Archivo de la etiqueta: Vladimir Padrino López

Fernando Ochoa Antich: Carta pública dirigida al general Vladimir Padrino López. Opinión. Venezuela.

Estimados amigos:
Les remito anexo la carta pública que le remití al general Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa. Cordialmente, Fernando Ochoa Antich.Caracas, 6 de julio de 2020

Señor general en jefe

Vladimir Padrino López

Presente.

Señor general:

Sus reprochables y amenazantes declaraciones, realizadas este pasado 5 de julio, en las cuales usted compromete a la Fuerza Armada Nacional, constituyen una afrenta a la sociedad venezolana, a la Constitución Nacional y a la democracia. Es inaceptable que usted se atreva a expresar que en Venezuela “la oposición política nunca podrá ejercer el poder. No pasarán, no serán poder político jamás en la vida mientras exista una Fuerza Armada cómo la que hoy tenemos antiimperialista, revolucionaria y bolivariana… yo creo que es bueno que lo entiendan”. Estoy seguro que, su absurda conducta es ampliamente rechazada en el seno de la Fuerza Armada Nacional.

El contenido de su declaración desconoce lo establecido en los artículos 2 y 6 en los cuales se expresan los principios fundamentales de la Constitución de 1999: “Venezuela se constituye en un Estado Democrático y social de Derecho y de Justicia que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”; “ El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que la componen es y será siempre democrático, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables”. Sus palabras no hacen otra cosa sino confirmar que el objetivo político de Nicolás Maduro y su camarilla es mantenerse indefinidamente en el poder, sin respetar la voluntad de nuestro pueblo expresada democráticamente a través de elecciones.

Usted también se refiere a nuestra reclamación ante la República de Guyana por el territorio Esequibo. No creo que usted y los cuadros de la Fuerza Armada Nacional ignoren que ha sido la política exterior entreguista de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, que usted defiende tan vehementemente, la que ha comprometido nuestra soberanía sobre el territorio Esequibo. Recuerde que Hugo Chávez, en el año 2004, en una visita a Guyana, en una actitud rayana en traición a la Patria, afirmó que Venezuela no se oponía a ningún proyecto de desarrollo en el Esequibo, autorizado unilateralmente por el gobierno guyanés, si era en beneficio de su pueblo. Para colmo, en el año 2007, afirmó que la reclamación venezolana se había iniciado por presiones de los Estados Unidos para desestabilizar el gobierno de Cheddy Jagan. De esa manera, Hugo Chávez desconocía todas las reclamaciones que, desde 1841, ha venido realizando Venezuela en contra de la usurpación de nuestro territorio por Inglaterra.

Igualmente, Nicolás Maduro, ya presidente de la República, aceptó una invitación a Guyana, días después que el ministro del ambiente de ese país declarara en San Diego, USA, que Guyana había entregado una concesión petrolera a la empresa Anadarko en el bloque Roraima, la cual afecta la fachada Atlántica de la zona de reclamación y la del Estado Delta Amacuro, ante lo cual guardó absoluto silencio, lo cual pudo haber producido un Stoppel de aquiescencia. No satisfecho con esta muestra de debilidad declaró, en la rueda de prensa realizada después de la firma del comunicado conjunto entre Guyana y Venezuela, que “recientemente han salido documentos desclasificados de la década del 60, 70 y 80 que demuestran quienes eran los intrigantes que preparaban una guerra con Guyana” sin valorar que ese planteamiento debilita de tal manera nuestra autoridad moral que puede comprometer el resultado de las negociaciones.

Definitivamente, usted señor ministro, con esas irresponsables declaraciones, complica aún más la grave situación política de Venezuela y amplía las posibilidades del surgimiento de la violencia. No es posible que sus ambiciones personales comprometan el destino de nuestra Patria.

Fernando Ochoa Antich

General de división

Exministro de la Defensa

@FOchoaAntich

20200706. Carta pública al general Vladimir Padrino López.docx

Las “armas” de la revolución mal llamada bolivariana. Por: Carlos E. Aguilera A. Opinión. Venezuela.

 

Las “armas” de la revolución mal llamada bolivariana

Carlos E. Aguilera A.

17 de marzo 2020

El insulto, la descalificación, el agravio y la sin razón, además de ser las armas de la mal llamada revolución bolivariana, parece ser el norte en los discursos que pronuncia Nicolás Maduro y personeros del gobierno en todos los escenarios, que sin el menor rubor lanzan denuestos contra quienes políticamente los adversan. La grosera actitud desdice mucho, pero bastante, del mensaje que plasmó el Libertador y otros Próceres de nuestra verdadera independencia en el decurso de sus vidas. Estos “revolucionarios” de nuevo cuño los ”invocan” repetitivamente para exaltar su presunta identificación con la causa revolucionaria libertadora, pero no ”evocan” el contenido de su legado.

El General de Brigada e historiador Eumenes Fuguet Borregales, en un artículo publicado hace tiempo, sobre la Proclama del General Rafael Urdaneta, luego del fallecimiento de El Libertador, nos muestra la gallarda y noble actitud asumida por los valientes patriotas venezolanos que nos liberaron del yugo español, hombres que desprendidos de egoísmo, mezquindad, envidia, odio y exclusión, lo dieron todo en favor de la verdadera causa libertadora. Una lección para quienes se rasgan las vestiduras exaltando a nuestros prohombres de la Patria, de la boca para afuera, pero divorciados del verdadero sentido patriota que tanto “invocan”.

Trascribimos en el párrafo que sigue el contenido textual de dicha Proclama, que ojalá asimilaran estos nuevos redentores y sacrificados revolucionarios socialistas, marxistas mal llamados bolivarianos, quienes en los actos muchos de ellos oficiales ponen de manifiesto su poco talante democrático, de armonía, paz y conciliación, echando por tierra el amor que tanto predican sentir por el pueblo venezolano. A continuación su contenido:

“El excelentísimo señor Simón Bolívar ha pagado hoy a la naturaleza el precioso tributo de su importante vida”. Urdaneta al conocer la infausta noticia emite en Bogotá el 9 de enero de 1831 una conmovedora proclama, llamando a la tolerancia y a la unión fraternal para salvar la patria de la anarquía: “¡Colombianos¡ Agobiado por el peso del dolor, me esfuerzo no obstante, por cumplir con el más triste de mis deberes como magistrado, como ciudadano, como amigo. Os anuncio que ha cesado de existir el más ilustre entre todos los hijos de Colombia, el Libertador, el fundador de tres repúblicas, el inmortal Simón Bolívar. Después de haber agotado hasta las últimas heces del cáliz de amargura que le ofreció la suspicacia de algunos conciudadanos suyos, ha pasado a la región de las almas, dejando un vacío inmenso en Colombia, en América, en el orbe civilizado”.

“¡Colombianos¡ Deseoso de que no se malogren los esfuerzos inauditos de aquél varón esclarecido por la independencia y la libertad de nuestra tierra, me ocupo actualmente de dictar aquellas medidas que demandan el reposo y bienestar de los que viven sometidos al Gobierno Nacional, y de negociar con los que no lo están, los medios de llegar a un avenimiento amistosos, que tenga por resultados, reorganizar a Colombia y presentarla de nuevo a los ojos de las naciones en su pasada majestad y esplendor.

En nombre de la independencia y de la libertad, convido a todos los que abriguen en su pecho sentimientos nobles y generosos, a que coadyuven a la bella empresa de restaurar Colombia. Venid, pues, colombianos al templo de la concordia, venid conmigo a darnos un abrazo fraternal. Sólo así evitaremos que el país sea patrimonio de la anarquía más espantosa y devoradora que jamás vieron los siglos”

Al siguiente día, el “siempre leal” Rafael Urdaneta, convocó una junta de notables, con la finalidad de explicarles en su condición de presidente provisional, la conveniencia de dejar el alto cargo, asumido con la condición de que el Libertador lo pudiera recibir; fallecido éste, quedaba sin efecto su nombramiento. Los asistentes en forma unánime recomendaron que no renunciara. Ante la presión ejercida por los enemigos de Bolívar y para evitar una guerra civil, Urdaneta renuncia a la Presidencia de la Gran Colombia ante el Consejo de Estado reunido en Apulo, cerca de Bogotá el 30 de abril de 1831, allí dijo:

“Mi continuación al frente del Gobierno no es ya necesaria; he resuelto en consecuencia separarme de los negocios públicos y no debiendo ni queriendo mandar más, he cesado en este instante en el ejercicio de las funciones del Poder Ejecutivo. Ruego por tanto al Consejo ocupe sin pérdida de tiempo, de nombrar la persona que haya de encargarse de la suprema autoridad. Al terminar mi vida política estoy satisfecho porque mi conciencia me dice que he cumplido con cuantos deberes me impuso la patria en la delicada situación en que me he visto colocado”.

Un ejemplo de civismo, lealtad, consecuencia, respeto y ética moral de los verdaderos Próceres de nuestra libertad e independencia, en el que priva un proceso de socialización y culturización de quienes desarrollaron capacidades físicas, intelectuales, habilidades, destrezas, técnicas de estudio y formas de comportamiento, ordenadas con un fin social: valores, moderación del diálogo, debate, jerarquía y cuidado de la imagen, entre otras cosas.

El problema es que para muchos revolucionarios mal llamados bolivarianos, la ideología detrás de la represión de la anarquía, los pone del lado de la vereda de la cual siempre han buscado diferenciarse, porque lamentablemente el móvil, al momento de dar su visión, sigue siendo político y no una postura sensata, de que en la sociedad existen situaciones simplemente inaceptables, que ameritan arrancarlas de raíz, antes de que se traduzcan en una avalancha incontrolable de actos, producto justamente de la tozuda posición asumida, que se traduce en una innegable repulsa popular, como la que vive el país en los actuales momentos.

Miembro fundador del CNP-122

careduagui / @_toquedediana

Carlos E. Aguilera

Periodista, historiógrafo; autor de la columna “Toque de Diana”; ex corresponsal de la agencia de noticias internacional AFP; Miembro de la Sociedad Bolivariana de Venezuela y de la Academia Nacional de Ciencias y Artes Militares y Navales; Miembro fundador del Colegio Nacional de Periodistas (CNP-122)

REMISIÓN: Humberto Marcano Rodriguez / @Hmarcanor

IMAGEN SUPERIOR: Collage referencial #LaProtestaMilitar/@ProtestaMilitar

IMAGEN INFERIOR: Artículo relacionado/ ¡ALERTA EXTREMA…! Ordenaron dotar de armas a la Milicia Bolivariana y al pueblo para defender la revolución. / NotiVerdad

HAGA CLICK PARA DESCARGAR EL TEXTO EN WORD

Las armas de la revolución mal lamada bolivariana (Carlos E. Aguilera A.).docx

La historia de las grandes tiranías del mundo y los personajes inefables de dichos regímenes. Por: Joelvin Villarreal Opinion Venezuela.

<a
La historia de las grandes tiranías del mundo está siempre acompañada de personajes inefables que hacen vida dentro de dichos regímenes y que guardan para sí el triste papel secundario de perros fieles al servicio de amos implacables.Detrás de las terribles y crueles abominaciones de las que son capaces los “hombres” con poder tiránico se esconde realmente un sentimiento de cobardía, de incapacidad frente al mundo, y de vacío existencial: transformados todos en ira, sadismo, entre otros que llevan a la práctica por mero resentimiento social.

Las tiranías le dan poder a hombres incapaces y crean para ellos ostentosos y llamativos cargos para así alimentar sus egos. De esa manera mantienen la fidelidad de sus esbirros.

La tiranía chavista no es excepción a la regla, y ha engrandecido a personajes como Vladimir Padrino López: un personaje inseguro, y cobarde que ostenta cargo como ministro para la defensa, aun cuando no tuvo méritos para ello y fue ascendido al grado de General violentando toda ética militar, pasando por encima de quienes por decoro y legalidad pertinente fueron excluidos al no ser cómplice políticos del desmadre de la República; ostenta además Padrino López, un cargo inventado por el chavismo como relleno para el circo y como símbolo de la decadencia militar en tiempos de revolución: se trata de la vicepresidencia de Soberanía política, seguridad y paz. Este último además de violatorio de las leyes y de la tradición militar venezolana, históricamente apolítica, es también una afrenta a nuestra inteligencia pues; quién puede hablar de Soberanía, seguridad, y paz estando al servicio de un régimen identificado como narcoestado criminal y satánico violador de DDHH y aliado del terrorismo internacional sostenido con ayuda de ejércitos, guerrillas, milicias y potencias extranjeras dentro de nuestro territorio?

Padrino es corresponsales directo de mantener en nuestro territorio ejércitos de ocupación conformados por Guerrillas colombianas, tropas cubanas, células terroristas del medio oriente ajenas a nuestra cultura y civilización, células terroristas europeas, y tropas rusas.

Además de ello es cómplice también de transformar a Venezuela en la Somalía del Caribe al gestionar y promover ejércitos para estatales al servicio del régimen chavista como lo son: Colectivos armados, grupos de narcotráfico, bandas de crimen organizado, grupos de exterminio, entre otros elementos que ponen en riesgo la existencia misma de la República.

Vladimir Padrino López deberá ser juzgado en su momento por crímenes contra la humanidad, y al igual que los jerarcas Nazis no podrá esconder su cobardía tras el argumento falaz de “Yo sólo recibì órdenes”

Vladimir Padrino López en su condición de facto en el ministerio de la defensa es directamente corresponsable de poner en jaque la seguridad y estabilidad de la región y de poner en peligro la seguridad nacional del único y verdadero aliado histórico de Venezuela: Los EEUU.

La geopolítica que resulta del régimen chavista y de la consiguiente corresponsabilidad del cargo que ostenta de facto Vladimir Padrino López es contraria a los intereses, cultura, religión, y sociedad de la civilización Occidental lo que supone ser para nuestro hemisferio la amenaza política más grave desde la aparición de las tiranías nazifascistas y comunistas en la Europa del siglo XX.

Ante los graves argumentos propuestos en los incisos anteriores, en nombre de la Venezuela decente, y de las fuerzas armadas patrióticas, se solicita de forma urgente y expedita una ruptura total con el sistema político militar chavista por parte de las naciones libres del mundo y la inmediata puesta en marcha de una campaña militar que no solo liberará a Venezuela, sino que además; contribuirá al restablecimiento de la estabilidad y seguridad regional así como también, de las condiciones geopolíticas que permitan una clara y segura defensa de la civilización Occidental frente a nuestros comunes e históricos enemigos extrahemisfericos y las organizaciones terroristas que les acompañan.

Vladimir Padrino López y todos quienes hoy ostentan cargos de poder dentro de la estructura politico-militar chavista deberán ser puestos bajo prisión y ser juzgados en los tribunales debidos a la brevedad posible una vez caído el régimen tiránico que gobierna de facto Nicolás Maduro. Que su cobardía y sus resentimientos no se conviertan en excusas falaces a la hora de enfrentar la justicia.

Quedarà Vladimir Padrino López en nuestra memoria colectiva como otro personaje inefable en la historia de las tiranías del mundo. Así lo ha determinado su cobardía.

*Joelvin Villarreal*

CARTA A VLADIMIR PADRINO LÓPEZ. Por: Gustavo Coronel

​Invasores cubanos en Venezuela

Martes, 15 de agosto de 2017

CARTA A VLADIMIR PADRINO LÓPEZ. Por Gustavo Coronel.

Leo un Comunicado firmado por usted como “General en Jefe” de la llamada Fuerza Armada Nacional Bolivariana y paso a comentarlo:

1. Leerlo me produce rabia y tristeza. Rabia por leer un documento tan cínico y cursi. Tristeza por constatar que usted utiliza la Fuerza Armada como un instrumento político, violando de manera grosera la Constitución del país.

2. Dice usted que lo dicho por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, representa una grave amenaza sobre la nación. Yo le digo que es una seria amenaza para ustedes, quienes mantienen al país en rehén, no para la nación. Al manifestar usted su “preocupación”, olvida la entrega indigna de soberanía nacional que el narco-régimen ha propiciado por años, al no solo permitir sino promover el tutelaje que el castrismo cubano ejerce sobre Venezuela. Esta humillante sumisión no es amenaza sino realidad. La magnitud de la entrega que gente como usted ha hecho de nuestra soberanía, de nuestro dinero y de nuestra dignidad como pueblo, no tiene parangón en la historia de nuestro país. Por largos años Venezuela ha sido invadida por el castrismo cubano y gente como usted le ha abierto las puertas de manera aborrecible. No menos de $40.000 millones de dinero venezolano han ido a parar a los bolsillos del castrismo mientras nuestro pueblo sufre de toda clase de privaciones debido a la incompetencia y corrupción del régimen que usted defiende, violando su juramento militar

3. Menciona usted algunas acciones del gobierno de los Estados Unidos, entre ellas la tomada por el Presidente B. Obama de definir a Venezuela como una amenaza para la seguridad de ese país. En ese momento los venezolanos entendimos que esta declaración no se refería a una amenaza militar, como ustedes si se empeñan en entender. ¿Qué amenaza podría representar el ejército venezolano, en la situación de adiestramiento y de moral en la cual ustedes la mantienen, para una potencia militar que usted mismo califica como la mayor del mundo? La amenaza mencionada por Obama, confirmada por la realidad actual, tiene que ver con la condición de narco-estado y de estado forajido en la cual ustedes han colocado al gobierno de nuestro país. Esta condición de narco-estado y de estado forajido es real, evidente ante los ojos del mundo, y representa una amenaza para la estabilidad política y social de toda la región americana. Venezuela no es solamente una tragedia nacional sino una tragedia regional y la miseria y la represión que ustedes han desatado sobre los venezolanos ha generado una masiva emigración que afecta ya a todos los países de la región, en especial a los países vecinos.

4. La amenaza que un narco-estado presenta a la región se hace más evidente por cuanto el tráfico de drogas no es una actividad en manos de criminales enemigos del gobierno sino una actividad fuertemente imbricada en la estructura gubernamental. Ello no es un secreto ni soy yo quien lo anuncia. La evidencia sobre esta estrecha asociación del tráfico de drogas con gente del gobierno, a los más altos niveles, es abrumadora y usted lo sabe y lo tolera. De manera que la energía que usted utiliza en indignarse en contra de los Estados Unidos debería, más bien, dedicarse a luchar en contra de estas lacras enraizadas en el gobierno que usted apuntala

5. Habla usted de la “ilegales y alevosas acciones” emprendidas por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en su llamado a aplicar al régimen venezolano la Carta Democrática Interamericana de “manera fraudulenta y absurda”. Le digo que su acusación en contra del Secretario Almagro no tiene respaldo entre la Venezuela decente, en el seno de la cual Almagro es un héroe, en la misma medida que ustedes son villanos. Muestra usted un gran descaro al decir que los informes de Almagro son “absurdos y fraudulentos”. Al contrario, son detallados y precisos y responden a la trágica realidad venezolana que todos vemos y que millones sufren. Encuentro increíble su negación de las lacras del régimen ante la abrumadora evidencia y solo puedo explicarla como producto de un cinismo que ya ha borrado de usted todo rastro de honestidad intelectual.

6. Habla usted de una confabulación de gobiernos “de derecha” bajo el patrocinio de los Estados Unidos para aislar al gobierno venezolano. Deje usted ya de hablar de derechas e izquierdas, términos que no significan nada en el contexto de la tragedia venezolana. ¿Quién podría definir al narco-régimen que usted integra como un gobierno de izquierda? En la región existen gobiernos democráticos y gobiernos como el venezolano, el cubano y uno que otro, que no lo son. El narco-régimen venezolano carece de ideología política, está basado en la acción de una pandilla donde prevalecen la corrupción y el totalitarismo y se acerca mucho más al fascismo que a cualquier otro “ismo”. Su sustento no es ideológico sino patológico, exhibiendo un gigantesco complejo de inferioridad frente a los países civilizados, como lo demuestran los discursos del difunto, de su actual remplazo y de sus acólitos.

7. Las sanciones individuales aplicadas por el gobierno de los Estados Unidos a funcionarios corruptos del régimen venezolano representan, hasta ahora, una de las pocas acciones efectivas tomadas por los gobiernos de la región en contra del narco-régimen. Se imponen con urgencia medidas diplomáticas y económicas de toda la región, a fin de debilitar aún más este funesto régimen que usted representa. La llamada Asamblea Constituyente, que usted defiende con entusiasmo, es una vulgar asociación de compinches, no representa al pueblo venezolano y sus decisiones carecen por completo de legalidad y deben ser desobedecidas por todos los venezolanos dignos. Defender ese mamotreto, producto de un fraude a la vista del mundo, lo hace a usted cómplice de uno de los peores crímenes que el régimen ha llevado a cabo en estos 18 años de violaciones y abusos de poder.

8. Habla usted de un “subterfugio de la defensa de los derechos humanos y la libertad” por parte de quienes se oponen al desastre venezolano. Me parece predecible que usted defina la defensa de los derechos humanos como subterfugio, ya que usted es la cabeza visible de un ejército cuyos componentes se han caracterizado por violar esos derechos

9. Acusa usted a los gobiernos que se le oponen de pretender apoderarse de nuestros recursos naturales. De nuevo es usted un cínico. Durante los 18 años del régimen que usted defiende hay dos países, Rusia y China, que se han ido apoderando de nuestros recursos naturales, por la vía de prestar dinero al régimen, dinero utilizado indebidamente, lo cual exige cada vez mayor endeudamiento. Estos dos países han encontrado la manera de ir comprando al régimen como compraba Mr. Danger a Lorenzo Barquero, dándole alcohol (dinero en su caso) para que perdiese toda voluntad y apego a la soberanía. El dinero Ruso y Chino ha hipotecado la Faja del Orinoco y a Citgo a estos países, como es perfectamente documentable. Ustedes guardan silencio porque han encontrado una manera de participar en el desastre, a través de la llamada empresa militar CAMIMPEG, la cual carece por completo de tradición y experiencia petrolera.

10. Dice usted: “no es la primera vez que enfrentamos a un poderoso imperio” y cita al difunto. Este párrafo suyo merece ser citado textualmente porque ilustra su grado de acomplejamiento patriotero. Dice usted:

“¡NO ES LA PRIMERA VEZ QUE ENFRENTAMOS A UN PODEROSO IMPERIO! EL COMANDANTE SUPREMO HUGO CHÁVEZ FRÍAS, NOS LO ADVIRTIÓ EN MUCHAS OCASIONES Y NOS EXIGIÓ PREPARARNOS PARA ELLO. DESDE EL MISMO MOMENTO EN QUE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA INICIÓ LA RECONQUISTA DEL INVALUABLE BIEN LA INDEPENDENCIA, LOS GRANDES GRUPOS DE PODER ACTIVARON SUS PERVERSOS MECANISMOS DE DOMINACIÓN, PARA ACABAR CON ESTE HERMOSO PROCESO QUE SE FUNDAMENTA EN LA JUSTICIA SOCIAL, LA IGUALDAD Y EL HUMANISMO, Y QUE POR TAL RAZÓN HA TENIDO QUE LIBRAR UNA FÉRREA LUCHA CONTRA EL SISTEMA CAPITALISTA MUNDIAL”, etc. etc. etc.

Denos usted un solo ejemplo de haber enfrentado antes a un poderoso imperio. Por qué si piensa usted en la guerra de la independencia en contra del imperio español, lo que existe hoy como ejército no existía. Lo que existía era el pueblo con un liderazgo de clase media, el cual luchó en contra de aquél imperio como lucha hoy en contra de su narco-régimen. Usted dice, con caradurismo, que el régimen chavista es un hermoso proceso fundamentado en la justicia social, la igualdad y el humanismo, blá, blá, blá… Perdone señor. Si nuestra situación no fuese tan trágica esto que usted dice provocaría sonoras carcajadas. ¿Justicia social? ¿Igualdad? ¿Humanismo? Vea a su alrededor, señor, y trate de buscarlos entre su gente. ¿Escarrá? ¿Darío Vivas? ¿Benavides Torres? ¿Ameliach? ¿Iris Varela? ¿Lucena? Esos conceptos que usted menciona son totalmente desconocidos en el seno de la pandilla.

11.Su documento-proclama contiene párrafos inspirados en la escuela de Delpino y Lamas y en las grandilocuentes proclamas de los caudillos decimonónicos. Por ejemplo: “EN ESTOS ACIAGOS MOMENTOS CUANDO SE CIERNE SOBRE LA NACIÓN LA SOMBRA TENEBROSA DE LA GARRA IMPERIALISTA, LA FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA REITERA SU VOCACIÓN PACIFISTA; PERO REAFIRMA EL SAGRADO JURAMENTO DE DEFENDER LA PATRIA Y SUS INSTITUCIONES HASTA PERDER LA VIDA SI FUESE NECESARIO. PERO NO MORIREMOS, VIVIREMOS PARA VENCER. NINGUNA POTENCIA O IMPERIO FORÁNEO NOS ARREBATARÁ EL DERECHO A SER LIBRES, SOBERANOS E INDEPENDIENTES. EN ESTA BATALLA NOS ILUMINA EL FUEGO INMORTAL DE NUESTROS LIBERTADORES, DE BOLÍVAR, DE ZAMORA Y DE CHÁVEZ, CUYO EJEMPLO DE LUCHA Y DIGNIDAD ES EL ESTANDARTE QUE SEÑALA LA RUTA HACIA LA GRAN VICTORIA”. Señor, todos tenemos derecho a ser cursis pero nadie tiene derecho a abusar.

Finalmente, usted invita a todos los venezolanos y extranjeros que aman a Venezuela a enfrentar estas amenazas. Rechazo esta invitación porque estoy muy ocupado enfrentando, no las amenazas que pueden o no concretarse, sino las trágicas realidades que ya existen: el narco-estado, el gobierno forajido, la quiebra financiera del país, el colapso de PDVSA, la invasión cubana a Venezuela, el fracaso de las instituciones, incluyendo la suya, los fraudes prostituyentes, la corrupción de civiles y militares quienes han saqueado nuestra patria, la vergüenza que siento de ver a Venezuela en mano de gente como usted. Solo gente que ha perdido la brújula del verdadero patriotismo puede ser capaz de exclamar al final de su proclama patriotera:

¡CHÁVEZ VIVE… ¡LA PATRIA SIGUE! ¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA!

Si esto fuera dicho por el jefe de la Fuerza Armada en un país libre, democrático y de leyes eso sería una traición, señor. En Venezuela es la traición que ha conducido al desastre,

Gustavo Coronel

FUENTE: Las Armas de Coronel

¡COMUNISMO DE GUERRA¡ Por: G/D (GNV) Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

¡COMUNISMO DE GUERRA¡

Enrique Prieto Silva

Jueves, 12 de enero de 2017

Completando nuestra propuesta, que expusimos en los anteriores artículos “Comunismo color de lapa” y “Comunismo color de rosa”, sobre el comentado informe de la especialista en análisis de Entorno y Evaluación de Riesgo en el contexto político, social y económico de Latinoamérica Aura Palermo, quien, según su expositor, lleva cuatro años investigando y analizando el proceso que se viene gestando en Venezuela, tal como dijimos, “para el cierre”, nos referimos a “El comunismo de guerra”, por cuanto creemos lo más acertado para calificar la política emprendida por Chávez, quien desde que inició su gobierno, todo lo manejó como si fuera una situación bélica. Todo lo resolvía con comandos, batallas, estados mayores y supuestas victorias, hasta que el heredero Maduro, implantó la “guerra económica”, tal como lo describe la analista.

No es mucho divagar, si recordamos que, ciertamente, iniciada la guerra civil rusa en 1918, fue instituido el llamado Comunismo de Guerra por Vladimir Lenin en marzo de 1921 para referirse a los criterios económicos aplicados a la política económica y social de la República Socialista Federativa Socialista de Rusia durante la Guerra Civil, que finalizó en esa fecha.

Sin análisis, entendemos el significado de la “estrategia” de Chávez, que engolosinado y adoctrinado por los teóricos de entonces, que quisieron imponer, al igual que Lenin, medidas como en ese comunismo, que fue el fruto de la ideología engendrada para encontrar la democracia, y que tenían como objetivo el desarrollo de la economía socialista de Estado, que el régimen consideraba como el primer paso hacia el comunismo.

No es casualidad, la política militar implantada por Chávez y Maduro, que, igual que en la RSFSR, fueron respuestas pragmáticas a los apremiantes problemas económicos, especialmente a la grave crisis económica y la necesidad de equipar al Ejército Rojo durante la Guerra Civil, que vemos en Venezuela, con la supuesta “guerra económica” y la lucha contra el imperio, que origina las compras de armamento y los comandos con sus maniobras de la FAN. Viendo la similitud, a pesar del tiempo, muchas de estas políticas incluían elementos tanto ideológicos como económicos, y los historiadores han debatido sobre la importancia relativa de cada uno de ellos en el marco de la política económica comunista de la época, por lo que no debemos hacer mucho esfuerzo en descifrar el origen y las consecuencias de estas medidas, cuya coincidencia no es casualidad: la incautación de los productos agrícolas, la nacionalización de la industria, el control estatal del comercio, el control centralizado de la producción y distribución, la asignación estatal de los recursos y la sustitución del dinero por el sistema del trueque.

En la RSFSR, ese “comunismo de guerra”, condujo al colapso económico del país durante la Guerra Civil, que impulsó al gobierno a llevar a cabo la nacionalización de los medios de producción, pero también la ideología marxista del régimen consideraba este objetivo como deseable debido a que la propiedad estatal de los medios de producción se concebía como la base del poder político. Del mismo modo, Lenin y otros líderes estaban a favor de la abolición del dinero tanto por motivos ideológicos como, probablemente, porque el papel moneda había perdido valor a causa de la inflación incontrolada. Sin embargo, los campesinos se resistían a vender los productos agrícolas a cambio de dinero devaluado, actitud que dificultaba la obtención de los suministros necesarios para el Ejército y los trabajadores de las ciudades. Los comunistas, que tacharon al campesinado de “enemigos de clase”, aplicaron posteriormente una dura política de apropiaciones mediante los “ejércitos del grano”, que se incautarían de todos los productos alimenticios de las zonas rurales.

A finales de la Guerra Civil, el gobierno prosiguió, e incluso, intensificó la política de incautación y control propia del comunismo de guerra, que alcanzó su punto máximo en 1920, con las propuestas de militarización del trabajo, apadrinadas principalmente por Liev Trotski, según las cuales los trabajadores de algunas áreas serían obligados por el gobierno a trabajar en zonas e industrias determinadas, quedando además subordinados a una disciplina militar. La implantación del servicio laboral universal se impuso también en 1920 y se formaron ejércitos de trabajadores a los que se asignaban unidades del Ejército Rojo para trabajar en la industria o en la agricultura. No obstante, la producción agrícola e industrial disminuyó precipitadamente. Durante el invierno de 1920-1921, la hambruna provocada por la sequía, la situación de privación general, la creciente oposición de los campesinos a la incautación del grano y el rechazo a las impopulares medidas gubernamentales motivaron huelgas y revueltas en todo el país a las que el régimen respondió endureciendo la represión.

En marzo de 1921, los marineros de la base naval de Kronstadt, que anteriormente habían sido ardientes aliados de los bolcheviques, encabezaron una revuelta contra la austeridad de la política económica y la represión de las huelgas. La rebelión de Kronstadt debilitó la confianza en el régimen, lo que contribuyó al abandono del comunismo de guerra en favor de la Nueva Política Económica (NEP), defendida por Lenin y aprobada en el X Congreso del Partido Comunista en marzo de 1921.

La NEP relajó el control del gobierno sobre la economía, particularmente en el sector agrícola, y permitió la existencia de algunas empresas privadas para facilitar la recuperación económica. No obstante, los comunistas declararon que se trataba únicamente de un aplazamiento temporal antes de reanudar la marcha hacia el socialismo. El dirigente soviético Iósiv Stalin retomó posteriormente muchas de las medidas del comunismo de guerra en su política de industrialización de la década de 1930 y en el sistema económico soviético que de ella surgió.

Cuando cesaron las hostilidades y quedó consolidado el régimen soviético, el gobierno inició la restauración de la economía, y aunque Trotski y otros dirigentes preferían mantener esta rígida política de guerra para continuar la evolución hacia el comunismo, Lenin optó por reducir la gravosa economía de guerra impuesta a los agricultores, para estimular la producción agraria, mitigó los controles sobre la industria y el comercio para permitir la creación de pequeñas empresas que lograran aumentar la producción, todo, mediante el plan denominado Nueva Política Económica (NEP), que había sido adoptada en 1922 por el Partido Comunista Ruso.

Luego de la Revolución, el partido liderado por Lenin, adoptó la denominación de Partido Comunista en 1918, para diferenciarlo de la social democracia, a la que hasta entonces había pertenecido. Su principal objetivo era el de transformar la Revolución rusa en revolución mundial, por lo que se convocó un congreso de los delegados de izquierda de la socialdemocracia, que decidió formar la III Internacional, cuyo órgano ejecutivo era el Komitern. Esta Revolución, concretó las bases de la ideología marxista, con la contribución de Lenin, cuya mixtificación marca el inicio de la historia política de la Unión de Repúblicas Socialistas, o de las democracias populares, como han sólido llamarse y de los partidos comunistas del mundo, ideología que fue teorizada por los más grandes líderes del comunismo mundial: Stalin Kruschef, Mao Tse-Tung, Lieu Shao-shi, etc., cuyas decisiones políticas, guiadas por la ideología, contribuyeron a desarrollarla.

Desde entonces, el mayor crédito a las modernas ideas comunistas se les da a los “utópicos”, Francois Fourier, Robert Owen y Claude Saint-Simon; a los comunalistas religiosos, Karl Marx y Friederich Engels, creadores de la teoría del “socialismo científico”; y más recientemente, los ya mencionados: Ilyich Lenin, a Josef Stalin, Leon Trotski, Mao Tse-Tung y Josip Broz Tito, del comunismo que perduró hasta la década de los 90’, y que aún se mantiene vigente en muchas regiones del mundo, pero que en pocos, han querido implantarlo como plan de maniobra, ya que el resultado es conocido.

No basta con saber que es comunismo, sino que en sistemas o Estados democráticos constitucionales como Venezuela, hay que seguir las pautas de la Carta Magna, que es lo que se está haciendo. Pensar en enfrentamiento entre gobierno y oposición, no es lo más conveniente, si se quiere en cambio de régimen en paz, que permita una continuidad sistemática y una activación de la recuperación al mediano plazo.

Nuestro próximo sobre el tema: “El comunismo verdadero”

@Enriqueprietos

El Comunismo de Guerra.docx

Chávez con Fidel. Por: Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

¡Chávez con Fidel!

Enrique Prieto Silva

Jueves, 15 de diciembre de 2016

Pareciera que el destino fuera cruel, cuando nos imponemos metas conclusivas o de férrea consecuencia. Siempre ha sido así. Y pareciera también, que el presagio soberbio siempre estuviera signado con la fatalidad. ¡Ha muerto Fidel!, no es noticia, ya que fue larga la espera de muchos cubanos, quienes no tuvieron la suerte de ver sus deseos cumplidos, de enterrar a Fidel. No así, el destino de los venezolanos, que, aunque con muchos presagios y poco intelecto, algunos de sus adoradores, lloraron y llevaron a Chávez a su mausoleo, a pesar de la indignación cada vez más grande que sienten muchos venezolanos, a pesar de la “plasta” que puso con su heredero. No obstante, pareciera que su marcha en el otro plano, no fuera color de rosa, aunque para el general Padrino, “la revolución no es un lecho de rosas”. No nos imaginamos al lecho en referencia, ya que no creemos que ninguno de los dos, ni estén en un lecho, y mucho menos entre rosas; ya que tampoco nos imaginamos a un “diablo” rondando por un rosal, donde solo hay espinas secas, forjadas en el error. ¡Claro, todo es infantil!, como fue el pensamiento pueril de ambos personajes.

Por curiosidad, por presagio o por suposición, cabe en nuestro estudio analizar la coincidencia o la equivocación. Ha ocurrido en el mundo con los poderes que enfrentan el portento de los Dioses y la mitología acompasada con la hecatombe, que cuando se busca, no necesita ni remos ni aire para navegar, pero el destino siempre es el naufragio. La historia está plena de locuaces, que creyéndose pivotes en un prado reverdecido o santurrón de una nueva iglesia, en su corto tiempo de vida se atrevan a retar ese destino con promesas pronosticadas, que como en el ¡patria socialismo o muerte! No dejan escape a ese presunto destino. Así tenemos, que en la “gloriosa” mal llamada “revolución bolivariana”, donde Chávez, siguiendo a su émulo difunto seguidor del “sátrapa cubano” de esa otrora “revolución”, presagió como reto: “fortalecer la patria creada por Bolívar, transformarla al socialismo o morir en el intento”. Pareciera, que como tracto obligado de su mente “creadora”, cual “Vine, vi y vencí”, como escribiera Julio César al derrotar al rey del Ponto en la batalla de Zela, este tonto agigantado por sus seguidores, hasta asignarle poderes mesiánico y endiosarlo, endosara la estúpida frase que poco a poco, con el sufrimiento de sus adversarios, fue dejando “el pelero” en nuestra gran Venezuela, que como paradoja perdimos la patria, no se visualiza el socialismo, pero si impera la muerte.

No nos cansaremos de repetirlo: “…lo que ocurre en el país fue previsible. Previmos que la burlesca hazaña del 4F tendría consecuencias funestas y las está teniendo. Ya no se vislumbra, sino que tenemos a escala inmensurable la involución ‘pacífica y armada’ propugnada y auspiciada por el desborde de estúpidos héroes de pacotilla, que armados de atarraya y cordel, creyeron pescar el arcoíris en un mar de fondo y leva. Ignorantes, que con gran facilidad prometieron convertir el país en una imprecisa ‘potencia’. Una pretensiosa odisea, con la que hicieron rima y son, bajo la férula del hoy difunto ‘comandante eterno’. Pero lo real no es invisible, aunque la claque que hoy inunda la ‘patria’ entumecida, siga engañando al triste pueblo que suspira y sueña esperando ‘el milagro del difunto’. Es increíble el sacrilegio de los desmadrados “chavistas” que se atreven a orar: ‘Chávez nuestro que estás en el cielo’ ¡Perdónalos Dios mío que no saben lo que dicen y mucho menos lo que hacen!”. Sin dudas, se cumple la profecía: si no hay patria ni socialismo lo que queda es la muerte. Obviamente, no deseada, pero escrita en la cripta de su mausoleo. Allí yacen Chávez con Fidel.

En Venezuela, ya no hay nada en que pensar, las barbaridades de Maduro no tienen nombre, aunque su ministro Reverol piense que engaña al pueblo. Lo de los billetes de 100 es inexplicable por vía gramatical y no servirá ni para afianzar ni para negar el “Diálogo” son los ¡Lodos que trajeron estas tempestades! El llamado “socialismo del siglo xxi” o “revolución bolivariana”, no solo trajo el colapso de la economía, sino que transformó al país en una paria “republiqueta”, donde impera el hambre, el letargo, la tristeza y como desconsoladora realidad, la mayor división social ocurrida en pueblo alguno libre desde hace 200 años. La realidad es, que ¡Vivimos en un país, donde impera la muerte!

@Enriqueprietos

Chavez con Fidel.docx

Vladimir Padrino López. Por: Robert Gilles Redondo.

Vladimir Padrino López

La prudencia con la que el señor Ministro de la Defensa había actuado alguna veces y que le valió para mostrarse como un hombre institucionalista, con amplio respaldo en las filas castrenses y los tímidos elogios de algunos voceros de la dirigencia opositora y las infaltables malas miradas de sus camaradas de partido, no había convencido a la mayoría del país que determinadas circunstancias confió en él y en su prudencia.

Pero de repente el hombre que nunca perdía la compostura ni los buenos modales, aunque siempre extravió su cordura militar para manifestar su desequilibrio político, apareció rodeado de una cúpula militar que sólo puede avergonzar dolorosamente a los venezolanos. ¿Por qué? Porque nadie da ni medio bolívar por quienes otrora tiempo fueron ensalzados por sus épicas hazañas libertadoras y de defensa de la soberanía nacional. En la cúpula militar no hay nadie que valga la pena. Y lejos de hacer la odiosa generalización, me temo que el maridaje del vicio y las armas permite decir que dentro de la Fuerza Armada Nacional poco o nada puede salvarse.

Padrino López ha vejado al país de forma insolente y desvergonzada. ¡Cuánto cinismo! ¡Cuánto ultraje! ¡Qué fácil entrar a una discusión con fúsil en mano para hacerse parecer al mero macho! ¿Hasta cuándo se seguirá vejando y postrando de forma inmisericorde a Venezuela ante esta banda de vulgares malhechores?

Venezuela que ha esperado en su mesías de uniforme, pues son quienes pueden cambiar de forma abrupta y rápida la tragedia que padecemos, ha visto con estupor esta declaración de lealtad a un vivo que está enajenado mentalmente y ejerce de forma ilegítima la Presidencia de la República; a un muerto, bien muerto, que es el autor intelectual de este crimen que se sigue perpetrando con total impunidad y contubernio con las Fuerzas Armadas. Por si fuera poco, la escena que declaraba amor ideológico y lealtad al proceso revolucionario se hizo bajo la gráfica de ese adefesio “artístico” con el cual se nos intentó suplantar a Simón Bolívar, El Libertador. El predilecto oligarca caraqueño que una vez maldijo a los soldados que apuntaban sus armas contra el pueblo.

Pero la afrenta no es la declaratoria de amor revolucionario entre ese cúpula podrida que acompaña a Padrino López y a ese grupo de personas que se aferra al poder haciendo del Estado un ente fallido y forajido. La afrenta es que el Alto Mando Militar no le haya dado la cara al país para explicar la existencia de los grupos paramilitares llamados colectivos que usan armas propiedad de la nación; la afrenta es que el Vladimir Padrino no se pronuncie como el más alto jerarca militar activo que es en torno a un hecho tan grave como la detención en flagrancia por tráfico de drogas de los sobrinos del “Presidente de la República y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional”; práctica delictiva que además involucra a otro hombre en armas que es Néstor Reverol, actual Ministro de Interior y Justicia, y a un sinnúmero de oficiales activos que casi a diario caen con kilos y kilos de drogas. Afrenta es que los enviados de los hermanos Castro desde La Habana comanden y dirijan las acciones más sumarias de la República en el área militar. Afrenta es que las FARC y todos los grupos irregulares de la vecina Colombia hagan y deshagan en la frontera. Afrenta es que el ministro Padrino López no le haya dejado las cosas claras a Guyana cuando se ha atrevido a mal entonarse con nosotros por causa del Esequibo que es venezolano.

Esas y muchas más afrentas, además de las amenazas que se profieren desde los cuarteles contra la disidencia civil, avalan el sagrado derecho a la rebelión que ni con fusiles ni tanques podrán sofocar, porque habrá de recordarse que nuestra Independencia no se hizo hace doscientos años con ejércitos profesionales. Entonces hombres y mujeres “pata en el suelo” fueron quienes combatieron contra las históricas huestes imperiales españolas. El resultado de aquella quijotesca guerra fue esta nación libre que no dejaremos perder en manos tan sucias como las de Padrino López o sus amos. A todas estas ni siquiera sabemos, quizá el Ministro de la Defensa tampoco, quién realmente manda en Venezuela. Si Diosdado, hombre fuerte del chavismo acusado de ser líder de un de los cartel de narcotráfico al que por cierto llaman de “los soles” por la masiva participación de oficiales de la Fuerza Armada. O si realmente es este individuo Nicolás Maduro que a todas luces padece de insania mental o al menos se sobremedica.

No olvide el ministro Padrino el inexorable rumbo de los pueblos: la libertad y la justicia. Tarde o temprano el Sol de la libertad alumbrará y nada podrá hacer para impedirlo. La historia a veces es cruel contra quienes pretenden ser crueles, es decir, quienes con las armas al hombro tratan de imponer sus propios demonios. No es una amenaza esto último, es lección histórica.

Ojala por un instante Vladimir Padrino López tuviera decencia y cordura, así podría presentar su renuncia ante el país, desvestirse de los harapos malolientes que lleva encima y hacer política. Sobre todo ahora que el final está más acá de la bendita vuelta de esquina que durante diecisiete años no hemos terminado de doblar.

Robert Gilles Redondo

General Padrino, si hay una conspiración, presente las pruebas. Fernando Ochoa Antich @FOchoaAntich

imagesFOA.jpg

General Padrino, si hay una conspiración, presente las pruebas
Fernando Ochoa Antich

La entrevista que usted concedió el domingo pasado a José Vicente Rangel, ese oportunista de la política, me obliga a continuar polemizando con usted, ya que realmente considero que muchos de sus conceptos sobre nuestra historia son absolutamente equivocados y muestran una visión parcial y fanatizada sobre los acontecimientos que ocurrieron en el siglo XX venezolano. También creo que usted debería tener, por su experiencia profesional, grado y funciones que ejerce, un balance más objetivo de la tragedia nacional que han significado los años de desgobierno chavista y madurista. De igual manera, refutaré con argumentos, algunos de sus equivocados conceptos militares. Lamentablemente, la entrevista fue conducida por el panfletista, con un marcado interés por satisfacer sus conocidos y, ahora parece que desleales intereses personales y políticos, limitándole a usted ampliamente la posibilidad de lograr desarrollar con mayor libertad sus propias ideas ante la muy compleja situación política, social y económica que vive Venezuela.

Usted planteó durante la entrevista su concepto sobre el apoliticismo militar y rechazó los términos de “apolítica, obediente y no deliberante” pautados en el artículo 132 de la Constitución de 1961 para definir a la Fuerza Armada. Coincido con usted en que la palabra apolítica no fue bien empleada, ya que al ser la Institución Armada parte del Estado es imposible que no tenga vinculaciones con la política. En su lugar debió utilizarse el término apartidista. En lo que creo usted está equivocado, es en su rechazo a los conceptos de “obediente y no deliberante”. La Fuerza Armada, en una sociedad democrática, debe ser esencialmente obediente al poder civil. Es verdad que “la deliberancia es una condición humana”, como usted afirma, pero el asunto es más complejo. Una decisión del poder civil debe ser acatada por la Fuerza Armada sin que exista el derecho a deliberar. Diferente es que se opine libremente a objeto de asesorar al poder civil durante el estudio para la toma de esa decisión. Así siempre se hizo. Eso sí, después de que se toma la decisión no hay posibilidad de discusión y lo que resta es obedecer. Sin embargo, pareciera que su concepto de deliberar es que la FAN pueda opinar de manera pública a favor de una tendencia político partidista.

Usted sostiene que la Fuerza Armada Nacional está siendo atacada, por ser una institución esencialmente profesional al servicio exclusivo de la Nación y haberse caracterizado siempre por tener grandes valores y principios. Nuevamente se equivoca. No la atacan por eso, al contrario la admiran. La verdadera razón de los ataques son los numerosos errores cometidos por los Mandos de la Fuerza Armada Nacional para satisfacer las ambiciones políticas de los presidentes Chávez y Maduro durante estos 18 años. Entre esos errores se destacan: comprometer el prestigio institucional con la corrupta y desastrosa gestión de un gobierno que ha conducido a Venezuela a una de las mayores tragedias de nuestra historia; emplear en altos cargos de gobierno a numerosos militares en situación de actividad; ignorar las innumerables denuncias de delitos contra la cosa pública; y obligar al personal militar activo a manifestar adhesión al partido de gobierno, sosteniendo públicamente que la Fuerza Armada es chavista, socialista y revolucionaria.

Al mantener usted, como también lo hizo Nicolás Maduro, que “hay un golpe en desarrollo” organizado desde el exterior con amplias conexiones internas, crea un ambiente de angustia y desasosiego en nuestra sociedad poco conveniente para enfrentar un momento histórico tan complejo como el que actualmente vive Venezuela. Estoy convencido, que esa maniobra lo que busca es crear una matriz de opinión que responsabilice a la oposición democrática venezolana de esas acciones ilegales para debilitar su actual estrategia electoral que, como usted debe conocer, lo único que busca es impulsar un cambio de gobierno dentro del marco constitucional. Esa acusación, acompañada del constante señalamiento que sostiene Nicolás Maduro de que se está planificando un posible magnicidio en su contra, podría ser utilizada para decretar un estado de excepción con la finalidad de limitar ampliamente los derechos políticos de los venezolanos. Es, por decir lo menos irresponsable, que el ministro de la Defensa emita estas declaraciones, sin presentar a la opinión pública prueba alguna de lo que afirma, ni las medidas que ha tomado para desactivar ese posible golpe de Estado.

Uno de los aspectos que más me impactó negativamente de su entrevista fue escuchar los denigrantes conceptos que José Vicente Rangel mantuvo calumniosamente en contra de nuestra Institución y no escuchar de usted ni una sola palabra en su defensa. Es absolutamente falso, como mantiene Rangel, que “a la Fuerza Armada, durante el período democrático, se le asignó un rol de represores, de instrumento utilizado para apuntalar políticas que afectaban la soberanía nacional y lesionaban derechos ciudadanos”, ya que durante ese período histórico, la Fuerza Armada fue factor fundamental en la consolidación de la democracia y sus gobiernos, los cuales mantuvieron siempre una política nacionalista, y del principio de la alternancia republicana; en la derrota militar de la subversión comunista y de la invasión cubana y en la defensa de nuestra soberanía nacional ante la pretensión colombiana en el golfo de Venezuela. La mejor demostración de esta realidad fue siempre el sólido prestigio, reconocido en todas las encuestas de opinión, que mantuvo la Institución Armada durante todos esos años. ¿Se puede decir hoy lo mismo, después de haber permitido la toma por los cubanos de sectores sensibles de nuestra seguridad y de haber prácticamente perdido el territorio Esequibo?

Caracas, 1 de mayo de 2016.
fochoaantich.

@FOchoaAntich


Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 5/01/2016 02:11:00 p. m.

Carta abierta al G/J (ENB) VLADIMIR PADRINO LÓPEZ. FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR @frentemil

frente-institucional-militar-792x384.jpgFRENTE INSTITUCIONAL MILITAR
ASOCIACIÓN CIVIL DE MILITARES RETIRADOS
CARACAS-VENEZUELA
frentemil2 @frentemil facebook: Frente Institucional militar, FIM

CARTA ABIERTA DEL FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR AL CIUDADANO GENERAL EN JEFE VLADIMIR PADRINO LÓPEZ, MINISTRO DE LA DEFENSA

Ciudadano General en Jefe (Ej) Vladimir Padrino López
Ministro del Poder Popular para la Defensa
Su Despacho.

Nosotros, los abajo firmantes, miembros del Frente Institucional Militar (FIM), nos dirigimos a usted, muy respetuosamente, en nuestra condición de oficiales retirados de nuestra Fuerza Armada Nacional, en estos momentos de profunda crisis que vive la República para hacerle, una vez más, un llamado, a fin de que RESPETE y CUMPLA con los Artículo 328 y 330 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los cuales establecen lo siguiente:

Art. 328. La “Fuerza Armada Nacional, constituye una institución esencialmente profesional, SIN MILITANCIA POLÍTICA organizada por el Estado para asegurar la independencia y soberanía de la Nación… … en el cumplimiento de sus funciones, está al servicio EXCLUSIVO de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”…

Art. 330. Los o las integrantes de la Fuerza Armada Nacional en situación de ACTIVIDAD tienen derecho al sufragio de conformidad con la ley, sin que les esté permitido optar a cargos de elección popular, NI PARTICIPAR EN ACTOS DE PROPAGANDA, MILITANCIA O PROSELITISMO POLÍTICO.

Nuestra condena institucional se debe fundamentalmente a su pronunciamiento público del 6 de abril de 2016, y a su partidista y parcializada calificación de INCONSTITUCIONAL y ADEFESIO a la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, recientemente promulgada por la Asamblea Nacional de la República. Igualmente deploramos el bochornoso acto político-partidista de presidente Nicolás Maduro el día 15 de Abril de 2016, cuando en cadena nacional de radio y televisión, usando a jóvenes venezolanos de ambos sexos, incluyendo a nuestros cadetes de los Institutos Militares, muchos de ellos menores de edad, mancilló, con su anuencia y complacencia y la del Alto Mando Militar, el Patio de Honor de la Academia Militar de Venezuela y EFOFAC, al usarlo como coso de un acto de proselitismo político.

Ese acto realizado por el presidente Nicolás Maduro en una instalación militar es un delito tipificado tanto en la Carta Magna como en el Artículo 509, numeral 1 y 5 del Código de Justicia Militar, los cuales textualmente establecen:
Art. 509.- Serán castigados con prisión de uno a cuatro años:
1.- Los militares que obligaren a otros militares o civiles a ejecutar actos que no tengan relación alguna con el servicio militar, o que se refieran exclusivamente a su interés o provecho personal.
5.- Los que pusieren unidades, destacamentos o cualquier fracción de tropas, bajo el mando de personas que no sean militares.

Censuramos su conducta impropia como Ministro del Poder Popular para la Defensa y oficial general en jefe activo por haber actuado como un vocero y militante del PSUV, cuando la Constitución en los artículos antes mencionados le establece a usted cual debe ser su comportamiento como general activo y responsable de la cartera de Defensa. Además, General Padrino López, lo aberrante y violatorio de este acto inconstitucional es que nuestros dignos Oficiales, Guardias Nacionales, cadetes y soldados fueron obligados a participar y a oírlo a usted, a sabiendas que cometía de forma flagrante un delito y que a la fecha, ni el presidente de la República, ni la Fiscal General de la República, ni mucho menos algún Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia haya salido a defender la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, como lo establecen los Artículos 25 y 333 de la Carta Magna, convirtiéndose en consecuencia TODOS, en CÓMPLICES por acción u omisión del DELITO DE VIOLACIÓN a la Constitución Nacional.

Y lo más triste y lamentable de ese acto presidido por usted y jamás visto en en toda nuestra historia Patria, es el haber presenciado a un general en jefe activo y Ministro de la Defensa cuestionar de forma pública y notoria las actuaciones del PODER LEGISLATIVO de la República, un poder autónomo, electo por voluntad del pueblo de Venezuela, DEPOSITARIO de nuestra soberanía.

El Artículo 25 de la vigente Carta Magna es claro. El legislador fue explicito en cuanto a la responsabilidad penal, civil y administrativa de los funcionarios y funcionarias públicas sobre actos que violen o menoscaben los derechos garantizados por esta Constitución. Agrega la Carta Magna en cuanto a la violación a los Derechos Humanos y Tortura, y su complicidad, que NO SE ACEPTA COMO EXCUSA que se cumplan órdenes superiores. Igualmente así lo establece el Estatuto de Roma. Recuerde que ESTOS DELITOS NO PRESCRIBEN.

Los Artículos 137 y 139 de la Constitución igualmente establecen DEBERES DE DERECHO PÚBLICO de obligatorio cumplimiento por todos los venezolanos, sus Poderes Públicos y en especial por el funcionario que detenta el cargo de presidente de la República, el cual lo ratifica en el Artículo 236, Numeral 1 y es mandatorio según el Artículo 333, Ejusdem, para TODOS los ciudadanos, INVESTIDOS O NO DE AUTORIDAD, quienes tendrán el deber de colaborar en el restablecimiento de la efectiva vigencia de la Constitución Nacional.

Finalmente, General Padrino López, como compañeros de armas en situación de retiro, que vemos con seria y legítima preocupación como se desnaturaliza la esencia y misión constitucional de la institución armada, le hacemos un llamado a la reflexión y a su consciencia para que detenga de manera inmediata el proceso de politización e ideologización interna, y la conversión de la Fuerza Amada Nacional en el partido militar del socialismo del siglo XXI y guardia pretoriana del presidente Nicolás Maduro. De lo contrario, el país le exigirá su separación del cargo de ministro de la Defensa. Todavía está a tiempo para reivindicarse ante los venezolanos y la historia.

Concluimos conuna frase de nuestro Libertador Simón Bolívar pronunciada durante su discurso ante la Asamblea en el Convento de San Francisco el día 2 de enero de 1814:

“Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su Patria. No es arbitro de las leyes ni del gobierno; es el defensor de la libertad”

Caracas, 19 de abril de 2016

Por el Frente Institucional Militar.

Vicealmirante Rafael Huizi Clavier. (Presidente del FIM)
General de Brigada (Ej.) Teodoro Díaz Zavala. (Vice-presidente del FIM)
Coronel (Ej.) Rubén Darío Bustillos Rávago. (Secretario de Organización)
Coronel (Ej.) Luis Enrique Sucre (Representante del Ejército)
General de Brigada (GN) Simón Figuera Pérez. (Representante GNV)
Capitán de Navío Pedro Rafael Betancourt. (Representante de la Armada)
Coronel (Av.) Ángel Rodríguez Campos. (Representante de la Aviación)

General de División (Av.) Manuel Andara Clavier (Ex Presidente del FIM)
General de Brigada (Ej.) Juan Antonio Herrera Betancourt (Ex Presidente del FIM)
General de Brigada (GN) Miguel Aparicio Ramírez (Ex Presidente del FIM)
General de División (Ej.) Fernando Ochoa Antich
General de División (Av.) Maximiliano Hernández Vásquez
General de División (Ej.) Carlos Julio Peñaloza
Vicealmirante Julio Lanz Castellano
Vicealmirante Andrés Eduardo Brito Martínez
Vicealmirante Carlos Ramos Flores
General de División (Ej.) Vicente Narváez Churion
General de División (Ej.) Rafael Montero Revette
General de División (Ej.) Raúl Salazar Rodríguez
General de División (Ej.) Simón Luis Virgilio Tagliaferro
General de División (Ej.) Jorge Tagliaferro De Lima
General de División (Av.) Vladimir Filatov Riabkov
General de División (Av.) Jesús Hung Abreu
General de División (GN) José Barrios Dulcey
General de División (GN) Rafael Damiani Bustillos
General de División (GN) Luis Camacho Kairuz
General de División (Av.) Justo Saavedra
General de División (Av.) Antonio Morales González
General de División (Av.) Freddy Yánez Méndez
General de División (Av.) Julio García Pino
General de División (Ej.) Adolfo Tovar Salas
General de División (Ej.) José Antonio Olavarría Jiménez
General de División (GN) Enrique Prieto Silva
General de División (GN) Luis Felipe Nery Arrieta Ávila
General de División (Av.) Iván Darío Jiménez
General de División (GN) Landis Ferreira Zambrano
General de División (GN) Marcos Pacheco Melgarejo
General de División (Av.) Raúl Ramón Morales
General de División (Ej.) Oswaldo Sujú Raffo
General de División (Ej.) Andrés Medina Torcat
General de División (Ej.) Alfonso Romero Romero
General de División (Ej.) Félix Cáceres Pinzón
Vicealmirante Freddy Mota Carpio
Vicealmirante Héctor Ramírez Pérez
Vicealmirante Efraím Díaz Tarazón
Vicealmirante Mario Iván Carratu Molina
Vicealmirante Julio Chacón Hernández
Vicealmirante Rafael Bertorelli Moreno
Vicealmirante Antonio Pérez Criollo
Vicealmirante Jesús E. Briceño García
General de Brigada (Ej.) José Gregorio González Rodríguez
General de Brigada (Ej.) Juan Ferrer Barazarte
General de Brigada (Av.) Néstor Sánchez Toro
General de Brigada (GN) Antonio Contreras Escalante
General de Brigada (Ej.) Evelio Gilmond Báez
General de Brigada (GN) Domingo Rojas García
General de Brigada (Ej.) Camilo Vethencourt Rojas
General de Brigada (Ej.) Luis Felipe Párraga Barrios
General de Brigada (Ej.) Raimundo Guisandes López
General de Brigada (Ej.) Henry Lugo Peña
General de Brigada (Ej.) Néstor González González
General de Brigada (Ej.) Cesar Ramos Álvarez
General de Brigada (Ej.) Rubén Medina Sánchez
General de Brigada (Ej.) Guaicaipuro Lameda
General de Brigada (Av.) Eduardo Caldera Gómez
General de Brigada (Ej.) Gregorio Andrade Andrade
General de Brigada (Ej.) Gustavo Salas Paredes
General de Brigada (Ej.) Bernardo Díaz Castillo
General de Brigada (Ej.) Rafael Peña Pereira
General de Brigada (Ej.) Ángel Vivas
General de Brigada (Ej.) José Alberto Osorio García
General de Brigada (Ej) Juan de Dios Vierma Fuentes
General de Brigada (GN) Humberto Seijas Pittaluga
General de Brigada (GN) Orlando Hernández Villegas
General de Brigada (GN) José Salazar Heredia
Contralmirante Cesar Manzano Zavala
Contralmirante Elías Buchzser Cabriles
Contralmirante Luis Moreno Zambrano
Contralmirante Eddy Guerra Conde
General de Brigada (Av.) Mariano Márquez Oropeza
General de Brigada (Av.) Pedro Pereira
General de Brigada (Av.) Jorge Luis Guerrero Barrios
General de Brigada (Av.) Eduardo Báez Torrealba
General de Brigada (Ej.) Richard Salazar Rodríguez
General de Brigada (Ej) José E. Godoy Peña
General de Brigada (Av.) Román Gómez Ruiz
General de Brigada (Av) Omar Ruiz Rodríguez
General de Brigada (Av.) Gonzalo Gómez García
General de Brigada (GN) Raúl Cepeda
General de Brigada (GN) Francisco Limongi
Contralmirante Mirko Markov Mikas
General de Brigada (GN) Gilberto Mayorca
General de Brigada (GN) Ramón Rodríguez Mayol
Contralmirante José Velasco Collazo
Contralmirante Eddie Ramírez Poveda
Contralmirante Oscar Betancourt Patiño
Contralmirante Gregorio Molleja Rodríguez
Contralmirante Daniel Comisso Urdaneta
Contralmirante Félix Antonio García Zambrano
Contralmirante Rubén Germán Torres Leal
Contralmirante Jorge Alberto Bustamante Cáceres
Contralmirante Ricardo Hernández Hernández,
Contralmirante Raúl Bustamante Pulido
Coronel (Av.) Sammy Landaeta Millán
Coronel (GN) Luis Lara Santamaría
Coronel (Ej.) José Antonio Omaña Hernández
Capitán de Navío Juan Bautista Márquez Moreno
Capitán de Navío Julio Sánchez Correa
Capitán de Navío Gonzalo Merino Valery
Capitán de Navío Emilio De Rogatis Porreca
Coronel (Ej.) Orlando Martínez Ugueto
Coronel (Ej) José Antonio Omaña Hernández
Coronel (Av) Pedro Soto
Coronel (Ej.) Antonio Varela
Coronel (Ej.) Mario Fajardo Lobato
Coronel (GN) Luis Morales Parada
Coronel (Ej.) José Machillanda Pinto
Coronel (GN) Artemio Boada
Coronel (Ej.) Marcos Porras Andrade
Coronel (Av) Campo Elías Flores
Coronel (Ej.) Otoniel Arellano Pérez
Coronel (Ej.) Widman Olaf Alcala
Coronel (Ej.) Carlos Barito
Coronel (Ej.) Domingo Santana Gómez
Coronel (Ej.) Yucepe Pilliery
Coronel (Ej.) Gustavo Díaz Vivas
Coronel (Av) Juan José Farías Molero
Coronel (Ej.) Juan José Rendón González
Coronel (Ej.) Luis Enrique Sucre Párraga
Coronel (Ej.) José Jiménez Malavé
Capitán de Navío Eduardo Ovalles Campero
Capitán de Navío Carlos Rodríguez Bartoli
Capitán de Navío Luis Guillermo Ramos Castillo
Capitán de Navío Nelson Antonio Escalona Fernández
Coronela (GN) Dido Cabrera Bustillos
Coronel (Ej) Emilio Méndez Martínez
Coronel (Av.) Silvino Bustillos
Coronel (GN) Antonio Semprun
Coronel (GN) Hidalgo Valero
Coronel (Ej.) Ángel Serrano
Coronel (Ej.) Domingo Salazar Martínez
Coronel (Av) Enio Aldazoro
Coronel (Ej.) Orlando Suarez Galeano
Capitán de Navío Javier Sánchez Pereira
Coronel (Av) Oswaldo Martínez
Coronel (Ej.) Carlos Daniel Rojas Pérez
Coronel (Ej.) Atilano Carrillo Bracamonte
Capitán de Navío Carlos Lavado Mottola
Capitán de Navío Luis Salas Marcano
Coronel (GN) Miguel Ángel Casanova Ostos
Capitán de Navío Rubén Piña Saa
Capitán de Navío Rafael Pérez sarmiento
Coronel (Av.) Danilo Rodríguez
Coronel (Av.) Juan Bautista Gómez Rojas
Coronel (Av.) Emmanuel Calles Manzano
Coronel (Av.) Ramón Francisco Guzmán Díaz,
Coronel (GN) Carlos M. López
Coronel (GN) Omar Dávila Flores
Coronel (GN) Freddy Eduardo Martínez
Coronel (GN) Francisco Limongi
Coronel (Ej.) Manuel Ledezma Hernández
Capitán de Navío Clímaco Rivero Moreno
Capitán de Navío Humberto Lazo Cividane
Capitán de Navío José Santín
Capitán de Navío Bernardo Jurado Capecchi
Capitán de Navío Alberto Shadah Udelman
Capitán de Navío Eddy Méndez Pérez
Capitán de Navío Oscar Ibarra Labady
Capitán de Navío José Gregorio Noguera Torre
Capitán de Navío Nelson Rafael Camarillo Morillo
Capitán de Navío Ángel Valero
Coronel (Ej) José Bruzco Hernández
Coronel (GN) Iván Henríquez
Coronel (GN) Esmerio Delgado
Coronel (GN) Omar Angel Aranguren
Coronel (GN) Williams Linares
Coronel (GN) Alirio Miguel Cabrera
Coronel (GN) Alexander Flores Lamus
Coronel (GN) Freddy Eduardo Martínez
Coronel (GN) Alex E. Montenegro Méndez
Coronel (GN) José Luis Quintana
Coronel (GN) Gustavo Enrique Ferrer Barroeta
Coronel (Ej.) Castor Torcat
Coronel (Ej.) Nelson Castro Moreno
Coronel (Ej.)Máximo Marchán
Coronel (Ej.) Eduardo Guzmán Pérez
Coronel (Ej.) Eduardo José Suarez Montana
Coronel (Av.) Jesús Orlando Marín Coll
Coronel (Ej.) Gabriel Oscar Duque Vivas
Coronel (Ej) Valmore Loaiza Baduel
Teniente Coronel (Ej.) Julio César Moreno
Teniente Coronel (AV.) Guillermo Beltrán Vielma
Teniente Coronel (Av.) Moisés Brunstein Reina
Teniente Coronel (Ej.) Jesús López Planchart
Teniente Coronel (Ej.) Cesar Augusto Becerra Lujan
Capitán de Fragata Alejandro López Hernández
Capitán de Fragata José Rafael Linares Badillo
Capitán de Fragata Alonso Sader Castellanos
Capitán de Fragata Reinaldo Ramírez Dala
Capitán de Fragata Leopoldo Salas Rommer
Teniente Coronel (Ej.) Pedro Tarcisio Donaires Lozada
Teniente Coronel (Ej.) Antonio Torres Alvarado
Teniente Coronel (Ej.) Isaac Antonio Tirado Gómez
Teniente Coronel (GN) Edgar Rodríguez Vicentelli
Teniente Coronel (GN) Carlos Romero Rico
Teniente Coronel (GN) Francisco Modesto Ignacio Serra Di Día
Teniente Coronel (Av.) Iván Ballesteros
Mayor (Av.) Luis Hartmann Ruiz
Mayor (Ej.) José Ramón Salas La Riva
Mayor (Ej.) Federico José Ventura Infante
Mayor (Ej.) Ángel Landaeta Yánez
Mayor (Av.) Raynell Mayella Martínez Mujica
Capitán de Corbeta Ali Boscan
Capitán (Ej.) Jesús Rojas Díaz
Capitán (GN) José Carrero Marquina
Capitán (GN) Orlando Velasco
Capitán (Ej.) Jerry Suarez
Capitán (Ej.) Alfredo Salazar Bohórquez
Capitán (Ej.) Ricardo Salazar Bohórquez
Capitán (Ej.) Wismerck Martínez Medina
Capitán (GN) Pedro José Flores Rivero
Capitán (Ej.) Carlos Blondell Tineo
Capitán (Ej.) Víctor Rafael Salas Estupiñan
Teniente de Navío Antonio Ríos Rojas
Teniente de Navío Carlos Rodríguez
Teniente de Navío Carlos Villalobos Franchi
Teniente de Navío Henry Clemant
Capitán (GN) Leonardo Carrero Araujo
Teniente de Navío Pedro Pedrosa
Teniente (GN) José Antonio Colina
Teniente (Av.) Miguel José Bravo Escalona
Teniente (Av.) Jorge Santa Cruz
Teniente (Ej.) Daniel Eduardo Morales
Teniente de Fragata Carlos Rodríguez Briceño
Teniente de Fragata. Rafael Figueredo Cassini
Segundo Teniente (Ej.) Carlos García Arcaya

Más firmas en depósito

Imagen Superior: Cortesía de La Patilla

Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 4/23/2016 06:12:00 p. m.

Harto mando militar. Por: Henry Ramos Allup @hramosallup

Henry-Ramos-Allup.jpg

Henry Ramos Allup: Harto mando militar

17 abril, 2016

No voy a repetir los inenarrables y sórdidos episodios imputables al actual alto mando militar (y a los precedentes en los años del régimen chavista), que hicieron el antimilagro de convertir a la institución militar, históricamente evaluada como una de las tres más respetadas y respetables del país, sitial en el que se alternaba con la Iglesia católica y los medios privados de comunicación social, en esta otra que ocupa ahora junto con el tribunal supremo de justicia y el ejecutivo nacional el hueco de las tres más desacreditadas y corrompidas. Esta fuerza armada que a fuer de las malandanzas de sus jefes ya nadie quiere, ni teme ni respeta debe cargar como un todo, sea por sus acciones, silencios, tolerancias y omisiones, la carga del desprecio nacional. Sin volver a repetir el lodo de corruptelas que arrancan del plan Bolívar 2000 y traiciones como el abandono de nuestra histórica reclamación del Esequibo, su papel de concubina de la guerrilla narcoterrorista colombiana y su conducta de pantalones abajo frente al dominio castro-cubano en áreas estratégicas como seguridad militar y civil, servicios de identificación y extranjería (cédulas y pasaportes), notarias y registros, puertos y aeropuertos, política de importación y mercadeo de alimentos, el regalo de nuestras riquezas a otros países mientras nuestro pueblo carece de alimentos y medicinas y pare de contar, ahora se suma el papel de apéndice político del partido de gobierno.

Rueda mundialmente la atrocidad firmada por el ministro Vladimir Padrino López que consta en un documento “reservado” del ministerio en el que se ordena cerrar filas contra un acto del Poder Legislativo Nacional, la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional. En su documento, al que le colocó el logo y los símbolos militares (obviamente filtrado a la opinión pública y a los medios de comunicación por militares que lo recibieron) el ministerio de la defensa acogió como propio el texto elaborado por los diputados del bloque de la patria (es decir el psuv) para cuestionar dicha ley denominándola “ley de amnesia criminal” por decretar la libertad de 105 presos políticos y expone “11 razones para rechazarla”. En realidad, ni capaz fue de producir una sola razón, pues le bastó con reproducir los argumentos del presidente y de los diputados gubernamentales.

El pasado 6 de abril en un acto en el auditorio del ministerio, Padrino López repitió ante el estado mayor superior, oficiales generales y almirantes de las ZODI capital, Miranda y Vargas, los argumentos del psuv y dijo que objetaba la amnistía “por ser un adefesio que acabaría con la disciplina militar”. ¿Cuál disciplina militar? ¿Esta de traición a la Patria, de la corrupción, el narcotráfico del cartel de los soles y el desabastecimiento alimentario manejado por funcionarios militares? El segundo documento (Instructivo № 02488) detalla cómo se desarrollará “la jornada de concienciación” en todo el ámbito militar (en las REDI, comandos generales, unidades operativas, institutos educativos y dependencias militares) desde el 4 hasta el 11 de abril. Al cabo de tan sesudas jomadas, “los componentes recogerán las conclusiones y enviarán informes a mindefensa y éste al presidente Nicolás Maduro”. Uff.

Estamos padeciendo las consecuencias de la nefasta participación de los militares en política. Desde que Chávez y su grupo de felones resucitaron el 4 de febrero de 1992 la maldición del ciclo de los golpes militares en Venezuela y sacó a los militares de los cuarteles para convertirlos en militantes partidistas, echó las bases de la tragedia que actualmente padecemos. Llevamos 17 años corridos de gobierno militar (ahora presidido por un civil) y eso es lo que explica su fracaso, que es el mismo fracaso histórico de todos los regímenes militares. Maduro, preso de sus militares y carcelero de sus adversarios políticos, tiene la principal responsabilidad por haber hecho las concesiones que ha hecho para que el alto mando lo medio sostenga (mientras más se sostenga por ellos más depende de ellos) pero eso no ha enfriado en nada el hervidero militar que se halla tan fracturado como el sector político civil. Que le pregunte a Padrino López la vaina de “los centauros”. Pero también sucede que las instituciones que sostienen a Maduro (alto mando y tsj) son tan frágiles como él y han incurrido en ilícitos que no prescriben. Será por eso que temen debatir y que andan afanosos raspando la olla.

@hramosallup

Fuente Primaria: @ADemocratica @notiamanece

ENLACE: NotiAmanece


Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 4/22/2016 07:58:00 p. m.