VENEZUELA: COMUNICADO DE LAS ACADEMIAS NACIONALES ANTE LA CONVOCATORIA A ELECCIONES PARA EL 22 DE ABRIL DE 2018.

LAS ACADEMIAS NACIONALES ANTE LA CONVOCATORIA A ELECCIONES PARA EL 22 DE ABRIL DE 2018

Las Academias nacionales se dirigen a la opinión pública en este momento trágico de la vida política venezolana para sumar su rechazo a la precipitada convocatoria a elecciones presidenciales el próximo 22 de abril, ya expresada por autorizados sectores del país y por numerosos gobiernos e instancias internacionales.

La ilegalidad de la convocatoria ha sido analizada a profundidad en el pronunciamiento de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales el pasado 15 de febrero de 2018 (Decreto Constituyente sobre la convocatoria de las Elecciones para la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, http://www.acienpol.org.ve/cmacienpol/Resources/Noticias/PronunciamientoAcademiaConvocatoriaeleccionespresidencialesDEFINITIVO1.pdf, al cual nos adherimos.

Las elecciones son el mecanismo fundamental de expresión de la voluntad popular. Pero recurrir a ellas bajo criterios de ilegalidad arbitrariamente impuestos para convalidar la perpetuación en el poder, es inaceptable para los ciudadanos. Al desestimarse las garantías constitucionales y legales de obligatorio cumplimiento por el Estado venezolano, se vulnera el Estado de Derecho y los derechos políticos consagrados en la Constitución de la República, las leyes y tratados internacionales, además de constituir una práctica repudiable y contraria a los principios y estándares internacionales en materia electoral.

No podría haber elecciones libres ni justas con presos políticos, con partidos y líderes opositores proscritos, con una autoridad electoral parcializada, con condiciones desiguales de participación, sin un cronograma electoral consensuado, sin un registro electoral confiable, sin libertad absoluta de prensa, con amenazas a la población y sin procurar un genuino ambiente de paz y respeto, todas ellas condiciones que fueron rechazadas por el gobierno en las recientes negociaciones con representantes de la oposición.Venezuela atraviesa una situación estructural de múltiples dificultades.

Luce falaz organizar un proceso comicial solicitado por un ente ilegítimo, sin las condiciones antes mencionadas, de tanta importancia para el restablecimiento del orden democrático, un evento que tal como ha sido planteado carece de adecuados controles que garanticen la imparcialidad del organismo encargado de su ejecución, la neutralidad del Estado como un todo y la ausencia de presiones indebidas, así como la plena participación de todos los venezolanos mayores de edad, residentes dentro y fuera del país, y el efectivo aval de una observación internacional.

Hacemos, en consecuencia, un respetuoso llamado:

(a) a los representantes del Poder Electoral a actuar en estricto apego a la Constitución, las leyes y la imparcialidad e independencia que lo han de caracterizar;

(b) al gobierno venezolano a respetar la Constitución, el Estado de Derechoy los derechos políticos de los ciudadanos, así como garantizar la neutralidad del Estado en un tema tan delicado para la vida institucional, como lo es generar credibilidad de los resultados dentro y fuera de las fronteras patrias;

(c) a los dirigentes, organizaciones políticas, actores diversos de la sociedad civil y a los electores, víctimas de la terrible situación que padecemos, a convertir este momento en poderosa fuerza impugnadora del orden actual, a unirnos en un frente único que de manera dinámica rechace la participación electoral en las condiciones actuales, por ser unas elecciones cuestionadas y apresuradas, de negativa proyección para el futuro del país, la convivencia política, la paz social y la estabilidad económica.

En Caracas, a los 20 días del mes de febrero de 2018.

Horacio Biord Castillo
Presidente de la Academia Venezolana de la Lengua

Inés Quintero Montiel
Directora de la Academia Nacional de la Historia

Alfredo Díaz Bruzual
Presidente de la Academia Nacional de Medicina

Gabriel Ruan Santos
Presidente de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales

Gioconda Cunto de San Blas
Presidenta de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales

Humberto García Larralde
Presidente de las Academia Nacional de Ciencias Económicas

Gonzalo Morales
Presidente de la Academia Nacional de Ingeniería y el Hábitat

2018-02-18 Comité interacadémico – Ante las elecciones 22 abril.pdf

 

 

Anuncios
Publicado en blog | Deja un comentario

EL DÍA ANTES DEL DÍA DESPUÉS. Por: CA (A.R.V.) Daniel Comisso Urdaneta. OPINIÓN. RECORDANDO ALTAMIRA XLIV

RECORDANDO ALTAMIRA XLIV

EL DÍA ANTES DEL DÍA DESPUÉS 

19 febrero 2018

Luego de 20 años de lucha contra el régimen castro chavista, a pesar de todos los desacuerdos y desencuentros, ya se percibe con gran energía el desenlace esperado a favor de la Nueva Venezuela.

En todos los sectores se habla del Día Después. Grupos interdisciplinarios altamente calificados han propuesto los lineamientos generales que deben seguirse para la reinstitucionalización de la república, una vez llegado el día después.

Líderes y dirigentes como María Corina Machado, Diego Arria, Antonio Ledezma, entre otros, han asumido la iniciativa y la responsabilidad de indicar el camino hacia ese día.

Todos los sectores y dirigentes que hasta no hace mucho, sólo creían en la vía electoral como única acción en contra del régimen castro chavista, ya se incluyen dentro de los que no apoyarán la participación a las elecciones de abril, convocadas por el régimen. Uniéndose así, al consenso nacional e internacional, que desde el inicio de esta aberración la declaró irrita y decretó el desconocimiento de sus resultados. Inclusive la MUD, ya se pronunció al respecto.

Todo ello es producto del aprendizaje de la lección, con el que hoy; ciudadanos, instituciones y organismos nacionales, regionales y mundiales pueden establecer con gran claridad, fundamento, asertividad y efectividad, la manera de actuar en contra de la tiranía vigente.

Todo ello es producto de que todos (cuando digo todos es todos, de arriba a abajo y de derecha a izquierda, todos) estamos ya claros y conscientes de; por qué llegó el castro comunismo; por qué no hubo la respuesta institucional adecuada para rechazarlo; por qué nos tardamos 20 años en asumir tal responsabilidad con el país destrozado; por qué debemos derrocar a este régimen traidor y delincuente y; por qué no debemos permitir que una tragedia como esta se repita en nuestro país.

Esta lección aprendida es la clave inicial para, de una vez y por todas, ahora sí, conociendo con claridad dónde está cada quien y a qué propósito apoya, lograr una nueva, verdadera y fuerte UNIDAD con una dirigencia que logre la cohesión requerida y coordinación de acciones coherentes orientadas al logro de la llegada al tan anhelado y por fin consensuado Día Después, lo más pronto posible.

La misión ya está configurada. Una misión se compone de; una(s) tarea(s) bien definidas para lograr el propósito o fin claramente establecido. Sólo el logro, consolidado, de este propósito o fin, da por cumplida cabalmente la misión.

Si asumimos que hoy tenemos un consenso logrado para nuestra lucha, me permito entonces, salvo mejores opiniones, plantear la misión; “Aprender e identificar los motivos por los cuales fuimos invadidos por el castro comunismo durante 20 años. Organizar y ejecutar una acción nacional integral y continua hasta derrocar al castro chavismo; con el propósito de recuperar la república.”

Una vez cumplida la misión, estaremos en los albores del Día Después. Pero, mis respetados compatriotas, para que amanezcamos en el día después, inexorablemente debemos cumplir las tareas el día antes.

Ya hemos hecho la primera parte, hemos aprendido la lección, pero nos falta la segunda, debemos derrotar al castro comunismo instaurado. Esta segunda tarea, si bien difícil, pienso que ya está visualizada y sólo requiere – que ya está sucediendo – que los dirigentes asuman el rol de convocar a todos los sectores (políticos, civiles, militares, empresariales, sindicales, clero) a los ciudadanos. Ya se han hecho todos los llamados, ya el mundo está de acuerdo, todos esperan la reacción del soberano en defensa de la constitución, así pues, una vez accionado el derecho a ejercer la soberanía de manera directa (arts. 5, 333, 350 CRBV), se lograrán el apoyo humanitario, el punto de inflexión, el momento de quiebre y la derrota del régimen. Todo esto se percibe.

Con lo cual, al término de ese inolvidable día antes, habremos recuperado la República de Venezuela y cumplida la misión. Ahora sí y no antes, se podrán ejecutar todos los procesos de transición y de reconstrucción nacional establecidos para la emancipación de la Nueva Venezuela, con un futuro digno para las nuevas generaciones.

Respetuosos saludos.

Daniel Comisso Urdaneta

CA (A.R.V.)

3.793.306

Publicado en Daniel Comisso Urdaneta | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¡Soldado! Estas a tiempo… Cumple con tus obligaciones constitucionales. Por: Cnel. (EJ.) Rubén Dario Bustillos Rávago @rdbustillos OPINIÓN.

¡Soldado! Estas a tiempo… Cumple con tus obligaciones constitucionales

+ Las armas que el pueblo te confió son para la defensa de tu patria, Venezuela, la cual requiere de ti para su legítimo uso en acciones que conduzcan a dar al traste con el régimen y sus aliados extranjeros, que conlleven a una “transición” hacia la democracia y la libertad.

Por: Cnel. (EJ.) Rubén Dario Bustillos Rávago

Mientras el Dictador Nicolás Maduro y sus secuaces pretenden perpetuarse en el poder, mediante unas elecciones chimbas, la Comunidad Internacional, horrorizada por la matanza de venezolanos que está conduciendo el régimen, está preparando una poderosa Fuerza de Tarea Internacional (FTI) para conducir operaciones militares en Venezuela para detener el genocidio.

