El Adefesio a lo venezolano. Por: Richard González C @riky282 #OPINIÓN

“El Adefesio”

 

Apartando el orden cronológico de esta narrativa, y sin pretender abordar campos propios de juristas, ante los diversos acontecimientos de nuestro país, me inducen a pensar sobre la palabra: Adefesio.

La Asamblea Nacional (la legal) en el 2016, decretó la ausencia o abandono del cargo al presidente de Venezuela. El TSJ, (en el exilio) en el 2018, acordó una investigación por hechos de corrupción al señalado usurpador presidente. La Fiscal General (en el exilio) ha solicitado una serie de medidas cautelares en contra del mismo presidente. Diversos países han acordado medidas en contra de funcionarios del gobierno. Los narco sobrinos, convictos y sentenciados portando pasaportes diplomáticos en representación del estado venezolano, colocaron en evidencia a nuestro país como un estado traficante de drogas, terrorismo, lavado de dinero… y paremos de contar. Un vicepresidente que ante la declaratoria de suspensión del ejercicio del presidente, no asume su responsabilidad. Unas fuerzas armadas garantes de la soberanía y de la constitución, lejos de cumplir con su deber, se han convertido en el ala represiva aliados y pilar fundamental del régimen.

Una Asamblea Nacional (legítima) que ante la ausencia o vacío presidencial se aleja de nombrar un presidente provisional de acuerdo a la Constitución y que asume un “Mutis Silente” ante una elección ilegal y la reconoce en contraposición a la mayoría abstencionista de electores. Otros hechos, de superlativo asombro que se obvian y que no dejan de ser de relativa importancia social y política colocan en el tapete la definición etimológica de la palabra ADEFESIO que según la RAE: Despropósito, Disparate, Extravagancia.

Entre tantas aplicaciones de la referida palabra a las diferentes ramas del conocimiento, más llama la atención la que se emplea al léxico del Derecho cuando dice que una ley o decisión es un “Adefesio Jurídico” cuando utiliza términos o contenidos incompatibles e incoherentes, que violan el contenido de la Carta Magna y el estamento jurídico que de ella se deriva.

O sea, de acuerdo a lo meramente señalado y descrito en párrafos precedentes, versus el contenido de nuestro ordenamiento jurídico, estaríamos en presencia de un total ABSURDO e ILÓGICO principio conceptual de lo que es nuestra República.

Entonces, llego a una incertidumbre a sabiendas de las posiciones encontradas me hacen concluir que: “aquí como que el loco soy yo”, inmerso en un país bizarro ante una disociación cognoscitiva de la realidad y con un Adefesio Mental.

Elaborado por: Richard González C. (22-may-18)

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de: Origen de expresiones y palabras

Anuncios
Publicado en Richard González | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

VENEZUELA: “EL EMPERADOR ESTÁ DESNUDO” Por: PACIANO PADRÓN @padronpaciano #OPINIÓN

         “EL EMPERADOR ESTÁ DESNUDO”

Twitter: @padronpaciano

         Lo mejor que nos dejó este pasado domingo 20, es que ratificó claramente que Nicolás Maduro no cuenta con el respaldo popular. Quedó evidenciado que el 82,9 % de los venezolanos no acudió al llamado de la asamblea nacional constituyente y del CNE, habiéndose producido el más grande acto de rebeldía y desobediencia civil que conozcamos en nuestra historia republicana. El pueblo, al no atender el llamado del CNE, dejó solo a Maduro y demostró su rechazo al continuismo, dijo no al hambre,  a la enfermedad y a la miseria, dijo no al sometimiento de nuestro país a fuerzas internacionales nefastas. Maduro ya no engaña a nadie, “El emperador está desnudo”.

         En reciente documento, VenAmérica invita a que se escuche el silencio y se vea la dignidad del pueblo venezolano: “Maduro no fue reelecto, porque no hubo elección, hubo un acto de votación promovido por la ilegítima anc, con el único propósito de pretender darle aliento al moribundo régimen rechazado por la inmensa mayoría de los venezolanos, régimen que controlan políticamente Cuba, Irán, Rusia y Bielorrusia, la guerrilla colombiana, el terrorismo y el narcotráfico internacional”.

Gloria al bravo pueblo que en su inmensa mayoría supo decir no a las presiones y manipulaciones del poder, se lee en el documento de VenAmérica.  De tal tamaño sería la abstención, que el régimen no se atrevió a decir que había votado más de la mitad del electorado, tuvo que conformarse con elevar de 17,1 % -que es el porcentaje real de electores- a 46 %, lo que significó triplicar el número.

Los países de América y el mundo ya se han expresado de manera clara y tajante. “No reconocen la legitimidad del proceso electoral, por no cumplir con los estándares internacionales”, dijeron los países del Grupo de Lima”, el cual reiteró “su preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela, que se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos que llegan a nuestros países en difíciles condiciones”, lo que los llevó a “Convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del tema migratorio y de refugio, para intercambiar experiencias y definir los lineamientos de una respuesta integral”, así como “considerar la posibilidad de realizar contribuciones financieras a los organismos internacionales competentes, para fortalecer las capacidades institucionales de los países de la región, especialmente los países vecinos, para atender el flujo migratorio de venezolanos”.

El Grupo de Lima expresó este lunes 21, una vez más, su preocupación por la pérdida de las instituciones democráticas, el estado de derecho y la falta de garantías y libertades políticas de los ciudadanos, lo que lo llevó a decidir presentar en el marco del 48° Período de Sesiones de la Asamblea General de la OEA, una nueva resolución sobre la situación en Venezuela. Manifestaciones igualmente claras y contundentes se han recibido de Europa y otros rincones del mundo. Los Estados Unidos establecieron nuevas sanciones petroleras y financieras, y siguen estableciendo responsabilidades individualizadas en los personajes más nefastos del régimen decadente,  los que pagarán no solo con privación de su libertad, sino con el decomiso de los bienes mal habidos para que retornen al patrimonio común de los venezolanos.

En VenAmérica sabemos que Venezuela transita una hora nueva de cambio, y que el fraude brutal constituye una burla que no será perdonada. Estamos al lado del pueblo por su libertad. “Hagamos simultánea la lucha de los venezolanos unidos por su democracia, con la ayuda humanitaria internacional para librarnos de los invasores, que luego de hundirnos, pretenden matarnos las esperanzas. Estamos claros, el 20 de mayo fue el inicio de la última etapa de lucha contra esta dictadura agonizante”. “El emperador está desnudo.

PACIANO PADRÓN

Teléfonos: (0212) 482-4569 y (0414) 328-1848

E-Mail: pacianopadron@gmail.com

Publicado en Paciano Padrón | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

EXPLOTADOS Y EXPLOTADORES. Por: Luis Marín #OPINIÓN #VENEZUELA


EXPLOTADOS Y EXPLOTADORES
Uno de los ritornelos más repetidos que debemos al marxismo es la creencia enfermiza en que quien trabaja para otro es explotado como quien contrata es, en consecuencia, explotador. Esta obsesión, no obstante ser tan ostensiblemente falsa, conserva una extraordinaria persistencia y permea la mentalidad común como ninguna otra.Marx hizo un enorme esfuerzo teórico para darle una fundamentación “científica” a un prejuicio rancio, porque de siempre se cree que la riqueza de unos, siempre pocos, proviene del empobrecimiento de otros, siempre muchos.

La cuestión es que nadie explica cómo es esto posible, cómo es que funcionan esos vasos comunicantes que trasiegan la riqueza de los muchos empobrecidos a los pocos enriquecidos, sin entrar todavía a considerar cómo es que aquellos, siendo tantos pero no tontos, permiten que estos pocos los esquilmen flagrantemente.

Marx se propone dar esta explicación, sin que haya ninguna malicia ni trampa de por medio, con el simple funcionamiento de la economía, partiendo de la teoría del valor trabajo para culminar en la plusvalía, el excedente de trabajo que se apropia el capitalista sin remunerarlo al trabajador.

Sería demasiado arduo desgranar todo el complejo mecanismo que desarrolla en su intento de dar esta prometida explicación a un asunto aparentemente tan simple pero fundamental, lo que equivaldría a hacer la radiografía del sistema capitalista, no obstante, hay algunas observaciones que son inevitables.

La teoría de la explotación fue refutada aún en vida del autor, incluso hay evidencias de que se sintió insatisfecho por la acogida del primer tomo de El Capital, al punto de que fue el único que publicó, a pesar de contar con tiempo suficiente para completar los tres tomos hoy conocidos, que fueron obra de sus sucesores.

Es fama que le envió un ejemplar a Charles Darwin para recoger sus impresiones, pero éste respondió sin haberlo leído disculpándose por no tener el menor conocimiento de economía política; así que no es cierto que este Carlos descubriera las leyes del desarrollo de la historia humana como el primero las leyes del desarrollo de la naturaleza orgánica, como proclamó Engels en su discurso funerario.

