El Corneta de Guardia. Por: Richard González Remembranzas ESCUVAL. El reloj de los Cadetes.

Remembranzas ESCUVAL

El Corneta de Guardia

La referencia que trato en esta oportunidad, es de obligada remembranza en virtud a que; independientemente del Cadete Naval que desempeñara esta noble función por aquellos años de 1966, dejaron per se, recuerdos agradables y en otros casos, todo lo contrario, a los que tuvimos la dicha de experimentar esos momentos y en especial el recuerdo relativo al afianzamiento de nuestro juramento ante la patria. Y así, sigue siendo… El toque de corneta permanece en nosotros.
El sonido de ese mágico instrumento, históricamente ha significado el llamado general a algo que debe cumplir una agrupación con dedicación, esmero y honor, cuya melodía te indicaba previa rutina o indicaciones ya aprendidas, la acción a tomar a ese llamado con su correspondiente preventivo y ejecutivo y que en algunos casos, eran y son actualmente, meramente recordatorios o memoriales.
Más de cincuenta años y nunca olvidaremos esas notas. Como si hubiese sido ayer. Todas nuestras horas estaban signadas por el sonido de la corneta.Tales melodías siguen siendo un mágico reflejo acústico y conjuntamente por asociación, nos viene a la mente, la imagen del Corneta de Guardia.
Durante su desempeño, el cadete que cumplía esa misión, estaba exento de castigos disciplinarios, en teoría, y en las noches era el sonido más agradable que teníamos: “El Toque del Silencio” que anunciaba apagado de luces y dormir no sin antes recordarnos el juramento. Si llegaba a desafinar, era casi seguro que de algún sollado se escuchara el grito de un superior en voz alta y ordenando: Corneta de Guardia… acá. El resto, ya uno se lo imaginaba.
La mañana siguiente, el toque de diana era; el mal querido sonido que interrumpía sueños fantasiosos y más de uno deseando se hubiese quedado dormido aunque sea por cinco minutos, pero no era así. El Corneta de Guardia, que tenga conocimiento, nunca llegaba retardado.
Fue más de un cadete que después del preventivo de llamado a formación, y a la vista del batallón a la carrera mar, atravesaba la cubierta principal retardado, clamando piedad para que el corneta considerara el esfuerzo, diera tiempo y llegara a formación. Pero igualmente, no era así. El toque de ejecutivo era exacto so pena de castigo. Ese toque ejecutivo marcaba la sentencia. Tuve esa vivencia en más de una oportunidad de llegar retardado a formación. Los castigos, no faltaron ya que eran correctivos dentro de nuestra disciplina.
Durante el desempeño diario de la rutina, no se puede negar el alivio o despreocupación de los cadetes por estar pendientes de la hora ya que el Corneta de Guardia se encargaba de eso, que imagino, no despegaba la vista del reloj y de la rutina del día. Su mente o concentración no le daba para otra cosa. Un error y lo pagaba bien caro. Su responsabilidad era única.
Destaco de forma deferente al Toque de Oración, por ser el más significativo para los que tuvimos la dicha de ser envueltos en ese manto misterioso de melodías y que de una u otra forma, nos hace recordar el donde nos formamos y el para qué, consagrado en un juramento por la patria y el honor a los que se consagraron por ella. Venezuela. Es una composición musical que todo corneta debe dominar.
Para finalizar, si de algo estoy seguro, es que son muchas las personas que pudieran tocar ese instrumento, pero pongo en duda que muchas de ellas, pudieran fungir como el Corneta de Guardia.
Richard González (con mis botas puestas)

REMISIÓN:
De: Richard G. 350richard@gmail.com

Date: mar., 11 de jun. de 2019 a la(s) 14:08
Subject: Fwd: El reloj de los Cadetes.

Anuncios
Publicado en Richard González | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Las transiciones en Venezuela. Por: Eddie A. Ramírez S.

<a

Las transiciones en Venezuela. Por Eddie A. Ramírez S.

Para efectos de este artículo entendemos por transición un período relativamente corto, posterior a gobiernos democráticos o dictatoriales, con un poder Ejecutivo de facto. Concretamente nos referiremos a las siguientes: 1- Junta Revolucionaria de Gobierno del 18 de octubre de 1945 a febrero de 1948. 2- Junta Militar del 24 de noviembre de 1948 a diciembre de 1952. 3- Junta Cívico Militar del 23 de enero 1958 al 13 de febrero de 1959 . 4- La presidida por Ramón J. Velásquez, del 5 de junio de 1993 al 2 de febrero de 1994. 5- La iniciada este año presidida por Guaidó, con las restricciones conocidas.

1- La transición producto de la llamada Revolución de Octubre fue presidida por Rómulo Betancourt, con participación de otros tres militantes de Acción Democrática, un independiente pro adeco y dos militares. Sus principales logros fueron establecer el voto universal y directo, y dejar sentado que las petroleras debían aportar al Estado el 50% de sus ganancias. Aplicaron la polémica política de no más concesiones para explorar petróleo, lo cual hoy muchos consideran que fue un error. Años después, miembros de AD reconocieron que fue un período de mucho sectarismo, incluyendo enfrentamientos con la Iglesia. Otro error fue aplicar medidas retaliatorias injustas en contra de algunas personalidades del medinismo. Todo ello fue caldo de cultivo para el injustificable golpe militar de noviembre de 1948. Hay que reconocer el desprendimiento de Betancourt al no aceptar ser candidato presidencial en 1947. Fue una transición con aspectos positivos y negativos.

2- La transición iniciada en 1948 puede dividirse en dos etapas. La primera, desde esa fecha hasta el asesinato de Carlos Delgado Chalbaud en noviembre de 1950, período autoritario sin muchas persecuciones políticas. Posteriormente asumió la presidencia de la Junta el abogado Germán Suárez Flamerich quien, incomprensiblemente, se prestó para sustituir a Delgado. Este período fue puente para que Pérez Jiménez fuese designado en 1953 presidente “constitucional”, por un Congreso fraudulento. Fue una transición injustificable.

3- El 23 de enero de 1958 se produjo la tercera transición a raíz de la huída de Pérez Jiménez por perder el apoyo de los militares debido al descontento popular.Después de algunos cambios, la Junta Cívico-Militar quedó integrada por tres militares y dos civiles. La presidió el contralmirante Wolfang Larrazábal. Esta transición estableció el llamado Plan de Emergencia, criticado por muchos. Durante este período hubo varias crisis por el descontento de los militares. A Larrazábal se le criticó por ser populista, quizá porque quería ser candidato en las próximas elecciones, lo cual logró con el apoyo de URD y Partido Comunista. También se le criticó por entregar armas a civiles, principalmente de extrema izquierda, punto que poco se menciona. Larrazábal renunció para ser candidato presidencial., siendo sustituido por Edgar Sanabria, quien elevó los impuestos a las petroleras. Fue una transición que permitió que regresara la democracia.

4- El periodista e historiador Ramón J. Velásquez fue designado presidente encargado cuando el Congreso, el Fiscal General y el TSJ defenestraron a Carlos Andrés Pérez, en 1993. Velásquez evitó que hubiese otro intento de insurrección militar y permitió la elección de Rafael Caldera por segunda vez. Fue una transición sin pena , ni gloria. Quizá solo se recuerda por el indulto presidencial al narcotraficante Larry Tovar, del cual el doctor Velásquez no fue responsable.

5- Ahora hay una transición sui generis encabezada por el ingeniero Guaidó, quien asumió la presidencia interina acatando la Constitución, pero sin poder ejercerla como corresponde debido al soporte de la Fuerza Armada al usurpador Maduro. Desearíamos que logre ejercer efectivamente la transición. De concretarse, sin duda será un período difícil, ya que los rojos destruyeron las instituciones, el aparato productivo, los servicios públicos y empobrecieron la población. Esta tiene grandes expectativas de que un cambio de gobierno solucionará los problemas a corto plazo, lo cual no pareciera posible. Si los ciudadanos perciben que la transición no logra resultados tangibles, el riesgo en la próxima elección puede ser alto.

La posición de la Fuerza Armada dificulta visualizar el futuro. Por ahora, no hay duda de que Guaidó es el dirigente que aglutina a la mayoría. Los demás tienen poca aceptación en las encuestas. Quizá no sea políticamente correcto plantear hoy que, en una negociación bien manejada, podría obviarse la transición y acordar la realización de elecciones transparentes. Para ello hay que ofrecer al electorado y al mundo un equipo de gobierno que inspire confianza, por competente y libre de sectarismo. La dirigencia debe evaluar esta opción.

Como (había) en botica: Los argumentos esgrimidos por algunos para descalificar a Noruega como facilitadora no son válidos. La demanda en contra de La Patilla es otro acto de cobardía de Diosdado y de los tribunales mal llamados de justicia. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez Runrunes, Noticiero Digital y Digaloahi digital

11 jun. 2019 05:07
Publicado en EDIEE RAMIREZ | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

EL TIEMPO QUE NO TENEMOS. Por: Robert Gilles Redondo

EL TIEMPO QUE NO TENEMOS

Kairós tou poiesai a Kyrio

El epígrafe que antecede esta reflexión -«Es tiempo [kairós] para que el Señor actúe»- es la frase inicial del diácono en la Iglesia oriental y ortodoxa que indica el encuentro de la eternidad durante la liturgia. Esto contiene en sí el sentido de la misma liturgia que no es otro sino el encuentro con Aquél que es y da el Aionios (αἰώνιος), la eternidad, dándose o justificándose así en plenitud el significado del antiquísimo rito.

El kairós, «el mejor guía en cualquier actividad humana» (Hesíades) porque es «todo lo que es mejor que algo» (Hesíodo), adquirió en el Nuevo Testamento una concepción más útil para el devenir histórico en cuanto este debe ser una secuencia ininterrumpida de esperanza: «el momento señalado en el propósito de Dios» (Marcos 1:15). Es decir, un período de tiempo determinado o no, en el que se realiza o se espera la realización de un hecho decisivo, de una promesa. En esa espera se presupone ocurre la crisis natural por aquello que no termina de realizarse. Y la fuerza que contiene esa crisis, ese caos producido por la inoperancia del hombre en el tiempo de la espera, es la figura del katechón (τὸ κατέχον) –lo que retiene-, introducida por San Pablo Pablo en su segunda carta a los Tesalonicenses.

Así la historia podría presentársenos como una realización permanente del kairós a cuya finitud se enfrenta la fuerza del katechón, reteniendo de forma indefinida el fin del tiempo.

Y es el fin del tiempo la gran amenaza que se cierne sobre la ondeante bandera de la vida en el curso de la historia. Aun cuando no sepamos, ni lo sabremos, si al acabar nuestro propio tiempo (kronos) se pone un inexpugnable punto final. Acaso todo realmente acaba con la muerte, acaso no, allí intervienen otras fuerzas físicas y metafísicas de las que no podremos dar testimonio nunca.

Pero la vida no es vida si entregados a la promesa del apocalipsis al que nada sobrevive nos resignamos a dejar el tiempo a un lado sin darle un mínimo sentido. Aunque sabemos desde el principio que vamos a morir, vivimos y tratamos de dar plenitud a cada una de nuestras respiraciones, actuando como esa inmensa y prodigiosa fuerza del katechón. Conteniendo el caos que significa el no tener sentido, el no dar plenitud. Reteniendo el efecto de la crisis definitiva que es la muerte, que es el fin de los tiempos.

Es así como se nos presenta la temible intersección del ser o no ser frente al desafío del kairós. Nuestro tiempo no es el mismo del kairós. Nosotros somos la fuerza que contiene el caos de la no realización de la promesa. La historia se realiza con su propio tiempo que, paradójicamente, es el tiempo que como individuos y colectivos de determinadas épocas no tenemos.

Pero a la vez en ese tiempo que no tenemos se realizan, de acuerdo a las expectativas que formamos nuestro propio kairós, bajo el concepto introducido en el Nuevo Testamento y amparados en la legítima aspiración de la eternidad (aionios), para nosotros mismos y para los que vendrán, eslabones de la historia misma que no podemos eludir porque llevan la impronta del destino. No somos entelequias que pueden renunciar a lo futuro porque vivimos del futuro tanto como del presente. «Mi libertad no tiene la última palabra; yo no estoy solo» precisa Levinas. Esa conciencia en el pasado nos trajo hasta el presente.

La Venezuela y los venezolanos de hoy estamos en esa intersección tremenda del ser o no ser. El tiempo que no tenemos es lo que nos acorrala. La devastación inaudita a la que estamos expuestos como nación y como individuos reclama de cada uno una acción constructora. Es aquí y ahora donde ha cedido la fuerza que contiene el caos y se ha borrado de nuestros ojos el horizonte de la esperanza. Esquivar esta aceptación nos hunde más en el abismo. Abyssus abyssum invocat, reza La Vulgata. La costumbre al caos realizado, la apatía cívica que violenta el contrato social, la prostitución natural que se engendra en los abismos y que todo lo abarca en la realización del desastre, son signos inconfundibles de la pérdida del rumbo que tenemos como nación. Y si bien nuestra tragedia no es la tragedia del mundo, es la nuestra y a quienes cobra su sangrienta factura es a los nuestros y a lo nuestro. Ese cobro que no es tanto material sino que refiere más a la pérdida de la esencia que en doscientos años de fallida historia republicana hemos querido construir afanosamente al mismo tiempo que cavábamos los cementerios que custodian a quienes a machete y sangre intentaron hacerlo.

Nos azotan nuestros irredentos males culturales. Esas taras que con tanto esmero hemos cultivado. Nos azota en este tiempo que no tenemos una dirigencia ignara que pareciera –concedo el beneficio de la duda, no de la ingenuidad- no comprender el temible monstruo apocalíptico que amenaza y realiza realmente con la disolución final de la venezolaneidad y de lo que conocemos como nuestra patria.

Cabe asumir casi como compromiso vital el exhorto de Lucien Febvre: «Hacer historia […] remover cenizas, unas ya frías y otras todavía tibias, pero siempre cenizas, residuos inertes de existencias consumidas», para rescatar a esa Venezuela cuyo kairós se extravió y cuyo katechón cedió. Sobre estas cenizas, del pasado, de este presente, y lo que es peor, sobre las cenizas del futuro que nos están arrebatando con absoluta e indecible impunidad y complicidad, debemos levantar la frente y conjurar ya, sin postergaciones imperdonables, la victoria que este régimen de terror pretende imponernos. La revolución, a decir de Charles Péguy, será moral o no será. En ese campo de batalla es que debemos reconstruir el tiempo decisivo del kairós. Nosotros, solo nosotros somos el katechón.

Robert Gilles

REMISIÓN:
De: Robert Gilles Redondo <robertgillesr>
Date: lun., 10 de jun. de 2019 a la(s) 09:03
Subject: EL TIEMPO QUE NO TENEMOS

Publicado en blog | Deja un comentario

La rebelión de los Sargentos. Por: Yitzhak B. Solórzano 

La rebelión de los Sargentos.

Quien diría que un día amanecerían rebelados contra la infame tiranía, esos quienes son mis amigos, los olvidados, los miserables del cuartel (contextualizando a Víctor Hugo), los que hacen el trabajo sucio, los menos apreciados. Mi querida la tropa profesional, los que han sido y son sometidos, maltratados, vejados y tratados como segundones por aquellos Los Romanos, como se denominan así mismos Los Oficiales, eso sí, aquellos que son de la Academia Militar, Naval o de la Aviación, no los Oficiales de Tropa, esos no porque un día fueron Sargentos, o Los técnicos que por haber sido Sub Oficiales no tienen derecho a comandar, mucho menos los asimilados que llaman de acivilados… esos no, no tienen derecho a nada, ni a dar un parte así sea teniendo rango superior o antigüedad.

En la Academia de la ladilla y plantón los han convencido de que serán los herederos de toda aquella entelequia que se dice Ser Militar, se repiten como loros frases aprendidas y heredadas, por ejemplo: “Hoy me siento motivado para hablar de todo un poco, no soy poeta ni loco tal vez este ladillado, evocaré en el pasado recuerdos de mi memoria para narrar una historia que es la pura realidad, yo siempre digo la verdad ser CADETE es una gloria”.

Pero que Gloria tiene el Cadete, graduarse para ir a un cuartel donde no hay comida, desde donde verá partir aquel que se apadrina a los mejores cargos; al ministerio de Ayudante de mi General Fulano, el que está donde hay, el que me va a ayudar a tener un apartamento, a comprarme un carro, quien sabe.

En cuanto al resto le toca irse al interior, a la frontera a dar comida a los zancudos, a la selva donde no hay raciones, al llano a cazar con el Fusil para alimentarse, porque en el rancho no hay nada,

En cuanto en el puesto del barrio, en el puesto naval, en las alcabalas, en el cuartel más olvidado mis sargentos se rebelan, espero que todo se invierta esta vez, la tropa no será más el reflejo de los comandantes, esos dueños de la Ponchera Nacional, que se llenan estafando, en las tantas empresas Militares, CORPOFANB, BANCOFANB, SIEMBRAFANB, RANCHOFANB, ROBOFANB, PETROFANB, elefantes blancos improductivos, organizaciones criminales de lavado de dinero…

Mis Sargentos los que sufren las mismas penurias de mi barrio, de mi campo, de mis pueblos, han escuchado en su consciencia la voz de un paso al frente “De Frente Maaar…” rompiendo filas hacia La Constitución son el reflejo de mi Pueblo, grande honra mis Sargentos esa MORAL debe hoy ser el Reflejo donde se deben ver sus Superiores.


(Isaac)
Yitzhak B. Solórzano.
יִצְחַק בטנקור
REMISIÓN:
De: Yitzhak B. Solórzano <betancour@gmail.com>
Date: Omitido
Subject: La Rebelión de los Sargentos.
To: Sammy Landaeta Millán <sammylandaeta@gmail.com>
Mi coronel, escribi esto en honor a mis sargentos, que se rebelan….
Gracias como siempre.
Publicado en Yitzhak B. Solórzano. | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Soberanía versus derechos humanos. Por: Fernando Ochoa Antich

<a
Estimados amigos:

   Les remito anexo mi artículo de opinión de hoy domingo. Cordialmente, Fernando  Ochoa Antich.Soberanía versus derechos humanos

Fernando Ochoa Antich.

La abrupta interrupción de las conversaciones en Oslo demostró, a pesar del auspicioso comunicado de la cancillería noruega, que posiciones tan contrapuestas dificultan las reales posibilidades de un acuerdo entre el totalitarismo madurista y la oposición democrática. A pesar de esta realidad, la reunión en Nueva York entre el Grupo de Contacto y el Grupo de Lima, dos iniciativas políticas entre la cuales no existía una suficiente interrelación, logró orientar sus esfuerzos al proponer una solución política y pacífica de la crisis humanitaria de Venezuela, mediante el protagonismo de nuestro propio pueblo en la construcción de esa solución. Al mismo tiempo se ratificó, en el correspondiente comunicado, que “el impacto de la crisis requiere que la región y la comunidad internacional jueguen un rol más activo para restablecer la democracia en Venezuela mediante la convocatoria a elecciones libres y justas”, resaltando la gravedad de la crisis humanitaria y el éxodo de 3,7 millones de venezolanos que han abandonado su país obligados por la hiperinflación, el hambre, la represión oficial y el colapso de todos los servicios públicos

La rueda de prensa de Nicolás Maduro, ofrecida el martes 4 de junio, en la cual le informó a la opinión pública su decisión de declarar en sesión permanente al Consejo de Defensa y Seguridad de la Nación ante los supuestos “planes desesperados de Estados Unidos y la oposición venezolana contra su gobierno” es una retadora y aventurera respuesta a la presión internacional realizada fundamentalmente por el Grupo de Contacto y el Grupo de Lima en procura del retorno a la democracia mediante un proceso electoral transparente y equitativo. Pienso que Nicolás Maduro pretende, con esa respuesta, obtener tres objetivos fundamentales: demostrar a la Fuerza Armada Nacional y a sus seguidores que aún mantiene un importante control sobre el Estado y la sociedad venezolana; que las negociaciones no conducirán, de inmediato, a elecciones libres y justas al mantener en sus funciones, por encima de todo, al actual Consejo Nacional Electoral y, sostener su engañosa e inaceptable estrategia de convocar a elecciones parlamentarias, en un breve tiempo, generando confusión y división en la oposición, convencido de que ello le permitirá obtener un seguro triunfo.

Esta nueva y criminal ofensiva de Nicolás Maduro no logrará otra cosa que incrementar nuestra tragedia nacional, impidiendo el avance de cualquier esfuerzo que pueda conducir a una posible solución pacífica y electoral de la crisis venezolana. Ante esta realidad, percibida por nuestra sociedad desde hace mucho tiempo, la oposición democrática venezolana y la comunidad internacional deben decidir la respuesta que darán a la dictadura madurista mediante un eficaz conjunto de acciones que neutralice esa estrategia y ponga punto final a esta aberrante usurpación. Es decir, la dirigencia opositora tiene, por su parte, un importante reto: lograr un amplio y unitario acuerdo político que permita enfrentar exitosamente la nueva ofensiva madurista. Así también lo ha planteado Mike Pompeo. De igual manera, la comunidad internacional debe entender, que ese “rol más activo” que alude en su comunicado, debe traducirse en acciones más eficaces en pro del fin de la usurpación. Pensar que sólo los venezolanos pueden “construir una solución” es una quimera. Mientras tanto, la usurpación madurista, incrementará nuestra catástrofe y perturbará la paz y estabilidad regional.

Por su parte, el reto que deberán enfrentar la Organización de Estados Americanos y los distintos grupos internacionales constituidos para intentar contribuir a resolver la crisis humanitaria venezolana requiere interpretar con claridad el concepto de Intervención Humanitaria: “una acción específicamente militar de uno o varios Estados dentro de otro para frenar las graves y masivas violaciones de derechos humanos”. La Intervención Humanitaria implica una excepción a tres principios fundamentales del derecho internacional: la soberanía estatal, la no intervención en los asuntos internos de otros Estados y la prohibición de usar la fuerza armada. Dichos principios constituyen pilares fundamentales de las relaciones internacionales plasmados en la Carta de las Naciones Unidas después de la Segunda Guerra Mundial. Al contrario, la Intervención Humanitaria no aparece explícitamente en dicha Carta, sólo pudiéndose justificar su aplicación mediante una interpretación extensiva de los supuestos que, según el capítulo VII, permiten tomar medidas coercitivas contra un Estado a fin de evitar se violen los derechos humanos

Actualmente, el resurgimiento de las tensiones geopolíticas que existieron durante la Guerra Fría, las cuales siempre limitaron la aplicación de medidas coercitivas en defensa de los derechos humanos al utilizarse el derecho al veto por las grandes superpotencias en el Consejo de Seguridad, lo vuelve a impedir. De allí que sea imprescindible que los países americanos asuman que los intereses regionales deben sobreponerse a los enfrentamientos por el poder mundial. La OEA ha mantenido una firme posición de rechazo a la violación por Nicolás Maduro de los valores democráticos y de los derechos humanos. Lamentablemente, la situación se ha ido agravando al incrementarse la conducta criminal del régimen madurista contra toda manifestación de disidencia. Por ello creo que se hace necesario reflexionar, despojándose del atavismo cultural de la soberanía, sobre lo que significaría una Intervención Militar Multilateral de carácter humanitario basado en el principio de la Responsabilidad de Proteger (R2P), aprobado en la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas, en el año 2005, como medio para ponerle punto final a la tragedia venezolana. En este sentido, es importante recordar el reciente planteamiento del presidente del Ecuador, Lenín Moreno, sobre la Doctrina Roldós. En caso que tan extrema situación llegase a ocurrir, el gran responsable ante la historia sería Nicolás Maduro, quien, por su desmedida ambición, ha impedido una solución pacífica, electoral y constitucional de la crisis política venezolana.

Caracas, 9 de junio de 2019.

fochoaantich.

REMISIÓN:
De: Fernando Ochoa Antich  fochoaantich@gmail.com
Date: dom., 9 de jun. de 2019 a la(s) 07:02
Subject: Soberanía versus derechos humanos

20190609. Soberanía versus derechos humanos.docx

Publicado en Fernando Ochoa Antich | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Detenido Director del Cuerpo de Inspectores Socialista de la Presidencia por presunto tráfico de gasolina

 

Detenido Director del Cuerpo de Inspectores Socialista de la Presidencia por presunto tráfico de gasolina

  • EVERLINDA VILLEGAS 31/05/2019 10:27 pm

Elio José Cordero y otras 19 personas estarían implicados en el robo de 5 gandolas con gasolina. Las unidades fueron retenidas en Puerto Cabello por no contar con la guía de movilización

Caracas.- Funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) trabajaban desde el pasado lunes en un procedimiento mediante el cual detuvieron al Director del Cuerpo de Inspectores Socialista de la Presidencia de la República, Elio José Cordero y otras 19 personas, al menos, por su implicación en el robo de 5 gandolas con gasolina.

Las gandolas eran escoltadas por militares al mando del Director y Sub Director del Cuerpo de Inspectores Socialista de la Presidencia de la República y procedían del estado Zulia, sin embargo fueron detenidas en Puerto Cabello, por no poseer la documentación ni su guía de movilización, la información lo dio a conocer Noticias JR.

Así mismo, también se desconocía el destino del combustible, por lo que al notar las irregularidades, el Dgcim procedió a la captura de los involucrados.

FUENTE: El Universal

Publicado en blog | Deja un comentario

NORUEGA. Por: Oswaldo Páez-Pumar #Opinión #Venezuela

NORUEGA

Oswaldo Páez-Pumar

La última conversación entre la oposición y el desgobierno del usurpador tuvo lugar en República Dominicana en la cual hubo la intervención del expresidente de España Zapatero, supuestamente como mediador.

Desde aquellas otras, perdidas en el tiempo, en las que intervinieron de mediadores los también expresidentes Carter y Gaviria, todas las reuniones orientadas a lograr un “entendimiento sobre el restablecimiento de la democracia en Venezuela” están signadas por aquello que en su extraordinario libro llamó Martínez Meucci “APACIGUAMIENTO”, que desde luego nada tiene que ver con la paz.

La paz no se puede obtener sino como resultado del imperio de la ley que comporta el respeto de los derechos de cada uno de sus ciudadanos y de las agrupaciones por ellos organizadas.

El apaciguamiento es la consecuencia, predecible, de la interrupción de una situación de conflicto dirigida a obtener el respeto de los derechos conculcados, que al interrumpirse provoca no solo dispersión, sino desánimo y pérdida de confianza hacia quienes han dirigido la acción de reclamo de los derechos conculcados.

El gobierno del usurpador ha sorteado en dos ocasiones la fuerza pacífica de la resistencia civil reprimida ferozmente con un uso indebido de la fuerza y un falso llamado al diálogo, para iniciar el proceso de apaciguamiento, que no es de paz.

Si en el pasado el llamado a un diálogo, es decir, a un proceso de entendimiento por la vía del uso de la razón, se mostraba como aceptable y a quien lo negara como un torpe, que a pesar de carecer de fuerza física (incluido el uso de armamento) se negaba a usar la única fuerza con la cual contaba: el derecho y la razón.

Hoy, el llamado a un diálogo con el usurpador está descartado porque aceptarlo es reconocer una cierta legitimidad en el usurpador, de la cual carece. Por eso doy la bienvenida a las palabras de Juan Guaidó reafirmando que el plan de recuperación de la democracia tiene como paso primero “el cese de la usurpación”. El diálogo pudiera tener cabida en la segunda etapa: el gobierno de transición que conducirá a unas elecciones libres, porque no lo son, ni lo podrán ser mientras la usurpación se mantenga, siendo parte de ella el TSJ, el CNE y la supuesta asamblea nacional constituyente. Maduro, ni quienes de él dependen son interlocutores para un diálogo que se inicia una vez cesada la usurpación.

Caracas 27 mayo 2019

REMISIÓN: Rafael Huizi

Noruega.docx

Publicado en Oswaldo Páez-Pumar | Etiquetado , , , | 2 comentarios

El trío desleal. Por: Eddie A. Ramírez S. #Opinión #Venezuela

<a

El trío desleal

28 mayo, 2019 Eddie A. Ramírez S.

El general Padrino López, ministro de la Defensa; el almirante Remigio Ceballos, comandante del Comando Estratégico Operacional; y el general Richard López Vargas, comandante general de la Guardia Nacional; promovieron y asistieron a una “marcha de la lealtad a Maduro Moros” realizada en el Fuerte Conopoima, en el estado Guárico. ¿Qué entenderá este trío por lealtad?

Lealtad, según el Diccionario de la Lengua Española, es “cumplir lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien”. Ahora bien, es público y notorio que Maduro y sus secuaces usurparon el poder, asesinaron a manifestantes que le solicitaban la renuncia y también a presos comunes, torturaron a hombres y mujeres, civiles y militares, tienen relaciones con el narcotráfico y el terrorismo internacional, expropiaron sin compensación al sector privado ocasionando escasez de todo tipo, quebraron las empresas del Estado, se lucraron con dineros públicos y ocasionaron hiperinflación.

A pesar de que no ignoran estos hechos, el trío mencionado prefirió ser desleal a la Constitución y a otras leyes para mantener y aumentar prebendas No les importa que sus compatriotas sufran, mientras ellos estén en Jauja.

Los militares tienen una elevada responsabilidad por los atropellos del régimen, sin embargo no son los únicos culpables. En toda dictadura muchos civiles han tenido una participación relevante y hasta fundamental. ¿Qué pasaría si los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia actuaran apegados a la Constitución? Maduro se sostiene precariamente porque tanto en la Fuerza Armada, como en el TSJ abundan los corruptos.

¿Cuál es el papel de los militares? ¿Es el mismo en tiempos de democracia que en dictadura? A los civiles no debe quedarnos duda de que en democracia no deben interferir en la decisiones políticas, aunque sean erradas, ya que cualquier corrección le compete al electorado. Cuando han ocurrido sublevaciones militares, la mayoría fracasadas, los políticos las han atribuido a simples ambiciones personales,quizá para intentar disimular sus errores y a veces abusos. Por su parte, los uniformados las exculpan en base a una interpretación, equivocada, de su “destino manifiesto”, que los impulsa a actuar para enderezar entuertos causados por los civiles, lo cual no les corresponde en gobiernos democráticos, por muy malos que sean.

En tiempos de dictadura la Fuerza Armada sí tiene gran parte de responsabilidad sobre lo que ocurre. Esta responsabilidad recae en el Alto Mando Militar el cual no puede hacerse el desentendido cuando se viola la Constitución, ni al presenciar cómo muchos oficiales piden la baja para no ser cómplices, murmuran en los cuarteles o conspiran y son descubiertos y encarcelados. El Alto Mando no tiene necesidad de sacar los tanques a la calle, sino informarle al dictador que la Fuerza Armada respeta la Constitución y no avala la usurpación.

Cuando el Alto Mando es cómplice del dictador, el resto de la oficialidad tiene el dilema de pedir la baja o de conspirar para derrocar al régimen. Pedir la baja les ocasiona la pérdida de su carrera y, además, si los institucionalistas se retiran solo quedarían los sumisos. Si deciden permanecer en las filas, pueden ser tildados de cómplices necesarios de los atropellos. En caso de que decidan conspirar, el riesgo de ser descubiertos es elevado y si se materializa la insurrección la probabilidad de fracaso es alta. Cabe recordar que en nuestra historia contemporánea, solo el movimiento del 18 de octubre de 1945, tuvo éxito, sin la participación del Alto Mando. Allí coincidieron la voluntad de triunfar de la oficialidad joven y que el presidente Medina no quiso resistir mucho tiempo.

Hoy, la situación tiene una característica diferente, ya que hay una protesta generalizada en contra de Maduro. Si una guarnición decide apegarse a la Constitución y desconocer al usurpador, muy probablemente no sería atacada y, más bien, se podría producir una reacción en cadena. Solo se requiere que la oficialidad democrática haga a un lado al trío Padrino, Ceballos y López y actúe para poner fin a la usurpación y solventar los problemas que agobian a los venezolanos. ¿Difícil? Sí, pero posible y deseable.

Como (había) en botica: Acudir a Oslo no era la opción que preferíamos, pero las circunstancias obligan a intentar una solución que sea factible y honorable. Seguir criticándola no es realista y tampoco suma. El Presidente (e) Guaidó declaró: “La negociación es aquella que nos lleve al cese de la usurpación, transición y elecciones libre”. Bravo por Leopoldo López Gil, distinguido profesional venezolano que ocupará una curul en el Parlamento Europeo. Las designaciones por la Asamblea Nacional de la directivas ad hoc de Pdvsa, Citgo, Pequiven y Monómeros Colombo-Venezolanos son acertadas. Conocemos a la mayoría de sus integrantes, que son ciudadanos con méritos profesionales y defensores de principios y valores. El régimen permite que los presos comunes tengan armas y drogas y luego los masacran. Treinta presos asesinados y numerosos heridos claman justicia. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez Noticiero Digiel, Runrunes y Digaloahi digital

FUENTE: Noticiero Digital

Publicado en EDIEE RAMIREZ | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

Bailando en un tusero. Por: Eddie A. Ramírez S.

Bailando en un tusero

5 febrero, 2019 Eddie A. Ramírez S.

En Venezuela y otros países, la tusa es la parte de la mazorca de maíz en donde se insertan los granos. Como tiene forma cilíndrica, quien camine sobre las mismas fácilmente se cae. De allí el refrán “está bailando sobre un tusero y con alpargata nueva”, aplicado a quienes están en una situación difícil.

Maduro bailó el 23 de enero en la tarima y ante cuatro gatos. Pretendió disimular el pavor que siente ante su irremediable salida. Podría irse, aunque sea por la puerta de atrás, pero los fanáticos y corruptos que lo rodean le siguen aconsejando que puede sentarse sobre las bayonetas de un Alto Mando Militar sumiso. Craso error. La Fuerza Armada, al igual que los civiles, está integrada por algunos corruptos, pero también por oficiales institucionalistas que en algún momento dirán masivamente que no siguen apoyando al violador de derechos humanos.

El usurpador no solo está sobre un tusero, sino que baila sobre millones de venezolanos que padecen hambre, mueren por falta de medicinas, sufren por falta de gas, electricidad y de agua. Baila sobre quienes han sido asesinados, torturados, presos y exiliados, así como sobre los que han tenido que emigrar por razones de sobrevivencia. Por ello, sus días están contados.

En todos estos años de oscuridad, la sociedad venezolana ha sido indoblegable. Asistió a Infinidad de marchas de protesta. Muchas veces votó. En otras se abstuvo porque percibió el fraude o porque el sometido CNE no permitió la participación de los principales partidos de oposición. Cientos de ciudadanos cayeron asesinados por guardias nacionales, policías nacionales, integrantes del Sebin y de cuerpos paramilitares rojos. Cientos de torturados, miles de presos y exiliados ha sido el aporte de civiles, militares y políticos a la desigual lucha contra los esbirros.

Esta sociedad indoblegable también ha tenido que soportar críticas de opinadores y de algunos políticos que, en todos estos años, han predicado que este totalitarismo relacionado con el narcotráfico y con el terrorismo sale solo con votos. El resultado está a la vista. La libertad está próxima por el sacrificio de muchos, principalmente jóvenes, y también por las gestiones internacionales de un grupo de políticos. Quienes llamaron a votar en la elección espuria del 20 mayo cometieron un grave error. Gracias a las valientes protesta en las calles y al no reconocimiento de esa falsa elección, hoy Guaidó cuenta con la aceptación de los principales gobiernos democráticos del mundo y del apoyo abrumador de los venezolanos.

Ahora, sin que nadie dude, debemos apoyar al ingeniero Juan Guaidó. Nuestros diputados en la Asamblea Nacional deben estar conscientes de que contarán con el reconocimiento de los ciudadanos en la medida en que también lo respalden. Se le terminó la bailoterapia al usurpador, pero todavía ocupa Miraflores por apoyo de las armas y de los ilegítimos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Ello obliga a cerrar filas en la oposición, dejar las descalificaciones injustas y abrir los brazos a quienes se acojan al equipo de la democracia.

Como ( había) en botica: El reconocimiento de gobiernos y de parlamentos al ingeniero Guaidó sigue indetenible. Afortunadamente resultó un “bárbaro”, como dijo alguien al presenciar las masivas asistencias a sus convocatorias. El gobierno canadiense del partido Liberal de centro-izquierda, cuyo primer ministro es Justin Trudeau y su ministra del exterior la señora Freeland, es gran defensor de nuestra democracia y reconocen a Guaidó, También el partido Conservador. El New Democratic Party, de izquierda criticó que Guaidó asumiera el mandato constitucional como encargado de la presidencia de la República. Adoptan la misma conducta alcahueta de partidos similares en Francia e Italia ante los crímenes de Stalin, de los que estaban enterados. Rafael Ramírez dice estar dispuesto a medirse en una elección. Como cualquier ciudadano, tiene derecho a intentar participar. Que salga de su concha, regrese al país y enfrente las acusaciones por corrupción y por violar derechos humanos, como es el que tiene todo ciudadano calificado de trabajar en Pdvsa, en donde ejerció el mando como un visir, solo permitiendo a los rojos-rojitos o a quienes callaran ante los desaguisados¡No más prisioneros políticos, ni exiliados! ¡Todos con Guaidó!

eddiearamirez Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Publicado en blog | 1 Comentario

ORACIÓN DEL EMIGRANTE e imagen de SANTA FRANCISCA JAVIER CABRINI. Patrona de los Emigrantes

SANTA FRANCISCA JAVIER CABRINI. Patrona de los Emigrantes

ORACIÓN DEL EMIGRANTE

MADRE MÍA Y PATRIA MÍA.

CONMIGO DUERMES Y CONMIGO TE LEVANTAS. TE LLEVO COMO CRUZ EN  MI  ESPALDA PARA AYUDAR A QUE MI ESFUERZO TE SALVE.

DIOS TE SALVE, MADRE MÍA, LLENA ERAS DE GRACIAS, TUS HIJOS ESTÁN CONTIGO, BENDITA TU ERES ENTRE TODAS LAS PATRIAS. SOY EL FRUTO DE TU VIENTRE.

PARA LIBRARTE DE TODO MAL, NO ME DEJARÉ ATRAER POR MALIGNAS TENTACIONES QUE  ME APARTEN DE TI,   

MADRE MÍA Y PATRIA MÍA… YO, TU HIJO PECADOR, LUCHO Y RUEGO  A DIOS POR TI,  AHORA Y PARA SIEMPRE HASTA MI MUERTE.                                                                   

AMÉN.

REMISIÓN:
From: Daniel chalbaud lange
Date: dom., 23 de dic. de 2018 a la(s) 09:07
EN EL ADJUNTO.
ESPERO SEA DE TU AGRADO Y REENVIARLA A QUIEN LO CONSIDERES.
DANIEL CHALBAUD L

ADJUNTO:

ORACIÓN DEL EMIGRANTE.dcl

 

Publicado en RELIGIÓN | Etiquetado , , , , | Deja un comentario