Así es, colega soldado. Los narcos-delincuentes están siendo rodeados por tropas de elites de la región, dispuestas a utilizar las armas más sofisticadas del planeta para liberarnos de la barbarie y la opresión. Su misión es capturar a los capos del narcotráfico, junto a los violadores de los derechos humanos, para someterlos a la justicia internacional; expulsar las tropas extrajeras que ocupan nuestro territorio como los cubanos, las FARC, los iraníes, el Hezbollah y someter a los llamados “Colectivos” para dar paso a la ayuda humanitaria internacional y salvar al pueblo de la muerte por inanición y falta de medicina y la violencia propiciada por el régimen.

Sin embargo, tu podrías evitar males mayores si, en cumplimiento de tus obligaciones constitucionales, procedes a tomar las medidas necesarias para limpiar nuestro territorio de fuerzas extranjeras y arrestar a tus supuestos “superiores” y sus cómplices, traidores a la patria, a quienes Nicolás Maduro les ha permitido enriquecerse groseramente mediante el narcotráfico y la corrupción para que lo sostengan en el poder con las armas de la república.

La mayoría de esos Oficiales, a los que tú consideras “superiores”, mi querido colega, no son más que miembros de una banda de delincuentes, que se desviaron de su profesión para dedicarse a la rapiña de los bienes públicos.

Es oportuno recodarte, que los militares fuimos preparados por la república para defender la Patria y sus instituciones (Art. 328 de la constitución) y jamás para respaldar los intereses particulares de quienes conforman el régimen ilegitimo de Nicolás Maduro

Las armas que el pueblo te confió son para la defensa de tu patria, Venezuela, la cual requiere de ti para su legítimo uso en acciones que conduzcan a dar al traste con el régimen y sus aliados extranjeros, que conlleven a una “transición” hacia la democracia y la libertad.

Cualquier opción, es mejor que lo sentenciado por el prusiano Carl Von Clausewitz: “LA GUERRA es la continuación de la política…”.

Para concluir, te aseguro colega soldado, que al régimen de Nicolás Maduro le quedan pocos días de vida y solo faltas tu para terminar de una vez con esta pesadilla. Aun estas a tiempo de ponerte del lado del pueblo, de la constitución y de la historia. La nueva república te lo premiara.

Caracas, 15 de febrero de 2018.

rdbustillos@gmail.com

@rdbustillos

“Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la Libertad han exterminado al fin a sus tiranos”
Simón Bolívar

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de ejercito.mil.ve

Soldado! Estas a tiempo….docx

Publicado en Rubén Dario Bustillos Rávago | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

El Arco Minero del Orinoco. Por: Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos

PRM Editores Asociados

CARACAS – VENEZUELA

¡El Arco Minero del Orinoco!

Enrique Prieto Silva

Martes 06 de febrero de 2018

Mientras el mundo padece por los ataques de los supuestos hijos de Dios contra los infieles, en Venezuela tenemos que continuar nuestra obra y lucha por descartar las malignidades iniciadas por el “difunto” y su estúpido “socialismo del siglo XXI”, que sin darse cuenta y por su ignorancia, aparecemos incluidos en el listado de los países forajidos, que sin son ni ton, tenemos que vivir de rodillas ante la ingente y desgraciada economía que nos ha transmutado a la indigencia atroz. Pero para mayor desgracia, los pancistas adoradores del “eterno”, han querido imponernos el peor gobierno que esta patria recuerde. Pero más que la estupidez, su testarudez raya en el límite de lo increíble: una férula tiránica, capaz de adorar a un personaje de ficción, como si de un atorrante faraón se tratara. Nunca nuestra paz fue más precaria, ni más sonso nuestro orgullo patriota. La fantasmagórica sarta de pendones procera en “Los Próceres”, es el peor ritual que haya tenido la República, desde la Independencia.

Pero no solo el galardón del infinito descaro salvaje, fue la herencia militarista que nos dejó Chávez, sino que, sin descaro, vemos como su herencia malhechora amenaza nuestra esperanza de recuperación, y lamentablemente, tenemos que acudir a la oración, para pedirle a Dios y a la Virgen, que nos dé el aliento y la sabiduría necesarios para salir de la penuria, y poder ofrecerle un hálito de esperanza a nuestra juventud amedrentada.

Es increíble la estupidez, pero hoy queremos referirnos a la última ocurrencia: recuperar la pérdida petrolera, mediante una intensa explotación minera, en lo que han llamado “Arco Minero del Orinoco”. Un recurso que todos conocemos, y que hemos estudiado siempre con preocupación, ya que el daño del factor minero al medio ambiente es harto conocido. Su efecto es internacional y ha dejado huellas en muchos países y regiones del mundo. De mayor gravedad, que se quiere hacer mediante el uso arbitrario de empresas extranjeras, cuando se ha minimizado la acción protectora del medio ambiente, al eliminar el ministerio que vino especializando su cuidado desde hace mucho tiempo y que politizado se le asignó la desventura de una maltratado “eco-socialismo”, que no es más que una parodia burda para simular apariencias.

Es una situación que se explica en parte por el proceso acelerado de crecimiento y expansión de los sistemas económicos de producción, los cuales reportaron al país numerosos beneficios materiales, pero también daños considerables a los recursos naturales y a la ecología humana, debido básicamente al carácter anárquico que ha asumido el desarrollo de la Venezuela petrolera, frente al ambiente, lo que hoy se agrava con la posible sobrexplotación de los recursos mineros, en este denominado “Arco Minero del Orinoco”, el que debemos entender como el medio más reciente creado por el gobierno “bolivariano”, para obtener recursos económicos que permitan paliar la extravagante miseria a la que fue conducido el país por la errada política económica y financiera proyectada por el equivocado Plan de la Patria.

El proyecto del Arco Minero del Orinoco tiene su origen en un plan de explotación minera al sur del rio Orinoco, bautizado con este nombre por el difunto presidente Chávez, que, si no va acompañado de un eficiente programa de control ambiental, como lo establece la Constitución, pondrá en peligro la mayor fuente de recurso hídrico del país, parte del pulmón amazónico del mundo.

El “Arco Minero del Orinoco”, oficialmente Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco, es un área rica en recursos minerales que el gobierno de Nicolás Maduro pretende explotar; ocupa mayoritariamente el norte del estado Bolívar y en menor proporción el noreste del estado Amazonas y parte del estado Delta Amacuro, que según sus estudio proyectivos, cuenta con 7000 toneladas de reservas de oro, cobre, diamante, coltán, hierro, bauxita y otros minerales. ​Abarca un área de 111.846,86 km², es decir 12,2 % del territorio venezolano; duplicando a la faja petrolífera del Orinoco​ atraviesa selvas como el Imataca, La Paragua y El Caura, y las cuencas de los ríos Orinoco y Caroní. Según información del ministro de Desarrollo Minero y Ecológico, el arco minero del Orinoco tiene un potencial de unos 2 trillones de dólares. Su formalidad legal apareció el miércoles 24 de febrero de 2016 en el decreto 2.248 de la Gaceta Oficial 40.855, donde se materializa la creación de Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco. Decreto el cual incluye la certificación y cuantificación de las reservas mineras de esta zona, convirtiéndose en el denominado ​ Motor Minería de la Agenda Económica Bolivariana, en el cual posteriormente el general Vladimir Padrino López, ministro de la defensa​ anunció el 5 de agosto de 2016 que “se activará la unidad especial para el Arco Minero del Orinoco” y posteriormente, el 7 de septiembre de 2016, el ministro para el Desarrollo Minero Ecológico, Roberto Mirabal, informó que empezó la etapa de exploración del arco minero del Orinoco y señaló que “toda transnacional en el arco minero debe cumplir las leyes del Estado”, no obstante sabemos que nunca se cumplió la necesaria aprobación por parte de la Asamblea Nacional, no solo del proyecto sino de las contrataciones de empresas extranjeras.​

Esta realidad debe crear un alerta al país, ya que los estudios históricos sobre el tema, han dejado claro que este sistema económico es en parte responsable del evidente deterioro ambiental que presenta hoy el país y de la merma de los recursos naturales, que se agudizada cada vez más por la inadecuada distribución territorial de la población y la explotación irracional del medio físico.

Sin dudas, la explotación minera pudiera ser la salvación económica, dada la ingente riqueza con que contamos, pero la desventura de un mal gobierno, que ha hipotecado la patria, solo malos augurios podemos esperar. En nuestros estudios analizamos el problema, por lo que no podemos dejar de crear la alarma necesaria. Entendemos que la explotación minera es necesaria, y que, ante el deterioro ecológico sufrido por la naturaleza en el pasado, muchas veces irreversible, el hombre ha conseguido fórmulas de explotación y recuperación de suelos y flora, que permiten mantener el equilibrio ecológico, por lo que en un intento ecologista y conservacionista, nos esforzamos en crear conciencia, para evitar que sigan utilizando técnicas destructivas, sin la reacción recuperadora de los suelos que necesariamente tienen que ser intervenidos para la extracción del mineral. En Venezuela, la explotación minera no ha tenido un tratamiento científico programado, a excepción de los sistemas y procedimientos utilizados por pocas empresas transnacionales que explotan reservorios de minerales en algunas regiones del país, y algunas que explotaron los principales yacimientos de hierro, oro, bauxita y otros minerales no estratégicos, algunas de las cuales fueron nacionalizadas, mediante los procedimientos de expropiación especial que siguieron especialmente las nacionalizaciones del hierro y de los hidrocarburos. Por ello, sin oponernos a ultranza a la explotación minera, creemos que ni el estudio ni el plan que se ha hecho, ha cumplido con los parámetros del estudio del impcto ambiental, ni se ha tomado en cuenta el valor estratégico de la Zona, que, aparte de la gran reserva mineral, acumula el mayor reservorio de agua del páis. Elemento estratégico que por su escasez, amenaza la paz del mundo. No creemos en este gobierno incapaz.

En Venezuela, la explotación minera no ha tenido un tratamiento científico programado, a excepción de los sistemas y procedimientos utilizados por pocas empresas transnacionales que explotan reservorios de minerales en algunas regiones del país, y algunas que explotaron los principales yacimientos de hierro, oro, bauxita y otros minerales no estratégicos, algunas de las cuales fueron nacionalizadas, mediante los procedimientos de expropiación especial, que siguieron especialmente las nacionalizaciones del hierro y de los hidrocarburos. Hoy, a consecuencia de la crisis económica surgida después de la pérdida del valor del petróleo, se han incrementado planes para el inicio de un plan de explotación de minerales, con la idea de transformar esta actividad en una fuente de ingresos, en sustitución de lo que ha sido hasta ahora la dependencia económica del petróleo.

Amenazas a la Diversidad Biológica

Ante tal circunstancia, recientemente, como medio para obtener recursos económicos que permitan paliar la extravagante miseria a la que fue conducido el país por la errada política económica y financiera proyectada por el equivocado Plan de la Patria, se ha originado este proyecto de explotación minera al sur del rio Orinoco, en lo que fue llamado el “Arco Minero”, que, si no va acompañado de un eficiente programa de control ambiental, pondrá en peligro la mayor fuente de recurso hídrico del país, parte del pulmón amazónico del mundo.

Este grave problema obliga a plantear soluciones urgentes, incluyendo la formulación de estrategias y planes de acción, que contribuyan a estimular y coordinar actividades conservacionistas, que deben contener, entre otras soluciones, el cambio de los esquemas económicos que desvirtúan los diferentes valores de la biodiversidad, entendiendo que es la diversidad biológica una de las amenazas a considerar, ya que esta disminuye en la medida en que se transforman los hábitat naturales, muy especialmente, cuando se talan los bosques tropicales. Por otra parte, la desaparición de los hábitats lleva consigo la desaparición de las especies o de una parte de la variación genética dentro de ellas, todo ello como consecuencia de la expansión de las poblaciones humanas y de sus actividades, principalmente; y mas que esto, su necesario fundamento para lograr mantener el equilibrio ecológico.

Isabel Hoyos (1990), expresa que la mayoría de las especies, tanto vegetales como animales, se localizan en las regiones tropicales y subtropicales, donde también se encuentran las naciones en vía de desarrollo. En estos países, los deterioros ecológicos se suceden en gran escala y con gran rapidez, impulsados por las necesidades básicas de subsistencia, la ignorancia y la visión del recurso únicamente a corto plazo. Por otra parte, estas regiones padecen de problemas socio-políticos complejos y crisis económicas que estrangulan como la deuda externa, que en conjunto atentan contra la salvaguarda de las áreas naturales, ya que no se dispone de fondos suficientes para el manejo racional y la vigilancia adecuada para su conservación.

En el caso de Venezuela, los estudios “Romero 1990”, indicaban que para 1985 ya se había perdido el 25% de toda la cobertura vegetal. Así mismo, se pronosticó que a la tasa de deforestación de ese momento, estimada en 0,4 % anual; haciendo proyecciones respecto al crecimiento poblacional del país, se estimó en 5,5 % anual. También se estimó para el año 2.000 la destrucción en el orden del 50 % y para el 2.015, llegaría al 75 %; y aunque pareciera que no se ha cumplido este pronóstico, el abandono o degradación de los sistemas de protección del medio ambiente en el país, es un indicio de que el fenómeno puede agravarse para el futuro.

Justificación de la minería ilegal

Cualquiera que sea el argumento para justificar al proyecto “Arco Minero del Orinoco”, tiene sus patas cortas y se ubica en un engaño real e injustificable. Nunca puede ponerse la minería por encima de la obra de Dios dada al hombre de trabajar la tierra para el sustento, cuando hemos tenido y tenemos un recurso como el petróleo, que en los albores del siglo XX transformó y desarrolló a la sociedad del mundo, pero que hoy es cuestionado por el aparente daño que genera como el calentamiento global. Obviamente, es inexplicable la tesis de este rotundo fracaso llamado “socialismo del siglo XXI”, que como se ha dicho, fue un espasmo ignorante del infeliz personaje Hugo Chávez, que fuera tomado como bandera por muchos intelectuales anti políticos de la gesta decana de los 80’ y 90’, aupados y velozmente panceados por militares ignaros, que aún conservan el pedigrí que creen ser de mérito plausible, no obstante ayudaron a destruir la patria democrática renacida en el corto período de 40 año de gobiernos civiles, después de las largas décadas el militarismo nacido con las acciones independentistas.

Nunca podrá ser bienvenida la minería ilegal o rústica legalizada como esta del arco minero, si recordamos y mantenemos en mente el daño iniciado en la zona de este súper teatro de la ignominia, que nos ha arrebatado parte del gran reservorio de agua del país y de la América del Sur, no por su explotación minera, sino por la irracionalidad con que se ha realizado, solo por el avaro intento de extraer la riqueza para la demagogia política y el engaño de las masas que se aventuran a esta odisea miserable.

La explotación minera ilegal

En la historia de la actividad minera en Venezuela, es a partir de 1960, cuando la explotación adquiere características y dimensiones mayores y de gravedad, al dispersarse en la zona los explotadores, utilizando maquinarias y equipos de mayor poder destructivo. Estos mineros se ubicaron en las cuencas de los ríos Caroní, Paragua y Carrao, estimándose entonces unas 15.000 personas.

Más tarde, se ubican en las cuencas de los ríos Cuchivero, Guaniamo y Quebrada Grande, cuando aparece y se populariza “la bulla”, que atrae grandes masas de personas desde diferentes partes del país. Se estima que se instalaron en la zona, unas 30.000 personas. En esta misma época, aparece la bulla de San Salvador de Paúl, que vino a completar la concentración de personas, muchas de ellas aventureros trasladados de las otras zonas de la misma región.

A partir del 15 de febrero de 1977 al promulgarse el Decreto 2.039 que prohibió el sistema extractivo del “libre aprovechamiento”, solo se consideró legal la explotación mediante el sistema de concesiones, según la ley. Sin embargo, los concesionarios, muchos de ellos desconocedores de la materia, abusando de la tolerancia o ignorancia de nuestras autoridades, realizan explotaciones mediante el mismo derogado procedimiento del libre aprovechamiento, dando en arriendo dentro de su concesión, áreas pequeñas a los mineros ilegales, quienes pagan el arriendo mediante el aporte de un porcentaje del mineral extraído.

Los garimpeiros

A comienzos de la década de los 90’apareció con renombre la figura, que por mucho tiempo llenó grandes centimetrajes en la prensa nacional, los llamados “garimpeiros”, cuya terminología se traduce en “buscadores de oro”. Igual que en Venezuela, el minero brasileño llevado por la grave situación económica y social del norte brasileño, cuya cantidad se estima en número de 1.000.000.

Estos mineros, llamados garimpeiros o de la garimpa, se internan en la selva fronteriza con Venezuela, con la consigna:“El pobre tiene dos salidas: ganarse la lotería o arriesgarse como minero…”. Así han penetrado y se han apoderado de las minas del estado de Roraima[1], cuya riqueza minera fue estimada para la última década del s xx en el orden de los 50 mil millones de dólares. En la misma zona, se movilizan unos 9.000 indios yanomani, quienes sin nacionalidad deambulan y emigran en la zona de la Amazonia[2], en la cual se incluye el territorio sur de Venezuela.

Desde 1987 comenzó un flujo continuo de millares de estos mineros hacia la sierra de Surucucu[3], ubicada dentro del Parque Roraima, el cual fue creado el 1/3/89 al oeste de Venezuela y suroeste de la Amazonia Brasileña. Para su incursión, utilizan todas las vías disponibles: camino, ríos y trochas por la espesa selva, o mediante vía aérea, utilizando pistas de hasta 200 Mts. En los estudios sociales nacionales e internacionales, se ha determinado que esta situación ha sido causada por el abandono que ha hecho de su misión el INGRA, (Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria de Brasil).

La actividad ilegal y desorganizada de estos mineros brasileños, se inició en las Minas del Mato Grosso al sur del Para; luego continuó en Sierra Pelada, hasta fecha posterior cuando se internan en el estado Roraima, al descubrir oro en este estado; y finalmente, en las tierras de los Yanomani, en las márgenes del Río Cuoto de Magalhaes al oeste de Boa Vista.

En nuestro país, luego de ubicarse estos buscadores de oro en zonas limítrofes con la República Federativa del Brasil, al conocerse su origen de este país vecino, afloraron los nacionalistas, con mayor fuerza que los ecologistas; quienes ubicaron el problema, más como una penetración de extranjeros a través de nuestras fronteras, que como una acción depredadora del sistema venezolano. En este sentido, ubicaron el problema dentro de la esfera de “la seguridad y la defensa nacionales”, lo cual motivó el uso de las Fuerzas Armadas en funciones militares, que normalmente corresponden como función propia y legal a la Guardia Nacional, que de derecho, es parte integrante de ellas.

Mientras tanto, como medida preventiva se ha hecho necesario racionalizar y organizar dentro de los parámetros legales la explotación por cuanto ha sido difícil hacer cumplir la Ley de Minas, sin embargo el gobierno no ha tomado medidas acertadas para controlar el problema, que ha causado críticas situaciones por el daño que se ha hecho a la cuenca de los ríos que alimentan la generación eléctrica del país.

No puede dejarse de entender, que las cuencas de los ríos Caroní, Caura, Paragua y Carrao, entre otros, constituyen fuente originaria de recursos naturales, renovables y no renovables, que son de hecho recursos estratégicos de Guayana y del País; útiles y necesarios para su desarrollo integral y sostenido. A lo que debemos agregar, que gran parte de la Región de Guayana, está constituida por áreas de gran fragilidad ecológica, donde existe el 80% del total generador de agua potable del país. Además, la cuenca del río Caroní y su afluente el Paragua, constituyen la fuente principal de energía eléctrica no contaminante, económica y prácticamente inagotable del país, donde se han detectado altos niveles de contaminación tanto de las aguas y de la fauna de los ríos de la zona, con mercurio y otras sustancias dañinas a la salud. Zona donde concurren grandes masas humanas incontrolables, que se internan en las áreas boscosas de la región, sustraen cantidades desconocidas de mineral, que venden en el país o a compradores del exterior, sin control del Estado.

Un factor que agrava la situación es el uso indiscriminado que se hace de bombas de agua de aspersión y dispersión, para presionar sobre las capas del suelo y subsuelo a los que además de invertirles sus horizontes, arrastran con ellos la flora, lavan y arrastran grandes volúmenes de tierra que conducen a los lechos de los ríos, donde se viene produciendo unas incontrolable sedimentación, que ha cambiado el curso de muchos de ellos, produciendo además constantes inundaciones, destrucción masiva de áreas boscosas, especialmente en zonas adyacentes a las márgenes de los ríos (zonas protectoras), que produce una presión directa e indirecta sobre la fauna de la zona, la que se ha venido diezmando o cambiando de hábitat, con los consecuentes desequilibrios ecológicos.

Otra gravedad es que, a pesar de las nuevas leyes promulgadas para la ordenación del territorio, la gestión de los bosque, la gestión de las aguas y de la tierra, la minería ilegal sigue ocupando tierras de propiedad del Estado, de los municipios y particulares, suplantando por cambio de actividad o por presión, las pocas áreas de cultivo agrícola y ganadera existente en la zona.

Otro factor es el irracional tratamiento que se hace del indígena y de sus espacios, lo que ha venido produciendo la invasión de sus espacios y la suplantación de los indígenas por los mineros ilegales y por los garimpeiros, quienes les persiguen u obligan a abandonar sus actividades y hasta sus zonas seculares de vida, aunque algunas etnias se incorporan también a la actividad ilegal.

Incide también la acción demagógica de los sindicatos y de los partidos políticos, que han tomado la dirección de la actividad administrativa minera, la contratación y el cooperativismo, con bandera para el proselitismo y el mantenimiento de las masas desempleadas y los vagos aventureros, que se amparan en los partidos para su “modus vivendi”

.

El daño ecológico de la minería

Se entiende, que la actividad minera obliga a la intervención, muchas veces destructiva de los suelos, pero no necesariamente esto conlleva a su destrucción, toda vez que el desplazamiento temporal de las capas de suelo, reacomodadas de nuevo en su lugar, permitirían recuperarlos y permitirían consecuencialmente, la recuperación de la flora y de la fauna. Pero es evidente que, sin estas precauciones, se produce la destrucción masiva de los suelos y con ellos, se desplaza la capa vegetal, que generalmente va al lecho de los ríos, riachuelos y quebradas, lo que impide la recuperación, transformando la zona en desiertos.

Es tanto más grave, la destrucción masiva de áreas boscosas, especialmente en zonas protectoras adyacentes a las márgenes de los ríos lo cual pone en peligro el caudal de los mismos, y en las pendientes montañosas, que las ponen en peligro de la erosión. Situación ésta que se agrava, no solo con la remoción, sino con el lavado indiscriminado de grandes volúmenes de tierra, que a consecuencia directa de la destrucción de grandes superficies de suelos, se les invierten los horizontes, para luego presentar características físicas y químicas que no permiten el desarrollo normal de vida vegetal, por lo que los suelos quedan expuestos a la erosión.

Esta situación es más grave en la región guayanesa, si se considera que gran parte de las explotaciones mineras, están ubicadas en formaciones pertenecientes al macizo guayanés, cuya fragilidad ecológica es reconocida, a la cual se unen el daño a los cursos de aguas por la contaminación, la excesiva sedimentación y la pérdida de su curso natural, producto del entrabamiento y el desvío de riachuelos y quebradas.

Estudios que se han realizados en las aguas del río Cuyuní, en las quebradas La Amarilla y Las Claritas, han demostrado que existe una acendrada contaminación y un acelerado proceso de sedimentación en las referidas aguas, lo cual va en perjuicio de las poblaciones ribereñas ubicadas aguas abajo, especialmente las indígenas. Según un informe bacteriológico en estos tres cursos de aguas, existe una considerable contaminación de micro-organismos coliformes de origen fecal, cuyas consecuencias son obvias al utilizarse el agua en forma directa para el consumo humano.

Por otra parte, además de esta contaminación con materias orgánicas, se presenta una contaminación peligrosa, por la descarga de grandes cantidades de mercurio utilizado para separar el oro, en los cursos de las aguas, cuyo daño, conocido científicamente, no ha sido analizado ni local, ni nacionalmente.

Es también notoria que, la presión directa ejercida por estos grupos o poblaciones mineras, sobre la fauna silvestre, para efectos de alimentación y comercialización, a la cual se une la destrucción de su hábitat, que pone en peligro de extinción, tanto local como nacionalmente, algunas especies de animales y vegetales, con el agravante de que muchas de estas especies solo son localizadas al sur del rio Orinoco.

El impacto ambiental de la minería

En Venezuela, la previsión del daño ecológico que produce la minería, es una obligación constitucional.

Según la Constitución, su artículo 129 expresa: “Todas las actividades susceptibles de generar daños a los ecosistemas deben ser previamente acompañadas de estudios de impacto ambiental y socio cultural. El Estado impedirá la entrada al país de desechos tóxicos y peligrosos, así como la fabricación y uso de armas nucleares, químicas y biológicas. Una ley especial regulará el uso, manejo, transporte y almacena-miento de las sustancias tóxicas y peligrosas. En los contratos que la República celebre con personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, o en los permisos que se otorguen, que involucren los recursos naturales, se considerará incluida aun cuando no estuviera expresa, la obligación de conservar el equilibrio ecológico, de permitir el acceso a la tecnología y la transferencia de la misma en condiciones mutuamente convenidas y de restablecer el ambiente a su estado natural si éste resultara alterado, en los términos que fije la ley”.

El daño económico en la minería

Por la falta de control y por el desorden irracional en las explotaciones, el mineral aurífero y diamantífero obtenido por los mineros independientes, y en cierta forma también, el obtenido por los concesionarios, en su gran mayoría escapa a los controles del Estado y es sacado de la zona y del país, sin pagar los impuestos correspondientes. Existe en esta materia un vacío legal e institucional, que impide ejercer los debidos controles.

Además del daño ecológico que hemos mencionado, por encontrarse la mayor parte de las explotaciones mineras, en áreas pertenecientes a las reservas forestales de Imataca[4] y La Paragua, el Parque Nacional Canaima y en las cuencas hidrográficas de los ríos Caroní, Caura y Orinoco, con su gran ramaje de afluentes; se corre el riesgo de dañar las fuentes de agua más importante del país, donde se ubica el 80% del total de las aguas potabilizables con que cuenta Venezuela.

Es cierto que los ecologistas han sido desconsiderados en su interpretación del daño ecológico y por ello se han opuesto sistemáticamente a la extensión y auge de la actividad minera en las áreas protegidas, al no conocer o desestimar los avances tecnológicos en materia de recuperación de áreas intervenidas, pero mientras no se tomen en cuenta y cumplan las acciones conservacionistas que conllevan la explotación de las minas, y mientras no se obligue al uso de métodos y técnicas que no causen daños irreversibles, como lo es la extracción minera mediante el sistema de bombas de presión, que arrastran la capa vegetal y los nutrientes de los suelos, hasta el lecho de los ríos y de allí al océano, deben implementarse y mantenerse medidas conservacionistas vigilantes.

El minero debe entender la necesidad de ejercer su actividad en forma racional y tecnificada, dentro de la cual, el impacto ecológico o ambiental sea mínimo y controlable desde el punto de vista técnico. Es ésta la base del desarrollo sostenible ecológicamente y también lo es del desarrollo sostenido, toda vez que, todos los recursos naturales son necesarios. No podemos explotar un recurso, deteriorando a los demás.

El ecosistema Guayana presenta la Zona Protectora Sur del Estado Bolívar, con una fragilidad tan grande como la riqueza minera de su subsuelo, ubicada geológicamente dentro de los sedimentos de la formación Roraima. Este ecosistema está conformado por el llamado “Escudo de Guaya”[5], el cual está constituido por rocas ígneas y metamórficas, pertenecientes a la Era Geológica del Precámbrico, donde la mayor parte de las intrusiones son del tipo granítico. Esta extensa región, constituye, aproximadamente, la mitad de la superficie de Venezuela.

En la actualidad se presentan como principales potenciales centros de desarrollo minero los ubicados al norte del Estado, que ocupan gran parte del área protegida de la Reserva Forestal Imataca, en una extensión aproximada de 500 hectáreas, territorio ubicado en el área seleccionada e incluida en el decreto del arco minero.

Sin dudas, la explotación de los recursos mineros es uno de los medios con que cuenta el Estado para lograr aumentar la economía, como lo hacen gobiernos de otros países, inclusive en nuestra América Latina, pero como se quiere hacer en Venezuela, de manera violenta y de forma inconstitucional para justificar un rápido crecimiento de la economía, en un proceso acelerado de crecimiento y expansión de los sistemas económicos de producción, donde ya anteriormente reportaron al país numerosos beneficios materiales, pero también daños considerables a los recursos naturales y a la ecología humana, debido básicamente al carácter anárquico que ha asumido el desarrollo de la Venezuela petrolera, frente al ambiente, solo nos pone a pensar en el dantesco daño ecológico sin control, con la posible sobrexplotación de los recursos mineros, en este denominado “Arco Minero del Orinoco”.

Como hemos expuesto, ya es experiencia vívida el proceso pasado y presente, que en gran parte es responsable del evidente deterioro ambiental que presenta hoy el país y de la merma de los recursos naturales, que a su vez agudizada cada vez más la inadecuada distribución territorial de la población y la explotación irracional del medio físico.

El Arco Minero del Orinoco lo consideramos un grave problema que obliga a plantear soluciones urgentes, incluyendo la formulación de estrategias y planes de acción, que contribuyan a estimular y coordinar actividades conservacionistas, que deben contener, entre otras soluciones, el cambio de los esquemas económicos que desvirtúan los diferentes valores de la biodiversidad, el deterioro de los recursos naturales, la contaminación del recurso natural más preciado, el agua, que para los ecologistas, pensadores y sabios del mundo, ya iniciado la peor de las guerras del planeta. [6]

@Enriqueprietos

www.venecologia.com

www.prietosilva.com

1 Roraima: Territorio de Brasil, situado en el N del país, junto a las fronteras con Venezuela y Guyana. 230.104 km2. 112.000 h. en 1987. La capital es Bõa Vista, con 44.000 h. en 1980. Debido a su situación en el dominio amazónico, es una región muy poco poblada (0,5 h./km2). Anteriormente se denominó Rio Branco. Su economía se basa en la ganadería y la explotación forestal. Recientemente su población se ha dedicado con furor a la minería.

2 Amazonia, amplia zona de vegetación natural que se extiende entre los macizos de Guayana y Brasilia, y desde el Atlántico hasta los Andes. Su enorme superficie, 7.000.000 km2, está compartida por Brasil, en su mayor parte, y en menor proporción por Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Venezuela, Surinam, Guyana y Guayana Francesa.

3 Surucucú, nombre común de una serpiente venenosa de la familia del crótalo, la más grande de América. En Brasil se le conoce también como surucutinga, en Costa Rica como cascabela muda, en Colombia como verrugosa y en Venezuela como mapanare.

4 En 1997 fue aprobado el decreto 1.850 para abrir la reserva forestal de Imataca a la explotación minera En ese decreto, trabajaron conjuntamente durante un año el MEM, el MARNR y Cordiplan, para disponer de una política de Estado, que permita combinar el aprovechamiento del recurso minero, con el equilibrio ecológico. Este decreto se fundamenta en el uso de la tecnología de avanzada, que, produzca el menor daño al ambiente, y la recuperación de los recursos naturales que se deterioren por la necesidad operativa. Todo, con el fin, según palabras de Luis Soto, Director ejecutivo del Consejo Nacional de Promoción de Inversiones, de que “Venezuela pueda convertirse en una potencia aurífera en un plazo estimado de dos (2) años, si nos proponemos desarrollar y asumir la vocación minera que por años el país ha dejado de lado”. Este decreto fue muy cuestionado, al considerar muchas organizaciones ambientalistas, que el mismo sería la apertura a la destrucción del ecosistema. Consideración no compartida por el autor de esta obra, quien considera que: aun cuando es una reserva forestal, la ley no impide su uso para la explotación minera; además, aplicando tecnología de bajo impacto ambiental, se permitirá el usufructo de los recursos, sin producir daños ecológicos irreversibles. La zona del Imataca, viene siendo atacada desde hace muchos años, por un gran número de mineros ilegales, que han logrado deteriorarla en gran magnitud. Al final, no se ejecutó.

5 “Generalmente se asume, que estas rocas, intensamente metamorfoseadas forman parte del antiguo escudo brasileño” (Galvis, José A.: “Estudios de los minerales y las rocas de la región aurífera del El Callao”. Ministerio de Minas. 1947.)

El arco minero FEB18 (1)

El arco minero FEB18

Publicado en Enrique Prieto Silva | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

VENEZUELA: FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR (FIM) REPUDIA LA INCONSTITUCIONAL CONVOCATORIA A ELECCIÓN PRESIDENCIAL @frentemil

FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR
Asociación civil de militares retirados
Caracas-Venezuela
frentemil2, FB: Frente Institucional Militar,FIM, @frentemil

oooOooo
FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR REPUDIA LA INCONSTITUCIONAL CONVOCATORIA A ELECCIÓN PRESIDENCIAL

Nosotros, los abajo firmantes, militares integrantes del Frente Institucional Militar (FIM), respondiendo a los valores y principios que nos guían tanto como ciudadanos como miembros en situación de reserva de la Fuerza Armada Nacional, nos dirigimos a la opinión pública y en especial a los miembros activos de la institución armada con el objeto de alertar sobre una nueva y flagrante violación de nuestra Carta Magna representada en una convocatoria a elección presidencial sin cumplir la normativa en ella impuesta y por tanto:
CONSIDERANDO que la espuria por inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente carece de cualidades y condiciones establecidas en la Constitución de la República para convocar un proceso electoral
CONSIDERANDO que la mayoría de los rectores del Consejo Nacional Electoral han demostrado fehacientemente su adscripción a un grupo político determinado en contravención a la norma constitucional, tienen vencido su período de permanencia en el cargo, y deben ser reemplazados por ciudadanos independientes seleccionados por la legítima Asamblea Nacional de acuerdo a los procedimientos establecidos en la Constitución Nacional
CONSIDERANDO que el írrito Tribunal Supremo de Justicia, conformado por personas que no cumplen las condiciones impuestas por la suprema Ley para ocupar esos cargos, emitió unas inválidas normas con la finalidad de eliminarle atributos de competencia para participar en procesos electorales a personas, partidos y organizaciones que, incluso, han obtenido el mayor número de votantes en procesos anteriores
CONSIDERANDO que ni el ejecutivo nacional ni el Consejo Nacional Electoral, respetan la decisión de los votantes y vapulean a los funcionarios electos traspasando la mayoría de sus atribuciones y funciones constitucionales y administrativas, tal como sucedió en los Estados Zulia y Táchira y antes en la Alcaldía Metropolitana, a personas que carecen del reconocimiento del pueblo elector, en público alarde de desconocimiento y violación de la norma constitucional
CONSIDERANDO que fue demostrado por la denuncia de los directivos de la empresa de tecnología que apoyó la inválida convocatoria a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente que el proceso de votación en máquinas electrónicas es manipulable y de fácil alteración por las personas encargadas de su operatividad
CONSIDERANDO que el Consejo Nacional Electoral mudó las mesas de votación de los sitios donde tradicionalmente se habían instalado, cuando estadísticamente conformaban mayoría en contra del partido de gobierno, para dificultar el acceso de las personas que en ellas ejercían su derecho al voto
CONSIDERANDO que la Fuerza Armada Nacional al igual que el resto de la ciudadanía, por imposición de la Constitución Nacional en su artículo 333, no debe participar en un proceso inconstitucional, y por el contrario, debe tomar parte en las acciones que se desarrollen para recuperar la vigencia y el respeto que se deben a nuestra Carta Magna
ACORDAMOS, en respuesta a las razones señaladas en nuestros considerandos, denunciar públicamente la INCONSTITUCIONALIDAD de un proceso electoral para elegir al Presidente de la República, viciado en su origen y en su ejecución, carente de garantías de veracidad y de transparencia, violentando los lapsos de preparación y planificación del proceso, sin la seguridad de testificación nacional e internacional de los resultados y sin las condiciones necesarias para asegurar que se cumplirá la decisión que la mayoría de la ciudadanía exprese en el acto de votación

Caracas, 8 de febrero de 2018
Por el Frente Institucional Militar firman,
Vicealmirante Rafael Huizi Clavier (Presidente)
General de Brigada (Ej.) Teodoro Díaz Zavala. (Vice-presidente)
Coronel (Ej) Rubén D. Bustillos Ravago (Secretario de Organización)
Coronel (Ej.) Luis Enrique Sucre (Representante del Ejército)
General de Brigada (GN) Simón Figuera Pérez. (Representante de GN)
Capitán de Navío Pedro Betancourt (Representante de la Armada)
Coronel(Av.) Ángel Rodríguez Campos (Representante de la Aviación)

General de División (Av.) Manuel Andara Clavier (Ex Presidente del FIM)
General de Brigada (Ej.) Juan Antonio Herrera Betancourt (Ex Presidente)
General de Brigada (GN) Miguel Aparicio Ramírez (Ex Presidente del FIM)
General de División (Ej.) Fernando Ochoa Antich (Miembro fundador)

General de División (Av.) Agustín Berzares Morales
General de División (Av.) Raúl Ramón Morales
General de División (Ej.) Vicente Luis Narváez Chourión
General de División (Av.) Maximiliano Hernández Vásquez
General de División (GN) Luis Felipe Nery Arrieta Ávila
General de División (GN) Landis Ferreira Zambrano
General de División. (Ej.) José Antonio Olavarría Jiménez
General de División (Ej.) Andrés Medina Torcat
General de División (Av.) Julio García Pino
General de División (Ej.) Simón Luis Virgilio Tagliaferro
General de División (Av.) Justo Evaristo Saavedra
General de División (GN) Enrique Prieto Silva
General de División (GN) Marcos Pacheco Melgarejo
General de División (Ej.) Alfonso Romero Romero
General de División (Ej.) Adolfo Tovar Salas
Vicealmirante Andrés Eduardo Brito Martínez
General de División (GN) José Barrios Dulcey
General de División (Ej.) Carlos Julio Peñaloza
Vicealmirante Antonio Pérez Criollo
General de División (Av.) Jesús Hung Abreu
General de División (Av.) Antonio Morales González
Vicealmirante Freddy Mota Carpio
General de División (Ej.) Oswaldo Sujú Raffo
Vicealmirante Rafael Bertorelli Moreno
General de División (Ej.) Jorge Tagliaferro De Lima
Vicealmirante Radamés Muñoz León
General de División (Av.) Freddy Yánez Méndez
General de División (Ej.) Rafael Montero Revette
General de Division (Ej.) José Felix Ruiz Guzmán
Vicealmirante Carlos Ramos Flores
Vicealmirante Jesús E. Briceño García
Vicealmirante Efraín Díaz Tarazón
General de División (Ej.) Raúl Salazar Rodríguez
Vicealmirante Julio Chacón Hernández
General de División (Av.) Vladimir Filatov Riabkov
General de División (GN) Rafael Damiani Bustillos
General de División (GN.) Félix Cáceres Pinzón
Vicealmirante Héctor Ramírez Pérez
General de División (GN) Luis Camacho Kayruz
General de División (Av. Regulo Anselmi Espín
General de Brigada (Ej.) Evelio Gilmond Báez
General de Brigada (Ej.) Camilo Vethencourt Rojas
General de Brigada (Ej.) José Gregorio González Rodríguez
General de Brigada (GN) Antonio Contreras Escalante
General de Brigada (GN) Raúl Cepeda
General de Brigada (Av.) Mariano Márquez Oropeza
General de Brigada (Ej.) José Alberto Osorio García
General de Brigada (GN) Humberto Seijas Pittaluga
Contralmirante Ricardo Hernández Hernández,
General de Brigada (Ej.) Gustavo Salas Paredes
General de Brigada (Ej.) José E. Godoy Peña
Contralmirante Luis Moreno Zambrano
General de Brigada (Av.) Balbino Silva Granados
General de Brigada (GN) Domingo Rojas García
General de Brigada (GN) Gilberto Mayorca Yanez
General de Brigada (Ej.) Raimundo Guisandes López
General de Brigada (Ej.) Juan de Dios Vierma Fuentes
Contralmirante Félix Antonio García Zambrano
General de Brigada (Av.) Omar Ruiz Rodríguez
Contralmirante José Velasco Collazo
General de Brigada (Ej.) Ennio Torres Izarra
Contralmirante Elías Buchzser Cabriles
Contralmirante Cesar Manzano Zavala
Contralmirante Jorge Alberto Bustamante Cáceres
Contralmirante Raúl Bustamante Pulido
General de Brigada GN) José Salazar Heredia
General de Brigada (GN) Francisco Limongi
Contralmirante Gregorio Molleja Rodríguez
General de Brigada (Ej.) Juan Ferrer Barazarte
Contralmirante Eddy Guerra Conde
General de Brigada (GN) Rafael Vera Ruiz
General de Brigada (Av.) Gonzalo Gómez García
General de Brigada (GN) Orlando Hernández Villegas
General de Brigada (Ej.) Rubén Medina Sánchez
Contralmirante Eddie Ramírez Poveda
General de Brigada (Ej.) Rafael Peña Pereira
General de Brigada (Ej.) Cesar Ramos Álvarez
General de Brigada (Av) Hugo Blanco Padrón
General de Brigada (Av.) Eduardo Caldera Gómez
General de Brigada (Ej.) Bernardo Díaz Castillo
Contralmirante Rubén Germán Torres Leal;
Contralmirante Oscar Betancourt Patiño
General de Brigada (GN) Ramón Rodríguez Mayol
General de Brigada (Ej.) Henry Lugo Peña
General de Brigada (Ej.) Néstor González González
General de Brigada (GN) Francisco de Asís Loreto Mejía
Contralmirante Daniel Comisso Urdaneta
General de Brigada (Av.) Pedro Pereira
General de Brigada (Ej.) Luis Felipe Párraga Barrios
General de Brigada (Av) Román Aquiles Gómez Ruíz
General de Brigada (Ej.) René Sericia García
General de Brigada (Ej) Ángel Vivas Perdomo
General de Brigada (Av.) Néstor Sánchez Toro
General de Brigada (GN) Régulo Díaz Vegas
General de Brigada (Av.) Jorge Luis Guerrero Barrios
General de Brigada (Av.) Eduardo Báez Torrealba
General de Brigada (Ej.) Antonio Rivero
Capitán de Navío Tito Zavarse León
Coronel (Ej.) Gabriel Oscar Duque Vivas
Capitán de Navío Juan Bautista Márquez Moreno
Coronel (Ej.) José Antonio Omaña Hernández
Coronel (Av) Juan López Cordero
Capitán de Navio Gonzalo Merino Valeri
Coronel (GN) Alirio Miguel Cabrera
Capitán de Navío Carlos Rodríguez Bártoli
Coronel (Ej.) José Machillanda Pinto
Coronel (Ej.) Antonio Varela
Coronel (GN) Luis Lara Santamaría
Coronel (GN) Osman López Lampe
Capitán de Navío Luis Guillermo Ramos Castillo
Coronel (Ej.) Orlando Martínez Ugueto
Coronel (Ej.) Frank León Hernández
Coronel (Ej.) Enrique Sosa Segnini
Coronel (Ej.) Marcos Porras Andrade
Capitán de Navío Julio Sánchez Correa
Coronel (Ej.) Orlando Suarez Galeano
Coronel (GN) Esmerio Delgado
Coronel (GN) Freddy Eduardo Martínez
Coronel (Av.) Ramón Francisco Guzmán Díaz,
Coronel (Av.) José Bruzco Hernández
Coronel (Ej.) Manuel Antonio Ledezma Hernández
Coronel (Av.) Campo Elías Flores
Coronel (Av.) Jaime Salcedo Galvis
Coronel (GN) Hidalgo Valero
Coronel (Ej.) Nelson Castro Moreno
Capitán de Navío Carlos Lavado Mottola
Capitán de Navío Luis Salas Marcano
Coronel (Av.) Omar Parra Pérez
Coronel (Av.) Carlos Morales Jurado
Coronel (GN) Miguel Ángel Casanova Ostos
Coronel (Av.) Humberto Álvarez Acosta
Coronel (Av.) Juan Bautista Gómez Rojas
Coronel (Av.) Pedro Gómez Moncada
Coronel (Av.) Silvino Bustillos
Coronel (GN) Omar Ángel Aranguren
Coronel (GN) Alexander Flores Lamus
Coronel (GN) Artemio Boada
Coronel (GN) Gustavo Enrique Ferrer Barroeta
Capitán de Navío Emilio De Rogatis Porreca
Coronel (Av.) Pedro Soto Fuentes
Coronel (GN) Oscar Briceño Domínguez
Coronel (GN) Luis Morales Parada
Coronel (Av.) Antonio Ortega Brouzes
Coronel (Av.) Alejandro Malpica Pérez
Coronel (Av.) Pablo Collazo
Coronel (GN) Jorge Rodríguez Valero
Coronel (Ej.) Otoniel Arellano Pérez
Coronel (Ej.) Héctor Castillo Rivero
Coronel (Ej.) Widman Olaf Alcalá
Coronel (Ej.) Carlos Barito Grana
Coronel (Ej.) Diego Antonio Moreno
Coronel (Ej.) Domingo Santana Gómez
Coronel (Ej.) Henry Gonzalo Escalante Ramírez
Coronel (Ej.) Yucepe Pilliery
Coronel (Ej.) Gustavo Díaz Vivas
Coronel (Av.) Juan José Faría Molero
Coronel (Ej.) Juan José Rendón González
Coronel (Ej.) José Jiménez Malavé
Capitán de Navío Eduardo Ovalles Campero
Capitán de Navío Nelson Antonio Escalona Fernández
Capitán de Navío Francisco Hevia Araujo
Coronela (GN) Dido Cabrera Bustillos
Coronel (Ej.) Emilio Méndez Martínez
Coronel (GN) Antonio Semprún
Coronel (Ej.) Ángel Serrano
Coronel (Ej.) Domingo Salazar Martínez
Capitán de Navío Javier Sánchez Pereira
Coronel (Av.) Oswaldo Martínez
Coronel (Ej.) Carlos Daniel Rojas Pérez
Coronel (Ej.) Atilano Carrillo Bracamonte
Capitán de Navío Rafael Pérez Sarmiento
Coronel (Av.) Danilo Rodríguez
Coronel (GN) Carlos M. López
Coronel (GN) Omar Dávila Flores
Capitán de Navío Clímaco Rivero Moreno
Capitán de Navío Humberto Lazo Cividane
Capitán de Navío José Santín Puertas
Capitán de Navío Bernardo Jurado Capecchi
Capitán de Navío Alberto Shadah Udelman
Capitán de Navío Eddy Méndez Pérez
Capitán de Navío Oscar Ibarra Labady
Capitán de Navío José Gregorio Noguera Torres
Capitán de Navío Nelson Rafael Camarillo Morillo
Capitán de Navío Juan Antonio Ramos Sánchez
Capitán de Navío Ángel Valero
Coronel (GN) Iván Henríquez
Coronel (GN) Williams Linares
Coronel (GN) Alex E. Montenegro Méndez
Coronel (GN) José Luis Quintana
Coronel (Ej.) Castor Torcat
Coronel (Ej.) Máximo Marchán
Coronel (Ej.) Eduardo Guzmán Pérez
Coronel (Ej.) Eduardo José Suarez Montana
Coronel (Ej.) Valmore Loaiza Baduel
Coronel (Av.) Oneida Colmenares
Coronel (Av.) Inés Camacho
Coronel (Av.) Emmanuel Calles Manzano
Coronel (Av.) Enio Aldazoro
Coronel (Av.) José Luis Hernández Veroes
Teniente Coronel (Av) José Guevara Gutiérrez
Teniente Coronel (Ej.) Julio César Moreno
Teniente Coronel (Ej.) Tarsicio A. Díaz Velásquez
Teniente Coronel (Av.) Guillermo Beltrán Vielma
Teniente Coronel (Av.) Moisés Brunstein Reina
Teniente Coronel (Ej.) Jesús López Planchart
Teniente Coronel (Ej.) Cesar Augusto Becerra Lujan
Capitán de Fragata Emiro Padilla Álvarez
Capitán de Fragata Alejandro López Hernández
Capitán de Fragata José Rafael Linares Badillo
Capitán de Fragata Alonso Sader Castellanos
Capitán de Fragata Reinaldo Ramírez Dala
Capitán de Fragata Leopoldo Salas Romer
Capitán de Fragata Ramón Guerrero Ramírez
Teniente Coronel (Ej.) Pedro Tarcicio Donaires Lozada
Teniente Coronel (Ej.) Antonio Torres Alvarado
Teniente Coronel (Ej.) Isaac Antonio Tirado Gómez
Teniente Coronel (GN) Edgar Rodríguez Vicentelli
Teniente Coronel (GN) Richard González
Teniente Coronel (GN) Carlos Romero Rico
Teniente Coronel (GN) Francisco Modesto Ignacio Serra Di Día
Teniente Coronel (Av.) Iván Ballesteros
Teniente Coronel (Av.) Arichuna Silva Romero
Mayor (Ej.) José Ramón Salas La Riva
Mayor (Ej.) Federico José Ventura Infante
Mayor (Ej.) Ángel Landaeta Yánez
Capitán de Corbeta Ali Boscán
Capitán de Corbeta Nelson Viloria
Mayor (Av.) Luis Hartmann Ruiz
Mayor (Av.) Gonzalo Armando González Pérez
Mayor (Av.) Raynell Mayella Martínez Mujica
Capitán (Ej.) Jesús Rojas Díaz
Capitán (Ej.) Jerry Suarez
Capitán (Ej.) Alfredo Salazar Bohórquez
Capitán (Ej.) Ricardo Salazar Bohórquez
Capitán (Ej.) Wismerck Martínez Medina
Capitán (Ej.) Carlos Blondell Tineo
Capitán (Ej.) Víctor Rafael Salas Estupiñan
Teniente de Navío Antonio Ríos Rojas
Teniente de Navío Carlos Rodríguez
Teniente de Navío Carlos Villalobos Franchi
Teniente de Navío Henry Clemant
Teniente de Navío Isaac Solorzano Guerrero
Teniente de Navío Pedro Pedrosa
Capitán (Av.) Freddy Fernández Mata
Capitán (Ej.) Danny José Duran Ramírez
Capitán (GN) Orlando Velasco
Capitán (GN) Pedro José Flores Rivero
Capitán (GN) Leonardo Carrero Araujo
Capitán (GN) José Carrero Marquina
Teniente (Ej.) Daniel Eduardo Morales
Teniente (Ej.) Carlos García Arcaya
Teniente de Fragata Carlos Rodríguez Briceño
Teniente de Fragata. Rafael Figueredo Cassini
Teniente de Fragata Alexander Orozco
Teniente (Av.) Miguel José Bravo Escalona
Teniente (Av.) Jorge Santa Cruz Terrazas
Teniente (GN) José Antonio Colina
Teniente (Ej) Yanire Mantecon Oran
Primer Teniente (GN) José Faria B.
Cabo 1ro. (Ej.) Ernesto Pérez
Cabo 2do. (Ej.) Ángel Humberto Martínez Camejo

REMISIÓN:
De:
Rafael Huizi
Fecha: 9 de febrero de 2018, 16:33
Asunto: Comunicado del Frente Institucional Militar (FIM)

Publicado en Frente Institucional Militar | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El Arco Minero del Orinoco Por: Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos OPINIÓN.

¡El Arco Minero del Orinoco!

Enrique Prieto Silva

Viernes 09 de febrero de 2018

Mientras el mundo padece por los ataques de los supuestos hijos de Dios contra los infieles, en Venezuela tenemos que continuar nuestra obra y lucha por descartar las malignidades iniciadas por el “difunto” y su estúpido “socialismo del siglo XXI”, que sin darse cuenta y por su ignorancia, aparecemos incluidos en el listado de los países forajidos, que sin son ni ton, tenemos que vivir de rodillas ante la ingente y desgraciada economía que nos ha transmutado a la indigencia atroz. Pero para mayor desgracia, los pancistas adoradores del “eterno”, han querido imponernos el peor gobierno que esta patria recuerde. Pero más que la estupidez, su testarudez raya en el límite de lo increíble: una férula tiránica, capaz de adorar a un personaje de ficción, como si de un atorrante faraón se tratara. Nunca nuestra paz fue más precaria, ni más sonso nuestro orgullo patriota. La fantasmagórica sarta de pendones procera en “Los Próceres”, es el peor ritual que haya tenido la República, desde la Independencia.

Es increíble la estupidez, pero hoy queremos referirnos a la última ocurrencia: recuperar la pérdida petrolera, mediante una intensa explotación minera, en lo que han llamado “Arco Minero del Orinoco”. Un recurso que todos conocemos, y que hemos estudiado siempre con preocupación, ya que el daño del factor minero al medio ambiente es harto conocido. Su efecto es internacional y ha dejado huellas en muchos países y regiones del mundo. De mayor gravedad, que se quiere hacer mediante el uso arbitrario de empresas extranjeras, cuando se ha minimizado la acción protectora del medio ambiente, al eliminar el ministerio que vino especializando su cuidado desde hace mucho tiempo y que politizado se le asignó la desventura de una maltratado “eco-socialismo”, que no es más que una parodia burda para simular apariencias.

Es una situación que se explica en parte por el proceso acelerado de crecimiento y expansión de los sistemas económicos de producción, los cuales reportaron al país numerosos beneficios materiales, pero también daños considerables a los recursos naturales y a la ecología humana, debido básicamente al carácter anárquico que ha asumido el desarrollo de la Venezuela petrolera, frente al ambiente, lo que hoy se agrava con la posible sobrexplotación de los recursos mineros, en este denominado “Arco Minero del Orinoco”, el que debemos entender como el medio más reciente creado por el gobierno “bolivariano”, para obtener recursos económicos que permitan paliar la extravagante miseria a la que fue conducido el país por la errada política económica y financiera proyectada por el equivocado Plan de la Patria.

El proyecto del Arco Minero del Orinoco, oficialmente decretado como Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco es un área rica en recursos minerales, que ocupa mayoritariamente el norte del estado Bolívar y en menor proporción el noreste del estado Amazonas y parte del estado Delta Amacuro. Abarca un área de 111.846,86 km², es decir 12,2 % del territorio venezolano; duplicando a la faja petrolífera del Orinoco​ atraviesa selvas como la reserva forestal del Imataca, La Paragua y El Caura, y las cuencas de los ríos Orinoco y Caroní, que el gobierno de Nicolás Maduro pretende explotar, y según sus estudio proyectivos, cuenta con 7000 toneladas de reservas de oro, cobre, diamante, coltán, hierro, bauxita y otros minerales.

Según información del ministro de Desarrollo Minero y Ecológico, el arco minero del Orinoco tiene un potencial de unos 2 trillones de dólares. Su formalidad legal apareció el miércoles 24 de febrero de 2016 en el decreto 2.248 de la Gaceta Oficial 40.855, donde se materializa la creación de Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco. Decreto el cual incluye la certificación y cuantificación de las reservas mineras de esta zona, convirtiéndose en el denominado ​ Motor Minería de la Agenda Económica Bolivariana, en el cual posteriormente el general Vladimir Padrino López, ministro de la defensa​ anunció el 5 de agosto de 2016 que “se activará la unidad especial para el Arco Minero del Orinoco” y posteriormente, el 7 de septiembre de 2016, el ministro para el Desarrollo Minero Ecológico, Roberto Mirabal, informó que empezó la etapa de exploración del arco minero del Orinoco y señaló que “toda transnacional en el arco minero debe cumplir las leyes del Estado”, no obstante sabemos que nunca se cumplió la necesaria aprobación por parte de la Asamblea Nacional, no solo del proyecto sino de las contrataciones de empresas extranjeras.​tiene su origen en un plan de explotación minera al sur del rio Orinoco, bautizado con este nombre por el difunto presidente Chávez, que, si no va acompañado de un eficiente programa de control ambiental, como lo establece la Constitución, pondrá en peligro la mayor fuente de recurso hídrico del país, parte del pulmón amazónico del mundo.

Nunca hemos dudado, porque se conoce, que esta zona, tan amplia como el denominado Macizo Guayanés es un área, que se extiende mucho más allá de la delimitación que han dado al “Arco Minero del Orinoco”, exuberantemente rica en minerales como los mencionados en el decreto, también en muchos minerales estratégicos poco conocidos y menos existentes en otras aéreas y regiones del planeta; que no han sido explotadas porque teórica y estratégicamente estudiado, son recursos hábiles y necesarios, que deben ser mantenido en la reserva estratégica del país, para cuando deje de existir o sea intemperante explotar el petróleo por el supuesto daño que se le atribuye hoy como combustible fósil, culpable en su mayor parte del calentamiento global. También, esperando la cada vez más existente, de una tecnología de explotación minera, que permita extraer los minerales de manera selectiva sin dañar los recursos naturales del suelo y el subsuelo, especialmente el agua, que ya escasea en muchas partes del planeta, y que es el recurso que concentra en un 80% el agua existente en nuestro país, que ya sufre de escasez en muchas regiones, por su uso indebido y mayormente por su contaminación, que es precisamente el mayor peligro que existe, si se explota el arco minero con la tecnología usada por los países y empresas contratadas.

Otros peligros, ya visualizados, son la amenaza contra la diversidad biológica del país, tercero en diversidad en América y séptimo en el mundo, problema que se une a la deformación de los suelos en esta área, al cambiar los perfiles de los suelos y sustituir la capa vegetal, débil y escasa en la zona, por materiales inorgánicos del subsuelo, que eliminan la posibilidad de la abundante flora y fauna que constituyen las reservas en esta área del país, que son las únicas tierras de la edad terciaria que quedan en el mundo.

El Arco Minero del Orinoco lo consideramos un grave problema que obliga a plantear soluciones urgentes, incluyendo la formulación de estrategias y planes de acción, que contribuyan a estimular y coordinar actividades conservacionistas, que deben contener, entre otras soluciones, el cambio de los esquemas económicos que desvirtúan los diferentes valores de la biodiversidad, el deterioro de los recursos naturales, la contaminación del recurso natural más preciado, el agua, que para los ecologistas, pensadores y sabios del mundo, ya iniciado la peor de las guerras del planeta.

@Enriqueprietos

REMISIÓN
De: Enrique Prieto Silva
Fecha: 9 de febrero de 2018, 10:20
Asunto: El Arco Minero del Orinoco
Para: Sammy Landaeta

Un cordial saludo amigo. Este artículo es resumen de un trabajo de análisis de mi cátedra de Derecho Ecológico.

Enrique Prieto Silva

El Arco Minero del Orinoco – -.docx

Publicado en Enrique Prieto Silva | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

ÚLTIMO LLAMADO A LAS FAN, ESPERO. Por: CA (A.R.V.) Daniel Comisso Urdaneta OPINIÓN. RECORDANDO ALTAMIRA XLIII

RECORDANDO ALTAMIRA XLIII

ÚLTIMO LLAMADO A LAS FAN, ESPERO

07 febrero 2018

En diciembre de 1998 un grupo de “venezolanos” traidores; que toda su vida operaron para entregar nuestra nación a los intereses de la revolución castrista; llegaron al poder en la República de Venezuela. Obviamente cumplieron su compromiso bastardo. Tiburón 1 y su legado el narco padrastro cucuteño, cohonestados por todos los altos mandos militares sucesivos hasta hoy, rindieron sus servicios con tal dedicación que en el presente hemos perdido la República de Venezuela y tenemos una república robolucionaria con un estado forajido, regida por una narco tiranía desconocida y condenada por el mundo libre.

Compañeros del sector institucional de las FAN, lo sumamente resumido en el párrafo anterior – pero de claro conocimiento causas y consecuencias – siempre se constituyó en la razón originaria y supraconstitucional para que las FAN de la República de Venezuela actuaran en consecuencia y no permitieran que NADA DE ESTO SUCEDIERA O, EN TODO CASO, NO CON SU COLABORACIÓN, APROBACIÓN Y MUCHO MENOS INTEGRACIÓN A FINES FATALES PARA LA VIDA DE LA PATRIA.

Nunca se trató, de que la FAN actuara contra un gobierno corrupto, no, porque para eso están los órganos del estado que deben actuar en consecuencia, no las FAN. Siempre lo he sostenido y lo sostengo. Ésta lucha siempre debió ser planteada por las FAN como la materialización de la amenaza contenida en la hipótesis de conflicto interno, establecida en el sistema de defensa nacional. Todas las calamidades vividas no son más que las consabidas consecuencias del proceso comunistoide.

Compañeros del sector institucional de las FAN y de los órganos de Seguridad Ciudadana, esta razón originaria sigue siendo la misma que les ordena actuar en contra de este régimen en desobediencia y desconocimiento de sus mandos superiores ya que éstos no representan al estado legítimo, ellos no conforman un mando legítimo, constitucional ni institucional al servicio del país y sus instituciones. Estos mandos no han cumplido con el mandato constitucional y mucho menos con el derecho primigenio e inalienable que tiene una FAN de defender la república ante todo aquello que atente hacia su destrucción, por encima de cualquier norma subalterna a la naturaleza de la propia sobrevivencia de la nación.

Compañeros del sector institucional de las FAN y de los órganos de Seguridad Ciudadana, considérense liberados de cualquier juramento, compromiso, subordinación y obediencia, hacia cualquier mando de fuerzas milicianas que los obligue mantener esta aberrante y desnaturalizada condición de inacción ante los tiranos de una república impostora con un estado forajido un régimen criminal y con jefes milicianos delincuentes que se integraron a tal ignominia, que nos degenera a las FAN y avergüenza todos los venezolanos.

Compañeros del sector institucional de las FAN y de los órganos de Seguridad Ciudadana; ya la ciudadanía ha sacrificado y sufrido demasiado, está en un estado de desasosiego, consternación e incertidumbre, que los desconsuela y confunde, que los ubica ante la aceptación de que la únicas opciones son votar o no votar, aún conscientes de que no hay condiciones para evitar el suicidio. Esta ciudadanía necesita un accionar adicional que los reactive y les insufle ese ánimo para que se una al espíritu de lucha que han mantenido hasta hoy y que requiere de esa energía que, en este momento, sólo un accionar categórico de parte de ustedes se puede lograr.

Jóvenes compañeros del sector institucional de las FAN, de los órganos de Seguridad Ciudadana; líderes políticos, empresariales, sindicales y ciudadanía en general; nos aproximamos a las efemérides de la Batalla de La Victoria, en aquel momento el Gral. J.F. Ribas arengó a sus jóvenes inexpertos e inseguros combatientes diciéndoles que no podían optar entre vencer o morir, que necesario era vencer. Pues hoy estamos ante una coyuntura parecida, no podemos optar entre actuar o no actuar, necesario es actuar!

Repito, compañeros del sector institucional de las FAN y de los órganos de Seguridad Ciudadana; necesario es actuar. Así pues, búsquense, encuéntrense, organícense, planifiquen, coordinen con los líderes de los otros sectores, coordinen apoyos internos y externos, logren una unidad identificada con la misión de recuperar la república y entonces actúen. La actuación debe tener como punto clave el evitar que el régimen logre llegar al “punto de no retorno” a su favor. Por tanto, asumiendo que ya hemos estado en la condición crítica por varios mases – años, debemos lograr el punto de inflexión y luego el quiebre definitivo del régimen.

Es posible que no sea yo el más o mejor indicado para expresarles esto pero, con toda modestia y humildad me permito hacerlo. Igualmente, ya no tiene sentido tanto secretismo. Venezuela es un caso de conflicto plenamente abierto, ya no hay secretos (sólo aquellos que tengan que ver con la verdadera voluntad, capacidad y tenacidad del pueblo y sus fuerzas para luchar).

Todo el mundo, sabe quién es quién y de qué lado están. El régimen tiene aliados de alto, medio y pequeño calibre; pero ellos luchan por sus intereses bastardos, además, los de alto calibre están algo lejos. El pueblo democrático, también tiene aliados de alto, medio y pequeño calibre; pero esta es su lucha por la recuperación de la república, además, casi todos están cercanos e identificados con la causa principal. Por tanto, compañeros del sector institucional de las FAN y de los órganos de Seguridad Ciudadana, ustedes cuentan con el apoyo total para actuar en consecuencia contra el régimen, algo que antes era casi impensable. Ciertamente, entiendo y les acepto que tengan miedo, porque el régimen ha dado demostraciones recientes de total desprecio y violencia hacia cualquier oponente, pero ese es el precio de haber esperado tanto para reaccionar. Entiendo que les ha tocado el momento más difícil, que tal vez muchos deban reforzar el espíritu combativo y la mirada de felino ante el sanguinario opresor, pues hagan el gran esfuerzo, busquen en las miradas de todos los jóvenes libertadores, en el escudo de cartón que decía “mamá me fui a marchar por Venezuela, si no regreso es porque me fui con ella”. Busquen en la mirada de sus hijos, sus conyugues, sus padres, sus amigos, de sus compañeros Oscar Pérez (qepd) y Caguaripano, búsquenla frente al espejo hasta encontrarla, una vez hallada manos a la obra.

La actuación, tal como yo la concibo, se trataría de, una vez hecho el plan, lograr un accionar simultáneo importante a nivel de las principales ciudades, en el cual se desconozca la autoridad establecida y se asuman posiciones en puntos álgidos para el régimen, obviamente éste responderá, por lo que se trataría de resistir este embate hasta lograr las reacciones de los grupos de apoyo y de la injerencia humanitaria, todo esto logrará el retorno del espíritu de lucha del pueblo y con todo ese empuje y resistencia se debería lograr el punto de inflexión, es aquí donde seguramente ya todos los apoyos hemisféricos, de toda índole, que se han solidarizado, se unirán a las fuerzas del pueblo y lograrán el quiebre definitivo y sin retorno, del régimen traidor y violador. O sea, tal vez sólo sea importante lograr resistir entre el inicio de la acción y el punto de inflexión, luego el resto se lograría con las fuerzas de apoyo internas y hemisféricas. Muchos dirán, qué fácil es decir estas cosas, difícil es hacerlas, pues lamento aceptar que eso es cierto. Pero cuando la única opción es actuar, no hay alternativa.

Estimados compañeros del sector institucional de las FAN y de los órganos de Seguridad Ciudadana; no tienen alternativa ante el compromiso con la Patria. No actuar no es opción. A esta reflexión la llamé último llamado porque si no hacen nada, no creo que haya nueva oportunidad para ello, ya que lamentablemente nos veremos en este continuo incubo, hasta que, con más sacrificio y dolor el pueblo y sus aliados logren el cambio deseado, quien sabe cuándo. En ese momento, los que no hicieron nada se verán nuevamente en el espejo y si antes veían miedo ahora verán el pavor de sentirse despreciados por ellos mismos. Pido perdón a Dios y a todos por tal expresión.

La opción es actuar por la República de Venezuela, por su futuro y el de sus hijos, que en la Nueva República de Venezuela sentirán el orgullo de ser nuevamente venezolanos.

RESPETUOSOS SALUDOS.

Daniel Comisso Urdaneta

CA (A.R.V.)

3.793.306

Publicado en Daniel Comisso Urdaneta | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario