalición Militar Internacional. Por: ANDRÉS A. MEZGRAVIS y PABLO AURE

Recurso de Interpretación ante el TSJ TIAR Coalición Militar Internacional

Ciudadano
Presidente y demás Magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia
SU DESPACHO.-
Ref.: Recurso de interpretación

Nosotros, ANDRÉS A. MEZGRAVIS y PABLO AURE, venezolanos, mayores de edad, titulares de las Cédulas de Identidad números V-7.102.795 y V-5.208.546, respectivamente, abogados en ejercicio, inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado (INPREABOGADO) bajo los números 31.035 y 24.211, en ese mismo orden, respetuosamente ocurrimos ante su competente autoridad, conforme a lo establecido en los artículos 266.6, 335 y 336.5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (en lo sucesivo “CRBV”); y los artículos 25 numerales 1, 5, 11 y 17 y 31 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia (en lo sucesivo “LOTSJ”), a los fines de solicitar la interpretación de las normas contenidas en los artículos 2 y 8 del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (en lo sucesivo “TIAR”), lo cual hacemos en los siguientes términos:

I
DE LOS HECHOS
1. La Asamblea Nacional en sesión ordinaria celebrada el pasado 23 de julio de 2019, aprobó la reincorporación de Venezuela al TIAR. Posteriormente, el Presidente (E) cumplió con el requisito de notificar el instrumento de ratificación a la Organización de los Estados Americanos (“OEA”), de lo cual el Secretario General Luis Almagro dio públicamente acuse de recibo.

2. En días recientes el Embajador Especial designado ante la OEA Dr. Gustavo Tarre Briceño dio unas declaraciones donde manifestó que, para activar el mecanismo de colación previsto en el TIAR, se debe agotar el mecanismo de negociación previsto en el artículo 2 del referido tratado. Adicionalmente, el referido Embajador Especial también afirmó que las medidas que pueden ser acordadas por el Órgano del Consulta, constituyen una serie de pasos que, en su interpretación, deben ir tomándose una a una, de manera gradual.

3. Los textos de los artículos 2 y 8 del TIAR son bastante claros. Sin embargo, las recientes declaraciones dadas por el Embajador Especial Tarre Briceño, sobre la aplicación de dichos artículos, generan ciertas dudas en la colectividad sobre su sentido y alcance.

4. Considerando que el TIAR ha sido calificado por el Presidente Encargado Juan Guaidó, como un mecanismo para “construir las capacidades y alianzas internacionales necesarias” para enfrentar al régimen que usurpa el poder y “proteger y defender al pueblo y la soberanía” de Venezuela. Considerando que Embajador Especial Tarre Briceño, es el funcionario que tiene la atribución de solicitar al Consejo Permanente de la OEA, la reunión del Órgano de Consulta del TIAR. Considerando que dicho embajador también es el funcionario que podría solicitar que el Órgano de Consulta acuerde de conformidad con el artículo 6 del TIAR, alguna de las medidas previstas en el artículo 8 eiusdem, incluyendo el uso de la fuerza a través de la conformación de una coalición de Fuerza Interamericana. Por todas esas razones es por lo que se hace indispensable y urgente que el máximo tribunal establezca con carácter vinculante la interpretación correcta de las referidas normas.

5. También se hace necesario interpretar cuál de las medidas previstas en el artículo 8 del TIAR, ya han sido aplicadas, y cuáles de las que todavía no han sido aplicadas, no ocasionarían un perjuicio a la nación y contribuirían a restablecer la soberanía, la normalización de la democracia y la paz en Venezuela.

6. Por último, dada la catástrofe que sufre el país, la grave crisis humanitaria y las graves violaciones de los derechos humanos que a diario comete el régimen, también solicitamos muy respetuosamente que la Sala Constitucional también interprete cuál sería un plazo razonable para que el Embajador Especial designado ante la OEA, presente la referida solicitud.

III
DE LA COMPETENCIA DE ESTE TRIBUNAL
7. Esta Sala Constitucional es la competente para conocer del presente recurso de interpretación, de acuerdo a lo estipulado en los artículos 266.6 y 335 de la CRBV, y el artículo 25 numerales 1, 5, 11 y 17; y 31.5 de la LOTSJ. Dichas normas establecen:

8. Artículo 266.6 de la CRBV:

“Son atribuciones del Tribunal Supremo de Justicia:

OMISSIS

6. Conocer de los recursos de interpretación sobre el contenido y alcance de los textos legales, en los términos contemplados en la ley.” (Énfasis añadido)

9. Artículo 335 de la CRBV:

“El Tribunal Supremo de Justicia garantizará la supremacía y efectividad de las normas y principios constitucionales; será el máximo y último intérprete de esta Constitución y velará por su uniforme interpretación y aplicación.

Las interpretaciones que establezca la Sala Constitucional sobre el contenido o alcance de las normas y principios constitucionales son vinculantes para las otras Salas del Tribunal Supremo de Justicia y demás tribunales de la República.”

10. Artículo 336.5 de la CRBV:

“Son atribuciones de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia:

OMISSIS

5. Verificar, a solicitud del Presidente o Presidenta de la República o de la Asamblea Nacional, la conformidad con esta Constitución de los tratados internacionales suscritos por la República, antes de su ratificación.”

11. Artículo 25 numerales 1, 5, 11 y 17 de la LOTSJ:

“Competencia de la Sala Constitucional

Son competencias de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia:

1. Declarar la nulidad total o parcial de las leyes nacionales y demás actos con rango de ley de la Asamblea Nacional, que colidan con la Constitución de la República.

OMISSIS

5. Verificar, a solicitud del Presidente o Presidenta de la República o de la Asamblea Nacional, la conformidad con la Constitución de la República, de los tratados internacionales que sean suscritos por la República, antes de su ratificación.

OMISSIS

11. Revisar las sentencias dictadas por las otras Salas que se subsuman en los supuestos que señala el numeral anterior, así como la violación de principios jurídicos fundamentales que estén contenidos en la Constitución de la República, tratados, pactos o convenios internacionales suscritos y ratificados válidamente por la República o cuando incurran en violaciones de derechos constitucionales.

OMISSIS

17. Conocer la demanda de interpretación de normas y principios que integran el sistema constitucional.”

12. Artículo 31 de la LOTSJ:

“Competencias comunes de las Salas

Son competencias comunes de cada Sala del Tribunal Supremo de Justicia:

OMISSIS

5. Conocer las demandas de interpretación acerca del alcance e inteligencia de los textos legales, siempre que dicho conocimiento no signifique una sustitución del mecanismo, medio o recurso que disponga la ley para dirimir la situación de que se trate.”

13. Dado que la solicitud de interpretación aquí propuesta se refiere a dos normas contenidas en un tratado internacional, las cuales al haber sido objeto de ratificación por parte de la Asamblea Nacional han ingresado a formar parte del ordenamiento jurídico venezolano vigente. Por cuanto también la solicitud de interpretación se refiere a cuál o cuáles de las medidas allí previstas pueden ser solicitadas por Venezuela, de conformidad con las circunstancias actuales. Y por cuanto precisamente la Sala Constitucional tiene entre sus atribuciones el velar la conformidad de los tratados internacionales con la CRBV, esta Sala Constitucional es la llamada a indagar sobre el verdadero alcance, contenido e inteligencia de las normas, cuya interpretación se solicita, y así pedimos sea declarado.

IV
DE LAS NORMAS CUYA INTERPRETACIÓN SE SOLICITA
14. Para los que suscriben el presente recurso, las normas contenidas en los artículos 2 y 8 del TIAR, son bastante claras y no presentan ningún tipo de ambigüedades. Sin embargo, tal y como señalamos anteriormente en declaraciones recientes dadas por el Embajador Especial designado ante la Organización de los Estados Americanos Dr. Gustavo Tarre Briceño ha manifestado públicamente que el TIAR “Es un tratado que contempla una serie de pasos muy escalonados y cuya aplicación puede ser relativamente lenta”.[1]

15. Estas declaraciones dadas por el Embajador Especial Tarre Briceño a los medios de comunicación, hacen necesario que esta Sala Constitucional, se pronuncie sobre la correcta interpretación de dichas normas e instruya a los funcionarios públicos venezolanos, que apliquen el correcto alcance, contenido e inteligencia de las normas contenidas en los artículos 2, 6 y 8 del TIAR.

A. De la Interpretación de la Norma Contenida en el Artículo 2 del TIAR

16. Dispone el artículo 2 del TIAR:

“Como consecuencia del principio formulado en el Artículo anterior, las Altas Partes Contratantes se comprometen a someter toda controversia que surja entre ellas a los métodos de solución pacífica y a tratar de resolverla entre sí, mediante los procedimientos vigentes en el Sistema Interamericano, antes de referirla a la Asamblea General o al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.” (Énfasis añadido)

17. La disposición antes trascrita señala que ante el surgimiento de una eventual disputa, que surja entre las propias Partes Contratantes se comprometen a someter dicha controversia a los métodos de solución pacífica. Como vemos, la norma plantea un mecanismo de negociación entre las partes contratantes del tratado. Ahora bien, a nuestro entender, esta norma cuyo principio también está recogido en el artículo 3(i) de la Carta de la OEA, no resulta aplicable al caso actual venezolano. La razón es simple: esa norma y principio, solo aplican a las controversias que surjan entre los propios miembros del TIAR o de la OEA. Lo cual no ocurre en el conflicto actual venezolano.

18. La tiranía narco terrorista que usurpa el poder no es un Estado. Y mucho menos un Estado miembro del TIAR.

19. En efecto, es claro que ni la Fuerza Armada rebelde que desobedece a su comandante en jefe legítimo, ni los llamados “colectivos”, ni la guerrilla, ni los grupos terroristas, son partes contratantes del TIAR. Por ende, el mecanismo de solución pacífica o negociación previsto en el artículo 2 del TIAR, no resulta aplicable al caso venezolano, y así pedimos sea declarado por esta Sala Constitucional.

20. No obstante lo anterior, el Embajador Especial Gustavo Tarre Briceño en recientes declaraciones indicó que “antes de recurrir a cualquier medida, se debe intentar la conciliación y la negociación pacífica” contenida en el artículo 2 del TIAR; señalando además “que no se puede prejuzgar” aduciendo “que las otras negociaciones no dieron resultado”; sino que por el contrario, los Estados contratantes del TIAR iban “a querer empezar de nuevo”, es decir, que en el supuesto negado en que necesariamente tuviese que iniciarse un mecanismo de negociación conforme al artículo 2 del TIAR, no podría alegarse que esta vía ya fue agotada a través de distintas vías (República Dominicana, Noruega, Grupo de Contacto), sin que hayan dado ningún resultado.[2]

21. Es evidente que estas declaraciones dadas por el Embajador Especial Tarre Briceño, han causado dudas en la colectividad en cuanto al alcance, contenido e inteligencia de la norma contenida en el artículo 2 del TIAR. Y lo más grave, al tener una concepción errada del alcance de esa norma, el referido Embajador podría erradamente exponer a Venezuela a tener que agotar un mecanismo que no está contemplado en la situación que enfrenta el país.

22. Adicionalmente, al no estar Venezuela solicitando el uso de la fuerza contra ningún Estado, resultaría un total contrasentido, y atentaría contra la seguridad, la justicia, y el orden moral ––principios mencionados en el preámbulo del TIAR–– tener que agotar métodos de solución pacífica con grupos criminales y terroristas.

23. Con base a lo anterior, solicitamos a esta Sala se sirva aclarar las dudas planteadas respecto al sentido y alcance de la norma contenida en el artículo 2 del TIAR.

B. De la Interpretación de la Norma Contenida en el Artículo 6 del TIAR

24. Dispone el artículo 6 del TIAR lo siguiente:

“Si la inviolabilidad o la integridad del territorio o la soberanía o la independencia política de cualquier Estado Americano fueren afectadas por una agresión que no sea ataque armado, o por un conflicto extra continental o intracontinental, o por cualquier otro hecho o situación que pueda poner en peligro la paz de América, el Órgano de Consulta se reunirá inmediatamente, a fin de acordar las medidas que en caso de agresión se deben tomar en ayuda del agredido o en todo caso las que convenga tomar para la defensa común y para el mantenimiento de la paz y la seguridad del Continente.”

25. El artículo antes trascrito establece una serie de supuestos distintos a los previstos en el artículo 3 (conflicto armado) en que también puede aplicarse el TIAR. Dichos supuestos son los siguientes: i) una agresión que no sea ataque armado; ii) un conflicto extra continental o intracontinental; y iii) cualquier otro hecho o situación que pueda poner en peligro la paz de América.

26. A nuestro entender, la norma contenida en el artículo 6 del TIAR establece los supuestos bajo los cuales el Órgano de Consulta podría acordar las medidas necesarias en caso de que se agreda un Estado parte o se vea comprometida la paz y la seguridad del Continente Americano. A efectos del conflicto venezolano, es el último supuesto el que resulta relevante, puesto que nos encontramos ante una situación que afecta la soberanía, la independencia política de Venezuela y pone en peligro la paz de América.

27. Concretamente, la situación en Venezuela contiene tres hechos que desafían la paz y seguridad de la región, propiciados por la tiranía que usurpa el poder: i) Una Fuerza Armada rebelde que no está al servicio de la nación, sino de la tiranía; ii) la existencia de organizaciones terroristas y paramilitares que coadyuvan con la tiranía; y iii) la existencia de carteles de narcotráfico desarrollados por el propio régimen.

28. Estos tres factores, combinados con el desmantelamiento de todo el aparato productivo del país y medidas económicas destinadas a someter a la ciudadanía, han causado el éxodo de migrantes más grande de la historia del continente.

29. No obstante lo anterior, ciertas dudas han surgido recientemente en cuanto a la aplicación del referido artículo 6 del TIAR, puesto que algunos han sostenido en las redes sociales que para que el Órgano de Consulta pueda acordar alguna medida con base a los artículo 6 y 8 del TIAR, no basta que haya un conflicto INTERNO, sino que debe necesariamente existir un conflicto armado con otro Estado, tal y como lo prevé el artículo 3 del TIAR.[3]

30. Es por ello, que solicitamos a esta Sala Constitucional se sirva interpretar el contenido de la norma prevista en el artículo 6 del TIAR, y aclare la duda respecto a si es necesario la existencia de un conflicto armado con otro Estado, o es posible aplicar el artículo 6 del TIAR, si hay un conflicto interno que además de afectar la soberanía e independencia política, pueda poner en peligro la paz de América.

C. De la Interpretación de la Norma Contenida en el Artículo 8 del TIAR

31. El artículo 8 del TIAR, señala lo siguiente:

“Para los efectos de este Tratado, las medidas que el Órgano de Consulta acuerde comprenderán una o más de las siguientes: el retiro de los jefes de misión; la ruptura de las relaciones diplomáticas; la ruptura de las relaciones consulares; la interrupción parcial o total de las relaciones económicas, o de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas o radiotelegráficas, y el empleo de la fuerza armada.” (Énfasis añadido)

32. La norma antes trascrita establece las medidas que el Órgano de Consulta puede acordar conforme lo previsto en el artículo 6 del TIAR. En efecto, como bien señala el artículo, el Órgano de Consulta podrá acordar UNA o MÁS de las medidas indicadas en el referido artículo 8.

33. A pesar de lo clara que resulta la norma en cuestión, el Embajador Especial Dr. Gustavo Tarre Briceño, ha manifestado públicamente que en caso de que las negociaciones llevadas a cabo conforme al artículo 2 del TIAR no produzcan resultados, se deben seguir los siguientes pasos:

“1) Llamar a los embajadores (sic)

2) Ruptura de relaciones diplomáticas

3) Ruptura de relaciones culturales (sic)

4) Ruptura de relaciones económicas (total o parcial)

5) y luego la terminación de cualquier comunicación, marítima, aérea, fluvial, telefónica y radiofónica.”

34. Acotando que “si nada de eso funciona, el tratado prevé la acción de la fuerza militar, siempre y cuando los países quieran hacerlo”, refiriéndose en este sentido, a las medidas que pueden adoptarse conforme el artículo 8 del TIAR.

35. Contrario a lo que afirma el Embajador Especial Tarre Briceño, dicha norma no se refiere a pasos que deban seguirse, ni mucho menos, que se trata de medidas que deban irse agotando escalonadamente. En efecto, a nuestro leal saber y entender, no se trata de pasos escalonados, ya que entonces no podrían aplicarse VARIAS a la vez, tal y como expresamente lo prevé el TIAR. Y si pueden aplicarse varias a la vez, eso significa que puede acordarse la medida 1 con la 3, por ejemplo, o la 3 y la última; o TODAS a la vez. Y si todas a la vez pueden aplicarse, entonces eso significa que el uso de la fuerza puede ser acordado de inmediato, sin agotar ningún paso previo.

36. Dado que la interpretación planteada por el Embajador Especial Gustavo Tarre Briceño, podría hacer ineficaz y hasta ilusoria la aplicación del TIAR, solicitamos a esta Sala Constitucional sirva pronunciarse respecto al alcance, contenido e inteligencia de la norma contenida en el artículo 8 del TIAR, y aclare si las medidas susceptible de ser acordadas por el Órgano de Consulta se trata de pasos escalonados que deben seguirse hasta llegar al uso de la fuerza contenido en la precitada norma; o si, por el contrario, puede Venezuela solicitar inmediatamente la conformación de una coalición que tenga por objeto el eventual uso de la fuerza, sin tener que agotarse ninguna medida previa.

D. De las medidas previstas en el artículo 8 del TIAR que faltan por aplicar

37. Desde el quiebre absoluto de la democracia venezolana, que se consolida con las fraudulentas elecciones que confirman por un mandato adicional al usurpador Nicolás Maduro en 20 de mayo de 2018, la comunidad internacional comenzó un esfuerzo sin precedentes por presionar a la tiranía y generar un cambio democrático en Venezuela.

38. Tal y como señalamos anteriormente, el artículo 8 del TIAR establece una serie de medidas que pueden ser acordadas por el Órgano de Consulta, como lo son: 1) el retiro de los jefes de misión; 2) la ruptura de las relaciones diplomáticas; 3) la ruptura de las relaciones consulares; 4) la interrupción parcial o total de las relaciones económicas, 5) la interrupción parcial o total de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas o radiotelegráficas, y 6) el empleo de la fuerza armada.

39. Ahora bien, la duda interpretativa se presenta en torno a cuáles de esas medidas podrían ser solicitadas por Venezuela para restablecer la paz y la normalidad de la democracia, considerando que ya algunas de esas medidas han sido adoptadas fuera del marco del TIAR, y otras solamente perjudicarían a la nación y a las autoridades legítimas, pero no a la tiranía.

40. En efecto: i) el retiro de los jefes de misión, solo perjudicaría a la nación venezolana y a sus autoridades legítimas. Por tanto, esta medida no luce conveniente. ii) La ruptura de las relaciones diplomáticas tiene sentido hacerlo frente a los representantes de la tiranía, y ya esta medida fue adoptada. El reconocimiento de Juan Guaidó, como legítimo Presidente Encargado, así como de sus embajadores por parte de la OEA, y por un total de más de 50 países, es prueba de ello. iii) Lo mismo cabe decir sobre la ruptura de las relaciones consulares. iv) La interrupción parcial o total de las relaciones económicas también ya está en curso, puesto que los miembros del TIAR no mantienen relaciones económicas con la tiranía. v) La interrupción de las comunicaciones, especialmente las restricciones marítima o aéreas, de ciertas naves o aeronaves, podría tener un impacto en los negocios ilícitos que realiza la tiranía. Sin embargo, también luce claro que esa medida, aunque importante, sería completamente insuficiente para el derrocamiento de la tiranía narco terrorista que usurpa el poder.

41. De allí que, solicitamos muy respetuosamente que esta Sala se sirva interpretar si la única medida que queda por implementar y que podría solicitar Venezuela, es el uso de la fuerza, conjuntamente con la medida de interrupción de las comunicaciones.

E. Del plazo razonable para que el representante de Venezuela solicite la aplicación del TIAR

42. Es un hecho notorio que existe una tiranía narco terrorista que usurpa el poder en Venezuela, lo cual atenta contra su soberanía e independencia política. Es un hecho notorio la grave crisis humanitaria que sufre la nación venezolana como consecuencia de dicha tiranía. Tanto la OEA como la ONU han reseñado las graves violaciones a los derechos humanos por parte del régimen. También es un hecho notorio que la Fuerza Armada Nacional (“FAN”) desobedece a las autoridades legítimas, y en especial a su legítimo comandante en Jefe. Igualmente, es un hecho notorio que la población civil venezolana no solo está siendo oprimida por la FAN, sino también por los llamados “colectivos”, la guerrilla colombiana, y grupos terroristas. También es un hecho notorio que en la segundad discusión del TIAR, la Asamblea Nacional lo aprobó con carácter de urgencia, precisamente para hacer frente a la situación antes descrita.

43. Dado que la nación venezolana se encuentra en un estado de necesidad, y requiere urgentemente de su legítima defensa, solicitamos muy respetuosamente que la Sala Constitucional interprete también cuál sería un plazo razonable para que el Embajador Especial designado ante la OEA, presente la solicitud de Reunión del Órgano de Consulta, a fin de que este acuerde las medidas que bajo la interpretación de la Sala ––según el subcapítulo anterior–– faltan por implementar, y que debería solicitar Venezuela de conformidad con el TIAR.

V

DE LA ADMISIBILIDAD DE ESTE RECURSO DE INTERPRETACIÓN

44. En cuanto a la admisibilidad del presente Recurso de Interpretación, la sentencia número 1029 del 13 de junio de 2001 (caso Asamblea Nacional), la Sala Constitucional estableció los requisitos de admisibilidad del recurso de interpretación constitucional, en atención a su objeto y alcance. Como veremos, el presente recurso cumple con cada uno de dichos requisitos:

A. Legitimación para recurrir:

45. El presente recurso es interpuesto por los abogados venezolanos Andrés A. Mezgravis y Pablo Aure, antes identificados, quienes en aras de aclarar las dudas que se han presentado ante la eventual aplicación del TIAR en Venezuela, presentan el presente recurso. En este sentido, la Sala Constitucional en su sentencia número 1029 del 13 de junio de 2001, sobre este requisito señaló:

“Pero como no se trata de una acción popular, como no lo es tampoco la de interpretación de ley, quien intente el ‘recurso’ de interpretación constitucional sea como persona pública o privada, debe invocar un interés jurídico actual, legítimo, fundado en una situación jurídica concreta y específica en que se encuentra, y que requiere necesariamente de la interpretación de normas constitucionales aplicables a la situación, a fin de que cese la incertidumbre que impide el desarrollo y efectos de dicha situación jurídica. En fin, es necesario que exista un interés legítimo, que se manifiesta por no poder disfrutar correctamente la situación jurídica en que se encuentra, debido a la incertidumbre, a la duda generalizada.”

46. En virtud de que los que suscribimos el presente recurso de interpretación, somos ciudadanos venezolanos con interés jurídico actual y legítimo (Art. 333 de la Constitución) de coadyuvar con el cese de usurpación por parte del régimen, es por lo que solicitamos la interpretación de las normas contenidas en los artículo 2, 6 y 8 del TIAR.

B. Precisión en cuanto al motivo de la acción.

47. El presente recurso de interpretación expresa con precisión en que consiste las dudas o ambigüedades que han surgido en torno a la aplicación de las normas contenidas en los artículos 2, 6 y 8 del TIAR, y cómo la interpretación errónea de dichas normas puede conllevar que sus efectos produzcan resultados muy lentos, en caso de que sea interpretada erradamente.

C. No se ha solicitado con anterioridad la interpretación de las normas en cuestión

48. Las normas cuya interpretación se solicita, no han sido propuestas ni han sido resueltas con anterioridad por esta Sala.

D. No sustituye recursos procesales ni se traduce en otras acciones

49. El presente recurso de interpretación constitucional no sustituye ningún recurso procesal existente en el ordenamiento jurídico venezolano, ni tampoco se traduce en una acción de condena, ni declarativa, ni constitutiva. Sino que por el contrario, busca aclarar las dudas en cuanto al alcance, contenido e inteligencia de las normas contenidas en los artículos 2, 6 y 8 del TIAR.

E. No se pretende acumular a la pretensión interpretativa otro recurso o acción de diferente naturaleza

50. El recurso de interpretación aquí expuesto, tiene por finalidad aclarar las dudas levantadas por las recientes declaraciones del Embajador Especial ante la Organización de Estados Americanos Gustavo Tarre Briceño, con ocasión a la interpretación de los artículos 2, 6 y 8 del TIAR. No busca esta pretensión interpretativa que sea acumulada a otro recurso o acción de naturaleza diferente.

F. No constituye un intento subrepticio

51. La presente petición de interpretación no constituye un intento para obtener resultados cuasi jurisdiccionales que desbordan el fin esclarecedor de este tipo de recursos; ni tampoco persigue obtener la solución de un conflicto concreto entre particulares o entre éstos y órganos públicos, es decir, no busca desnaturalizar los objetivos del recurso de interpretación.

52. Dado que el presente recurso cumple con todos y cada uno de los requisitos definidos por esta Sala Constitucional, solicitamos que el presente resulta admisible y así solicitamos sea declarado.

VII

PETITORIO

53. En virtud de todos los argumentos de hecho y derecho, esbozados anteriormente, solicitamos a esta Sala Constitucional se sirva admitir el presente recurso de interpretación, y se pronuncie sobre lo siguiente:

1. Establezca con carácter vinculante la correcta interpretación de los artículo 2, 6 y 8 del TIAR.

2. Interprete e indique cuál de las medidas previstas en el artículo 8 del TIAR, faltan por aplicar.

3. Instruya a todos los funcionarios públicos venezolanos, y en especial al representante de Venezuela ente la OEA, a que acaten la interpretación que, con carácter vinculante, establezca la Sala.

4. Se sirva remitir copia de la respectiva sentencia a todos los cancilleres de los países miembros del TIAR,[4] y al Secretario General de la Organización de Estados Americanos.

54. Finalmente, dado que los altos intereses de la Nación están en riesgo, solicitamos a la honorable Sala Constitucional que se pronuncie con la mayor celeridad posible, para lo cual juramos la URGENCIA del caso y solicitamos se HABILITE todo el tiempo que sea necesario.

VIII

DIRECCIÓN DE NOTIFICACIÓN

Con respecto a los accionantes, señalamos la siguiente dirección para que se realicen cualquier notificación que pueda surgir del presente proceso: Andrés A. Mezgravis, aam y Pablo Aure, pabloaure.

Es justicia que esperamos a los 14 días del mes de agosto de 2019.

[1] Véase video de las declaraciones dadas por el Embajador Especial Dr. Gustavo Tarre Briceño publicada en el portal web La Patilla: https://www.lapatilla.com/2019/07/26/tarre-briceno-asegura-que-el-tiar-no-es-una-varita-magica-para-salir-de-maduro/
[2] Véase video de las declaraciones dadas por el Embajador Especial Dr. Gustavo Tarre Briceño publicada en el portal web La Patilla: https://www.lapatilla.com/2019/07/26/tarre-briceno-asegura-que-el-tiar-no-es-una-varita-magica-para-salir-de-maduro/

[3] Dispone el artículo 3.1 del TIAR: “Las Altas Partes Contratantes convienen en que un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos, y en consecuencia, cada una de dichas Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque, en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas”.

[4] Argentina, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, EE.UU, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad & Tobago, y Uruguay.

CONSIDERACIONES SOBRE LA DECISIÓN DEL LEGITIMO #TSJ Por: Rubén Dario Bustillos Rávago OPINIÓN @rdbustillos.

CONSIDERACIONES SOBRE LA DECISION DEL LEGITIMO TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA EN CONTRA DEL DICTADOR NICOLAS MADURO

Por: Rubén Dario Bustillos Rávago

El legítimo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) realizó, el pasado lunes 09 de abril de 2018, en Bogotá, Colombia, la audiencia de “antejuicio de mérito” contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro Moros, en el cual declaró que “hay pruebas suficientes para enjuiciarlo” por delitos de corrupción y lavado de dinero y decretó su prisión preventiva.

“Este TSJ legítimo procede a la privación de libertad del presidente de la República, Nicolás Maduro Moros y en consecuencia, se ordena que la Fuerza Armada y todos los cuerpos de seguridad acaten esta ley”, declaró dicho ente público.

Además, exhortó a la Asamblea Nacional a autorizar o no la continuidad del enjuiciamiento contra el primer mandatario.

También ordenó a la Interpol que incluya a Nicolás Maduro en la lista de personas con alerta roja, para que proceda a capturarlo en cualquier parte del mundo.

La Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, en el momento en que presentó las pruebas, afirmó que Nicolás Maduro está siendo juzgado por investigaciones realizadas por el Ministerio Público bajo su mandato donde se evidencia su responsabilidad en corrupción y legitimación de capitales por medio de la empresa Odebrecht.

Dadas los confusos comentarios que circulan en los medios, nos atrevemos a acoger las siguientes consideraciones:

1. No hay que dudar de la legitimidad de los Magistrados integrantes del Tribunal Supremo de Justicia, TSJ, quienes fueron seleccionados entre más de 150 aspirantes por la Asamblea Nacional.

2. Los 33 magistrados fueron juramentados en Caracas por el entonces presidente de la AN, diputado Julio Borges, el 21 de Julio de 2017 en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes.

3. A partir de ese mismo momento el régimen dictatorial de Nicolás Maduro emprendió una persecución policial en contra de los 33 magistrados arrestando a algunos y obligando a otros a solicitar asilo político en algunas embajadas, mientras que la gran mayoría logro escapar hacia el exterior.

4. El legítimo TSJ decide accionar desde el exterior, en base a lo establecido en la Convención de Palermo sobre la extraterritoriedad de las sentencia y laudos arbitrales.

5. Todas las decisiones del legitimo TSJ que se tomen en el exterior de la República Bolivariana de Venezuela tienen sus consecuencias jurídicas en todo el territorio nacional venezolano y fuera de él.

6. La detención de Nicolás Maduro solicitada por el TSJ, es preventiva, a fin de obligarlo a acudir ante el TSJ para presentar sus alegatos en su propia defensa.

7. Todo ciudadano, venezolano o extranjero, envestido de autoridad o no, tiene la obligación de detener a Nicolás Maduros Moros, prófugo de la justicia, dentro o fuera de Venezuela, para ser presentado ante el Supremo que lo requiere.

8. El antejuicio de merito que se le aplica a Nicolás Maduro, puede ser aplicado también a todas aquellas personas, consideradas colaboradores del delito, que ocupan cargo como ministros, gobernadores, diplomáticos, militares, etc.

9. Contraria a la opinión generalizada de que lo importante de esta inédita decisión es la solicitud de inclusión del nombre de Nicolás Maduro en la lista roja por parte de Interpol, los juristas, opinan que, al igual como sucedió con Lula Da Silva en Brasil, lo más importante es que, “hay pruebas suficientes para enjuiciarlo por delitos de corrupción y lavado de Capitales,” causales que motivaron el decreto de su prisión preventiva.

10. Corresponde a la Asamblea Nacional, AN, pronunciarse sobre la continuación del proceso o no, para el cual tendrá que recibir el requerimiento oficial por parte del legitimo TSJ, someterlo al estudio de la Comisión respectiva antes de llevarlo a la plenaria, en donde se sometería a una decisión final. Es obvio que eso tomaría un tiempo, por ahora no conmensurable.

11. Se espera que el régimen comenzara su trabajo de presión, amenazas y medidas extorsionadoras en contra de los diputados miembros de la AN, con el objeto de lograr una decisión favorable a Nicolás Maduro. Sin embargo, desde todo punto de vista, esa decisión es legalmente imposible. La AN tiene que ordenar la continuación del juicio.

Los presidentes y Jefes de Estado que participaran la VIII Cumbre de Las Américas, en Lima, Perú, el próximo día 13 y 14 de abril, ya no tendrán excusas algunas al momento de tomar las medidas que sean necesarias para ayudar al pueblo venezolano a la recuperación de su libertad, democracia y el respeto a los derechos humanos.

Caracas, 11 de abril de 2018. Rdbustillos, @rdbustillos.

Logros de la oposición. Por: Eddie A. Ramírez S.

 


Logros de la oposición

Eddie A. Ramírez S.

La presión internacional tiene acorralado al régimen. Lo obligó a implorar la realización de nuevas sesiones de diálogo para intentar algunos acuerdos que convenzan a los principales países democráticos de no aplicar medidas económicas en contra, ni sanciones a sus personeros. Esta presión fue un logro de las heroicas acciones de calle y de las gestiones de la MUD.

Los gobiernos democráticos han dejado claro que aquí no hay democracia, que hay presos políticos, que se violan los derechos humanos, que hay escasez de todo tipo, que no reconocen a la constituyente espuria, que deben realizarse las elecciones pautadas en la Constitución y que es necesario un diálogo serio.

Sin embargo, no han declarado que Maduro debe renunciar. Tampoco que debe haber un acuerdo de transición, ni que se debe adelantar la elección presidencial. Desde luego que lo deseable es la salida de Maduro a muy corto plazo, ya que de lo contrario se profundizará la crisis económica y el dictador continuará violando los derechos humanos con el apoyo de los generales Padrino López, Gustavo González López, Néstor Reverol, Juan Francisco Romero Figueroa y Sergio Rivero Marcano, y con la aquiescencia de los comandantes del Ejército, Marina y Aviación, cuyos titulares son Jesús Suárez Chourio, Edglis Herrera Balza e Iván Hidalgo Terán, respectivamente, y de los magistrados del TSJ. .

La MUD ha declarado que su estrategia es “presión de calle, negociación política, presión internacional y participación electoral”. Ante la feroz represión, la protesta de calle necesariamente se tenía que apaciguar, aunque en algún momento volverá a tomar cuerpo. La presión internacional ha sido posible por la labor realizada por Julio Borges y Freddy Guevara y las eficientes reuniones sostenidas en el exterior por Lilian Tintori de López, Mitzi Capriles de Ledezma, Diego Arria y Tamara Sujú. Desde luego, el apoyo de Almagro y las acciones de calle fueron determinantes.

Conversar con un enemigo inescrupuloso no es un delito. Cierto que a la dictadura le conviene ganar tiempo y bajar la presión internacional, pero a los demócratas también nos conviene negociar porque con la constituyente, el apoyo de la fuerza armada y del TSJ, Maduro puede tomar las medidas que le dé la gana. En estos momentos solo la presión internacional y una buena negociaci
ón podrían limitar su radio de acción.

Julio Borges y Luis Florido fueron muy claros al sostener que el encuentro en República Dominicana fue “solo fue una reunión exploratoria y que no habrá negociación si no hay garantías de fiel cumplimiento de lo que se acuerde”. La MUD emitió un comunicado en el que plantea “Cronograma de implantación de los acuerdos con garantías y acompañamiento internacional, renovación equilibrada del CNE, cronograma electoral sin inhabilitados, con fechas precisas, incluyendo la elección presidencial, y una calificada observación internacional, liberación de presos políticos, retorno de exiliados, cese de la persecución política, normalización constitucional del país, inmediata atención a la emergencia humanitaria y un referendo aprobatorio de cualquier acuerdo que surgiese de un eventual proceso de negociación”.

Si se logra lo planteado por la MUD sería un éxito extraordinario. Desde luego si llega a realizarse la negociación seguramente habrá que aceptar que Maduro termine su período. ¿Terrible? Sí, pero es lo menos malo que puede ocurrir. Jorge Rodríguez insiste en que la MUD reconozca a la constituyente espuria, pero esperemos que esto se rechace de plano por razones obvias. El no reconocimiento de la misma por numerosos países es nuestro punto fuerte. Si se inicia una negociación, sería deseable incluir algunas caras nuevas. Con razón o sin ella, Rosales y Timoteo tienen mucho rechazo.

Nuevamente llamamos a la reflexión a los ciudadanos bien intencionados que predican que hay que sustituir a la MUD. No deben magnificar sus yerros y minimizar sus logros. Las primarias fueron un éxito, a pesar de los lunares de Aragua, Amazonas y Yaracuy. En todo grupo hay ovejas negras. ¿Sería pertinente que en esos Estados haya dos candidatos para el 15 de octubre y quien obtenga menos votos tenga la sanción moral del pueblo por causar la pérdida de la gobernación? Las regionales no son un escollo para la salida de Maduro, sino un paso más para desplazarlo.

Como (había) en botica: Falleció el concejal por Guasdualito Carlos Andrés García, quien estaba ilegalmente preso en el Sebin. Primero Justicia denunció que el régimen no permitió la debida atención médica. En su boletín de setiembre, la OPEP informó que la producción de Venezuela cayó a 1.918.000 barriles por día (b/d), es decir 1.349.000 b/d menos que en el 2001 y 241.000 b/d menos que el año pasado. En varios Estados hay escasez de gasolina y de gas doméstico. Lamentamos el fallecimiento del geólogo Alexis Cabrera, miembro de Gente del
Petróleo y de Unapetrol.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 19/09/17 Noticiero Digital, Runrunes, Digaloahi digital

“La Pandilla” Por: Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

“La Pandilla”

Enrique Prieto Silva

Jueves, 27 de abril de 2017

Es monstruosa la actitud del “grupo” de adlàteres del chavismo, que en cuenta de la pocilga en que transformaron a la “Gran Venezuela”, esa que el difunto bautizò como “la patria, patria querida” y sueño de la “revoluciòn bolivariana”, siguen con desenfreno enfrentando a los verdaderos patriotas, que derrotados en su “batalla” o en apoyo a la Oposiciòn, insurgen con valentìa para evitar que se pierda la esperanza de recuperar la democracia perdida. Esa primera visiòn enarbolada desde mediados del siglo pasado, y que desde el marxismo trataron de confundir con el comunismo; “la democracia verdadera”, como la llamaron y que ha perfilado el sueño de muchos ideòlogos y pensadores que creyendo en las bondades de la libertad, han pensado y piensan, que èsta solo es posible en democracia.

Antes dijimos, que en nuestra patria Venezuela, sufrimos la aventura de un fantasmagórico personaje, que como en las fábulas, soñó, soñó y soñó con su querencia, hasta enredarse con los hilos de un Morfeo que lo transformó en cenicienta sin hada, pero con un gran parecido a Pinocho. Todo increíble en los inicios del siglo xxi y el tercer milenio, que como decía Luis Beltrán Prieto: “una argamasa que brotó de un mar de leva, destellando en la arena sin cascajo”, pero ahí lo tuvimos, montado en un taburete presidiendo la República, inventando barbaridades y conduciéndonos a su mismo cadalso, para morir de hambre y de tristeza.

Pero, ¡Increíble!, toda una sarta de perversos aduladores y vividores, que con las alforjas llenas y muchos oropeles en uniformes, togas y birretes, desesperados gritaban: ¡Chávez vive y la lucha sigue! Y todos, con su hija al frente lo llamaron ¡el gigante! Mientras tanto, en su interminable cola, como en la anti patria, ¡el pobre sin trabajar adormece con la envidia de quien libertad pidió! ¡Patria, patria, patria querida! Una frase para embelesar la ruindad en que el “eterno” nos la dejó como legado. Muchos, producto del autoengaño y su engañifa, hoy lo lamentan y nos acompañan a desenredar la madeja. Bien dice el refrán o proverbio “rectificar es de sabios”, y así lo vemos. Y cuando se ha pecado, hay que pagar la penitencia con valor, a sabiendas, que esta penitencia es tanto o más grave, cuanto más grave es el pecado.

No es justo, ni cordial, que estemos pasando por una crisis provocada a lo perverso. No es tolerable, que criticados como fueron los diputados de la Asamblea Nacional pasada, se hayan refugiado con subterfugios en el TSJ, como magistrados de la SC y se hayan convertido en “rufianes” al amparo de una intolerable justicia banal, que como lo ha declarado la Nueva AN, ¡Son ilegítimos! Y si no renuncian, deben ser enjuiciados por violadores de la Constitución y la comisión de delitos contemplados en el Código Penal. Ya la FGR asumió su responsabilidad en el Poder Moral, uniéndose a la voz del Pueblo. Y esperamos la posición del Defensor del Pueblo, quien tiene en sus manos la papa caliente de admitir la solicitud contra los magistrados violadores aprobando su destitución, ya que de lo contrario, tendrá que unirse a “la pandilla”, esa sarta de delincuentes que integran lo que queda del PSUV y han pasado por todos los cargos del Ejecutivo, Legislativo y hasta Judicial. Es la foto que circula con un presidente, que ya es ilegítimo y que como recurso del difunto, se transformó en engaño. Para ellos, la penitencia es incalculable. Veremos sus pecados.

La pandilla.docx

Venezuela exige la verdad verdadera. Por: Mercedes Montero @Mechemon GENTIUNO….

GENTIUNO

Mercedes Montero: Venezuela exige la verdad verdadera

30 de mayo de 2016

Por toda la nación es conocida, sufrida, resentida y rechazada la entrega que de la soberanía de Venezuela hiciera el difunto Hugo Chávez a los siniestros hermanos Fidel y Raúl Castro, lo cual es un crimen de lesa patria. Castro quien tiraniza a Venezuela desde Cuba, ha mantenido en secreto la verdadera causa, lugar y data de defunción de Chávez Hasta ahora no le ha sido presentada a la nación la Partida de defunción de quien una vez llegara a la presidencia de la República por elecciones llevadas a cabo por un Consejo Nacional Electoral venezolano respetuoso de la ley y de la democracia dejando como herencia al ilegitimo Maduro, cuya partida de nacimiento tampoco ha sido presentada. Ausencia ésta que cualquier país y nación que se respete a si misma debería haber rechazado de plano. El caso es que Maduro fue impuesto como una especie de “príncipe heredero”, no se le exigieron la presentación de los documentos de rigor y se violentó todo el articulado constitucional al dejarlo como encargado de la presidencia en ausencia de Chávez. Luego fue candidato presidencial cuando no llenaba los requisitos y se aceptó como valido el despojo hecho de la voluntad popular que lo había rechazado de plano.
En enero del presente año la oposición ganó las Elecciones Parlamentarias. El pueblo llevó al triunfo indiscutible a la oposición y disidencia, su mandato era y sigue siendo el mismo; habilitar a la brevedad la salida constitucional del poder en Venezuela del régimen castro comunista cuyo representante es el ilegitimo Nicolás Maduro. La razón es una sola Venezuela como país y nación fue condenada a muerte por los Castro para satisfacer su codicia.
El pueblo venezolano lleva 17 años sufriendo la ignominia, la imagen del “difunto eterno” sigue siendo explotada para facilitar el despojo y alimentar la codicia voraz de los Castro y demás “aliados” del Foro de Sao Paulo. En la misma medida que se ha acelerado la destrucción de Venezuela como país y nación, el suelo patrio es asediado por vecinos que ponen la soberanía venezolana en peligro, sus instituciones están totalmente corrompidas, su economía agredida a muerte por la codicia de los nuevos socios, hay saqueadores de oficio, vividores, magos de la corrupción, envidiosos de toda calaña y militares traidores. Con el ataque a la moral, se estimula la vagancia, la violencia, se mantiene hambrienta a la población, se les niega las medicinas mientras se envían medicinas a otros países, los niños y parturientas mueren de mengua, las criaturas se desmayan de hambre en el colegio o dejan de asistir porque no tienen fuerzas para llegar hasta el aula. Los hospitales, escuelas y universidades se están cayendo, no hay trabajo, no hay luz, ni agua, ni transporte, ni paz, ni respeto para persona alguna.

Los presos políticos y cualquier persona, pueden llegar a ser preso político en Venezuela por el simple hecho de ejercer un derecho constitucional, son torturados, vejados y asesinados.
¿Qué ha sucedido en la Asamblea Nacional de Venezuela desde el triunfo popular?
Hay tres asuntos importantes que destacar
A) La oposición ha producido y han sido aprobadas muy buenas leyes que el oficialismo se ha encargado de anular mediante la acción de un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que sumiso al Poder Ejecutivo se encarga de desconocer.

B)
Los diputados opositores han intentado cumplir con su labor de Contraloría pero al llegar a la institución u organismo en el cual se llevara a cabo la acción son recibidos por hordas del oficialismo que los agrede físicamente impidiéndoles cumplir con su deber.

C) Ha logrado apoyo y reconocimiento , los pronunciamientos de organizaciones y de líderes demócratas de nivel mundial han sido increíbles. Mientras el régimen se ha encargado de desconocer y trabar toda la gestión de la Asamblea. La falta de respeto es pública y notoria. El Poder Judicial se encarga de legalizar todas las trabas que coartan los derechos del pueblo. El Poder Electoral se encarga de retardar y obstaculizar toda gestión a una solución contraria al oficialismo y el Poder Ciudadano solo sirve al oficialismo.
El primer mandato del pueblo para la nueva Asamblea Nacional de mayoría opositora que incluye disidencia oficialista fue lograr una SALIDA CONSTITUCIONAL de Nicolás Maduro del poder en el primer semestre del año en curso. La Asamblea Nacional (AN) dijo que estudiaría y plantearía todas las salidas constitucionales y llego a la conclusión que la salida posible y más rápida era el Referendo Revocatorio que podría ser para ¡Noviembre 2016 o principios del 2017! Además se anunció que las Elecciones de Gobernadores y alcaldes también serían alrededor de esa fecha y que al ganarlas se lograría la salida de Maduro. Dejando de lado exigir la presentación de las partidas de defunción de Chávez y la de Nacimiento de Maduro para probar su nacionalidad venezolana.

¡Oh sorpresa! En la Gaceta Oficial número 40909 de fecha 23 de mayo de 2016 se publicó la Sentencia de la Sala Constitucional que establece, con carácter vinculante, que ante el supuesto de que una persona ostente múltiples nacionalidades y una de ellas sea la venezolana, será ésta la que tenga prevalencia en todo lo concerniente al régimen jurídico aplicable a la misma”.
De acuerdo con el abogado constitucionalista José Vicente Haro, esta decisión invalidaría el artículo 41 de la Constitución que establece que “Sólo los venezolanos por nacimiento y sin otra nacionalidad podrán ejercer los cargos de Presidente de la República (…) magistrados del Tribunal Supremo de Justicia…” Para el experto, la sentencia es vaga y poco clara. “Está queriendo justificar la posibilidad de que una persona con doble nacionalidad ejerza la presidencia de la República, haciendo que solo deba regir la venezolana como si las otras nacionalidades no tuvieran validez o relevancia en el ámbito político judicial venezolano. Prácticamente está queriendo decir que alguien, ya sea presidente o magistrado con doble nacionalidad a pesar de la prohibición de la Constitución, puede ejercer ese cargo porque en Venezuela solo tiene validez la venezolana”. También hizo referencia a que en el caso de que el presidente Nicolás Maduro tenga doble nacionalidad y aseguró que en caso de confirmarse esa teoría Maduro podría continuar como jefe de Estado.
La sentencia del TSJ es una nueva violación a la Constitución por parte de un Poder Judicial que solo sirve a un régimen irrito que le entregó la soberanía nacional a Cuba.; demuestra la ilegitimidad de Maduro y proyecta la nefasta intención de atornillarlo en el poder a fin de darle continuidad al régimen usurpador que destroza a Venezuela como país y nación.

Mercedes Montero
Columnista de Opinión
mechemon99 / @Mechemon

FUENTE:

GENTIUNO