Los que sí tenían conocimiento de economía política refutaron la teoría del valor trabajo cuyo compendio resumió, por ejemplo, Eugen von Böhm-Bawerk de manera concluyente; sin embargo esta teoría conserva cierta persistencia en el discurso político, aunque ya ningún economista serio la defienda.

Su punto de partida es la evaluación de las mercancías que son producto del trabajo para concluir que su único común denominador, prescindiendo del valor de uso y demás rasgos, es el trabajo necesario para producirlas, o sea, que pone en el pumpá sólo productos del trabajo y luego descubre, con cierta sorpresa, que todos son productos del trabajo.

Con habilidad de prestidigitador pasa de la consideración de la cantidad de trabajo al tiempo de trabajo; pero como no se le escapa que ningún trabajador es igual a otro concluye en una proporción del trabajo medio socialmente necesario para producirlas, es decir, una fantasmagoría, el trabajo abstracto.

Los economistas hacen caer esta teoría por su base demostrando que sólo considera bienes que calzan con sus propósitos previos, sin considerar otros de la naturaleza, que valen por su rareza, hallazgos, tesoros, vetas minerales, valores subjetivos, sentimentales, intangibles, basados en la demanda, necesidad apremiante, calidad, distancia, tiempo, el añejamiento que da valor al whisky, variación de valor de idénticas mercancías según la temporada, la oportunidad, escasez, en fin, factores tan variables como los apetitos humanos.

Subestima el trabajo de empresarios, inventores, gerentes, profesionales, administradores, oficinistas en general y sólo considera como fuente de valor el trabajo de los obreros que, aun en el contexto de su teoría, serían los que menos añadirían valor al producto final. No explica el valor extraordinario del trabajo de artistas, opiniones autorizadas, patentes, firmas, marcas, apreciadas estrictamente por su prestigio.

No hay que limitarse al trabajo humano porque la naturaleza también trabaja para el hombre, como el viento y el agua mueven el molino, antaño las bestias de carga hoy las máquinas trabajan igualmente, añaden valor pero no puede imputárseles ninguna plusvalía, ni tienen que ver con tiempo de trabajo no remunerado y producen la mayor parte de los beneficios.

¿Y cómo explica su miseria, en particular? Se define a sí mismo “tan pobre como una rata de iglesia”; pero él no estaba siendo explotado por nadie, de manera que su pobreza no era consecuencia de la opulencia de otro. Ni explica la pobreza en general, sólo aquella que se deriva de ciertas relaciones de producción; pero en la selva amazónica y la cordillera andina abundan poblaciones pobrísimas sin que hayan sido tocadas por el capitalismo.

Los intelectuales latinoamericanos repiten con toda naturalidad que los aborígenes y los esclavos traídos de África fueron explotados por los colonizadores, como si los seres humanos fueran minas o pozos de petróleo, eso explicaría su miseria de entonces e incluso la actual; pero la verdad es que fueron pobres desde siempre, porque la pobreza es natural, no hay que producirla, lo que hay que producir es la riqueza, que requiere esfuerzo, ahorro, conocimiento.

Así que la conexión entre la riqueza de unos y la pobreza de otros es artificial y arbitraria. Una o varias personas pobres que trabajen para otra no pueden darle lo que no tienen, puesto que no poseen riquezas no son despojados de nada, como pretenden los comunistas, que parecen partir de un mundo ilusorio donde todos eran igualmente ricos hasta que llegan unos pocos y despojan a los demás de lo que les correspondería por no se sabe qué derecho.

La verdad es que todos se benefician del trabajo propio y colectivo, puesto que reciben alguna remuneración, aprenden artes y oficios, adquieren disciplina y una cultura que de otra manera no obtendrían. Es evidente que los trabajadores que tienen empleo mejoran su situación y la de sus familias, por este motivo el desempleo representa para ellos la expectativa más amenazante, no la “explotación”.

Si la teoría de la explotación todavía sobrevive en el lenguaje común es por su utilización en el discurso político, porque conserva cierta eficacia emocional, pero no porque alguien crea sinceramente en ella. De hecho, es perfectamente contradictoria con la política de la socialdemocracia que ofrece “pleno empleo” como oferta electoral y principal política pública de atención a sus gremios y sindicatos. Si realmente creyeran en esta teoría podrían traducirla como política de “plena explotación”.

Los comunistas en Venezuela decretaron la inamovilidad laboral absoluta por debajo de ciertos niveles salariales, lo que equivale a decir que prohíbe a los capitalistas emancipar a sus trabajadores y les obligan a explotarlos, aunque no quieran.

La teoría de la explotación es una deplorable impostura que hoy sólo sirve como coartada para la demagogia.

Luis Marín

20-05-18

Publicado en LUIS MARIN | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

¿Quién resolverá los problemas? Por: Eddie A. Ramírez S. #OPINIÓN

¿Quién resolverá los problemas?

Eddie A. Ramírez S.

Venezuela colapsó.¿ Quién podrá reconstruir lo que destruyeron los descendientes de Atila, el huno, y de Genserico, el vándalo ? No se trata de hiperbolizar la catástrofe. Casi todas las dictaduras han exhibido algunos logros. La de Maduro solo arrasó con lo existente. Un nuevo gobierno tendrá una labor ciclópea. No podrá poner parches, sino iniciar de cero. Su equipo tendrá que ser conocedor del tema específico que corresponda, además de novedoso, apartado de viejos paradigmas y dispuesto a enfrentar críticas severas y resistencia por parte de las viudas del presente e incluso de algunas del pasado.

El primer reto será inspirar confianza, disminuir la inflación y lograr la paz laboral. Esto último será complejo, ya que los trabajadores de todos los sectores reclamarán aumentos para poder subsistir. Será difícil evitar las protestas, las cuales serán aupadas por los rojos. Además, ¿ cómo reaccionarán muchos trabajadores del sector público que tendrán que ser despedidos porque están en exceso o no tienen las calificaciones mínimas ? ¿Cómo impedir que las protestas se vuelvan violentas, sin recurrir al uso excesivo de la fuerza y en la repudiable violación de los derechos humanos?

Las empresas del Estado están quebradas. Será difícil enderezar las otrora grandes empresas del petróleo, hierro, aluminio , petroquímica y energía eléctrica. Es inevitable discutir cómo se pueden recuperar. Hay dos opciones: 1- Mediante un cambio de gerencia, disminución del número de trabajadores e inyección de recursos financieros para darles mantenimiento, modernizarlas y aumentar la producción. En este caso, el nuevo gobierno tendría que endeudarse o sacrificar recursos que deberían ser destinados a educación, salud y servicios básicos. Esta opción tiene el riesgo de que otro gobierno las vuelva a utilizar como instrumento de proselitismo político. 2- Mediante su privatización, para lo cual habrá que vencer la resistencia interna de los trabajadores y de parte del sector político que todavía piensa que lo privado es pecado.

En los casos de la industria petrolera y de la petroquímica hay la ventaja de que existen empresas mixtas, por lo que el proceso de recuperación se debe facilitar. Es inevitable que el Estado venda sus acciones a los socios existentes y permita la creación de otras empresas privadas. Ello sería lo menos traumático y permitiría aumentar la producción y productividad con relativa rapidez. Debemos recalcar que la privatización nunca fue planteada en el pasado, ni es lo que particularmente hubiésemos deseado. La misma es el resultado de la injerencia política en el manejo del negocio.

En el caso petrolero, sería deseable que regresaran las empresas Exxon- Mobil y Conoco-Phillips, las cuales tienen tecnología, recursos humanos y músculo financiero. No será fácil convencerlas y previamente habrá que solventar las demandas. Los rojos

no aceptan que quien debe tiene que pagar. Cometieron la estulticia e irresponsabilidad de violar lo acordado y ahora enfrentan consecuencias no deseables.

La agricultura debe ser prioritaria. El medio rural está devastado. Muchos han abandonado el campo por estar azotados por la delincuencia y las invasiones. Hay que ofrecer seguridad personal y jurídica, además de precios justos. Será necesario brindarle gran apoyo a los centros de investigación y de asistencia técnica. Igualmente se debe proceder con el sector industrial. El turístico deberá esperar hasta mejorar la seguridad.

Para que la recuperación sea sustentable hay que apuntalar a nuestras universidades, las cuales han sido maltratadas exprofeso. Hay que evaluar la calidad académica de las universidades no autónomas y aceptar que no es la masificación, sino la calidad de los graduados, la que nos permitirá ser competitivos. Hoy, los profesionales de la diáspora son reconocidos, pero nuestros recursos humanos se deteriorarán si no hay mayor apoyo a la educación preescolar, básica, diversificada, técnica y universitaria.

Falcón no podrá vencer el ventajismo y las trampas de la narcodictadura, tampoco convencerá a millones de votantes de que participen en la farsa de este domingo. Votar es el peor error que se puede cometer. Falcón puede ser un factor importante si se retira. De no hacerlo prolongará la estada de Maduro en MIraflores, ya que contribuirá a que la abstención no sea tan contundente y que el CNE asigne impúdicamente los votos. No queda otra que profundizar la crisis para salir de Maduro. Posteriormente, la resolución de los múltiples problemas tomará tiempo y solo se logrará si se firma un acuerdo político que incluya a disidentes del régimen que no sean corruptos, ni violadores de derechos humanos.

Como (había) en botica: Según memorando que circula, Amalio Domínguez, gerente de recursos humanos de la División Boyacá de Pdvsa, ordenó a los trabajadores votar por el “proceso revolucionario”. El paramilitar Freddy Bernal y el alcalde de Rubio Ángel Márquez deben ser investigados por el asesinato por la policía nacional del ganadero Manuel Tarazona en Táchira. Felicitaciones a Rafael Cadenas por el premio Reina Sofía de poesía.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 15/05/18. Noticiero Digital, Runrunes y Diagaloahi digital

Publicado en EDIEE RAMIREZ | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

BICENTENARIO DE MARX. Por: Luis Marín

BICENTENARIO DE MARX

El 5 de mayo se conmemora el bicentenario del natalicio de Karl Marx, una celebración extrañamente global. Su pensamiento ostenta la hegemonía en Latinoamérica desde el Río Bravo hasta la Tierra del Fuego y lo más sorprendente es que su ascenso coincide con el derrumbe del socialismo real como movimiento político e ideológico en Europa.

Sería extraordinariamente arduo y probablemente imposible hacer una lista país por país de todos los partidos políticos, sindicatos, movimientos sociales y otras organizaciones, incluso guerrilleras, cuya base ideológica es el marxismo, en sus incontables variantes: castristas, guevaristas, sandinistas, camilistas, senderistas, maoístas, trotskistas, estalinistas, leninistas, socialdemócratas en general.

Numerosos gobiernos son de esa tendencia: Cuba, Nicaragua, El Salvador, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Venezuela, alternativamente Chile, Perú; son oposición principal en México, Colombia, Honduras y en todos los demás países, desde la minúscula Grenada hasta el gigantesco Brasil, tienen influencia determinante.

Si hubiera un debate ideológico realmente importante para el siglo XXI en Latinoamérica éste tendría que librarse contra el marxismo, que acapara el ámbito de la cultura y el lenguaje, no sólo en universidades y espacios académicos sino en los medios de comunicación impresos y audiovisuales, en novelas, poemas, canciones, películas, teatro, en fin, todas las artes.

Esta situación es producto de la actividad consciente y deliberada de los intelectuales comunistas y aliados que han luchado tenazmente por conquistar esa hegemonía cultural como paso previo a la conquista del poder político, inspirados en la concepción estratégica de Antonio Gramsci.

Así que es conveniente identificar algunos de los tópicos del marxismo que hoy pasan como moneda corriente en el lenguaje cotidiano como si fueran verdades indiscutibles, para intentar una crítica sistemática, lo que exige algunos capítulos sucesivos.

Esto sería, como diría el propio Marx, “un ajuste de cuentas” con el marxismo cotidiano que nos ha acompañado toda la vida, desde que tenemos uso de razón y entramos en el mundo del lenguaje y la comunicación en el ámbito latinoamericano o hispanohablante, que trasciende los límites de este subcontinente.

CLASISMO Y RACISMO.

Racismo y clasismo no son lo mismo, uno pone su fe en la potencia impulsora de la Naturaleza, el otro en la Historia; ambos diluyen al individuo realmente existente en categorías generales y abstractas, sea la raza o la clase, que en realidad no existen.

La sociedad no se divide en clases, como proclama Marx en su Manifiesto Comunista, ni tampoco en razas y hay algo inhumano en pretenderlo; pero mientras el racismo es repudiado, al menos en público, y las supuestas ciencias raciales rebajadas a la categoría de pseudociencias, no ocurre lo mismo con el clasismo, que ventilan con orgullo quienes lo profesan y no ha sido proscrito en ninguna parte aunque es tanto o más destructivo.

La observación de clases en los estudios sociales, como ocurre en la aún más ostensible observación de razas, es un típico ejemplo de hipostatización, esto es, la proyección en la realidad de ideas preconcebidas.

Marx puede disculparse alegando que no descubrió la división de la sociedad en clases, ni siquiera el hecho de que lucharan entre sí; el descubrimiento que se arroga es que esta lucha culminaría con el triunfo definitivo del proletariado, el establecimiento de su dictadura y el fin de la sociedad de clases, algo que no pocos interpretan como el Fin de la Historia.

Si el motor que mueve el desenvolvimiento de la sociedad por las diversas etapas de su desarrollo es la lucha de clases, no se ve cómo podría ésta moverse una vez abolidas las clases y el Estado se haya extinguido para ser sustituido por una suerte de administrador de los bienes comunes de toda la humanidad. El resultado sería de un fatal estancamiento.

Pero las inconsistencias de esta concepción de la sociedad, la haya o no inventado Marx, son muy anteriores al triunfo del proletariado y la autoabolición de su razón de ser, lo cual es de por sí contradictorio, y se encuentran en su definición misma, de qué sea una clase social, cómo se entra en ella, si se puede salir y las características que se le atribuyen.

No en balde Marx nunca hizo una teoría de las clases sociales sino que las dio por descontadas esbozando generalidades como ser propietario o no de medios de producción y vivir del trabajo propio o ajeno.

No se sabe cómo se ingresa en una clase social, que no debe ser sólo en virtud de un contrato de trabajo, que le daría un carácter estrictamente jurídico a la condición de clase y podría romperse con el contrato mismo, ni otorgaría las características intrínsecas atribuidas a la condición de clase del trabajador asalariado, como la conciencia de clase, por ejemplo.

Tampoco puede ser por matrimonio o nacimiento, vínculos jurídico y natural, aunque la condición de “proletario” abarca al trabajador asalariado y a su familia, de hecho, el mismo adjetivo es desafortunado porque habrá trabajadores solteros, sin hijos, así que la prole no tiene ningún carácter definidor, como el no tener nada que perder “salvo las cadenas” no es otra cosa que una metáfora exagerada.

En Venezuela la condición de “obrero” no cambia aunque quien la tiene sea parlamentario, canciller o presidente de la república, de manera que no tiene nada que ver con las relaciones de producción ni con el hecho de devengar un “salario” sino que es inmanente a la persona, como la raza.

“El nivel mínimo de salario, y el único necesario, es lo requerido para mantener al obrero durante el trabajo y para que él pueda alimentar a su familia y no se extinga la raza de los obreros”, dice Marx en los Manuscritos Económico-filosóficos de 1844.

Los seres humanos no se dejan clasificar pasivamente, no son elementos químicos o físicos inconscientes, sino que pueden darse cuenta de donde los han puesto y tratar de cambiar esa posición, no solo en sentido positivo, de superación, sino al contrario: la mayoría de los adalides del proletariado son en realidad nobles, “buenos burgueses”, profesionales universitarios, que no se sabe el porqué traicionarían a su clase de origen.

Ningún partido comunista es ni ha sido nunca “obrero” más allá de la autodefinición programática, no son partidos de clase, ni la clase organizada en partido.

Lo más chocante de esta teoría es la consideración de las clases como potencias históricas, antropomórficas, con voluntad, consciencia e intereses propios, diferentes y superiores a cualquiera de los de sus miembros individualmente considerados. Esta sola observación convierte esta teoría en una mistificación, en una creencia en fuerzas incontrolables que trascienden la capacidad de los hombres y son independientes de su voluntad, propósitos e intenciones.

Quizás en el siglo XX fue una oposición plausible a las teorías racistas del nacional socialismo que les disputaban el terreno político e ideológico; pero aunque el PSD Alemán repudió la lucha de clases como táctica política desde sus primeras décadas, al contrario, los PC aún la siguen utilizando y ciertos PSD de Latinoamérica echan mano de ella con deliberado oportunismo político.

La Carta de la ONU en sus artículos 1-3; 13 b); 55 c) y 76 c) consagra los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de todos, sin distinciones de raza, sexo, idioma y religión, sin mencionar la clase o condición social. Esto se explicaría porque al menos dos potencias de su Consejo de Seguridad se organizaban a partir de una concepción clasista; pero ahora que la URSS desapareció y China abandonó la dictadura del proletariado, sería su oportunidad de ponerse al día con la Humanidad.

Considerando que la teoría de clases es filosóficamente inconsistente, lógicamente falsa, políticamente manipuladora, históricamente destructiva y moralmente repugnante, debería ser también jurídicamente punible.

Luis Marín

05-05-18

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de Wikipedia

Publicado en LUIS MARIN | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

Hambre de libertad. Por: Pablo Aure @pabloaure ¡Hasta cuándo! #OPINIÓN

¡Hasta cuándo! 

Hambre de libertad 

@pabloaure

¿Alguien por acá siente ambiente electoral? No ¿verdad? Porque no son elecciones, por eso no tiene ninguna importancia hablar de lo que ocurrirá el 20 de mayo. Ese tema de la farsa electoral es insignificante para lo que ahorita está ocurriendo en las calles, en los hogares, en las escuelas, en las universidades, en los hospitales y en los cuarteles de Venezuela. Hay hambre: ¡de comida, de salud y de libertad!

El descontento no se calmará con nada, lo único que aliviará la molestia general es la salida del causante de esta mega tragedia nacional. Podrán presentarse los candidatos que quieran, inclusive, posponer la fecha del fraude, inscribirse nuevos rostros identificados con la oposición, conceder uno o dos rectores del CNE, eliminar ese parapeto de la asamblea nacional constituyente. O sea, ya no hay manera de evitar el desalojo de Nicolás Maduro y de todos sus colaboradores. El desespero por salir del régimen se ha convertido en un sentimiento colectivo. Repito: no importa si se produce o no, eso que han pretendido denominar elecciones presidenciales. El desenlace está cantado y será pronto.

La complicidad podrida

Por otra parte, el papel de Bertucci o de Falcón tampoco tiene importancia porque ellos están jugando en el mismo tablero de la tiranía y correrán con la misma suerte.

Saben muy bien lo que están haciendo y desde luego, no les sorprenderá lo que pueda ocurrir antes, durante o después del 20 de mayo. Su triste complicidad le llegó tarde al régimen, pues nació podrida, ya nadie o solo muy pocos se comen sus cuentos.

Mensaje directo y claro

Para los que dicen que la Comunidad Internacional no hace nada, les tengo que informar que en este caso, están equivocados.

Los reiterados anuncios sobre el desconocimiento de la asamblea nacional constituyente y al supuesto proceso electoral tienen una clara intención. Al igual que las insinuaciones a los militares venezolanos por parte del Departamento de Estado de los EEUU. Muchas coincidencias. Nicolás Maduro en el poder tiene sus días contados, y lo que ahora se negocia no son las condiciones de las elecciones sino las de la salida de Nicolás quien se ha transformado en un pesado “bacalao” imposible de soportar. Si literalmente no se rinde, pues entonces lo más probable es que sea depuesto por sus propios “camaradas” quienes le dirán: “mi Comandante en Jefe, lo acompañamos hasta el hoyo, pero no daremos un paso al frente porque no nos enterraremos con usted”

El solo hecho de que la Comunidad Internacional reconozca las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio ya es suficiente para imaginar que si esta gente no sale de Miraflores por “las buenas”, lo sacarán “por las malas”. No es casual que EEUU, los países vecinos y hasta los de otro continente expresen su rechazo a lo que ocurre en el país. ¿Será que habrá que ser un iluminado para darse cuenta de lo que viene? Me late que ya la señal está dada, y solo es cuestión de semanas -o de días- para comenzar el desocupación y en consecuencia la transición.

Raspando la olla

El régimen está estirando la arruga hasta donde pueda, en el ínterin echando mano a todo lo que se le atreviese. Banesco y BOD claros ejemplos del raspado de olla. Los mismos bancos de los que bastante se sirvieron para realizar sus jugosas negociaciones. No piensen que la intervención de esas entidades bancarias es para distraer la atención de las decisiones del TSJ. No, nada de eso. Lo hicieron porque esas operaciones también forman parte de las negociaciones para la salida del régimen. Los camaradas dirán: “mientras más tengo, lógicamente más puedo pedir a cambio de la entrega de Maduro” Definitivamente: son unos bichitos.

La Comunidad Internacional sabe muy bien que se enfrenta a criminales sin escrúpulos. Para los gringos no es novedosa esta manera de negociar. Ellos conocen ese estilo de juego y cuando se proponen algo, la historia ha demostrado que siempre lo consiguen sin importar la manera de negociar ni el valor que tengan que pagar. Ellos están interesados en despejar a Venezuela de sus enemigos y tengan la seguridad que lo lograrán.

Los acontecimientos están en pleno desarrollo.

Pablo Aure

Publicado en Pablo Aure | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

¿Regresar a Venezuela? Por: Eddie A. Ramírez S. #Opinión

¿ Regresar a Venezuela?

Eddie A. Ramírez S.

Ulises venció múltiples obstáculos para regresar a su Ítaca, donde lo esperaban Penélope, sus tierras y su perro ¿Querrán regresar al país los millones de venezolanos que tuvieron que huir, unos por la persecución política, otros por el acoso del hampa incentivada por el régimen o por la ineptitud y corrupción del mismo, que ha ocasionado escasez de empleo, de medicinas, comida, repuestos, agua y energía eléctrica? Unos han sido exitosos en el exterior, después de comerse las verdes. Otros no tanto, pero sienten que están mejor que en su destruido país y aspiran a mejorar gradualmente.

Quienes tuvieron que buscar refugio en otros lares en tiempos de Guzmán Blanco, aspiraban regresar porque el autócrata había realizado obras, al menos en Caracas, que hacía atractivo el retorno. Por ello, leemos con emoción la “Vuelta a la Patria” de Pérez Bonalde, quien retornó pese a tener éxito en Europa. ¿Estarán algunos ansiosos de instar al postillón a “agitar el látigo”para apresurar la llegada, como narra el bardo?

Juan Vicente Gómez obligó a muchos a irse al exilio. Todos ellos estaban ansiosos de regresar después de la muerte del dictador. Estaban enterados de que se habían construido numerosas carreteras que comunicaban todo el país y que un nuevo maná, llamado petróleo, permitía un crecimiento acelerado.

El dictador Pérez Jiménez exilió a muchos venezolanos. Todos regresaron, no solo porque había vuelto a florecer la democracia, sino porque el oro negro había proporcionado un crecimiento vertiginoso. Venezuela se constituyó en el Dorado para millones de inmigrantes, los cuales dieron un impulso importante a nuestro país. Una excelente amiga, gran luchadora, cuenta que en esa época su padre vasco se vino a explorar aquí la posibilidad de una nueva vida y, a los pocos días, escribió a su familia que se viniera lo antes posible ya que “esto es un paraíso”.

Hasta mitad de la década de los setenta fuimos un polo de atracción. Los grandes errores cometidos en la política económica y la mentalidad rentista de los venezolanos propiciaron el declive. Se impuso la molicie sobre el hábito del trabajo. La sobrevaluación del bolívar permitió darnos lujos no acordes con nuestra baja productividad. Los proyectos de la Gran Venezuela de Carlos Andrés se basaron en la premisa de que el precio del petróleo aumentaría indefinidamente y por ello era conveniente endeudarse. Es decir, el mismo pensamiento de Chávez, quien predicaba que el precio llegaría a doscientos dólares el barril.

Como el crecimiento planteado no era sustentable, empezaron a quebrar empresas que no tenían ventajas comparativas, ni competitivas. Ante el aumento de la población y de

las necesidades, el ingreso petrolero ya no alcanzó para satisfacer los requerimientos. Se incrementó la pobreza. Se acabó la “ilusión de armonía”, como advirtieron Naím y Piñango.

Con el ascenso al poder de una cuerda de resentidos, ineptos y corruptos, que todavía no digieren la caída del Muro de Berlín, ni la apertura capitalista de Rusia y China, el país entró en una espiral de deterioro. Quebraron todas las empresas del Estado, inclusive la gallina de los huevos de oro, debilitaron al sector privado y lograron establecer una dictadura totalitaria ligada al narcotráfico y al terrorismo islámico. Como consecuencia, se ha producido una diáspora nunca vista en nuestro país. Inicialmente, por persecución política, se tuvieron que ir los petroleros. Poco a poco empezaron a emigrar médicos, profesores y otros profesionales. Ahora se están yendo plomeros, electricistas, carpinteros y cualquiera que tenga la posibilidad, inclusive algunos malandros.

¿Será posible recuperar a Venezuela y que al menos parte de esa diáspora regrese? Creemos que sí. Una vez que hayamos salido de este régimen por la vía que sea, pero será necesario que la mayoría de nuestros políticos cambien de mentalidad. Que tengan el coraje de reconocer que el Estado es un fracaso como administrador de empresas y que el sector privado no es mandinga. Es decir, tendrán que privatizar todas las empresas, además de disminuir drásticamente el número de empleados de la administración pública. Aceptar el ingreso de inversión privada, solicitar nuevos préstamos, dar prioridad a la agricultura y a la pequeña y mediana industria. Mejorar la seguridad personal y jurídica. Castigar la corrupción. Crear confianza y sincerar la economía.

Los ciudadanos de a pie deben aceptar que es necesario trabajar muy duro, que deben exigir derechos, pero también cumplir deberes. Que ya no hay campo para la “viveza”criolla. Maduro, corresponsable de la emigración, ahora ofrece un programa que llamó “Vuelta a Venezuela”. Desde luego que mientras él y su pandilla sigan en el poder nadie regresará. Una vez que salga, sí será posible recuperar a Venezuela. No será fácil y requerirá mucho tiempo, pero se pueden crear las condiciones para propiciar el regreso a Ítaca.

Como (había ) en botica: Venezuel debe pagarle a la petrolera Conoco-Phillips algo más de dos mil millones de dólares. No solo perdimos innecesariamente esa suma, sino también a un buen socio y todavía está pendiente otro arbitraje. Repudiamos las torturas y encarcelamiento a Vasco Da Costa ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 01/05/18 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Publicado en EDIEE RAMIREZ | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario